Autor: ainné
sábado, 06 de noviembre de 2004
Sección: Denuncias
Información publicada por: ainé
Mostrado 18.825 veces.


Ir a los comentarios

UN VIEJO PAZO GALLEGO: EL PAZO DE GOLMAR

Tema relacionado con la conservación de nuestro patrimonio histórico (salvación y conservación de los Pazos), espero os resulte interesante.

UN VIEJO PAZO GALLEGO: EL PAZO DE GOLMAR (por Juan de Golmar) Muchos de vosotros os preguntareis ¿Quién es Juan de Golmar que escribe en estas páginas y que con orgullo se define como dueño de un Pazo gallego?. Se levanta el telón. Es un hombre viejo y poca cosa al igual que su Pazo. El Pazo de Golmar es un Pazo de montaña y está situado en la galicia profunda lejos de cualquier villa o ciudad importante y al que se llega por carreteras comarcales. Está en !a parroquia de Roade, en el Ayuntamiento de Sobrado de los Monjes, provincia de La Coruña lindando con la de Lugo. Es de planta baja y piso encima con una superficie útil de 700 m2, tiene forma de L con 26 m. de frente y 23 m. de fondo. En la piedra de la fachada interior aparece el escudo que también está reproducido en la Iglesia Parroquial sobre la que tenía derecho de patronato. El blasón de los poseedores de la Casa Grande, está cuartelado por una Cruz de Calatrava. En el primer cuartel, de gules, un águila exployada en oro (Pardo de Cela). En el segundo, un árbol terrazado de su color (Barallobre). En el tercero, de azur, tres lises de oro (Borbón, cuando se oficializó el escudo). En el cuarto, de plata, un león de gules (tierra de Sobrado). Arriba del escudo hay un morrión de acero bruñido, claveteado en oro y forrado en rojo, puesto de perfil, mirando al lado diestro, con la visera cerrada con tres rejillas y plumaje de varios colores. En el lateral sur del Pazo está la capilla –con coro- con campana fuera. En el mismo hay que destacar una hermosa escalera de cantería y una gran lareira bajo columnas. Del primer morador que tengo noticia fue Xiao de Golmar, en la segunda mitad del s. XV, que casó su hija Constanza de Golmar con el hidalgo Andrés de Barallobre, que allí había buscado refugio huyendo de las represalias de las tropas castellanas de invasión al estar compadrado con el rebelde Mariscal Pardo de Cela –que el 17 de diciembre de 1.483 fue ejecutado en la Plaza mayor de Mondoñedo- y según tradición oral fundió el oro que poseía en dos lanzas que introdujo en las columnas de la lareira del Pazo. El primitivo Pazo, que mejor llamaríamos casa-fuerte, dadas las dimensiones de sus muros, con aspilleras y ventanas asimétricas, en el S. XVIII se le añadió otro cuerpo –que se llamó Pazo de Roade- cuando en la Casa moraba Francisco Sánchez Barallobre y Varela de Mella- bajo la dirección del maestro Juan de Barros, que procedía de las obras del Monasterio cisterciense de Sobrado, y tirando la vieja torre construyeron una gran torre-chimenea formada por dos bloques de diferente tamaño situados uno sobre el otro, estando el inferior rematado por pequeños pináculos en las esquinas. En una esquina de esta torre-chimenea hay un reloj de sol formando un ángulo de 45º y sobre él la inscripción que data el nuevo edificio:1.781. Siempre perteneció al linaje de los Sánchez Barallobre habiéndome precedido trece generaciones en la posesión del Pazo, entre los que se encontraba el Alférez Gregorio de Barallobre, Familiar del Santo Oficio de la Inquisición al que se le franqueó testimonio de Caballero Hijosdalgo por carta Ejecutoria en virtud de Real Cédula de S.M. El Rey en 27 de abril de 1.635, comunicada por el Corregidor de Betanzos el 4 de junio del mismo año. De él salieron Catedráticos ilustres, Diputados en Cortes, patriotas de la guerra de la Independencia, etc. Los poseedores del Pazo de Golmar emparentaron con los Condes de Borraxeiros, Marqueses de Leis, Condes de Bugallal y muchísimas familias hidalgas de galicia. Todo humo. El Pazo actualmente se encuentra vacío e inhabitable, por culpa de que mis ancestros no lo ocuparon prácticamente durante todo el s. XX, y precisa unas reparaciones urgentes que según un informe técnico ascenderían a unos 300.000.- euros que no tengo. En busca de esa ayuda –que no donación graciosa- he ido a la Xunta y a la Diputación y sólo recibí mucha comprensión, buenas palabras y palmaditas en la espalda. De pena. Si queréis conocer más de la comarca os aconsejo visitéis la página http://www.sobrado-es.com que han creado unos profesores de Sobrado. Para terminar debo manifestar que el realizador de esta página web que de forma totalmente desinteresada colabora conmigo y sin cuya participación todo esto no sería posible es Hilario Gómez Saafigueroa, otro gallego que ama a su tierra. Artículo sacado de: http://es.geocities.com/pazosgallegos/articulos/paseo.html Página de “Agrupación para la Salvación de los Pazos Gallegos” (listados, fotografías, ubicación... de los Pazos) http://aljarafe.net/ole/pazos/


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 silmarillion 07 de nov. 2004

    Articulo tomado del abc, edicion electronica: "Castillos y palacios se ponen a tiro TEXTO: MIGUEL OLIVER/MADRID. El mercado inmobiliario ofrece múltiples posibilidades. El auge del sector se ha extendido a unas propiedades que hasta hace poco resultaban inaccesibles. Pazos gallegos, casonas cántabras y todo tipo de mansiones se pueden adquirir ya en inmobiliarias especializadas sin necesidad de recorrer todo el país en su búsqueda. Los precios no bajan de los 500.000 euros Castillos abandonados del siglo XII, ilustres palacetes asturianos, reales fábricas del siglo XVIII, casonas campestres de Cantabria, espectaculares pazos gallegos... Nada escapa ya a la oferta inmobiliaria. El sector comienza a tomar posiciones en un mercado que está dirigido exclusivamente a los clientes más exquisitos y acaudalados. Lo que hace pocos años parecía una venta complicada y de un coste incalculable, ahora puede resolverse en apenas unos meses y, según su estado, por mucho menos de lo que podía imaginar. La clave es contar con el mejor asesoramiento. España recoge así el testigo de Francia y Reino Unido donde el mercado de las propiedades históricas mueve cada año miles de millones. «En España existe un patrimonio histórico inmobiliario muy rico. Por mis manos han pasado desde un castillo catalán del siglo XII a un antiguo monasterio benedictino en el valle del Tajuña del siglo XVII». Bárbara Dorado es gerente del departamento de Propiedades Singulares de la división de Casas de Prestigio de Knight Frank. Desde hace seis años se dedica a buscar y vender aquellas mansiones que hasta hace muy poco resultaban inaccesibles e ilocalizables. En la actualidad cuenta con una cartera de treinta y cinco inmuebles, y considera que este segmento ha encontrado un nicho de mercado que todavía está por explotar. «Cada año vendemos entre diez y doce propiedades de este tipo. Tasarlas constituye el mayor problema. Sus propietarios -apunta Dorado- creen que al tratarse de un edificio histórico no tiene precio y suelen pedir cifras irreales. Pero esas las descartamos. Respecto a nuestro baremo, podemos decir que no vendemos propiedades inferiores a 500.000 euros y que hemos llegado a colocar mansiones de doce millones. Todo depende de su conservación». Un precio «realista» y una buena localización son las claves para convertir una anciana casona del siglo pasado en un producto atractivo. El estado de los inmuebles tampoco importa demasiado a la hora de encontrar comprador ya que la mayoría necesita «pasar por el taller». Bárbara Dorado recuerda un castillo del año 1100 en Cataluña como el producto más antiguo. Los vecinos de la zona decían que un fantasma vagaba por los pasillos de esta propiedad. La leyenda cuenta que un caballero emparedó entre sus paredes a su mujer tras encontrarla con otro hombre. No hace falta decir que las leyendas e historias dispararon el interés por el inmueble. Al final acabó en manos de un comprador privado -en este mercado la confidencialidad suele ser una premisa innegociable- por un buen puñado de millones, tras habérselo arrebatado en la puja a la mismísima Orden de los Templarios de Jerusalem. Son muchos los motivos que pueden empujar a una familia a desprenderse de este tipo de propiedades históricas. «La mayoría de estos clientes -apunta Dorado- deciden venderlas porque suelen heredarlas y no saben qué hacer con ellas. En otros casos, hay que tener en cuenta que su mantenimiento es tan caro que prefieren deshacerse de ellas antes de ver cómo se consumen con el paso de los tiempos. Finalmente, la tercera causa que lleva a un propietario a ponerla en venta es su localización. Alguna de ellas se encuentra en parajes tan recónditos y protegidos que muchas veces resulta muy complicado llegar». El comprador, por su parte, suele tener las ideas muy claras a la hora de buscar. Los que se dirigen al mercado para adquirir una de estas propiedades quieren algo singular. Suelen ser autóctonos, aunque también proliferan aquellos inmigrantes que regresan de América y quieren comprar alguna mansión en el lugar donde se criaron en su infancia o donde nacieron sus antepasados. Entre los compradores destacan también aquellas compañías que buscan grandes propiedades para convertirlas en hoteles con encanto o en salones para celebrar grandes acontecimientos como bodas o reuniones de empresa. Las limitaciones urbanísticas o los niveles de protección a los que están sometidos suele ser el único incordio que rodea a este mundo. Los profesionales destacan, a su favor, que se trata de un mercado más estable y que se mantiene al margen de las fluctuaciones de precios y demanda " aguien interesado en adquirir un pazo? visitar: http://www.pisosgalicia.com/pazos/

  2. Hay 1 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba