Autor: Erudino
domingo, 18 de octubre de 2015
Sección: Historia Antigua
Información publicada por: erudino
Mostrado 4.866 veces.


Ir a los comentarios

Cerco al Mons Vindius

Últimos descubrimientos arqueológicos en Cantabria que parecen apuntar al descubrimiento y emplazamiento definitivo del Mons Vindius de las fuentes antíguas.

Hallados restos de dos campamentos romanos 

de las Guerras Cántabras

Los arqueólogos apuntan a que los yacimientos, localizados en el sur de Liébana, podrían tener relación con el episodio histórico del monte Vindio

MIGUEL RAMOS (DM, 18.10.2015)

Los arqueólogos cántabros José Ángel Hierro, Eduardo Peralta, Enrique Gutiérrez y Rafael Bolado han localizado los restos de dos campamentos romanos de campaña en los montes del sur de Liébana que podrían estar relacionados con el episodio histórico del monte Vindio de las Guerras Cántabras. Se trata de dos asentamientos de entre 9 y 11 hectáreas de extensión ubicados en Cantabria y en el área divisoria con la comarca de Pernía en Palencia (Castilla y León), concretamente en los altos de Castro Negro y Vistrió.

Por su situación a 1.900 y 1.500 metros de altitud, respectivamente, y a una distancia entre ellos de unos 13 kilómetros en línea recta, los investigadores apuntan que desde ahí sus moradores controlaban los importantes pasos naturales de los puertos de Riofrío y de Sierras Albas.

Ambos cuentan con plantas más o menos rectangulares, esquinas redondeadas y contienen defensas en forma de terraplén, combinado en uno de los casos con un foso al exterior, por lo que podrían haber estado ocupados por sendas legiones. «Es muy significativa la presencia de ‘puertas en clavícula’, un tipo de estructuras presente en otros enclaves de las Guerras Cántabras, como Cildá o Campo de las Cercas, y que han permitido catalogarlos, sin lugar a dudas, como campamentos romanos de campaña», dicen los arqueólogos.

La presencia de estos dos asentamientos en alta montaña y la existencia cercana del topónimo ‘Binduey’ –‘Vindoey’, en la Edad Media– han permitido a los investigadores plantear la tesis de que el descubrimiento sea escenario del episodio del monte Vindio, que tuvo lugar durante los enfrentamientos entre el Imperio romano y los distintos pueblos astures y cántabros, conocidos como Guerras Cántabras.

Y es que los relatos de los cronistas Floro y Orosio señalan que en el año 25 a.C. los cántabros fueron derrotados por las legiones comandadas por Cayo Antistio Veto «bajo las murallas de Bergida» –ciudad cántabra identificada recientemente con el monte Bernorio, junto a Aguilar de Campoo– y huyeron al monte Vindio, en las estribaciones occidentales de la cordillera Cantábrica, donde pensaban que «antes subirían las aguas del mar que los ejércitos». «Según este escrito, los romanos finalmente no solo llegaron allí, sino que sometieron a los indígenas refugiados en la zona a un asedio por hambre, por lo que la mayor parte de ellos perecieron», explican los arqueólogos.

Peña Prieta

Aunque un gran número de investigadores sitúan este monte o conjunto de elevaciones en los Picos de Europa, algunos como el propio Eduardo Peralta ya lo localizaban en el entorno del macizo de Peña Prieta, en la zona del Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre (Palencia), y en el límite sur de Liébana.

Por ello, y a la espera de concluir los estudios, el hallazgo de estos dos campamentos romanos parece ratificar la opción del macizo de Peña Prieta a la hora de ubicar de forma exacta uno de los lugares más singulares de la historia antigua de Cantabria: el monte Vindio.

La revisión de las colecciones de ortofotografías aéreas disponibles en Internet permitió una primera identificación de los recintos que ha sido corroborada por los investigadores en fechas recientes mediante el procesamiento de las imágenes Lidar, disponibles en el portal del Gobierno de Cantabria.

Gracias a esta nueva técnica de teledetección, basada en el uso del láser para la obtención de una muestra densa de la superficie de la tierra, pueden ser identificadas estructuras que, hasta ahora, pasaban desapercibidas a los ojos de los investigadores.

Además de estos dos nuevos yacimientos, este equipo de investigadores ha localizado otras estructuras similares en distintas zonas de Cantabria, contribuyendo así a la ampliación del conocimiento sobre la conquista romana de la región y la resistencia ofrecida por sus habitantes.

http://www.eldiariomontanes.es/cantabria/201510/18/hallados-restos-campamentos-romanos-20151018125056.html




No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 SALA 22 de oct. 2015

    Veo que este señor Pin maneja información muy poco actualizada.
    Ha escrito lo siguiente: "pues no me cabía en la cabeza que de Bernorio a La Carisa no hubiese actividad bélica."

    Estimado señor Pin para su información. Tome nota y documentese. Actividad bélica desde Bernorio a Curriechos/Llagüezos de este a oeste. Yacimientos verificados:
      En la costa en la frontera entre Cantabria y Asturias: Castillo de Prellezo.

    http://www.regiocantabrorum.es/publicaciones/castro_castillo_prellezo

    Aún así, tras conocer gran parte de la estratigrafía tanto de muralla como de foso, es difícil calcular con exactitud el alzado y profundidad de ambos. Debemos destacar que en el corte de la muralla se han encontrado evidencias de una intensa exposición de calor sobre los materiales, pudiendo darnos a entender que el castro pudo sufrir algún episodio de incendio o intento de toma violenta.

    Cistierna- N.E León

    http://www.regiocantabrorum.es/publicaciones/castro_campo_ciudad


     Pocas estructuras y evidencias se mantienen en pie. De hecho, aun presentando las murallas un parámetro exterior y otro interior rellenos con piedra menuda, todas ellas se encuentran desmochadas o destruidas hasta su mismísima raíz, abriendo esto nuevas teorías al respecto. En primer lugar debemos destacar que no es una destrucción contemporánea, esto lleva así cientos y cientos de años. Otro punto destacable de este poblamiento es la cronología del mismo, citando sus propios descubridores que posiblemente haya que enmarcarlo como un castro de la Edad del Hierro. Por último, cabe destacar que muy muy cerca, en el despoblado de Lomas, fue hallada una moneda del emperador Augusto .Todas estas evidencias llevan a pensar, no solo a los descubridores del mismo sino a muchas otras personas, que el castro de Campo Ciudad pudo haberse tratado de un escenario de las Guerras Cántabras, bien por acción directa del ejercito romano, o bien los mismos moradores del castro, obligados por capitulación a destruir sus hogares.

    Pico Viyao-Cabranes centro/este asturiano

    https://www.academia.edu/16268277/THE_PRESENCE_OF_THE_ROMAN_ARMY_IN_NORTH-WESTERN_HISPANIA._NEW_ARCHAEOLOGICAL_DATA_FROM_THE_ANCIENT_ASTURIAN_AND_galiciaN_TERRITORIES_Interactive_video_at_http_romanarmy.eu_

    https://html1-f.scribdassets.com/1tyh7oc1xc4ri5ac/images/37-7067626744.png
     

  2. #2 SALA 22 de oct. 2015

    Al margen de que sí existen testimonios de actividad bélica entre Monte Bernorio y Curriechos/Llagüezos, aparte del escenario más  conocido de Las Lomas, lo cierto es que hay mucho mas por descubrir que lo que se ha descubierto hasta ahora y todo se andará para desesperación demuch@s. Pues bien, al margen de todo esto, el artículo colgado por mi apreciado Erudino se titula "cerco al Mons Vindius" en el sentido de que estamos muy cerca de haberlo encontrado si es que no lo hemos encontrado ya en "el Pico del Infierno".  La tabarra de los pseudoeruditos  con su acostumbrado rosario de pretenciosas y pedantes supuestas identificaciones milimétricas de todos los escenarios habidos y por haber poco importa cuando hasta hace no mucho identificaban el Mons Vindius con Peña Ubiña, Belmonte Miranda e incluso ¡¡¡¡galicia!!!! o el Bierzo...........
    El mérito de haber localizado al Mons Vindius por encima de las teorías mas confusas y disparatadas es del señor E. Peralta Labrador así como la defensa de la magnitud de las Guerras Cántabras verificada en los textos latinos que eran ajenos a las manías y los personalismos querenciales o políticos de cuatro micifuces.
        

  3. #3 SALA 24 de oct. 2015

    Hay que convertir el Pico del Infierno en un Santuario similar al de Covadonga. Con una gran estatua a Corocotta adornándole con toda la panoplia de la simbología cántabra: caetra, estelas discoideas etc, etc.
    Un museo de relevancia acorde a la magnitud de las Guerras Cántabras. Bien hecho, con profesionalidad; donde se expliquen todos los escenarios y movimientos de las tropas romanas e indígenas en el frente cántabro y astur e incluso vacceo ya que se han realizado reciéntemente descubrimientos en el área vaccea y también en galicia. Estaria bien centralizarlo todo en esa olvidada comarca de Palencia.
    Para esta provincia olvidada de la mano de Dios sería una auténtica bendición. Viven de la galleta, que hasta eso quiere quitarle el catalán. Muchas empresas ya se mudaron a nuestras más dinámicas económicamente provincias mediterráneas.
    Sería una gran fuente de riqueza si se hicieran las cosas bien.
    Nada de garitos ni de chamizos ¡NO!  un Santuario de relevancia como ya dije, al estilo de Covadonga. Con visitas organizadas para los escolares desde Madrid y desde toda España. Un impacto de decenas de miles de personas recibidas bajo un gran arco triunfal CANTABER INDOCTUM IUGA FERRE NOSTRA. En los picos aledaños al del Infierno cebaderos de carroña para la Utre -el buitre en castellano- el psicopompo de los guerreros cántabros junto al caballo. Eso también daría color al escenario con la Utre volando en círculo
    con gran solemnidad. Representando a los viejos guerreros cuyas almas contemplan confortadas el culto y el tributo que les rinden las generaciones presentes y futuras en su Gran Santuario.
    No ha de faltarle la estatua al gran Peralta Labrador; el titán que desafió a los paracaidistas de Cantoblanco; auténtico Pater Patriae de Cantabria, aplaudido por la Sorbona en pie. Sí, sería un gran proyecto. Algo memorable y para la eternidad. Aquí se daría en este aspecto pie al elemento romano. Construir algo al estilo romano para que dure miles de años: sólido, ciclópeo, duradero.
    Un santuario que irradie a la población de la zona los beneficios y no un garito para cebar a 4 clientelistas del partido de turno-vds ya me entienden- sobre todo en Asturias donde proliferan los Carpantas atrincherados  en museos creados ad hoc para ellos. A ver, a ver si lo logramos porque el PIB de Palencia subiria como la espuma.

  4. Hay 3 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba