Autor: emg
sábado, 13 de noviembre de 2004
Sección: De los pueblos de Celtiberia
Información publicada por: emg
Mostrado 59.186 veces.


Ir a los comentarios

INFLUENCIAS CELTAS EN LA GALICIA MODERNA

Influencias celtas en la Galicia moderna

A pesar de los diferentes estudios que abordan el tema celta en Galicia, en los que unos afirman que hay que considerarla una de las naciones celtas de Europa, otros que postulan que lo celta en Galicia no fue tan numeroso, otros que incluso niegan la presencia celta en la región, y dentro de mi afán por relacionar la historia con los tiempos presentes para ayudar a comprender lo que nos rodea hoy en día, me gustaría aportar un granito de arena sobre las que hoy son influencias célticas visibles en el bello noroeste español. Galicia es desde tiempos inmemoriales una región bastante diferenciada del resto de regiones de la península, por su clima diferente y húmedo, así como por su aislamiento. La más que probable influencia celta en la hermosa región dejó una huella profunda detectable en nuestros días.
Es una región de clima atlántico lluvioso, de profundos y misteriosos bosques, con montañas suaves, verdes, coloridas, con cimas empedradas. Los paises célticos tienen por lo general un tipo de terreno y clima dentro de estos parámetros. Este entorno contribuye a crear una mentalidad tendente a la melancolía en cualquier territorio.

LA LITERATURA

En Galicia ha contribuido así mismo a la clásica melancolia de la literatura. Aún hoy el romanticismo gallego está relacionado con temas celtas. El mismo sentido que el romanticismo de regiones como Irlanda o Escocia, como los melancólicos poemas escoceses o los cantos tristes de Irlanda. Rosalía de Castro es un buen ejemplo de este gallego-celtismo. Según Elias de Tejada Rosalía nos enseñó la tristeza que cala el alma celta de Galicia.

EL PAPEL DE LA MUJER GALLEGA

Otra característica celta es el gran respeto por las mujeres. María Pita es notable por ser una figura nacional gallega. Hoy en dia vemos la imagen de la mujer como el ama que cuida la casa, y es muy común verlas trabajar la tierra mientras el marido sale al monte a cazar alguna pieza para la comida. Parece una reminiscencia del antiguo matriarcado que existia en la Galicia celta antigua, en el que la mujer era quien cuidaba la casa y la tierra mientras el hombre permanecia como cazador y guerrillero.

PROBABLE INFLUENCIA EN LA ARQUITECTURA

El romanticismo tambien ha influido en la arquitectura de Galicia. La arquitectura gótica no es muy usual, contrasta fuertemente con la arquitectura céltica. Los castros eran edificios redondos, con curvas suaves que iban con el paisaje natural de Galicia. Posteriormente se adoptó bastante más el estilo románico. El estilo gótico es un estilo que trata de intimidar, mientras que la arquitectura románica, más suave, era más concordante con el carácter de los celtas. Esta es una de las hipótesis de la abundancia de edificios de corte románico y no gótico en Galicia.

CARACTER AVENTURERO

Una constante de los pueblos de carácter céltico es su tendencia a viajar, que recuerda a la clásica aventura celta. Por supuesto se puede afirmar que la necesidad de viajar está ligada a la necesidad de supervivencia, pero llama la atención en las gentes de origen celta su disposición hacia el viaje. Estos pueblos siempre han buscado vivir no muy lejos del mar, de hecho el mar llega en ocasiones a ser un tema casi obsesivo para estas gentes. Según las leyendas que se pueden leer en esta misma web de celtiberia.com, Galicia, bordeada por el mar Cantábrico y el océano Atlántico fue el lugar donde los celtas se embarcaron hacia el norte hasta Irlanda, Escocia y Gales. En los siglos más cercanos a nuestra época hemos sido testigos de un verdadero éxodo de gallegos hacia América y los paises más industrializados de Europa. Pero la avalancha de población gallega a América es la más destacable. Hasta incluso hoy hay más gallegos en América que en Galicia, y no se da un resultado fiable y definitivo de unas elecciones autonómicas gallegas hasta no recontar todos los votos por correo de los emigrantes!. Pero lo que más llama la atención es la disposición que tiene el gallego para abandonarlo todo, su tierra, amigos, paisajes, y emigrar, llama la atención la facilidad con la que se adaptan a otro ambiente, e inmediatamente progresar económicamente e incluso hacer importantes fortunas gracias a sus esfuerzos pero ojo!, nunca jamás olvidan su tierra natal, a la cual recuerdan con el cariño y la clásica melancolia que ellos llaman “morriña”.
Así mismo los gallegos tienen fama de ser grandes pescadores, hay un gran número de gallegos pescando en todos los mares del mundo, tal vez debido a la herencia celta del deseo de buscar aventura, en este caso en mar abierto.

INFLUENCIA EN FIESTAS Y FOLKLORE

Existen otras características celtas en la vida social de sus habitantes. Una de las fiestas gallegas de origen celta es la denominada rapa das bestas, o festa dos curros. En ella se juntan los caballos que viven libres en los montes gallegos. Los antiguos celtas en Galicia criaban de la misma manera los caballos. En esta fiesta se los atrapa y se les corta la cola, como símbolo del dominio del hombre sobre la bestia. Hay evidencias de cultos celtas que todavía se pueden ver en la cultura moderna de Galicia, como O culto da Lua, que admiraba y respetaba a la luna. Esto se puede ver hoy como una obsesión gallega con el cielo y las estrellas. El tema de la luna también aparece mucho en canciones e historias modernas gallegas.
O culto das Pedras se trataba de una obsesión celta con la piedra y el paisaje gallego. Las piedras tenian sentimientos especiales para los celtas. Galicia está llena de monumentos monolíticos de piedras de granito. Este culto es símbolo de como la gente gallega-celta estaba atada a la tierra sagrada de Galicia. Hasta hoy, hay piedras en Galicia que tienen un significado casi sagrado. Una es A Peña Corneira, en la provincia de Ourense. Ésta peña tiene un significado especial para la gente de los pueblos que viven en las cercanías.Hay muchas similares por toda Galicia. Existe un respeto misterioso para la tierra y la piedra que la forma. Hoy los gallegos en las aldeas ven las piedras particulares de la misma manera que los celtas. Era una obsesión con los montes, el prado, el granito, y la belleza que hasta hoy se ve muy claramente en estos tiempos modernos.
El amor por la piedra es como el amor por la tierra gallega. De Galicia proceden muchos artesanos de piedra y granito que tienen fama mundial por sus habilidades artísticas, labrando, puliendo y construyendo bellas obras de piedra.

EL RESPETO A LOS ANIMALES

Los celtas también tenían gran respeto a los animales laborales. Los animales ayudaban a los gallegos celtas cultivar a la tierra, pero el respeto hacia ellos era máximo. Existían figuras de piedra con las bestias aguantando los sepulcros, una tradición que mostraba la bestia como ayudante del hombre. En el presente la bestia se sigue tratando con mucho respeto en Galicia. Por toda la provincia existen vacas y caballos que viven en libertad, quizás representativos del espíritu gallego que siempre ha luchado por ser libre. En las aldeas aún se pueden ver los bueyes tímidos halando el carrillo para un aldeano, o tirando del aro para una aldeana. También se nota este respeto en la falta de los Toros en Galicia. En Galicia solo hay plazas de toros en La Coruña y Pontevedra y los dos lugares sufren de una falta de popularidad. En el resto de España, los toros son una obsesión y una pasión, pero en Galicia casi son inexistentes.

LA MUSICA

La influencia celta en la música tradicional y moderna de Galicia es indudable. Es música totalmente distinta al del resto de España. Instrumentos típicos de la música tradicional española como la guitarra no forman parte de la música tradicional gallega. En general, la música gallega se encuadra dentro de la música puramente celta junto a la música de otros paises como Irlanda, Gales, Escocia y Bretaña. Las similaridades de la música gallega con la música celta de estas regiones son varias y diversas. La música gallega es la influencia más visible del celtismo en Galicia. Hoy la música gallega es considerada una gran parte del mundo de la música celta mundial.
La banda tradicional gallega tiene muchas similaridades a las bandas folk de los otros países celtas. La banda básica gallega consiste de uno o dos gaiteros (gaiteiros), un tambor, y una pandereta (pandeira). Típicamente la banda tiene varios gaiteros, y hasta hoy existen muchas escuelas de música tradicionales que producen bandas de este estilo. Estas bandas gallegas están presentes en cualquier fiesta o festival en la Galicia moderna. Los bailes que acompañan esta música son muy célticos en origen. Son muy parecidos a las jigas de Eire y Escocia, y como otros bailes celtas consisten de movimientos rápidos acompañando a la música. En este caso la banda tradicional es representativa de la gran tradición celta de bandas de gaiteros. En algunas partes de Galicia, particularmente en Orense (Ourense), las bandas de gaitas y tambores tienen gran similaridades a las bandas militares escocesas que también siguen hoy. La gaita gallega, cuando es examinada separadamente, sigue siendo un gran instrumento celta para expresar las emociones de la cultura gallega. En las culturas celtas, la gaita sirve como un gran instrumento de la emoción. Como en otras culturas celtas, la gaita gallega tiene un gran impacto como un instrumento que canta sin usar palabras. Igualmente los escoceses y los irlandeses se emocionan cuando escuchan la gaita Great Highland o la gaita Uillean, respectivamente.
Otra forma de música tradicional gallega es la pandeirada. La pandeirada es un grupo de panderetas acompañadas por cantantes (hombres y mujeres), y acompañadas por una variedad de canciones distintas llamada la alalá. La alalá es un tipo de canción popular que tiene muchas similaridades a cantos irlandeses. Este tipo de canto celta puede ser una expresión de dolor, alegría, o enojo. Durante el franquismo, grupos favorables a la autonomía usaron esta forma de canto como propaganda para el movimiento contra el gobierno. En esta variación de cantigo gallega se puede ver un atributo muy celta: La tendencia de cantar naturalmente para expresar emociones. En las culturas celtas, cantar de esta manera es prácticamente un instinto.

MOVIMIENTOS CELTISTAS

Hoy en día, el celtismo de Galicia se puede observar en dos formas. Una en la manifestación a través de la cultura que hemos visto, y la otra, en la expresión de lucha por el individualismo de Galicia. Hay unos que piden independencia- ellos dicen que Galicia es un país celta que debe de existir separado de España. En la España moderna el separatismo se ve como un peligro a la paz y orden, y los que buscan independencia son una minoría, especialmente comparados con los movimientos en Cataluña y el País Vasco. Puede ser que lo mejor para Galicia en la modernidad es tranquilidad y preservación de esta cultura celta intrínseca de la tierra gallega.










No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Dingo 15 de nov. 2004

    No, yo tampoco hablo de emg. Hablo de los locos por el club elitista ese de las Naciones Celtas, que parece que es el G-8 de lo celta. A mí me hace mucha gracia porque la mitad de los actuales pueblos que descienden de los verdaderos celtas no están dentro de ese grupito (celtíberos, galos, lepónticos, gálatas).

  2. #2 aladelta 09 de dic. 2004

    Me parece que los intelectuales latinos nacidos en Espanya(no tengo eny en este teclado), eran eso, latinos o latinizados nacidos en Espanya.

    De echo hay que recurrir a autores clasicos griegos, en su mayoria, para saber algo de nuestros antepasados preromanos...

    El poeta Marcial creo que hace un comentario ensalzando su origen hispano, comentando la bravura de los iberos y celtiberos, pero poco mas.

    :)

  3. #3 aladelta 09 de dic. 2004

    giorgiodieffe:

    Yo no me refería a la bravura de nadie sino del conocimientos de ciertos antepasados nuestros.

    Si yo hubiera nacido en tu zona, seguramente me interesarían los ligures y los etruscos, aunque a la larga me interesarían igualmente los íberos y vascos...y cántabros, y astures.

    De echo me interesan los ligures y los etruscos.

    Es cuestión de inquietudes, gustos.

    Yo tengo curiosidad por conocer algo de esas gentes de las que en cada zona respectiva somos en parte descendientes suyos.

    Yo soy un aficionado de la historia antigua, no un experto. Pero intento informarme bien de lo que me interesa. Que cada día son más temas.

    Cuando he hecho comentarios sobre el matriarcado, no me lo e tomado como un asunto "de bares". Pero si vieras eso en mi, realmente me molestaría bastante.

    Aunque creo que no te referías concretamente a mis comentarios.

    :)

  4. #4 Virio 21 de dic. 2004

    Dingo; te vuelvo a remitir a "Los cántabros antes de Roma" de Peralta Labrador. Por supuesto que los pueblos indoeuropeos introducen el patriarcado, pero los indoeuropeos celtas además de ese patriarcado poseen un sistema de distribución del trabajo y de la familia muy especial que no puede llamarse Matriarcado pero sí ginecocracia, pues aunque el cabeza de familia es el hombre, es la mujer la que hereda la dote y es el tío materno (avunculado) el que se hace cargo de la educación de los hijos.
    La covada es sólo una práctica más simbolica que otra cosa, aunque no está claro su sentido. No defino ginecocracia en base a la covada.
    También la tierra es trabajada por las mujeres y sus frutos almacenados por ellas, si bien sigue siendo una sociedad sexista por la separación de funciones ( está mal visto que el hombre trabaje la tierra ) con la salvedad de que las mujeres llegan a tomar las armas en casos especiales ( lo cual de por sí tampoco habla de una sociedad ginecocrática).

    Pero lo más importante de todo no es que este fenómeno no se haya podido dar en otras zonas de la península, (meseta superior) e incluso entre los iberos ( Dingo, no confundas el culto a la mujer en el mediterráneo con su protagonismo social, pues tambíen las modelos son adoradas), sino que el fenómeno realmente decisivo que hace que se produzca esa diferencia es el Islam.

    Está claro que las provincias del norte apenas fueron islamizadas y que a medida que avanzamos al sur , la cultura árabe pervivió y se asentó durante más siglos.
    Independientemente de que hubiera una reconquista político-militar, es indudable que el arraigo cultural del Islam ( que no racial), dejó su acervo en la península, marcando claras diferencias en la indiosincrasia hispana entre norte y sur.

    No soy yo el que más aprecia esas diferencias entre hombre-mujer , sino mi padre que es valenciano, tiene 72 años y ha recorrido mundo saliendo de un pueblo de Valencia, recorriendo las grandes capitales españolas y asentándose y creando finalmente su patrimonio en Asturias, despues de 40 años de representante y para él esa diferencia es algo natural e incuestionable.

    Y ojito que las diferencias culturales no nos hacen ni mejores ni peores personas "per se".

  5. #5 Dingo 25 de abr. 2005

    Pinowsky, respecto a Gallaecia, Galia y Wales, éste último viene de una raíz muy distinta, de la que proceden términos como Valonia o Valaquia, y que al parecer aplicaban los pueblos germanos y eslavos a los pueblos celtas y/o romanizados. La raíz gal- que da Galia, Gallaecia, Galicia, parece tener el mismo origen que la raíz kelt- de celtas, siendo "galo" la forma usada por los romanos para referirse a un pueblo que se auntodenominaba "celta", si bien la documentación es confusa y no está claro si celtas eran todos los galos o solamente un subgrupo, originalmente. En cualquier caso, los verdaderos y primigenios celtas, ya ves, eran los galos, y más tarde los autores clásicos aplicaron estas raíces a otros grupos por ahí desperdigados (celtíberos, célticos, galaicos, gálatas).

  6. Hay 5 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba