Realizada por: Deobrigense
Al Druida: A todos los Druidas
Formulada el sábado, 05 de febrero de 2005
Número de respuestas: 2
Categoría: Otros Temas

Empresas Arqueológicas


Relativo al tema de las empresas arqueológicas: las que yo conozco no son el paradigma de la riqueza y sobreviven más que viven ¿alguíen sabe como está el tema?. Gracias

Respuestas

    Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
    Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.

  1. #1 J.J.Guijarro domingo, 06 de febrero de 2005 a las 14:17

    Tema tabú. Por España el asunto de las empresas de arqueología se divide en dos cauces -con sus diferentes afluentes-. Uno el de la supervivencia: se precisa de rebajar precios, hacer que las empresas constructoras o las consultorías pongan la mano de obra, la maquinaria, etc...y cobrar el metro cúbico excavado a una cantidad alta. Es la única forma de obtener beneficios. Estas empresas suelen ser primerizas o bien se gestionan según el modelo del autónomo o, a lo sumo, la comunidad de bienes. El problema es que muchas veces es sinónimo de Juan Palomo (yo me lo guiso, yo me lo como). Para mano de obra suelen recurrir -mediante algunas mentirijillas- a los alumnos de facultad y recién titulados. Los suledos para estos, cuando loshay, son irrisorios. Otras veces, el asunto, como ha hecho alguna empresa madrileña para llegar a donde ha llegado, se ha solventado 'expidiendo' unos certificados que no valen para nada o denominando a los alumnos como 'becarios'...para camuflar que les pagaban menos de 70000 pesetas por 8 horas o más de trabajo. El segundo es el cauce de las empresas serias. Estas, tras un inicio renqueante y algo complejo, suelen derivar en empresas -definidas como tal y al corriente de todos los pagos, incluidos los de las contrataciones de, por lo general, licenciados-. Suelen tener buena relación con promotores, consultores, constructoras, etc. y esto derova en que al menos uno de los miembros de la empresa -generalmente el gerente- ha decidido abandonar la arqueología de campo -muy a su pesar- para sacar adelante la empresa: comidas de negocios, algún alterne, mucha gestión y una sobredosis de burocracia. Las empresas de este modelo suelen tener beneficios, a veces sustanciosos, pero no pueden permitirse casi nunca pagar a 'peones' y técnicos los sueldos que estos solicitan. Hay un cauce paralelo, muy al uso y dentro del cual pueden incluirse numerosas 'empresas' que consiste en el que denomino 'Cauce del conocimiento'. El truco está en tener amigos en la administración pública. Estas amistades te permiten acceder de forma rápida y a veces no del todo legal, a interesantes programas de trabajo mediante el recurso a las contrataciones sin publicidad. En Madrid, por ejemplo, esto está a la orden del día. Así, se accede a los contratos de entre 1 y 3 millones de pesetas -a veces más, hasta 5- lo cual permite salir bien parado. No quiero abundar más en los problemas -generalmente de índole moral- que este tipo de actuiación implica. Tampoco está mal el modelo del 'todo vale'. Este consiste en acceder de forma privilegiada a la oferta pública, por ejemplo compatibilizando un puesto dentro de un Colegio oficial -o la sección de arqueología de uno de estos- y la gestión de una empresa de arqueología. Huelga decir lo beneficoso que resulta. Tampoco está mal el modelo del 'arqueólog@ consorte' que supone que uno de los miembros dela pareja se sitúe bien en la administración y mediante amistad burocrática acceda ventajosamente a las contrataciones. Podría seguir y seguir y poner ejemplos y nombres y apellidos y hacer árboles explicativos...pero no creo que sea ventajoso. Para no desanimarte, pero siendo realista...todo sigue más o menos igual, pero hay modeos deempresas de gestión arqueológica que trabajan de forma muy legal y honesta y que sirven de ejmplo. La arqueología de empresa, ejercida deforma legal, no permite vivirmuy holgado, pero bien gestionada sí ofrecela oportunidad de vivir dignamente e inclsuo de ofrecer trabajo a otras personas. Generalmente sólo es preciso un requisito: dejar la arqueología y convertirse en empresario. Una decisión dificil. Ánimo, y sobre todo...apostad porlo moral y legal...que no es tan malo. Un truco: jugar tods las bazas. Revisar boletines oficiales, concursos´públicos y privados, vistar empresas, etc, etc...lo dicho: dejar de ser arqueólogo.


  2. #Gracias Deobrigense AGRADECIMIENTO

    Gracias, esa es la idea que tenía, ahora me pregunto como se sale de ahí...,

  3. #2 Bea domingo, 06 de febrero de 2005 a las 14:49

    Que poquito me queda para salir a este mundo laboral... ¡Qué miedo!. En fin, es lo que hay... Bea


  4. Hay 2 comentarios.
    1


Si te registras como Druida (y te identificas), podrás añadir tu respuesta a este Archivo de Conocimientos

Volver arriba

No uses esta información en otros sitios web ni publicaciones, sin el permiso del autor y de Celtiberia.net