Realizada por: manuel
Al Druida: A todos los Druidas
Formulada el viernes, 29 de diciembre de 2006
Número de respuestas: 47
Categoría: Animales

animales fantásticos


propongo que traigamos aquí los animales fantásticos que habitan nuestros bosques y paisajes, como el "alicante" que pulula por los bosques de la sierra de Cádiz, y que es peludo, ciego, con aspecto de serpiente, se mueve arrastrándose, con un canto que hipnotiza... Cuenta el dicho popular: "Si el alicante viera y corriera, nadia a la sierra fuera"...

Respuestas

    Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
    Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.

  1. #1 jugimo sábado, 30 de diciembre de 2006 a las 19:44

    Y... "Si te pica un alicante, busca un cura que te cante". "Si el alicante viera y la víbora oyera,no habría hombre que al campo saliera". (Alicante= Vípera ammodytes)


  2. #Gracias manuel AGRADECIMIENTO

    Gracias jugimo. De que zona es el dicho? , Muchas Gracias Kaerkwes. Yo había oido dcir, por esta tiera de Cádiz, lo de "gambusino". Se dice, por ejemplo: vete a coger "gambusinos", como quien manda a alguien ha hacer espárragos...

  3. #2 Kaerkwes sábado, 30 de diciembre de 2006 a las 19:56

    El "gamusino", animal imaginario con el que a muchos niños nos animaban a ir de cacería nocturna con linternas. A mi me contaban que era como una especie de murciélago, pero muy distinto (?). Tenía mucho de tomadura de pelo.


  4. #3 manuel domingo, 31 de diciembre de 2006 a las 21:25

    Muchas Gracias Kaerkwes. Yo había oido dcir, por esta tiera de Cádiz, lo de "gambusino". Se dice, por ejemplo: vete a coger "gambusinos", como quien manda a alguien ha hacer espárragos...


  5. #4 Uma domingo, 31 de diciembre de 2006 a las 21:47

    La última aportación del año creencias populares "El basilisco es un animal mitológico en la mitología griega parecido a un reptil. En el siglo VIII, el basilisco era considerado una serpiente con una mancha en la cabeza en forma de corona. De hecho, "basilisco" significa "pequeño rey". Más tarde, en la Edad Media, pasa a ser un gallo con cuatro patas, plumas amarillas, grandes alas espinosas y cola de serpiente, que podía terminar en garfio, cabeza de serpiente o en otra cabeza de gallo. Hay versiones de esta criatura mitológica con ocho patas y escamas en vez de plumas. Plinio el Viejo los describe como una culebrilla de escaso tamaño y pésimo genio ya que "su potente veneno hace marchitarse las plantas y su mirada es tan virulenta que mata a los hombres". Según recoge Pierre de Beauvais en su Bestiario de 1206, nace a partir de un huevo deforme, puesto por un gallo al llegar éste a la edad de 7 años, fecundado por una serpiente e incubado por un sapo durante 9 años; por lo tanto al nacer guarda todas las características de sus progenitores, cuerpo de gallo, cola de serpiente y cuerpo de sapo. El basilisco vive en el desierto que él mismo crea al romper piedras y quemar el pasto. Esto sucede ya que el Basilisco exhala fuego, seca las plantas y envenena las aguas. Sin embargo su característica más distintiva sería su capacidad de matar con su mirada. De este modo se dice que quien mirara a los ojos de un basilisco, moriría; pero si el Basilisco se veía reflejado en un espejo, se mataba a sí mismo. Algunas leyendas dicen que, así, Alejandro Magno mató a uno. Otras teorías dicen que un basilisco muere cuando oye el canto de un gallo." (el párrafo es de Wikipendia) feliz año


  6. #5 Uma domingo, 31 de diciembre de 2006 a las 21:58

    Se me olvidabe esto , referente a España: "En la tradición cultural española se han recogido diferentes variantes de esta bestia de fábula, según las regiones. Una de ellas se localiza en las montañas cántabras, en donde se contaba que, cada siglo, los milanos ponían un huevo de color rojo, del cual salía una pájara blanquinegra, que, tras cincuenta años cabales de vida, moría, y, de su cuerpo ya putrefacto, salía un gusano que iba mutando de forma hasta convertirse en el negro Gallo de la Muerte. Otra la hallamos en el Pirineo catalán, en donde se aseguraba que el basilisco era una bestia que se encontraba sólo en las sepulturas de quienes se llevaban al féretro sus riquezas, de cuya custodia se encargaba con gran celo este temido animal. Han existido otras variantes de este animal, y, en definitiva, todas ellas coinciden en describirlo como un ser terrorífico e infernal, muy en consonancia con el mito clásico de las Gorgonas por el efecto letal y maléfico de su mirada, al que, en algunos casos, se le ha asociado el carácter de fiel guardián de esos tesoros ocultos en grutas, tan recurrentes en las leyendas. En la actualidad, la sociología nos pone de manifiesto que el mito del basilisco y sus maleficios ha desaparecido de nuestra sociedad, salvo cuando el lenguaje figurado y coloquial lo emplea (tal es el caso de España) para aludir a una «persona furiosa y dañina». Sin embargo, el recuerdo de este animal de fábula parece pervivir aún subliminalmente en forma en otros animales reales, desprovistos ya de su fascinadora mirada mortal, pero considerados muy perniciosos por las gentes por su gran capacidad venenosa. Así, por ejemplo, se han registrado casos como el del tiro, muy temido entre los hombres de ciertos pueblos de la provincia de Toledo a causa de la terrible eficacia de su veneno, tratándose, al final, de un reptil con aspecto de lombriz de tierra, sin patas y ciego, y totalmente inofensivo. Otros casos los constituyen el alicante que parecía habitar la Cueva del Gato de Benaoján (Málaga), que se ha descrito como una culebra cuya peligrosidad es extrema, y el del can, una culebra de escasa longitud que cacarea agresivamente como un gallo en época de celo, pero, por las comprobaciones llevadas a efecto, ambos casos no son más que el mismo reptil inofensivo antes descrito. " PARA SABER MÁS: MORETA LARA, Miguel A. y ÁLVAREZ CURIEL, Francisco (2002): Supersticiones populares andaluzas. 1.ª ed., Ed. Arguval, Málaga. http://es.wikipedia.org/wiki/Basilisco http://www.cuco.com.ar/basilisco.htm http://www.Hadasyleyendas.com/basilisco.htm __________


  7. #6 Servan domingo, 31 de diciembre de 2006 a las 22:10

    Los dragones exhalan un fuego pestilente (pithao) pero como dice Leonardo da Vinci, incluso pueden atraer a sus fauces; para evitarlo un caballero puede cortar con su espada esta pestilencia. Cuando estuve en el Madrejón escuché de un Hichi con estas características, con cabeza de caballo y enormes ojos de fuego, el cual guardaba un tesoro en el fondo del lago. Los dragones provienen de serpientes que devoran a otras serpientes.


  8. #7 Servan domingo, 31 de diciembre de 2006 a las 23:21

    Sobre los basiliscos Leonardo dice lo siguiente: Los basiliscos nacidos en la provincia de Arenaica no miden más de 12 dedos. Tienen sobre su cabeza una mancha blanca parecida a una diadema. Se cuenta de un basilisco muerto por el lanzazo de un caballero, que habiendo corrido su veneno por la lanza, no solamente el caballero sino también el caballo murió. Hecha a perder los trigos y los sembrados, pero no solamente a los que toca: en todo lo que alcance su aliento seca las hierbas y parte las piedras. También existen plantas fantásticas. Un relato de Al Andaluz (s XI) dice: Una variedad de nenúfar que tiene tres especies, según su flor sea amarilla dorada, azul o roja, ofrece la particularidad de que no aparece durante el día, sino tan solo durante la noche va creciendo en la oscuridad y vegetando hasta florecer y dar su semilla, sin que aparezca a la vista con la luz del día, pues entonces se oculta en el polvo de la tierra. uno de los reyes de taifas había hecho traer aquella planta desde Sicilia, a donde a su vez había sido llevada de otras tierras. Yo creería ser falso este relato sino fuera por que me lo hizo quien vió la cosa y además era una persona fidedigna en lo que contaba.


  9. #8 Llug lunes, 01 de enero de 2007 a las 11:18

    El equivalente del dragón en Asturias es el Cuélebre. Dejo esto por aquí que está sacado de lo primero que me salió en el google: "El cuélebre es una serpiente alada que custodia tesoros y personajes encantados. Vive en las simas, cuevas y fuentes de gran cavidad subterránea, su aliento es fétido y venenoso y sus silbidos se oyen a gran distancia. Ataca y devora a las personas y a los animales, y sus escamass son tan duras que rechazan las balas. El cuélebre crece incesantemente, y a medida que se va haciendo viejo sus escamas se hacen más grandes y más duras, entonces la tierra ya no basta para sostenerlo y tiene que partir hacia la Mar Cuajada. Se dice que en el fondo de este mar hay montones de riquezas, pero los hombres no pueden apoderarse de ellas por causa de la vigilancia de los cuélebres. El mito del cuélebre es semejante al mito griego del dragón que custodiaba las manzanas de oro del jardín de las Hespérides, cuyo robo constituyó uno de los doce trabajos de hércules. Asimismo, el vellocino de oro robado por los argonautas también estaba custodiado por un terrible dragón cuyos ojos no conocían el sueño. Jasón logró adormecerle con el auxilio de los hechizos de su amiga, la poderosa maga Medea, y matar al dragón. Los dragones y serpientes fabulosas constituyen un mito que se extiende por todas las culturas de la tierra. El dragón es el guardián de tesoros de oro y de sabiduría, cuya misión es probar el valor del futuro héroe. Así en los relatos bíblicos, como en las cosmologías y mitologías de Babilonia, de Egipto, de la antigüedad grecorromana, de los países escandinavos, celtas y germánicos, y también en el extremo Oriente, China y Jspón. Mientras que en las mitologías europeas se asocia la figura del dragón con la encarnación del mal ( la palabra griega drakos designa tanto al dragón como al demonio ), los dragones orientales y asiáticos son considerados como animales sagrados, dioses benefactores que rigen la lluvia, los vientos y cuidan de las cosechas. Sus genes están en el origen de las grandes dinastías imperiales, cuya divinidad se fundaba en la sangre de dragón que corría por sus venas. Y en la India, los dragones son los productores del soma, la bebida de la inmortalidad. En Asturias, el cuélebre ha dejado numerosas leyendas y algunos rastros en la toponimia. Así, La Cueva del Cuélebre, en Noriega ( Ribadesella ); las Cuevas del Cuélebre, en Mestas de Con ( Cangas de Onís ), el Pozo del Cuélebre, en Cuerres ( Cangas de Onís ), la Fuente'l Cuélebre, en Intriago ( Cangas de Onís ), la Ramada del Cuélebre, en Sobrefoz ( Ponga ) y en Pandefresnu ( Caso ); la Peña'l Cuélebre, en Miera ( Salas ) o la braña de Valdecuélebre ( Somiedo ). Entre los relatos mitológicos, cabe destacar la leyenda del culebrón del convento de Santo Domingo, en Oviedo, que habitaba en una cueva detrás del convento e iba devorando los frailes uno a uno, hasta que un fraile cocinero le dio a comer un pan relleno de alfileres que le ocasionó la muerte. Similares a ésta, se cuentan otras leyendas tradicionales como la del cuélebre de Brañaseca ( Cudillero ), al que los vecinos tenían que alimentar con borona y pan de centeno para que no devorase sus ganados y al que finalmente dieron muerte arrojándole una piedra calentada al rojo vivo, al grito de : ¡Abre la boca, culebrón, que ahí te va el boroñón ¡. Otros cuélebres asturianos fueron muertos por los vecinos de Perllunes ( Somiedo ), mediante una rueda de carro al rojo vivo; por los vecinos de Biescas ( Calgas del Narcea ), con una rueda de carro al rojo vivo; mientras al cuélebre que habitaba en una cueva de Salinas ( Castrillón ) se le intentó dar muerte de la misma forma, pero éste se arrojó al mar y enfrió la piedra que había tragado. También se cuentan numerosas leyendas acerca de cuélebres que salieron volando en dirección al mar, pero quedaron enganchados con sus enormes alas entre los árboles, donde murieron de inanición dando espantosos bramidos. Así, por ejemplo, los cuélebres que habitaban en sendas cuevas de Casazorrina y Figares, en el concejo de Salas. Distintas representaciones de este animal mitológico en el arte asturiano pueden verse en la sillería del coro de la Catedral de Oviedo, en la iglesia de Santa María de Celón ( Allande ), en la iglesia de San Emeterio de Sietes ( villaviciosa ), así como en los escudos de armas del palacio de Mon ( San Martín de Oscos ) y del linaje de Labra ( Cangas de Onís ) y en algunos hórreos y paneras de estilo Villaviciosa, del siglo XVI."


  10. #9 Llug lunes, 01 de enero de 2007 a las 11:18

    Feliz año a todos los celtinómanos, por cierto.


  11. #10 mycroft lunes, 01 de enero de 2007 a las 13:04

    Un animal mitad mitico mitad real en Extremadura es el murgaño, una especie de aracnido del que dice el refrán " Si te pica un murgaño no vives un año ". Vale para cualquier tipo de araña o más bien tarantula, aunque la etimología del nombre parece provenir de la musaraña.


  12. #11 alevin lunes, 01 de enero de 2007 a las 13:40

    Los "maimones"debian de ser familia de los "gambusinos". Era costumbre hacerse acompañar por el "inocente" diciendole que estos bichos solo salían por las noches y que como no eran fáciles de ser cazados que él sujetara el saco mientras los "expertos", los mozos del pueblo donde veraneaba el "inocente"(en mi zona lo típico era hacer picar a los veraneantes nuevos),se lo iban llenado de piedras de regular tamaño advirtiendole que no moviera mucho el saco por si le mordian a traves de la tela. Paz y bien


  13. #12 Sotero21 lunes, 01 de enero de 2007 a las 13:56

    El "culebro" vasco, Sugoi o Sugaar (serpiente macho), que habita en los antros y que se manifiesta, en algunas partes del País Vasco, atravesando. el firmamento en forma de hoz de fuego. En Azkoitia le llaman Maju y es el marido de Mari. Según cuenta García de Salazar en "Crónica de las siete casas de Vizcaya y Castilla" (1454) el culebro es el diablo que desposó con una hija del rey de Escocia, que se había establecido en Mundaka y a la cual dejó preñada del que luego sería el primer Señor de Vizcaya, Juan Zuria. El famosísimo Akerbeltz o Macho cabrío Negro, posible representación de Mari. No hay que olvidar el Busgosu asturiano, señor del bosque, semihumano, cubierto de pelo (Bellosu) , con patas y cuernos de cabra, emparentado con faunos, silvanos y demás tropa mitológica. A veces tiene forma de batracio (Mofosu) Sus paralelismos serían el Musgosu montañés y el Basajaun vasco , siguiendo por todo el Pirineo transformado en gigante que vaga por los bosques y asperezas: Ome Granizo, Chigán, Crepazero, Brinzoner, O Biello y el Bosnerau o Basajarau del folklore aragonés. Aprovecho para desearles un buen año 2007


  14. #13 sugarglider lunes, 01 de enero de 2007 a las 15:15

    Y "Si te pica el eslabón, directo al panteón". Esto se dice en los pueblos de la sierra norte madrileña y del mazizo de Ayllón en Guadalajara (EL Cardoso de la Sierra, Horcajuelo de la Sierra, Montejo de la Sierra...) El eslabón o aguja es el eslizón, un pequeño lagarto de patas diminutas (Chalcides sp), que es, en realidad, totalmente inofensivo. "Las agujas tienen el mismo color que las vívoras pero son más pequeñas y mucho más venenosas (?)". También anda por aquí la salamandra, que si cae en una fuente, su cuerpo envenena el agua e intoxica a todo aquel que la bebe (?). Yo siempre he oido llamar murgaño a los opiliones, esos arácnidos de cuerpo pequeño y redondo y patas larguísimas, pero en el pueblecito de la Hiruela (Madrid) llaman "morgaño" al ciervo volante (Lucanus cervus), y dicen que presagia las desgracias cuando vuela alrededor de la casa de uno. Efectivamente, ciertas especies de musarañas reciben el nombre de "musgaños". En Sierra Májina hay una Cueva del Minguillo donde, según se dice, vivía hace mucho tiempo una especie de dragón o serpiente gigantesca que devoraba los ganados y, de tanto en cuanto, alguna moza. El Minguillo recibía también el nombre de Lagarto Jaén, y cuando uno se siente perezoso después de haber comido en exceso dice "Estoy (o me siento) como el Lagarto Jaén". También había una serpiente enorme en Braojos (Madrid) de piel tan dura que le rebotaban las balas, y en La Acebeda (Madrid) había culebras enormes, con pelo y todo, que metían la cola en los ejes de los carros y los hacían volcar. Finalmente mi padre, cuando quería que le dejases en paz, además de a buscar gambusinos, solía mandarte a que te compraras un "siseñor con las patas coloradas".


  15. #14 jugimo lunes, 01 de enero de 2007 a las 17:28

    El lagarto de Calzadilla de Coria (Cáceres). Escultura en bronce que representa una antigua leyenda de la localidad relacionada con un enorme lagarto, caimán o cocodrilo, que se comía el ganado y fué matado por un valiente pastor.


  16. #15 Servan lunes, 01 de enero de 2007 a las 18:24

    Con respecto a las costumbres sexuales de los dragones, debe notarse que tienen gustos exquisitos. Les agradan las jovencitas de la alta nobleza, deben ser vírgenes y detestan la menstruación; en este caso se enfurecen y producen tsunamis y diluvios. Cuando la jovencita cumple todos los requisitos draconianos, se dejan atar por ellas y ser conducidos como mansos corderos. La sangre de los dragones tiene la virtud de que, quien la pruebe, instantáneamente comprenderá el lenguaje de los animales. Si veis una pareja de dragones copulando, jamás se os ocurra separarlos, pues seríais convertidos en vuestros contrarios (hombre o mujer). Han desaparecido los dragones, pero tampoco quedan caballeros ni vírgenes.


  17. #16 jugimo lunes, 01 de enero de 2007 a las 18:31

    Como curiosidad y en relación con el lagarto de Calzadilla de Coria, apuntar lo dicho en este portal por nuestro amigo Reuve: "En la Ermita del Cristo de Calzadilla se conservan los restos disecados de un gran reptil que en realidad no es aquel enorme y voraz lagarto de la leyenda, sino un pobre caimán que se trajo como recuerdo un hijo de la localidad que llegó a ser obispo, hacia el siglo XVII, en no recuerdo qué ciudad de las antiguas posesiones españolas en América". "Esto nos lo contó Pedro Cañada, licenciado en Filosofía y Letras y alcalde de Calzadilla hasta las últimas elecciones municipales (él fue quien encargó el grupo escultórico). Existe otro reptil disecado similar a éste de Calzadilla, y con parecido origen, en la iglesia de Berlanga de Duero (Soria)." Saludos.


  18. #17 Servan lunes, 01 de enero de 2007 a las 19:30

    En Chile existía un ser llamado cuero. La plebe santiaguina iba los dias festivos a un parque en el cual había una laguna. Una pareja llegaba con su cesta de cocaví y veían un cuero de vaca en el pasto. Se acomodaban en él con objeto de satisfacer sus necesidaes culinarias y eróticas, pero de pronto el cuero se enrollaba sobre ellos y se lanzaba a la laguna. Nunca más se sabía de la pareja.


  19. #18 protion9 lunes, 01 de enero de 2007 a las 20:03

    Que bueno Servan. Curiosa leyenda.


  20. #19 Ofydd lunes, 01 de enero de 2007 a las 20:31

    en mi zona (Betanzos, Galicia) hablábamos de los cotobelos, que deben ser de la familia de los gamusinos. Se "cazan" de noche, con una sábana blanca y una linterna a la orilla del río. y en la cultura gallega también están las serpes o xerpes, parejas a las culebras de otras latitudes.


  21. #20 arenas lunes, 01 de enero de 2007 a las 20:50

    Animal imaginario por excelencia. El unicornio es una criatura mitológica representada habitualmente como un caballo blanco, con patas de antílope, barba de chivo, y un cuerno en su frente.


  22. #21 arenas lunes, 01 de enero de 2007 a las 21:08

    Este es el lagarto que dice Jugimo de Berlanga de Duero "De este gran lagarto, al que se llamó ardacho, se tejieron con el tiempo numerosas leyendas y habladurías, entre otras, se decía que oculto bajo tierra caminaba durante la noche ahuyentando los rebaños. "


  23. #22 Kullervo lunes, 01 de enero de 2007 a las 23:19

    Vamos a ver, jugimo, ¿el alicante es lo mismo que el lución? Es que en mi pueblo se dice algo similar. Por otra parte, mycroft, el morgaño no tiene nada de mítico. Es la araña de débil cuerpo y largas patas (como un paraguas sin tela). Y, como animal mítico, no nos olvidemos de la Tarasca, mitad dragón mitad tortuga.


  24. #23 mycroft martes, 02 de enero de 2007 a las 01:23

    A Kullervo: Naturalmente, me refería a las cualidades fantasticas de su picadura. Otra cosa. ¿ Es ésta la tarasca que domeñaron las tres Marias junto con Sara la Kali en el actual Tarascón o se trata del mismo animal mitico con ramificaciones en más lugares?


  25. #24 frank_drebin martes, 02 de enero de 2007 a las 03:26

    Siempre había oído hablar del mencionado “murgaño” como “burgaño”, y correspondería, en mi zona (que también es extremeña), con las arañas que no hacen telas de araña aéreas, sino que las hacen en los huecos (de paredes, del suelo...), no fabrican red y van desde los pocos milímetros a las de varios centímetros (Vamos, lo que son las tarántulas autóctonas de la península y no los opiliones o falsas arañas como parece que ocurre en muchos otros lugares). Un tipo muy particular de “burgaño” es el llamado “burgaño ovejero”, que al parecer es muy venenoso (se dice que una picadura suya puede matar a un carnero, de ahí su nombre) y de grandes proporciones (hasta de 5 o 6 cm los he visto) que viven en el campo (suelen abundar en los rastrojos, los ves sobre todo cuando vas a recoger los paquetes de paja o heno), suelen ser de colores pardos o marrones perfectamente mimetizados con el terreno. Esta picadura es la que parece ser fantástica, como dice mycroft, puesto que como pone en la wiki respecto a las tarántulas: “Su popularidad tiene que ver con el efecto supuestamente mortal de su picadura, que en realidad no es tan grave como la de un par de arañas más pequeñas”. La leyenda nos habla que si te mordía este bicho te entraba el “baile de San Vito”, para contrarrestar el veneno otra leyenda nos dice que hay que bailar la “tarantela” hasta desfallecer... Saludos.


  26. #25 frank_drebin martes, 02 de enero de 2007 a las 03:48

    El "Bulto" de Roturas: Es una leyenda de los pueblos que componen el municipio de Cabañas del Castillo ubicados en la Sierra de las Villuercas (Cáceres), y más exactamente en el caso de Roturas de Cabañas. La leyenda trata la existencia de un animal fantástico de enorme tamaño (un monstruo llamado El Bulto) por aquellas escarpadas serranías que amedrentaba a las gentes que por allí transitaban. Saludos.


  27. #26 Brigantinus martes, 02 de enero de 2007 a las 09:37

    La creencia en grandes reptiles es algo común a casi toda Europa. De hecho, a algún gran hombre de ciencia ya le trajeron algún disgusto: Johann Jakob Scheuchzer (1672-1733) fue un ilustre naturalista suizo, que se atrevió a plantear la posiblidad de que existieran dragones. Realmente dudaba de su existencia, pero hacía constar por escrito en sus obras la existencia de personas "de buena fe" que decían haberlos visto.Y no se le ocurrió otra cosa que acompañar tal afirmación de varias láminas representando dragones. Aquí podéis ver alguna: http://www.unil.ch/webdav/site/nss-iris4/shared/SHC/Scheuchzer-dragon_10-5.jpg http://www2.unil.ch/acvs/F/images/granddragon.jpg Semejante posicionamiento hizo que que su obra fuera objeto de unas críticas acérrimas, cuestionando sus méritos -por otro lado- indudables, como viajero y naturalista. En 1708, se publicó en Inglaterra su obra "Itinera alpina tria", dedicada a la Royal Society londinense, presidida en aquellos momentos por sir Isaac Newton. Epílogo: en octubre de 1989, en una memorable emisión del programa "El mundo por montera", presentado por Fernando Sánchez-Dragó, el escritor Fernando Arrabal, en evidente estado etílico (para gozo actual de los usuarios de youtube) deformó los datos arriba expuestos, zanjando la cuestión en que "Newton dedicó los últimos años de su vida en ir a Suiza a cazar dragones".


  28. #27 Kullervo martes, 02 de enero de 2007 a las 10:29

    Mycroft, la foto corresponde a la tarasca francesa y esa foto corresponde a la del castilo de Tarascón, http://fr.wikipedia.org/wiki/Tarasque De acuerdo con esta página, fue Santa Marta aunque seguro que las versiones cambian de pueblo a pueblo.


  29. #28 Llug martes, 02 de enero de 2007 a las 10:43

    Al leer lo de los cotobelos de Ofyd, me acordé de los cordobellos, de la parte occidental de Asturias, son el equivalente a los gamusinos. Un equivalente de estos animales en el mundo del trabajo es el famoso "nivel de bolas" ;-) El lución probablemente sea el animal que más nombres tiene, sólo en Asturias (y de memoria) tiene estos: alagüezu, alagüézanu, esculienciu, esculibiertu, escalagüertu, escalamuertu....


  30. #29 Angel-te_Ekiar martes, 02 de enero de 2007 a las 12:25

    Así a bote pronto, en La Mancha: Respecto al ardacho se recoge en el diccionario manchego de José Luis S. Serna el significado de 'lagarto' cuya etimología vendría del árabe 'ferdej'. Respecto a la tarasca se dice: "échale guindas a la tarasca y verás como las masca". tb lo recoge Serna. ¿Alguien conoce 'La Pantasma' o 'El Vesivilo'? No son propiamente animales mitológicos sino, más bien, apariciones espectrales También aquí se cazan gamusinos por las noches con una linterna. En ocasiones, también se dice a los niños que se cenarán 'canguingos' y 'patas de peces' ante las reiteradas preguntas sobre 'qué hay para comer' Respecto al alicante José Benjamín González Nebot lo cita en 'Eran tiempos heróicos y frágiles' como el causante de la enfermedad en las manos del patriarca Don Benjamín.


  31. #30 Angel-te_Ekiar martes, 02 de enero de 2007 a las 12:31

    Respecto al Maymón, parece que se relaciona con un vocablo árabe que significa 'bienaventurado'. Por mi zona se ha relacionado con cierto pozo donde existiria un posible asentamiento de esta cultura.


  32. #31 protion9 martes, 02 de enero de 2007 a las 13:33

    A mi de pequeño, en las acampadas con mis padres y demás, cuando les aburría me mandaban a cazar gamusinos. Cuando preguntaba que como eran me decían que eran como los corococlos y si preguntaba que a que se parecían los corococlos me decían que eran como los chipirrintos que a su vez se parecían a los gamusinos.


  33. #32 alevin martes, 02 de enero de 2007 a las 14:01

    Surgarglider, el siseñor de mi padre tenía "las patas verdes", debía de ser de otro equipo, digo yo Paz y bien


  34. #33 Angel-te_Ekiar martes, 02 de enero de 2007 a las 15:00

    Alevin, los de esta zona tb. son 'pativerdes'


  35. #34 alevin martes, 02 de enero de 2007 a las 15:08

    En la catedral de León, entrando por la puerta oeste y en alto sobre la puerta, se muestra una forma como ahusada y enorme que se decía era la piel del "topo"que "destruía por las noches lo que se construía durante el día", hace pocos años se traslado ese "objeto a barcelona y se concluyó que era el caparazón de una especie de tortuga ya desaparecida, pero aún se puede observar, de nuevo, en su lugar de sienmpre y otra vez bajo la misma leyenda del topo- Como animales míticos dentro del mundo clásico: Las arpías, con cuerpo de rapaz, cabeza de mujer y largas uñas Los centauros, mitad hombre y mitad caballo Las gorgonas, mujeres aladas, con alas de oro, manos y uñas de bronce, colmillos de jabalí, cabezas escamosas(algunos la representan con cabellos-serpientes) El ave Fénix, , típo de ave aquiliforme con 500 años de vida, que se inmolaba en una pira funeraria para renacer de nuevo. Tenía plumas doradas y bermejas. La Quimera, cabeza de león, cuerpo de cabra y parte trasera de dragón. La Esfinge, cuerpo alado de león con busto y pechos de mujer Como curiosidad existe un libro, del s.XVI, titulado “Historia Animalium”, en donde su autor, Conrado Gesner, describe animales como el Cinocéfalo, criatura humana con cabeza de perro, o los Sátiros, a los que describe como cruadrupedos con color amarillo cuyo tono varía del pálido al rojizo. El Sátiro viviría en las espesuras de la selva de Europa Central, apartado de la vista de los hombres y cuyos píes traseros serían diferentes en longitud a los traseros. Explica que se capturó uno en 1531, y que murió en cautividad al negarse a alimentarse. Como peces fabulosos, dejando a parte a las clásicas sirenas, estarían el Monje Marino o el Obispo de Mar, pescados que recibirían este nombre por una especie de “cogulla” que le sobresaldría de la cabeza. Paz y bien


  36. #35 alevin martes, 02 de enero de 2007 a las 15:18

    ¡Ah!, se me olvidaban dos míticos animales famoso en la tradición judía, son mencionados en el talmud como los mayores de la Tierra, se trata del: Behemot, animal herviboro de gran fortaleza, capaz de "abasorver con su boca la corriente del Jordan", duerme a la sombra de los cañaverales y pasta en las montañas. Leviatan, ser fiero e indomable que vive en el mar y no puede ser pescado, tiene escamas de metal y su añliento es fuego y humo, siendo capaz de asustar a los mismos angeles A lo mejor me he salido un poco de la pregunta original,disculpas, pero ya se sabe, se empieza a tirar del hilo.... Paz y bien


  37. #36 sugarglider martes, 02 de enero de 2007 a las 16:40

    Aquí tienes Llug otro nombre para el lución: anabión, así lo llaman en Posada de Valdeón, en pleno Parque Nacional de los Picos de Europa, todavía en tierras leonesas, pero muy cerquita ya de Asturias. Por aquellos bosques ronda un hombre al que llaman el Pecu. Cuando era un niño, era muy torpe, y en la escuela solo aprendió dos letras la P y la Q. De mayor, se echó al monte y allí vive, repitiendo constantemente "pe-cu", "pe-cu", "pe-cu"... es el canto del cuco. En Soria también he escuchado llamar pecu al cuco, pero no sé si allí tendrá la leyenda asociada. Otro animal real, pero con virtudes mágicas, es la tubica (el pito negro). También en Posada se dice que cuando canta presagia la muerte de alguien: "Está cantando la tubica. Eso es que viene a llevarse a Fulano que está en enfermo y ya tiene muchos años". Sobre el topo de la Catedral de León, siempre he tenido entendido que es el caparazón de una tortuga laud, la tortuga marina más grande que existe. Si es así, no se trata de una especie extinguida, pero sí de distribución preferentemente circuntropical, muy rara en nuestras aguas, aunque hay alguna cita. ¿Como llegaría a la Catedral de León?.


  38. #37 jugimo martes, 02 de enero de 2007 a las 17:29

    Pistas o rastros dejados en las duras cuarcitas por "el monstruo de la Ribera del Ruecas" en la sierra de Las Villuercas. Recogió la leyenda el abate Breuil, en 1918, mientras investigaba los abrigos rupestres de esta comarca cacereña.


  39. #38 alevin miércoles, 03 de enero de 2007 a las 13:45

    Sugarglider, referente a la tortuga de la catedral de León sin duda se trata de uno de esos exvotos tan abundantes que incluyen tambien algúno de los cocodrilos que rondan nuestras iglesias(por cierto en la de S.Gines, en Madrid existe uno en unoa de las capillas, aunque últimamente he observado que lo han retirado, ¿iran a estrenar zapatos los coadjutores?). El articulo que leí hablaba de tortuga o quelonio(no recuerdo el termino exacto) de especie extinta, pero ahora que lo pienso podría ser tortuga laud por la forma. Pazy bien


  40. #39 verracus miércoles, 03 de enero de 2007 a las 17:32

    Sugarglider, la leyenda del lagarto de Jaén se cuenta por aquí de forma distinta. Para empezar, la guarida del lagarto no estaría en Sierra Mágina, sino en el Barrio de la Malena de la capital. Según el mito, cuya primera referencia escrita data de 1628, en una cueva junto a la fuente de la Magdalena apareció un lagarto de grandes dimensiones, que atemorizaba a la gente y (dependiendo de la versión) se comía a quien iba a por agua o a las ovejas de los alrededores. Los vecinos de la Magdalena, asustados, no se atrevían a salir al manantial, por lo que buscaron una solución al problema del lagarto. En este punto, la leyenda se diversifica, habiendo tres versiones distintas de la muerte del reptil: El caballero y los espejos Los vecinos fueron a pedir ayuda a un guerrero, que se atavió para la ocasión con una armadura hecha de espejos. Al acercarse al animal, el Sol reflejado en los cristales cegó al lagarto. El caballero aprovechó ese momento para atravesar al monstruo con su espada. El preso y los panes Un preso condenado a muerte solicitó su amnistía a cambio de matar al lagarto. Tal era la desesperación de los vecinos que se le concedió la oportunidad de intentarlo. Para ello, solicitó un caballo, un costal de panes calientes y un saco con pólvora. Por la noche, el preso se presentó junto a la cueva y fue dejando una hilera de panes. El animal se despertó y se los fue comiendo tras el preso, que continuaba lanzando panes mientras huía a caballo. Al llegar a la plaza de San Ildefonso, en lugar de un pan le lanzó el saco de pólvora, que el animal devoró del mismo modo y, acto seguido, explotó. Según estudiosos del tema como Alfredo Cazabán y Juan Eslava Galán, esta versión es la más verosímil de las tres, ya que en la Iglesia de San Ildefonso durante mucho tiempo se expuso una piel de reptil, seguramente de un caimán, sobre la que más tarde se pintó un retrato de San Cristóbal con el niño Jesús a hombros. El pastor y la piel de oveja Un pastor, harto de que el lagarto se comiera a sus ovejas, ideó una treta para acabar con el lagarto. Tomó a una de sus ovejas y la mató, sacándole parte de la carne y rellenando el pellejo con yesca encendida. El reptil, al oler el cordero ensangrentado, lo engulló y murió al abrasarle la yesca las entrañas. Esta versión es la más representada y popular. Sin embargo, a veces se mezcla con la segunda, cambiando la yesca por pólvora, o al contrario, insertando el detalle de la piel del cordero en la versión del preso. En cualquier caso, estas dos últimas versiones conviven en la sabiduría popular y alimentan el dicho de "reventar como el lagarto de Jaén". Nunca había oído la versión del lagarto "serrano" que tú comentas, por lo que estoy bastante interesado en saber donde puedo encontrar información sobre la misma. Un saludo.


  41. #40 Cierzo miércoles, 03 de enero de 2007 a las 20:24

    "De este gran lagarto, al que se llamó ardacho, se tejieron con el tiempo numerosas leyendas y habladurías, entre otras, se decía que oculto bajo tierra caminaba durante la noche ahuyentando los rebaños. " Casualmente en Aragón se le llama al lagarto ocelado "fardacho" o "gardacho" Aquí os dejo un centauro de la techumbre de la catedral de Teruel


  42. #41 sugarglider miércoles, 03 de enero de 2007 a las 20:44

    Verracus: pues el cuento de la Cueva del Minguillo me lo contó una amiga que tiene familia en un pueblo de por allí (Velmez puede ser? Acabo de llamarla por teléfono para preguntarla pero justo me he quedado sin batería, a ver si la localizo cuando llege a casa y mañana te cuento el sitio exacto y algún lugar donde puedas consultar). No sabía lo del lagarto de San Ginés, Alevín. Precisamente anduve por allí hará unos quince días, pero, como tú dices, no estaba. Habrá que preguntar a algún cura que han hecho con el. Sobre los ardachos, yo he escuchado en pueblos de la Alcarria llamar zardachos a los grandes lagartos ocelados (que, al paso que vamos, entre edificaciones, carreteras y pesticidas, van a acabar por convertirse en animales tan míticos como los dragones). En la novela de Sampedro, "El Río que nos lleva" aparece un personaje, el zardachero, que era un hombre que se ganaba la vida cazando lagartos y vendiéndolos como alimento (mi padre, el de los siseñores, dice que el lagarto esta muy rico y que sabe como el pollo. El los cogía haciéndoles morder un pañuelo y luego tirando de el con fuerza para arrancarles los dientes, porque, según decía, eran venenosos. Jamás he logrado convercerle de lo contrario.) Perdón por la disgresión del tema principal. Un saludo.


  43. #42 Cierzo miércoles, 03 de enero de 2007 a las 20:57

    Sugarlider, en Aragón la gente se comía los fardachos y la versión para cazarlos que me contaban a mi era hacerles morder la boina y pegarles un gayatazo. Entre los platos que se cocinaban el rey era el arroz de fardacho. Por cierto la película "El río que nos lleva" me gustó mucho, con un Alfredo Landa increible


  44. #43 Dingo miércoles, 03 de enero de 2007 a las 22:24

    Según mi padre (del norte de León), los paisanos de antes tenían cierta habilidad para cazar murciélagos con la boina, no sé si será verdad o cuento, y aunque entronque solo de refilón con la temática del foro... ¿alguien ha oído hablar de esto?, y sobre todo, ¿alguien sabe cómo lo hacían?


  45. #44 frank_drebin miércoles, 03 de enero de 2007 a las 23:10

    Si, aquí por Extremadura también se cazaban así los murcielagos; se lanza la boina a alguno que vaya despistado (de esos que se quedan por las persianas o cornisas bajas) y queda atrapado en ella (también sirve una camiseta u otra prenda). Luego los chavales (bastante bestias) les daban un pitillo para fumar (y bien que chupaba el pobre bicho), pero con cuidado de que no les mordiera (por aquello de la transmisión de la rabia). Hasta luego.


  46. #45 sugarglider jueves, 04 de enero de 2007 a las 20:09

    Verracus el pueblo de mi amiga en Sierra Magina es Bedmar (no Velmez, que ese me sonaba por lo de las caras) y allí está la Cueva del Minguillo. El MInguillo iba por ahí arrastrando cadenas y, además de comerse el ganado, se llevaba a los niños que no querian dormir. La asociación con el Lagarto Jaen (y ella dice siempre Lagarto Jaen, no Lagarto de Jaen), es por el dicho de "estoy como el Lagarto Jaen" cuando uno está muy lleno después de comer. Decía que suponia que si el Minguillo se llevaba a los niños y el Lagarto comía mucho es que debían ser la misma cosa, pero a lo mejor es solo una asociación suya. Su padre y su abuelo debían de saberlo bien, porque se lo contaban de chica, pero, desgraciadamente ya no viven. Miramos en un libro que se llama "Conocer Magina" y que tiene un capitulo dedicado a las supersticiones y creencias populares de la zona, pero no decía nada del Lagarto ni del Minguillo. (Si hablaba de los mungondillos, pero estos eran una especie de muñecos de paja que se colocaban en los altares el día del Corpus, y parece que no tenían nada que ver con la historia).Tal vez lo mejor sea darse una vuelta por Bedmar y preguntar a los paisanos, a ver si todavía alguien se acuerda de algo. Es asombrosa la facilidad con que se olvidadn estas cosas. Además, a veces, da la impresión de que los abuelos no te las quieren contar, como si sintieran avergonzados de ellas, como si pensaran que te vas a reir de ellos por creer esas historias tan viejas... Otras veces no, por suerte. De cualquier modo, le pasé tus leyendas a esta chica y le gustaron mucho. Muchas gracias. Si te acuerdas, Cierzo, en aquella película utilizaban también un lagarto para cazar conejos: metian al reptil dentro del cado con unas ramas encendidas atadas a la cola. El pobre animal tratando de escapar del fuego corría por las galerias de los conejos ahumándolas y espantando a sus ocupantes, que eran cazados con una red puesta en la boca de la madriguera. Sobre los murciélagos, mi abuelo, en Jumilla, los cazaba con un palo envuelto en un trapo negro. Decía que los murcielagos atraidos por el trapo se pegaban con el palo y caian atontados al suelo. También les hacían fumar en pitillo a los pobres. Yo de crío, he pasado ratos muy divertidos con ellos, arrojándoles piedrecitas cuando volaban cazando alrededor de las farolas. Debían de confundirlas con insectos , porque se lanzaban como locos a por ellas, aunque caían al suelo siempre antes de que pudieran alcanzarlas. Y un comocido mio, biólogo, que hizo la tesis sobre murciélagos, los "pescaba" anudando un gusano de la harina al sedal de una caña (sin anzuelo, por supuesto) y lanzándolo cerca de las farolas. (Una vez creo que estuvo a punto de acabar en el cuartelillo de la guardia civil, resulta muy dificil explicar que haces lanzando una caña de pescar en mitad de la calle a las dos de la madrugada).


  47. #46 verracus viernes, 05 de enero de 2007 a las 17:38

    Sugarglider, gracias por la información. Lo de "lagarto Jaén" es porque aquí la gente tiende (ya menos) a suprimir la preposición "de". Un saludo.


  48. #47 ashran sábado, 03 de febrero de 2007 a las 20:49

    vamos a ver: no confundamos "Animales Fantasticos" con un culebrido por dios


  49. Hay 47 comentarios.
    1


Si te registras como Druida (y te identificas), podrás añadir tu respuesta a este Archivo de Conocimientos

Volver arriba

No uses esta información en otros sitios web ni publicaciones, sin el permiso del autor y de Celtiberia.net