Autor: peaton
sábado, 28 de enero de 2006
Sección: Tradiciones y Fiestas
Información publicada por: peaton
Mostrado 17.437 veces.


Ir a los comentarios

Augurios de la primavera. ¿motivos para celebrar el día de la Candelaria?

En su discurrir por el universo, la Tierra conoce varios movimientos cíclicos (ciclos astronómicos). Los ritmos biológicos de los organismos que habitan el planeta se encuentran ajustados con algunos de estos ciclos. La observación y registro de los movimientos de los cuerpos celestes hizo posible estructurar el tiempo y el mundo. Aún hoy pueden reconocerse, en determinadas fechas, reliquias de antiguas tradiciones relaccionadas con la ritualización de sucesos astronómicos notables en ciertas festividades, en muchos casos relaccionadas con trocos ritmicos no ambiente. La fiesta de la Candelaria, el dos de febrero, es una fecha de esas características.

Ciclos astronómicos En su discurrir por el universo, la Tierra conoce varios movimientos cíclicos -ciclos astronómicos- debidos a su forma y a las diversas interacciones gravitatorias a las que se ve sometida. La Tierra gira sobre sí misma, y rota alredor del sol – que a su vez gira alrededor del centro de gravedad de la galaxia - en una órbita ligeramente eliptica. Tres características de la órbita sufren cambios cíclicos: su forma (excentricidad), la inclinación del eje de giro de la Tierra (oblicuidad) y el momento de la orbita en el que la Tierra está más proxima al sol (precesión ). Estaciones La cantidad de energia solar recibida por unidad de area terrestre expuesta al sol, depende del angulo de incidencia de los rayos solares sobre la superficie de la Tierra. Debido a la esfericidad de la Tierra, este ángulo es diferente en las distintas latitudes del planeta. Los totales máximos de radiación incidente por unidad de area, a lo largo del año, se recibiran a bajas latitudes y los totales mínimos en los polos, estableciendose un gradiente de temperatura entre ambas zonas. La oblicuidad del eje de giro terrestre con respecto al plano de la órbita, con un valor actual de 23.5º, determina diferencias en la cantidad de energia recibida por unidade de area, para una latitud dada, a lo largo de un periodo orbital. Estas diferencias originan las estaciones metereológicas. La estacionalidad sera más o menos marcada dependiendo de la latitud (máxima en los polos, mínima en el ecuador). Movementos aparentes do sol. Desde la superficie de la Tierra los ciclos astronómicos son percibidos como movementos aparentes de los astros, para cuya descripción se hace necesario establecer un sistema de referencia. Los conceptos de horizonte y boveda celeste (y entonces de ecuador celeste) se imponen naturalmente a un observador situado sobre la superficie terrestre. Salida y puesta del sol definen direcciones en el horizonte, y un sentido del camino del sol por el cielo durante el día (coincidente con el sentido de giro de las estrellas en torno a un punto fijo por la noche). Salidas o puestas sucesivas del sol marcan el periodo de un día trópico (o también el paso consecutivo del sol o estrellas por el cenit local ). Para una localidad concreta, las posiciones del orto (y las del ocaso) van variando, en días sucesivos, entre dos posiciones extremas, hasta volver a la posición de partida en uno de esos extremos, definiendo un año trópico. El movimiento del sol, en el horizonte de la puesta de sol o del alba, a lo largo de un periodo tal, no es uniforme, si no que se acelera o se ralentiza segun la época del año, hasta incluso parecer detenerse en ciertos momentos. Son las paradas o estaciones del sol: los Solsticios, coincidentes con las posiciones extremas del sol en el horizonte, difíciles de definir con precisión. Más facil resulta marcar los momentos en los que el sol alcanza, en naciente o poniente, los puntos medios entre solsticios: los Equinoccios. La duración del periodo de luz diario varía de un solsticio a otro (siendo máxima la variación en los polos y mínima en el ecuador). En los equinoccios luz y oscuridad diarias tienen la misma duración. Calendarios El progreso de los ciclos astronómicos – por lo menos de algunos de ellos- puede determinarse y registrarse trazando visualmente alineacións entre las distintas posiciones de ocaso del sol en un horizonte adecuado, un hito en el paisaje (punto de mira) y un observador, y marcando las distintas posicións de este con el curso de los días. Haciendo lo mismo con las posiciones de orto, se obtendría un diseño - válido solo para la latitud de observación - que delimitaria solsticios y equinocios y sería suceptible de posteriores divisiones (ejemplo, puntos intermedios entre ambos...): un calendario. El registro de los movimientos cíclicos de distintos cuerpos celestes (sol, luna, planetas, estrellas y asterismos) tiene sido utilizados por diferentes culturas como medio para elaborar calendarios más o menos sofisticados. Por su significación especial en el calendario – en el contexto de la cosmologia en la que fue concebido este-, ciertas fechas tendrían caracter sagrado. La capacidad de almacenamento de calor de la atmosfera, continentes y especialmente de los océanos, hace que las estacións climáticas esten desfasadas en algo más de un mes con respecto a las estaciones astronómicas, y de esa manera los solsticios no coinciden con los momentos de temperaturas minimas y máximas (en promedio) para una localidad concreta.. Así, en diciembre, a pesar de ser el momento del año de menor altura del sol sobre el horizonte, de mínima insolación y de menor duración del día (siempre en las zonas templadas del hemisferio norte) las temperaturas son menos extremas que en enero y febrero, meses en los que sin embargo la altura del sol aumenta, así como la insolación y el número de horas de luz. Reconociendo este hecho, diversas culturas poseian, en sus calendarios, fiestas que, sin tener significación astronómica concreta, marcaban cambios en la Tierra que tenían que ver con cambios astronómicos, y constituian una especie de "impasse" que servia como indicador más fiable de los cambios de estación, de la llegada del buen tiempo (veran. prima vera), o de la llegada del mal tiempo. Tiempo de augurio. El dos de febrero El dos de febrero, cristianizado como el día de la Candelaria es, con toda posibilidad, una de esas fechas de carater sagrado. Constituye un momento significativo del año en el que se revela la fase entre ciclos biolóxicos y ciclos astronómicos, a traves de señales fenológicas (ejemplo, inicio de los procesos de reproducción de muchas especies animales y vegetales, sincronizados con el ciclo estacional mediante el aumento paulatino de las horas de luz ). En una comparación de la consideración de la fecha del 2 de febrero (o más bien, alredor de ella...) en diferentes calendarios - bien sean estes solares, lunares o lunisolares – de las zonas templadas del hemisferio norte (calendarios cristiano, chino, babilónico, calendario de los cuarenta días, rueda del año de las festividades celtas, festividades romanas,...) ese papel queda de manifesto. El mismo caracter recibe a traves de una serie de tradiciones ( dia de la marmota, candlemas, ciertos ritos del ciclo del carnaval,...), cabañuelas, refranes..., que daban a esa fecha un caracter augural, siempre a partir de la observación de ritmos del mundo vegetal y del ciclo reproductivo de los animales (esas fechas tienen también una profunda relacción con los ritos de fertilidad), convertidos así en heraldos de la primavera, y que permite un acercamiento a esas fechas desde el punto de vista de la fisiología de la reproducción. Heraldos da primavera Alredor de la Candelaria, en el núcleo astronómico del inverno, comienza a delatarse la primavera en nuestras latitudes, se augura el apogeo primaveral. Se encarrilan ciclos biológicos con astronómicos, mediante el fotoperíodo, para conseguir la sincronización de los ritmos reproductivos de muchas especies animales y vegetales y el curso de las estacións: la procesionaria baja del nido y comienza su procesión final, algunos animales salen de su letargo o hibernación, mimosas y camelios estallan en los ojos (en Tabagon, en O Rosal, desembocadura del Miño, los vecinos elaboran en estas fechas un arco-maio adornado exclusivamente con flores de camelio y mimosa), en las ramas desnudas de los salgueiros agroman los amentos, algunas crucíferas comienzan su tempero; ya hace algún tiempo que los gatos andan a xaneira (y los zorros, gatos bravos, ginetas,... en celo), llegan (o llegaban ) las cigüeñas, por la mañana temprano se escuchan los cantos de los pájaros que estan casandose... Para afrontar las variaciones estacionales en las condiciones ambientales, particularmente en lo referente a la temperatura y a la disponibilidad de alimento, muchas especies de animales de vidas largas conocen cambios estacionales en su fisiología, morfología y comportamiento. Quizas uno de los ejemplos más obvios sea la habilidad de restringir la actividad de cria al momento del año que coincida con las mejores condiciones para la supervivencia de las crias (más horas de luz para buscar comida, mayor abundancia de esta,...). Así, las estaciones de cría van de acuerdo con los ciclos estacionales. En nuestras latitudes templadas, la primavera es la estación más adecuada para reproducirse. Como, salvo en los animales de pequeño tamaño, no todas las fases del ciclo reproductivo tienen lugar en la misma estación, si un animal quiere tener sus crias en la primavera, tendra que comenzar con antelación el complejo proceso de la reproducción, y utilizara indicios fiables, y usualmente graduales – aumento de horas de luz, aumento de las temperaturas,...- para elegir el momento de inicio de aquel. El caracter augural de que gozaron estas fechas, posiblemente basado en la capacidad de percibir un momento de fase de ritmos astronómicos y ritmos biológicos, de derivaciones prácticas y místicas, se tiene extendido recientemente. Un número creciente de estudios creen encontrar, en la creciente perdida de sincronia de los ecosistemas, más evidente en estos momentos clave en los que esa sincronia se ponia más de manifiesto, indicios del comienzo de un cambio climático. ( en un tono mas divulgativo: "perdida de sincronia en los ecosistemas". Investigación y ciencia.marzo 2004. Un poco mas especializado: "Ecological responses to recent climate change" Gian-Reto Walther & outros. Nature, vol.416.28 marzo 2002, 389-395) En una sorprendente casualidad, el próximo día 2 de febrero del 2006, día de la candelaria, otro augurio, este muy oscuro, vera la luz. Eterna primavera Ese día la editorial británica Penguin publicara el último libro ( en más de un sentido, probablemente) del padre de la hipotesis Gaia, James Lovelock, titulado “The Revenge of Gaia”. En este libro Lovelock augura un apocaliptico y fulminante desarrollo del cambio climático a lo largo del siglo XXI. “Antes de que termine el siglo, miles de millones [de personas] habremos muerto” escribió en un extraordinariamente pesimista artículo de presentación de su libro, en el periodico “The Independent”, el pasado 16 de enero (http://comment.independent.co.uk/commentators/article338830.ece). Esta es una de las primeras ocasiones en que una figura científica de su renombre (aunque siempre polémico) se expresa en unos terminos tan dramaticos sobre las consecuencias del hipotético, pero cada vez más aceptado, cambio climático en curso, nombrando sin eufemismos la soga en casa de los ahorcados. Aunque James Lovelock tiene ya 86 años, y podria pensarse que “Gaia se volvio gagá”, como hizo una página web estadounidense ( aunque sin aportar muchos más argumentos que el supuestamente ingenioso juego de palabras), habria que considerar con un mínimo detenimiento el quizas no plenamente conocido historial de Lovelock, para valorar sus afirmaciones. Su faceta más pública comenzaria a principios de los años 60, cuando Lovelock invento el detector de captura de electrones, un detector utilizado en cromatografia de gases, que permitia detectar trazas de moléculas de compuestos halógenados, como algunos insecticidas o bifenilos policlorados. Basandose en este aparato, una serie de trabajos cientificos revelaron, a principios de los años 60 del siglo XX, la distribución global en el ambiente de pesticidas tan dañinos como el DDT. Rachel Carson escribiria su libro “Primavera silenciosa”, de gran éxito, apoyandose en estos datos, y una primera conciencia ecológica llegaba al gran público a traves de su repercusión en los medios de comunicación. En la década de los 60, Lovelock trabajó para la NASA diseñando experimentos dentro del proyecto "Viking", encaminados a descubrir la presencia de vida en Marte. Aunque en principio sus planteamientos no fueron plenamente aceptados – de hecho chocaban frontalmente con el ser mismo de la Nasa (segun Lovelock no hacia falta viajar a Marte para obtener información sobre la presencia de vida allí, pues un estudio de su atmosfera –una atmósfera en equilibrio químico - desde laTierra podía revelar que no habia vida en Marte. Una idea que lo situo en la senda misma de Gaia. Los niveles de los gases atmosfericos terrestres, alejados del equilibrio químico, eran indicativos de la existencia de fuentes de emisión regular de los mismos, como era el caso del oxígeno y los seres vivos, y de mecanismos de regulación a escala planetaria que los mantenian en los niveles más favorables para los seres vivos ) - el tiempo termino por darle la razón en muchos de ellos. A principio de los 70 Lovelock empleo su detector de captura de electrones para detectar la presencia global de CFCs, compuestos considerados inocuos en aquel momento, incluso en zonas tan remotas como la Antartida. Rowland y Molina utilizaron sus datos para su trabajo seminal sobre el efecto de los CFC sobre la capa de ozono, que años despues les otorgaría el Premio Nobel. En la década de los años 70 Lovelock publicaria sus primeros trabajos sobre la hipotesis Gaia – basicamente la existencia de mecanismos homeostaticos a escala planetaria – muchos de cuyos postulados, si bien fueron atacados con virulencia en un principio, cuentan cada vez con más defensores en la comunidad científica, al menos en la versión debil de la hipotesis. Por lo tanto, aunque al margen del establishment cientifico, debido a su estatus de cientifico free-lance, Lovelock no es un cualquiera, sino una voz cualificada que habría que escuchar con atención, incluso aún cuando no se comparta su opinión. Aunque extremos, dramáticos, los augurios de Lovelock no son en el fondo muy diferentes de otros procedentes de campos muy diversos, desde ecologia a paleoclimatologia, de glaciologia a oceanografia...todos hablan de la complejidad e interrelacción de los sistemas terrestres, y la impredicibilidad de la dirección de la respuesta, pero seguridad en su existencia, si se modifican algunos de sus parámetros. En la mayor parte de las latitudes medias y altas, la tasa de incremento de las temperaturas mínimas duplica a la de las temperaturas máximas, como consecuencia, se extienden los periodos del año libres de heladas. La cobertura de nieve sufrió una disminución del 10% en el final de siglo XX. En resumen, crece la primavera. En una columna escrita hace unos pocos años manuel Vicent lo anunciaba: "Ya está claro que el fin del mundo llegará en forma de una eterna primavera". ¿Nos mantendremos indolentes e impertérritos detras de nuestras gafas de sol, sentados en una terraza, gozando de la eterna primavera, mientras los cubos de hielo se derriten en la copa que sostenemos en la mano?. Quizas haya ya poco más que hacer...esperemos al 2 de febrero, a ver que nos cuenta Lovelock.

-


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 peaton 27 de ene. 2006

    en la dirección: http://centros.edu.xunta.es/iesvaldotea/seccions/departamentos/bio_xeo/augurios_da_primavera/augurios_da_primavera.htm se puede acceder a unas presentaciones de diapositivas (quizas más en relacción con los contenidos de este portal, que justifiquen la publicación de este artículo aqui), que tratan con un poco mas de detalle todo lo expuesto arriba, aunque hay que tener un poco de paciencia con algunas de ellas si la conexión a internet no es rápida. Las presentaciones incluyen animaciones realizadas con Flash MX, por lo que para verlas satisfactoriamente es necesario tener instalado el visor de Flash, Flash player, que se descarga gratuita y rapidamente en la dirección http://www.macromedia.com/es/software/flashplayer/

  2. #2 A.M.Canto 27 de ene. 2006

    El año 2005 fue el más caluroso del siglo. Muy bueno el artículo, da para mucha reflexión a estas cigarras alegres y confiadas que somos. Supongo que pensamos que es poco lo que podemos hacer. Son chocantes tantas exploraciones espaciales, a veces piensa una que se están buscando alternativas para que, cuando venga la débacle final, se puedan salvar los de siempre.

  3. #3 sansueña 28 de ene. 2006

    Por Santa Lucía, mengua la noche y crece el día; y ni creció ni menguó hasta que el niño nació. Para los Reyes, ya conocen los bueyes; para San sebastián, una hora cabal. Por San Julián ( 9 de enero), si lo vés, creció el día un sí es no es; por SAn Antonio ( día 17), lleva un paso el demonio; por San Blas ( día 3 de febrero), tiene una hora más; y tira hasta San Matías ( día 24 febrero) que empareja la noche con el día. Por Santa María (2 febrero- Candelaria) hora y media más de día. Cuando el durazno está en flor, la noche y el día estar a un tenor. Las cinco y con sol, el día de San Antón. Por San antón, a las cinco hay sol en Valencia, pero no en Aragón. Por San Antón de enero camina una hora más el tinajero. Por San Matías cantan las cotovías, y entra el sol por las solombrías. El Día de San Bernabé (11 de junio) dijo el Sol:"Hasta aquí llegué" Por San Matías corren los peces por las herías ( Herías son las tierras labradas) Hasta que el cuco no cantó, la primavera no llegó

  4. #4 Leola 28 de ene. 2006

    Amigos de Celtiberia, Tras la lectura de dicho artículo, me he acordado de una vieja tradición que se celebra en Francia durante la Candelaria (Mardi Gras). Básicamente consiste en la elaboración de Crêpes al atardecer, con la única iluminación de las velas, y con una moneda en las manos. Si mal no recuerdo, el conseguir voltear correctamente una crêpe en la sartén con una moneda en la otra mano, era augurio de buena fortuna. Recuerdo bien un refrán de mi infancia que creo decía: "si la Candelaria plora, l'hiver ni dins ni fora, i si es riu, ja estem en l'estiu". Si se busca en Google, aparecen referencias a más refranes relacionados con la Candelaria. La Chandeleur: lumières et crêpes (http://www.boitearecettes.com/chroniques/05-12-26.htm) Après les fêtes de Noël, du Nouvel An et la Fête des Rois le 6 janvier, les journées d'hiver semblent interminables. Heureusement, la fête de la Chandeleur, le 2 février, et le Carnaval, viennent momentanément interrompre la monotonie de l'hiver. C'est en 592 que l'empereur Justinien Ier imposa à Constantinople la date du 2 février comme fête d'action de grâce lorsque s'éloigna de la ville la menace de la peste. De là la fête se répandit en Orient. On appelait alors cette fête non pas Chandeleur mais Hypapante, c'est-à-dire Rencontre, par allusion à la rencontre de la Vierge Marie et de Jésus avec le vieillard Siméon au Temple de Jérusalem, telle que nous l'a décrite l'évangéliste Luc. Une coutume ancienne Cet événement traditionnel marquait en fait la Purification de la Vierge. En effet, selon un vieux tabou hébraïque antérieur à Moïse, tout accouchement étant frappé d'impureté et la nouvelle mère considérée souillée, elle était exclue des lieux saints pendant trente-trois jours. Au bout du quarantième, elle se représentait et apportait au prêtre un agneau d'un an et une tourterelle ou un pigeon en sacrifice. Cette fête juive fut adoptée par l'Eglise catholique où le culte de la Vierge commençait à supplanter le culte à Isis de la mythologie égyptienne ou à Cérès, nom romain donné à la Terre-Mère, protectrice de l'agriculture, toutes deux déesses de l'abondance. La Chandeleur doit son nom aux "chandelles" que l'on portait en procession pour la cérémonie de la purification de la Vierge. A Rome, les pèlerins étaient si nombreux que le Pape leur fit distribuer des "oublies" (gaufres et crêpes) le 2 février. Les chandelles ou cierges bénis avaient le pouvoir de protéger la maison et en cas d'orage, on les allumait pour se préserver de la foudre. Fête religieuse, la Chandeleur annonce la proche résurrection du Christ; célébration profane, elle ouvre la période des folles réjouissances pendant le temps du carnaval. Jadis, les jeunes et les enfants allaient de maison en maison en chantant: "Mardi Gras, ne t'en vas pas j'frons des crêpes, j'frons des crêpes Mardi Gras ne t'en vas pas" Et souvent, ils repartaient avec des œufs, de la farine et de la graisse: le cortège repartait joyeux, oubliant pour quelques jours la réalité quotidienne. Les superstitions de la Chandeleur La fabrication des crêpes était parfois l'affaire du village entier: sur la place publique du village, chacun devait faire sauter à son tour sa crêpe au milieu des rires et des huées pour les plus maladroits. Les crêpes servaient à consacrer les liens qui unissaient différents groupes sociaux. Ainsi, en Haute Bretagne, le fermier offrait-il des crêpes à son propriétaire; en Eure-et-Loire, c'était à ses domestiques que le fermier ne manquait pas d'offrir les crêpes. Survivances des croyances magiques, la crêpe a un caractère bénéfique. Autrefois, en Ile-de-France et en Vendée, on conjurait la misère en plaçant une crêpe sur la plus haute armoire de la maison pour protéger les habitants. Dans d'autres régions, elle était donnée aux poules pour qu'elles deviennent de bonnes pondeuses. Une tradition normande rapporte qu'à la Chandeleur, les paysans devaient se rendre auprès de leur seigneur avec une timbale contenant une dîme de cinq sous d'argent et une crêpe. L'un d'eux, désigné par le sort, devait faire sauter la crêpe. Bien retournée, il pouvait déduire un sou de sa dîme. Plus général est l'usage, encore à notre époque, de faire sauter les crêpes en tenant une pièce de monnaie (ou un louis d'or, si on en a) si l'on veut d'assurer chance et richesse toute l'année. Leola

  5. #5 Brandan 29 de ene. 2006

    Me tomo la libertad de anotar aquí el enlace con el artículo, también en Celtiberia introducido por crougintoudadigo, por si alguien desea obtener información sobre el culto celta a La Candelaria. Complementa, a mi juicio, lo expuesto en este por peaton. LA RELIGIÓN CELTA DEL NOROESTE DE LA PENÍNSULA IBÉRICA Y SU INFLUENCIA EN EL PRESENTE CRISTIANO (POR ANDRÉS PENA GRAÑA) Iª PARTE http://www.celtiberia.net/articulo.asp?id=1726&cadena=candelaria

  6. #6 peaton 29 de ene. 2006

    hola brandan, se me pasara. Muchas gracias por el aviso y por el enlace. un saludo

  7. #7 peaton 03 de feb. 2006

    hoy a las doce y media de la mañana se celebró en la iglesia Santa María de Castrelos la misa mayor dedicada a la virgen de las candelas ( Hoy día una iglesia es el único lugar factible donde celebrar el dia de la Candelaria, de Brigid, de la marmota, etc..., es decir, la sincronización milenaria de ritmos astronómicos y biológicos... aunque uno sea no practicante, agnostico o ateo. Yo personalmente aun no estoy preparado para vestir una túnica y ponerme en plan Wicca, dicho sea con todos los respetos. Aun me resulta más facil entrar en una iglesia. Y si el ritual de la misa es como la de hoy en Castrelos, resulta mas pagano que el más wicca de todos) Considerando que, a) ¿curiosamente?,durante estos últimos días han surgido varias noticias relevantes relaccionadas con el cambio climático (publicación del libro de lovelock sobre el que se habla en el artículo, informe del ministerio de medio ambiente britanico, presentación de la película de Al Gore en el festival de Sundance, noticia de 2005 como el año más cálido de los registrados, presiones de la administración bush sobre un cientifico de la NASA crítico con la postura oficial sobre el tema,...), todas ellas como mínimo alarmantes. b) el día de la candelaria es, entre otras cosas, una fecha de augurios metereológicos, d) que la aparente única solución al problema del calentamiento global pasa por una rápida, inmediata, concienciación de amplias masas sociales, y que la iglesia, aun en horas supuestamente bajas, conserva una notable capacidad de convicción o movilización, por lo que se le puede obviar en este asunto... c) a la iglesia siempre le ha sido muy próximo el tema del apocalipsis (esto ultimo es una broma)... Considerando pues todo eso....quizas se hubiese podido esperar (siendo bien ingenuo y no teniendo ya mucho hábito en homilias) una homilia, en esa misa de la Candelaria, que hiciese referencia a los pesimistas augurios con respecto al cambio climatico en curso y a sus previstas consecuencias, homilia que hiciese reflexionar a los feligreses de lo insostenible (e injusto) de nuestro sistema económico desde el punto de vista medioambiental, de la necesidad de darle un vuelco a esta sociedad de consumo y de asumir la noción de sostenibilidad, etc.. ademas, todas ellas opiniones que en principio no parecen chocar demasiado con las ideas cristianas... Sin embargo, como era esperable, la homilia del sacerdote no siguio esos derroteros. Más bien toco temas como el aborto, los matrimonios entre homosexuales, la imperiosa necesidad de una asignatura de religión (con evaluación) en los centros educativos y el estatuto de cataluña.... ¿ que pasa? la civilización puede colapsar - no dentro de 100 años, " dentro del periodo de vida de mis hijos, ciertamente, y probablemente del mio propio", como reconocio Tony Blair en su intervención sobre cambio climático en la camara de los comunes (http://www.number10.gov.uk/output/page6333.asp) - y seguimos hablando del estatuto de Cataluña...La estrategia del sacerdote es comprensible, aprovecha la mayor afluencia de fieles a la iglesia, para que los mensajes que mas interesan a la institución en estos momentos ( si se toma como referencia la COPE),lleguen a más personas. Algo no muy diferente vino a decir Tony Blair en la misma intervención sobre cambio climático en la camara de los comunes comentada más arriba: "[... el problema para tomar decisiones es que ]su efecto [ del calentamiento global] no se sentira en toda su extensión hasta que le haya pasado el tiempo a las decisiones politicas que deberian ser tomadas. En otras palabras, hay un desfase temporal entre el impacto ambiental y el impacto electoral[ del calentamiento global] "

  8. #8 peaton 02 de feb. 2007

    Hoy, dos de febrero, día de la Candelaria, dentro de unos minutos, 500 expertos del Panel Internacional para el Cambio Climático harán público un resumen de unas 15 páginas del informe sobre el cambio climático destinado “a la atención de los que deciden", elaborado tras una semana de discusiones. Entre sus conclusiones: El planeta experimentará en el siglo XXI un calentamiento de entre 1,8 y 4 grados, el mar ascenderá unos 58 centímetros y aumentarán las sequías y las olas de calor, aparición de hasta 200 millones de personas que huyen de estos fenómenos, a los que ya se conoce como refugiados climáticos, etc... Otra vez, curiosamente, coincide un augurio sombrio con el día de la Candelaria... Se a Candelaria chora o inverno esta fora, se a candelaria rí o inverno esta por vir, pero chore ou deixe de chorar,,,o cambio climatico ainda está por chegar.

  9. #9 Sotero21 02 de feb. 2007

    He leído el artículo de Lovelock, es descorazonador. Un vijeito que nos dice que de aquí a cien años todos calvos. No me parece él, pero bueno. Los expertos de la ONU agitan el apocalipsis y los ecocatrastofistas se regodean con ello. Los Gobiernos se dejan arrastrar por la histeria y deciden poner en riesgo la red eléctrica (con todas sus consecuencias) para que empecemos a sentir como será la noche medieval que se viene encima. Propongo: -Que los ministerios (en especial el de medio ambiente) se mantengan apagados sine die -Que los monumentos, los palacios de congresos, los "edificios emblemáticos" y otras estúpidas demostraciones de nuestro orgullo, también. -Que los partidos de fútbol sean solo de día. -Que se dicte el toque de queda (todo llegará) y a las diez en la cama. Esto para empezar. Si la cosa se agrava y ni con esas, Plan B: 1.-- Talar el campo, proveer de mínimo terreno, una vaca, una rueca y un candil a cada ciudadano y promover el metodo ghandiano de vida. o bien 2.-- Promover una guerra mundial de exterminio o bien la explosión de unas cuantas bombas atómicas para inducir el invierno nuclear y que salga el sol por Antequera. y - Perseguir y encerrar a Al Gore, a los científicos del Panel del Clima, a los de Greenpeace y otros ecolocatastrofistas por agoreros funestos, como se hacía en tiempos. Ofrecerlos en sacrifio a los dioses para aplacar sus iras

  10. #10 Servan 02 de feb. 2007

    Propongo que acojamos la sabiduría de los tres monos: 1. no miremos 2. no escuchemos 3. no hablemos. después, solo resta...esperar.

  11. #11 Sotero21 02 de feb. 2007

    Pues no me parece. Cuantos de los que tanto se lamentan se avendrían a apagar el ordenador (para siempre), a quedarse tan desnudos como San Francisco y a comenzar a repartir su pan. Es inútil, una nueva forma de totalitarismo se adivina en lontananza. Un totalitarismo que nos protegerá de nosotros mismos, que nos dirá que es bueno para mi salud o no, al que le "pediremos" genuflexos que nos prohiba algo, fumar, comer, estar cómodo con todas las luces encendidas. Son unos sinvergüenzas inconsecuentes los que quitan el cigarrillo al moribundo. Y encima ¡han logrado que se lo agradezcamos!

  12. #12 Servan 02 de feb. 2007

    Si. Antes de fusilar a un tipo hay que dejarlo fumar un cigarrillo tranquilo.

  13. #13 Sotero21 02 de feb. 2007

    Pues ni eso. El Instituto Nacional de Meteorología en su página http://www.inm.es/web/sup/ciencia/divulga/escen_cambclimat/pdf/losada.pdf expone, entre otros, el documento ANÁLISIS DE LOS EFECTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO EN EL LITORAL ESPAÑOL, con una proyección al 2050. Ya se lo pueden ir mirando porque algunos de los que tengan chalet a pie de playa, según que sitio, de fijo que van a ver como sus seguros van a empezar a considerar su propiedad como inundable. No digan que no están avisados. La caza especulativa está abierta. ¡sálvese el que pueda! Quedamos en manos de los únicos augures vivos. Los nuevos sacerdotes de la nueva religión. Desechas nuestras esperanzas, quedamos en manos de los que nos traen regalos de salvación a corto plazo.

  14. #14 Dingo 02 de feb. 2007

    "Cuantos de los que tanto se lamentan se avendrían a apagar el ordenador (para siempre), a quedarse tan desnudos como San Francisco y a comenzar a repartir su pan." Este tipo de crítica suele ser utilizado precisamente por los que a menos cosas están dispuestos a renunciar. Esto según mi -subjetiva- experiencia personal. Pero pese a quien pese, hay personas con menos necesidades supérfluas o más dispuestos a renunciar a ellas, y a vivir una vida materialmente más sencilla, que otras. Hay gente a quien le escuece, repito, escuece, ver los envoltorios prescindibles de los artículos de compra o la iluminación nocturna excesiva mucho más que a otros, que lo pueden llegar a ver como algo necesario. Hay gente preocupada y dispuesta a hacer cosas. Lo siento pero sí, hay grados. En cuanto a la conspiración judeomasónica del advenimiento del cambio climático, chico, que haya quien puntualmente saque tajada económica al "pánico" es posible y hasta probable, pero reducir todo el tema de la forma en que lo haces tú... Y lo del totalitarismo me parece algo demagogo.

  15. #15 Sotero21 02 de feb. 2007

    Yo a poco tengo que renunciar, ni al coche, que no tengo, quizás a una docena de bombillas, a la lavadora, a una tele que no veo. Puedo dejar de fumar, pero no me da la gana. Menos mal que los libros contaminan poco, o eso creo, aunque me como los árboles. Prometo no comprar libros de más de 700 páginas, para ayudar a controlar el cambio climático. Yo no he hablado de conspiración judeomasónica, ni siquiera de conspiración. La opinión pública acabará yendo de rodillas a pedir nucleares, a pedir que los castiguen por su maldad con la tierra. Los Gore (augurales) irán en jet privado (arrojando en un solo viaje más que la que echaré yo y usted en toda nuestra vida. ¿Como se soporta oir en la tele a un señor pronosticador que un niño que nazca hoy en Bangla Desh va a ser un refugiado climático? ¿Y donde se va a refugiar, en la India, en Pakistán, en Palma de Mallorca? ¿Donde van los refugiados climáticos de hoy? Los malineses, los sudaneses, los etíopes. Europa se agota, los EEUU, Canadá, Australia se blindan, ya va a ver como se les cierra todas las puertas. Porque querrán huir. ¿están ellos enterados o solo nos enteramos nosotros? Los dineros para evitar las consecuencias del cambio climático no lo van a ver, serán los holandeses los que se gasten millones en elevar sus diques. Los holandeses no van a ser refugiados climáticos.

  16. #16 Sotero21 02 de feb. 2007

    Como se está con el mismo asunto del cambio climático en dos artículos a la vez, dejaré éste, ya que termina la Candelaria y pasaré al otro Clima e Historia. A ver si no desbarro mucho.

  17. Hay 16 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba