Autor: Gausón
martes, 28 de octubre de 2003
Sección: De los pueblos de Celtiberia
Información publicada por: Gausón
Mostrado 21.422 veces.


Ir a los comentarios

España y las leyendas irlandesas.

Aquí se exponen una serie de teorias totalmente nuevas y diferentes sobre la relación existente entre las leyendas de España, Grecia é Irlanda.

Posiblemente una de las leyendas gallegas más interesantes es la de Breogán, primitivo rey celta hispano, constructor de la ciudad de Brigantia y del famoso faro conocido actualmente como Torre de Hércules, y sus descendientes conquistadores de Irlanda. Según la leyenda Breogán mando construir una torre junto al mar en el extremo más avanzado de su reino; un día claro de sol, su hijo Ith pudo divisar desde lo más alto unas tierras lejanas al norte. Pronto se prepararía una expedición marítima encabezada por Ith rumbo a las lejanas tierras. De esta forma Ith y sus guerreros conquistarían Irlanda. De igual forma podemos pensar en una posible relación entre Cuchulain y la Península Ibérica. El Lebor Laigen, así como contiene el Leabhar Gabhála y todo lo concerniente a la conquista de Irlanda por los hijos de Mil de España, también contiene otra recopilación de la famosa Taín Bo Cúalnge (La guerra por el toro de Cooley), en la que el héroe Cuchulain participa en sus hazañas más gloriosas. La Taín Bo Cúalnge y el conocido relato de Hércules y Gerión , sorprendentemente tienen un gran parecido. Como podemos ver en sus argumentos: TAÍN BO CÚALNGE: Maeve, reina de la magia, se ha casado con el rey de Connacht, Aileil. Sus riquezas son incalculables, pero Maeve se siente humillada por su esposo que ha aportado un magnífico toro al matrimonio (la palabra bó actualmente pu en irlandés significa vaca e indirectamente buey, cabe la posibilidad de que antiguamente sirviera para expresar la palabra toro). Maeve sabe que el rey del Ulster, Conchobar, posee otro toro que es la envidia de toda Irlanda. Maeve le pide el animal pero Conchobar se niega a entregárselo. Maeve irritada roba el toro de Conchobar y declara la guerra al Ulster: pronto los ejércitos de ambos países se ponen en camino. Conchobar cuenta con el guerrero más temible de toda la isla, Cuchulain, portador de armas invencibles e hijo del dios Lgh. Gracias al poderoso Cuchulain los ejércitos de Maeve serán derrotados en los campos de Cooley (Cualnge, en irlandés antiguo). LA LUCHA ENTRE HÉRCULES Y GERIÓN: Son diversas las fuentes más o menos diferenciadas que nos hablan de esta leyenda, que según parece tiene bastante de real. Dicha leyenda está relacionada con la construcción de la Torre de Hércules, en la Coruña. La versión más antigua de dicha leyenda aparece en una obra titulada Teogonía y escrita por el griego Hesiodo en el s. VII a.C. No obstante, los acontecimientos se basan en buena parte en un relato basado en una serie de acontecimientos ocurridos en la Península Ibérica, en el reino primitivo de Tartessos, é incluso la leyenda podria tener un origen hispano ó al menos mucho tiempo de arraigue en Iberia, ya que en el País Leones, se recoge la leyenda de la "Cueva de Juanón", una cueva localizada en la región de Breto, que, según la leyenda, es utilizada por un gigante de nombre Juanón para guardar su ganado; de igual forma, para algunos autores, los famosos verracos serián una representación de los toros rojos custodiados por Gerión. Hércules, después de pasar por Iberia, atraviesa el océano y llega a la enigmática isla de Erythia, allí le roba a Gerón su magnífico rebaño de bueyes, volviendo con ellos por todo el océano atraves de Iberia hasta Grecia. Gerión indignado se enfrentará con Hércules, pero es muerto en el enfrentamiento. Una versión española de la leyenda nos dice que el combate tuvo lugar en la costa noroeste española; después de que Hércules diera muerte a Gerión, construiría en el lugar una enorme torre sobre un promotorio cercano al mar , la Torre de Hércules, que actualmente existe cerca de La Coruña. Si trasladasemos la lucha entre Gerión y Hércules a la costa sur de Iberia y no en lo que es hoy en día la actual costa gallega, veríamos con sorpresa que existen una serie de datos históricos de fuentes de lo más diversas relacionadas con la leyenda. Para empezar sabemos que en la época romana existió la torre de Cipión, justamente en el mismo lugar que Avieno (s. VI a. C.), en su Oda Marítima, menciona la Fortaleza de Geronte situandola a la entrada del río Guadalquivir, en lo que debió ser el primitivo reino de Tartessos. Geronte y Gerión, según los especialistas, parecen ser el mismo nombre e incluso a Gerión se le identifica con el nombre tartesio del rey Gárgoris. E incluso cabe también la posibilidad de identificar a Gerión con el rey hispano Therón, que según los escritos de Macrobio lucho en una batalla naval contra guerreros gaditanos.. Ateniéndose a todas estas relaciones entre la historia y la leyenda, podemos explicar ciertas conexiones identificables. La torre de Cipión o Fortaleza de Geronte puede ser identificable con la torre de Hércules, y Gerión, Geronte o Gárgoris personificaría las luchas contra los fenicios, cuyo dios patrono era Hércules, bajo el nombre de Mélkart; llegados desde los confines del Mediterráneo se apoderaron de sus minas y sus territorios, siendo Gárgoris derrotado. Pero aquí no terminan las posibles relaciones históricas, Cuchulain sería uno de aquellos descendientes de Mil de España. Y sabemos que el Leabhar Gabhála, son sus mentos más o menos históricos, nos dice que Amergin, Mil, y el mismo Breogán, eran descendientes de los escitas que desde las llanuras del Mar Negro iniciaron una emigración que terminaria en Irlanda, pasarían por Asia menor, se asentarían en Egipto invitados por el faraón, y su lider Golah se casaría con Scota, hija del faraón, que años más tarde les acompañaría en su emigración hasta la Península Ibérica. El nombre con que se conocía a los irlandeses en la antigüedad era el de scotos, nombre que podría venir de Scota, y que a través de los siglos derivaría originando el nombre de Escocia, también conquistada primitivamente por los scotos o irlandeses. Todos estos acontecimientos parecen guardar cierto paralelismo con el primitivo pueblo de los milesios, quienes vivieron próximos al Mar Negro en una región de la península de Antolia, en Asia Menor. En dicho lugar se fundaría la ciudad griega de Miletus, ciudad de los milesios. Los habitantes de Miletus fundarían más tarde, en Egipto, la colonia griega de Naukratis, y en el Mar Negro más de 50 colonias. Los milesios hablaban un acento bien diferenciado conocido como Ionia. Miletus sería fundada alrededor del s. VII a.C. Como podemos ver, lo mismo que los escitas del Leabhar Gabhála que se asentaron en el Mar Negro y posteriormente en Egipto. Esto último no es de extrañar por la posible relación histórica entre milesios y escitas, que pudieron viajar unidos o ser un mismo pueblo. De este contacto con la cultura griega se usaría la parte de la leyenda referente a Hércules, de su asentamiento en Iberia lo referente a Geronte y su torre, e incluso bsándose en la captura de los bueyes de Gerión, que Hércules logra en una isla, pasada Iberia, y al otro lado del oceáno, que bien podriamos pensar que podría ser Irlanda. La misma Batalla por el ganado de Cooley, estos escita-milesios la habrían llevado hasta Irlanda con su tradición oral y que posteriores acontecimientos y leyendas en la isla variarían en gran parte. Sin poderlo afirmar categóricamente, existen ciertas similitudes como para pensar en una posible realidad.

Las relaciones marítimas entre Irlanda y la Península Ibérica han sdo constantes desde tiempos prehistóricos, como se ha podido comprobar en investigaciones históricas y arqueológicas. Estas relaciones, según parece abundantes, dieron lugar a que en el puerto de Galway, en la costa oeste irlandes, se erigiéra por parte de los irlandeses el famoso Spanish Arch -Arco Español- en homenaje aestas relaciones marítimas, y que es actualmente visita obligada de los turistas que llegan a la ciudad. Estas relaciones, así como el asentamiento de españoles en la isla, daría pie para que uno de los escritores más importantes de Irlanda, Johgn Millington Synge, escribiera su drama Luasnad, Capa and Laine. Solamente tenemos fragmentos de la obra, cuyo original se encuentra en la sección de manuscritos de Trinity College, en Dublín. Consiste en un diálogo entre los pescadores Lasnad, Capa y Laine y sus respectivas esposas a bordo de una embarcación, que después de haber atravezado el ocáno desde las costas españolas, será tragada por el mar, con todos sus ocupantes, cerca de la costa irlandesa ala que se dirigían para asentar su nueva morada. Esto nos recuerda como los hijos de Mil de España estuvieron a punto de naufragar al llegar a las costas de Irlanda, debido a que sus enemigos, los Tuatha Dé Danann (Clanes adoradores de la diosa Dana), con su magia levantaron una gigantesca tempestad, con lo que su final habría sido el mismo que el de Luasnad y sus compañeros. Afortunadamente para ellos Aimirgin, con su canto mágico, logro apaciguar las aguas del mar. Para saber más sobre el tema podeis visitar: http://www.telecable.es/personales/iissaa/celta/astculA.htm y leer la última parte "Los astures y su relación con las islas".


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Diocles 09 de ene. 2006

    Es cierto que la presencia de mercenarios celtas en Egipto es algo tardía, pero hay que tener en cuenta que entre los siglos VII y VI a. C. hubo mercenarios griegos (jonios y milesios) que prestaron su servicio a los faraones egipcios de la XXVI Dinastía, en la misma época en que se fundó la colonia griega de Naucratis. Justamente entonces los navegantes jonios llegaron a las costas de la Península Ibérica. Y en el siglo IV a. C. el faraón Nectanebo I (mencionado en el Leabhar Gabhala en relación con los gaélicos, también llamados "milesios") empleó a su vez mercenarios egeos reclutados por Atenas, entre los que bien podría haber guerreros tracios. Los tracios mantuvieron buenas relaciones, por lo general, con los atenienses y con los jonios de Asia Menor, quienes fundaron colonias en la costa de Tracia. En el Leabhar Gabhala se indica, además, que los antepasados de los pueblos que viajaron hasta Irlanda tenían su origen en la "Escitia griega", la cual se identifica en algunas partes del texto como la región de Tracia. Y he aquí que una de las tribus tracias que, según las fuentes clásicas, se relacionó bastante con los griegos fue la de los brigios, cuyo nombre es muy similar al de la tribu celta de los brigantes, que podemos encontrar en galicia (Brigantia=La Coruña), en Asturias y también en Gran Bretaña. En el Leabhar Gabhala parecen mezclarse antiguas tradiciones relativas a las migraciones de tribus indoeuropeas, desde las zonas próximas al Mar Negro hasta Occidente, con otras que se refieren a las navegaciones de los griegos hacia las mismas regiones. Algunas de estas tradiciones debieron de quedar registradas en la tradición oral de Irlanda y otras pudieron ser recogidas por los monjes medievales tras la lectura de los textos clásicos, añadiendo además algunos elementos procedentes de la Biblia. En cualquier caso, las Islas Británicas debieron de ser visitadas, con mayor o menor asiduidad, por navegantes tartesios, celtas galaicos y griegos jonios (viaje de Piteas de Massalia), que incluso pudieron haberse asociado entre sí en algunas ocasiones, atraídos por el oro de Irlanda y el estaño de Cornualles. Esto explicaría que una tribu galaica recibiera el nombre de "helenes", como indica Estrabón o algún otro autor, y que la tradición irlandesa otorgase a los galaicos/gaélicos el sobrenombre de Hijos de Miled, o milesios.

  2. #2 Diocles 09 de ene. 2006

    Conviene añadir que Hecateo de Abdera, un jonio que vivió en Alejandría a finales del siglo IV a. C. escribió sobre la isla de los hiperbóreos, situada en el océano y de mayor tamaño que Sicilia, refiriéndose claramente a Gran Bretaña. Diodoro Sículo citó a este autor en su Biblioteca de Historia (Libro II, 47), en el siguiente texto: "Estamos informados de que los hiperbóreos tienen también una lengua que es propia de ellos, y que están muy favorablemente dispuestos hacia los griegos, y especialmente hacia los atenienses y los delios, quienes han heredado esta buena voluntad desde la época más antigua. El mito (la tradición) también cuenta que algunos griegos visitaron a los hiperbóreos y les dejaron allí costosas ofrendas votivas, que llevaban inscripciones en letras griegas." A continuación se hace referencia a un hiperbóreo que a su vez visitó a los delios en época antigua (¿traído por los griegos en un viaje de regreso?) Los viajes de navegantes griegos a las Islas Británicas no pudieron ser muy frecuentes, ya que los cartagineses controlaron el Estrecho de Gibraltar desde finales del siglo VI a. C. pero, aún así, no hay razones para dudar de que se produjeran. Como mínimo, las navegaciones de Piteas de Massalia (descendiente de colonos jonios de Focea) por las rutas del estaño y del ámbar, en el Atlántico, son históricas, y tuvieron que pasar forzosamente por las costas de galicia.

  3. #3 Abo 09 de ene. 2006

    Muy interesante todo lo que nos comentas, trataré de hacerme con esos dos artículos tuyos de Historia 16. Quizá puedas decir algo en el for abierto sobre "griegos en galicia". Gracias y saludos.

  4. Hay 3 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba