Al utilizar Celtiberia.net, asumes, por tu honor, no hacer uso de las informaciones aquí publicadas para destruir, expoliar ni realizar actividades ilegales relacionadas con el patrimonio, en ninguno de los lugares aquí detallados.

SEVILLA Santiponce
13 de feb. 2006
Clasificación: Ciudad antigua
Información mantenida por: ventero
Mostrada 19.256 veces.


Ir a los comentarios

Ruinas de Itálica

Itálica, en Santiponce (Sevilla), es el asentamiento romano más antiguo de Hispania, fundado en 206 a.C. por Escipión el Africano como hospital militar con categoría de Vicus Civium Romanorum (vetus urbs). Patria natural de Trajano y adoptiva de Adriano, alcanzó con éste un gran desarrollo (nova urbs) y llegó a ser colonia (Colonia Aelia Augusta Italica). La ciudad tenía una muralla con una puerta defendida por dos torres rectangulares. El anfiteatro y el teatro se ubicaron extramuros. La Vetus Urbs soporta la actual población de Santiponce; podemos ver en ella las Termas Menores. En la Nova Urbs sobresalen seis edificios públicos y las magníficas viviendas con mosaicos, estatuas y peristilos. Destacan la Casa de la Exedra, con una piscina curvilínea; la Casa de Neptuno, con termas; la Casa de Hilas, con mosaicos geométricos; la Casa de los Pájaros, con mosaicos de aves y hornos en la cocina; o la Casa del Planetario, con mosaico que representa las divinidades que dan nombre a los días de la semana. Las calles eran anchas y de aceras porticadas; conservan gran parte del enlosado. Son de destacar las Termas Mayores El teatro se construyó con hormigón en tiempos de Augusto y después se amplió usando ladrillo. La cavea semicircular tiene 71 metros de diámetro y la scaena frons mide 48,5 metros de longitud. El porticus post scaenam se ideó como patio cerrado y acogió un templo de Isis y un foro público. Todo el edificio se decoró con revestimientos y pavimentos de mármol. Se empezó a excavar en 1979 El anfiteatro lo mandó construir Adriano con capacidad para 25.000 espectadores. Es de los mejor conservados de España. Mantiene perfecta la arena y, en el centro, una fosa bestiaria, que se cubría con una estructura de madera sobre pilares aún existentes. Últimamente en Itálica se han utilizado técnicas arqueológicas de vanguardia, que no requieren la excavación para conocer los restos enterrados. La parte aún desconocida es enorme, pero lo que ya excavado se nos muestra como una gran lección del urbanismo romano imperial.

Cómo llegar y horarios

-El yacimiento está en el mismo pueblo de Santiponce, a diez kilómetros de Sevilla, en la N-630.

El horario es de 9,00 a 17,00 h. (de martes a sábado) y domingos de 10,00 a 16,00 h (domingo). Cierran los lunes.


El poblamiento fue geoposicionado por ventero.


Volver arriba

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 ventero 13 de feb. 2006

    Ayer, domingo, 12, me marché a Sevilla para visitar Itálica. Es la tercera vez que voy pero hacía ya tiempo desde la última. Quería ver los cambios, y los hay, vaya si los hay, empezando por el crecimiento de la población de Santiponce, que vive del turismo arqueológico, siguiendo por el desarrollo de las excavaciones y terminando por el teatro, que yo personalmente no conocía.

    Pasé un rato muy agradable mientras paseaba, es una delicia. Hice un montón de fotos. Por supuesto, me entraron inmediatamente ganas de compartir el paseo con los celtíberos, con lo que al llegar a casa me puse manos a la obra..

    El texto del poblamiento lo he redactado de forma lo más escueta posible y un tanto aséptica. Dejo para comentarios el aspecto emocional, y efectivamente aquí quiero dejar reflejado el sentimiento de admiración, por lo que pudo ser la ciudad en su tiempo, y de satisfacción, por el progreso en las técnicas arqueológicas, mezclado forzosamente con el de lástima por la destrucción, la incuria y la rapiña que aquí se ha cebado especialmente a lo largo de siglos.

    Volví a releer los versos de Rodrigo Caro, puestos a la entrada del yacimiento en lápida de mármol; son certeros y valen para hoy mismo y para muchas ruinas arqueológicas. Os invito a recordarlos: “Estos, Fabio, ¡ay dolor!, que ves ahora/ campos de soledad, mustio collado,/ fueron un tiempo / Itálica famosa./ Aquí de Cipión la vencedora/ colonia fue; por tierra derribado/ yace el temido honor de la espantosa/ muralla, y lastimosa/ reliquia es solamente/ de su invencible gente./ Sólo quedan memorias funerales/ donde erraron ya sombras de alto ejemplo/ este llano fue plaza, allí fue templo;/de todo apenas quedan las señales./ Del gimnasio y las termas regaladas/ leves vuelas cenizas desdichadas;/ las torres que desprecio al aire fueron/ a su gran pesadumbre se rindieron./ Este despedazado anfiteatro,/ impío honor de los dioses, cuya afrenta/ publica el amarillo jaramago,/ ya reducido a trágico teatro,/ ¡oh fábula del tiempo, representa/ cuánta fue su grandeza y es su estrago!/ ¿Cómo en el cerco vago/ de su desierta arena/ el gran pueblo no suena?/ ¿Dónde, pues fieras hay, está, el desnudo/ luchador? ¿Dónde está el atleta fuerte?/Todo desapareció, cambió la suerte/ voces alegres en silencio mudo;/ mas aun el tiempo da en estos despojos/ espectáculos fieros a los ojos,/ y miran tan confusos lo presente,/ que voces de dolor el alma siente”.

    saludo ventero

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.