Al utilizar Celtiberia.net, asumes, por tu honor, no hacer uso de las informaciones aquí publicadas para destruir, expoliar ni realizar actividades ilegales relacionadas con el patrimonio, en ninguno de los lugares aquí detallados.

PORTUGAL Colmeal da Torre (Belmonte PT)
21 de jun. 2006
Clasificación: Yacimiento
Información mantenida por: Reuveannabaraecus
Mostrada 14.930 veces.


Ir a los comentarios

CENTVM CELLAS

En el corazón de la Cova da Beira, una de las comarcas agrícolas más ricas de Portugal, al pie de la Serra da Estrela y próxima a la confluencia de los ríos Zêzere (afluente del Tajo) y su tributario el Gaia, se alza, desafiante al paso de los siglos, una imponente construcción de piedra labrada que ha dado nombre a la localidad en que se asienta: Colmeal da Torre, freguesia perteneciente al concelho de Belmonte, en el distrito de Castelo Branco, dentro de la región portuguesa de la Beira Interior. Se trata de los restos de una importante villa romana del s.I de nuestra era, conocida con el nombre de Centum Cellas. En la actualidad, y aunque el yacimiento ha sido objeto de excavaciones, poco más podemos contemplar que ese solitario edificio macizo de tres cuerpos, construido con enormes bloques del granito rosáceo de la comarca sin emplear argamasa: Traduzco a continuación lo que sobre este singular yacimiento hispanorromano se nos cuenta en: http://www.arqueobeira.net/belmonte/centumcellas.htm "Centum Cellas es la deformación popular del término latino Centum Cellae, que se puede traducir por "Cien Celdas" y que atestigua la grandeza que en su día tuvo esta villa romana del siglo I d.C. Para que nos hagamos una idea de su grandiosidad, baste decir que el área excavada de la villa se reduce a su parte residencial. Las restantes partes: graneros, almacenes, establos, habitaciones de la servidumbre y termas, probablemente ya fueron destruidas. En lo que se refiere a las termas, su destrucción es dato conocido, y puede fecharse en la década de 1.940, cuando el testimonio de lugareños que trabajaban cerca de allí nos habla de la aparición de "muchos ladrillos parecidos al tijolo burro (=ladrillo macizo), que luego se usaron para construir hornos de cocer pan". Lugar durante mucho tiempo de leyendas y fabulaciones, Centum Cellas era, en fin, y de acuerdo con una inscripción encontrada in situ, la residencia de un noble romano de gran influencia y poder económico llamado Caecilius, que aquí habitaba con su familia y esclavos. Sus ganancias provenían, aparte de la habitual actividad agrícola, de la extracción y comercialización del estaño, facilitada esta por la proximidad a la calzada que unía Bracara Augusta (Braga) con la capital de la Lusitania romana, Emerita Augusta (Mérida). Parcialmente destruido por un incendio durante el s. III, el edificio tuvo que ser reconstruido, y aun así continuó siendo utilizado como residencia. Sólo con el declive del dominio romano en la Península Ibérica, hacia finales del siglo IV, deja Centum Cellas de ser núcleo habitacional, comenzando así su empleo para otros fines por parte de la población local. Hacia el s. X o el s. XI se edificó, dentro del área actualmente excavada, una pequeña capilla, en torno a la cual se cavaron algunas sepulturas. Centum Cellas aparece después como Centocelas en documentos a partir del s. XII, en calidad de población cedida a la sede episcopal de Coímbra por el rey Sancho I de Portugal, con fuero concedido en 1194 o, según otros, en 1188. Este fuero sólo estuvo vigente hasta 1199, pues Sancho I, tras acuerdo con el a la sazón obispo de Coímbra D. Pedro, lo derogó, concediéndolo a la vecina villa de Belmonte por razones estratégicas. A este nuevo foro se asignaron los mismos límites establecidos para el fuero de Centocelas. Paulatinamente abandonada, reutilizada su magnífica piedra labrada para la construcción, reaprovechada para otros fines, la antigua villa fue poco a poco perdiendo su antigua grandiosidad, quedando hoy solamente en pie su núcleo residencial original que, por coincidencia, es similar a una torre." (http://www.arqueobeira.net/belmonte/centumcellas.htm) Testigo, no obstante, de esa antigua grandeza es, siquiera, el topónimo de la freguesia donde se asienta este yacimiento: Colmeal da Torre, que en castellano sería "Colmenar (por lo de las Cien Celdas) de la Torre (por lo de la que aún hoy se ve)". Merece la pena una escapada al interior portugués para conocer este singular yacimiento hispanorromano, y más aún si la completamos con un paseo por la próxima Serra da Estrela y, recomiendo personalmente -no es publicidad-, una comida en el Mário (Cruzamento da Alcaria, entre Covilhâ y Fundâo por la antigua nacional).

Cómo llegar y horarios

E-80 / N-620 (Burgos-Portugal): Tras pasar Ciudad Rodrigo, entramos en Portugal por Vilar Formoso; seguimos por la (ya) autovía hasta encontrar, en las proximidades de Guarda, el enlace con la A-23, que tomaremos dirección Castelo Branco-Lisboa; una vez en ella, proseguiremos hasta la salida para Belmonte, donde no hay más que buscar la indicación para Colmeal da Torre. EX-205 (Hervás-Portugal): Entrando en Portugal llegaremos hasta Penamacor y seguiremos su circunvalación hasta la salida para Fundâo y Covilhâ (que es la última); por esta carretera, N-346, avanzaremos hasta la pintoresca población de Capinha, en cuya travesía sale a mano derecha un cruce para Caria y Belmonte, que tomaremos. Llegados a la última, buscamos dirección Guarda por la antigua nacional (no por la autovía) y, a la altura del cruce para Colmeal da Torre, internándonos por éste nos tropezaremos literalmente con las ruinas de Centum Cellas. El yacimiento se encuentra vallado, pero sus puertas están abiertas. Esto, que sería inconcebible en territorio español, nos permite un horario permanente y nos aconseja ser más respetuosos aún, si cabe, con este yacimiento y con esta singular construcción que ni los siglos ni la incuria ni el utilitarismo han conseguido derribar. Que lo disfrutéis.

Más información en: http://www.arqueobeira.net/belmonte/centumcellas.htm


El poblamiento fue geoposicionado por Reuveannabaraecus.


Volver arriba

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 ainé 21 de jun. 2006

    Reuve....dices: "El yacimiento se encuentra vallado, pero sus puertas están abiertas. Esto, que sería inconcebible en territorio español,..." En galicia también es habitual que los yacimientos estén accesibles. Hasta hace muy poco sucedía lo mismo con las iglesias hasta que empezaron los robos. Los dos casos con los que me he tropezado con "yacimientos cerrados" a cal y canto: Coaña en Asturias y Elviña en Coruña....cosa que no entiendo, porque no es lo habitual. Centum Cellas....fascinante!

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.