Autor: buho
sábado, 17 de mayo de 2003
Sección: Leyendas
Información publicada por: buho
Mostrado 21.513 veces.


Ir a los comentarios

MEIGAS

Galicia es tierra celta y mágica. En toda su geografia palpita el misterio desde tiempos ancestrales, la`poblaron seres fantásticos surgidos de lo desconocido. Así en las veredas donde silba el viento, en las corredoiras que azota la lluvia, en fragas umbrosas, en las encrucijadas de caminos podemos encontrarnos con estos seres y sentir el escalofrio al notar su presencia. Entre los seres fantásticos más representativos están las "meigas", mujeres veleidosas a las que se le atribuyen un pacto con el demonio que les dota de poderes excepcionales. Hay meigas buenas y malas.

NOMBRES DE LAS MEIGAS

BALURA: de figura extremadamente encorvada, camina apoyándose en un corto bastón nudoso. Viste ropas raídas y un sombrero a modo de capirote. Su nariz es ganchuda, de rostro verrugoso, sus ojos lagrimean constantemente y su mirada es aterradora. Si uno se cruza con Balura no sólo debe no hablarle sino tan siquiera mirarla. MARIMANTA: es la meiga del saco, roba niños y los hace desaparecer. Si una anciana fea, encorvada, que lleva un saco a su espalda chepada os pide humildemente limosna a la puerta de vuestra casa, dádsela y vigilad a los niños hasta que se aleje. FEITICEIRA: vive cerca de los rios y riachuelos, aunque anciana su aspecto no repele, posee una voz muy bella que con sus cantos hinoptiza a los mozos del pueblo que van metiéndose en el río, donde al fin se ahogarán. Para evitar la magia de Feiticeira hay que meter una piedra en la boca hasta dejar de escuchar sus dulces melodías. LURPIA: si al anochecer te encuentras con una vieja sarmentosa, sólo piel, huesos y harapos que te demanda insistentemente una limosna procura ser generoso, no vaya a ser una Lurpia. Si no queda satisfecha, se vengará soplando su aliento maligno sobre un hijo tuyo que le provocará daños cerebrales irreversibles. MULLER LOBA: esta tiene que haber nacido en Nochebuena o Viernes Santo, o bien ser la séptima o novena de una familia que todos los hijjos son mujeres. En las noches de luna llena su cuerpo se cubre de un vello largo y duro, abandona su casa y deambula por caminos y carballeiras atacando a toda persona que encuentre para saciarse de sangre. Por eso en noches de luna llena... "mellor quedar na casa". VEDOIRA: es esbelta y agradable en el trato. Posee facultades adivinatorias, ya que al ser bautizada recibió los óleos destinados a los moribundos y no a los que entran, por la gracia del sacramento, en el Reino del Señor. Te informará si tus familiares fallecidos están gozando eternamente en el cielo o si aún penan en el Purgatorio, por lo que no estaría de más ofrecer unas misas por ellos. ALEN: es una criatura inmaterial, puro espíritu, niebla con forma humana, sudario caminante, condenada a vagar por siempre en compañias de la Santa Compaña por no cumplir el rito de " a San Andrés de Teixido, va de muerto quien no fue de vivo". Si os toca o simplemente os roza con su inmaterial cuerpo, os veréis iremediablemente a acompañar en su interminable vagar. CARTUXEIRA: es una meiga echadora de cartas que siempre acierta en sus vaticinios. Pero en eso está su peligro, pues con vaticinios iniciales esperanzadores va embaucando poco a poco al pobre incauto, cuya ambición de conocer su futuro hará que vuelva a la meiga una y otra vez. Así, el vaticinado venderá tierras, ganado y pagará con todos sus ahorros a la Cartuxeira y eso será su ruina. BRUTA: es una meiga siniestra. Posee una cabeza desproporcionadamente grande respecto de su cuerpo enjuto y raquítico. Solicita limosna y acepta cualquier donativo por poco que sea, agradeciéndolo con un beso. Pero este beso es maléfico que enloquece al que lo recibe. Para evitar la maldición del beso maléfico, tendrá que bañarse en el mar todos los dias del año, cualquiera que sea el tiempo y el estado de las aguas. MOUCHA: meiga de mal aguero, con cara de búho y cuerpo de mujer. Cuando se posa en un árbol cercano a una casa donde hay un enfermo lo que está haciendo es anunciar la muerte de esa persona. AQUELARRE: amante de Satán con el que cohabita los sábados de luna llena. Viaja en una escoba y es una de las meigas más maléficas. Hace el mal de ojo a quien la desprecia, por lo que se aconseja a quien la vea volando en su escoba que agache la cabeza y la ignore. AGOREIRA: esta meiga envejece prematuramente, pero vive muchisimos años. Sus facultades adivinatorias son espectaculares, pero con la pecularidad, que sólo adivina lo malo que le va a suceder a las personas. Un consejo: que nunca te lea el futuro una Agoreira. LAVANDEIRA: suele ir por las noches a lavar la ropa en una aldea cualquiera. Tiene el aspecto de anciana agradable que invita al caminante a que colabore con el escurrido de las prendas y ha de tener cuidado en hacerlo en sentido contrario a la Lavandeira, ya que de coincidir estrá expuesto a serias desgracias. BASILISCO: este maléfici ser habita en las fragas mñás espesas. Tiene aspecto de lagarto de enormes dimensiones, aunque lleva ropa femenina y su rostro se asemeja al de una anciana, para disimular su verdadera condición. Dicen que procede de un huevo sin yema, que puso un gallo viejo, no una gallina. Embauca a las personas con su dulce voz y le causa la muerte con ritos satánicos. MARIA SOLIÑA: famosa meiga del siglo XVII, juzgada y condenada por la Inquisición, por tener supuestos malos tratos carnales con el demonio. Se libró de milagro de la hoguera, aunque fue torturada cruelmente y condenada a vestir "sambenito", atuendo infamante en aquel tiempo. AUREANA: meiga de aspecto joven, cuyo encuentro casual con ella, sobre todo en las riberas de rios o fuentes, es símbolo de buena suerte y de buenos augurios. Dicen que 3es frecuente verla en las Burgas orensanas y quizás de esa antigua y bella ciudad venga su nombre, ya que antaño Orense fue Aurea, ya que en sus rios, esapecialmente el Sil, podía encontrarse pepitas de oro. SABIA: es una de la spocas meigas buenas y bondadosas. Si te encuentras con ella te curará de cualquier enfermedad que padezcas. Para ello, Sabia pasará una de sus piernas nueve veces por encima de tu cuerpo. MOURA: bellísima criatura, inofensiva y encantadora. Aparece inesperadamente en orredoiras, grandes penedos y en lugares apartados de las aldeas. El encuentro con una Moura puede ser beneficioso, pues cerca hay un tesoro oculto. Debemos seguir su atención, o mejor aún , enamorarla, para que nos indique el lugar exacto donde guarda el tesoro. si conoces a alguien que de repente ha hecho fortuna y no quiere confesar cómo, sospecha que se encontró con una Moura.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba