Realizada por: Leovigildo
Al Druida: prespas
Formulada el martes, 28 de marzo de 2006
Número de respuestas: 6
Categoría: Mensajes a Celtiberia.net

¿Los montañeses fueron castellanos?


Hola. Voy a hablar de la supuesta castellanidad de La Montaña o de sus habitantes, los montañeses. Primeramente debemos aclarar que territorio era La Montaña. No hay acuerdo en cúanto al territorio que ocupaba esta entidad geográfica ya que autores como Joaquín González Echegaray afirman que La Montaña es el territorio que hoy en día ocuparía la Comunidad de Cantabria más los valles de Ribadedeva y Peñamellera en Asturias, pero exceptuando la comarca de Campoo. José Ortega Valcárcel no sólo cree que La Montaña es la Comunidad de Cantabria al completo sino que las zonas montañosas de las provincias de Palencia y de Burgos, así como el oriente asturiano, era territorio de La Montaña. En el siglo XVI, un conjunto de documentos homogéneos del primer tercio de siglo pone de manifiesto la existencia de un terruño llamado La Montaña. Se trata de los pasaportes para viajar a Indias que emitía la Casa de Contratación de Sevilla; entre todos los de ese periodo histórico se localizan no menos de 230 referidos a gentes procedentes del solar de la actual Cantabria, entre los que se encuentra un puñado en que el emigrante, además de consignar su lugar de nacimiento, dice que el mismo estaba en La Montaña. Tal declaración la hacen individuos procedentes tanto de Sámano, Guriezo, Trasmiera, como Pas y Polaciones, pero también de Valdeprado y Valderredible. Los últimos valles son de la comarca de Campoo. Pero volvamos a la pregunta inicial, ¿eran castellanos los montañeses? A continuación extraigo unas palabras de Fray Antonio de Guevara (Treceño, Cantabria, 1480 - Mondoñedo, Lugo, 3 de abril de 1545), escritor y eclesiástico español, uno de los más populares del Renacimiento. "Por más sazonadas y aún más sabrosas tengo yo las cecinas de la Montaña, que no las de Castilla, porque en la Montaña son las yerbas más delicadas, las aguas más delgadas, las tierras más frías y los animales más sanos, y los aires más sutiles. Que sea mejor tierra la Montaña, que no Castilla, paresce claro, en que los vinos que van de acá allá son más finos y los hombres que vienen de allá se tornan más maliciosos; de manera que allá les mejoramos los vinos y ellos acá nos empeoran los hombres. Bien estoy yo con lo que decía Diego López de Haro: es a saber, que para ser uno buen hombre, había de ser nascido en la Montaña y traspuesto en Castilla; mas pésame a mi mucho que aquellos de mi tierra se les apega poco de la criança que tenemos y mucho de la malicia que usamos.(...) "A los que somos montañeses no nos pueden negar los castellanos que cuando España se perdió, no se hayan salvado en solas las montañas todos los hombres buenos, y que después acá no hayan salido de allí todos los nobles. Decía el buen Íñigo López de Santillana que en esta nuestra España que era peregrino, o muy nuevo, el linage que en la Montaña no tenía solar conoscido." http://www.ensayistas.org/antologia/XVI/guevara/epistola38.htm Creo que en la Corona de Castilla, al igual que en la de Aragón, convivían distintas gentilidades. Si en Aragón, había aragoneses, catalanes o valenciano, en Castilla había castellanos, vascongados, montañeses, asturianos,etc. ¿Si este erudito del siglo XVI diferencia tan claramente montañeses- castellanos y La Montaña-Castilla como va a ser Cantabria un territorio de indudable castellanidad? Un saludo para todos.

Respuestas

    Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
    Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.

  1. #1 prespas martes, 04 de abril de 2006 a las 10:41

    bien me parece un buen texto para que aparezca en articulos, seguromque alli dara lugar a un interesante debate


  2. #2 kaerkes martes, 04 de abril de 2006 a las 10:48

    yo creo que en el texto se refiere a una contraposición geográfica entre los habitantes del llano y de la montaña. Aún ahora se sigue asociando esa idea castellano-planicie. Esa contraposición similar se puede encontrar en Navarra entre la Rivera y la Montaña y en León entre la Montaña y las tierras de "pan llevar". No creo que se trate de una diferenciación ni racial, ni política ni nada de eso. Por eso es coherente que la idea de la Montaña como entidad política sea algo difuso, lo mismo que muchas veces la idea de Castilla.


  3. #3 Leovigildo martes, 04 de abril de 2006 a las 15:00

    Kaerkes; La Montaña nunca fue una entidad política hasta 1833, si es que se puede llamar así. Casi todo el territorio de los montañeses (por antonomasia conocidos así en España a los de la actual Cantabria y otras zonas limítrofes a ella) quedó integrado en la Provincia de Santander ideada por el ministro Javier de Burgos. Tampoco creo yo que sea una diferenciación racial ni ningún amago secesionista, evidentemente. Lo que muestra es que ya en el siglo XVI existía un sentimiento de pertenencia a un terruño que se encontraba entre Asturias y Vizcaya, que se contrapone a lo castellano, y el cúal está dividido en distintas merindades o provincias. ¿Qué cuando se refiere a La Montaña se refiere a una tierra situada ambos lados de la cordillera?¿O sólo de la cordillera al mar (Peñas al Mar)? Apostaría por lo primero. Saludos.


  4. #4 amaco martes, 04 de abril de 2006 a las 15:49

    La provincia de Santander no se creó en 1833, sino por real decreto el 25/9/1799


  5. #5 Leovigildo martes, 04 de abril de 2006 a las 20:02

    Amaco; tienes razón, hubo una Provincia de Santander anterior a la creada en 1833. Era la Provincia Marítima de Santander y correspondería con lo que se conocía como el Bastón de Laredo dónde estaba Asturias de Santillana, Trasmiera, Montes de Pas, Liébana, y la zona oriental de Cantabria. Se consiguió lo que se venía buscando hace tiempo, es decir, la separación de la Provincia (Intendencia) de Burgos. La Merindad de Campoo, perteneciente a la Intendencia de Toro, no está integrada en esta nueva provincia y no es hasta 1833 cuando definitivamente se integra en la Provincia. La Real Chancillería de Valladolid emitió un informe favorable a la incorporación a "Santander", además de que parece que las gentes pedían la unión con las tierras bajas de Cantabria. "El Estudio de las fábricas, comercio, industria y agricultura en las Montañas de Santander, escribe lo siguiente: "Sobre todo haria el colmo de la felicidad de este Pais su separacion de la provincia de Burgos, segun la Naturaleza la señala por una cordillera de Montañas elevadisimas que tienen su direccion de oriente a poniente o tomando por limites el Rio Ebro desde su nacimiento conforme esta delineado para el districto que ha de tener la sociedad Cantabrica." "Aquel distrito pide esta determinazión y ser gobernado inmediatamente por autoridades propias, y el que lo conozca debe confesar esta verdad por unos principios que no admiten falencia: clima, costumbres, producciones. Todo es diverso en Castilla y La Montaña, y hasta en nuestra legislación, desde el tiempo de los Reyes Católicos, la parte del Ebro al mar, que son las Montañas de Santander, se ve considerada como un distrito que pide independencia y gobierno particular. Los terrenos no todos son unos. Cada uno exige diferente cultivo en lo natural. Esto mismo sucede en el orden político por una razón de asimilación y conferencia. La Montaña, con el número de pueblos que tiene, y los del partido de Reinosa que pide agregarse a ella por su situación local y su inmediación, compone distrito sobrado para una provincia más que regular, y en la conveniencia de una separación están acorde nuestros mejores autores políticos y otros sabios de conocida experiencia." Informe realizado por la Contaduría Principal de Burgos en razón de separar al distrito de Santander. Burgos, 13 de Mayo de 1814 Pedro García Diego Saludos.


  6. #6 Lábaru jueves, 03 de abril de 2008 a las 15:27

    El sentimiento de pertenencia a Castilla jamás existió en Cantabria, así se puede comprobar mediante textos históricos, literatura o folclore, para muestra, las obras de José María de Pereda. El que Cantabria, por cierto, nombre usado por los cántabros a pesar de que desde fuera se refirieran a ella de diferentes maneras, no fuese autónoma no implica que fuese un pueblo diferente, y de hecho los cántabros siempre que hubo una mínima oportunidad la aprovecharon. Afirmar que hasta 1833 no fue un ente político... ejem, hay que leer mas libros.

    Durante la Edad Media se regían por sus propios fueros y concejos, independientes del reino de Castilla, recordemos el Pleito de los Valles de 1441, durante el reinado de los reyes Católicos, los chancilleres se quejaban de no cobrar impuestos ni ejercer leyes reales en tierras de Cantabria. En  1772 se crea la Provincia de Cantabria, recuperando el nombre del pais, frente al de La Montaña, y reunificando los valles que de un modo artificial se habían disgregado de la vieja Cantabria. Por último durante la guerra contra Napoleón, Cantabria vuelve a reivindicar su nombre frente al impuesto de Provincia de Santander, y declara un regente, un ejercito propio, declaración unilateral de guerra a Francia, y recuperación de los antiguos fueros y concejos, (algunos lo consideran un acto de independencia). Por lo tanto querer identificar Cantabria con Castilla es esteril y absurdo. Por cierto, el nombre de la Montaña, originalmente es el de una de las comarcas de Cantabria, de hecho, el resto de comarcas no se identifican como montañesas.

    El texto espuesto arriba es bien claro, no habla como algunos han entendido sobre geografia, aude claramente a las diferencias etnicas, y deja claro la animadversión hacia los castellanos. Repito leyendo obras como Peñas Arriba o Sotileza de José María de Pereda o las obras de Amós de Escalante, donde se raya la xenofobia hacia lo castellano, creo que deja bien claro el sentimiento de los cántabros.


  7. Hay 6 comentarios.
    1


Si te registras como Druida (y te identificas), podrás añadir tu respuesta a este Archivo de Conocimientos

Volver arriba

No uses esta información en otros sitios web ni publicaciones, sin el permiso del autor y de Celtiberia.net