Autor: ilduarasil
miércoles, 09 de febrero de 2005
Sección: Sobre los nombres
Información publicada por: ilduarasil
Mostrado 27.008 veces.


Ir a los comentarios

FEIXOO

Datos de interés



Solo deciros que el apellido Feijoo (Feixoo en su autentico origen gallego= Feeyxoo = Feixoo y Feijoo fruto de la castellanización, es de claro origen CELTA, pero no de origen visigodo como lo confunden algunos tratadistas que no estudian sino que repiten el error de Argote de Molina que ya en su tratado dio a entender no tenía datos sobre tan antiguo apellido, y lo hace figurar originario del casamiento de un príncipe visigodo, hijo del rey Witiza, en matrimonio con la gallega ILDUARA, madre de San Rosendo. Dicho error histórico es de gran calado. En primer lugar, Agote de Molina se olvida de citar al hijo más importante del rey Witiza, que fue su hijo menor :AKILA, al que asoció al trono en vida de aquel. Muerto Witiza, su hijo heredero Akila asocia a sus hermanos al trono, era la familia de los BAMBA, enemiga acérrima de los Chindasvinto que logran reunir a buiena parte de la aristocracia visigoda enemiga de los Bamba , nombrando a su propio rey: el famoso rey Rodrigo, de tal forma que estalla una guerra civil. Los legítimos herederos al trono, o sea, Akila y sus hermanos, llevan las de perder, abandonan la capital de España (TOLEDO), y se dirigen con algunos de sus ministros y generales a Ceuta que por aquel entonces ya era plaza española, con la intención de pedir ayuda militar musulmana. Ceuta estaba gobernada por el Conde don Julian que había jurado fidelidad al padre de Akila, e interviene como interlocutor entre el gobernador musulmán del norte de Africa y el rey Akila, pero lo que pide este estña fuera del alcance del gobernador árabe puesto que, en definitiva, se trataba de invadir un pais extranjero. Así, las cosas, le remite al gran Califa, en la actual Damasco. El gran Califa termina aceptando y firman un tratado del que se conserva buena parte de las condiciones: El Califa prestaría ayuda militar al rey español Akila en su lucha contra el rey Rodrigo, a cambio de que España corra con todos los gastos de la guerra y abone gran cantidad de oro y plata (entre otras condiciones), para llevar a cabo la guerra se acuerda la dirigiría el general musulmán Taquir que, finalmente, durante la travesía a España, llega a nuevo acuerdo (sin permiso del Califa), y convence al rey español Akila y a sus hermanos para que estos renuncien al trono a cambio de grandes cantidades de dinero (botín futuro de guerra), e importantes cargos en la futura Administración musulmana. Así fue, el joven rey Akila, inexperto y presionado, renuncia a su trono. El general Taquir derrota al rey Rodrigo en la famosa batalla de Guadalete, fin del reinado visiogodo. Akila y sus hermanos desempeñaron cargos en la administración musulmana y fallecieron TODOS en Andalucia (Córdoba, granada y Sevilla), NINGÚN HIJO DEL REY WITIZA fue a Galicia, hubiera sido condenado a muerte sin remisión.

Por otro lado, el error es visible con sólo ojear la Historia, ya que hay entorno a 200 años de diferencia entre la batalla de Guadalete y el nacimiento de la gallega Ilduara, madre de San Rosendo, obispo y fundador del monasterio de Celanova, sólo ese detalle hace visible el grave error de Argote de Molina que ni siquiera acierta a identificar Villadecanes, pese a que reconoce el antiquisimo origen de la familia más noble y poderosa de Galicia: los Feixoo (Feijoo con fruto de la castellanización del apellido), tanto es asi que, en honor a su antigüedad, los símbolos “redondos” de los escudos de la heráldica militar gallega se les llama “feixoos”, en lugar de “bezantes” o “rolex”, cmo se les denomina en otras latitudes. Existe una leyenda de origen celta cuya traducción es: “Feeixoo (feixoo) fue hijo de un dios local y padre de los primeros reyes celtas del territorio que actualmente es Galicia y parte de Asturias. Esos dioses locales eran muy comunes en la antigua creencia celta y creencias anteriores, de hecho en el Museo arqueológico de Orense se exhibe una lápida de un dios local de la aldea de Corneo de la Chao, junto a otra lápida de un Feyxoo, unos aros de oro del rio Sil y una estatuilla que durante siglos ha sido confundida con el dios Apolo por error escrito y arrastrado de Julio Cesar que quiso equiparar a dioses celtas con dioses romanos o griegos. Equiparación imposible históricamente aprobada, ese dios es : Luguvigus, dios celta. El apelllido sufrió cambios lógicos por adaptación de lenguas, originariamente era: FEEIXOO, luego FEIXOO, y posteriormente FEIJOO en castellano. Ha de conservarse, necesariamente las dos “oo”, preferiblemente siin acento puesto que este fue motivado por modernismos de pronunciación. Apellido NETAMENTE gallego (celta),. Firmado: ILDUARASIL acepto DIÁLOGO EN : ilduarasil@telefonica.net Saludos para los Druidas y estudiosos de Historia de Galicia, tengo algo más investigado. Gracias


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 ilduarasil 10 de feb. 2005

    rESPECTO de Dios y diosaes. En Galicia, ente del cristiamismo, no se puede hablat de DIOS ÚNICO. El cristianmismo convenció a los iberos, pero NO a los celtas que finalmente tuvieron que admitirlo poco a poco, pero sin olvidar antiguas creencias en una especvie de extraña mezcla que ha llegado hasta nuestros días. antes del cristiamismo los celtas temían su "más allá", sin necesidad de ser bautixados para ir al "Cielo"..¿me explico?. Conviene estudiar esas leyendas y rescatar otras que se perderán, te pondré un ejemplo: La Abeleda, en Orense, muy cerca de Csdstro Caldelas, hasta entrados los años 60 la gente de la Abeleda hablaba del monstruo del rio Sil, y muchos afirmaban lo habñian visto. Esa geste o sus hijos aún están ahí, en ese pueblo La Abeleda, para confirmar tal fábula o leyenda, pero La Administración no ayuda a esas investigaciones que, pese a que no sean ciertas como hecgos reales, hasn de ser rescatadas y estudiadas antes de que terminen por perderse. jemplos copmo ese podría citarte Tal ven entornop a 200 leyendas/fábulas que esñam olvidadas y terminaran perdiendose si en lugar de hablar con esas gentes y estudiar tales asuntos sobre el terreno, nos limitamos a estar sentados repitiendo el manual de texto oficial del mometo. gracias. Un abrazo de Ilduarasil para todos los druidas. pOR HOY TERMINO.

  2. #2 Brigantinus 15 de feb. 2005

    Bueno, llegamos a un punto interesante, la diferencia entre la conquista de las Galias y la de Hispania:
    -Hispania fue conquistada por etapas, mientras que en el caso galo, César quiso solventar el asunto en una campaña.
    -En el caso hispano, no hubo un poder centralizado que coordinara la lucha, como Vercingetorix. El problema de la coordinación es que vencido el líder y desarbolada la dirección de la resisitencia, poco pueden hacer los demás. Eso fue lo que pasó en las Galias. La falta de coordinación en Hispania acabó siendo garantía de prolongación de la resistencia.
    -La conquista de Hispania, al ser por etapas, fue avanzando o permenciendo estancada según los intereses de Roma, es decir, los romanos, cuando desembarcan en Ampurias durante la Segunda Guerra Púnica, no lo hacen con la idea de "hala, a ver si conquistamos toda la Península hasta los montes cantábricos".
    -Finalmente, es precisamente en la segunda guerra púnica cuando Roma toma el control de Massilia. Algún tiempo después, controla la Narbonense. Por lo tanto, en sentido estricto, la conquista de las Galias les llevó más tiempo que los ocho años de César. Porque insisto en que pasó lo mismo que en Hispania: la conquista de un territorio iba por etapas. No era una carrera a ver si conquistaban la mayor cantidad posible de terreno en el menor tiempo. César tiene en la cabeza extender la influencia de Roma hasta el Rhin, cosa que ningún general romano tenía, como he dicho, al desembarcar en Ampurias, ni tan siquiera al guerrear contra los celtíberos.

    Por otro lado, me remito a los comentarios de César para insistir en que la guerra de las Galias fue cualquier cosa menos un paseo. Y César no tenía empacho en reconocer cuando una campaña era un paseo (vi, llegué y vencí)

  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba