Al utilizar Celtiberia.net, asumes, por tu honor, no hacer uso de las informaciones aquí publicadas para destruir, expoliar ni realizar actividades ilegales relacionadas con el patrimonio, en ninguno de los lugares aquí detallados.

BADAJOZ Zalamea de la Serena
31 de dic. 2005
Clasificación: Yacimiento
Información mantenida por: jugimo
Mostrada 21.262 veces.


Ir a los comentarios

El palacio-santuario tartésico de Cancho Roano

En las cercanías de la población badajocense de Zalamea de la Serena, se encuentra uno de los yacimientos tartésicos más importantes de la península ibérica: el palacio-santuario de Cancho Roano. Los trabajos arqueológicos a lo largo de veinte años han puesto al descubierto los restos de este imponente edificio, generando un interesante debate y diversas interpretaciones sobre su papel religioso, mercantil y aristocrático. Su origen se remota a los inicios del período orientalizante, en el siglo VII a. JC., cuando sobre una rústica cabaña ovalada se erigió el primer edificio, sobre éste se construyó un segundo edificio, y por último, a mediados del siglo VI a. JC., se decidió clausurarlo para edificar el ahora visible, con cimientos de gruesas piedras graníticas y sobre ellas paredes de adobes que fueron enlucidas por el exterior con arcilla roja, así como los suelos de las habitaciones, mientras que el interior fue totalmente encalado. Alrededor del edificio se realizó un profundo foso que lo separa de su entorno inmediato pero es fácilmente franqueable, conectado con un arroyo de agua permanente. Lo primero que llama la atención del visitante es la extraña ubicación elegida para construir semejante edificio, ya que presenta una clara dependencia respecto de las aguas de este arroyo, de tal forma, que su única puerta de acceso se orienta hacia este curso de agua del que dista apenas una docena de metros. Hasta ahora se desconoce con exactitud si este poblamiento extremeño se constituía como un palacio residencial, un santuario con zona dedicada a sacrificios, o un palacio-santuario. En cualquier caso, la importancia de Cancho Roano viene dada por el enorme paralelismo que tiene respecto a edificaciones similares que en ese momento se realizaban también en tierras de Fenícia, con las que se muestra sin una aparente conexión, pero bien situado en una primitiva ruta caminera sur-norte-sur que unía el Mediterráneo y las fértiles vegas del Betis con las del valle medio del Guadiana y la submeseta del Tajo. Las características externas de la arquitectura de Cancho Roano y la propia técnica constructiva presentan similitudes con edificaciones mediterráneas y orientales. Se ha hablado de un santuario tartésico por las cenizas y los materiales encontrados, se han señalado antecedentes entre los palacios-harenes neohititas del norte de Siria y también en la arquitectura de los templos etruscos. Sin duda el palacio-santuario de Cancho Roano es un caso único en nuestra geografía, con una enorme originalidad arquitectónica no exenta de un importante interés arqueológico puesto de manifiesto en numerosas publicaciones científicas.

Cómo llegar y horarios

Carretera de Quintana de la Serena a Zalamea, unos cuatro kilómetros antes de llegar a Zalamea coger una carretera de tierra a la derecha. Hay un Centro de Interpretación abierto en horas laborables. Para más información visitar: http://www.canchoroano.com/


El poblamiento fue geoposicionado por jugimo.


Volver arriba

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Onnega 31 de dic. 2005

    Jugimo, veo que estás subiendo imágenes de Cancho Roano, pon la que tengo si quieres, le vendrá bien integrarse en un Poblamiento.

  2. #2 jugimo 01 de ene. 2006

    El arroyo Cagancha, que llenaba en el siglo VI a.C. el foso-piscina del Santuario de Cancho Roano, tiene hoy un nombre desagradable porque recoge las aguas fecales que vierte el pueblo de Zalaméa de la Serena. Pero nada se ha dicho que antiguamente se llamó Arroyo de Santa Cruz, nombre que aún conserva aguas arriba del pueblo, y que, curiosamente, tiene su nacimiento en la llamada Fuente Santa. ¿No estaríamos ante un caso de sincretismo religioso? Creo que todavía nadie se ha encargado de analizar las aguas de esta Fuente Santa, tal vez nos encontramos ante una de las muchas fuentes extremeñas de aguas mineromedicinales y, en este caso, el "misterio" que encierra el santuario de Cancho Roano sería desvelado. (Que el dios Reve nos ilumine a todos este recién estrenado 2006).

  3. #3 Reuveannabaraecus 02 de ene. 2006

    El arroyo Cagancha es tributario del río Ortiga(s), pero tiene más tendencia a conservar las aguas que éste. El río Ortiga(s) nace en la Sierra de los Argallanes o Argallenes, y su fitonímico hidrónimo creo que ha sido puesto en relación (y si no lo pongo yo ahora) con el de la población hispanorromana de ARTIGI, mencionada por Plinio como perteneciente a los túrdulos y relacionada en el Itinerario de Antonino (y en el de Rávena, como *Artibon) como mansio entre Metellinum (Medellín) y Mellaria (término de Fuente Ovejuna); de momento, todo cuadra. Comento como curiosidad que en otras localidades extremeñas existen arroyos llamados "Cagancha" no ya porque en la actualidad sean los receptores de las aguas residuales de las poblaciones contiguas (que en su mayoría, efectivamente, lo son), sino originariamente porque sus taludes o ribazos eran el sitio preferido por los lugareños/-as para realizar sus deposiciones cuando les pillaba el apretón lejos del corral... Así, que ahora recuerde, sucede, aparte de en Zalamea de la Serena, en Santa Amalia y en Calzadilla de Coria. En el caso de esta última,significativamente el prolífico y estimado poeta y extremeñista local Pablo Gonzálvez utiliza el término "cagancha" prácticamente como nombre común... No parece, en absoluto, fuera de lugar relacionar el culto o parte del culto de este santuario tartésico u orientalizante de Cancho Roano con el tributado a alguna divinidad relacionada con las aguas.

  4. #4 jugimo 02 de ene. 2006

    Pero hay más curiosidades que apuntan todas en la misma dirección de ese posible culto a la divinidad de las aguas: -- En la última foto que he incorporado puede verse claramente que el foso que circunda el santuario de Cancho Roano no se hizo para impedir la entrada al recinto sagrado, como ocurría en los castillos medievales, pues se observa que cada cierta distancia existen unos muros transversales que embalsan el agua, a modo de piscinas contiguas unas a otras , y separadas solo por esos muros de piedra que, por otro lado, permiten que no sea totalmente infranqueable el edificio ante un posible asalto exterior. Todas las 22 habitaciones exteriores del palacio dan directamente al foso, como en los balnearios actuales. --Las primeras excavaciones del santuario pusieron de manifiesto una gruesa capa de cenizas, producto no de un incendio del edificio, sino de las cremaciones ofrecidas en el altar de la divinidad en épocas más recientes, prerromana y romana, cuando ya el edificio estaba hundido y no era funcional. Ver lo que dice Antonio Blanco Freijeiro: http://descargas.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/hist/12159288668090419643624/013782.pdf?incr=1 --Los alrededores del santuario están plagados de infinidad de fragmentos de cerámicas romanas de todo tipo: dolias, jarritas, platos y copas de sigilata, etc. muchas más y más variadas de las que habitualmente aparecen en los yacimientos rurales romanos. --En el siglo IX, los bereberes Miknasa llamaron a Iulipa ( Zalamea de la Serena): "Miknasa al-Asnam", es decir "Miknasa la de los Ídolos", en otra acepción "Miknasa la de las Columnas", en alusión al distylo sepulcral de Zalamea. Por extensión, la comarca de La Serena era llamada por los geógrafos árabes "Fahs al-Asnam", que hoy diríamos "Llanura de los Ídolos".

  5. #5 toponi 04 de ene. 2006

    Aunque es notorio que no es el tema central del artículo me gustaría apuntar, al hilo de lo ya señalado, un par de detalles sobre los topónimos tipo CAGANCHA. Este nombre de lugar aparece en las provincias de Huelva, Sevilla, Jaén, Badajoz y Toledo. Las variantes en que se nos presenta son: CAGANCHA(S), LA(S) CAGANCHA(S), CAGANCHO, CAGANCHE, CAGANCHUELA, CAGANCHEZ, CAGACHITOS. En la gran mayoria de los casos hacen alusión a arroyos (fuente en algún que otro caso) pero también se utilizan para designar pagos, cortijos o fincas. Las formas actuales más parecidas son “Cagancho”, pájaro muy pequeño de colores negro y café; “Cagachín” o “Caganchín”, haterillo de cortijo, pájaro, niño pequeño, zagal ,muchacho (AV y Dicc. Extr.) El DRAE no recoge más que “Cagachín”, pajaro más pequeño que el jilguero. El caso es que ningún compendio lexicográfico da el femenino “Cagancha”, que es el que aparece entre los nombres de lugar citados. Pero la difusión de este tipo en la onomástica de lugares hispánicos puede significar que la voz tuvo vitalidad en otro tiempo, al menos en las zonas meridionales y central. Debe considerarse también la coincidencia de los nombres CAGANCHA en serlo de arroyos ( en su gran mayoría) muy próximos al nucleo urbano, o que incluso lo atraviesan. Con tales circunstancias, y sin menospreciar lo más mínimo la etimología apuntada más arriba por Jugimo y Reuveannabaraecus, se aviene muy bien (en opinión de la filóloga M.D.Gordón) la forma AL-YARBA QAQANSA o YERBA CACANSA, registrada por el Botánico Anónimo sevillano de h. 1100. En su manuscrito se refiere concretamente a la: “Bilitella (bledilla) morquina (ratonera): es la corroyola (corregüela) blanca, y esta es la YERBA CACANSA, una especie de liblab (hiedra). Saludos.

  6. #6 rcg873 05 de ene. 2006

    La principal duda que puede surgir respecto al mundo Tartéssico era hasta que punto se puede considerar la cultura orientalizante u oriental. Pasaremos a analizar a continuación diversos aspectos que nos pueden plantear dudas sobre esto. Uno de los hechos que nos plantea esta duda es la descripción de cómo tiene que ser un templo que encontramos en Ezequiel 45: Ezequiel 45 1.Cuando os repartáis por sorteo esta tierra en heredad, reservaréis como ofrenda para Yahveh un recinto sagrado de la tierra, de una longitud de veinticinco mil codos por una anchura de veinte mil. Será sagrado en toda su extensión. 2. De aquí se tomará para el santuario un cuadrado de quinientos codos por quinientos, alrededor del cual habrá un margen de cincuenta codos. 3. También de su área medirás una longitud de veinticinco mil codos por una anchura de diez mil: aquí estará el santuario, el Santo de los Santos. 4. Será el recinto sagrado de la tierra, destinado a los sacerdotes, que ejercen el ministerio del santuario y que se acercan a Yahveh para servirle. Para ellos será este lugar, para que construyan sus casas y como lugar sagrado para el santuario. 5. Un terreno de veinticinco mil codos de largo por diez mil de ancho será reservado a los levitas, servidores de la Casa, en propiedad, con ciudades para vivir. 6. Y como propiedad de la ciudad fijaréis un terreno de cinco mil codos de ancho por veinticinco mil de largo, junto a la parte reservada del santuario: esto será para toda la casa de Israel. 7. Al príncipe le tocará, a ambos lados del recinto de la parte reservada para el santuario y de la propiedad de la ciudad, a lo largo de la parte reservada para el santuario y de la propiedad de la ciudad, por el lado occidental hacia occidente, y por el oriental hacia oriente, una longitud igual a cada una de las partes, desde la frontera occidental hasta la frontera oriental 8. de la tierra. Esto será su propiedad en Israel. Así mis príncipes no oprimirán más a mi pueblo: dejarán la tierra a la casa de Israel, a sus tribus. Como se puede ver esta descripción coincide con la descripción del templo de Cancho Roano, surgiendo la pregunta de cómo es posible que una descripción de un templo de Israel se pueda encontrar en Extremadura: Reconstrucción aérea de Cancho Roano También encontramos referencia a la construcción de un templo en Ezequiel 47: 1. Me llevó a la entrada de la Casa, y he aquí que debajo del umbral de la Casa salía agua, en dirección a oriente, porque la fachada de la Casa miraba hacia oriente. El agua bajaba de debajo del lado derecho de la Casa, al sur del altar. 2. Luego me hizo salir por el pórtico septentrional y dar la vuelta por el exterior, hasta el pórtico exterior que miraba hacia oriente, y he aquí que el agua fluía del lado derecho. 3. El hombre salió hacia oriente con la cuerda que tenía en la mano, midió mil codos y me hizo atravesar el agua: me llegaba hasta los tobillos. 4. Midió otros mil codos y me hizo atravesar el agua: me llegaba hasta las rodillas. Midió mil más y me hizo atravesar el agua: me llegaba hasta la cintura. 5. Midió otros mil: era ya un torrente que no pude atravesar, porque el agua había crecido hasta hacerse un agua de pasar a nado, un torrente que no se podía atravesar. 6. Entonces me dijo: «¿Has visto, hijo de hombre?» Me condujo, y luego me hizo volver a la orilla del torrente. 7. Y a volver vi que a la orilla del torrente había gran cantidad de árboles, a ambos lados. 8. Me dijo: «Esta agua sale hacia la región oriental, baja a la Arabá, desemboca en el mar, en el agua hedionda, y el agua queda saneada. 9. Por dondequiera que pase el torrente, todo ser viviente que en él se mueva vivirá. Los peces serán muy abundantes, porque allí donde penetra esta agua lo sanea todo, y la vida prospera en todas partes adonde llega el torrente. 10. A sus orillas vendrán los pescadores; desde Engadí hasta Eneglayim se tenderán redes. Los peces serán de la misma especie que los peces del mar Grande, y muy numerosos. 11. Pero sus marismas y sus lagunas no serán saneadas, serán abandonadas a la sal. 12. A orillas del torrente, a una y otra margen, crecerán toda clase de árboles frutales cuyo follaje no se marchitará y cuyos frutos no se agotarán: producirán todos los meses frutos nuevos, porque esta agua viene del santuario. Sus frutos servirán de alimento, y sus hojas de medicina.» José Luis Escacena en su libro "La arqueología protohistórica del sur de la Península Ibérica", nos plantea nuevas dudas sobre la visión actual de Los Tartessos que toma a Huelva como capital del mundo Tartéssico. En primer lugar analizamos los lingotes, tanto aparecidos en Cancho Roano (templo tartéssico) , como aparecidos en Coria del Río (templo fenicio), lo que nos indica más similitudes que diferencias, y nos puede llevar a la duda de si la cultura tartéssica era orientalizante o simplemente oriental (fenicia): Por su forma, los altares de Cancho Roano y otras estructuras con la misma silueta han sido relacionados con los lingotes de bronce chipriotas. Asumido este paralelismo como explicación para su origen formal, el paso siguiente ha sido aceptar que su simbolismo debería hacer alusión al poder económico y político, ya que los lingotes de bronce de ese tipo alcanzaron realmente en gran parte del Mediterráneo dicho significado. En consecuencia en muchos otros sitios donde se detectó ese signo, fuera en orfebrería (pectorales del tesoro del Carambolo) o formando parte de estructuras funerarias por ejemplo (Pozo Moro), se insistió más en esa parte económica que en otras cuestiones alegóricas de índole religiosa.

  7. #7 SERENO 05 de ene. 2006

    Soy totalmente profano en materia de historia, pero la verdad es que para mí ha sido un grato descubrimiento un sitio como "Celtiberia.net", por lo que al ser mi primera intervención lo primero que quiero hacer es felicitaros a todos por el gran sitio que habeis creado. Respecto a Cancho Roano, algo que me ha llamado mucho la atención es la aparición de los dos betilos, que supuestamente pueden ser los primeros objetos de culto. Espero de vuestra amabilidad que aporteis información sobre los mismos, o bien me indiqueis donde puedo encontrarla. Gracias.

  8. #8 cheragau 05 de ene. 2006

    quisiera aprobar lo comentado por rcg873 sobre la llamada época "orientalizante" y si no sería más apropiado llamarla simplemente oriental,lo dicho creo es casi una herejía,teniendo en cuenta a Estrabón y a Schulten,pero es que analizando lo que la arqueología nos muestra del período previo(antes del s.VIII o IX A.C) y lo posterior(turdetanos),no hay mucho para discutir a mi juicio,todo lo que veo en el medio es oriental y no veo porque lo de orientalizante(duro verdad?).Si hubo interrelación con los indígenas,que seguramente la habrá habido,lo siento para los que imaginan un imperio tartesico,pero la cultura material nos da pistas de como fue esa relación,y los habitantes de esas chozas de planta redonda que llamamos tartésicos,no me parecen los orfebres del Carambolo,ni los constructores de Cancho Roano.Podría abundar y citar a verdaderas autoridades como Aubet,aunque creo que lo propuesto por rcg873 y que a mi me parece correcto sea aún más radical. En cuanto a las menciones de templos cananeos(prefiero ese término a Israel o Fenicia),no olvidemos que el VIII siglo vió el envión final sobre Samaria y más allá de los veintitantos mil samaritanos llevados a Asiria(según Sargón II) y los muchos muertos por los asirios como era su costumbre,unos cuantos tendrían que buscar otras tierras....y ya sabemos de las buenas relaciones entre Samaria (reino de Israel)y Tiro.Porque no pensar que entre otros la colonización tiria fué realizada por samaritanos,y que reprodujeran la planta de templos cananeos,es de lo más lógico.El tema es más largo y exede a Cancho Roano,pero como vemos tirando de la piola salen muchas cosas interesantes,pero volviendo al principio de acuerdo con su caracter religioso y paralelamente comercial,(por lo de garantía sacra a los tratados)su ubicación probablemente conectaba el frente atlántico occidental con las comarcas del Guadalquivir.

  9. Hay 8 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.