Realizada por: Panoramix599
Al Druida: Hannon
Formulada el domingo, 04 de diciembre de 2005
Número de respuestas: 2
Categoría: Otros Temas

que eran los tribunos?


Exactamente en el ejército romano quienes eran los tribunos? y los princeps?

Respuestas

    Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
    Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.

  1. #1 Hannon lunes, 05 de diciembre de 2005 a las 09:40

    Panoramix: Puesto que me preguntas por cargos estrictamente militares, prescindiremos en la exposición de las ocupaciones civiles y, por ende, de los tribunos que estaban al frente de las cohortes urbanas (ya sean pretorianas o de cualquier otro tipo). Los “tribuni militum” eran mandos intermedios del ejército. Su presencia se extiende a lo largo de toda la historia de Roma, desde la monarquía hasta el Imperio, aunque irá variando, tanto su procedencia, como el modo de designación para tal cargo. Al principio eran únicamente tres los tribunos, estando cada uno de ellos al frente de una de las tres tribus de Roma. Más adelante, sin embargo, encontramos seis tribunos por cada legión. Había dos tipos de tribunos en función de su procedencia: - Por un lado, estaban los “tribuni laticlavii”, es decir, los tribunos laticlavios. Se nombre responde a la amplia banda de color púrpura que decoraba la toga de estos tribunos, y que recordaba su origen senatorial. Lo normal, y puesto que el servicio militar era obligatorio en Roma, era que desempeñaran este puesto como un peldaño más en su “cursus honorum”. El cargo se ejercía antes de los 25 años y daba acceso a la Cuestura. Había un tribuno laticlavio por legión. Este oficial estaba asistido por un Estado Mayor propio. Además de una labor como consejero, tenía poderes judiciales y militares, tales como ordenar las prácticas de las maniobras. A pesar de su juventud y de su escasa experiencia, en caso de incapacidad del legado –o el cónsul en período republicano- sustituía a éste en el mando y tomaba el título de “tribunus prolegato”. Durante la segunda mitad del s. I d.C. aparece un tipo de tribunado de sólo seis meses de duración (“tribunus sexmenstris”) ocupado también por miembros del ordo senatorial que buscaban cubrir rápidamente el expediente para continuar con su carrera política. Tenía, sobre todo, funciones administrativas. No faltan quienes lo ponen al mando de la caballería legionaria. - Por otro lado, tenemos a los “tribuni angusticlavii”, que, como su nombre indica, llevaban, cosida a la toga, una estrecha banda de color púrpura en honor a su procedencia ecuestre. Había cinco por legión (de un total de seis). Eran jóvenes que ocupaban este cargo tras haber ejercido el mando de una cohorte de infantería auxiliar (su carrera pasaba por ser “praefectus cohorts”, “tribunus militum” y “praefectus alae”). Sus funciones iban desde las meramente administrativas y de supervisión, incluyendo su papel como consejeros en las reuniones del Estado Mayor –como nos cuenta Polibio-, el mantenimiento de la seguridad en los campamentos, el aprovisionamiento de los graneros, mantenimiento del hospital de campaña, la justicia, etc., pero sin menospreciar su importancia en el mando táctico de las unidades de combate –teniendo en cuenta que, anteriormente, habían estado al mando de una unidad auxiliar-. Vegecio afirma que cada tribuno estaba al mando de una cohorte, quedando el tribuno laticlavio al frente de la primera. Puesto que sólo había seís tribunos por legión, el propio Vegecio nos informa que las cuatro cohortes restantes estarían mandadas por praepositi (hablamos de época imperial). Anteriormente, parece que cada tribuno estaba al frente de dos cohortes. En cuanto a la elección de estos mandos, si bien parece recaer en los cónsules, lo habitual es que se dejara un número determinado a la elección del pueblo. Éstos recibían el nombre de tribuni militum a populo, mientras que los designados por los cónsules eran los tribuni militum rufuli. Por su puesto, esto varía a lo largo de los diferentes periodos de la historia de Roma. Mientras que en época de Polibio se exigía una experiencia demostrada en campaña para ocupar el cargo, más adelante la designación recae exclusivamente, primero en los generales y, más tarde, en el emperador. Así, César, por ejemplo, nombra en ocasiones a jóvenes inexpertos para desempeñar el cargo. Pero cuando la situación lo requería, los sustituía por legados de su confianza con más experiencia. Durante el Imperio, los tribunos suelen ser jóvenes del ordo senatorial que cumplen cómodamente el servicio militar. Pero el emperador siempre se preocupaba de que el mando efectivo estuviera ocupado por oficiales de probada valía elegidos por él. Para finalizar, esto es lo que dice Vegecio (II, 12): “Hemos dicho que hay diez cohortes por legión. Pero la primera era miliaria y a ella se enviaban los soldados más valiosos en cuanto a patrimonio, linaje, formación intelectual y valor. Al frente de ésta se colocaba un tribuno que aventajaba a todos en el conocimiento de la disciplina de las armas, energía corporal y honestidad de costumbres. Las demás cohortes, según decidiera el príncipe, eran mandadas por tribunos o bien por un prepósito. Se dedicaba tanta atención a la instrucción del soldado que los tribunos o bien los prepósitos no sólo obligaban a los legionarios bajo su mando a entrenarse diariamente, sino que ellos mismos, aunque muy diestros en el manejo de las armas, participaban en los ejercicios y animaban así a los demás a que imitaran su propio ejemplo. La solicitud del tribuno y su diligencia son dignas de elogio cuando el soldado se presenta correctamente uniformado, perfectamente equipado con sus armas relucientes, bien entrenado gracias a la práctica de los ejercicios y con pleno conocimiento de las reglas de la disciplina”.


  2. #2 Hannon miércoles, 14 de diciembre de 2005 a las 16:25

    Pues precisamente en la serie de Roma (que tan de moda se pondrá por aquí en breve), en las sesiones del Senado, puedes ver las gruesas franjas púrpura decorando las togas de los senadores, de cuyas filas salían los tribunos laticlavios.


  3. Hay 2 comentarios.
    1


Si te registras como Druida (y te identificas), podrás añadir tu respuesta a este Archivo de Conocimientos

Volver arriba

No uses esta información en otros sitios web ni publicaciones, sin el permiso del autor y de Celtiberia.net