Autor: Jonathan Leake
viernes, 02 de diciembre de 2005
Sección: Antropología
Información publicada por: aladelta
Mostrado 24.930 veces.


Ir a los comentarios

Científicos revelan que nuestra cara ha menguado durante los últimos 10.000 años.

Estudios sobre el aspecto de la gente de hace 10.000 años ha revelado que la cabeza y cara de nuestros ancestros era un 30% más grande que ahora.

La cara en los humanos está encogiendo.

Estudios sobre el aspecto de la gente de hace 10.000 años ha revelado que la cabeza y cara de nuestros ancestros era un 30% más grande que ahora. Cambios en la dieta parecen ser las principales razones de éste cambio. El cambio a una dieta más ligera de agricultores y ganaderos significó que mandíbulas, dientes, cráneos, y músculos no necesitaran ser tan fuertes como en el pasado. Este encogimiento es el origen de problemas dentales causados por dientes retorcidos o montados. “Durante los últimos 10.000 años ha habido una tendencia hacia cráneos más redondeados con caras y mandíbulas más pequeñas”, aseguraba Clark Spencer Larsen, profesor de antropología en la Universidad de Ohio, EEUU. “Esto empezó con el inicio de las actividades agrícolas y ganaderas, y el uso más extendido de alimentos cocinados, hace unos 10.000 años”. Sus conclusiones están basadas en medidas de miles de dientes, mandíbulas, cráneos, y otros huesos recogidos de lugares prehistóricos alrededor del mundo. En un lugar en Turquía, donde hubo una ciudad hace 9.000 años(considerada la más antigua del mundo), muestra que los cráneos de los habitantes de esa ciudad habían empezado ya a encoger comparado con los de sus contemporáneos de zonas cercanas, que no habían adoptado hábitos sedentarios. Todos los detalles de este estudio serán expuesto en una conferencia sobre la Historia de la Salud Global. Larsen sugerirá que un humano típico de hace 10.000 años tenía una construcción física más pesada y robusta, debido a un mayor esfuerzo requerido para sobrevivir y conseguir comida. La tendencia a ingerir comida más blanda nos ha llevado a tener huesos y músculos más pequeños, encogiendo nuestras caras hasta un 30%durante los últimos 10.000 años. Mandíbulas más pequeñas son las causantes de problemas dentales en los humanos modernos Decía Larsen: “Muchos hombres de esa época tendrían el cráneo de Arnold Schwarzenegger, mientras la cara de las mujeres recordaría a Camilla, Duquesa de Cornualles. Por el contrario, Tony Blair y George Bush hijo, son buenos ejemplos de formas más delicadas y modernas”. Otros estudios confirman los descubrimientos de Larsen. George Armelagos, profesor de antropología en la Universidad de Emory en Atlanta(EEUU), ha realizado numerosas mediciones en personas de Nubia, en Egipto y Sudán, para ver cómo había cambiado su apariencia. Encontró que la parte alta del cráneo había crecido más y de manera más redondeada, tendencia similar encontrada en restos humanos de otras partes del mundo. Charles Loring Brace, profesor de antropología de la Universidad de Míchigan dijo: “las caras de los humanos están encogiendo entre un 1%-2% cada 1.000 años.”, “Más aún, cada vez nos crecen menos dientes. Hace 10.000 años a todo el mundo le crecía la muela del juicio pero hoy en día sólo la mitad de nosotros la tienen; otros dientes, como los incisivos laterales, son cada vez más pequeños. Esto es evolución en acción”. Una comida más blanda podría no ser la única causa. Algunos científicos culpan de esta tendencia a una selección sexual(preferencia entre las gentes prehistóricas de parejas con caras más pequeñas). El doctor Simon Hillson, del Instituto de Arqueología de la Universidad de Londres, ha estudiado humanos que vivieron entre hace 28.000 y 8.000 años aproximadamente. Midió 15.000 dientes, mandíbulas, y cráneos prehistóricos recogidos por museos alrededor del mundo y encontraron la misma tendencia a encoger de las caras. Dijo: “Se presupone que la gente elegía parejas con caras más pequeñas y finas(pero el por qué de esto está menos claro)

Jonathan Leake, editor de la sección de ciencia, The Sunday Times.

Relacionado con: La genética y su aplicación en el estudio de las poblaciones humanas.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 FernandoV 23 de nov. 2005

    Al principio de mi párrafo me refiero al gráfico puesto por aladelta. Las diferencias de la foto que he puesto yo son algo más acusadas entre las dos especies neandertal y hombre moderno.

  2. #2 nadana 24 de nov. 2005

    Esto... ¿quién me mandará a mi meterme en estos jardines? Pero... discúlpeme aladelta si le hago observar q, en mi opinión claro está, lo q está exponiendo (quitando, por supuesto, lo de la altura, q es sólo cumplir un óptimo presente en sus posibilidades de forma genética, pero no cumplido por escasez de condiciones favorables en anteriores generaciones y blablá) es q ciertos comportamientos terminan alterando, supongo q no sólo el fenotipo, sino también el genotipo. Comamos cosas más duras o blandas. v.g. Esto es, q en el fondo se trata de la evolución lamarkiana (o como sescriba). No de la mainstream darwinista, donde los cambios se producen por mutaciones genéticas aleatorias. A la jirafa le crece el cuello... (y q conste: no quito tampoco razón a Lamark -o como sescriba-) (tampoco a darwin y seguidores actuales). (los comportamientos producen alteraciones heredables, por resumir). quizá he sobreinterpretado, pero es algo q me suele ocurrir. tentamente (por rizar el rizo, y a tenor de una respuesta q nunca he tenido de cierto evolucionista bloguero, paleo y freak, pregunto a los versados sobre tal biológica cuestión: ¿en ausencia de selección natural (q tal parecería el caso aquí contemplado, sobre el q, de otra banda, manifiesto mi más absoluta incredulidad apriorística)(pero lo contemplo como posibilidad), puede hablarse de evolución? (sí, esto es salirse completamente de tema, de ambiente y de madre, pero pa por si alguien quiere teorizar, q no se prive, q yo leo).

  3. #3 Habis 24 de nov. 2005

    Es cierto aladelta, no sé como has caido en el Lamarckismo tan (creo yo) torpemente. De todos modos respecto a este articulo no se que pensar, pues me cuesta creer que haya habido gente con más cara que Carod-Rovira. Aunque a lo mejor este seria un rasgo de primitivismo. Jejejeje.

  4. #4 etpoursimouve 03 de dic. 2005

    Hola aladelta Perdona si he podido parecer arrogante por la rotundidad de la "fracesita". No pongo en duda tu buen hacer, lo que ocurre es que determinadas afirmaciones del articulo me han parecido "discutibles". Despues de reeler el articulo tengo que decir que efectivamente a partir del surgimiento de la agricultura, si que me parece posible que los musculos temporales, maseteros, pterigoideos ( que son los mas importantes en el acto de la masticacion ) se desarrollen menos y por ende los huesos de la cara donde van anclados tambien sufran algun proceso reduccionista, motivado claro esta por una cuestion puramente medioambiental y circunstancial y no como proceso evolutivo. Respecto a lo que todo cambio en la evolucion se origina...(bla bla bla), es evidente que no lo pones en duda, solo queria aclarar el concepto en si mismo de la evolucion Darwinista, que dicho sea de paso siempre es confundida con la Lamarkista. Para que quede claro! Tu ves dificil que el cambio de la cara sea por seleccion sexual o de la descendencia. En eso coincidimos pero el articulo no nos aclara cual es el motor de tal tendencia. Por otro lado debo entender, que si damos por valido que existen otros mecanismos diferentes a las teorias ya propuestas sobre evolucion ( equilibrio puntuado, neoderwinismo, teoria sintetica etc, etc), de las cuales todas contemplan los precectos darwinistas como base fundamental, debo tambien entender que existe una direccionalidad en la evolucion, que es lo que a fin de cuentas lo que he sacado en claro en el articulo, y personalmente pongo en duda la direccionalidad de las cosas sin razon aparente porque segun tengo entendido en evolucion no existe la direccionalidad (Meaning of evolution, G. Gaylord Simpson), o dicho de otro modo, no hay proposito. Solo chapuzas momentaneas para seguir tirando. Para ser prudente voy ha tratar de hacer algunas aclaraciones mas , pero por el momento me seguire reafirmando en pensar que todo es mas circunstancial que motivado por una tendencia evolucionista. Perdona si resulto pesado, arrogante, o me voy por los cerros de Ubeda, pero el tema de la evolucion es que oiihvenvrà"u(ggnrvpiug"irpvj ùmkc^zzdls^me me me me toca la fibra.

  5. #5 dasagis 11 de abr. 2008

    Información eliminada por el Administrador Silberius

  6. Hay 5 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba