Autor: alevin
jueves, 28 de septiembre de 2006
Sección: Historia
Información publicada por: alevin


Mostrado 104.197 veces.


Ir a los comentarios

El Iberismo, ¿un desencuentro historico?

-

Dedicado al Druida Balsense, portugués, que me inspiró la idea. En una encuesta reciente realizada por el diario portugés "O Sol"intentaba mostrar que la mayoría de los portugueses no deseaban la unificación con España, en cambio tambien surgía el dato de que un 96%reconocía que esta unión sería beneficiosa para Portugal. Ver Foro en :http://www.celtiberia.net/articulo.asp?id=2240 En mi opinión esta actitud no es mas que el reflejo de la desconfianza con que ambas naciones se han mirado a lo largo de la História, mayormente desde el lado portugués, siempre receloso de las intenciones de su vecino español, lo que incluso le ha llevado a buscar sus alianzas tradicionales en un país tan lejano como Gran Bretaña, pero con buena marina, ya que por tierra la única opción que tenía era España, de la que siempre desconfió. Todo empezó en 1128 cuando el primer rey portugués, Alfonso Enriquez, lograba el reconocimiento de su independencia por parte del rey de León, Alfonso VII, en circustancias un tanto forzadas. Pero a lo largo de la Historia se presentaron dos momentos importantes en los que los dos países podrían haber unificado su andadura.Uno de ellos si se hubiese efectuado el matrimonio entre Alfonso V"El Africano" y la infanta Isabel(futura Isabel I La Católica), rechazado por esta última en favor de Fernando de Aragon(¿Le atraia más la juventud del aragones que la madurez del ya viudo rey portugués?), con lo que la consecuencia inmediata fué el que Castilla se vió asociada a los conflictos de Aragon en el Mediterraeo e Italia en lugar de a la política expansionista oceanica de Portugal.y una pregunta se me viene a la cabeza, ¿que habría pasado con Colón?. El otro momento culminante fué cuando, tras la muerte del rey Sebastian en la batalla de Alcazalquivir, las cortes portuguesas , en 1581, reconocen como rey a Felipe II, reino heredado por su hijo Felipe III y por su nieto Felipe IV bajo el que Portugal vuelve a alcanzar la independencia tras la batalla de Villaviciosa, en 1665. A partir de entonces la relación de los dos países continua dandose la espalda o incluso con franca agresividad, aún cuando les debería de haber unído el haber tenído un enemigo común en Napoleón. Pero es , durante el periodo revolucionario francés, cuando un abate español apellidado Marchena publica su obra "Avis aux espagnols", donde predica la creación de un proyecto de república federal ibérica a traves de una federación progresista. Esta primera semilla germina en el incipiente liberalismo de ambos países, preconizando la unión voluntaria y pacífica de los estados ibéricos. Había nacído el Iberísmo. La hermana de Fernando VII, Carlota Joaquina, regente consorte en Portugal, aprovechó el "secuestro" de este en Francia ,durante la Guerra de la Independencia, para solicitar de la Cortes de Cádiz que la hiciesen regente de España, con lo que ambos países hubiesen tenido una máxima autoridad común, pero la petición le fué denegada. La actitud absolutista tanto de Joâo V como de Fernando VII abortan las primeras intenciones iberistas, aunque se nota tanto su pervivencia durante el trienio liberal ,en las sociedades secretas tan de moda en la época,que incluso predicaron sus ideas en territorio luso insistiendo en una Federación de Repúblicas en los que Portugal quedaría representado por una Lusitania Ulterior y una Lusitania Citerior. Pero fueron, sobre todo, los liberales en el exilio los que más contribuyeron a la expansión de las ideas Iberísticas, principalmente cuando comienza la desintegración de los imperios de ambas naciones, y que solo ven un horizonte prometedor en la unión de ambos países para retornar a la relevancia internacional perdidas y a un nuevo progreso económico.Ya Espoz y Mina barajó la posiblidad, desarrollada en decadas posteriores, de entronizar a los Braganza portugueses ,en detrimento de nuestros Borbones, por considerarlos más liberales. Tambien por entonces Pedro IV, emperador del Brasil, recibió la oferta de los liberales ibéricos de ceñir la triple corona luso-brasileño-española, aunque la oferta no llegó a nada.Entre los iberístas de esta época destacaron los protugueses Saldanha, Almeida Garret o Palmela y entre los españoles Torrijos,Borrego y Mendizabal. Ya hemos dicho que Fernando VII siempre estuvo en contra de estos proyectos, pero fué su hija, Isabel II, la que principalmente debió hacerles frente con éxito, mientras duraron los conflictos , por cierto paralelos en ambos países, entre absolutistas y liberales en el fondo o entre tíos y sobrinas en la forma. Consolidadas Maria II e Isabel II en sus respectivos reinos, con un liberalismo tambien floreciente, pronto reaparecen los proyectos iberistas que proyectaran la unión, por vía matrimonial, de ambas dinastías, proyectos que no fructificaron por problemas de edades e intrigas palaciegas.Además ni Francia ni Gran Bretaña veían estos proyectos con buenos ojos, pues preveian , en la unión de los dos países, el nacimiento de una potencia rival que les quitaria influencia en el panorama europeo. Bloqueada la solución dinástica, surgió, en España, una ocasión favorable para sustituir la dinastía borbónica por la de Braganza, aprovechando la Revolución de 1854. Con apoyo progresista , moderado(Cánovas del Castillo)y demócrata(Cristino Martos)se hicieron contactos con el gobierno portugués, que no se mostró hostil a la idea, pero que no hizo nada para desarrollarla.La actitud indecisa de los revolucioarios, la oposición francesa y británica así como la actitud conciliadora de Isabel II, favorecieron el fracaso de estos planes. Estos hechos tuvieron como consecuencia que el iberísmo portugés quedra relegado a grupos minoritarios de republicanos. No asi en España en la que la doctrina iberísta hizo grandes avances que fueron detenidos por el gobierno moderado que temía perder, con una Iberia unída, el poder totalitario del que ya gozaba. Cuando estalla la Revolución de 1868 no había unanimidad sobre que régimen ni que dinastía , en caso de la monarquía, debía gobernar España. Los progresistas volvieron a su idea primigenia de entronizar a los Braganza, pero no con Luis I, ya reinante en Portugal, sino ofreciendo el trono a su padre, Fernando de Coburgo, que vivía apartado de la vida política.Los iberistas españoles deseaban que su reinado fuese una etapa transitoria para acabar con los recelos lusitanos hacia la unión y que ,a su muerte, fuese ya Luis I el que culminase la unidad peninsular. Esta candidatura fué, quizás, la que contó con más grandes apoyos, incluyendo el de Prim, que en su defecto pensó, posteriormente, en otros familiares de Luis I, Leopoldeo de Hohenzollern y Amadeo de Saboya. Se desplazaron a visitar a D.Fernando el general Prim,Fernandez de los Rios y Salustiano Olózaga.Las conversaciones trataron de llevarse con la máxima discrección, aunque con poco éxito.Se barajaron diferentes soluciones, como la de crear una monarquía típo Austria-Hungría, recientemente establecida y se aceptaron todas las condiciones que puso D.Fernando, incluso la de que solo se llevaría a cabo esta unión si el pueblo portugués lo aceptaba mayoritaria y voluntariamente, pero surgió un impedimento insoslayable cuando D. Fernando expresó le deseo de que las dos coronas no se convirtiesen en una, con lo que la candidatura perdía su atráctivo principal para los iberístas. No obstante, en el golpe de estado que ,en el Portugal de 1870, dá el iberísta Saldanha(en posible connivencia con Luis I que no vería con malos ojos una futura corona hispano-lusa)el própio Saldanha trata de convencer a D.Fernando de que acepte la corona española por el bien de Portugal ,para evitar que una posible república en el país vecino pueda socavar la monarquía portugesa, pero todos sus esfuerzos fueron inútiles. Tras el fracaso de estas gestiones, el iberísmo cae en una nueva y profunda crisis, acrecentada por la nueva influencia que Portugal estaba consiguiendo en Africa, gracias a la ayuda inglésa y a la subída al trono de Alfonso XIII, de modo que los grupúsculos repúblicanos vuelven a ser los únicos guardianes de la iedea, a pesar de que las humillaciones que Gran Bretaña impuso a Portugal, en pago por su ayuda,hicieron que muchos lusitanos valoraran una nueva alianza con España, siendo baluarte de esta intención el escritor portugés Joaquim Pedro de Oliveira, autor de "Historia de la Civilización Iberica", donde trata de unificar la península a través de la unídad cultural. La nueva coyuntura que revitalizrá el iberísmo fué la caída de la monarquía portuguesa, octubre de 1910, que provocó entusiastas manifestaciones repúblicanas en España y la aparición de varios escritos sobre el tema, como las del periodista repúblicano José Brissa("La Revolución Portuguesa"), pero el máximo exponente del Iberísmo en España, era el poeta Joan Maragall, que preconizaba la integración de Portugal en España para contarrestar el centralismo castellano y en esa inteligencia escribió obras como el "Imne Ibérico" e incluso, en su artículo ""L´Ideal Ibéric", propuso a Unamúno la creación de la revista "Ibérica", que iría escrita en castellano, catalán,galaíco-portugés y vasco. Tambien Cambó y Prat de la Riba, en sus años juveniles compartieron este ideal. En 1927 fué fundada, en Valencia, la Federación Anarquista Ibérica, en cuya dirección hubo simpre algún representante luso, y que representó al Iberísmo de la extrema izquierda hasta 1936. Tras la Guerra Civil española, se creó el llamado "Pacto Ibérico", entre Franco y Salazar, por el que ambos países se proporcionarían asistencia mútua(no olvidemos la ayuda logística y en hombres proporcionada por el gobierno portugés a Franco durante la contienda)pero más con fin de autocontrol que de reunificación. La izquierda española en el exílio, siempre mantuvo la tradicción iberísta de algúna manera y así Victoria Kent publicó, en Nueva York, durante muchos años, el boletín "Iberica por la Libertad". Otro iberísta fué el esritor J.M.Bautísta Roca, que participó en numerosos encuentros culturales con iberístas portugueses. En la actualidad el panorama para un pannacionalísmo ibérico es desalentador, pues ya ni las izquierdas de ambos países parece que se lo plantean,aunque escritores como Salvador de Madariaga, en su obra "España",aún se lo planteaba siempre que fuera universalmente aceptado por ambos pueblos. Por ello la idea del Iberísmo ha quedado reducida a una utopía. ¿Se acerca el momento de rehabilitarla? Bibliografía: "La Unión Iberica.Debáte sobre la idea de nación en S.XIX"-Jose A.Rocamora ""El Iberísmo"-J.P.Yañiz Paz y Bien

-


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Régulo 27 de sep. 2006

    Excelente artículo alevin. ¿Podrías dar alguna información más sobre esa ayuda de los portugueses a Franco durante la guerra, o sería tema para otro foro?. Que quieres que te diga... yo prefiero que la tal Isabelita optase por Fernándo y que Aragón, Cataluña, Valencia y Baleares hayan sido españolas a que lo fuese Portugal, con todos los beneficios atlánticos que hubiera podido suponer. Pero sería muy largo desarrollarlo, dejémoslo en esa síntesis. Otra cuestión, ¿de que forma los "servicios secretos" de Inglaterra y Francia maquinaron para impedir una unión España-Portugal, que podría potenciar la capacidad de ambos países, ya decadentes en ese momento, y hacer sombra a sus interéses?. Otra. Me ha parecido percibir que todas las comunidades que hacen frontera con Portugal (galicia, León-Castilla, Extremadura, Andalucía) son mucho mas negativas en su actitud hacia los portugueses que las que están más alejadas (Madrid, Cataluña, Valencia...). ¿Es la típica pelea entre vecinos o es que subsisten pequeños rencores históricos de guerras o de tensiones?. Con el tema de la Unión Europea, presiento que al iberismo le han dado la puntilla definitivamente. No es necesario. Y además y no quiero ser grosero, pero más subvenciones a pagar por Madrid, Cataluña, (bueno ahora no sé ésta) Baleares y La Rioja... Quita, quita. Saramago es un cachondo. Está casado con una española, creo que vive en Canarias, recibe sus premios en España, cobra más derechos de autor aquí que en Portugal, está en palmitas pontificando sobre lo divino y lo humano con una audiencia española rendida y entregada. Bueno, pues eso, que una cosa es predicar y otra dar peces.

  2. #2 Reuveannabaraecus 28 de sep. 2006

    Bien, bien (=frotar de manos), esto se está poniendo interesante, muy interesante... Pero vamos por partes. A Régulo, que decía: -...yo prefiero que la tal Isabelita optase por Fernándo y que Aragón, Cataluña, Valencia y Baleares hayan sido españolas a que lo fuese Portugal, con todos los beneficios atlánticos que hubiera podido suponer. Pues yo sin embargo, compañero, desde Extremadura hubiera preferido que optase por el portugués y haber tenido así una nación fuerte en el Oeste y Centro de la Península Ibérica (dicho sea con todo mi respeto para los amigos catalanes, valencianos, aragoneses y baleares, que en tal caso serían, sin duda, buenos vecinos), en vez de quedar como ahora aplastado entre Castilla y Portugal y sin salida al mar... Ya ves, chico, cuestión de gustos... -...Me ha parecido percibir que todas las comunidades que hacen frontera con Portugal (galicia, León-Castilla, Extremadura, Andalucía) son mucho mas negativas en su actitud hacia los portugueses que las que están más alejadas (Madrid, Cataluña, Valencia...). Pues lamento no compartir tu percepción; no creo, sinceramente, que la actitud de gallegos, leoneses, extremeños y andaluces occidentales (onubenses) sea más negativa u hostil hacia los portugueses; bien es cierto que entre vecinos siempre hay tiranteces, pero igual de cierto es que, entre las regiones de uno y otro lado de la raia, ha existido una secular tradición de intercambio por encima de la frontera y de las vicisitudes diplomáticas entre las dos naciones, tradición que ha fructificado en prácticas como el contrabando, los matrimonios "mixtos" o el cambio de nacionalidad interesado (p.ej., el de aquellos portugueses que, cuando iban a ser movilizados para las guerras coloniales en África, se pasaban a la aldea española más cercana y se registraban como españoles...). Y lo que no me podrás negar razonablemente, Régulo, es que los que vivimos más cerca de Portugal tenemos una visión más cercana y, por tanto, menos mediatizada de la cuestión. Saludos. A la Dra. Canto, que dijo: -Es un caso curiosísimo, porque en los mapas oficiales españoles la frontera por ahí no está trazada, lo que me parece una "confesión de parte". Para mi gusto legalmente habría que devolverla a Portugal, el problema es que los ciudadanos no quieren, según parece. Últimamente, con motivo del nuevo puente, parece que la cosa se suavizó bastante, cuando dejaron entenderse solos a los municipios afectados. Tengo un amigo de Estremoz que pertenece al "Comité Olivença Portuguesa", y todas las semanas van allí a hacer proselitismo pacífico. Sabe sobradamente que sigo con interés todas sus intervenciones y artículos y que me rindo (es un decir) a su autoridad académica en todas las cuestiones de Historia Antigua y no digamos ya de Epigrafía, pero cuando expone sus opiniones personales sobre asuntos históricos o actuales comprenderá que me atreva a discrepar con Vd. Y, en este caso, muy profundamente. Lamento decirle, y créame que lo digo con todos mis respetos, que eso de: -"Para mi gusto legalmente habría que devolverla a Portugal, el problema es que los ciudadanos no quieren, según parece" es un refinado ejercicio de quijotismo hispánico, que intentaré comprender por estar Vd. tal vez condicionada en esta cuestión por esa amistad irredentista que tiene en Estremoz (por cierto, desde mi experiencia, me cuesta creer que algún irredentista portugués pueda hacer en Olivenza "proselitismo pacífico" sin que le corran a gorrazos: cuando era algo más joven intenté realizar un "estudio de campo" sobre el habla portuguesa conservada entre la gente mayor de Olivenza, y le confieso que tuve que salir por patas de la taberna donde decidí empezar mi "estudio"). Le repito algo que dije mucho más arriba y que nadie parece haber leído: en la propia -y hoy muy extremeña- Olivenza casi nadie quiere oír ni hablar del tema... Y, en cuanto a lo de "devolver Olivenza a Portugal", a mi ver se trata de una falacia, puesto que se devuelve lo que se robó, y Olivenza no se robó sino que se recuperó, como ya se han encargado de recordarle algunos de los compañeros extremeños más arriba y yo no voy a repetir; al igual que le han recordado que el mapa que no reconoce frontera en el Guadiana frente a Olivenza es un mapa portugués y no español, concretamente el del Instituto Geográfico do Exército (¡lo cual no deja de ser preocupante!); se lo digo porque tengo en casa ese mismo mapa de carreteras. Por último, me deja perplejo el hecho de que considere un problema (sic) el hecho de que los propios ciudadanos de Olivenza no quieran volver a pertenecer a Portugal bajo ningún concepto: conozco sobradamente sus profundas convicciones democráticas y sé que para Vd. la voluntad mayoritaria del pueblo nunca será ningún "problema", ¿no es cierto? Sí lo será, en cambio, para esos portugueses irredentistas de salón -afortunadamente, una minoría- que siguen pensando en recuperar Olivenza sin tener en cuenta el sentir casi unánime de sus habitantes, que desde hace algo más de dos siglos se encuentran muy a gusto en Extremadura (y, por ende, en España) y mantienen el "puntito" de los cinco siglos (poco más) de pasado portugués simplemente como rasgo identitario-folklórico que los hace "únicos" en el contexto extremeño. Dése una vueltita por Olivenza -que merece la visita por sí misma-, hable con los oliventin@s y me dará la razón. Saludos. Ahora sigo, que me va a caducar la sesión.

  3. #3 kaerkes 04 de oct. 2006

    "unirse a España", "Portugal dentro"....etc. ¿de qué federación ibérica hablamos?.Los portugueses ya lo saben bien. Tampoco creo que en la actualidad Andalucía tenga mucho que envidiar a Asturias, galicia, Extremadura o Castilla y León en cuanto a situación socioeconómica.

  4. #4 Ramonmo 04 de oct. 2006

    Bah, y ¿cuáles son las comunidades de 1ª y cuáles las de 2ª, Chacón? ¿A galicia le va mejor por tener un partido nacionalista potente? ¿Le iría mejor a Andalucía? Aquí lo que hay es mucho morro por parte de la clase política en general, a la que le ha venido de perlas nuestro injusto sistema electoral, las comunidades autónomas y los nacionalismos, para sacarse sus buenos sueldos/escaños/apaños. Y ojo, que la descentralización tiene muchas ventajas, y el respeto a las diferencias culturales debe ser sagrado. Pero, vamos, que te quieran vender ambiciones espúreas envueltas en banderas de colorines... Así que el primer paso para que España y Portugal se unan va a ser garantizar a todos los politicastros de ambos países que se les doblará el sueldo, que no perderán nunca sus puestos, y que estos pasarán a sus descendientes de generación en generación... Verás lo que duraba entonces tanta retórica de "independencia", "soberanía", "nación" y pachangas afines.

  5. #5 Kullervo 10 de oct. 2006

    lusitanoi, compañero, eso todo es cuestión de gustos. Sólo de pensar en esas neblinas matinales que duran todo el día me da dolor en los huesos, sobre todo en aquellos sitios donde hubo fractura (antebrazo izquierdo y muñeca). Por cierto, ese análisis acerca de la actitud ante el Cristo falla un poco, al menos desde el punto de vista español. Es curioso, pero el español no suele mostrar devoción por el Cristo, sino por la Virgen María, quizás reminiscencia de esas constumbres paganas de antaño. Alguien dijo una vez que el español (y no sólo el castellano) es católico, pero no cristiano , y yo estoy totalmente de acuerdo. Por otra parte, no te engañes. Los españoles no quieren absorber Portugal. Nos podemos dejar llevar por el romanticismo de la idea de una unión peninsular ya que muchos pensamos que la historia se ensañó con la peninsula, dividiendola en dos países. Esta frontera no nos ha traído a todos sino dolores de cabeza y, al menos desde aquí, ningún beneficio (mi pueblo ardió dos veces por manos portuguesas). Sin embargo, como la novia que tuvimos en la primera juventud, la vemos con la añoranza de lo que pudo haber sido y que no fue pero que, por nada del mundo, nos jugaríamos nuestra existencia por volverla a tener a nuestro lado. Así que podéis estar tranquilos. Recuerda que las tropas españolas destinadas en Extremadura o galicia están ahora acantonadas en los confines del mundo. Y, cambiando de tercio, esta mañana me levanto a desayunar después de pasar "une nuit blanche", enciendo la tv para ver las noticias de France2 y, tachán, tachán, me encuentro con la noticia siguiente... Según una encuesta, 1 de cada 3 ingleses no tendría problemas en adoptar la nacionalidad francesa. Bien, aquí nos encontramos con otro ejemplo similar al publicado en aquel diario portugués. ¿Qué hay de cierto en ello? Buscaré más información y, si doy con ella, la colgaré en el foro.

  6. #6 Amerginh 10 de oct. 2006

    Hommmmbre, verde verde, lo que se dice verde... sí, pero Tejo pa'rriba. Podeis acompañarme en una de mis visitas veraniegas al Alentejo.... un bonito paseo por el Distrito de Beja en Agosto es lo más parecido a vagar por el desierto Jajajajajajaja. Hasta las vacas mertolengas se arremolinan debajo de las azinheiras. Cierto es que en %; Portugal es mucho más forestal que España, pero si miramos más detenidamente, depende de que zona de la España política hablemos (galicia y Huelva os ganamos ea :P)

  7. #7 jotero 10 de oct. 2006

    Todos estos comentários son de por si completamente anacrónicos. Dejen Portugal como está, pues está "bien". Olivenza es española y probablemente siempre lo será. Pero en relacion a España, vemos que si vascos y catalanes estan "bien" es porque gracias a TODOS los gobiernos centrales, lo tirado de galicia, Asturias, Cantabria, Leon, casi toda Navarra, y todo el Norte (celtico y germanico, si señor), que configura una única y homogenea nacion ( y en terminos raciales me explico) a ido a parar a esas naciones. Es justo que se nos devuelva portanto lo que nos pertenece.O será que tendremos que tomarlo de otras maneras? Y socialistas y "populares" que se vayan a comer chuletas a otro lado ( quien sabe, pal Pais Vasco o Catalunia).

  8. #8 Llug 10 de oct. 2006

  9. #9 Llug 10 de oct. 2006

    Lusitanoi, esta es una foto cualquiera de mi tierra. Se llama Asturias y también es España, allí no es que llueva, es que casi nunca vemos el sol, me imagino que galicia, Cantabria, Euskadi y el norte de Navarra, Aragón, Cataluña, León y Castilla no deben de ser muy distintos. Revisa tus tópicos sobre España=sol.

  10. #10 10 de oct. 2006

    Creo que fue un mandatario africano el que flipó al saber las dimensiones de ambos territorios comparados con el suyo cuando los portugueses le pidieron unir sus fuerzas en una Cruzada. Por qué no se unen con Espanha? -fue su respuesta- No he estado en Portugal (sólo una hora en el aeropuerto de Lisboa. Soy el típico espanhol del siglo pasado que conoce antes Londres o París que Lisboa...debe ser que, inconscientemente, no queremos ir a un sitio más pobre. Mi generación, antes del "boom" actual, conoció los migrantes portugueses que venían a vendimiar a la península. Recuerdo una curiosidad étnica en la aparición de una numerosa tribu gitana portuguesa en Gijón, creo que siguen por allí), pero he oído muchas historias de desprecios en hostales y restaurantes. Un colega mío estuvo trabajando en Oporto y le trataron bastante mal (no sé si por obrero, por espanhol o por las dos cosas...). La verdad es que los pocos portugueses que conozco son bastante estirados y "fechados" en su lengua. Si os fijais hasta la piel de toro dibuja la "cara" de Portugal dando la espalda a Espanha...eso es terraformación por el inconsciente colectivo (si Jung levantara la cabeza...). Con el "estiramiento" portugués y el fechamento del sutaque (acento) concuerdan conmigo varios poetas brasilenhos con los que he comentado el tema...Si comparamos a portugueses con brasilenhos...el brasilenho gusta del castellano, hace todo lo posible por hacerse entender...y el pueblo común alucina con las dimensiones de los territorios (como aquel rey africano). Visto desde Brasil, el idioma es practicamente el mismo- igual que el italiano; en realidad hablamos latín podre-, la cultura es muy similar (pese a las aportaciones africanas e indígenas), se nota mucho la cultura católica (A partir de Francia, sí que se nota la diferencia). Tuve una charla con un grunche catalán que alucinó -estábamos borrachos rodeados de buitres en un bar de Bahía- con esto que, más o menos, le dije: -Esto es un mundo paralelo...Imagina que en Asia hubiera un paisito quince veces más grande que Espanha y con cerca de doscientos millones de habitantes que hablara catalán...Tenemos algo en común: la ibericidad... acabé con él... Creo que nadie ha citado a Valle-Inclán. Otro tema es el "área económica natural" galicia-Norte de Portugal que Fraga empezó a desarrollar...Es lo que yo digo, las fronteras son de cartabón, pero los pueblos se agrupan circularmente (habría que estudiar las agrupaciones humanas como hormigueros dibujando ordulaciones azules en las agrupaciones naturales y roturaciones rojas en las fronteras)...

  11. #11 Irluachair 11 de oct. 2006

    Uno de los factores principales en la formación de los nacionalismos modernos en España, es la conciencia de existencia de una población considerada extranjera dentro del país, por ejemplo en País vasco y Cataluña, la gran emigración ha nutrido a ese otro necesario en el interior, que hace que cristalice el sentimiento nacional de manera fuerte.. Por ejemplo, en galicia, a pesar de existir una clara realidad cultural diferente, falta una población interna vista como ajena a esa galleguidad, y por tanto el sentimiento nacionalista no se conforma de manera tan potente. Y ya por último, por ejemplo en Andalucía, a pesar de existir también una cultura claramente diferente, la falta total de ese sentimiento de abismo con los no autóctonos, hace que por ejemplo en muchos lugares andaluces se considere normal que políticos no andaluces sean alcaldes o gobiernen grandes ciudades como si fueran andaluces como los demás, por ejemplo casos de Jesus Gil y todos esos políticos del resto de España que han saqueado Marbella, o la alcaldesa de Cádiz, y de otros muchos pueblos y ciudades andaluces… Y esto es una expresión de las escasas aptitudes de los andaluces para tener un sentimiento nacional. En Andalucía apenas existe despierto en la gente ese sentimiento del otro. Prácticamente no se tiene conciencia de que los habitantes del resto de España sean esos otros diferentes, y conformen otra realidad distinta a la propia, y casi nunca se crea esa distancia o abismo entre la población autóctona o cualquier español de otra región que se pueda instalar en Andalucía. Quizás haya mucho mayor sentimiento de clase, entre autóctonos, y entre autóctonos y no autóctonos (en el sentido de que el no autóctono puede ser enclavado por su clase social más que por su diferente origen), que étnico.

  12. #12 por são jorge 13 de oct. 2006

    “Aquí, el nacionalismo portugués, tal como se conforma hoy en día, aparece como un obstáculo al desarrollo de la propia nación portuguesa.” Realmente resulta muy conmovedor ver como “nuestros hermanos”, nos quieren salvar del infierno. Hilariante, también. Durante todo este cruce de opiniones, eché de menos tres cosas. Una, que alguien explicara con un mínimo de solvencia, el porqué de la existencia de dos estados en la península. Otra, la razón de la desconfianza de los portugueses hacia los españoles, por último, a quien beneficiaría realmente una asimilación de Portugal por España. Cuando España nace como estado, los portugueses ya teníamos posesiones en África. Portugal, ya tenia conciencia de imperio. Me explico. Es como se ahora Marruecos vos preguntara se queréis ser marroquíes. El hecho de que solamente existan dos estados, se debe a la aportación de Castilla a la cultura Ibérica. O sea, persecución sistemática y intento de anulación de las demás culturas. Falta de educación y sensibilidad, ese es el motivo por el que hoy en día los portugueses nos distanciamos de España. Un ejemplo. Nací en un pueblo en la frontera con galicia, durante años los bomberos de mi pueblo cruzaran la frontera para ir apagar los fuegos de los pueblos que estaban cerca de la frontera, porque en Portugal, los pobres como nos llamáis, si que tenían y continúan teniendo un cuartel de bomberos en cada pueblo que fuera medianamente grande. Vosotros, los ricos, no. Un día hicieran un sondeo en las escuelas de primaria en galicia, para saber la opinión de los colegiales sobre sus vecinos portugueses. Que opinaban? Que percepción tenían de los portugueses? Pues bien, la mayoría opinaba que éramos sucios. Tantos años apagando sus fuegos y salvando sus vidas, antes éramos héroes, pero ahora a los ricos les parecíamos, sucios. Hombre, no quiero convertir mi aportación a este debate en un anuncio de detergentes, pero cualquiera que se pasee por España y utilice los lavabos de los bares se dará cuenta que no son precisamente un ejemplo de pulcritud. Para ya no hablar de las tapas, en las barras de los bares muchas veces sin ninguna protección, lo que las convierte en una mezcla de ADN increíble. Antes que el Sr. Rodrigues Ibarra llegara a presidente de la comunidad de Extremadura, muchos niños que vivían en la raya con Portugal, si querían aprender a leer y escribir, tenían que cruzar la frontera y hacerlo en el país de los pobres, Portugal, porque en mi país si que teníamos una escuela en cada pueblo, en el país de los ricos, España, no. Que esperábamos con esta solidariedad? Respecto. A quien interesa y beneficiaria una unión de los dos países. A España, sin ninguna duda. Porqué? Aquí también la mayoría de lo opinantes, demostraran tener mucho sentido del humor. España, en el contesto de los órganos de decisión de la CEE, está en el medio de la tabla, o sea ni si ni sopas, sin ninguna opción de contrarrestar los votos de países como Inglaterra, Francia o Alemania. Porque? Les falta población, que es igual a más votos y más votos son más euros y capacidad de decisión. Aquí, entra Portugal, 44 millones más 11 millones y asunto concluido. Para España, significaría dejar de estar debajo del zapato de Francia. Para nosotros, en el mejor de los casos, contaríamos tanto como Catalunya o el País Vasco, o sea poca cosa. Acaso pensáis que nuestro sistema sanitario o educativo es inferior al vuestro? Son igual de mediocres y en el de asistencia social incluso es mejor que el vuestro. Enfim que solo ganaríamos de poder disfrutar también de la cabra de la legión. Somos un país, que hace 30 años, éramos un imperio. No es fácil adaptarse a otra circunstancia. Se ustedes averiguan cual era la España después del imperio, verán en que depresión y mediocridad se sumió durante años. Nos esta costando, pero ahora estamos saliendo adelante, porque somos un pueblo que siempre sale adelante. Podéis comprarnos las empresas, para eso so hace falta que uno quiera vender y otro comprar, pero nuestra historia, nuestra identidad, no esta ni nunca estará a la venta. Boa sorte.

  13. #13 David 15 de oct. 2006

    Sao Jorge , nadie ha hablado en ningun momento de una supuesta incorporacion de Portugal a España, se habla de la formacion de un nuevo pais que no se llamaria ni España ni Portugal (en igualdad de condiciones), se especula sobre la viabilidad de una posible union ( q no absorcion), sobre los "pros" y "contras" de esa union. Me parece que todo esto estaba bastante claro, asi que o no entendeis el castellano tan bien como creeis o, lo mas probable, no lo habeis querido entender porq tenias q soltar toda esa rabia q alguna gente lleva dentro (ya sea de Portugla, España, o el Bielorrusia). Si os habeis sentido ofendidos por los comentarios de alguno de los foreros españoles, no es culpa mia ni del resto de los españoles, yo me he sentido ofendido por vosotros y no pienso insultar a todos los portugeses por vuestra culpa. Creo q la encuesta realizada por el diario portugés "O Sol", no vale nada, pero q tampoco tiene mucho q ver con este articulo, solo ha sido una escusa para recordar el Iberismo. Irluchair, escuchando a todos los nacionalistas/separatistas españoles llegas a la conclusion, por exclusion, de que España es en realidad la Comunidad de Madrid, asi q, me quieres explicar como hemos hecho los Madrileños para invadiros a todos (andaluces, gallegos, vascos, "argentinos", "peruanos"...etc)¿?¿?. Sobretodo teniendo en cuenta que la inmensa mayoria de los madrileños lo somos de 2ª o 3ª generacion, nietos de gallegos, asturianos (como es mi caso), vascos, andaluces.... Algun dia tendreis valor para definir lo q es España, o entonces todo caeria por su propio peso¿?...si, la verdad es q es mejor mantener a España como un "ente" no definido, cruel y opresor al q es facil odiar porq no le ponemos cara. """"Sao jorge, para ver lo que la absorción de una país de cultura diferente puede producir, fíjate en el caso de Andalucía, un país de tamaño semejante a Portugal, con una cultura muy diferente, y en lo que ha sido convertido, en dependiente, atrasado, comido por el paro, ridiculizado, privado de sus dignidad, colonizado por la empresas españolas, sin capacidad de decisión, usadousan como simple mercado, y en el plano cultural ridiculizadas todos los díaa sus gentes en los medios de comunicación, por la forma de hablar, los estereotipos denigrantes etc etc... """"" Colonizado por las empresas españolas¿?¿?¿?¿....como Cataluña, galicia, Asturias...no son España sino q estan oprimidas/invadidas por España, supongo q por empresas españolas te refieres a empresas madrileñas, no¿?. Por cierto, q en algun sitio he visto pintadas en las q ponia "Madrid es Castilla, Castilla no es España"..... Alguien me dijo q si te giras rapidamente, puedes ver a uno de esos "españoles", siempre en la sombra, conspirando para hacernos infelices a todos, malvados y crueles...pero puede q sea solo una leyenda urbana.

  14. #14 Reuveannabaraecus 18 de oct. 2006

    Lusitanoi: interesante la encuesta y no menos interesantes los comentarios a la encuesta. Me llama la atención el hecho de que la mayoría de los contrarios a la hipotética Unión Ibérica sean lisboetas (¿miedo a perder la capitalidad?) y portugueses en el extranjero (saudades da terra?)... Pero cada cual extraerá sus propias conclusiones. Al hilo de los mencionados comentarios, decir que pocos españoles razonables estarían por una anexión, y de hecho el Iberismo aboga por una unión en igualdad de condiciones, incluidas las idiomáticas (ninguna lengua se impondría a las demás). El nombre del hipotético nuevo mega-Estado sería efectivamente Iberia (pues lo de Hispania, que antaño nos englobaba a todos, evolucionó a España y quedó identificado para siempre con uno de los dos Estados históricos, de manera que no serviría ya para dar nombre a la nueva Unión). El régimen de gobierno sería una República Federal, en la que se podría negociar en qué condiciones se integrarían Cataluña y el País Vasco (desengáñense con galicia y Andalucía, la mayoría de sus habitantes se sienten españoles, especialmente en la última, que se ha convertido en algo así como la "imagen internacional" de la propia España). Por tanto, los Borbones... se irían de vacaciones, pero esta vez no pagadas, y... para siempre. Y, ya que estamos puestos a hacer un ejercicio de política-ficción, la capital de la República Federal Ibérica no tendría que estar en Madrid ni en Lisboa; solución salomónica: una nueva Capital Federal entre Badajoz y Elvas, a ambas orillas del fronterizo Caya / Caia... Dicen que soñar es gratis, aunque tal vez nuestros bisnietos o tataranietos asistan, si no a esto, a algo parecido... Bien, aterrizando de nuevo en la realidad actual, creo que sería necesario ir desterrando viejos tópicos que todavía subsisten con mayor o menor fuerza y que son un obstáculo para el buen entendimiento entre portugueses y españoles. Del lado de acá, me corresponde intentar desmontar los tópicos portugueses sobre España, y del lado de allá espero que algún compañero portugués haga lo propio con los tópicos españoles sobre Portugal. Allá voy: -Do Leste nào vem coisa que preste. Pues no es verdad. Pregunten a sus paisanos de Miranda dl Douro, Vilar Formoso, Marvâo, Campo Maior, Elvas, Barrancos, Ficalho o Vila Real de Sto. António, que del "Leste" ven llegar miles y miles de euros que nos dejamos, en estas localidades y en otras de más al interior, los miles de españoles que pasamos a comer opíparamente y comprar compulsivamente a Portugal. -De Espanha, nem bom vento, nem bom casamento. Lo del vento es verdad, que el que viene del Este es seco y malo para la agricultura y las personas: aquí en Extremadura lo llamamos aire solano, y en verano llega a ser temible. Pero lo del casamento... Pregúntenselo a los muchos portugueses que -como hizo un tío mío-, haciendo caso omiso del refrán, se casaron felizmente con españolas, y a no pocas portuguesinhas que encontraron su marido en España (entre ellas, ¡mi profesora de portugués!). Hay más portugueses que portuguesas casados en España, y una de las causas de ello fue que en las décadas de los 60 y principios de los 70 del siglo XX, cuando el régimen salazarista de Portugal estaba enzarzado en las inútiles guerras coloniales de África, muchos portugueses, especialmente de zonas fronterizas con España, no tuvieron ningún inconveniente en pasar a nuestro país y registrarse como españoles, para no ser movilizados en una guerra en que no tenían nada que ganar y sí mucho que perder (por ejemplo, la vida); y es que aquello de pela pátria lutar tiene un límite... razonable, nâo é? -Castela: o monstro. Desengáñense: la pobre Castilla ya no da miedo a nadie. Perdida su identidad (¿Castilla? ¿León? ¿Castilla-León?), dividida en varias comunidades autónomas (5 en sentido estricto, 11 en sentido amplio -como Reino-), sin salida al mar (pues Cantabria es hoy comunidad autónoma), Castilla languidece en tres comunidades autónomas interiores y mal vertebradas, una de las cuales, Madrid, ha desechado hasta su nombre de Castilla para convertirse, de hecho, en "distrito federal". Si Castilla no pudo someterles en Aljubarrota, ahora mucho menos; pierdan cuidado. Y Madrid, como digo, ya no es Castilla; por aquí le llamamos el rompeolas de las Españas..., y los madrileños de más allá de la segunda o tercera generación son francamente difíciles de encontrar... Saludos / Cumprimentos Ibéricos. Y perdonen la luenga parrafada. / E peço desculpa pela minha longa dissertaçâo.

  15. #15 Amerginh 19 de oct. 2006

    El "sentimiento patrio" que desarrollamos algunos en el exilio/emigración no tiene nada que ver con el "odio", hablo, obviamente, de lo que conozco, los gallegos. La saudade o morriña es quizás la forma más peculiar de nacionalismo que hay, algo que, por cierto, compartimos con los portugueses. Mis padres no son "nacionalistas gallegos", no votan al BNG vamos, es más, son más bien peperos (para desgracia mía). Eso sí... como les toquen a galicia, la lengua gallega, o traten de imponer "algo" desde "madrid" a galicia, les salen unos arrebatos en Plan Maria Pita que deja en bragas al EGPC (Ejército Guerrilheiro do Povo Galego Ceive). Curiosamente, los gallegos suelen estar bien integrados en la sociedad (en Huelva al menos es más que evidente), pero mantienen una ligazón con el terruño tal, que son capaces de regresar al jubilarse, o estar todo el día enganchados a la TVG-satélite (mi madre ve hasta programas de fútbol -que odia- "porque são em galego"), o se van de vinos a la Casa de galicia, etc. El nacionalismo puede ser simple "amor por", porque lo que se ama con pasión, se defiende con fiereza ¿Es eso odio a lo demás? PD: tratad de ponerle los dedos encima a mi novio... y os saco los ojos... y no porque os odie :P xDDDD

  16. #16 adriano 19 de oct. 2006

    Los nacionalistas "periféricos" escriben folios y folios con lo que les diferencia del resto de España. Sin embargo lo que les une no serían folios, sino volúmenes. Empezando por el gusto por el jamón ibérico y terminando por lo bien que se llavan entre los naciuonalistas periféricos de diferentes "naciones". En cuanto a lo de los mapas, todo nacionalismo, en su ensueño, es imperialista: véase el caso gallego, camuflado en la lengua, presentado desde galicia, o el de els països catalàs, que no existen y que provoca no poco rechazo y más cosas en los aludidos o en el del anexionismo vasco de Navarra, que despierta similares "simpatías" entre los aludidos.

  17. #17 Llug 24 de oct. 2006

    Vaya por dios hombre, ahora mismo estoy trabajando en Canarias y lo tengo muy mal :-( Si esperáis al año que viene me apunto, que seguramente andaré por galicia o por Navarra.

  18. #18 Iliplense 10 de nov. 2006

    Aunque soy recién nacido en Celtiberia, por lo que la conzco aún poco, este gran debate sobre el Iberismo me ha encantado y os felicito, sobre todo a los que han intentado poner cordura y sentido común. El tema ha sido de mi mayor interés, sobre todo, teniendo en cuenta que mi origen está a muy pocos kilómetros de mi queridisima (mejor decir amada para borrar el sentido de posesión) y por desgracia, poco conocida, Portugal. P.D. este verano viajé a galicia para visitar de nuevo Santiago y para "bajar " crucé toda Portugal hasta Vila Real de S. A. y me resultó grato comprobar cómo había progresado Portugal en cuanto a infraestructura desde la última vez (por el 99) que hice el mismo viaje. Felicidad para todos los Celtibéricos. mas P.D. leí no hace mucho, la obra de Joao Aguiar "Viriato" y como no soy ningún erudito, sólo un poco "curioso", álguien podria contarme que le parece?

  19. Hay 18 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba