Autor: Prensa
jueves, 29 de noviembre de 2007
Sección: Artículos generales
Información publicada por: arenas


Mostrado 311.241 veces.


Ir a los comentarios

Noticias II

Continuación del artículo "Noticias"

Continuación de "Noticias" que al parecer empieza a dar problemas al cargar.

Enlace al primer Noticias, desde el 7/2/07 hasta el 27/11/07

http://www.celtiberia.net/articulo.asp?id=2480

 


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 prespas 28 de dic. 2007

    Arenas, sobre lo del presidente de coca cola en cuenca, puedo dar fe de la total y absoluta dejaded y en algunos casos comnivencia de la administración provincial de patrimonio, en este tipo de actos, ya he denunciado aquí en alguna ocasión los expolios realizados por el ex-consejero regional de agricultura en diversos yacimientos no inventariados de la provincia, para adquirir elementos de decoración para su chalet en forma de regalos de lso pertientes ayuntamientos, la destrucción de importantes yacimientos en el desarrollo de obras públicas, el total abandono de los BIC que son derruidos y expoliados por particulares (que tienen auténticas "casas museo" como la del exconsejero)con el vistobueno de las autoridades municipales y la "ceguera" de las provinciales y autonómicas; sin contar por supuesto con el absoluto desinterés y la pertinente ausencia de un solo euro de inversión en la inmensa riqueza arqueológica del centro-sur de la provincia determinante para enmarcar las fronteras y movimientos de las guerras celtíberas romanas, situar pueblos celtíberos perdidos en los mapas y fijar cuestiones tan polémicas como las fronteras fenicias o las campañas de Anibal o Almilcar. temas todos ellos que podrían ser determinantes apra enmarcar el eterno debate de esta pagina entorno al celtiberismo.

  2. #2 patinho 13 de feb. 2008

    Excavando entre chacales

    El proyecto español Medio Éufrates Sirio desentierra una necrópolis bizantina

    MANUEL ANSEDE - MADRID - 12/02/2008 23:28

    Olviden toda idea acerca de ciudades perdidas, viajes exóticos y agujerear el mundo. No hay mapas que lleven a tesoros ocultos y nunca hay una X que marque el lugar", decía Henry Jones Junior a sus alumnos de arqueología en el filme Indiana Jones y la Última Cruzada. Los arqueólogos españoles del Proyecto Medio Éufrates Sirio han violado este código Indy. Han viajado a Oriente Próximo, tras las huellas de una ciudad perdida, y han fresado el suelo en busca de tumbas bizantinas.

    El relato de su aventura tiene los ingredientes de una película propia del héroe del sombrero y el látigo: imágenes de satélites espía de EEUU, ataques de chacales y serpientes venenosas, aviones militares sobrevolando los yacimientos... Arqueología del siglo XXI.

    El origen del Proyecto Medio Éufrates Sirio -dirigido por Juan Luis Montero, de la Universidade da Coruña, e Ignacio Márquez, del CSIC- se remonta al año 2004, cuando el Gobierno sirio pidió a un grupo de arqueólogos españoles que se hiciera cargo de la excavación de Tall as-Sin. El fin era evitar el continuo saqueo del yacimiento. Aceptaron. El trabajo de tres campañas en esta región siria, cercana a la frontera con Irak, se plasma ahora en un libro, La necrópolis bizantina de Tall as-Sin (CSIC), de próxima publicación.

    Pillaje de los furtivos

    Tall as-Sin (colina del diente, en árabe) es un yacimiento arqueológico situado en la ribera izquierda del río Éufrates. En el siglo VI, formaba parte del limes oriental, la línea fronteriza fortificada construida por el Imperio Romano para impedir las incursiones de los partos y, posteriormente, de los persas sasánidas. En la actualidad, el Medio Éufrates se ha convertido en una prioridad para los arqueólogos, para evitar el pillaje feroz de los furtivos.

    Los investigadores españoles han excavado una de las principales ciudades perdidas de la zona, vertebrada por una especie de Gran Vía de 500 metros que atravesaba la metrópoli. Uno de los puntos calientes del yacimiento es la necrópolis bizantina, con un millar de tumbas, repletas de cadáveres adornados con collares, alfileres de hueso y brazaletes de hierro. Según los investigadores, la profanación de estos enterramientos -denominada por la ciencia arqueología de la muerte- puede aportar testimonios esenciales sobre la transición entre la Antigüedad y la Edad Media.

    Obstáculos inesperados

    En relato de Márquez, epigrafista del Instituto de Filología (CSIC), la excavación no ha sido fácil. "La región mesopotámica de Siria se conoce muy poco, estamos casi sin orientación, porque hay pocos paralelos para comparar", explica. Además, la investigación se ha encontrado con obstáculos inesperados. "Una tarde fuimos a fotografiar la necrópolis aprovechando la luz del atardecer. Normalmente, se entra a las tumbas con los pies por delante, porque la entrada es muy estrecha. Aquel día, el fotógrafo metió primero el trípode, y menos mal, porque dentro había un chacal", recuerda Márquez.

    No ha sido el único incidente. En otra ocasión, los obreros salieron corriendo del yacimiento porque habían visto una serpiente. Uno de ellos se acercó a la víbora, recitando versículos del Corán. "Cogió la serpiente con la mano y se la llevó a casa. Debía de ser inmune al veneno, porque tenía el brazo lleno de picaduras", cuenta el codirector del proyecto.

    A pesar de los obstáculos, el equipo español ha llegado a algunas conclusiones. A su juicio, la gran superficie que abarca el yacimiento, su estructura urbana y su carácter fortificado -posee una muralla de adobe de 3,40 metros de altura- hacen pensar que el núcleo situado bajo la Colina del Diente se trata de un antiguo kastron, el término que en el griego hablado en el Imperio Bizantino designaba la ciudad.

    Según su razonamiento, Tall as-Sin podría ser una muestra de la política del emperador Justiniano, el último emperador romano, quien, tras su llegada al trono en 527, emprendió una amplia reforma de la organización militar de Oriente. En aquella época, Justiniano comenzó una persecución religiosa, para basar el renacimiento del Imperio en la unidad de la fe.

    Para los arqueólogos, no hay duda de que la población de Tall as-Sin era cristiana, ya que las paredes de la necrópolis están plagadas de inscripciones cruciformes, e incluso se han encontrado colgantes de hierro en forma de cruz griega. Sin embargo, los investigadores españoles ignoran si pertenecían a alguna de las herejías infiltradas en el Imperio, como el nestorianismo, que consideraba a Cristo separado en dos personas independientes, la humana y la divina.

    A vueltas con Photoshop

    El análisis de las tumbas no ha ofrecido ninguna pista. En las lápidas aparecían nombres todavía comunes, como Juan, Andrés o Tomás, escritos en griego. Una de estas estelas funerarias era diferente, porque presentaba una serie de extraños arañazos en su superficie. "Me habían dicho que eran simples raspaduras, pero después, dando vueltas a una fotografía en Photoshop, me di cuenta de que podía ser una inscripción en siriaco, un dialecto del arameo", narra Márquez. Y, en efecto, un especialista en siriaco dio con la traducción de la lápida: "El que vela por su padre".

    El equipo español ha empleado las nuevas tecnologías en este proyecto. Una de sus herramientas de trabajo ha sido una colección de fotografías tomadas por satélites espía de EEUU, ya descatalogadas. Además, los investigadores tenían la intención de fotografiar el yacimiento desde el aire, empleando una cámara sujeta a una cometa. Sin embargo, les requisaron el material en el aeropuerto. "Siria es una estado muy policial. Hay muchos recelos a cualquier entrada de material desconocido por occidentales", opina Márquez.

    El próximo verano, el equipo volverá a Tall as-Sin. Allí, esperan despejar dudas sobre el nombre original de la ciudad. Márquez tiene una hipótesis: "En mi opinión, la ciudad bajo la Colina del Diente es la antigua Beonán, una estación en la ruta que seguían los monarcas partos para ir desde Anatolia hasta Irán. Pero claro, no hemos encontrado un cartel que diga Bienvenidos a Beonán".

     

    «Saqueaban las tumbas»

    Entrevista a Juan Luis Montero, codirector del Proyecto Medio Éufrates Sirio

    ¿Cómo es Tall as-Sin?

    El problema que tenemos es que no sabemos de qué ciudad se trata. No hemos encontrado ningún texto que nos dé pistas. Hemos hecho tres campañas a petición del Gobierno sirio, porque estaban saqueando las tumbas. El yacimiento de Tall as-Sin está marcado por su situación, entre el mundo bizantino y el persa.

    ¿Han tenido algún problema, con la guerra de Irak tan cerca?

    No, en absoluto. Y eso que la segunda campaña coincidió con la guerra de Líbano. Si hubiese visto riesgo, habría cancelado la misión.

    ¿Han visto saqueos?

    En la necrópolis había unas 200 tumbas saqueadas. Lo triste es que estas tumbas no contienen prácticamente nada, son muy modestas. Sólo tienen valor arqueológico. Sin embargo, entre la población local era tradición ir a pasar el rato y saquear una tumba, no valoran su patrimonio. Nuestro trabajo ha hecho que el saqueo se detenga.

    ¿Han tenido suficiente apoyo económico?

    Uno hace lo que puede en función de lo que tiene. Afortunadamente, tenemos multifinanciación. Recibimos 8.000 euros del Ministerio de Cultura, y hemos dispuesto de un total de 24.000 euros para un equipo de 20 personas. No me puedo quejar. En España, no hay una tradición de arqueología en Oriente, por eso no hay mucha financiación. La empresa privada podría invertir, pero no sé si es muy rentable invertir en los países árabes.

    Tomado de: http://www.publico.es/ciencias/047977/excavando/chacales

  3. #3 patinho 14 de mar. 2008

    Estudio revela complejidad de sociedades paleolíticas en Cornisa y Pirineos

    La investigación de medio centenar de científicos franceses y españoles, algunos de ellos de la Universidad de Cantabria, revela que las sociedades paleolíticas que se asentaban en la Cordillera Cantábrica y Los Pirineos eran ya 'muy complejas y muy organizadas, en términos sociales y económicos'.

    Las conclusiones de la investigación, en la que ha participado el Instituto Internacional de Investigaciones Científicas de Cantabria (entidad adscrita a la Universidad de Cantabria), se han recogido en la obra 'Fronteras naturales y fronteras culturales en Los Pirineos prehistóricos', que se ha presentado hoy en el Paraninfo de la institución académica.

    El profesor de Prehistoria de la Universidad de Cantabria (UC) Jesús González Urquijo es uno de los coordinadores del volumen, que analiza aspectos relacionados con la subsistencia de las sociedades prehistóricas en este espacio geográfico del norte de la Península Ibérica, además de otros elementos más 'abstractos y más simbólicos', de carácter cultural u organizativo.

    Esta última cuestión es, según Urquijo, la que diferencia este estudio, financiado por el Ministerio de Cultura de Francia, de otros que abordan la misma temática, que únicamente tratan aspectos 'étnicos' o relacionados con la 'mera subsistencia' de las comunidades paleolíticas.

    Otro de los coordinadores de la obra, el profesor de la Universidad de Girona Xavier Terradas ha explicado que la obra, cuyas investigaciones se han prolongado durante seis años, profundiza en el concepto de 'frontera', entendido como límite temporal, natural, económico o cultural.

    El director del Instituto de Prehistoria, Pablo Arias, ha destacado el 'enorme' interés de este trabajo, porque, a su entender, aborda desde una perspectiva 'diferente' un tema clásico.

    Además, la arqueóloga y coordinadora de la obra Nathalie Cazals ha señalado que estudios como el realizado contribuyen a 'cimentar' la cooperación internacional en materia de investigación y a impulsar el conocimiento de miembros de la comunidad científica.

    El volumen recoge 19 artículos en castellano y francés, e incluye fotografías, mapas, ilustraciones e infografías.

    Tomado de: http://actualidad.terra.es/sociedad/articulo/estudio_cornisa_pirineos_2324861.htm

  4. #4 patinho 24 de mar. 2008

    IRAQ: La memoria incendiada

    lunes, 24 de marzo de 2008

    Cuando se cumplieron cinco años de la invasión a Iraq, la memoria sigue siendo una herida abierta. Más de un millón de libros y cientos de miles de piezas arqueológicas han sido destruidas por el ejército invasor, en el primer atentado cultural del siglo XXI

    Daniela Saidman

    Image

    La Biblioteca Nacional de Bagdad fue destruida por el ejército de ocupación estadounidense

    Los pueblos se resisten a la desmemoria. Los bárbaros conquistadores han quemado millones de libros en la historia de la infamia universal. Sin contar las atrocidades cometidas por los españoles durante la dominación de América, el siglo XX fue escenario propicio para ultrajar la memoria colectiva de los pueblos. Los alemanes nazis durante la II Guerra Mundial incendiaron miles de libros, la dictadura franquista, los gobiernos de facto de Pinochet, Videla y Stroessner, en el sur del subcontinente, entre otros, fueron verdugos de cientos de hombres y mujeres, y de la palabra escrita que proclamaba verdades y sueños.

    INVASIÓN A IRAQ

    Con la excusa de una guerra preventiva, el gobierno de Estados Unidos invadió Iraq en marzo de 2003. Un genocidio al que tampoco han escapado los soldados estadounidenses que combaten una amenaza inexistente. La resistencia iraquí se mantiene cinco años después del atropello a todos los derechos e izquierdos humanos. Los muertos de la miseria humana tienen nombre, cada uno está vivo para decir y decirnos, que han podido asesinarlos, pero están vivos, volviendo cada día en el recuerdo de los que quedaron.

    No escapó al fuego la Biblioteca Nacional de Bagdad. Allí, alrededor de un millón de textos, sucumbieron ante la violencia. La mágica tierra de Las Mil y una Noches canta ahora tras el humo de las casas y los sueños que se mantienen en pie y que se resisten a caer y volverse ceniza.

    La Biblioteca de Bagdad fue objeto del fuego militar, al que no le interesa diferenciar los objetivos civiles y militares, porque según ellos, el enemigo se esconde incluso en las manos de un niño recién nacido.

    Las salas de lectura y los estantes fueron arrasados y miles de manuscritos robados, ultrajados o destruidos. Incendiaron alrededor de un millón de volúmenes junto con miles de publicaciones periódicas, en las que estaban incluidas las primeras revistas impresas en lengua persa del mundo.

    Asimismo, fue destruido el Archivo Nacional de Iraq. De allí desaparecieron millones de documentos, algunos del período otomano. Se calcula que además fueron robados más de 170 mil objetos de arte.

    IRAQ: SÍMBOLO CULTURAL

    Fue en Iraq donde nació el libro hace 55 siglos, hacia el año 3200 a.C. en la ciudad de Uruk, cuando florecía la civilización de los sumerios.

    El único precedente a este crimen en Iraq fue en el año 1258, cuando los mongoles de Hulagu Khan entraron en Bagdad y arrojaron todos los manuscritos de esta ciudad al río Tigris. Aún no se puede saber, por ejemplo, cuántas tablillas y estelas de arcilla fueron destruidas o robadas del Museo Arqueológico.

    Más de 700 manuscritos antiguos fueron acabados y más de 1500 desaparecieron en un centro de estudios religiosos. En la Academia de Ciencias de Iraq el sesenta por ciento de los textos se extinguió. Además la Madrasa Mustansiriyya, el centro de la ley, fue saqueada sin piedad, junto con la biblioteca de la Universidad de Bagdad.

    LO QUE SE PERDIÓ

    Aunque aún no se ha podido contabilizar con exactitud lo que desapareció de la tradición cultural iraquí, se puede concluir que la invasión estadounidense ha demostrado el poco respeto que ese gobierno posee por los seres humanos en el mundo. En el ámbito cultural las pérdidas son variadas e incalculables.

    No sólo libros fueron destruidos en la Biblioteca. Se guardaban allí las tablillas del Código de Hamurabí, el primer registro de leyes del mundo. Este recinto guardaba textos de Súmer, Acadia, Babilonia, Asiria y Caldea, Persia y varias dinastías árabes. Desaparecieron muchas tablillas aún sin descifrar, algunas de las cuales se creía contenían datos sobre el origen de la escritura. Manuscritos con las primeras traducciones al árabe de Aristóteles, obras de Omar Khayyam, textos de la literatura persa antigua, poemas sufíes, novelas, crónicas árabes, mapas de Persia, donaciones de literatura occidental, una colección completa de literatura latinoamericana, y quién sabe qué más.

    RESISTENCIA

    A pesar del saqueo y la destrucción, algunos grupos de académicos han escondido textos religiosos, históricos, manuscritos iluminados y obras que constituyen parte de la identidad y del imaginario de los iraquíes. Y han revelado que los entregarán una vez que el ejército de ocupación desaloje el país.

    Lo cierto, es que apenas se ha salvado alrededor del treinta por ciento del total de los libros que poseía la Biblioteca Nacional de Bagdad. De lo que sobrevivió, una parte fue robada. Otra parte de la colección está en la mezquita de Al Haq, donde hay más de 250 mil volúmenes. Hay también libros en lugares secretos.

    Pese a la destrucción la memoria no cerrará estas heridas. La agresión contra el pueblo iraquí, que posee más de siete mil años de historia, es parte de un proceso que tiene como objetivo la destrucción sistemática de su identidad cultural, para poder así dominarlo. Pero los pueblos resisten y éste no será la excepción.

    daniela_saidman @yahoo.com

    ¿Justifica una guerra una pérdida cultural tan impresionante?

    La guerra no justifica nada, no puede siquiera justificarse a sí misma. Todos los que hacen las guerras dicen con cinismo que lo hacen para conseguir la paz. Personalmente, diría que la destrucción cultural le interesa siempre a quien inicia una guerra, porque la cultura es el símbolo de la memoria de un pueblo, y cuando ésta es reducida o aniquilada, desmoraliza y crea condiciones propicias a la aceptación de valores extraños. En el caso de Iraq, la Unesco le advirtió al gobierno de Estados Unidos sobre los lugares a proteger. Un arqueólogo como MacGuire Gibson le advirtió a Bush sobre sitios que requerían protección directa, pero nadie en el Departamento de Estado hizo nada y por eso las renuncias de los asesores culturales del Presidente Bush. El saqueo nunca hubiera ocurrido si se hubieran protegido las instalaciones culturales. En cambio, en el Ministerio del Petróleo se apostaron decenas de soldados y nadie se robó ni un lápiz.

    Tomado de: http://www.eldiariodeguayana.com.ve/content/view/34331/68/

  5. #5 pachinga 14 de abr. 2008

    Europa Press - sábado, 12 de abril, 19.47. BURGOS, 12 (EUROPA PRESS) - Un joven de 29 años fue detenido en Rubena (Burgos) como presunto autor de un delito contra el patrimonio histórico, según informaron a Europa Press fuentes de la Guardia Civil. (Publicidad) I.I.V, varón de 29 años, fue detenido hoy después de que efectivos de la Benemérita comprobaran que llevaba en el maletero de su coche diferentes enseres procedentes de un yacimiento arqueológico que podría ser Atapuerca, ya que se encuentra en la zona. En concreto, los agentes comprobaron que el ahora detenido llevaba cien monedas cubiertas de barro, además de otros objetos arqueológicos, un detector de metales y mapas de la provincia de Burgos en época romana.

    http://es.noticias.yahoo.com/ep/20080412/tlc-sucesos-detenido-en-rubena-burgos-co-01ef556.html

  6. #6 patinho 01 de mayo de 2008

    Halladas en aguas de Namibia monedas de oro españolas de la época de Colón

    El tesoro se encontró en el interior de un barco que habría naufragado hace unos 500 años

    ELPAÍS.com - Madrid - 01/05/2008

    Parte del tesoro hallado en Namibia- REUTERS

     

    El pasado 1 de abril una expedición de geólogos surcaba la costa suroeste de Namibia (África) en busca de diamantes cuando se topó con una joya, pero histórica: con un barco que hace unos 500 años, en la época de Cristóbal Colón, naufragó dejando en el fondo del mar un tesoro compuesto por monedas de oro españolas y monedas de plata portuguesas de finales del siglo XV y principios del XVI que se ha mantenido intacto hasta nuestros días, informa hoy la CNN, que cita a la empresa a la que pertenecían los geólogos y a la agencia Associated Press.

    También han sido hallados marfil, cañones para repeler a los temidos piratas, medidores de distancias y mapas de navegación.

    El reverso de algunas de las monedas de oro muestran el escudo de Castilla, símbolo del poder de los Reyes Católicos.

    Tomado de: http://www.elpais.com/articulo/cultura/Halladas/aguas/Namibia/monedas/oro/espanolas/epoca/Colon/elpepucul/20080501elpepucul_2/Tes

  7. Hay 6 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba