Autor: aladelta
martes, 07 de marzo de 2017
Sección: Historia Antigua
Información publicada por: aladelta
Mostrado 443 veces.


Ir a los comentarios

El águila bicéfala. Parte VIII.

El águila bicéfala es un símbolo de origen antiquísimo. A día de hoy sigue siendo el emblema de multitud de paises, ciudades, logias... aparece adornando paredes en todas partes del mundo a través del tiempo desde Sumeria, pasando por la India, la misma Europa e incluso apareciendo en la misma américa precolombina, como síbolo de Olmecas y otras muchas civilizaciones y tribus mesoamericanas. Esta es la octava parte de mis apuntes e interpretaciones sobre este tema.

El águila bicéfala y las Américas.

También vemos en las Américas restos de iconografías donde aparece el águila bicéfala antes de la llegada de los conquistadores españoles.

Se encuentra entre culturas tan antiguas como la de Los olmecas.



A los olmecas se le atribuye su existencia entre el 1500 a.c. y el 500 a.c. Durante mucho tiempo se pensó que la cultura olmeca era la madre de todas las culturas mesoamericanas, y aunque esta idea se ha ido abandonando en la actualidad, se sigue pensando que esta cultura influyó grándemente en las otras que vinieron después. Por ejemplo, el culto a la serpiente emplumada, el estilo artístico, etc.

Es en la cultura olmeca donde supuestamente se encuentra por primera vez la iconografía del águila bicéfala en la América precolombina.

Hay una clara relación entre la serpiente emplumada y el águila bicéfala.



Para los huicholes, purépechas, amuzgos, mixtecos, otomíes, zapotecos, totonacas y nahuas la serpiente emplumada es un ser vinculado con el principio de la humanidad, la dualidad, el agua, la tierra, la sabiduría y la habilidad para las artes. Además, por ser ‘ave y reptil’ transita entre la tierra y el cielo”, al menos eso afirma el investigador Arturo Gómez, de la Subdirección de Etnografía del Museo Nacional de Antropología de México. Quetzal coatl sería símplemente un nombre como se conocería aquí a la misma deidad que ya conocían los sumerios como ninurta-pazuzu.

Hay muchos testimonios de los conquistadores donde se dice ver el emblema de su señor el emperador
Carlos V en las entradas de muchas aldeas sin que éstas hubieran tenido contacto previo con los conquistadores. Segun Jerónimo de Vivar en sus crónicas de la conquista de Chile dice: "a las puertas de sus casas tienen 2 palos y arriba la cabeza del palo tienen hecho del mismo palo un águila" y segun Alonso de Ercilla, sobre la conquista araucana allá por el 1536: "Cuando entraron los españoles en aquella provincia, hallaron sobre todas las puertas y tejados, águilas imperiales de dos cabezas hechas de palo" y segun Mariño de Lobera en sus crónicas sobre la misma época y lugar: "Tienen las casas de estos indios ciertos remates sobre lo más alto...son un águila de madera de un cuerpo cada una con dos cabezas como las que traía el Emperador Carlos V en su escudo...y al preguntar a los indios si habían visto en su tierra alguna vez aquella figura para sacar tales retratos, respondieron que no, ni sabían del origen de aquellas por ser cosa antiquísima de que no tenían más tradición de que así las hallaron sus padres y abuelos". Hoy en día los descendientes de los araucanos, autodenominados mapuches, siguen adornando sus casas con esta insignia.

El Acucha o Trapelacucha es una de las joyas más usadas dentro de la indumentaria femenina mapuche, que segun ellos representa el mundo celestial y terrenal del hombre, es decir la dualidad de nuevo de cielo y tierra, espíritu y materia.



La placa superior muestra una pareja de aves, en donde se manifiesta la dualidad entre lo femenino y masculino, sus eslabones son la conexión entre el cielo y la tierra, y los discos pueden ser deidades infraterrenales, la familia o el espíritu de los antepasados.



Entre los maya Quiché de Guatemala también se representa el águila bicéfala con su significado prehispánico.



Lo llaman Kot y para ellos representa la dualidad, al gran dios que tenía dos caras: una que veía el bien y otra que veía el mal; una que veía hacia el cielo y otra hacia la tierra o una que veía hacia delante y la otra, hacia atrás. En tiempos precolombinos los gobernantes utilizaban como cetro una serpiente de dos cabezas.¿caduceo?


Entre los Tarascos de México, autodenominados purépechas, también existe esta representación del águila bicéfala y han elegido ellos esta insignia para representar a este pueblo.


Entre los Tlingit de Alaska también se vé representada, aunque se la quiera relacionar su existencia por influencia del águila bicéfala rusa.





En la cultura paracas del Perú, aparece de nuevo la bicefalía siendo en este caso dos cabezas de serpiente.


En definitiva, en toda la América precolombina aparece esta iconografía del ser bicéfalo y en muchos casos es símplemente un águila bicéfala con el mismo significado que se le otorga en oriente.




No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 zervan 11 de mar. 2017

    En mi opinión el águila (u otra ave carnicera, halcón, etc.) bicéfala representa la dualidad y unidad del Espíritu en su forma luminosa y celeste, en términos generales lo masculino y lo femenino. Así por ejemplo entre los mapuche lo divino celeste se llama Padre/Madre. Especularmente este mismo espíritu dual, en su aspecto o ciclo ctónico, subterráneo, invisible, generador,  puede representarse como el caduceo o la cópula de las serpientes ctónicas macho y hembra.
    Puede también decirse que un ave celeste, el Halcón en Egipto, tiene un ojo masculino, que es el sol, y uno femenino, que es la luna, amenazados por la Serpiente de la eclíptica. No deja de ser curioso que el símbolo real egipcio, las dos plumas del Halcón, sea semejante al de los Incas del Perú (sobre este tema ha escrito cosas interesantes  J Imbelloni).
    La aparente lucha de las formas superiores y luminosas con las ctónicas, oscuras, infernales, manifiestan una unidad interior (Coomaraswamy), tal como el Zeus luminoso, Toro, se transforma en el Zeus ctónico, Serpiente, y éste en el Toro. La Serpiente emplumada en América representa la unidad del Espíritu celeste con el ctónico, así como el Aguila y la Serpiente signiifican su oposición aparente. Sobre esto escribí aquí el Art. Tamuanchan. (El lugar Ta, del Aguila -Muan- y la Serpiente -Chan). (R Girard).
    El Aguila celeste puede presentarse como el Buitre funerario, así también la Serpiente ctónica como  Serpiente celeste (Dragón chino). Son símbolos vivientes, de transformación y metamorfosis.

  2. #2 aladelta 14 de mar. 2017

    Hola Servan

    Si hablamos de un ser, o dios, o símbolo, que representa la dualidad en todos los sentidos: es decir: bien/mal, pasado/futuro, masculino/femenino, arriba/abajo, este/oeste, norte/sur, blanco/negro(ajedrezado), estamos hablando de un ser omnipresente, omnipotente, omnitodo. Un ser o dios que, al menos, clama su trono en este mundo material, y que por lo visto lo clama prácticamente en los 5 continentes, por lo que vamos viendo a través de la mitología comparada. ¿verdadero dios? al menos uno que clama ser nuestro dios. ¿Qué ganamos nosotros con eso? de momento, poco; casi todo han sido guerras, exterminio, miedo, a lo largo de los últimos 6000 años, precisamente los años en los que se puede rastrear el culto al águila bicéfala o entidades que representan los mismos atributos, ya sea Jano, Hermes, la Trimurti, Quetzalcoatl, etc.

    Definitivamente, estamos hablando de una entidad que es más que el supuesto ser bueno que, por un lado, pretende representar, pero que, como buen ser dual, es igualmente infinitamente perverso...creo que no hace falta seguir para entender lo que quiero decir.

  3. Hay 2 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba