Autor: Xabré da Teixeira
lunes, 07 de abril de 2008
Sección: Prehistoria
Información publicada por: xabres
Mostrado 9.883 veces.


Ir a los comentarios

PETROGLIFOS AL SUR DE PONTEVEDRA

Petroglifos, por Baiona y Goian mas el castro de Chandebrito.

Distintas formas de conservación

 A veces, viajamos
lejos para descubrir, lo que seguramente está descubierto, y no nos fijamos en
lo que tenemos delante de las narices.

 Intentaré explicarme.

 Yo vivo en Vigo
ciudad preciosa y alrededores no menos maravillosos. Suelo dedicar parte de mis
fines de semana, y hacérselos sufrir, a mi compañera, viajando por ahí,
buscando piedras, castros, puentes, iglesias, etc. Porque me gusta y por si
algo de lo que veo me ilustra algo.

 Este fin de semana he
descubierto que, a veces, los paraísos los tenemos casi pegados a nosotros, y
por alguna razón desconocida, para mi no los conocemos pués por tenerlos a mano
siempre los dejamos para otro día.

 El sábado,
aprovechando un día veraniego, nos acercamos a Baiona a tomar un poco el sol en
su playa “das conchinhas” y después subir a la presa que abastece de agua a la
ciudad e intentar localizar unos petroglifos al lado de la ruta de los molinos
de  Baiña.

Después de proveernos de mapa, en la oficina de turismo, y
con la explicaciones que nos dio la señorita que atendía a la gente, iniciamos
la ascensión al lugar indicado, pero, siempre algún pero, una vez en el camino,
nos topamos con la desagradable sorpresa de no encontrar señalización alguna.
Vueltas y revueltas y ya casi cuando estábamos a punto de rendirnos, apareció
un caminante, al que pedimos socorro, y tuvimos mucha suerte :era un
profesional de la conservación de los yacimientos arqueológicos, y que con una
amabilidad fuera de lo común, se ofreció a llevarnos al lugar de los
petroglifos. Gracias amigo Ismael.

 Nos levamos una
agradable sorpresa, pués la zona está siendo preparada para las visitas, siguen
limpiando y ampliando el hallazgo de insculturas.

 Es un yacimiento, de
un tamaño fuera de lo conocido, hay piedras a ras de suelo con grabados, de
laberintos, cazoletas y ajedrezados. En la parte orientada al poniente existe
una elevación de grandes rocas, que casi podría decirse que es un altar, todo
poblado por grabados de animales. Todo ello en un radio de unos 10 ó 15 metros.
En la parte plana hay unas rodaduras de carro, que no sé si podrían ser de época
romana.

 Como la mejor definición
es una fotografía, subo algunas para ilustrar todo lo expuesto.

 Espero que os guste,
si vais por Baiona, no desaprovechéis la ocasión para visitar la zona, creo que
merece la pena.

 Continuaré este viaje
con la visita, al día siguiente a “A Laxe das Augas”, pero aquí la cosa, cambió
un poco.

 Un cordial saludo.

Escribe aquí el segundo bloque de texto de tu artículo


Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba