Autor: alevin
domingo, 17 de septiembre de 2006
Sección: Sobre los nombres
Información publicada por: alevin
Mostrado 96.972 veces.


Ir a los comentarios

BREVE HISTORIA DEL ORIGEN DEL APELLIDO

APPELLO.-Llamar, dar un nombre Desde que el hombre comenzó a vivir en sociedad, sintió la necesidad de encontrar un sonido que le distinguiese e individualizara del resto de la tríbu, este sonído sería su seña de identidad y el origen del NOMBRE. Al hacerse común, este nombre , a varios individuos diferentes, surgió la solución de acompañarlo con un añadido complementario, ya indicando un lugar de procedencia o una característica personal. Había nacído el APELLIDO. En los reinos criistianos los apellidos guardan estrecha relación con la progenie y el linaje, asi como eran referencia de la categoría social y, aunque palabras como "Honor"han perdido predicamento en nuestros tiempos, aún queda en la mente popular el remoquete "ser de buena familia".

APPELLO.-Llamar, dar un nombre Desde que el hombre comenzó a vivir en sociedad, sintió la necesidad de encontrar un sonido que le distinguiese e individualizara del resto de la tríbu, este sonído sería su seña de identidad y el origen del NOMBRE. Al hacerse común, este nombre , a varios individuos diferentes, surgió la solución de acompañarlo con un añadido complementario, ya indicando un lugar de procedencia o una característica personal. Había nacído el APELLIDO. En los reinos criistianos los apellidos guardan estrecha relación con la progenie y el linaje, asi como eran referencia de la categoría social y, aunque palabras como "Honor"han perdido predicamento en nuestros tiempos, aún queda en la mente popular el remoquete "ser de buena familia". El origen del apellido seguramente habría que buscarlo en la Roma antigua, donde cada individuo tenía un "Praenomen"o nombre própio(Marco,Aurelio...)que distinguía a cada miembro del resto de la familia , despues el "Nomen Gentilicium"o linaje(la"gens"Cornelia, Julia...)y por último el "Cognomen", para diferenciar las diferentes ramas de la"gens"(Cornelios Balbos,Cornelios Escipíon...). Con la desaparición del Imperio Romano los apellidos siguen, en cierto modo, la costumbre romana, utilizando el genitívo del nombre paterno (Rodericus Didaci), genitivo que, con el paso del tiempo, estamos en el s.X, por reglas que otros más sábios sabran explicar, se convierten un sufijo patronímico terminado en "az","ez","iz"y"oz", con la significación de "hijo de..."(Ej-Díaz,López.Ruíz,Muñoz). A causa de la poca variedad en los nombres paternos, mayormente surgidos del santoral católico,los apellidos dejan de cumplir la finalidad para la que habían sido concebidos, a saber, diferenciar a las personas.Así en el s.XII se empiezan a añadir apodos(María Ruíz la Tuerta), una condición social(Ramiro López Escudero), una caracteristica física relevante(Fernando Fernandez Bello), una región de origen(Pedro Ordoñez Bejarano)o un origen no especificado(Juana Nuñez de la Ribera). Incluso en el S.XIII, en esta ansia de diferenciación, aparecen apellidos compuestos de un nombre más un apellido(Peribáñez). A todo esto, durante este tiempo, las clases nobles, huyendo de la "vulgaridad"del apodo, se hacen añadir al apellido el nombre del lugar de nacimiento,residencia, señorío o conquista(Ej-Fernández de Córdoba). Así aparece en la historia el segundo apellido, que como el primero, es aún de origen paterno. Dámos un salto de trescientos años durante los que la elección de apellidos ha sido, de hecho, libre, lo que originó una gran anarquía a este respecto. Es conocida la anécdota del gran arquitecto Juan de Herrera, cuyos padres eran Pedro y María Gutierrez.Pero será durante el S.XVI que algo va poner orden en la susodicha anarquía, y es el que ,en las parroquias, empiezan a funcionar los Libros de Bautismo y Defunciones que, para evitar errores con tantos apellidos iguales, extiende la costumbre de incorporar el apellido materno al paterno. Así los apellidos patronímicos fueron quedando, desde entonces , casi en exclusiva relegados a las clases inferiores, ya que los nobles habían descubierto la importancia de los apellidos que denotan hidalguía y nobleza y lo necesario de ostentar los máximos posibles.Esta moda se dejara ver durante los s.XVI y XVII y trae como consecuencia la introducción de la conjunción "Y" a modo de separación entre los linajes paterno y materno. Así , por ejemplo, el Duque de Osuna, Virrey de Cataluña durante el s.XVII, se llamaba Don Gaspar Tellez de Girón Gomez de Sandoval y Enriquez de Ribera. Como para arruinarse dando tarjetas de visita, vamos. La costumbre de intercalar la "Y" entre los apellidos, fué posteroiormente copiada por la burguesia, aunque fuera decayendo hasta quedar reducido su uso a la nobleza, a la utilización de más de dos apellidos(o apellidos compuestos) y en la administracción pública(Libros de Familia). LOS APELLIDOS EN CATALUÑA Esta región siempre a tenido un contacto con Europa superior a las demas de España, así en el tema de los apellidos tambien evolucionó diferente, al menos al principio. Aquí no se utilizaron los apellidos patronímicos, lo que dió lugar a un enriquecimiento en la diversidad de los apellidos. Así mismo lo normal fué el uso de ún unico apellido(como en Europa). Pero a partir del S.XVII, la nobleza catalana fué adaptando la costumbre castellana y durante los s.XVII y XVIII hallamos personajes catalanes con dos apellidos e incluso con la "Y" entre ambos. Estas excepciones se fueron generalizando cada vez más hasta el año 1871 en que se imponen por Ley al implantarse el Registro Civil. Va para unos 100 años que Pompeu Fabra reguló las normas gramaticales de la lengua catalana, haciendo desaparecer la "Y", sustituida por la "i", que aún algunos catalanes mantienen entre sus apellidos, más como matíz político que ortográfico. APELLIDOS JUDIOS Siempre que se toca el tema de los apellidos surgen preguntas sobre si tal apellido es judío o no.Cuando los judíos se convirtieron al cristianismo tomaron los nombres cristianos que más les apetecieron y procuraron diluirse ,a traves de matrimonios, dentro de la sociedad en la que vivían(defensa mimetica). Por ello todo eso de que los apellidos de santos, de nombre de animales, geográficos, de materias primas o acabados en "O" acentuada, son afirmaciones gratuitas. Hay alguna excepcion, como en Palma de Mallorca, donde tienen censo de sus familias conversas y hasta hace un centenar de años aún se podian ver sus "sambenitos" expuestos en la catedral. APELLIDOS DE EXPÓSITOS Tambien , como en el caso de los judíos ,es típica la pregunta sobre estos apellidos, aunque en este caso hay más base. Los apellidos para los hijos de padres desconocidos eran escogidos por los directores de los orfanatos , por los curas que les bautizaban o por los jueces que les inscribian en el registro Civil. A veces la elección era demasiado explicita, como en el caso del apellido Expósito, que no necesita de más aclaraciones.A menudo tambien se utilizaron términos religiosos(de la Iglesia, de la Cruz, de Dios...), nombres de santos y, por supuesto, advocaciones de la parroquia donde eran bautizados.En otros lugares, como Vizcaya ,se les daba el topónimo de su lugar de origen, Hubo algunos casos extremos como el de un sacerdote, allá por las Antillas, que llenó la zona de Narvaez, Prim y Silvelas o el caso de un juez barcelonés que escogiá entre los apellidos que salían en el periodico del día. No quiero finalizar sin poner, a modo de ejemplo, el origen(¿mítico?) de algunos apellidos conocidos: Año 1195, durante la fatídica batalla de Alarcos, el rey Alfonso VIII de Castilla pierde el caballo, Rodrigo González de Cisneros le cede el suyo y sigue luchando a píe defendiendo el pendon real, hecho girones, hasta que muere. Sus descendientes llevan el apellido Giron Año 885. En una emboscada en Aibar,mueren el rey de Navarra, Garcia Iñiguez, y su esposa Urraca. Tras la lid llega al lugar un caballero llamado Guevara que ,asombrado,ve aparecer un bracito entre la herida del vientre de Dña.Urraca. Tira del bracito y saca vivo a un bebé, despues el rey Sancho Abarca.A partir de entonces todos le apodan Ladrón(por robar una vida a la Muerte)Nace el apellido Ladrón de Guevara. En 1212.Visperas de la batalla de las Navas de Tolosa. Un pastor muestra a dos caballeros de la vanguardia cristiana un paso para sorprender a los almohades. Uno de los caballeros señaliza el lugar un un craneo de res. Nace el apellido Cabeza de Vaca. Año 1233. Una escaramuza entre moros y cristianos cerca de Jerez de la Frontera. Uno de los caballeros, Diego Pérez de Vargas, rotas las armas, arranca una rama de olivo y con ella ataca al enemigo mientras sus compañeros le jalean"¡Así,Diego,machuca, machuca!".Nace el apellido Machuca Vargas. Deseo, para finalizar, agradecer la colaboración de D.Marcelo Capdeferro,D.Enrique de Obregon y D.Pablo Sárraz, sin cuya ayuda me hubiese sido más dificil escribir este articulo.Vale Paz y bien Paz y bien

-


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 candalin 08 de dic. 2006

    He estado leyendo el artículo de Cossue sobre los apellidos, y como quiera que aquél se remite a este foro, me gustaría hacer algunas precisiones para el mejor entendimiento de la cuestión. Como he señalado en el otro foro, deben de distinguirse dos conceptos bien distintos el linaje y el apellido. Alevín ha trazado bastante detalladamente más que de los apellidos del linaje, en el anterior foro explique como éste por regla general se asociaba de padres a hijos, así Rodrígo Díaz hijo de Diego Rodríguez aunque se producían excepciones. Así es como ocurre actualmente en todos los países eslavos hasta el punto que en sus pasaportes se distingue entre el apellido familiar y el que debemos de considerar propiamente apellido, (no recuerdo exactamente como le designan) Explique entonces que era posible que el nombre del padre no se transmita a los hijos por diferentes razones: a) Así en el caso de que el padre sea un segundón o no este emancipado o estuviere vinculado al señorío del abuelo b) También puede ser el caso de que en el testamento no se mencione descendencia no significa siempre que no lo haya habido: se puede excluir de la herencia a hijas ya casadas a las que se ha dotado, y a hijos varones a quienes se les ha adelantado su parte para que se establezcan por su cuenta. (Página 311 del libro "galicia en el comercio marítimo medieval" Elisa Mª Ferreira Prieguec) c) Los apellidos o se transmiten en ocasiones a criados y parientes colaterales, creándose, en gran medida, situaciones de clan familiar, de indudable influencia germánica. Tanto esto es así, que no era raro que dos o más hermanos tuvieran apellidos distintos como ha indicado alevín. He estado leyendo el artículo de Cossue sobre los apellidos y como quiera que se remite a este foro, me gustaría hacer algunas precisiones para el mejor entendimiento de la cuestión. Como he señalado en el otro foro, deben de distinguirse dos conceptos bien distintos el linaje y el apellido. Alevín ha trazado bastante detalladamente más que de los apellidos del linaje, en el anterior foro explique como éste por regla general se asociaba de padres a hijos, así Rodrígo Díaz hijo de Diego Rodríguez aunque se producían excepciones. Así es como ocurre actualmente en todos los países eslavos hasta el punto que en sus pasaportes se distingue entre el apellido familiar y el que debemos de considerar propiamente apellido Explique entonces que era posible que el nombre del padre no se transmita a los hijos por diferentes razones: a) Así en el caso de que el padre sea un segundón o no este emancipado o estuviere vinculado al señorío del abuelo b) También puede ser el caso de que en el testamento no se mencione descendencia no significa siempre que no lo haya habido: se puede excluir de la herencia a hijas ya casadas a las que se ha dotado, y a hijos varones a quienes se les ha adelantado su parte para que se establezcan por su cuenta. (Página 311 del libro "galicia en el comercio marítimo medieval" Elisa Mª Ferreira Prieguec) c) Los apellidos o se transmiten en ocasiones a criados y parientes colaterales, creándose, en gran medida, situaciones de clan familiar, de indudable influencia germánica. Tanto esto es así, que no era raro que dos o más hermanos tuvieran apellidos distintos, Alevín cita el caso de Juan de Herrera. Entonces cite el señalado por Javier Cancio Donlebún en la página Web de los donlebún, el caso que don Arias Pardo de Donlebún quien tuvo un hermano, hijo de los mismos padres que se llamó pedro de Miranda. Y los hijos de Arias tomaron distintos apellidos Sancho Pardo Osorio Maria de Lanzos Osorio, Elvira Osorio Montenegro y Lope Méndez Pardo. Estas excepciones con el paso del tiempo fueron cada vez más abundantes hasta el punto de que aquellos llegan a fijarse y asociarse definitivamente a una familia. Este proceso esta definitivamente consolidado en el siglo XVIII Los apellidos atienden al dato toponímico. Este es el propiamente esencial para la comprensión del sentido de los apellidos, hasta el punto de estar en el origen de la propia etimología de la palabra apellido. Según las siete partidas, se entendía por tal, la leva o llamamiento que se hace a los varones de una población para su defensa. Así en la partida II, título XXVI, ley XXIV Como deuen partir lo que ganaren en apellido, e como deuen partir lo que ganaren despues"14, en ella se nos ofrece una muy completa definición: "Apellido tanto quiere dezir, como boz de llamamiento que fazen los omes, para ayuntarse, e defender lo suyo, quando resciben daño o fuerça. E este, se faze por muchas señales, assi como por boz de omes, o de campanas, o de trompas, o de añafiles, o de cuernos, o de tambores, o por otra señal qualquier que sea, que faga sueno, o mostrança, que oyan, o vean de lexos, assi como atalayas, o almenaras El apellido tenía ante todo una vinculación a un lugar, de este modo dentro de los lugares solariegos de una familia era posible que una persona tomase el apellido de aquel lugar en que se encontrase más vinculado por razones diversas no sólo por nacimiento. Así en una familia hidalga pudiera ser que se dividiesen los bienes de la familia entre los hijos, en este caso era normal que el apellido de la familia quedase vinculada a la casa o señorío que le fuese asignado. El dato toponímico por tanto no era relativo, ni al nacimiento, ni al lugar de residencia, sino a una vinculación propia con la tierra, bastante extendida durante la edad media, que al ir desapareciendo, da lugar a otro tipo interrelación con el lugar que sería un poco más largo de explicar PD. La letra "y" que se fija para asociar dos apellidos no es un fenómeno exclusivo de Cataluña, si te acercas a cualquier Registro Civil español encontrarás que en las actas de nacimiento se sigue utilizando para enlazar ambos apellidos el hecho de que en la práctica no se emplee se debe creo yo a una incorrección administrativa derivada del empleo de formularios. Otra cosa es que en determinados apellidos se haya consolidado por alguna prerrogativa la “Y” como consecuencia del mantenimiento de apellidos compuestos

  2. #2 candalin 09 de dic. 2006

    He estado leyendo el artículo de Cossue sobre los apellidos, y como quiera que aquél se remite a este foro, me gustaría hacer algunas consideraciones para el mejor entendimiento de la cuestión. Como he señalado en el otro foro, deben de distinguirse dos conceptos bien distintos el linaje y el apellido. Alevín ha trazado bastante detalladamente más que de los apellidos del linaje. En el anterior foro explique como éste, por regla general, se asociaba de padres a hijos, así Rodrigo Díaz hijo de Diego Rodríguez, hijo a su vez Rodrigo Diez y así sucesivamente. Así es como ocurre actualmente en todos los países eslavos. Si tenéis a mano algún conocido de estas nacionalidades podréis comprobar como en sus pasaportes se distingue entre el apellido genealógico y el que debemos de considerar propiamente apellido, aunque no recuerdo exactamente la expresión que utilizan. Explique entonces que era posible que el nombre del padre no se transmita a los hijos por diferentes razones: a) Así en el caso de que el padre sea un segundón o no este emancipado o estuviere vinculado al señorío del abuelo b) También puede ser el caso de que en el testamento no se mencione descendencia y sin embargo, no signifique siempre que no lo haya habido: se puede excluir de la herencia a hijas ya casadas a las que se ha dotado, y a hijos varones a quienes se les ha adelantado su parte para que se establezcan por su cuenta, así como también y como es bien conocido quienes tomarán estado eclesiástico. (Página 311 del libro "galicia en el comercio marítimo medieval" Elisa Mª Ferreira Prieguec) c) Los apellidos se transmiten en ocasiones a criados y parientes colaterales, creándose, en gran medida, situaciones de clan familiar, de indudable influencia germánica. Tanto esto es así, que no era raro que dos o más hermanos tuvieran apellidos distintos, Alevín cita el caso de Juan de Herrera. Entonces cite el señalado por Javier Cancio Donlebún en la página Web de los donlebún, el caso que don Arias Pardo de Donlebún quien tuvo un hermano, hijo de los mismos padres que se llamó pedro de Miranda. Y los hijos de Arias tomaron distintos apellidos Sancho Pardo Osorio Maria de Lanzos Osorio, Elvira Osorio Montenegro y Lope Méndez Pardo. Estas excepciones con el paso del tiempo fueron cada vez más abundantes hasta el punto de que aquellos llegan a fijarse y asociarse definitivamente a una familia. Este proceso esta definitivamente consolidado en el siglo XVIII Los apellidos atienden al dato toponímico. Este es el propiamente esencial para la comprensión del sentido de los apellidos, hasta el punto de estar en el origen de la propia etimología de la palabra apellido. Según las siete partidas, se entendía por tal, la leva o llamamiento que se hace a los varones de una población para su defensa. Así en la partida II, título XXVI, ley XXIV Como deuen partir lo que ganaren en apellido, e como deuen partir lo que ganaren despues"14, en ella se nos ofrece una muy completa definición: "Apellido tanto quiere dezir, como boz de llamamiento que fazen los omes, para ayuntarse, e defender lo suyo, quando resciben daño o fuerça. E este, se faze por muchas señales, assi como por boz de omes, o de campanas, o de trompas, o de añafiles, o de cuernos, o de tambores, o por otra señal qualquier que sea, que faga sueno, o mostrança, que oyan, o vean de lexos, assi como atalayas, o almenaras El apellido tenía ante todo una vinculación a un lugar, de este modo dentro de los lugares solariegos de una familia era posible que una persona tomase el apellido de aquel lugar en que se encontrase más vinculado por razones diversas no sólo por nacimiento. Así en una familia hidalga pudiera ser que se dividiesen los bienes entre los hijos, en este caso era normal que el apellido de la familia quedase vinculada a la casa o señorío que le fuese asignado. El dato toponímico por tanto no era relativo, ni al nacimiento, ni al lugar de residencia, sino a una vinculación propia con la tierra, bastante extendida durante la edad media, que al ir desapareciendo, da lugar a otro tipo interrelación con el lugar que sería un poco más largo de explicar PD. La letra "y" que se fija para asociar dos apellidos no es un fenómeno exclusivo de Cataluña, si te acercas a cualquier Registro Civil español encontrarás que en las actas de nacimiento se sigue utilizando para enlazar ambos apellidos. El hecho de que en la práctica no se emplee se debe creo yo a una incorrección administrativa derivada del empleo de formularios. Otra cosa es que en determinados apellidos se haya consolidado por alguna prerrogativa la “Y” como consecuencia del mantenimiento de apellidos compuestos Otro sí digo, he duplicado el artículo a fin de corregir el error producido al haberse duplicado los párrafos iniciales, disculpen las molestías

  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba