Realizada por: Anónimo
Al Druida: A todos los Druidas
Formulada el domingo, 24 de octubre de 2004
Número de respuestas: 3
Categoría: Temas Históricos y Artísticos

La herencia de Alfonso III


¿Repartió Alfonso III su reino creando los reinos de galicia, Asturias y León? ¿Sólo hubo un reino con cambio de capital? Este es un extracto de Juan Pedro Aparicio "Aproximación a la identidad leonesa" "Sesenta años antes de que Alfonso III traslade la Corte de Oviedo a León en los primeros años del siglo X, ya se decía de los monarcas que eran reinantes en León. Sin embargo, la primera vez que propiamente se habla de Reino de León es en la Crónica de Sampiro, escrita muy tardiamente, un siglo y medio después de su traslado. Y bien, ¿habrá alguien que todavía se pregunte qué era el Reino de León antes de ser llamado así? Muy ligado a este tema est´ael de la aparente división que del reino hizo Alfonso III entre sus hijos. También Puyol (Puyol, Julio. Orígenes del Reino de León y de sus instituciones políticas. Madrid, 1926) le ha prestado atención. Según él, esta leyenda se inicia con la historia de Mariana (Mariana, Juan. Historia General de España. Tomo II. Madrid, 1845) que dice: "el probre rey cansado del trabajo, o con deseo de vida más reposada renunció al reino, y le dio a su hijo Don García. A Don Ordoño el otro hijo le dio el señorío de galicia." Pero Mariana ni siquiera habla de Reino de galicia, sino de Señorío y no separa Asturias de León puesto que tampoco menciona a Fruela, el otro hijo. Según Puyol, Modesto La Fuente es el creador del equívoco, al decir: "Repartiéronse amistosamente al parecer los tres hermanos mayores los dominios de su padre..." Pero también Risco (Risco, Manuel. Historia de la Ciudad y Corte de León y de sus Reyes. León, 1978.), que es anterior, incurre en la misma inexactitud. A ambos cabe hacer la pregunta de Puyol: ¿Qué documentación tiene para expresarse así? Sampiro, la fuente más próxima a los hechos, afirma que el Reino fue íntegramente heredado por García. Lucas de Tuy, la segunda fuente en proximidad a los hechos dice: "Se despojó de éste y a su hijo contituyó rey es su lugar".

Respuestas

    Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
    Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.

  1. #1 emma miércoles, 27 de octubre de 2004 a las 19:31

    Respecto al uso del término "Reino de León", solo puedo decir que en la documentación de la catedral de León, la fórmula usada en los documentos hasta el año 876 fue "Regnante don Adefonso Príncipe in Asturias..." o también "Adefonso, sedente in asturias". A partir de ese momento, Asturias ya no se menciona más como sede del reino. Simplemente se habla de Adefonso, rey o princeps. En lo que se refiere al posible reparto del reino por parte de Alfonso III, los datos de las Crónicas son casi inexistentes. Alfonso III tuvo 5 hijos varones: García, Ordoño, Gonzalo, Fruela y Ramiro. Parece aceptado por todos lo historiadores que algunos de los hijos de Alfonso III se rebelaron contra su padre. Lo que no está tan claro es el desarrollo de la rebelión, su duración, cuántos de sus hijos participaron en ella y de qué manera se vio implicado cada uno. Parece que la rebelión comenzó en el verano de 909 y que en septiembre u octubre de 910 fue coronado el infante don García como rey de León, todavía en vida de su padre. Pero ¿Qué pasó durante este tiempo? Alfonso III morirá unos meses después, probablemente a mediados de diciembre de 910. Las crónicas, únicas fuentes con las que contamos, nos cuentan que Alfonso III, conociendo las intenciones rebeldes de su hijo García, lo prendió en Zamora y lo encerró en el castillo de Gauzón, en Asturias. Los hijos y los nobles rebeldes, seguidores de don García se apoderaron de algunos castillos. El rey, viendo venir la guerra civil y probablemente queriendo evitar vivir la misma situación que él habia vivido con sus hermanos, liberó a su hijo, convocó a su familia en el castillo de Boides y abdicó ante ellos de su trono, probablemente a finales del año 909. De los días previos a la rebelión hay algunos documentos que nos pueden indicar el clima en que se movía el reino. Hay un documento de García de Abril de 909, donde, sin nombrarse infante ni rey, hace una donación, aludiendo a su abuelo, pero sin nombrar para nada la autoridad de su padre. El 28 de abril del mismo año Alfonso aparece con sus hijos en la catedral de León haciendo una donación. Pues el mismo día, los agraciados con la anterior donación hacen otra al rey Alfonso, pero éste no la confirma. Va confirmada, en primer término, por "Froila, gratia Dei rex, confirmat". ¿Un error del copista? Es raro que un copista se equivoque de rey. Pero sin embargo, un mes después el rey aparece en un documento acompañado de todos sus hijos. Me da la impresión que era una situación muy inestable. A pasar de lo que dice Mariana, no hay en las Crónicas nada que indique que Alfonso dividiera el reino entre sus hijos. Más bien parece que el reino se fraccionó a causa de la rebelión. Ordoño, que al parecer ya gobernaba galicia en vida de su padre, aparece ya como rey en los documentos a partir de la muerte de éste. (Solamente hay un documento de 907 y fechado en Zamora que, llevando como rey a Alfonso III, esté confirmado por un Ordonius Rex ), Froila se quedó con Asturias y García con León. En el año que le queda de vida, Alfonso III peregrina a Compostela, hace la guerra a los musulmanes y vuelve a Zamora para morir de fiebres. Esta nueva situación la vemos reflejada en un documento de abril de 911, muerto ya Alfonso III: “Incipiunt testamenta Hordonii Regis et sue mulieris regine domna Gelvire” . Confirman este documento el propio Hordonius rex y Froila Rex. (Tumbo A de Santiago) Parece que el infante Ordoño no participa directamente en la sublevación, aunque se opone a la prisión de su hermano García, con el que por otra parte nunca mantuvo muy buenas relaciones. Ordoño, que al parecer era el preferido de su padre, había casado con Elvira Menéndez, hija del todopoderoso conde gallego Hermenegildo Gutiérrez, mayordomo y mano derecha de Alfonso III. Talvez por esto, Alfonso, que no ignoraba que parte de la aristocracia gallega no le era favorable, cede en vida el gobierno (pero no el reino) de galicia a su hijo Ordoño, yerno de Hermenegildo, para formar así un equipo que defienda esa esquina del reino de una posible rebelión de la nobleza gallega, muy poderosa y casi toda emparentada con la familia real. Lo que sí es cierto es que a partir de 910 la división está consumada: García es rey en León, Ordoño en galicia y Froila en Asturias, situación que permanecerá hasta la muerte de García y la llegada de Ordoño al trono de todo el reino de León, a la muerte de su hermano García. ¿Y los otros hijos de Alfonso III? Gonzalo es sacerdote en Oviedo y al parecer no entra en los problemas. Y Ramiro aparece algunas veces titulándose como rey. Hay un documento, al parecer fechado en 915, ya muerto su hermano García y siendo Ordoño rey de León, donde Ramiro se llama a sí mismo Rex. Según Sanchez Albornoz y refiréndose a este documento, Ramiro sucede a Fruela en Asturias cuando éste viene a ocupar el trono de León en 925. Como este documento está fechado en 915, solo podemos pensar que Ramiro se consideraba rey de algo en 915 o que el título de rey será añadido al documento 10 años más tarde.


  2. #2 amaco viernes, 29 de octubre de 2004 a las 07:44

    Muchas gracias, emma, pero... ¿Existía la catedral de León el 28 de abril de 909? La historia oficial de la catedral de León dice que se construyó,por concesión de Ordoño II, sobre un palacio que ya había sido utilizado por Ordoño I y que anteriormente fue parte del complejo termal de Legio.


  3. #3 emma viernes, 29 de octubre de 2004 a las 17:15

    La documentación que se custodia en la catedral de León es anterior a la catedral y anterior también, según me parece, a la misma diócesis, puesto que el documento más antiguo es una donación del Rey Silo, del año 775. La primera mención a la iglesia de Santa María, que será la futura catedral, es una donación del año 874, en que Fruminio, obispo de León, dona a esa iglesia unas tierras y objetos. En cuanto a la catedral, hay un documento por el que Ordoño II, en 916, cede a la Iglesia de Santa María los palacios que sus antepasados tenían en la ciudad, para templo de la iglesia. Se agregan además una gran cantidad de iglesias como donación. El problema con este documento, del que hay varias copias, es que todos los expertos lo consideran como falso, por un buen número de razones. Al parecer es una copia ampliada de un documento posterior de Ordoño III. Según el historiador Gregorio del Ser Quijano, el problema de la existencia y consagración de la catedral (como catedral, no como edificio, aunque es de suponer que los sucesivos edificios se construyeran sobre una iglesia primitiva) queda resuelto por un documento de Ordoño II, de diciembre de 916, en el que confirma a la sede de León varias iglesias entre los ríos Eo y Masma: “Ob honorem domine mee gloriose sancteque Dei genitrix sancte Marie cuius basileca fundata esse dinoscitur infra muros legionenesis...” Esto da fe que para esa fecha ya existía, además de una diócesis, una iglesia de Sana María, como sede de la diócesis.


  4. Hay 3 comentarios.
    1


Añadir Respuesta:

Por favor, sé bueno/a. Ya sabes que no se permite faltar al respeto a otros usuarios, hablar de política o de religión (en un contexto de los últimos 100 años). Tú eres el único responsable de la información que publicas.

Volver arriba

No uses esta información en otros sitios web ni publicaciones, sin el permiso del autor y de Celtiberia.net