Autor: M. Rafael Sánchez
lunes, 02 de abril de 2018
Sección: Historia Antigua
Información publicada por: M. Rafael Sánchez
Mostrado 333 veces.


Ir a los comentarios

Orígenes precristianos de la Basílica de S. Vicente de Ávila

La roca de la cripta, las aguas curativas que en su subsuelo brotan, la magna mater Cibeles, la leyenda de los tres hermanos mártires Vicente, Sabina y Cristeta, el primer obispo de Ávila Prisciliano y que fue hereje y mártir, más una Virgen Negra, la Soterránea, son los elementos que explican razonadamente el origen de la magnífica Basílica abulense.

Elementos naturales en los que se asienta la Basílica

La Basílica de San Vicente de Ávila es un templo erigido a finales del siglo XII y a lo largo del siglo XIII y que constituye uno de los mejores ejemplos de construcción románica y transición al gótico que nos podemos entrontrar en la geografía hispana.


Erigido extramuros, frente a la puerta de la muralla a la que da nombre el templo, su basamento se alza sobre un escarpe de terreno muy pronunciado que debió de constituir un problema constructivo notable.

La explicación que a este hecho, con sus dificultades, se ha dado hasta ahora se ligaba a la  leyenda de los hermanos mártires Vicente, Sabina y Cristeta, cuyos cuerpos fueron arrojados a lo alto de unos pedruscos o al interior de una cueva -según las diferentes versiones-. Una leyenda piadosa que no explica la gran cantidad de hechos -que a modo de piezas de un puzle- se dan en el templo y su entorno.

Para empezar, se construyó sobre un roquedo aún visible en la capilla del Santísimo Cristo en la cripta y que, según los relatos y libro del siglo XVII, contenía elementos como serpentiforme, cazoletas, recovecos, cueva... Elementos que se pueden relacionar con un posible lugar sacro celto vetón. 

En esa misma cripta brotan aguas curativas que, hasta la deácada de los 50 del pasado siglo, se usaron, canalizándolas, en el Balneario de Santiuste, hoy desaparecido. Esas aguas eran recogidas en un pozo tallado que tiene las medidas para un baño de asiento o inmersión y que está situado en el punto central del eje que traza el ábside principal, por lo que es fácil deducir que el templo se erigió en  base a este pozo que tendría carácter sacro.

Por otra parte, indicar que el antiguo cementerio romano de la ciudad se situaba entre la Basílica y la antigua muralla romana -que en este tramo seguiría el mismo trazado de la muralla medieval-. Algunas de las lápidas recogidas están dedicadas a la Magna Mater Cibeles. Este lugar es llamado desde tiempos pretéritos Coso de S. Vicente, y en él ya se corrían toros en el año 1080, lo que constituye la primera cita de tal festejo en el ámbito peninsular.

Estos elementos son las primeras piezas que me sirven para sustentar una explicación razonada acerca del origen precristiano de la Basílica, que se va a alzar sobre un lugar sacro desde el origen de la población de Ávila, pues un roquedo al que se le llamaba Las Pissadas -tendría huellas de pies grabadas en la roca-, una serpentiforme, cazoletas, una cueva, unas aguas curativas que brotan de su interior... son elementos típicos de la religiosidad celto vetona y que sincretizaría con la religión de los ocupantes romanos en el siglo I a.C.

Es muy probable que, en parte del solar que ocupa la Basílica, se edificara un templo romano en honor a Cibeles, pues las lápidas mortuorias del próximo cementerio, el correr los toros -continuación en la historia de los taurobolios a la frigia dedicados-, otra leyenda de santo con sepultura en la Basílica, la de San Pedro del Barco que podemos asociar al hijo-esposo Atis, una Virgen Negra, unas pinturas murales de aves... son elementos que apuntan en esta dirección.


Leyendas de mártires, una Virgen Negra y Prisciliano

Como queda indicado, según la tradición el templo se erige sobre el roquedo en el que sufrieron martirio en el año 307 los hermanos Vicente, Sabina y Cristeta. La leyenda es suficientemente conocida o se puede encontrar fácilmente en la red. Por ello no entro en su narración.

Sí que voy a dar algún breve apunte más, pues lo hasta ahora contado y lo que ahora indico lo desarrollo en mi libro BASÍLICA DE SAN VICENTE DE ÁVILA. SUS ORÍGENES PRECRISTIANOS.

Prisciliano es nombrado, por elección del pueblo, obispo de Ávila en el 381. Es el primero que va a ocupar la silla episcopal y lo será por breve tiempo, pues en el 385 será ejecutado como hereje en Tréveris. Conocida es su filiación unitarista frente al trinitarismo, su contacto con una naturaleza que tenía por sagrada, su convinción en la igualdad entre hombres y mujeres, sus rituales que otros tacharon de herejes y mágicos...

En aquel tiempo, los pocos cristianos que había en el interior peninsular, compartían espacios sagrados con los fieles de otras religiones. Había un diálogo hoy difícilmente imaginable. Es probable que el lugar sagrado o templo romano alzado allí fuera usado por Prisciliano y los suyos, pues estudiada está la similitud de los rituales que practicaban los priscilianistas y los adeptos de Cibeles.

Pero la siguiente clave que nos hace mantener la relación de Prisciliano con el templo nos la da la invención en el siglo VI ó VII de la leyenda del martirio de Vicente, Sabina y Cristeta. Hechos los de su martirio que habrían ocurrido tres siglos antes. Había que recristianizar para la fe en la Santísima Trinidad -la tesis oficial de la Iglesia romana contra las herejías unitaristas- a una comunidad priscilianista como la abulense. Y qué mejor para hacer entender ese misterio que tres hermanos que van a representar cada uno una de las figuras de la Santísima Trinidad. Vicente -vencedor-, Dios Padre. Sabina -sabiduría- Espíritu Santo y Cristeta -femenino de Cristo- Dios Hijo. 

Y por último queda una Virgen Negra, la Soterránea, con su altar en la capilla central de la cripta, y que va a sustituir la la Magna Mater. Coplillas populares asociadas a la curación por las aguas, rituales, talla de la imagen, etc, así lo corroboran.

Muchos son los elementos que sustentan esta tesis del origen precristiano de la Basílica -y que brevemente he descrito- y que son imposibles de desarrollar en este artículo. Para todos los interesados en ahondar en ello les invito a la lectura de mi libro antes indicado y que se puede conseguir a través de mi web personal.

Más informacióen en: http://mrafaelsanchez.com


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


    No hay más información.
    ...0

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba