Realizada por: Leola
Al Druida: A todos los Druidas
Formulada el martes, 10 de enero de 2006
Número de respuestas: 1
Categoría: Temas Históricos y Artísticos

Historia Alajús Cuenca-Alfajores de Caravaca


Amigos de Celtiberia, Previamente a las fiestas navideñas, pasé unas jornadas en la ciudad de Murcia. Pude visitar el mercado navideño del centro, parándome a contemplar, entre otras muchas cosas, los dulces típicos de la Región. Llamó mi atención el ALFAJOR DE CARAVACA (El Alfajor (del árabe al-hasú: "el relleno"), era un dulce ya conocido en la España musulmana), por su diferencia con el Alfajor probado en Sevilla tiempo ha. Su receta es la que, según tengo entendido, viajó a América Latina. Tanto es así, que una amiga de Argentina, estando fuera, nos obsquió con Alfajores que se correspondían a lo probado en Sevilla.En conversaciones con el dueño de la pastelería que vendía sus dulces en el mercado, me comentó que los Alfajores de Caravaca correspondían en realidad a lo conocido como Alajú, procedente de Cuenca. He estado buscando, y sólo encuentro referencias de Alajús de Guadalajara. El vendedor refería la Historia de la creación de los alajús, como alimento del siglo IX, y que serviría a los grupos militares de la Reconquista, por su alto valor nutritivo, y por su fácil transporte. Querría saber si alguien puede afirmar la veracidad de esta leyenda, y conocer más historias de este tipo. Gracias por adelantado, Leola

Respuestas

    Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
    Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.

  1. #1 Brandan lunes, 16 de enero de 2006 a las 21:28

    Parece ser, si hemos de creer lo que pone en la dirección que indico, que el tradicional Alajú tiene un origen más antiguo que el que se conoce generalmente. "El "alajú" es un dulce de antiquísima tradición que, según los historiadores de la gastronomía, se remonta a la dinastía Tang, en la China del siglo X. Más tarde se encuentra esta receta de "pan de miel" en los arzones de los caballeros del Gengis Khan, en el siglo XIII. Los mongoles se lo debieron dar a probar a los turcos y a los árabes. En el Diccionario de la Academia Francesa, en el siglo XVII, se encuentra la siguiente definición: "Alajú: especie de pastel hecho con harina de centeno, miel y especias". En Dijon, en Reims o en París guardan el secreto de sus variadas recetas de Alajú. En Castilla La Mancha, y más concretamente en Cuenca, encontramos una fórmula entre las muchas recetas de alajú, ésta que se transcribe a continuación. Ingredientes: Dos docenas de nueces -mejor que de almendras o piñones-, una docena de cucharadas soperas de miel, unas gotas de esencia de naranja, especias (canela, clavo, alcaravea), pan rallado y unas obleas. Modo de hacer el alajú: Calentamos la miel (que la podremos elegir al gusto entre las de romero, de flores, etc.) y añadimos el pan rallado y las nueces muy picadas, las especias y las gotas de esencia. Se remueve todo bien y se deja que dé un hervor. Luego colocamos la masa entre dos obleas, de modo que nos quede una torta del espesor de un dedo. Lo dejamos enfriar y ... ¡a degustar!" http://www.jccm.es/educacion/educar/num_7/escueladespensa.html Como bien dices Leola, es un alimento de gran poder energético y de fácil conservación y almacenameinto. Ideal para guerreros. Que conozcamos, entonces, se produce en la Alcarria, en Cuenca, en Guadalajara, en Murcia y en Sevilla. A ver si alguien conoce algun sitio más. Un saludo.


  2. #Gracias Leola AGRADECIMIENTO

    Gracias Brandan por la información aportada. Estoy convencida de que, como bien dice Vd., si seguimos buscando, tal vez encontraríamos una ruta del Alajú, Alfajor...que correspondiese a la hecha por los árabes en época de Reconquista. Saludos cordia

  3. Hay 1 comentarios.
    1


Si te registras como Druida (y te identificas), podrás añadir tu respuesta a este Archivo de Conocimientos

Volver arriba

No uses esta información en otros sitios web ni publicaciones, sin el permiso del autor y de Celtiberia.net