Realizada por: Maktub
Al Druida: A todos los Druidas
Formulada el domingo, 12 de diciembre de 2004
Número de respuestas: 1
Categoría: Lingüística

Sobre los acentos típicos peninsulares


Lo primero, ¡hola de nuevo a tod@s! Entre el trabajo y el puente... ¡puf! No paramos... Y ahora, al meollo. Se cuenta en las "Crónicas Hadrianas" escritas pcomo ya tod@s sabeis por el muy noble y afamado historiador latino Pepitum Dominus Vobiscum, que el recién nombrado emperador Adriano, Baetico de pro, tenía alojados en su residencia de verano de Onuba a unos amigos originarios de una comarca centropeninsular ubicada entre Matritum y Toletum un caluroso mes de agosto. El cabeza de familia, visiblemente disgustado, se dirigió con notable confianza a su amigo de la infancia para decirle: "Hadriano, muchacho, noj volvemoj a Toletum mañana mimmo, porque ej que no podemoh soportar laj picaduraj de los mojquitoh..." A lo que Adriano respondió: "¡Quiyo! Pera a vé zi lo zoluzionamo, que eztoy a punto de inventá algo mu grande ma matal-lo a tó..." Y un esclavo de origen galaico que andaba por allí, matamoscas en mano, se dijo para sus adentros: "¡Mi madriña! ¡Menus mal que en Ourense non temos mousquitos tan grandes...!" ............. Bromas aparte, es lógico suponer que al existir una enormidad de tribus y sub-razas en la península, también existirían diversas tonos y acentos, formas coloquiales distintas de hablar el latín, máxime cuando era un idioma en el cual todo se declinaba. También habría vulgarismos, expresiones soeces típicas de cada región, comarca o provincia, y hasta distintas formas de llamar a un mismo objeto. Casi igualito que ahora... ¿O no? Ahí queda eso para l@s que deseen comentar algo al respecto. Saludos para tod@s.

Respuestas

    Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
    Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.

  1. #1 jeromor domingo, 12 de diciembre de 2004 a las 14:10

    Naturalmente que había variedades regionales, sobre todo influidas por el sustrato de la la lengua materna prerromana de los hablantes de cada zona. Es decir, como al menos había tres lenguas distintas, hispano-celta (con sus distintos dialectos o lenguas), ibérico y vasco, pues cada uno lo hablaría a su manera. Anteriormente se tendía a poner mucho énfasis en la procedencia geográfica de los colonos romanos que también hablarían variedades distintas del latín, hoy yo creo que está un poco pasado de moda. El problema es que casi la única fuente para conocer el latín hispánico es la epigrafía y ésta tenía unos rasgos propios, con un lenguaje muy especializado, que casi impiden conocer la variedad que hay detrás. Desde luego podemos manejar la toponimia, con los problemas de los superestratos posteriores, visigodo, árabe,etc., y que, como vemos cada día está lejos de ser una ciencia exacta. Y por último, y volviendo al punto de partida, están las distintas lenguas románicas penínsulares que, sin duda, nos trasmiten rasgos de las lenguas de sustrato. Pero, por ejemplo, al S del Sistema Central, se perdieron las lenguas románicas y lo que tenemos son variedades del castellano o catalán.


  2. #Gracias Maktub AGRADECIMIENTO

    Responderé con más calma y espacio... Gracias

  3. Hay 1 comentarios.
    1


Si te registras como Druida (y te identificas), podrás añadir tu respuesta a este Archivo de Conocimientos

Volver arriba

No uses esta información en otros sitios web ni publicaciones, sin el permiso del autor y de Celtiberia.net