Al utilizar Celtiberia.net, asumes, por tu honor, no hacer uso de las informaciones aquí publicadas para destruir, expoliar ni realizar actividades ilegales relacionadas con el patrimonio, en ninguno de los lugares aquí detallados.

CáCERES Plasencia
Clasificación: Otros
Información mantenida por: jugimo
Mostrada 132.029 veces.


Ir a los comentarios

El Valle del Jerte

El Valle del Jerte es una ruta natural desde la prehistoria, que pone en comunicación las tierras altas de Castilla con los llanos de Extremadura,aprovechada como camino romano y como cañada de ganados trashumantes. No faltan además castros prerromanos,como el de Los Riscos de Villavieja y El Berrocalillo, villas romanas, pueblos serranos con típicas casas de piedras unidas con gruesos maderos de roble y castaño, chozos de pastores,arroyos trucheros y pasos de bandadas de palomas torcaces.

A lo largo de la gran falla de Plasencia, de dirección NE-SO,el río Jerte ha realizado este impresionante valle donde la primavera se nos muestra en todo su esplendor el Día del Cerezo en Flor. (Ver imágenes).

Naturaleza,historia y etnología aunadas en un marco incomparable.

Cómo llegar y horarios

Madrid-Navalmoral de la Mata-Plasencia-Tornavacas.


El poblamiento fue geoposicionado por jugimo.


Volver arriba

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Reuveannabaraecus 27 de sep. 2005

    Valle del Jerte: en Extremadura, considerada casi unánimemente como la comarca de mayor belleza natural, sin menospreciar a otras igualmente hermosas como puedan ser La Vera o el Valle del Ambroz, pero es que lo que éstas últimas sólo tienen por un lado (y que es un tesoro en el contexto paisajístico de Extremadura): alta montaña y sinfonía permanente de agua, el Valle del Jerte lo tiene por los dos: de hecho, se encuentra entre ellas. Pues, de un lado, este Valle se encuentra flanqueado por los imponentes Montes de Traslasierra, que lo separan del Valle del Ambroz y que culminan hacia el norte en el canchal del Calvitero, ya en la Sierra de Candelario (para los bejaranos, "de Béjar"), que con sus 2.401 mts. sirve de divisoria entre las provincias de Cáceres, Salamanca y Ávila y desde el cual la vista es inabarcable e indescriptible; y, del otro lado, el Valle se apoya en los murallones graníticos de la Sierra de Tormantos, que divide sus tierras de las veratas y que, ya convertida en Gredos, alcanza su máxima cota extremeña en La Covacha del Losar con 2.399 mts. El río Jerte, con sus impetuosos afluentes de montaña por ambos lados ("gargantas"), avena el espacio entre ambas cordilleras y ocupa la cota más baja de esta enorme falla perfectamente observable en cualquier fotografía-satélite de la Península Ibérica y que se prolonga en dirección suroeste hasta alcanzar el mar en Odemira (Portugal).

    Por motivos familiares conozco bien el Valle del Jerte y viajo a él con frecuencia. Con el frío del alba en el rostro como con la modorra de la tarde estival, he recogido cerezas encaramado a árboles inverosímiles. He sentido el seco pinchazo del erizo de la castaña al ir a extraer el suculento fruto. He experimentado la obcecación de la lluvia concentrada precipitándose de las montañas y desbordando el cauce del río y las gargantas. He subido al Camocho (Traslasierra) y a la Panera (Tormantos) y mi vista se perdía, en uno, hasta la lusitana Sierra de la Estrella, y en la otra, hasta las mismas Villuercas. Y he vivido la calurosa amistad y el alma festiva de sus gentes trabajadoras, saboreando un "tostón" o un cabrito sabiamente guisados, degustando unos "calbotes", paladeando una copa de "gloria" o de un aguardiente de cereza como, estoy seguro, no lo hay en ningún otro rincón del mundo. En fin, qué podría yo contar sobre esta comarca a la que sólo se me ocurre aplicar un calificativo: inigualable.

    Para terminar, acerca de lo que comentaba Brandan acerca de lo depresivo que puede llegar a ser vivir entre altas montañas, comentar simplemente que, en mi personal opinión, el Valle del Jerte, siendo como es comarca muy montuosa, es sin embargo "tierra abierta" en comparación con la comarca donde habito: Las Hurdes. Efectivamente, en el Valle del Jerte, los enormes paredones montañosos que hemos citado ocultan el horizonte por varias direcciones, pero no por todas: mirando hacia el suroeste, siempre veremos abrirse el paisaje en torno a Plasencia, y mirando hacia el nordeste vislumbraremos cielo castellano a través del inmenso boquete del Puerto de Tornavacas. Sin embargo, en el fondo de los valles de Las Hurdes no hay hacia donde "abrir" la mirada más de unos pocos kilómetros (en el mejor de los casos), a no ser que se suba a una altura considerable. Y es que el Valle del Jerte es eso, un valle, amplio y grandioso pero sólo uno, mientras que Las Hurdes están formadas por uno de los más intrincados y laberínticos nudos montañas y valles de toda la península, capaz de mandar sus aguas en dirección contraria a la de casi todas las demás de la vertiente atlántica.

    Saludos a todos y agradecimientos al paisano jugimo por este poblamiento.

  2. #2 Brandan 27 de sep. 2005

    Muchas gracia Jugimo.
    Estoy de acuerdo con Reuveannabaraecus, cuyo comentario, convengo, es digno de reconocimiento, en que Las Hurdes es una comarca dura. Más que el valle del Jerte, sin lugar a dudas.
    Aparte de su indiscutible belleza paisajística, éste tiene la particularidad de haber sido, desde siempre, una frontera natural. Tornavacas, cabecera del valle, es una de las villas fronterizas de importancia, habida cuenta de que en ella se cobrarban los derechos de portazgo que dieron lugar a grandes litigios hasta que la disputa por el disfrute económico del portazgo vino a solventarse con la erección del Señorío de Tornavacas (el 6 de junio de 1369), una merced enriqueña a favor de los Álvarez de Toledo, dueños también de Jarandilla y Oropesa.
    Aprovecho aquí para introducir una leyenda que, cierta o no, está muy difundida. Os agradecería vuestra opinión.

    Astados que ganan Batallas
    Según viejas versiones documentales, más o menos coincidentes, en tierras del Aravalle, en el sitio conocido por la Vega del Escobar, durante la Reconquista ( S. X), las huestes del rey leonés Ramiro II entablaron una dura contienda con los musulmanes, quienes pusieron en grave apuros a los combatientes cristianos Del mal trance vienen a sacarles los vaqueros de las sierras cercanas, que recurren a la estratagema, utilizada ya por los cartigeneses, de colocar teas encendidas en los cuernos de las vacas.
    Al contemplar tan grande iluminaría que desciende un ejército considerable que acude en auxilio de los cristianos. Los hijos de la media luna huyen despavoridos en medio de la noche.
    El engaño, una vez más había funcionado. El caudillo cristiano ordena el regreso del os astados que bajaron el Puerto Xerit:"Torna-vacas", exclamó a su lugarteniente. Y el punto exacto donde se produjo el retorno de las reses pasó a designarse, en conmemoración del acontecimiento histórico, Torna-vacas, manteniendo durante varios siglos esa misma grafía que separa las palabras del sintagma.

    Sin embargo, tiene visos de realidad histórica a juzgar por testimonios antiguos. La tradición oral ha consagrado esta misma versión sobre el origen del topónimo.

    He oído la misma versión aplicada a la guerra de la Independencia, que tanto sufrimiento aportó a estas tierras.

  3. #3 Reuveannabaraecus 03 de oct. 2005

    Entonces, si descartamos La Atalaya como emplazamiento del Castillo de Xerit, lo cual yo todavía no tengo tan claro por: a) Las referencias geográficas comentadas más arriba, entre ellas su proximidad al Jerte (unos cinco kilómetros), y b) Los restos de cimentación de una torre a que hacía referencia antes jugimo, pero si lo descartamos, decía, nos quedan aún tres posibles emplazamientos:

    -El peñasco granítico próximo a "El Berrocalillo" que apuntaba jugimo, lugar-si es el que creo que es- sin duda prominente, estratégico y conspicuo, que cuando lo miramos "parece que está pidiendo un castillo" y efectivamente conserva ruinas de uno, y además próximo al río Jerte y a Plasencia.

    -La propia ciudad de Plasencia, si tenemos en cuenta que este nombre no le vino hasta su propia fundación en el siglo XI (aquello de "VT PLACEAT DEO ET HOMINIBVS") y su destacada posición estratégica en la confluencia de varias vías naturales.

    -La Patúa, en Aldehuela del Jerte, si bien, jugimo, tendríamos que confirmar si existió continuidad ocupacional en este emplazamiento después de la época visigoda.

    En cuanto al origen del nombre, poco puedo añadir a lo que se ha dicho ya, y el hidrónimo sigue resultando, en efecto, enigmático. Lo que sí me sigo preguntando es por qué el pueblo por debajo de Tornavacas se llama también "Jerte", ¿por el río?; o, por el contrario, el río toma el nombre del pueblo, en cuyo caso sería el topónimo y no el hidrónimo el que habría que investigar, y todos los lugares apedillados "de Jerte" o "de Xerit" aguas abajo tomarían su nombre de un río que, a su vez, lo habría tomado del pueblo así llamado. ¡Círculo vicioso!

    Para una original sugerencia sobre un ¿posible? antecedente visigodo del nombre "Jerte", vid. el comentario del druida jarc a nuestro artículo "Acerca del macrotopónimo "Las Hurdes"":

    http://www.celtiberia.net/articulo.asp?id=1415&cadena=Hurdes

  4. #4 Onnega 14 de oct. 2005

    Pongo aquí mejor lo que ya puse en la pregunta de Laconimurgo:

    Según lo que dice Ventero la Trasierra es la de la mancomunidad de Granadilla http://www.tierrasdegranadilla.org/mapa.htm
    muy cerca de las Hurdes.
    En esta mancomunidad hay un Cerezo ¿podría ser el Xerit? fonéticamente es correcta la evolución pues el sonido "sh" tanto puede dar "jota" como "ce" (si se confunde con ç), y la -t final, en posición de neutralización (t / d) tendería a pronunciarse como en Madrid (Madriz), de ahí *ceriz > *cerez > cerezo.

  5. #5 Brandan 22 de ene. 2006

    Lo ví. Da un vistazo a la realidad del Valle del Jerte y de una buena parte de Cáceres. Me gustó. A Luis Pastor siempre le he tenido por un tío majo, aunque se me hizo un poco pesado con tanta canción.
    Se asoma un poco al problema actual del valle, el relativo fracaso de las cooperativas que no logran imponer un precio justo a los mayoristas de cereza, algunos internacionales. La historia de siempre. Eso, después de haberles convencido para que dedicaran el terreno a un monocultivo, con los riesgos y el deterioro ambiental que ello supone.
    Lo mismo, en su contexto, pasa en Las Hurdes con el asunto de los pinares.
    A pesar de todo, el desarrollo conseguido gracias al cultivo de la cereza, que a su vez atrae turismo, aunque sea de temporada, es innegable.
    Montxo es un monstruo.
    El Jueves me acerqué a Tornavacas a echar una foto del valle con ambiente neblinoso, se las mandaré a Jugimo por si quiere colgarlas en el poblamiento y así lo vamos actualizando.
    Un saludo Eyna.

  6. Hay 5 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.