Autor: R. Chao
martes, 27 de septiembre de 2005
Sección: Historia
Información publicada por: R.


Mostrado 16.703 veces.


Ir a los comentarios

Acerca de Fernando I

Fernando I fue un príncipe navarro conde de Castilla que llegó a ser rey de León.

Sancho III, padre de Fernando

Siempre se ha dicho, y se ha aceptado por la historiografía oficial, que el primer rey de Castilla fue Fernando I, hijo del rey navarro Sancho III. Su padre había invadido el reino de León en 1034, y así se había apoderado del título de Emperador, obligando al rey leonés Vermudo III a retirarse a galicia. Pero en menos de un año, el legítimo rey regresó a la cabeza de un nutrido ejército de gallegos, asturianos y leoneses, y el navarro tuvo que regresar rápidamente a sus teritorios originales, ya que sabemos que el leonés llegó al menos hasta Castrojeriz (Burgos). Este hecho es casi desconocido, porque en algunos libros de Historia figura que Vermudo recuperó su reino de una forma "oportunista" al morir el navarro; pero la realidad es muy otra, ya que la documentación de la Catedral de León (documentos 937 y 938) nos revela que el leonés volvía a reinar en la capital leonesa al menos ocho meses antes de que Sancho III fuera asesinado (18-X-1035), lo que demuestra una vez más que parte de la historigorafía medieval está manipulada y sesgada de forma interesada. Al morir el rey navarro, el reino y los territorios adquiridos son repartidos entre sus hijos: a García Sánchez III le correspondió el título de rey de Navarra; a Ramiro I, el de rey de Aragón; a Gonzalo, el de rey de Sobrarbe y Ribagorza; y a Fernando, por último, el de conde de Castilla, sometido teóricamente al rey de León. Daba la casualidad de que este último personaje estaba casado con Sancha, hermana de Vermudo, circunstancia que tendrá importantes consecuencias en el futuro.

¿Dónde están las pruebas? Documentación Leonesa

Muchos historiadores, siguiendo las fantasiosas y castellanistas crónicas de Alfonso X, afirman que una de las cláusulas de esta boda consistía en que Fernando adquiriría el título de rey de Castilla, aunque esta peregrina idea ya fue criticada por el Padre Risco (1735-1801), quien señaló que "tales condiciones no fueron mecionadas por los escritores antiguos". Por si fuera poco, Ramón Menéndez Pidal se vio obligado a reconocer que "Fernando no se titula más que conde en los años 1035, 1036 y comienzos de 1037, mientras se titulan reyes sus hermanos en Aragón y Ribagorza" (El Imperio Hispánico y los Cinco Reinos) Este medievalista se basa en la documentación, y aunque encontró ejemplos del año 1037 en los que Fernando se intitula rey de Castilla, no reparó en que aparecían en colecciones documentales plagadas de falsificaciones (hecho que tuvo que admitir un historiador tan castellanista como Gonzalo Martínez Díaz). En todo caso, en ese mismo año de 1037, tras la batalla de Tamarón y la muerte violenta de Vermudo, el navarro Fernando se hará coronar rey en León, y dará comienzo a la dinastía navarra en el solio legionense. Qué importancia tiene que Fernando se intitulara o no rey de Castilla? En primer lugar, que si lo hizo sería el primer rey de Castilla de la Historia, lo que afirmaría por primera vez una independencia real de este condado respecto a León. De ello se derivaría que Fernando "reunificó" los dos reinos, y que fue el primer rey de "Castilla y León": esta idea ha sido recogida y amplificada convenientemente por los historiadores mercenarios de la Junta, ya que responde muy bien a sus espúreos intereses. Curiosamente, no se detienen a considerar que, en todo caso, Castilla fue reino durante unos escasos meses. ¿Qué nos dice la documentación original acerca de todo esto? Pues que a Fernando Castilla le importaba un comino, y que su única preocupación fue obtener León. A las fuentes y a las pruebas me remito: 1. En la Colección Diplomática del Monasterio de Sahagún, se denomina a Fernado I como "rege in Legione", "regis Legionense" y otras variantes en un total de 142 documentos, mientras que sólo uno (el nº 542) dice que es "rex in Legione et in Castella". En sus documentos personales no se intitula más que como rey, sin enumerar territorios (esta costumbre la iniciará Alfonso VI), aunque en las confirmaciones muchas veces firma "in Legione". Por su importancia simbólica vale la pena transcribir una parte de las clásusulas finales del documento 473: "Anno feliciter VII regnum gloriosi domni nostri domno Fredenandi regis et coniux eius domna Sanctia regina/ commorantes in Castella, sedente regni solium et tronum in sedem Legionensem", que en traducción aproximada vendría a decir: "Feliz año séptimo del reinado del glorioso señor nuestro el rey don Fernando, y cónyuge suya la reina doña Sancha, permaneciendo (los dos) en Castilla, asentado el solio y el trono del reino en la sede leonesa ("de los leoneses")". 2. En la Colección Documental del Archivo de la Catedral de León se le denomina "regnante rex Fredenandus in Legione", "in sedis Legione" y otras variantes similares en 74 documentos, mientras que sólo dos le señalan como "Rex Fredenando in Legione et in Castella" (uno de los cuales, el nº 999, presenta serias dudas sobre la lectura "Castella"). Otros dos documentos le mencionan como "rege in Legione, in Kastella et in Gallecia" 3. En los escasos documentos de San Isidoro de esta época tan sólo aparece como "in ciuis legionensis". En un documento de Sancha, ésta firma como "ego Sancia, regina Legionem"(cosa que ocurre también en el documento 1131 de la Colección Documental del Archivo de la Catedral) Algunas preguntas que dejo en el aire: * Partiendo del supuesto de que los documentos en los que Fernando se intitula rey de Castilla sean originales y no una falsificación posterior (como parece señalar el hecho de que se arrogue un título territorial cuando dicha costumbre no se iniciará hasta Alfonso VI), ¿son suficiente unos meses para decir que el reino de Castilla se anexionó León, y que así nació el reino de Castilla y León? * Si la respuesta fuera afirmativa: ¿por qué Fernando se tuvo que coronar rey en León? ¿No era suficiente la supuesta coronación en Castilla? ¿No es esto una prueba del reconocimiento de la superioridad del reino leonés? ¿Es que nadie se da cuenta de la aberración que supone anteponer el título de Castilla al de León (que no aparecerá en la documentación hasta Fernando III)? * Si Castilla era tan importante para Fernando, ¿por qué no la menciona apenas en los documentos? ¿Por qué se molesta en reafirmar su legitimidad a través de su esposa (que figura como corregente en casi todos los documentos)? ¿Por qué crea en León el Panteón de los reyes y traslada allí el cadáver de su padre? En fin, que espero que al menos quede claro que la famosa primera reunificación de "Castilla y León" es un mito, ya que ni siquiera existió una separación oficial digna de mención. Es cierto que los condes castellanos de la época actuaron con bastante independencia aprovechándose de los periodos de debilidad del reino leonés, pero también es cierto que nunca tuvieron la osadía de considerarse reyes, y que de hecho acudieron a León solicitando ayuda cuando los navarros los invadieron. Todo ello es una muestra más de la hipertrofia a la que se ha sometido a Castilla en la historiografía medieval. Hasta Sancho III de Castilla (en puridad, Sancho II de Castilla)este territorio no se configura como un reino definido. Sería conveniente recordar que el interés de Sancho II (Sancho I) no era tanto gobernar Castilla como hacerse con la corona leonesa. Sobre Alfonso VI y Alfonso VII ya hablaremos en otra ocasión, aunque les recomendaría que leyeran la Chronica Adefonsi Imperatoris mientras tanto.

Más informacióen en: http://corazonleon.blogspot.com/


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 R. 27 de sep. 2005

    "Castilla y León en el siglo XI. Estudio del reinado de Fernando I." Ya sólo el título es toda una declaración de principios. En todo caso habría que hablar de León y Castilla (bueno, ¿y por qué no galicia y Asturias?)

  2. #2 emma 27 de sep. 2005

    No, no es una declaración de principios. Si algo defiende Sánchez Candeira, tanto en esta obra como en su monografía, "El regnum-imperium leones hasta 1.937", es la preeminencia de León como heredero del reino visigodo. No creo justo juzgar su obra histórica solamente porque en su título Castilla vaya antes que León, sin leer antes su obra. En cuanto a por que no galicia o Asturias, creo que la respuesta es más que obvia: ambas ya estaban incorporadas a León. Fernado llega a gobernar en dos territorios ya diferenciados en el 1.035: el reino de León y el condado de Castilla.

  3. #3 R. 27 de sep. 2005

    Con lo de declaración de principios me refería a los que le pusieron el título, no a Sánchez Candeira. Y en mi opinión, también galicia estaba diferenciada, pero el asunto es que más tarde fue Castilla la que se llevó el gato al agua, y los historiadores se han ocupado de continuar la labor maquilladora de Alfonso X para que todo concuerde con esa visión castellanocéntrica. No se engañe: Castilla pintaba poco en esa época (o, mejor dicho, pintaba lo mismo que el resto de territorios)

  4. #4 Airdargh 27 de sep. 2005

    Navarra venía utilizando Castilla como cuña o avanzada para su expansión hacia occidente. El reinado de Sancho III el Grande, de Navarra recogería los frutos de esta política expansiva pero por poco tiempo ya que su protegida Castilla se vuelve contra sus protectores navarros. Varios enlaces matrimoniales favorecerían los planes de Sancho III para destruír León valiéndose de Castilla: Sancho García/García Sánchez estaba casado con Doña Mayor, hermana de Sancho III casado, a su vez, con la también llamada Doña Mayor, hermana del conde castellano. La muerte de Alfonso V, en Viseo (Portugal) en 1027 postergó el conflicto entre León y Navarra sobre las tierras leonesas entre el Cea y el Pisuerga. Sancho III se dedica mientras tanto a la intriga y hace casar al nuevo conde de Castilla Don García con Doña Sancha, hermana de Bermudo III, pero durante la ceremonia de los esponsales en León, el conde castellano es asesinado por los alaveses hermanos Vela, enemigos de la familia de Fernán Glez.y su poder político. Castilla pasa entonces a manos de Doña Mayor, esposa de Sancho III el Mayor de Navarra y hermana de Sancho García. Sancho III hace que la prometida al conde castellano Don García asesinado, la infanta leonesa Doña Sancha, case entonces con el infante navarro Don Fernando, nuevo conde de Castilla y su primer rey como Fernando I. Fernando I, con pretexto de pertenecer las tierras entre el Cea y el Pisuerga a su mujer Doña Sancha, le declara la guerra a su cuñado. Bermudo III recorre entonces Asturias y galicia en busca de refuerzos militares e invade tierras castellanas. Se encuentran leoneses y castellanos en el valle de Tamarón y resulta victorioso Fernando que contaba con la ayuda de importantes contingentes navarros. En el combate pierde la vida el último rey de León Bermudo III, pasando el trono de León entonces a manos de su hermana Doña Sancha, esposa de Fernando I. galicia fue el único reino de los que componían el más amplio de León, que ofreció una tenaz resistencia a los castellanos, hostil a formar parte del nuevo reino de Castilla. La resistencia gallega acabó siendo aplastada en la batalla de Monterroso (Lugo), donde perecieron damas gallegas como Doña Odraria y Doña Elvira (madre e hija) que acaudillaban algunas de las fuerzas gallegas. Con el triunfo de Fernando I sobre Bermudo III, pasando León a manos de Doña Sancha, esposa y hermana respectivamente de aquellos, el reino de León pasa a ser un simple satélite de Castilla, la cual muy pronto desplazaría igualmente a Navarra arrebatándole la hegemonía en los reinos cristianos peninsulares. Al extender Fernando I sus territorios reconquistados Coimbra, Lamego y Viseo en la raya portuguesa, donde había muerto el rey de León Alfonso V, ya no son dejados en manos de la nobleza gallega que acudía normalmente con sus armas a ayudar en la reconquista de estas tierras, sino que es dada la administración de estos nuevos territorios conquistados a los mozárabes, fueron mozárabes los nuevos condes de Coimbra y otras plazas portruguesas. Esta nueva nobleza desvinculada a galicia y también a Castilla, sería uno de los principales motores que impulsaría la separación de Portugal de Castilla y galicia.

  5. #5 amaco 27 de sep. 2005

    Para Emma cuando dice que "Yo, en mi inocencia, creo que el hecho de decir Castilla y León en lugar de León y Castilla, es que suena mejor (mejor al oído, nada más) Además, ¿cómo se diría: reino leonescastellano?" En este periodo histórico, es decir, con fernando I, lo correcto sería "Reino de León" que es lo que nos dicen los documentos relacionados con este rey. No comprendo por qué te suena bien decir "Reino de Castilla y León" en tiempos de Fernando I, si hasta años después Castilla sólo es un condado, y para colmo, escisión del Reino de León, y dudo que más influyente que galicia, en la política del reino. No te suena mejor, sino que existe una propaganda orientada a legitimar la existencia histórica de un reino de "Castilla y León" que en realidad no ha existido nunca. Hasta tal punto llega esta propaganda que no es difícil encontrar en guías de viaje que "Burgos fue la capital del reino castellanoleonés" o que Lorenzo Milá presente en el telediario el Cronicón como una representación teatralizada de "los orígenes de Castilla y León" cuando en realidad trata sobre la historia de Castilla entre los siglos X y XI. Justicia es dar a cada uno lo suyo, como reza una inscripción del Locus Apellationis de la Catedral de León.

  6. #6 Airdargh 27 de sep. 2005

    En 1156, un año antes de su muerte, Alfonso VII el "Emperador" de las Españas divide sus reinos entre sus hijos: Sancho recibe Castilla y Fernando los reinos de galicia, Asturias y León, esta separación lleva consigo el reconocimiento de Portugal como reino independiente. La historiografía española, solía mencionar este nuevo reino heredado por Fernando II como de León, separado de Castilla, como si fuera una nueva versión del antiguo reino leonés. La realidad histórica es muy distinta, este reino reaparecido en 1157 bajo Fernando II, hijo segundo de Alfonso VII "el Emperador", es más galicia que León, y la política que lo caracteriza en los dos reinados en que existió, en el de Fernando II (1157-1188) y el de su hijo Alfonso IX (1188-1230) fue más gallega que leonesa. No es de de extrañar, por lo dicho, que los "Anales Camaracenses", fuente de las más prestigiosas de la historia medieval europea, le den el título a Fernando II de "Emperador de galicia", y el nombre de galicia figura siempre al lado del de León en cuantos documentos firmó este rey en indistinto orden. galicia y no León fue en este periodo el centro político y cultural del reino, y la cultura que se formó en él es esencialmente gallega. Algunos ejemplos: En lengua gallega se expresó la poesía lírica de "los Cancioneros" que ocupan un preeminente lugar en la en la poesía medieval europea. En arquitectura y escultura se construye el "Pórtico de la Gloria", maravilla del arte románico europeo. En música se crea la "Escuela Compostelana", cuyos ecos resuenan hasta en las "Cantigas a Sta. María" de Alfonso X "el Sabio". Ciencias como la del Derecho canónico y ciencia política recibían el impulso de los canonistas gallegos, maestros de la escuela de Bolonia, contribuyendo en buen grado a la creación de las universidades españolas de Salamanca y Palencia. Etc., etc. Mientras tanto León no tiene actividad cultural destacable bajo el reinado de estos monarcas. Fernando II, como su padre Alfonso VII, se educó en galicia. En la catedral de Santiago de Compostela, y no en León, descansan los restos de estos dos grandes reyes de galicia: Fernando II y su hijo, Alfonso IX., etc. Son reyes de galicia y Leon o León y galicia, como se prefiera. Pero no se pueden nombrar únicamente como de León ni "privativo" ni nada excluyendo el reino de galicia pues este reino de galicia no está bajo dominio leonés ni mucho menos, son meros "asociados". Y si se trata de reducir a un solo nombre el reino entero, cabría hacerlo antes como "Reino de galicia" por lo ya expuesto anteriormente: la mayor participación de galicia en todos los aspectos sociales, etc., ante una casi desapercibida intervención de León en dichos asuntos, el reconocimiento como tal en los anales europeos y arabes, etc. En cuanto a la coronación en León de Fernando o el título de Juan Carlos, ni es relevante ni viene al caso.

  7. #7 R. 28 de sep. 2005

    Airdagh, tal vez peca de gallegocentrista, pero creo que hay algo de verdad en sus palabras. Para mí, la Corona de León (compuesta por los reinos de León, galicia y Asturias) fue integradora y respetuosa con la identidad y lenguas de sus territorios, mientras que Castilla representó el triunfo del centralismo castrante. Pero es mi opinión personal.

  8. #8 Olarticoechea 30 de sep. 2005

    En realidad Fernando I, no fue un rey leonés ni castellano, fue un rey de Gallaecia, un rey consorte al casarse con Sancha la propietaria de los derechos al trono galaico. Sancha era la hermana de Vermudo III que era visto por Sancho III de Navarra como "Imperator Vermudus Domus in Gallaecia". El hijo de Fernando Y Sancha fue Alfonso VI del que ya se pusieron varias fuentes en este portal sobre su reino Galaico, su nieto Alfonso VII se corono emperador en Santiago y fue extendiendo su dominios al resto de reinos y su hijo Fernando II siguió gobernando sobre Gallaecia y León y así fue visto por las fuentes europeas y lo enterraron en Santiago como bien dice Airdargh. ¿Es que no eran reyes de León? Por supuesto eran reyes galaicos que ciñeron la corona del reino vecino, y esto se demuestra en su idioma que era el gallego y en sus acciones muy vinculadas a galicia y su nobleza.

  9. #9 R. 30 de sep. 2005

    Olarticoechea; eso de que su idioma era el gallego es una afirmación gratuita. El primer documento en gallego es de época de Alfonso IX. Y la Gallaecia (que acababa por oriente más o menos en Sahagún) existía como una idea erudita, no como un marco real. Y, aunque le duela, el nombre más correcto es el Corona de León (integrada por los reinos de Asturias, León y galicia). Nadie pone en duda que galicia fuera un puntal importante de esa Corona, pero ¿hay que recordarle dónde estaba situada la capitalidad?.

  10. #10 bardulia 30 de sep. 2005

    Creo que no has leido bien mi intervención. Te iba a pillar y te he pillado. Te he puesto el año 1070. Fernando I muere en 1065. Ese año Alfonso VI es rey de León (o de galicia para ti) y Sancho rey de Castilla. Hasta que Sancho es asesinado en Zamora (1072) existe un reino de Castilla. ¿Donde está su capital? En Burgos.

  11. #11 R. 30 de sep. 2005

    Los textos en gallego de Alfonso VI de los que habla son de una crónica del siglo XVI. Repito que el primer documento en gallego data de la época de Alfonso IX. La desgracia de León y Asturias es que desaparecieron como reino justo en la época en que los documentos se empezaban a escribir en lengua romance. La suerte de galicia fue que Alfonso X adoptó el gallego como lengua de cultura.

  12. #12 Olarticoechea 30 de sep. 2005

    En el siglo XVI el gallego prácticamente no existia como lengua escrita, es lo que se conoce como "Séculos escuros", apenas se conserva algún texto en galicia y no creo que un castellano fuese a escribir en gallego así por las bravas, el texto es una transcripción de documentos más antiguos, ahora no me acuerdo exactamente pero creo quien las transcribió tenía acceso a las fuentes antiguas. León no desapareció como reino cuando se empezó a escribir en romance, sino que su corona la ciñeron reyes de hegemonia castellana. A su vez Alfonso X no adopto el gallego por que sí, adopto el gallego porque su familia era una parte gallega y otra castellana, al igual que Fernando III y otros eran criados en galicia y conocian el gallego.

  13. Hay 12 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba