Realizada por: HIMILCE
Al Druida: A todos los Druidas
Formulada el viernes, 05 de agosto de 2005
Número de respuestas: 1
Categoría: Temas Históricos y Artísticos

Asesinato de Amílcar


Quisiera conocer datos sobre el episodio en que el príncipe Ibero Orissón asesinó a Amílcar el Grande. Si se conoce la localización del suceso y si este príncipe era oretano, como su nombre parece indicar Gracias por anticipado

Respuestas

    Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
    Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.

  1. #1 Hannon jueves, 25 de agosto de 2005 a las 15:39

    Himilce: Amílcar muríó durante el sitio de Helike, cuya localización, todavía –por lo que yo sé- no es segura. Hay varias versiones de la muerte del gran estratega púnico. Según Diodoro (XXV, 10, 3-4), el rey de los oretanos acudió a socorrer a los habitantes de Helike. Amilcar, debido a la insuficiencia de sus fuerzas y a la difícil situación en la que se encontraba, pese a pactar la retirada, fue atacado poco después por la retaguardia. En un intento de salvar la vida de sus hijos, Aníbal y Asdrúbal, que le acompañaban en la misión, Amílcar llamó la atención de los atacantes dirigiéndoles hacia un río. Allí encontró la muerte mientras intentaba cruzarlo a caballo. Polibio (II, 1, 8), en cambio, nos dice que perdió la vida en una refriega. Para Apiano (iber., 5) y Zonaras (VIII, 19), Amílcar fue víctima de una estratagema urdida por los reyes iberos; éstos llevaron al campo de batalla unos carros cargados con troncos y los lanzaron contra los cartagineses provocando su desconcierto y obligándoles a romper la formación, ocasión aprovechada por los atacantes para matar al general cartaginés y a muchos de sus seguidores. Aquí van los textos citados y alguno más referente a la muerte de Amílcar: Diodoro Sículo: XXV, 10: “Amílcar, entre tanto, habiendo sometido en España muchas ciudades, fundó una gran ciudad, llamándola por el lugar en que estaba situada, Acra Leuca. Amílcar, empeñado en el cerco de la ciudad de Helice, envió la mayor parte del ejército con los elefantes a invernar en la ciudad fundada por él de Acra Leuca, y con el resto de sus fuerzas contonuó el sitio. Pero el rey de los Oretanos, acudiendo en auxilio de los sitiados, con la engañosa intención de ayudar a Amílcar, obligó a éste a retirarse, y en su huída procuró la salvación de sus hijos y amigos, torciendo él por otro camino; perseguido por el rey, penetró con el caballo en un gran río y, descabalgado por la corriente, murió. Pero sus hijos Aníbal y Asdrúbal llegaron salvos a la ciudad de Acra Leuca. Así pues, tenga Amílcar como epitafio, aunque murió muchos años antes de nuestra era, el elogio que la historia le dedica”. Polibio (II, 1, 8): “En una refriega contra unos hombres muy fuertes, dotados de un gran vigor, se arrojó al peligro con audacia y sin pensárselo. Allí perdió la vida corajudamente”. Livio (XXIV, 41, 3): “Primeramente los romanos acamparon en Castro Albo, lugar famoso por la muerte de Amílcar el Grande”. Apiano (Iber. 5): This continued until certain Spanish kings and other chieftains gradually united and put him to death in the following manner. They loaded a lot of wagons with wood and drove them in advance with oxen, they following behind prepared for battle. When the Africans saw this they fell to laughing, not perceiving the stratagem. When they came to close quarters the Spaniards set fire to the wagons and drove the oxen against the enemy. The fire, being carried in every direction by the fleeing oxen, threw the Africans into confusion. Their ranks being thus broken the Spaniards dashed among them and killed Hamilcar himself and a great many others who came to his aid Zonaras (VIII, 19): “About this time also Hamilcar, the Carthaginian general, was defeated by the Spaniards and lost his life. For, as he was arrayed in battle against them, they led out in front of the Carthaginian army waggons full of pine wood and pitch and when they drew near they set fire to these vehicles, then hurried on the animals drawing them by goading them to madness. Forthwith their opponents were thrown into confusion, became disorganized, and turned to flight, and the Spaniards, pursuing, killed Hamilcar and a great many besides. Thus, after a remarkably successful career, Hamilcar met his end; and at his death his son-in law Hasdrubal succeeded him. The latter acquired many new districts of Spain and founded there a city, called Carthage after his native place”. Frontino, (Strat, 2, 4, 17): “The Spaniards, when fighting against Hamilcar, hitched steers to carts and placed them in the front line. These carts they filled with pitch, tallow, and sulphur, and when the signal for battle was given, set them afire. Then, driving the steers against the enemy, they threw the line into panic and broke through”.


  2. Hay 1 comentarios.
    1


Si te registras como Druida (y te identificas), podrás añadir tu respuesta a este Archivo de Conocimientos

Volver arriba

No uses esta información en otros sitios web ni publicaciones, sin el permiso del autor y de Celtiberia.net