Autor: NOSTI
jueves, 04 de septiembre de 2003
Sección: Leyendas
Información publicada por: NOSTI
Mostrado 14.808 veces.


Ir a los comentarios

PETER CONNOLLY. IMAGINANDO LA HISTORIA

El senado, un lugar distinto al que creíamos.

Hemos tenido que esperar casi hasta finales del siglo XX para ver a un ilustrador que hiciera realidad en imágenes fidedignas una parte de la Historia de Grecia y Roma. Me imagino las dificultades que tendrían los historiadores del pasado hasta los decimonónicos, e incluso parte de los actuales, que sin contar con fotografías ni datos completos sobre un tema puntual a veces cometían errores de interpretación o contando con láminas y dibujos poco fiables, y más al gusto de la época que les tocó vivir. No en vano Peter Connolly es un historiador ex militar británico que desde los años 70 nos ha venido recreando con representaciones de lo que debía ser el Mundo Antiguo, tanto desde un punto de vista militar como civil y destacando como pocos por su minuciosidad, perfeccionismo y veracidad. Ha tenido otros seguidores desde entonces, muchos de los cuales ilustran las revistas Osprey, pero él fue el primero y tal vez el mejor. Basándose en los bocetos de Adolf Schulten de su obra Numantia (en 4 volúmenes), nos reprodujo visualmente los barracones de Quinto Fulvio Nobilior en el Atalayón de Numancia, el esquema de un campamento polibiano o la toma de Alesia o Jerusalén; infinidad de descripciones de armas antiguas o de puertas, cerrojos e infinidad de detalles de la vida cotidiana en una ciudad de aquellos tiempos. Sus libros, lejos de ser sesudos tratados del Mundo Antiguo son más bien manuales divulgativos, quizás para los más profesionales incluso elementales, pero que sin duda ayudan a imaginarse las cosas como realmente eran, yo los he visto en despachos de catedráticos y conservadores de museos y como aficionado al estudio de la Historia y la Arqueología también los tengo. En un mundo de tantos falsos conceptos, uno de ellos es el que tenemos generalmente de cómo debía ser el lugar donde se reunía el senado romano, donde por cierto tantas decisiones se tomaron con respecto a Hispania. Generalmente nos lo imaginamos con forma de hemiciclo con graderías escalonadas, en piedra o mármol o a semejanza de los actuales parlamentos. Pero es un error, esto se debe a las representaciones pictóricas del pasado y a las películas norteamericanas que se basaron en ellas y que se han repetido hasta la saciedad, el aspecto auténtico que tendría sería el que Peter Connolly ha reconstruido de forma magistral en una vívida ilustración en su libro “la ciudad Griega y Romana”, para los que no tengan la oportunidad de comprobarlo podrán imaginárselo con la siguiente descripción de los historiadores clásicos de una embajada extranjera en Roma para dirimir diferencias con el senado romano y que procuraré sintetizar: La embajada extranjera llegaba a Roma escoltada por una comitiva romana pues gozaban del publicum hospitium, la recepción en el senado, senatus dare, tenía pocas diferencias con una sesión ordinaria del mismo; los dos cónsules o al menos uno de ellos introducía a los embajadores y se sentaba en el lado opuesto a la puerta, quedando en el centro del local un espacio libre, y a ambos lados del mismo, en sillas, los senadores. Después de que el cónsul presentara el tema a los padres de la patria, relatio, se cedía la palabra a los embajadores, incluso con ayuda de intérpretes si se hacía necesario y contestando a las preguntas que les hicieran los senadores. Una vez finalizada las intervenciones se hacia salir a los embajadores para poder deliberar y posteriormente se les comunicaba el resultado. En relación con el senado, está constatado al menos en una ocasión, la curiosa anécdota entre los senadores de cambiar sus sillas curules, símbolo de su dignidad senatorial, por bancos de madera en señal de duelo. NOSTI


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba