Autor: Miguel Ángel Criado
viernes, 19 de mayo de 2017
Sección: Etnografía
Información publicada por: SALA


Mostrado 175 veces.


Ir a los comentarios

Los judíos vienen del Cáucaso y no del antiguo Israel.

Su material genético muestra que proceden del viejo imperio jázaro. La oleada que les trajo a Europa estaba formada por una mezcla de judíos y jázaros conversos, según un estudio


http://esmateria.com/2013/01/17/los-judios-vienen-del-caucaso-y-no-del-antiguo-israel/?rel=mas#prettyPhoto/1/

El 90% de los judíos del mundo no proceden del Israel bíblico sino de las tierras del Cáucaso. Es más, ni siquiera son del todo judíos. Su material genético es un mosaico de genes donde predominan los antiguos pueblos caucásicos, de Mesopotamia, ancestros europeos y hasta chipriotas, además de los semíticos. Según una investigación publicada en Genome Biology and Evolution, grupos de israelíes fueron llegando a aquellas tierras entre el mar Negro y el mar Caspio hasta que el imperio que los acogió se convirtió al judaísmo. Fueron estos conversos los que protagonizaron una nueva diáspora hacia Europa.

La historia, trufada de muchos gramos de mito, venía sosteniendo que los actuales judíos europeos (aquel 90% y que en realidad, tras el Holocausto, no viven en este continente sino en América y el moderno Israel) son descendientes de tribus israelitas y cananeas. Tras la conquista musulmana de Palestina en el siglo VII, la abandonaron para asentarse en Alemania (Ashkenaz, en hebreo). Posteriormente, en el siglo XV, un pequeño grupo de unos 50.000 individuos emigrarían hacia el este (Polonia, Ucrania Rusia…)  y en un sorprendente baby boom se multiplicarían hasta suponer el grueso de la población judía. Estos son los elementos básicos de la hipótesis Rhineland (o tierras del Rin, un río alemán) sobre el origen de los judíos europeos, que no incluye a los sefardíes o españoles (ver apoyo).

Sin embargo, el genetista de la Universidad Johns Hopkins (EEUU) y de origen judío Eran Elhaik ha realizado una investigación cuyos provocadores resultados desmontan varios mitos. La genética, según sugiere su estudio, sostendría que no hubo esa emigración seminal a Alemania o, al menos, el factor alemán no explicaría el origen de la mayoría de los judíos europeos. En realidad, estos procederían del Cáucaso. Allí, desde finales de la Edad del Hierro, emergió el imperio jázaro. Formado por una amalgama de tribus eslavas, escitas, iranias, turcas y hasta hunos y alanos, asistió durante siglos a sucesivas llegadas de judíos tanto de Palestina como de Mesopotamia, donde vivían los descendientes del pueblo hebreo que el babilonio Nabucodonosor II se llevó consigo tras destruir Jerusalén, en el 587 antes de nuestra era. Siglos después, los jázaros se convirtieron al judaísmo.

«Nuestros resultados dibujan el genoma de los judíos europeos como un mosaico»


ERAN ELHAIK
Genetista de la Universidad Johns Hopkins (EEUU)

“La conversión en sí no está en duda”, dice Elhaik. “Documentos encontrados en Egipto lo confirman”, añade. Aunque la extensión de la conversión aún es discutida, se cree que todo el Imperio jázaro, incluyendo sus tribus subordinadas y esclavos, mantuvo el judaísmo en los siguientes 440 años hasta la invasión de los mongoles, en el siglo XIII”, añade. En un proceso que recuerda a la expansión de los cristianos en el Imperio romano, los gobernantes y la aristocracia jázarose pasaron en bloque al judaísmo cuando ya una buena parte de su población se había convertido a la fe hebrea. La invasión mongola y la gran epidemia de peste de 1347 empujaron a los ahora judeo-jázaros hacia el oeste. Esta versión alternativa del origen de los judíos europeos se conoce como la hipótesis de los jázaros y no había podido ser confirmada hasta ahora, que empieza a haber suficiente material genético de los pueblos del Cáucaso disponible para su estudio.

Con los datos genéticos de 1.287 individuos de ocho poblaciones judías y otras 74 de gentiles, Elhaik realizó cinco diferentes análisis y todos le llevaron al origen judeo-jázaro de la mayor parte de los alrededor de 13 millones de judíos del mundo. Usó la frecuencia de alelos (alternativas de un mismo gen) diferentes entre distintos grupos poblacionales y, tomando a judíos palestinos y caucásicos (armenios, georgianos o azeríes) actuales como base para determinar el linaje, comprobó que el 70% de los judíos procedentes de Europa central y occidental y todos los orientales compartían más con los segundos que con los primeros.

También, en una especie de triangulación geográfica, donde los vértices eran los vascos, los pigmeos y la etnia china Han, la investigación sitúa los ancestros de los judíos europeos en el sur del Cáucaso. En otro análisis, basado en el grado de mezcla genética de segmentos de cromosomas volvieron a comprobar que el linaje caucásico domina, con un 38%, por delante de los genes europeos occidentales (30%) y de los mesopotámicos. “En conjunto, nuestros resultados dibujan el genoma de los judíos europeos como un mosaico de ancestros caucásicos y de Oriente Próximo, europeos occidentales, Oriente Medio y europeos orientales en proporción decreciente”, dicen en las conclusiones del estudio.

En suma, además de no haber llegado a Europa directamente de Palestina, los judíos se mezclaron con los gentiles mucho más de lo que cuenta la historia. Incluso, buena parte de ellos lo son por religión, no por origen.


El camino diferente de Sefarad

Aunque los llamados judíos sefardíes (españoles) no son objeto de este estudio, Eran Elhaik tiene algo que decir sobre ellos. En primer lugar, destaca que su expulsión de España en 1492 impide descubrir su origen debido a su dispersión por todo el Mediterráneos y mezcla tanto con las poblaciones autóctonas como con los judíos que ya vivían allí.

También recuerda que la distinción entre sefardíes y askenazíes es mas religiosa que genética. Según sus investigaciones solo hay un análisis que incluya esta distinción con judíos sefardíes de Bulgaria y Turquía. “El trabajó mostró un alto grado de heterogeneidad como podría esperarse de un escenario como el que he descrito”, dice.

Aun así, Elhaik se atreve a responder a la pregunta sobre el origen de los sefardíes antes de su expulsión de España: “La respuesta más probable es que los llamados judíos sefardíes fueran descendientes de grecorromanos convertidos y población local en los dos primeros siglos de esta era”.


Más informacióen en: http://esmateria.com/2013/01/17/los-judios-vienen-del-caucaso-y-no-del-antiguo-israel/?rel=mas#prettyPhoto/1/


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 zervan sábado, 20 de mayo de 2017

    Los hebreos deben haberse asentado en lugares de Palestina cerca del 800 AC, siendo un pueblo mezcla semita, etíope, hitita. Luego mezcla con cananeos, egipcios, sumerios, griegos, filisteos. En épocas DC llegarían a diversos lugares del Mediteráneo y Mesopotamis. por razones comerciales. Algunos a la Jazaria, mezclándose con distintas razas como explica el artículo, fundamentalmente con eslavos y germanos, de donde su idoma yidish. España, como se indica en el artículo, y como se ha dicho, no era llamada Sefarad. En cada lugar se va efectuando la mezcla genética.
    Si proponemos una baja mezcla de 2% en cada generación, habría que hacer un cálculo matemático de cuánta mezcla resulta en 80 generaciones en el pool genético.
    Los judíos ashkenazi son fundamentalmente eslavo germanos, los sefaraditas mediterráneos. En ambos el contingente semita debe ser bastante modesto; en general en España la población tiene un 10% de ancestro semita y camito semita.

  2. #2 SALA sábado, 20 de mayo de 2017

    Muy de acuerdo con Vd amigo Zervan.

  3. #3 zervan sábado, 20 de mayo de 2017

    El Kanato fundamentalmente turco de Jazaria se convirtió al judaísmo entre 620 y 740 DC.

  4. #4 SALA sábado, 20 de mayo de 2017

    Resulta cómico sino fuera por la tragedia de dimensiones gigantescas  que en su locura los jerarcas nazis se hayan cargado 5 millones de personas que en realidad eran básicamente germanos y eslavos que un pequeño aporte túrquico. O bien en el caso sefardí de ascendencia étnica grecorromana.

  5. #5 SALA sábado, 20 de mayo de 2017

    Señor Servan seguro que será de su interés el siguiente enlace. 

    https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2880976

  6. #6 zervan sábado, 20 de mayo de 2017

    Señor Sala ¿qué nos dice la historia de la presencia de judíos-vasco-cristianos  en la Veleia de los s III - IV? ¿Habrá que buscar en los cementerios? Me parece un punto muy importante.

  7. #7 zervan sábado, 20 de mayo de 2017

    Leo que a Vitoria llegarían entre 1202 y 1256
    Gebara  s XV
    Salvatierra  1382
    Y dice Mariano Agirita: Los hijos de Judáh no empiezan a dar señales de vida en el país vasco hasta ei año 905.

  8. #8 zervan sábado, 20 de mayo de 2017

    Respecto a su llegada a Hispania, algunos aducen los cánones del Concilio de Iliberis, 300 - 304, pero otros dicen que esta colección fue completada el s VI o después.

  9. #9 SALA sábado, 20 de mayo de 2017

    Difícil pregunta señor Servan. Si como dice el autor el elemento judío sefardí fuera básicamente nutrido a base de grecorromanos o locales hispanos convertidos al judaismo por la acción del proselitismo de una minoría semítica entonces  debieramos pensar en los puntos comerciales mas importantes del comercio hispanorromano y en ese escenario no veo al País Vasco como un actor principal de tal proceso.

  10. #10 SALA sábado, 20 de mayo de 2017

    Cierto es que Iruña Veleia aparece como un jalón importante en la ruta Astúrica Augusta-Burdigala o sea Astorga-Burdeos.

    Hemos de pensar en las principales rutas del comercio hispanorromano orientadas al Mediterráneo por la ubicación geográfica de la metrópoli. Incluso el oro del N.O. parece que se enviaba vía terrestre hacia Cataluña y desde ahí hacia Roma, siempre vía terrestre y bajo importante custodia militar.

    Algunos hablan de la utilización del Cantábrico, de los puertos del Cantábrico en relación a la annona y  ciertos abastecimientos para  el limes de Germania por eso yo hablaba antes  del puerto de Forua y quizás en relación a ésto pudiera haber alguna  pequeña comunidad judía de escasa relevancia. 

  11. #11 Sotero21 domingo, 21 de mayo de 2017

    Los judíos vinieron con los romanos, siguieron con los visigodos, que los maltrataban; y luego  con los árabes, que  les dieron respiro;  con los reyes cristianos fueron de más a menos. Vitoria se funda en 1181 y seguro que algún paisano judío andaba por ahí. En la expansión medieval de la ciudad les tocó habitar la calle Nueva Dentro (de las murallas) y Nueva Afuera, que fueron la Judería de Vitoria desde mediados del XIII hasta la expulsión. Según algunos cálculos alcanzaron el 20% de la población total de Vitoria (2.000 almas de 10.000). Que los judíos no eran tan odiados en la ciudad se refleja en el pacto que se alcanzó con la aljama de Vitoria según el cual, tras su expulsión, ni se haría labranza, ni se construiría sobre el cementerio judío. Pacto que se ha cumplido hasta el día de hoy. Un parque en el paraje llamado Judizmendi (o Judimendi) Cementerio de Judíos (mendi=túmulo) alberga un monolito y un monumento que trae un pasaje bíblico en hebreo, euskera y castellano  “Y convertirán las espadas en rejas de arado y sus lanzas en hoces no alzarán su espada nación contra nación ni se adiestrarán para la guerra”. (Isaías 2:4)

    http://memoriadesefarad.blogspot.com.es/2013/08/judimendi-la-historia-de-un-compromiso.html

    Que la expulsión fue un trastorno para todos se refleja en el hecho de que excepcionalmente se permitió a un médico, “físico”, quedarse en la ciudad,  ya que la atención sanitaria quedó sin profesionales . «Conosciendo la nescesidad en la dicha cibdad e de comarcas, acordaron de rrogar e rrogaron al Licenciado Maestre Antonio de Tornay, físico para que quedase e rresidiese en esta cibdad e usase de su oficio, por este presente anno e le darían e pagarían en nombre de dicha cibdad por su trabajo por el dicho anno diez mill maravedís». Edicto del Ayuntamiento de Vitoria año 1492 (29 de octubre).

    Pienso que los judíos se expandieron con mayor o menor (o nula) intensidad en según qué lugar de la Península desde que arribaron a Hispania tras su expulsión de Palestina. Alguno habría en el País Vasco – por qué no en Veleia o en Armentia, sedes episcopales, que están sobre un camino transitado desde muy antiguo - pero no hay ningún resto que lo confirme. Lo seguro es  que acompañaban a los cristianos en la repoblación de pueblos y ciudades que se iban fundado o refundando desde principio del X, como artesanos, médicos, cirujanos, secretarios o prestamistas.

    Un pueblo alavés lleva hoy por nombre Legutio, antes Villarreal de Álava, fundada como villa en siglo XIV en un lugar llamado Legutiano . Según Caro Baroja los nombre en –ano, -anus son los del propietario del “fundus” más la terminación. Así Vitoriano, de Victor; Apricano, de Aper; Sendadiano, de Sendatius, etc. Legutiano sería de Legutius. Este cognomen no está documentado en Hispania, pero sí en Italia y parece ser que es usado con especial abundancia por judíos:

    Legutius iudeus medicus cirurgicus: Porcari 411 Roma nel Rinascimento

    Legutius Emmanuelis hebreus. (Archivio di Stato di Viterbo, XIV)

    Legutius … iudeus. (Archivio di Stato di Viterbo, XIV)

    Allegutius  (… Iudeus) (Archivio di Stato di Viterbo, XIV)

    Matheus Palmerii Legutius Emanuelis ebreus (Archivio di Stato di Viterbo, XIV).

    Quos centum florenos Legutius Mosce hebreus habitator Spoleti …) A documentary History of the Jews in Italia.

    Hace tiempo encontré un Legutius en una lápida judío del siglo III en Roma , pero ahora no encuentro la referencia.

     En Legutio tuvo residencia nuestro bidoctor

    Existieron numerosas juderías, en ciudades importantes y pueblos más pequeños: Salvatierra, Bujanda, Treviño, Miranda, Pamplona, Estella y los todas las poblaciones  de Navarra y a 100 km la de Burgos, muy afamada.  En Miranda de Ebro existe un muy antiguo local que hoy es una taberna, “la Sinagoga”,  que programa conciertos de rock y punk  y que según la tradición fue la antigua sinagoga y como tal está señalizada.

  12. #12 zervan lunes, 22 de mayo de 2017

    J M Blazquez, Recientes aportaciones, 2003.
    Las comunidades judías de cierta importancia en Hispania son ya del s IV

  13. Hay 12 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba