Realizada por: NIOPOIN
Al Druida: A todos los Druidas
Formulada el lunes, 17 de abril de 2006
Número de respuestas: 90
Categoría: Temas Humanos

consumo de Lagarto Ocelado (lacerta lepita)


Busco información sobre el consumo de lagartos ocelados en el norte de Cáceres.Preguntando a familiares me han comentado que su consumo era tradicional en la zona y no se debía a la hambruna tras la guerra. Agradecería ayuda de otros druidas.

Respuestas

    Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
    Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.

  1. #1 Cierzo lunes, 17 de abril de 2006 a las 14:59

    No sólo en el norte de Caceres, por lo que yo sé también en algunas partes de Aragón se ha consumido hasta fechas no muy lejanas. Aquí se le conoce con el nombre de "fardacho". Sé que una forma de capturarla, si no me han tomado el pelo de niño que todo puede ser..., era con la boina. Se acercaba la boina al fardacho, este la mordía y no la soltaba, entonces el cazador le daba un garrotazo. También he oído que la carne era buena y que con arroz estaba muy bien. Pero no os hagais ilusiones, porque al menos aquí ahora está protegido


  2. #Gracias NIOPOIN AGRADECIMIENTO

    Gracias por tu sabiduría , yo tambien lo he pensado, supongo que antes los ejemplares erían más grandes Con todos los respetos, si el especimen animal no está en peligro de extinción y es de criadero yo me lo papeo., gra

  3. #2 Cierzo lunes, 17 de abril de 2006 a las 15:05

    En este enlace en la introducción nombran el arroz de fardacho http://www.bielsa.com/cultura/gastronomia.html Tambien: "Otras muchas recetas apetecibles y de sonoros nombres en aragonés pueden encontrarse en la obra de Antonio BELTRçN y José Manuel PORQUET titulada Gastronomía Aragonesa, verdadero compendio enciclopédico sobre el tema. Así, por ejemplo: “tarnasco con usons” (‘cordero lechal con setas de San Jorgeí), “boliches de Embún a líaragonesa”, “arroz de fardacho” (‘arroz de lagartoí), “tortilla de muxardinas” (‘tortilla de senderuelas”), “bodela de Tena” (‘sopa de carne de sarrio, con su sangre y vino tintoí), etc." http://gestar1.unizar.es/cederul/revista/num01/pag25.htm


  4. #3 kaerkes lunes, 17 de abril de 2006 a las 16:47

    Pues el consumo de Lagarto ocelado debió ser muy extendido en zonas de la mitad meridional penínsular, y no debido a las "hambrunas" sino por la cualidad de su exquisita carne. Yo lo degusté varias veces; una en Villareal de San Carlos (Cáceres) en el 1982, .antes de la creación del parque de Monfragüe y en 1989 en Brunete (Madrid), cazado y preparado por un tipo originario de Puerto Lápice. En ámbos casos la preparación fué de la misma manera, los lomos a la plancha con ajo y perejil. Desde luego la carne, suave y blanca era una delicia. En la actualidad es una especie protegida. Respecto a los garrotazos de los maños mientras los lagartos muerden la boina, solo puedo añadir que un lagarto ocelado tenga el tamaño que tenga ante la menor presencia humana sale disparado entre la maleza mediterranea (su hábitat natural). También en mi pueblo se decía eso de lanzar la boina al aire para cazar muerciélagos. Otra especie de carne suprema es la rata de agua (Arvicola sapidus), presente en acequias, albuferas y marjales de nuestro país, siempre que el agua tenga una suficente calidad de limpieza. Estas famosas ratas, inmortalizadas por Miguel Delibes en su novela, se han consumido (aún en día se consumen) por la calidad excepcional de su carne. Yo las he comido en la albufera de Valencia (con arroz) y hace menos de un año en Sa Pobla (Mallorca), donde son muy cotizadas en plan gourmet ya que en Sa Albufera de Sa Pobla siempre han abundado. En este último caso me la zampé en caldereta.


  5. #4 kaerkes lunes, 17 de abril de 2006 a las 16:51

    Otra especie que se ha consumido bastante en el sur y que ahora provoca las nauseas de la gente "refinada" es el bastardo o culebra bastarda (Malpolon monspessulanus), el mayor ofidio de nuestra península. Su carne preparación es similar al lagarto. También se puede preparar en guisos, pero atención se trata de otra especie protegida en nuestro país.


  6. #5 Ego lunes, 17 de abril de 2006 a las 17:36

    El lagarto es un animal???, lo digo porque soy vegetariano. Salud.


  7. #6 MARCOVITO lunes, 17 de abril de 2006 a las 18:01

    Kaerkes se ve que tienes un estomago a prueba de bombas.


  8. #7 Ego lunes, 17 de abril de 2006 a las 18:12

    Salud.


  9. #8 frodo lunes, 17 de abril de 2006 a las 18:18

    Las ancas de rana también es´taban buenisimass pero ahora están también protegidas. Una pregunta, ¿ cuanto pesa un lagarto de esos ? porque se me hace que no tiene que tener mucho de comer tampoco. Salud.


  10. #9 Amerginh lunes, 17 de abril de 2006 a las 18:34

    Hombre, eso depende del hambre que tengas, pero es el mayor lagarto de europa, y suele superar el medio kilo en edades adultas (se han encontrado ejemplares de casi 2 kilos).


  11. #10 frodo lunes, 17 de abril de 2006 a las 18:52

    Por el norte yo nunca he visto de esos tan grandes. Salud.


  12. #11 Amerginh lunes, 17 de abril de 2006 a las 18:57

    Es propio del sur peninsular hasta los 2.000 metros de altitud, escaso en la zona centro: Clase Reptiles Orden Squamata Familia Lacertidae -------------------------------------------------------------------------------- Lacerta lepida Lagarto ocelado -------------------------------------------------------------------------------- Tamaño 60 cm de longitud media y pueden alcanzar casi el metro de tamaño maximo, gran parte de la cual pertenece a la cola. Color verde amarillento con caracteristicos ocelos de color azulado, que se disponen en dos filas a lo largo del cuerpo. Cola larga y cabeza triangular. Presenta actividad diurna, es rapido y agil, aunque puede ser observado facilmente cuando estan en reposo al sol. Distribucion: Por toda la Peninsula Iberica, excepto cornisa cantabrica y pais vasco. Por debajo de los 1.000 metros de altitud. Habitat: Pueden colonizar casi cualquier tipo de habitat desde los desiertos de Almeria de la sierra de Cabo de Gata hasta zonas boscosas, aunque prefiere zonas rocosas y con cobertura vegetal. Permanecen inactivos durante el invierno y van incrementando su actividad a medida que se elevan las temperaturas. En primavera, a finales de abril, cuando se inicia el periodo de celo, los machos van a buscar a las hembras receptivas. y realizan una serie de cortejos y luchas tras las cuales se produce la copula, en la que el macho sostiene a la hembra por el costado con sus fuertes mandibulas. En junio la hembra realiza la puesta de huevos, de 6 a 23 y durante los dos meses siguientes naceran las crias. Los individuos jovenes son insectivoros y los adultos tienen una alimentacion omnivora a base de otros reptiles, pajarillos y mamiferos pequeños, como musarañas y ratones.Sus principales depredadores son la culebra bastarda y de escalera y las aguilas calzadas, culebreras y perdiceras. Aunque no es una presa facil, ya que a su rapidez y agilidad se le unen sus fuertes uñas y potentes mandibulas y ademas utiliza la maniobra de distracion de "abandonar la cola", como en el caso de otros reptiles que usan esta misma tactica. Este apendice se regenera a razon de dos milimetros diarios. Es una animal fuertemente territorial y nunca se separa demasiado de sus madrigueras, lo cual puede ser un handicat para ellos. El lagarto ocelado esta incluido dentro del catalogo de especies protegidas desde 1980. En Sierra Nevada existe la ssp nevadensis que puede alcanzar hasta casi los 1.900 metros de altitud. http://waste.ideal.es/lacertalepida.htm


  13. #12 Rosa-ae lunes, 17 de abril de 2006 a las 19:02

    Me dejáis perpleja, y no precisamente por haber (sobre todo tú, Kaerkes) transgredido unos muy nuestros tabúes alimenticios, sino por revelarme de pronto toda una desconocida “mitología de la boina” :-) Sobre el lagarto en Galicia, a parte de saberse que decora la “saia da Carolina” y que representa simbólicamente el sexo masculino, no tengo ninguna noticia de su consumo. No así de las serpientes. Un artículo un tanto sensacionalista publicado hace años en la Voz de Galicia decía en subtitulares: “No hace falta viajar a la India, al extremo Oriente o a una selva americana para comer una rica serpiente con su buen ajo y su perejil. Esta sabrosa experiencia se puede degustar en Centeais, un pueblo del concello lucense de Quiroga”. Pero algo indica que la práctica no es (era) “muy normativa” cuando, según la noticia, tanto el cocinero como los comensales son exclusivamente varones (por lo visto, las mujeres ni prestan sus utensilios para tal menester), y se reúnen en lugares comunes fuera de las casas (tascas o similares). Me pregunto si tales particularidades se darían también en los casos que citáis de consumo de lagarto (no me convencen explicaciones de tipo funcional, estilo “qué rico que es, cómo vamos a desperdiciarlo” o “de alguna manera hay que matar el hambre”. No me parece que estos argumentos sean capaces de vencer tabúes o “prohibiciones culturales” tales como las que afectan a nuestras “manías” alimenticias. En fin, que me imagino otro tipo de factores menos prácticos o “inmediatos”...


  14. #13 frodo lunes, 17 de abril de 2006 a las 19:20

    Gracias Amerginh , muy ilustrativo.


  15. #14 Amerginh lunes, 17 de abril de 2006 a las 19:21

    Existen muchos alimentos "tradicionalmente" masculinos, por ejemplo, una rica y variada gama nos la ofrece la matanza del cerdo, donde no sólo se dividen las tareas por sexos, sino que determinados alimentos eran considerados "exclusivos de los hombres" hasta no hace mucho... por ejemplo las criadillas (testículos) de cerdo o el "pene", eran dados generalmente a los niños púberes. Otros, como los ojos (al menos en la Sierra de Huelva) eran alimentos propios de las muejres menopáusicas y de los niños pequeños (seguramente con lógica, dado que son muy ricos en calcio). Seguramente la culinaria "reptiloide" tenga mucho de esto, el lagarto o la "serpe" son animales muy "masculinos" en la tradición oral gallega, como la "saia de Carolina" de la que hablas (dios mío, yo bailé eso en el "C. P. Monte Dos Postes" de pequeño), y no sería extraño que llevasen asociados ritos "masculinos"


  16. #15 Rosa-ae lunes, 17 de abril de 2006 a las 19:39

    Lo que pasa Amerginh, es que no todos los "ofidios" tienen el mismo sexo simbólico: aunque el lagarto es masculino, la serpiente es femenina (recuerda que es una de las manifestaciones de la "moura" cuando se presenta para el desencantamiento) Claro que, para "ritos masculinos", puede ser indiferente el sexo del bicho que se coma. Por cierto que, de lo no comestible del cerdo, lo único que me suena por aquí es la vesícula, que se desechaba directamente, y los ojos, que eran ofrecidos a los perros (por simple prejuicio, sin duda)


  17. #16 Ego lunes, 17 de abril de 2006 a las 20:21

    De lo que se come, se cría. Salud.


  18. #17 Brandan lunes, 17 de abril de 2006 a las 20:51

    Pues...com decía Federico: El lagarto está llorando. La lagarta está llorando. El lagarto y la lagarta con delantalitos blancos. Han perdido sin querer su anillo de desposados. ¡Ay, su anillito de plomo, ay, su anillito plomado! Un cielo grande y sin gente monta en su globo a los pájaros. El sol, capitán redondo, lleva un chaleco de raso. ¡Miradlos qué viejos son! ¡Qué viejos son los lagartos! ¡Ay cómo lloran y lloran, ¡ay!, ¡ ay!, cómo están llorando!


  19. #18 Ego lunes, 17 de abril de 2006 a las 20:56

    A ver... ¿Quién se come a mis primos pequeños?. Salud.


  20. #19 mycroft lunes, 17 de abril de 2006 a las 21:05

    En Don Benito, al norte de Badajoz, en los años 50 era habitual que los chiquillos cazáramos lagartos y nos los comiéramos asados al espeto, en una suerte de rito de iniciación a la edad juvenil.Algo así como el primer cigarro, etc.Se cazaban con un pincho que metías en la hurrera hasta que atravesabas al lagarto. . Recuerdo su carne blanca y sabrosa, y según dicen se sigue comiendo a hurtadillas, pues su caza está prohibida. He oido hablar de recetas de galápago también, sin haber llegado a probarlas.Las ranas dejaron de comercializarse tras su prohibición, y ahora las suplimos con las de granja, que tampoco están nada mal. Hurrera significa madriguera, no se si es un localismo, pues no aparece ni en el DRAE ni en el Viudas Camarasa. Si alguien conoce el uso de esa palabra, le agradeceré que lo suba a Celtiberia. gracias y un saludo.


  21. #20 kaerkes lunes, 17 de abril de 2006 a las 21:15

    Pues en esto de la comida interviene más la costumbre que cualquier otra disposición. Por ejemplo, en Mallorca asar un tostoncillo o lechoncito de 3/4 kg hace que la gente te mire entre burlona y espantada (a ningún mallorquín se le ocurriría comerse esa cosita), en cambio si en Segovia presentas un cerdo asado de 11 kg, probablemente te lo arrojen a la cara, ya que la gente meseteña no soporta el sabor a "macho". Igual sucede con cabritos y lechazos. En un pueblecito de Ciudad real, conocí una gente muy del lugar que le repugnaba solo la idea de comerse gambas y otros mariscos por su (decían ellos) parecido a las cucarachas y otros insectos con antenas. Lo de comerse una ostra o navaja viva con limón ya ni comentarlo. A los argentinos que conozco se les cruza el gesto ante un plato de caracoles que nosotros devoramos con fruicción. En fín, y así todo. De todas formas me parece curioso que animales que tradicionalmente se han comido en la península como caracoles, lagartos, ranas, bastardos, ratas de agua, huevas de carpa, etc sean considerados hoy en día repugnantes por la mayoría de la ciudadanía (sobre todo urbanita y moderna) y en pleno mercado de La Boquería de Barcelona se estén vendiendo piruletas de escorpiones, gusanos caramelizados, cucarachas tostaditas y saltamontes salteados (valga la redundancia), no den a basto por la enorme demanda que los snobs hacen de estos productos. Sin tanto esnobismo hay que recordar que en los restaurantes chinos los españolitos engullen sopas de babas de pájaros y de cartílago de tiburón, ranas flambeadas, cerdos agridulces y otras carnes y pescados crudos sin identificar aliñados con salsas aún más estrambóticas y de sabores extravagantes. Y a nadie se le caen los anillos ni las tragaderas al suelo. A mi me parece que lo que hay es mucha tontería.


  22. #21 Amerginh lunes, 17 de abril de 2006 a las 21:33

    Recuerdo que una langosta está mas cerca de la araña que de un pollo... y nadie le hace ascos (bueno yo si, pero es que no me gusta el marisco...). Y el pulpo... más de un europeo (por ejemplo una amiga mia suiza) se echa las manos a la cabeza cuando lo ve por primera vez... o las "ortiguillas" (que son al fin y al cabo anémonas, casi una medusa). ¿Y que decis de comerse la carne de caballo? para muchos en la propia península es algo imposible... y bien rica que sabe (algo dura quizás). Para manjares no hay que irse muy lejos no...


  23. #22 Rosa-ae lunes, 17 de abril de 2006 a las 21:55

    Hombre, para tontería, tontería, la manera en que funciona el “imperialismo gastronómico”. Recuerdo el caso de los micronesios, que, disponiendo de una dieta tradicional riquísima (basada en el ñame, árbol del pan, taro, bananas y pescado) después de la II Guerra Mundial se aficionaron a la carne de cerdo en conserva. Su consumo se hizo tan habitual que la gente hoy en día padece enfermedades en el pasado prácticamente desconocidas para ellos (como la obesidad, la diabetes y la hipertensión). Algunos han supuesto que la afición por esa carne se debía a que su gusto recordaba al del “cerdo largo”, como se conocía en el pasado al “humano al espeto”. Lo malo es que no todos los habitantes del Pacífico fueron caníbales, así que esta explicación parece poco convincente. Para mi que más tiene que ver con el prestigio asociado a los objetos de importación (además de ser infame, también es muy cara para los nativos) y las sutiles estrategias propagandísticas de Occidente, que para eso ya sabemos que son muy eficaces.


  24. #23 sansueña lunes, 17 de abril de 2006 a las 22:24

    ¿el jabalí se consideraba "cerdo" para los musulmanes? (siglo XII)


  25. #24 Ibor lunes, 17 de abril de 2006 a las 22:35

    Yo he visto cuando era pequeño largatos en la nevera de mis abuelos, yo naci en el 79, soy joven aún. De pequeño recuerdo ver por el pueblo de ellos Bohonal de Ibor, largartos enormes, ya por mucho que te muevas no ves ninguno, tan solo hace poco me comento un amigo que habia visto uno de los grandes curzar a uno en la carretera que va hacia Mesas. ¿Hay ta pocos pq. nos los comimos? Me incluyo en comer pq. supongo que de pequeño aunque yo no supiese que era largarto en casa de mis abulos, lo comería.


  26. #25 kaerkes lunes, 17 de abril de 2006 a las 22:49

    Pues Ibor, yo creo que quedan pocos en parte debido a la destrucción de su habitat. Yo recuerdo también de pequeño ver muchísimas lagartijas en las tapias y muchisimas ranas en las charcas. Y hoy: nada de nada. Hace tiempo leí en Nature que anfibios y reptiles de todo el planeta están viendo mermadas sus poblaciones de manera alarmante y lo relacionaban con el aumento de la radiación de onda larga. Aunque desde hace unos 25 años que comencé a salir al campo con ojos de observador sí que he notado muchos menos bichos en general. Destacando muchos menos reptiles, menos luciérnagas, menos grillos, menos erizos y mucha menos variedad de aves insectívoras. En diarios de campo que en el año 82 anotaba unas 30 especies de aves vistas en un día, en estos ultimos años, en el mismo entorno y en un día del año similar no superan las 15 especies. Tiene más que ver a mi juicio respecto a la desparición de especies en nuestro país la construcción de grandes obras públicas (carreteras, polígonos, urbanizaciones, etc) y la desparición de ecotonos a que tu y yo o tus abuelos nos zamparamos unos lomos de lagarto. Pero, bueno, lo ponen en el Pais semanal y la gente se lo cree y se enternece...mientras con su familia se meten hasta los guevos del monte en un 4x4, en un camino recien abierto y destrozando la cobertura vegetal.


  27. #26 Ego lunes, 17 de abril de 2006 a las 23:00

    Suscribo, 100%, la última intervención de Kaerkes. Salud.


  28. #27 Drancos lunes, 17 de abril de 2006 a las 23:53

    Kaerkes, "...ya que la gente meseteña no soporta el sabor a "macho". Igual sucede con cabritos y lechazos." Con los cabritos no sé, ¡pero los lechazos en cierto pueblo vallisoletano se consumen que da gusto! (me refiero a Peñafiel). Y más mesetario que Valladolid... :) En Segovia recuerdo que había cochinillos asados a punta pala en todos los restaurantes.


  29. #28 ainé martes, 18 de abril de 2006 a las 00:35

    Que susto!! Pensé estábais hablando de la extinción de mis amigos los "Arnales" (Verdinegros en castellano).... Que cosa más bonita!!...eso de comérmelos como que me da repelússs... Una de las ventajas de la "despoblación gallega" es la recuperación de muchas especies que estaban a punto de extinguirse (la verdad es que vivimos en un paraiso....a ver si lo conservamos)


  30. #29 ainé martes, 18 de abril de 2006 a las 00:37

    Dedos gordos tengo.... :-( ....continuando Curioso...por cierto... que el macho y la hembra sean tan distintos (maravillas de la naturaleza). Enlace de donde procede la imagen: http://centros.edu.xunta.es/iesaslagoas/slorenf/rep5.htm#LAGARTO%20VERDINEGRO.


  31. #30 kaerkes martes, 18 de abril de 2006 a las 01:34

    Drancos: Ahí va la frase completa... "igual sucede con cabritos y lechazos...que cuando alcanzan cierto peso ya no son gustosos para los meseteños" Me explico por si acaso: Cabritos, lechazos o corderos lechales, cochinillos= animales tiernos de leche de poco peso= gustan a los meseteños. Cabritos mas grandes, corderos que han triscado=cerditos de 11 kilos= animales de más peso= no gustan a los meseteños Valladolid, Segovia= provincias meseteñas Mallorca, Tanger= provincias no meseteñas. Por cierto Ainé, discrepo en parte: la despoblación humana en Galicia, acarreará sin duda la pérdida de muchísimas especies silvestres y domesticas y la biodiversidad se resentirá. Por ejemplo: los lagartos ya sean verdinegros u ocelados gustán de vivir en medios más o menos abiertos de matorral; si todo se convierte en bosque por la falta de actividad humana, el lagarto desaparecerá de muchas zonas.


  32. #31 ainé martes, 18 de abril de 2006 a las 01:49

    "si todo se convierte en bosque por la falta de actividad humana" ...bueno, en ello tenemos trabajando a los "Xunteiros"...dicen, comentan, rumorean que se llevará a cabo una ley que obligará a propietarios a mantener las zonas en "estado limpio". Si así no se hace, el gobierno avisará, multará y como último recurso, expropiará (a ver en que queda la cosa). Lo que si se pretende es crear un cuerpo "especial" dedicado a la limpieza y conservación de montes durante todo el año, todo ello relacionado...cuerpo de bomberos, protección civil, vigilantes y las "cuadrillas de mantenimiento" (la creación de este cuerpo es en parte para evitar esos "raros incendios tan extraños que todo el mundo sabe quién y para qué los provoca") ;) La teoría es fácil...a ver que pasa.


  33. #32 giannini martes, 18 de abril de 2006 a las 02:00

    El marisco no siempre tuvo el mismo aprecio. Me consta que un pueblecito marinero cercano a La Coruña, Caión, las centollas se consideraban mala comida, o al menos comida de gente pobre. Así se decía "este es un muerto de hambre que sólo come centollas", porque era muy habitual que las centollas que pescaban por accidente los marineros se echasen machacadas sobre la tierra para abono y para contrarrestar la acidez del suelo gallego (no había caliza de calfensa ;)) Durante la guera civil, un pariente militar vivía "alojado" en una casa cercana a Valencia. Cierto día un soldado tuvo que volver a Galicia y mi pariente le pidió que al regresar le trajese unas nécoras. Dicho y hecho. Con las nécoras en esa casa, le pidió a la señora que lo alojaba si se las podía cocer, a lo que ella contestó: ¿pero usted se cree que yo voy a echar en mis peroles esas arañas? De hecho, contaba que tuvo una fuerte discusión con la patrona cuando se enteró que él mismo había cocido en "sus" peroles aquellas "arañas".


  34. #33 Reuveannabaraecus martes, 18 de abril de 2006 a las 02:27

    El consumo humano del lagarto ocelado (lacerta lepida, no "lepita" como aparece en la pregunta) es tradicional en la penillanura cacereño-trujillana. En el pueblo de mis antepasados por línea paterna, Santa Marta de Magasca, era algo habitual, y he tenido ocasión de probarlos guisados en algunas de las preparaciones mencionadas en este foro: adobados con ajo y perejil, asados "al espeto", y también en unas exquisitas croquetas de lagarto. La caza y consumo de estos reptiles en una pequeña comunidad rural nunca supuso una amenaza para la conservación de la especie. En el pueblo de mis antepasados por línea materna, la localidad norcacereña de Montehermoso, era relativamente frecuente el consumo humano de la culebra bastarda, que por cierto también tuve ocasión de degustar, igualmente exquisita. El sabor y la finura de la carne de estos reptiles es inigualable; e indefinible. Quienes lo hemos probado lo sabemos, y quienes no lo han probado no lo saben, pero para estos últimos lo intentaría definir diciendo que viene a ser como la síntesis perfecta entre la carne y el pescado. Actualmente son especies protegidas, y su caza está penada por la ley. Tanto es así que hace años trascendió a los medios de comunicación el caso de un vecino de Trujillo, no precisamente sospechoso de cazar lagartos por placer, que fue condenado a prisión por dar cuenta junto con sus hijos de un ocelado, simplemente con fines alimenticios. La apertura reciente de granjas de cría de ocelados parece ser la solución razonable entre su conservación y su (apetecible) consumo.


  35. #34 Brandan martes, 18 de abril de 2006 a las 06:31

    Aparte de los motivos apuntados por Kaerkes sobre la causa de la desparición de pequeños reptiles, me atrevo a sugerir, que la proliferación de cigüeña blanca, al menos en la zona en la que yo habito, ejerce una incidencia notable. En contra de la opinión de muchos ecologistas, creo que se están convirtiendo en una plaga. Una simple observación indica que el número de cigüeñas se ha triplicado, por lo menos, en los últimos cinco años. Algunas incluso pasan ya todo el año en la península, con la consiguiente presión sobre el medio, que antes no se ejercía. Ya sé que no son una amenaza directa para el lagarto ocelado, y que difícilmente una cigüeña cazará un lagarto adulto con sus métodos, ya que además éstas cazan en terrenos húmedos; sin embargo, sí entran en competencia estas dos especies en lo relativo a la ingesta que realiza la cigüeña, sobre todo ahora en época de cría, de pequeños reptiles, mamíferos e insectos que ingieren masivamente y que sí son - eran - la dieta del lagarto. Se habla también, aunque se aparta un poco del asunto, por lo que pido disculpas, del "huevo de la serpiente": un nudo de víboras, al parecer, que algunos atribuyen al apareamiento de muchos machos con una hembra, otros al nacimiento conjunto de crías que se acumularían buscando protección en los primeros momentos, y otros, más atrevidos, a una especie de akelarre que celebrarían las serpientes antes de emprender su propio camino. Como el agrupamiento se produce al sol, parece ser que el espectáculo que se produce es francamente interesante, debido a los reflejos que la "bola" emite, al recibirse la luz en las escamas de estos animales. Por aquí, el Bastardo es una serpiente con pelo que bufa como el mismo diablo, al decir de algunos valientes que se cruzaron con ella y le partieron, siempre según su relato, el espinazo con un palo; única manera de matarlos, ya que no reptan como las serpientes, sino que tienen patas. En cuanto a la dieta, nada digo, coma cada cual lo que le apetezca y le dejen; sin embargo, quien sabe si dentro de unos años no aparecerán trastornos extraños en los organismos de los comedores de insectos y gusanos, que tan alegremente degustan un menú que es extraño a su cultura y a su entorno. Poco se sabe de los insectos que el mercado ofrece, aparte de que otras culturas los consumen sin aparente contraindicación, pero se sabe menos aún de los parásitos que estos animales pueden portar y transmitir al ser humano. Bueno, algunos tienen vocación de conejillos de indias. Sobre las ratas, ya que se menciona a Delibes, me quedo con la frase famosa del libro que se cita: ¡Vénte a razones, ratero! ¡Vénte a razones!


  36. #35 eyna martes, 18 de abril de 2006 a las 07:04

    bon dia,brandan!


  37. #36 Brandan martes, 18 de abril de 2006 a las 07:48

    ¿Lo véis?


  38. #37 Cierzo martes, 18 de abril de 2006 a las 09:38

    En el Pais Vasco si que hay presencia del lagarto ocelado http://www.nekanet.net/naturaleza/especies/fauna/ficha.asp?codigo=50 En euskera a este lagarto se le llama “gardatxoa” que parece en clara relación con el aragonés “fardacho” http://www.vertebradosibericos.org/reptiles/identificacion/laclepid.html Si pasó del navarro-aragonés al euskera o viceversa es dificil saberlo. Por otro lado el consumo de este animal no se puede restringir a la zona meridional de la Península, ya os he puesto que entre la cocina tradicional aragonesa esta el arroz de fardacho, pero no sólo en la zona del sur o en el Valle del Ebro si no en una zona tan septentrional como el valle de Bielsa. Sobre lo que dice Kaerkes, en el tamaño de los animales comidos… los aragoneses lo notamos mucho cuando comemos cordero en las zonas mas meridionales. En Aragón no se come cordero, se come el ternasco que equivale al lechal castellano. Con el cerdo no somos tan exigentes…


  39. #38 Ego martes, 18 de abril de 2006 a las 09:39

    Si por la ausencia de intervención humana desaparecen especies, así es al vida. Si por la existencia de intervención humana desaparecen especies: pena de muerte. Salud.


  40. #39 Amerginh martes, 18 de abril de 2006 a las 09:57

    Es que el marisco en sus orígenes era comida de pobres... como las setas por ejemplo


  41. #40 PIEDRA martes, 18 de abril de 2006 a las 10:20

    En el Sistema Central, al menos en la zona del Guadarrama ( supongo que tambien en zonas aledañas ), tambien se ha comido lagarto. Creo, no obstante, que dicho animal se consumia de forma mas o menos casual. Era muy habitual que los hombres, antes o despues de ir a trabajar a las canteras o de ir a echarle un ojo a las vacas, fueran con los perros a cazar unos cuantos conejos que servian de recurso fundamental durante los años de la posguerra. Como mi abuelo me ha contado, a veces los perros metian el hocico en una conejera para sacarlo llenos de quejidos con un lustroso lagarto bien prendido del cuello o de la jeta . Si esto ocurria, se encendian un pitillo, se lo colocaban debajo del cuello al lagarto, un par de golpes contra un canto, y al morral. Quizas no sea tan descabellado lo de la boina. El lagarto sale pitando si esta al descubierto, pero una vez metido en un sitio sin salida facil, como un hueco en un tapial, se hace famoso por darle un ñasco a lo primero que asome, y por no soltar ni a la de tres. Por cierto, una preguntita. Por aqui, y en estas fechas, la gente del pueblo va a buscar " lupios " ( creo que en otras zonas se les llaman " esparragos culebreños " ). Como su nombre indica son como una especie de hibrido entre esparrago y enredadera que nacen entre piedras y zarzales en zonas relativamente humedas. En algun sitio mas se comen ? Saludos. PD: A mi yayo le pones un cochinillo o un cordero que sea algo mas grande que una bandeja de barro y dice que pá ti...


  42. #41 Chusé martes, 18 de abril de 2006 a las 10:55

    En algunas zonas de Aragón al lagarto o "fardacho" también se le llama zardacho; está claro que es una derivación de las otras (¿o será al revés?). Un saludo para todos.


  43. #42 equix martes, 18 de abril de 2006 a las 11:21

    Hola a tod@s: Para ampliar el mapa de distribución de la gastronomía asociada al lagarto solo añadir la vega media-baja del Tajuña a las zonas ya comentadas. En el pueblo de mi abuela, Orusco de Tajuña, también se buscaba y consumía dicho lacertido. Lo de la boina (también un pañuelo enrrollado valía) se lo he escuchado a los paisanos como método de caza, una vez que el animalico se escondía en alguna rendija entre piedras o en su madriguera. Incluso alguien me comento que su padre, bruto él, metía directamente la mano y se la dejaba morder. Había que tener cuidado, eso comentaban al menos, con no tirar demasiado fuerte al notar que el lagarto mordía, ya que te podias quedar con su dentadura. Las ratas de agua también se consumían en posguerra, aunque supongo que esto venía de antes.


  44. #43 despertaferro martes, 18 de abril de 2006 a las 11:28

    Rates d'aigua i fardatxos (estos últimos escasean) todavía se pueden comer en los puertos de l'Albufera de Valencia... (Catarroja, Silla...) y yo que creía que sólo se comían por aqui... maaaadre mia! si es que nos lo comemos todo!!!


  45. #44 Kullervo martes, 18 de abril de 2006 a las 16:13

    jejeje, ¿y os habéis atrevido con el perro como los coreanos? Bueno, si lo intentáis, que no os den caniche. Volviendo de unas vacaciones, conocimos mi novia y yo a un coreano en un avión y no pudimos contenernos a la hora de preguntarle por la constumbre de comer perro. Según él, es un plato exquisito. Sin embargo, los coreanos sólo comen una determinada raza asi que no tengáis miedo si viajáis a Corea con un pastor alemán, que nadie lo va a tocar. Por cierto, mi tío me decía que, en Montijo (Badajoz), él llegó a comer cigüeña. Sin embargo, me reconocía que es lo más asqueroso que ha comido en su vida pero que el hambre es el hambre. Buenas tardes a todos.


  46. #45 despertaferro martes, 18 de abril de 2006 a las 16:21

    Perro no, pero yo me se uno de mi pueblo que convidó a una paella a los amigos... de gato.


  47. #46 Kullervo martes, 18 de abril de 2006 a las 16:29

    jajaja, pues volviendo a tradiciones populares, yo recuerdo que, en mi pueblo, circulaba la leyenda de que, por el mes de mayo, desaparecían los gatos de los tejados. Casualmente, en la época en que se hacía la caldereta para festejar las comuniones.


  48. #47 despertaferro martes, 18 de abril de 2006 a las 16:34

    marramamiauuuuuuu!!!


  49. #48 Cierzo martes, 18 de abril de 2006 a las 16:36

    El consumo de gato no es nada extraño en la postguerra, mi abuelo mismo tenía un abrigo grande se acercaba a hablar con las mujeres que estaban con sus gatos en las puertas y como eran semi-domésticos eran confiados, se los metía debajo del abrigo (lo llevaba sobre los hombros al estilo de una capa). Antes que lo juzgueis como animal, era un huerfano de postguerra y de un padre obrero azucarero… Decía que la carne era como la del conejo pero un poco más “pegajosa” También he oido decir que los de un pueblo de cerca comían cuervos en época de hambre, cosa que era dicho con repugnancia. Aunque también puede ser que sólo sea una forma de insultarlos…


  50. #49 despertaferro martes, 18 de abril de 2006 a las 16:40

    lo de las "costumbres culinarias" siempre me ha resultado curioso... Ese guiri al que se le revuelven las tripas al ver en la carnicería expuesta una careta de cerdo... Y sobre todo me acuerdo de Pep, el d'Alcàsser, que estando en Bristol, quiso hacer una paella y al encargar los ingredientes, le trajeron un conejo vivo en una jaula, sacado de una tienda de mascotas...


  51. #50 Rosa-ae martes, 18 de abril de 2006 a las 17:32

    Reuve: ¿puedes contar alguna peculiaridad, anomalía, en las maneras de consumo del lagarto de las que nos hablas? O es que se come o comía en familia y en cualquier momento? Y eso que dices de la síntesis entre carne y pescado, parece que confirma el tópico de que toda la carne exótica sabe a pollo J) Brandan: sobre el “huevo de serpiente” me pregunto si conoces el libro de López Cuevillas y Bouza Brey sobre la “ofiolatría” en Galicia. En él se recogen tradiciones folclóricas gallegas relativas a este tema y se ponen en relación con algunas noticias etnográficas clásicas referidas a los galos. Por lo demás, creo que el matorral representa una etapa de desarrollo en la formación -o degradación- del bosque para la que no hace falta la intervención humana. Entonces, en qué afecta esto al hábitat del lagarto? O, más bien, depende su subsistencia de la acción antrópica? No creo. En todo caso su proliferación ¿O no? ME SE ocurre...


  52. Hay 90 comentarios.
    1 2 página siguiente


Si te registras como Druida (y te identificas), podrás añadir tu respuesta a este Archivo de Conocimientos

Volver arriba

No uses esta información en otros sitios web ni publicaciones, sin el permiso del autor y de Celtiberia.net