Autor: Hannon
miércoles, 04 de octubre de 2006
Sección: Roma y Grecia en Celtiberia
Información publicada por: Hannon
Mostrado 25.603 veces.


Ir a los comentarios

...





No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 sucocot 17 de oct. 2005

    Estupendisímo artículo hannon. No obstante y en relación con las gueras púnicas en general, siempre me pregunto por qué se le concede a la infantería romana, invariablemente, una superioridad "aplastante" con respecto a la cartaginesa. Tengo entendido que los cartagineses formaban la falange con la infantería africana, y en el choque frontal contra cualquier otro tipo de infantería (en mi opinión) debía ser invencible. Quizá no había suficientes sarissas en la táctica cartaginesa para contener el empuje de una infantería disciplinada y con armamento pesado como el romano y la supuesta superioridad se refiera a la infantería ligera mercenaria de galos e iberos. Siempre pensé que los puntos débiles de la falange eran su escasa maniobrabilidad, su lentitud y lo vulnerable de sus flancos. Por tanto, en el choque simple y llanamente frontal, ¿cómo se supone que las legiones iban a derrotar a la infantería púnica? ¿No tenían los romanos otra táctica que no consistiese más que en forzar y romper el centro enemigo? No me queda más remedio que suponer que los romanos necesitaban un golpe de mano, como un flanqueo rápido, para poner las cosas a su favor. Resumiendo: ¿pretendían los romanos que su infantería pesada rompiese el erizo de puntas de hierro? ¿Qué carajo hacía un pobre hastati contra un bosque de sarissas? En mi opinión, meterse detrás del escudo y empujar (poco alentador) pero espero vuestras respuestas. ¡¡Ciao!!

  2. #2 Velo 12 de nov. 2006

    que chasco!
    Bueno, el caso es que me intriga mas el porqué la carga frontal de las legiones fue superior en esta batalla, aun en ayunas y en remojo, con la sorpresa de los elefantes, esos "bueyes lucanos" con los que los poco viajados romanos no se llevaban bien, con los pila dejados atras, desconcertante caballeria numida, maniobras envolventes y demas artimañas, tan ajenas a su manera de luchar, enseñando las cartas desde el principio de la partida y barriendo to palante. Milicia cuidadana frente a un ejercito de veteranos curtidos y entrenados por oficiales punicos de la escuela de Amilcar, el enemigo imbatido de Roma. Y aun así, los atraviesan y superan por el centro. Algo tenia la tactica romana que la hacia superior, y no era solo su armamento ofensivo, que jabalinas pesadas perforaescudos las tenian tambien los demas, gladius punzante era mejor el hispano, ni su armamento defensivo, que el scutum lo llevaban los iberos y celtas ibericos tambien hechos al combate en formacion cerrada. Ni la motivacion, ni el conocimiento del terreno ... ¿qué me queda? la maquina de triturar carne que es la legion cuando echa a andar en rrodillo lo que tenia era la disciplina, la misma de conservar la formacion desde el ataque a la retirada, que de acudir a la leva (a la legio) o de ponerse a cavar letrinas en un nuevo campamento todos los dias. La disciplina de aprender y ejecutar en plena batalla los movimientos de relevo a los combatientes de primera linea, evolucionando bajo el estandarte de su manipulo entre los vericuetos de los demas.
    Si no es eso, ¿que les hacia masacrar a todo el que proponian: galos, helenos, mercenarios profesionales?

  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba