Al utilizar Celtiberia.net, asumes, por tu honor, no hacer uso de las informaciones aquí publicadas para destruir, expoliar ni realizar actividades ilegales relacionadas con el patrimonio, en ninguno de los lugares aquí detallados.

CANTABRIA Santillana del Mar
Clasificación: Iglesia/Monasterio
Información mantenida por: zoilo13
Mostrada 7.227 veces.


Ir a los comentarios

Colegiata de Santa Juliana

Ya en el siglo IX unos monjes que trajeron las reliquias de Santa Juliana debieron levantar una ermita y monasterio aquí. Con el apoyo nobiliario, se convirtió en la abadía más importante de Cantabria en la Edad Media. La Colegiata es el edificio más representativo de Santillana y la joya más importante del románico en Cantabria. De aspecto monumental al exterior, está construida en sillería arenisca. Se le añadieron en los siglos XVI-XVII algunas construcciones, como la logia sobre el muro sur, la sacristía y la casa del abad, que han logrado adaptarse perfectamente al espíritu medieval del monumento. Se accede a ella atravesando un pequeño recinto murado en el que resalta una amplia escalera de piedra con dos leones que enmarcan la entrada principal. El visitante se da así de frente con el muro sur de la Colegiata en donde se abre la puerta más antigua de la misma, con arquivoltas lisas y relieves sobre ellas, algunos muy destrozados, y entre los que destaca un pequeño pantocrátor almendrado sostenido por cuatro ángeles en vuelo.  Esta puerta, en su día coronada por canecillos románicos, hoy se culmina con frontón renacentista con nicho que ocupa la imagen de Santa Juliana domeñando al demonio.  La serie de quince arcos - logia - sobre la puerta suprime también los modillones que sostenían la cornisa del muro meridional. A la derecha destaca una torrecilla cilíndrica, románica, y los muros de la sacristía construida en el siglo XVIII. Detrás de ella y por alto se ve el crucero y el cuerpo prismático de la linterna.  Tres ábsides románicos quedan al este, dando a la plaza de las Arenas, y llevan capiteles iconográficos y molduras muy próximas a las del románico "dinástico" del XI. El interior de la iglesia presenta una planta basilical, de tres naves, más ancha la central. Se separa ésta de las laterales por arcos de medio punto que apoyan en pilastras cruciformes que adosan medias columnas con sus correspondientes capiteles en bajo y en alto.  La longitud de la iglesia se divide en cuatro tramos más el crucero que no sobresale de los muros. Se cubre éste en los lados por bóvedas de cañón, y con cúpula de pechinas en el centro, si bien esta cúpula ha sido reformada en fecha posterior. Los ábsides están también decorados con capiteles historiados, algunos con claras representaciones sexuales. El resto de la bóveda de la iglesia es de crucería simple ( de cuatro y seis plementos ), cubierta colocada en el siglo XIII que vino a sustituir a la antigua románica de madera. Tanto la puerta meridional como el edificio general de la iglesia, salvo añadidos, creemos se levantaron en los primeros años del siglo XII o finales del XI, y en los decorativo pueden distinguirse al menos tres maestros: el de la puerta, el de los capiteles interiores de las naves y el que realiza los de los ábsides.   Dentro de la iglesia puede verse una serie de piezas pictóricas y escultóricas posteriores, algunas de singular importancia. Comenzando por lo más viejo, y en los ábsides, hallamos en el izquierdo un bello bajorrelieve románico, ya de finales del XII comienzos del XIII, que representa a Santa Juliana domeñando al demonio; en el derecho, hay otro parecido en tamaño y época, que seguramente formó parte de un mismo conjunto, con la imagen de la Virgen Sedente con el niño sobre las rodillas. Como frontal del altar mayor han colocado cuatro apóstoles ( de los doce que posiblemente existieron ), también románicos y de igual cronología delos dos relieves citados anteriormente.  Todos ellos, junto con el pantocrátor de grandes proporciones que se guarda en el baptisterio, decorarían una puerta monumental que casi con seguridad hubo de existir en el muro de poniente.  Son excelentes relieves románicos de ese momento final en el que las influencias borgoñas consiguen en España ejemplos escultóricos de gran belleza. También es interesante el sarcófago llamado de doña Fronilde que se encuentra muy próximo a la entrada a la sacristía, en la nave derecha.  Está ampliamente tallado con flores hexapétalas entre meandros y tracería como ataurique en el centro, donde corre una inscripción que dice, en latín: "Habiendo vivido por largo tiempo con mi padre el rey y feliz con mi esposa, reducido a cenizas paso el tiempo en esta tumba.  Verás que la abundancia de riquezas ha desaparecido para mi por no haber tenido poder sobre la muerte". Su cronología puede estar dentro de la primera mitad del siglo XII.        Claustro de la Colegiata Por la nave izquierda se entra al claustro ( 300 ptas. la entrada ), añadido al muro norte de la iglesia ya en los años finales del XII. No debe dejarse de ver, pues acerca al visitante el espíritu de la Edad Media, posee una innegable belleza y termina por completar el hermoso conjunto de la Colegiata. A lo largo del silencioso claustro, abierto en arcaduras, se depositan numerosos sarcófagos. Nada más entrar, el ala izquierda ofrece capiteles historiados con pantocrátor y apóstoles. Daniel entre los leones, la llegada del caballero, el bautismo de Cristo, Sansón desquijarando al león, el juicio de las almas, etc. Los capiteles del ala del poniente van perdiendo progresivamente la iconografía y se hacen geométricos, con sólo "crochet" pregótico, en los del ala norte.  Cobijados por la techumbre de ésta hay toda una serie de canecillos que sostuvieron la cornisa del muro sur de la iglesia que destrozó la logia del XVII. Entre sepulcros anónimos y cubierta o edículo de piedra que debió cobijar el lugar viejo donde se guardaban las reliquias de la santa, se destaca el sarcófago del obispo Pelayo, de Oviedo de hacia 1124. Entre las alas meridional y oeste queda una capilla gótica avanzada, con los sepulcros de la familia Polanco apoyados sobre leones más viejos que ellos. Aunque la excepcional Colegiata de Santillana sea la mejor de su género en Cantabria, existen otras obras monumentales del románico dispersas por diversos puntos de nuestra región. Recomendamos encarecidamente su visita

Cómo llegar y horarios

Miércoles: cerrado. Precio: 300 ptas. ( incluye visita al Museo Diocesano ) Horario: 10:00-13:00 / 16:00-18:00   Verano ( 15 junio a 1 octubre ): 10:00-13:00 / 16:00-19:00 Tfno.: 942 81 80 04

Más información en: http://www.cantabriajoven.com


Este poblamiento no tiene definida su coordenada GPS. Puedes usar este buscador para localizar la población más cercana (localidad,spain). Si es un yacimiento sensible o no estudiado, no lo geolocalizes con precisión (marca el pueblo o ciudad).
Haz clic en el punto del mapa donde quieras georeferenciar el poblamiento
  Buscar

Identifícate y podrás marcar la ubicación del poblamiento.


Volver arriba

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.