Fecha: 15 de jul. 2006
Sección: Objetos celtibéricos
Información publicada por: crougintoudadigo
Mostrado 2.397 veces.


TRINIDAD CELTA CON AGNUS

"1.3. TRINITARIO MONOTEISMO Viendo ya en el año 1991 la peculiar organización socio política vertical o jerarquizada de la treba/civitas/ territorium, articulada en torno a las aldeas, habitadas por una rural y desigual población de granjeros-soldados, que denominando Isidoro, vici et castella et pagii (ORIGENES XV, 2, 11), definía como ii sunt qui nulla dignitate civitatis ornantur sed vulgari hominum conventu incoluntur et propter parvitatem sui majoribus civitativus adtribuntur, cuestionábamos para el estudio de la religión Celta su difícil encaje en la rígida y ordenada estructura trifuncional de DUMÉZIL, sive potius de sus escoliastas, cuando no la inaplicabilidad, del modelo (PENA 1991, 156 ss. ¿Unha estructura trifuncional?). Sostendremos ahora, con algunos años más y lecturas, que como en el crisol donde se ha fundido una amalgama, la “primeira función” relacionada con el gobierno y el sacerdocio se infiltra por todas partes en las otras dos de manera tal que no sin sonrojo sería aplicable el trifuncional modelo dumeziliano sobre esa mixtura fundida. Paradójicamente, si modelos queremos buscar podríamos explicar mejor la religión celta apelando a nuestra representación del Credo Católico, trinitario-monoteísta. La triple faz se representa en la Europa Atlántica de Hispania, Galicia, Portugal, Andalucía, de Islas Británicas (Escocia e Irlanda) y en las Galias en múltiples soportes, incluso en las monedas, significativamente en bloques de piedra cuadrados, en piezas arqueológicas no muy grandes, de unos 27 centímetros de alto que aparecen en gran número, tal vez con una función parecida a nuestros “petos de ánimas” gallegos, conteniendo en cada una de sus caras en bajorrelieve, las barbuda faz triple, de rizada cabellera, una siempre de frente flanqueada por dos caras idénticas de perfil, a derecha y a izquierda. F 126 Apareciendo en Reims, Noreste de la Galia, muchas de estas representaciones, se pueden ver en el Museé de St. Rémi donde frecuentemente se asocian a estas cabezas un gallo y la piel o la cabeza de un cordero, motivos presentes -como sucede en un relieve de Soissons (ESPÉRANDIEU nº 7700)- en numerosas iconografías de la triple faz. La celta sociedad del tricéfalo, nos lo muestra ocasionalmente acompañado de Rosmertha, con el cordero y el gallo, propios de las representaciones atlánticas del “Mercurio Celta”. Estos motivos a menudo nos hacen identificar esta tricefalia exclusivamente con Mercurio y los aspectos psychopompos de este dios. La implicación del “segundo paso del sol”, correspondiente a la “Segunda Persona” de la Trinidad Celta, con determinadas exteriorizaciones psicopompas, habría permitido, aunque de manera totalmente inconsciente, a J. C. BERMEJO asociar con indefinidos ambientes y representaciones psicopompas relacionados con nuestros cruceiros en Galicia el llamado hermatena de Amorín. En el tricéfalo o la triple faz, se encarnan según lo iremos desarrollando, “tres personalidades”, “tres aspectos del sol” y “tres pasos”. De estos tres pasos del sol, solo uno se relacionaría en probidad con el psychopompos y crepuscular Mercurio o Hermes celta: el “segundo paso”. Refiriéndose, como lo señala J. C. OLIVARES PEDREÑO, al tipo de divinidades que componían el panteón Celta LAMBRECHS: “[…] Estableció que los Celtas anteriores a la conquista romana habían conocido una divinidad o tríada divina con múltiples atribuciones de carácter general que al contacto con el politeísmo romano, se habría descompuesto en diversas divinidades con una funcionalidad más concreta y definida. De este modo, después de la conquista, dicha entidad habría sido confundida con diferentes divinidades romanas, por no existir una que por sí sola fuera capaz de reemplazarla. Esto explicaría por ejemplo [dice OLIVARES PEDREÑO] lo que para LAMBRECHTS son confusiones entre Marte y Mercurio” . La cabeza humana de triple faz, es una rancia representación iconográfica de esta tríada divina, asociada ya en la metalurgia lateniana y en los “Campos de Urnas” a símbolos solares. Aunque procedente de horizontes muy anteriores a la dominación romana, es durante este período cuando incrementándose en la Céltica Atlántica, sobre todo en la Galia, el testimonio de modelos iconográficos de mucho detalle, la cabeza de triple faz empieza a mostrársenos coligada con conocidos elementos simbólicos y significativos. Estos elementos: el gallo, la cabeza o la piel de carnero, etc., devienen inequívocos atributos privativos de otras imágenes del panteón romano-céltico, permitiéndonos esta circunstancia elaborar un promptema, revelar el carácter monoteísta-trinitario y tri-personal de la religión celta y aún, en sus líneas básicas, su funcionamiento para el área cultural celto-atlántica que nos ocupa. F 127" ANDRÉS PENA GRAÑA "TREBA Y TERRITORIUM..." USC 2004. SANTIAGO DE COMPOSTELA

© ANDRÉS PENA GRAÑA

Artículos relacionados


Poblamientos relacionados

    No hay poblamientos relacionados.


Imágenes relacionadas (Beta)

Volver arriba