Autor: R. Cancho terraeantiqvae@yahoogroups.com
miércoles, 09 de mayo de 2007
Sección: Roma y Grecia en Celtiberia
Información publicada por: jeromor
Mostrado 128.742 veces.


Ir a los comentarios

Iruña- Veleia III

-

Tres de los 10 arqueólogos de Veleia abandonan por sorpresa las excavaciones.
La dirección del yacimiento alavés atribuye la marcha de los tres expertos a motivos «laborales»

El proyecto Iruña-Veleia III Mileno que dirige Eliseo Gil acaba de perder por sorpresa a tres de sus diez arqueólogos. Apenas medio año después de que se diera a conocer el hallazgo de un importante conjunto de grafitos que podría colocar al yacimiento romano alavés a la altura de los de Vindolanda (Reino Unido) y Pompeya (Italia), Miguel Ángel Berjón Lobato, José Ángel Apellániz González y Carlos Crespo Beistegui han abandonado el equipo por motivos «estrictamente personales y profesionales», según ha podido saber EL CORREO. Ninguno de los tres especialistas ha querido hacer declaraciones.

Los tres historiadores han trabajado intensamente en los últimos cinco años en el proyecto que lidera Gil y que ha logrado dar a conocer al mundo los tesoros de la villa de época romana hallada a diez kilómetros de Vitoria, en los campos de Trespuentes. Su marcha se produce en un momento en que el yacimiento se encuentra en su máximo esplendor. El descubrimiento del conjunto de inscripciones en cerámica y huesos de entre los siglos III y V después de Cristo, que incluyen el calvario más antiguo hasta ahora conocido, y las primeras palabras de la vida cotidiana escritas en euskera han despertado el interés internacional.

Su contenido es tan excepcional que, de confirmarse su autenticidad, podría echar por tierra tesis de todo tipo, desde las que se refieren a la cristianización hasta lingüísticas, históricas o etnográficas.

Responsables de las excavaciones de Iruña-Veleia restaron ayer importancia a la decisión de los tres arqueólogos. Confirmaron a este periódico que rompieron su contrato con la empresa Lurmen -gestora de los trabajos- hace un mes, y atribuyeron su despedida a razones «laborales». «Las condiciones de este trabajo son duras. En verano se pasa calor y, además, en la zona no disponemos más que de un prefabricado sin agua y que tiene luz gracias a un generador», indicó un portavoz de la empresa. «Los años pasan y la gente puede tener otros planes», sentenció. Según aseguró la misma fuente, sus vacantes ya han sido suplidas.

Tareas importantes

Los tres arqueólogos estaban a cargo de algunas de las tareas más delicadas e importantes de las excavaciones. En concreto, Míchel Berjón, licenciado en Historia por la UPV, era el especialista en industria ósea. El arqueólogo acumula años de experiencia y ha participado en proyectos como el italiano de Fregellae y en otros más cercanos como la catedral de Santa María y Kutzemendi (Vitoria) o Las pilas del camino de Logroño y el convento de los Capuchinos (Laguardia). Precisamente, el director de estos dos últimos proyectos de intervención arqueológica fue José Ángel Apellániz, licenciado en Geografía e Historia, y experto en industria latericia (o de piezas de alfarería) y materiales constructivos en Veleia. Su currículo es extenso y ha participado en excavaciones en Canadá y en proyectos más próximos con el de Aldaieta, en Nanclares de Gamboa, o Peña Larga, en Cripán.

Carlos Crespo, también licenciado en Historia, era el máximo responsable de la cerámica de paredes finas del proyecto que lidera Gil. Además de curtirse en Italia, también trabajó en Aldaieta, Kutzemendi, Las pilas del camino de Logroño y el convento de los Capuchinos.

En el equipo se quedan los dos directores, Eliseo Gil e Idoia Filloy, sus hermanos Ainhoa Gil y Aitor Filloy, Aitor Iriarte, Oskar Escribano y José Manuel Tarriño.

EL YACIMIENTO

Ubicación: entre los pueblos de Víllodas y Trespuentes, a unos diez kilómetros de Vitoria.

Origen: Data del siglo VIII antes de Cristo. Entre los siglos I y V d. C. fue un asentamiento romano.

Hallazgos: grafitos que incluyen la representación de Cristo en la cruz más antigua y texto en euskera del siglo III d. C.

Fuente: R. CANCHO r.cancho@diario-elcorreo.com, Vitoria / El Correo Digital, 9 de febrero de 2006
Enlace: http://www.elcorreodigital.com/alava/prensa/20070209/cultura_ala/tres-diez-arqueologos-veleia_20070209.html

-

Más informacióen en: http://www.elcorreodigital.com/alava/prensa/20070209/cultura_ala/tres-diez-arqueologos-veleia_20070209.html


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 SYLSB 22 de feb. 2007

    En el número de Clío del que se habla más arriba, aparte de insistir en lo mismo de los últimos meses y de hacer un repaso a la historia y características del yacimiento, se dan algunas informaciones sobre los ostraka que creo inéditas. Cito (p. 55):

    - un grabado sobre un maxilar de cerdo con la siguiente declaración de amor: "con mi corazón hasta el infinito"

    - representación(es) de divinidades clásicas (concretamente se cita a Júpiter) junto a un cerdo asaeteado

    - representación de un "pater familias" junto a sus dos hijos

    - el árbol genealógico de un tal "Parmenio"

    - una(s) mención(es) a, agárrense, Nefertari, Ramsés y Nefertiti (imagino que sea un patinazo del periodista, pero es raro que, siendo así, mencione a las dos y no sólo a la confundida)

    Y eso es básicamente lo novedoso. Tengo una copia del artículo en PDF, aunque supongo que colgarlo en la red será delito y esas cosas así que....

  2. #2 Sotero21 22 de feb. 2007

    Me he tenido que comprar la revista.

    El artículo es un buen resumen de lo que hay. No se olvida de dar noticia de los escépticos y de sus razones.

    Un par de detalles más: el maestro enseña la tabla del 1 e instruye sobre las equivalencias entre dioses griegos y romanos pág.51 (o sea que primero se preocupa de enseñar a los niños los nombres de los dioses para luego crucificarlos, curioso).

    El autor se cree la historia del egipcio y la foto de la ceramica de los garabatos la identifica como de jeroglíficos.

    Sobre los nuevos detalles como no sabemos la fuente mejor no especular. Aun así, ya es casualidad que Parmenio sea uno de los santos varones que acudieron a los obispos Cromacio y Heliodoro para informarles de que el sacerdote Jerónimo había descubierto un evangelio en hebreo atribuido a San Mateo. Este pseudo-Mateo es en el que se habla de la Natividad de la Virgen María y de la infancia de Cristo en Egipto, concretamente en Hermópolis.
    Parmenio sería el nombre del maestro egipcio, pues ya sabemos que había aparecido un árbol genealógico con su nombre.



  3. #3 gyps 25 de feb. 2007

    He comprado CLIO, nº 64, febrero 2007, donde viene el reportaje: “Iruña-Veleia: la sorprendente urbe romana del País Vasco”, firmado por José Antonio Díaz, periodista y escritor. Lleva como subtítulo: “Solo se ha excavado un uno por ciento del yacimiento de Iruña-Veleia, en Álava, pero ha sido suficiente para alborotar el mundo arqueológico con la aparición de increíbles inscripciones y grafitis que cuestionan el mito de un País Vasco ajeno a la romanización”.
    Como ya ha sido dicho por otros participantes, es una exposición de datos en su mayoría conocidos, así como un repaso de las teorías explicativas ortodoxas del Equipo de Iruña-Veleia. Honestamente cita las dudas surgidas en algunos especialistas, pero el tono general es de aprobación de la versión oficial y ortodoxa.
    No se dice en ningún lugar del reportaje, pero da la impresión de que toda la información así como la valoración interpretativa le ha sido proporcionada al autor por parte del Equipo de Iruña-Veleia. Hay alguna información novedosa (poca, es cierto) que no puede proceder de otro lugar más que de los responsables de los hallazgos.
    1. El reportaje comete errores en la transmisión de las leyendas: da como forma del color rojo: gorri, cuando todas las variantes sin excepción ofrecen gori
    2. La leyenda de la Sagrada Familia es: Iesus, Ioshe ata ta Miriam ama. Coincide con Gorrochategui en la –m final de Miriam, pero no hay señal de la H en Iesus. La presencia de coma no puede ser tomada como definitiva, porque también las introduce en la leyenda: “zuri, urdin, gorri”.
    3. Las notas novedosas o de interés están en:
    a) “fragmentos de cerámica desechados para enseñar la tabla de uno a los niños, ... los nombres de los emperadores de Roma [e instrucción] en las equivalencias entre divinidades griegas y romanas”
    b) “si pasamos por encima de los 12.000 objetos singulares (es decir, aquellos que aportan una información histórica añadida) encontrados desde 1994, los auténticos tesoros ...son sus conjuntos epigráficos, tan importantes como los de Pompeya”
    c) “en sus textos (en los del pedagogo egipcio) aparece citada en dos ocasiones una ciudad del Egipto Medio, Hermópolis”
    d) En otro (grafito), grabado sobre un maxilar de cerdo, hay una declaración de amor: “con mi corazón hasta el infinito”
    e) ideas contrarias a la religión clásica, representando a divinidades de su panteón (Júpiter) junto a un cerdo asaeteado.
    f) el árbol genealógico de un tal Parmenio
    g) en otro se mencionan a Nefertiti, Nefertari y Ramsés

    Muchas de estas noticias ya se conocían desde los primeros días (la ciudad del Nilo medio, Hermópolis, el árbol genealógico, los personajes de los faraones, las existencia de listas de emperadores, etc.), y fueron recogidas en la Selección de Textos e Imágenes de A.M. Canto. Sobre Hermópolis ahora se nos dice que aparece dos veces (véase el debate sobre esta ciudad mantenido en el Foro 2 hacia el 27 , 28 de noviembre), que el árbol genealógico es de un tal Parmenio (al parecer, el pedagogo); también se atestigua Nefertari, dato que estaba en duda.

    Para terminar dos comentarios resaltados fuera de texto:
    a) pie de foto del óstracon de la genealogía Julia: “Un maestro grabó con punzón los nombres de personajes clásicos” Eso dice: un maestro.
    b) “Las cerámicas en euskera situarían en el siglo III los orígenes de esta lengua”. Ya es una cronología precisa y muy alta: se había jugado siempre con un arco entre el s.IV y finales del s. V.

  4. #4 Sotero21 02 de mar. 2007

    El egipcio.

    Si lo que se pretende que alguien nacido en Egipto haya sido un maestro contratado, o sea un hombre libre, es más probable que fuera un griego de Egipto y mucho menos un egipcio nativo, aunque en cualquier caso helenizado y entonces, casi con seguridad esclavo. Cuando Roma finca pie en el país del Nilo encuentra una doble nacionalidad; los nativos eran siervos y los griegos señores. Los griegos eran gobernantes amables para los griegos, mientras que trataban a los bárbaros nativos “como a plantas y animales” (1). La concesión de derechos desiguales a los súbditos y los privilegios jurídicos y efectivos fueron mantenidos por los romanos. Los nativos egipcios eran excluidos tanto de la ciudadanía griega como de la romana; mientras que los griegos de Egipto estaban sujetos al régimen normal de obtención de la ciudadanía romana. Esta norma subsistió con alguna excepción aunque con carácter general hasta el siglo V. La exclusión, incluso para el ingreso en las legiones fue la norma general, suavizada al final del Imperio.

    Salvo que, una vez más, una extraordinaria casualidad fuera a deparar que nuestro “nativo egipcio” (como se le describe) es también una excepción a la norma, resultaría como lo más lógico que nuestro hombre era un griego de Egipto. Pero esto no casa con que hiciera jeroglíficos, pues es notorio que con respecto a la lengua de los egipcios los griegos sentirían la mayor de las indiferencias. En Egipto en aquellos tiempos la lengua oficial para las instancias superiores era el griego, excepto para los asuntos militares, que era latín. Los documentos en egipcio llevan todos su traducción al griego y esta norma fue acentuada por los romanos. Los egipcios no tuvieron prohibido el uso de la lengua y los signos hieráticos, restringidos estos al culto religioso, mientras que la lengua y su escritura usual copta eran usadas con normalidad.

    Un griego egipcio que escribe en jeroglífico solo se puede explicar en que el tío era un cachondo mental que dibujaba, sin sentido alguno, cosas que había visto en su tierra natal para entretener a los niños (ya sabemos que nuestro egipcio es artista). Los griegos rechazaban, bajo su forma primitiva, el culto nacional egipcio y despreciaban las costumbres y usos bárbaros. Como las bromas y las risas no eran parte de la educación romana, en la que el palo y la severidad se imponían, tenemos que rechazar un preceptor greco – egipcio bromista. Así que, con todos los inconvenientes, nuestro egipcio es un egipcio de verdad, semita y bárbaro, aunque libre (más probablemente liberto), que ha cambiado su nombre por el de Parmenio. Que sea un auténtico egipcio nos permite creer que quizás conociera alguno de los rituales sagrados y que en algún momento de melancolía se arrancó con el estilete a arañar un ladrillo y enseñar a los niños una escritura imbuida de religión mezclando a Cristo con Serapis (2). Pero nos dicen que este egipcio es cristiano. ¿Qué pinta un cristiano garrapateando un jeroglíficos, que en aquella época, excepto que estuvieran dedicados expresamente a otros fines, lo más seguro es que contengan una más que probable letanía a los dioses o un canto o similar? Puede que los jeroglíficos desconocidos contengan nombres de emperadores, en cuyo caso la cosa cambia pero no mucho, por cuanto los emperadores estaban asimilados a la divinidad; en todo caso no pondrían cualquier cosa, como cocodrilo o cerveza. El problema religioso se complicará aún más cuando salgan a escena los dioses paganos greco – latinos y nuestro maestro se ponga a levantar ídolos y a asaetearlos.

    Incidir en que, tanto sea un griego como un egipcio helenizado, la ausencia de textos en griego solo se puede explicar (muy mal) con que usaban las tablillas de cera para la lengua noble.

    Pero nuestro egipcio es maestro en muchas disciplinas y encantamientos. Un genio.

    “Oh, Egipto, Egipto, de tus oficios divinos solo quedará un eco y hasta ese será considerado como algo increíble por las futuras generaciones, sólo las palabras se conservarán en las piedras que hablan de tus hechos piadosos y el Egipto será habitado por el escita o el indio, o por cualquiera de los pueblos bárbaros vecinos. Serán implantados nuevos derechos y nuevas leyes, nada santo, nada que encierre el temor de dios, nada digno del cielo y lo celestial se escuchará ni será oído por el espíritu. Se producirá una dolorosa separación de los dioses y los hombres y sólo permanecerán en la tierra los ángeles malos que se mezclan entre la humanidad”

    (Atribuido a Apuleyo, diálogos de los dioses)

    (1) Toda la información histórica está contenida en el capítulo sobre “Egipto” El mundo de los Césares, Theodor Mommsen, la traducción del texto de Apuleyo es de Wenceslao Roces.
    (2) Idolatría descrita en tiempos de Constancio “Vita saturnini, 8).



  5. #5 Sotero21 05 de mar. 2007

    En la última intervención dije que los griegos sentían, cuando menos, indeferencia con respecto a la escritura egipcia. Esto no es realmente así, los griegos tenían curiosidad por una cultura tan antigua como la egipcia. Pero en sus observaciones nada nos hace denotar que llegaran a entender bien el significado de la escritura jeroglífica. Herodoto, en V a.C. nos dice que hay un tipo de escritura popular (demótico) que era el utilizado para documentos no religiosos, pero cuando habla de la dirección de la escritura parece que desconoce que la jeroglífica pura también se puede escribir de arriba abajo y en ambos sentidos. Clemente de Alejandría, a principios del III, nos menciona por primera vez el término jeroglífico y lo diferencia del hierático o letras sagradas y el epistolográfico. No parece conocer que los tres tipos son una sola escritura con tres formas. La misma denominación resulta ambigua por cuanto la alusión literal de la palabra jeroglífico es al sentido sagrado en la escritura y a una forma muy determinada de realizarla, es decir sobre superficies duras, cosa que no refleja toda la realidad de la misma (1). Diodoro de Sicilia copia a Herodoto en su distinción de los tipos de escritura, la sagrada y la popular. Platón, sin decir nada sobre la escritura misma en su Fedro, hace un juicio de valor sobre la importancia de las letras, justificadas por Thot, el inventor de la escritura, como remedio contra el olvido; en su Filebo nos dice que existe una suerte de clasificación de las letras. Esta clasificación de las letras parece corroborada por Plutarco, que en su Moralia menciona a Hermes – Thot, cuyo símbolo, el pájaro ibis era la primera letra entre los egipcios. Pero a partir de Plutarco las observaciones sobre la escritura jeroglífica decaen porque el sistema está en absoluta decadencia. En el siglo V, un egipcio, Horapollo, no supo dar con la interpretación correcta en sus “traducciones” y creó un bonito lío hasta Champollion.

    Los griegos se acercaban al egipcio jeroglífico con curiosidad y por supuesto, sin la menor necesidad.

    Todo esto corrobora la tesis oficial de un egipcio nativo, necesariamente muy culto, pues no solo es preceptor en humanidades greco – latinas, sino también ex – sacerdote y quizás uno de los pocos expertos calígrafos grabadores de jeroglíficos clásicos vivo. Luego de su conversión al cristianismo es difusor de las Sagradas Escrituras y la Ley Mosaica, que también parece conocer bien. Parmenio, nuestro bautizado egipcio nativo, parece provenir de Hermópolis, la ciudad consagrada a Thot, lo que también es una alegre coincidencia. La explicación de porqué y cómo llego a los limes imperiales del norte de Hispania tiene que pasar por ser un condenado a muerte por los sacerdotes egipcios por apostasía, por disidente peligrosísimo con secretos importantes que puede revelar, como de hecho lo está haciendo, reproduciendo y enseñando los signos sagrados entre los cristianos . Para salvar la vida no tuvo más remedio que mal venderse, casi regalarse como esclavo a un cosmopolita hombre de negocios veleiense que logró sacarlo del país del Nilo.

    Yo me lo imagino llegando a la La Llanada alavesa un día de nortada. Dos palmos de nieve helada, gruesos carámbanos en los aleros y un grajo pasándole por la izquierda. No murió esa noche porque el amo le había cogido cariño , aparte del gasto de llevarlo consigo durante tan largo viaje, y ordenó a una esclava vieja que estuviera con él y le diera friegas en los pies y caldo. La vieja, que estaba muy sola y era compasiva durmió a él abrazada y le salvó la vida. Fue la primera conversa.

    1.- La escritura jeroglífica egipcia en la literatura griega clásica. Ignacio Ares Regueras. Universidad de Valladolid

  6. #6 Sotero21 06 de mar. 2007

    Otra correción, dije que la historia no estaba incluida en el programa educativo romano. Esto es cierto en el sentido de que en Roma jamás existió una historiografía y que de todas las artes cultivadas ésta fue la más pobre. De manejarse algún manual de historia escolar sería algún cronicón de historia universal o mejor dicho, de historia romano – helénica paralela al estilo de la crónica general de Cornelio Nepote. En el contexto escolar no sería extraño encontrar algo de este autor, así como de Q. Claudio Cuadrigario, de C. Licinio Mácer o de Valerio Ancia, a cada cual más infantil y prolijo. También listados de linajes o de simples funcionarios que, al menos establecieron una sincronía cronológica romano – helénica base convencional a la posteridad. La historia era una fábula y así se enseñaba. Además, la enseñanza de la historia pertenecía a un ciclo superior, por lo que si este magíster la impartía es porque al menos tenía un alumno preadolescente y con éste ya podemos contar dos alumnos seguros, un niño de unos siete u ocho años que va por la tabla del 1 y un chaval de unos doce o trece que se aburre con las listas de emperadores y dioses greco – latinos. El magíster éste tan raro, al que piensan meterle una pulga en el camastro, se ha empeñado en darles egipcio y la historia de su tierra. Menos mal que parece que no les va a dar griego.

    La ausencia del griego me perturba, más porque el griego sería la segunda lengua del egipcio, que, aun siendo una persona de cultura, no tendría porqué hablar bien el latín, toda vez que el latín era lengua de uso militar y de las altas instancias y que, hasta de los romanos en Egipto, el griego era la lengua de uso. Pero Parmenio (que así solo y aislado es nombre de esclavo) imparte clases en la lengua que peor debe de conocer. Lo más seguro es que el día del desastre, por causas que jamás podremos saber, se dejaron los cestos y arcones con el material escolar en griego fuera del almacén y quedaron expuestos a la muela del tiempo.

    Parmenio sobrevivió al invierno y con el tiempo su innata sumisión, sus encantadores modos, su amplia cultura universal y su dulce elocuencia encantó a los mayores y a los niños. A todos entretenía con sus juegos, sus ingeniosos dibujillos, sus explicaciones enciclopédicas. Les hablaba de los cocodrilos y de los espantosos hipopótamos, de los dátiles tan dulces y las palmeras ondulantes, de las ciudades impresionantes que ha visto, del oscuro mar. Como era cristiano soportaba con resignación su condición de esclavo y procuraba, en la medida de lo posible, propagar su fe.

  7. #7 Sotero21 11 de mar. 2007

    Pues no te digo nada “El Veleinse”, coproducción EiTB, la Tele5 y el Departamento de Cultura de la Diputación Foral, con diálogos en latín, euskera batua y copto (monólogos en este caso), interpretada por Antonio Banderas como Parmenio, la Penélope Cruz de Pompeia Valentina y Anthony Hopkins en el papel de Marcus Lagun, iba a romper taquillas. Lástima que no sepa hacer guiones y que quizás éste que tan bonito nos está saliendo lo vaya a fusilar algún avispado escribidor (que no escritor) de novelas históricas.

    Pero no, nuestra búsqueda de un personaje creíble nos obliga a ser rigurosos, por eso hemos seguido hasta ahora la línea oficial. Desde nuestro desinformado punto de vista se pueden hacer algunas observaciones más. Si de lo que se trata es de recrear un escenario histórico tenemos que acercarnos a la realidad del momento en que se desarrollan los hechos. A muchos les parece posible que un ex – sacerdote egipcio renegado anduviera por esos pagos impartiendo clases. Cosas más raras se han visto y yo tampoco juraría que esto no hubiera sucedido jamás. La probabilidad de encontrar restos de este suceso único y extraordinario son remotas, pero no imposibles. Sin embargo, hemos de buscar por obvios motivos de economía y de comprensión del conjunto un personaje con una mayor flexibilidad.

    A mí se me antoja un tanto excesivo lo del sacerdote. Un personaje demasiado rígido, demasiado ajeno al ambiente y también demasiado caro. El ser sacerdote es cargo funcionarial, hereditario o por adquisición, rara vez por elección. Es trabajo seguro para toda la vida; mientras la gente siga haciendo ofrendas a los dioses siempre podrán repartírselas. Vemos al sacerdote como un tipo con una vida más o menos regalada y muchos remilgos, acostumbrado a lavarse “dos veces al día con agua fría, y dos por la noche”, a rasurarse el cuerpo para que su cuerpo no tenga piojos ni inmundicias al acercarse al dios. También es muy raro que un sacerdote egipcio fuera cristiano, pues aunque el cristianismo en Egipto se introdujo pronto, solo lo hizo al principio entre los judíos y griegos. El pueblo egipcio fue fiel a los dioses hasta la oficialidad del cristianismo, a partir de la cual la decadencia de la religión egipcia fue rápida. En fin, desde un aspecto práctico, nadie cambia una buena canonjía por una vida de preceptor errante en las salvajes fronteras imperiales. Quizás un iluminado, pero eso es algo que queremos apartar de cualquier discurso racional. Mucho más creíble es que un esclavo escriba egipcio - con conocimientos escasos de la paideia romano – helénica y que sin duda aprendió, primero con su padre, luego en el templo, los secretos de una escritura jeroglífica clásica en franca decadencia en aquellos tiempos - llegó por avatares de su mala fortuna a esta tierra tan hostil y, como sabía leer y escribir en latín y hacer cuatro números, el patrono o matrona le endilgó el cargo de preceptor a falta del otro griego que se les había muerto por una epidemia.

    A un personaje como este no sería posible achacarle un deficiente conocimiento del latín, incluso un desconocimiento de la enseñanza en griego (aunque sin duda lo conocería). Podría escribir jeroglíficos, quizás alguna oración sencilla y popular a un dios y no con las rígidas fórmulas sacerdotales. Podemos inlcuso poner en entredicho que fuera cristiano, pues parece claro que los dibujos sobre la Vida y los jeroglíficos de trazo perfecto no casan muy bien con la insegura mano que ha trazado las cruces del Calvario y la de los dioses crucificados.

  8. #8 Lykonius 13 de mar. 2007

    si bueno, mientras esperamos la cuatro, y la cinco y la seis...:


    PARMENIVS, BIOGRAFÍA (NO AUTORIZADA) DEL SACERDOTE DE RA

    Mi nombre es Apitofis, aunque soy conocido como Parmenio entre los Romanos y los Griegos. Nací en la ciudad de Hermafroditópolis en el segundo año del faraón Ilanun I (o César Juliano para los Romanos), aunque no sé en que día exacto ya que mis padres no lo recuerdan pero saben que coincidió más o menos con el cambio de año, que es cuando todo el mundo va chiripa con las juergas... y por ello me bautizaron como Apitofis, que significa "Quien nace alegrete". Crecí cómodamente en una familia sacerdotal y mi padre me instruyó en el oficio para que lo heredara en el futuro, pero la peste cristiana se extendía día a día y los locos anacoretas de los desiertos solían venir a las ciudades para prevenir contra los dioses y para fastidiarnos el negocio rebelando cómo hacíamos hablar las estatuas de los dioses mediante unos tubos internos, o cómo hacíamos el truco de resucitar de entre los muertos simplemente poniéndonos una piedra en la axila para parar el pulso para luego revivir gracias a Isis; nos estaban fastidiando el negocio aquellos locos de las montañas, y como resultado cada vez más gente abandonaba los templos y prefería llevar el culto en privado... pero peor fue cuando comenzó a reinar el faraón Tebodosis I (César Teodosio entre los Romanos), prohibiendo cualquier culto gentil; ya entonces cuando los anacoretas bajaban de las montañas reunían a las turbas para arrasar y robar todo lo que había en los templos, carta blanca les había dado su soberano, y no contentos con eso nos destruían las estatuas y nos insultaban. Viendo el panorama pensé en seguir una de las máximas Romanas: renovarse o morir, y cambié mi rumbo de vida y aprendí Cristianismo, pero con tal de recabar más adeptos de los antiguos cultos lo modifiqué para incorporar las antiguas deidades egipcias, así el Supremo Dios Ra, con la ayuda de la Gran Mamada de Isis, creó al Hombre de sus emanaciones de Rayos de Luz, pero que el dios Seth, que era el mismo demiurgo de los nómadas del desierto, por envidia del poder supremo de Ra atrapó en las tinieblas de este mundo los Rayos Puros, que no eran sino las almas de los Hombres, y yo era entonces el Salvador reencarnado venido para liberar a mis adeptos de las garras de Seth. Por desgracia esta religión no hizo gran mella entre los egipcios a excepción de cuatro pervertidos que insistían en ver pinturas de la Gran Mamada, así que cuando ya comencé a sentir los estertores del hambre en mi estómago (no sé que son "estertores" pero suena muy culto...) decidí hacerme santón. Gracias a Ra, capté la atención de una parejita de turistas procediente de una remota ciudad cercana al Mar Exterior, y decidió contratarme ya que necesitaban un sabio preceptor para sus tres hijos, mientras que yo sólo pedía comida y litera a cambio.

    La remota ciudad se llama Veleia, y mi superior se llamaba Marcus Pubis Creticus, y en lengua del país Aikobaraizarribentaskoanikobenzuritxoalkoberrianilariaibalaostia; este estaba casado a su vez con Pompeya y tenían tres hijos en común que se llamaban en lengua nativa uno Destruye-todo, el otro Arrasador-grande y el otro No-te-menees. Les impartía clases de latín, de filosofía, de historia, de retórica, catequesis cristiana y además les tenia que aguantar todas las tretas. No había día en que no rompieran una jarra, un pincel o una pierna, de hecho la villa le parecería a un forastero el vertedero de la ciudad. He tenido muchas pesadillas.

    Un día la mujer se dirigió a mi para consultarme sobre su marido, y es que hacía tiempo que no la tocaba ni para apagar el candil. Siendo un buen conocedor de homeopatía egipcia, si hubiese estado en mi tierra natal rápidamente le hubiese recetado unas hierbas que crecen en los márgenes del Nilo, pero aquí, en esta fría desolación, ¿ qué clase de remedios podrían ayudar ? Le miré a sus tristes ojos y la intenté animar y le dije que era tan bella que podía compararse con Isis, y que incluso sus ojos rivalizaban en hermosura con todas las perlas del collar de la diosa. Pero la realidad es que era más fea que un gato atropellado por un carro, y la mujer además era una vaca-burra ya que se pensó que le estaba tirando los trastos... Así que cada día me visitaba para preguntarme por esta u otra tontería y yo haciéndome el Sueco (quiero decir el Thuliano). Esta situación me enervaba y me corroía: ¿ qué pasaría si mi superior nos encontrara hablando de él ? Estos temores los compensaba haciendo dedicatorias a mi superior, haciéndole la pelota con textos como "Mi Amor para Usted hasta el Infinito" basándome en la serie teatral Star Trek donde una nave surca los 3 mares en busca de nuevas islas y nuevos continentes "viajando hasta el infinito"; e incluso le escribí en su lengua nativa "Marco Amigo"... ¿ qué más podía hacer ?

    Pero un día, harto ya de esta tensión, recurrí a las técnicas de Oriente y se las expuse a la desvalida Pompeya y le enseñé La Técnica del Remolino de Fuerza, que consistía en que tenía que masajearle los Cuatro Puntos Vitales del Hombre, a saber: el pene, el testículo izquierdo, el testículo derecho y la polla. Pero fue en el peor de los momentos, cuando le estaba enseñando a masajear los Puntos que entró sin avisar su taimado marido...

    Y ese fue mi fin en esta vida.



    Nota 1: El copyright lo tiene/tenía mi apendicitis aguda, por causarme mala leche y tener tanto tiempo libre para arrojarla.
    Nota 2: El causante de tal apendicitis fue el "Equipo de Iruña-Veleia", seguro.
    Nota 3: Uno de los miembros del "Equipo de Iruña-Veleia" es la reencarnación de Parmenio, no lo dudéis...

  9. #9 Sotero21 14 de mar. 2007

    Vaya Lykonius, una apendicitis veleiense. Si ya los del "equipo de investigación" tuvieron temblores, vértigos y raras impresiones somáticas es que debe ser contagioso esto. Recupérate pronto, aunque una mala uva como esa es refrescante. Por lo demás, es muy posible que uno de los miembros del equipo sea Parmenio redivivo. Ya sabes que donde hay un egipcio, hay magia y misterio y alguna que otra maldición. Estos arquólogos que se han quedado son unos valientes y afrontan impávidos la maldición del egipcio ultrajado.

    Euskotren es tan, pero tan altruista que "perdió el culo" e hizo algunas virguerías financieras para sufragar al "equipo" tal y como lo demuestra el párrafo que le dedica el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas, en su informe de fiscalización de Entes y Sociedades Públicas de la Administración General de País Vasco para 2001 del 26 de octubre de 2004, BPOV 95, 23 de mayo de 2005. No se preocupen que por estas corruptelas y mil más ni se les cae la cara de vergüenza a las autoridades competentes y tampoco se verá nadie afectado lo más mínimo. A veces me pregunto para que están estos tribunales fiscalizadores, si todo el mundo se los pasa por el arco del triunfo.


    8.– Eusko Trenbideak-Ferrocarriles Vascos, S.A.:
    – La sociedad ha suscrito un convenio de colaboración
    cultural con la concesionaria de la excavación arqueológica
    de Veleia en Iruña de Oca, por el que participa
    en la financiación de este proyecto cultural. El
    convenio se ha suscrito por un periodo de 10 años y,
    por un importe total de 3.725 miles de euros. No está
    justificada la relación de esta actuación con el servicio
    público cuya satisfacción compete a la sociedad.
    – Este convenio, de naturaleza subvencional, se ha realizado
    sin respetar los principios de publicidad, concurrencia
    y objetividad (artículo 48.5 del Texto Refundido de
    la Ley de Principios Ordenadores de la Hacienda General
    del País Vasco, aprobado mediante el DL 1/1997).
    – Presupuestariamente, el importe devengado durante
    el año 2001, 372 miles de euros, ha sido contabilizado
    como inmovilizado inmaterial, cuando por su naturaleza
    debiera figurar como subvenciones a terceros,
    algo para lo que no existe dotación presupuestaria.

  10. #10 gyps 15 de mar. 2007

    ¿Cómo es posible que un informe crítico de esta naturaleza, y más si tiene las implicaciones que apunta Sotero21, no se haya aireado en la prensa durante todos estos meses? No hay que olvidar que fué publicado en el BPOV 95, de 23 de mayo de 2005.
    Curiosamente cuando empezaron a parecer los testimonios del paedagogium de Parmenio (aventuro que no está escrito Parmenius, sino Parmenio, con -O, siguiendo la norma del dialecto local veleyense)
    Han pasado ya nueve meses y alguna semana desde el anuncio a bombo y platillo del fastuoso descubrimiento. Iruña-Veleia estaba preñada de extraordinarias y venturosas novedades que cambiarían nuestra visión de la Antigüedad. Han pasado nueve meses y no hay modo de que el Equipo de Iruña-Veleia para la criatura, ni con forceps.

  11. #11 Lykonius 20 de mar. 2007

    No hay problema gatopardo, el rectángulo representa con toda seguridad una tabla de patinar o "skate-board" antigravitatória del tipo que aparece en Regreso al Futuro II con el botón en ON, o sea que Parmenio obtiene una fuerza de impulso acelerador constante... si los iruño-veleyenses tenian ikastolas donde enseñaban el vasco batua, nadie puede dudar ya sobre que dispusieran de otros notables avances...

  12. #12 Sotero21 22 de mar. 2007

    ¡No me lo puedo creer! Ahora resulta que necesitan más dinero público para poner en marcha un negocio privado usando como reclamo un bien público, que no ha sido presentado aun ni a la sociedad ni a sus autoridades científicas. Hace bien la autoridad competente en no soltar un duro más hasta que no se presenten los informes, estaría bueno. Llevan doce años excavando y no conocemos más que unas cuantas hojas publicadas en Arkeoikuska (revista de tirada local y mínima) con tres fotos archiconocidas sobre el tema. El pueblo soberano, que no sabe de jeroglíficos ni de romanos ni ya de mulas necesita una explicación antes de que se siga subvencionando una fantasía que puede traer nefastas consecuencias culturales y aun sociales. Se sigue echando de menos el papel de autoridad científica de la UPV/EHU y otras instituciones de presunto o contrastado prestigio, que están permitiendo, con su tácito silencio, que un bien cultural de primer orden sirva de exclusivo reclamo turístico, cuando la menor sospecha sobre su posible falsedad parcial o total compromete seriamente la imagen de los alaveses, de los vascos y de la ciencia que se hace por estos pagos.

    Hoy por hoy se preparan para la campaña de promoción de primavera y en vez de anunciarnos el prometido Congreso de Roma en Vitoria nos dicen que se van de bolos por España y el mundo a presentar las cosas. De momento parece que sus simpáticos y simpáticas guías trilingües nos van a contar, eso sí, pagando los eurillos que sean de entrada, la hipótesis del maestro egipcio y su escuela incendiada. Seguirá clasificado como “top secret” lo relativo a “los hallazgos en materia lingüística y religiosa”, según informa el Diario de Noticias (en noticia no colgada en Internet, sino en edición papel). Supongo que será en materia lingüística vasca, porqué sino no vamos a conocer ni del latín, ni del egipcio escrito en jeroglífico. O sea que poco a poco, para que no nos empachemos. Porque según informa el mismo periódico hasta “el verano” no nos van a decir nada de nada. Tendremos que pagar y, rodeados de niños y japoneses, oír como un guía nos habla de Parmenio y del infinito.

  13. #13 Sotero21 27 de mar. 2007

    Como pueden suponer las cuotas turísticas se llenan con escolares de excursión. Miles de niños oirán de los guías trilingües la descabellada historia de Pompeya Valentina, Parmenio y el euskera y luego, según las bases del concurso de cuentos anunciado en la página oficial, harán un relato en el que nuestra tierna infancia intentará ligar, de forma obligatoria, las tres palabras de manera coherente. Sus maisuak y otros pedagogos de hoy remacharán el clavo y todos se llevarán impuesta la lección de historia local, cristianos de primera, euskaldunes desde antiguo, con un toque clásico y criados egipcios. La empanada mental que se van a llevar de aquí es de órdago a la grande.

    Al margen de que los hallazgos sean auténticos o falsos está actitud es indecente. Están impartiendo una peculiar recreación de la historia sin que las autoridades educativas tengan siquiera la certeza de que lo exponen es verdad, por no haber sido contrastado con la comunidad científica y la sociedad entera, que no conoce ni un miserable informe. A muchas confusiones nos ha llevado a todos la errónea exposición de los escasos hallazgos mostrados; ni tan siquiera se ha molestado en aclarar, ni desmentir los malentendidos en torno a ellos.

    La publicidad institucional, que expone el ostrakon denominado VITAE, me parece un despropósito por las mismas razones, agravadas por el hecho de que para mí la pieza es un delirio sin pies ni cabeza. Si la Diputación Foral de Álava, reconoce por la vía de los hechos, la autenticidad del hallazgo, su obligación ante la sociedad es presentar los informes de las excavaciones y, además, defenderlos. Su actitud me ha resultado sorprendente. Todo me está resultando increíble


    Me comenta J.C. Moreno, egiptólogo investigador del CNRS en París que el Gobierno Vasco está instituyendo un grupo de expertos que van a intentar determinar la naturaleza de este hallazgo. Al parecer (y eso puede ser un elemento determinante en la no exhibición de más piezas) no les convence la marcha de las cosas. Yo celebraría que por fin interviniera el departamento de Cultura del GV y la UPV/EHU y pusiera orden en este despropósito.

  14. #14 Lykonius 28 de mar. 2007

    Karistiarra... aquí nadie se ha metido con el nacionalismo vasco (aunque yo mismo he hecho un poco de coña, pero es eso, solo coña); en cambio es sorprendente la defensa que haces sobre la integridad del "Equipo de Iruña-Veleia", o bién confias mucho en esas gentes, los conoces personalmente ?... o eres amigo de Parmenio (como los caristios vivian en Veleia, digo yo que siendo "Karistiarra" debes conocer la zona no ?)

  15. #15 Sotero21 29 de mar. 2007

    Al menos un coetáneo de Parmenio, un valiente decurión del siglo III, casi con seguridad destinado en Veleia, nos dejó un mensaje que llega hasta nosotros con rotunda claridad. El primer día de noviembre del año 235 un decurión llamado Nicolavo se introdujo en la cueva Los Puentes en Sierra Salvada con su tropa y anduvo 4000 pasos por el interior. Nos cuenta Nicolavo que un tal Placido tuvo miedo y se volvió por lo que solo llegaron nueve al fondo de la cavidad. Todo esto lo escribió en una pared de la cueva. En minúscula, a pesar de que alguno ha sostenido que todo el mundo en aquella época escribía en mayúscula.

    Esta cueva está en Sierra Salvada, en tierras burgalesas, en el término de Monte Santiago Nancláriz, rayando con Álava, de la que la separa el enorme precipicio que cae hacia la vizcaina Orduña y el alavés valle de Arrastaria. Los legionarios probablemente buscaban mineral de hierro. En el término alavés de Aloria se localizó una factoría metalúrgica con hornos para hierro, bien estudiada.

    Es curioso el nombre del paraje de Santiago Nancláriz que proviene de un monasterio que hubo, vinculado al de Valpuesta llamado Santiago Langrériz. El nombre en euskera de Nanclares e Langraitz. Nanclares de la Oca es la capital del municipio de Iruña de Oca.

    Monte Santiago (Burgos) y su mirador sobre el salto del Délica (otros dicen que del Nervión, en Álava) es un paraje excepcional. Ahora que ha nevado, el que vaya se encontrará una espectacular cola de agua que se desploma en un precipcio de casi 300 metros. La cascada más alta de la Península y una de las más altas de Europa. Si alguno piensa escaparse a Veleia estas vacaciones le sugiero completar la visita con este Monumento Natural. Aprovechen que ahora estará IMPRESIONANTE, en verano puede secarse, auqnue el pasisaje es igualmente espectacular

    Más información con foto del grafito en

    http://grupoedelweiss.com/joomla/index.php?option=com_content&task=view&id=80&Itemid=61

  16. #16 Sotero21 06 de abr. 2007

    Sobre la reflexión que nos invita a hacer arkiz (04/04/2007 17:36:30).

    Es poco lo que se sabe de Veleia a partir del V. Algunos opinan que la ciudad de Victoriaco (Victoriam Veterem) fundada por Leovigildo en 581 pudo ser una refundación de la antigua Veleia. Restos visigóticos no han apararecido en la ciudad misma, aunque sí a pocos kilómetros, en la cueva de Los Goros, aparte de otras evidencias dispersas por el territorio, siempre de escasa entidad. La situación estratégica y fronteriza de Veleia la llevó a padecer los efectos de las aceifas musalmanas desde el principio, durante más de un siglo. Es posible incluso que fuera tomada durante algún tiempo por los árabes, pues en la nómina de ciudades que nos da la Crónica del Rey Magno (Alfonso III) se nos dice que Alfonso I los expulsa de "Velegia Alabense". Posteriormente se instala en Veleia una sede episcopal, uno de los primeros obispos fue un tal Álvaro, fallecido en el 888, citado por la Crónica de Albelda como obispo de Vellegia. Me parece que no hay resto alguno árabe en la provincia, quizás alguna moneda.

    A partir de ahí Veleia desaparece de la historia y solo se sabe que sus terrenos fueron parte de las propiedades del Temple y que allí se erigió una iglesia y un establecimiento del que no sabemos nada, ni su emplazamiento sobre el terreno. Las ruinas de estos edificios eran aún visibles a mediados del XVIII, pero ya ho hay nada, ni tan siquiera restos de una ermita posterior que se erigió.

    A la caída de la Orden monástica seguramente se hizo con la propiedad el que se intitulaba Señor de Iruña, que según la leyenda encontró un tesoro escondido por los moros y con esa fortuna se hizo una casa torre en el lugar donde estaba una ermita encomendada a Santa Catalina de Alejandría, santa egipcia del siglo III (coetánea de nuestro amigo Parmenio). Según Aranzadi (me parece, tengo que comprobarlo) los campesinos aseguran que en Iruña hay escondida una riquísima custodia de oro.





  17. #17 Lykonius 13 de abr. 2007

    Pues hablando de discontinuidad cultural lo que desde el principio me dejó estrañado fué que todo lo que se conoce de pre-romano del área carístia o de la Llanada Alavesa es que la toponímia y la antroponímia es TODA celta... me sosprendió este salto al vacío sobre las inscripciones vascas de Iruña-Veleia, porque aún aceptando que hubiesen élites celtoparlantes y un populacho vascoparlante, esto marcaría una gran (y anómala) diferéncia.

    Otra cosa que me hizo chamusquina en la nariz fué la mala leche del profe, Parmenio, porque joder, hacer garabatear a los niños en cerámica los nombres de dinastias, de los dioses, dictados en vasco batua, o dibujos de la vida cotidiana o de religión en la clase de artes plásticas o de catequesis... no sé si hay otros ejemplos así en el mundo romano, pero yo no creo que los papás viesen muy bien que sus hijos se pasaran horas intentando marcar cerámicas con un punzón que en un momento dado puede hacer saltar el ojo de alguien...

  18. #18 biosildun 23 de abr. 2007

    Retomando el tema del latín veleyense que oportunamente nos recueda gyps. Más arriba expliqué por qué, en mi opinión, en este momento y en este lugar, MARCVS es más esperable que Parmenio. También dije que las formas tempranas en -o con pérdida de -s y cambio -u > -o son más congruentes con el italo-románico. En todo esto gyps y yo estamos totalmente de acuerdo. Donde creo que diferimos es en las conclusiones a las que podemos llegar acerca de la autenticidad o no de los textos a partir de estos datos. El caso es que es relativamente frecuente encontrar un texto latino que muestra una evolución del latín que luego no se encuentra en el romance de la zona. Véase cualquier introducción al latín vulgar. Un motivo puede ser que el autor del texto era originario de otra región del imperio. Otro motivo puede ser que en un momento hubo variación en la pronunciación pero la innovación no llegó a triunfar en una zona concreta. Los ejemplos claros son abundantes. Yo no me atrevo aún a pronunciarme sobre la autenticidad o no de los textos latinos que se nos han enseñado. Creo que es más prudente ir evaluando la evidencia sin precipitarse a conclusiones.

  19. #19 Sotero21 07 de mayo de 2007

    ¡Ay! Parmenio, se me olvidaba

    Lykonius: Parmenio es un ex-legionario caristio enriquecido de regreso a su país y junto con Víctor, preceptor griego de otra familia pudiente, son los presentadores de los ludi veleienses. Eso es lo que nos cuenta el diario El País del 11-09-05

    "Después de romper filas, salen los presentadores del evento, el caristio Parmenio, un ex legionario que ha hecho dinero en las campañas militares y que vuelve a su ciudad natal, y el griego Víctor, preceptor de una de las familias ricas de la ciudad."

    http://www.elpais.com/articulo/pais/vasco/Regreso/Roma/cerca/Vitoria/elpepuesppvs/20050911elpvas_3/Tes

    Curioso, un carisitio con nombre griego y un griego con nombre romano, vaya.

  20. #20 Lykonius 07 de mayo de 2007

    pero lo que no falla es que Parmenio se sabe enriquecer muy bien, pero a expensas del erário público... como si fuese un "yo me lo guiso, yo me lo como", o "yo me creo mi propio trabajo"... no sé si me explico

  21. Hay 20 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba