Autor: Ildefonso Falcones
domingo, 26 de marzo de 2006
Sección: Edad Media
Información publicada por: eyna
Mostrado 46.676 veces.


Ir a los comentarios

LA CATEDRAL DEL MAR

Una catedral construida por el pueblo y para el pueblo en la Barcelona medieval es el escenario de una apasionante historia de intriga,violencia y pasión.

La Catedral del Mar

Los misterios de la otra catedral barcelonesa Templo gótico donde se dan el “sí, quiero” cientos de parejas cada año, Santa María de la Mar sufrió décadas de olvido por estar emplazada en una de las zonas más degradadas de Barcelona. Fue erigida en el siglo XIV en el barrio de la Ribera gracias a hombres de origen esclavo que pretendían que superara en belleza a la catedral del barrio gótico que financiaban el rey y la Iglesia. El abogado Ildefonso Falcones relata en su primera novela, “La catedral del mar”, los pormenores y las intrigas de su construcción. De niño, en las excursiones que hacíamos con el colegio para conocer Barcelona, el profesor nos decía que aquélla era la iglesia de los marineros; recuerdo incluso que nos llegó a decir que la habían construido los mismos marineros. Muchos nos miramos preguntándonos cómo unos simples hombres del mar podían haber llegado a elevar esa construcción; no recuerdo que nadie lo planteara en voz alta, como tantas otras cuestiones que uno se calla por no significarse demasiado. Bastaron unos segundos, alguna broma, para que las dudas desapareciesen y la visita continuara entre risas, empujones, amagos de carreras y constantes llamadas al orden. Durante varios años, tras ese primer contacto, Santa María de la Mar quedó olvidada, erguida en lo que entonces era una de las zonas más degradadas de la ciudad. Pero pese a su situación, a la gente de Barcelona siempre le ha atraído casarse en el templo de los marineros y fue en una de esas celebraciones cuando volví a refugiarme entre sus muros. Refugio: esa es la principal sensación que uno, ya superada la infancia, puede percibir en el interior de la iglesia. Porque Santa María es el mayor exponente del llamado gótico ancho o gótico catalán: sencilla y sobria como las gentes que la levantaron, pero a la vez ligera y esbelta. Dotada de una excepcional nave central de 12 metros de anchura, Santa María se proyectó a imagen de la masía catalana: el lugar de reunión de la familia en derredor de la llar o cocina; la casa pairal de Dios. Lo primero que se advierte al contemplar la iglesia es la falta de esos ornamentos tan comunes al gótico de la época en otros lugares: ojivas, chapiteles, filigranas, arbotantes ligeros. ¿Qué adorna pues Santa María? La luz. La iglesia fue construida sobre una antigua iglesia románica llamada de las Arenas, junto a la playa, y es esa luz embebida del Mediterráneo la que se filtra por sus magníficos vitrales para dar vida al interior del templo, coloreándolo, mostrando un interior diferente a medida que transcurre el día y el sol se cuela por los vitrales blancos y azules orientados al norte, o los rojos, amarillos y verdes orientados al sur. De tal guisa Santa María sale a recibir a su visitante. Es la propia iglesia la que se muestra en toda su grandeza en cuanto se traspasan sus portalones de acceso; un solo paso y el espectador tiene a su alcance todo el templo; no existen esas largas, interminables y recargadas naves de las catedrales góticas inglesas o francesas que hay que pasear y escrutar para reconocer la obra. El esplendor de Santa María sacude al visitante. En pleno arrabal. "La construyeron los marineros". Entre admoniciones y promesas de fidelidad eternas, en la salud o en la enfermedad, aquella aseveración que había escuchado de niño azuzó mi curiosidad. Un opúsculo —entonces no existía Internet— adquirido en la misma iglesia algunos días después de aquella bodame llevó a comprobar que el profesor tenía razón: la construyeron los marineros, las gentes de la mar y junto a ellos, los habitantes del barrio de la Ribera de Barcelona. Durante el siglo XIII, cuando Cataluña dominaba el Mediterráneo, el núcleo entre las antiguas murallas ya no podía acoger la creciente población de la Ciudad Condal. Mercaderes, artesanos y nobles se fueron trasladando al antiguo arrabal en el que vivían los pescadores y la gente del mar, transformándolo en un barrio dinámico y rico. Allí, casi lindando con la playa, se alzaba una vieja iglesia románica que pronto quedó pequeña y, por encima de todo, excesivamente humilde para los nuevos habitantes del barrio. Pero el rey y la Iglesia no estaban por dotar al nuevo barrio de un templo representativo. En aquella época, primer cuarto del siglo XIV, el rey dedicaba sus esfuerzos a la construcción de las atarazanas (almacenes o talleres) reales, de la lonja o de las nuevas murallas entre muchas otras obras civiles, y la Iglesia..., la Iglesia acababa de iniciar la construcción de la catedral de la ciudad, obra en la que volcaba todos sus recursos. Así las cosas, las gentes de la Ribera decidieron construir ellos mismos su templo, en una nunca declarada competición con la seo diocesana. Y lo hicieron: unos, los ricos, con sus aportaciones dinerarias; otros, los menesterosos, con su trabajo personal. Entre estos últimos destacaron los bastaixos, los descargadores del puerto de Barcelona, también llamados macips de ribera por su origen esclavo. Entonces, con todo, eran hombres libres, pertenecientes no obstante a una cofradía humilde que tenía que destinar sus pocos recursos a la asistencia de sus viudas o ancianos. Pero el compromiso era de todo el barrio y los bastaixos asumieron como tarea propia el acarreo gratuito de toda la piedra necesaria para la fábrica, desde la distante cantera real de Montjuïc hasta Santa María. Lo hicieron cargando sobre sus espaldas las impresionantes rocas que después serían trabajadas a pie de obra. Los nobles y ricos mercaderes dejaron su impronta en Santa María en capillas laterales, sarcófagos o escudos heráldicos cincelados en la piedra; sin embargo, nadie fue más unánimemente reconocido por el barrio de la Ribera que aquellos bastaixos que cruzaban la playa de Barcelona acarreando piedras gratuitamente. Ningún noble, ninguna rica cofradía fue beneficiada como lo fueron ellos. En los portalones de la entrada principal a la iglesia, repujadas en cobre, aparecen las figuras de dos bastaixos transportando piedras, igual que en dos pequeños capiteles que adornan la misma puerta. Es como si, ya en la entrada de la iglesia, el pueblo que construyó el más soberbio templo mariano de la historia quisiera proclamar a todo aquel que se acercase a él que aquella iglesia había sido construida con el sacrificio personal de los antiguos esclavos de la ribera de la mar de Barcelona. Las figuras de los bastaixos se repiten en relieves en el presbiterio y en cuanto a dignidades, la iglesia les entregó, para su custodia, las llaves del portal mayor, las del Arca Santa —sagrario— y el honor de que los ocho cirios más cercanos al cuerpo de Jesucristo fueran los de su cofradía. Nadie, ni siquiera el rey, podía acercarse más que ellos. Cuando había que administrar el viático (eucarística a los enfermos) a algún bastaix, fuera la hora que fuera, éste debía salir solemnemente por el portal mayor, al redoble de campanas y bajo palio, por más humilde que fuera el hogar al que se dirigiera. Hombres del mar. Sí, la "catedral de la mar" fue construida por y para las gentes de la mar de Barcelona; hombres y mujeres que trabajaban de sol a sol en condiciones precarias y sometidos a los dictados del rey, del Consejo de Ciento, de la Iglesia o de sus propias cofradías. Entonces, por más que Cataluña dominase el Mediterráneo, Barcelona carecía de puerto. No había muelle alguno en el que pudieran atracar los numerosos barcos que arribaban o partían de la ciudad. Las naves fondeaban lo más cerca de la playa que podían y hasta ellas, para descargarlas o cargarlas para el tornaviaje, se dirigían los barqueros, responsables, bajo penas de cárcel, de la seguridad de las mercancías. Las Ordenanzas de Ribera exigían que patrón y marineros permaneciesen en el barco hasta que éste hubiera sido completamente descargado con la obligación, caso de que se levantase temporal, de abandonar la playa de Barcelona para dirigirse a puerto seguro: Salou o Tarragona. Cuando llegaba un barco a Barcelona, pues, barqueros y bastaixos, con su libertad en juego, se aprestaban a realizar sus labores con la mirada siempre puesta en el cielo. Cuando no trabajaban, su vida se hallaba regida por numerosas disposiciones emanadas de diversos estamentos. El rey Pedro el Ceremonioso había regulado incluso la ropa que podían vestir: ni telas lujosas ni coloridas, las que sólo podían utilizar nobles y prostitutas, si bien a éstas, para diferenciarlas, les estaba vedado el portar capas, siquiera en invierno. La prostitución, pese a la persecución a que estaba sometida, estaba tolerada por el rey y la Iglesia para que los hombres no cometieran adulterio ni actos contra natura, según defendía el franciscano Eiximenis. El adulterio estaba penado hasta por las cofradías: aquel bastaix que lo cometiere era inmediatamente expulsado. Después de la explosión demográfica del barrio de la Ribera, las gentes de la mar quedaron confinadas entre el linde de la playa —protegido éste por una ordenanza del rey Jaime ante la inexistencia de puerto— y la zona por encima de Santa María en la que se ubicaron nobles y ricos mercaderes y artesanos. Vivían en casas de madera de dos pisos y comían potajes de legumbres y carne —cuando no se trataba de alguno de los 160 días de abstinencia impuestos por la Iglesia—, pan negro de harina de cebada o de legumbres —ese que tratan de vendernos hoy como algo exótico—, por no poder pagar la harina de trigo y bebían vino aguado o mezclado con miel. Sin embargo, igual que sucediera con Santa María, aquellos humildes trabajadores estaban siempre dispuestos a acudir junto a nobles, mercaderes y artesanos, a defender los derechos de su ciudad cuando al repique de todas las campanas de las iglesias de la ciudad era convocado el sometent (cuerpo armado civil). Entonces, los ciudadanos libres de Barcelona, cualquiera que fuera su clase, se unían en milicia y salían tras el pendón de Sant Jordi a defender sus derechos o a aquel de sus paisanos que hubiera sido maltratado en cualquier lugar de Cataluña. Gracias a aquella boda y a la duda sembrada por las palabras de aquel profesor, a la belleza del templo se vino a añadir un espíritu vivo que se puede palpar en cada una de las trabajadas piedras que previamente habían sido acarreadas por los modestos bastaixos. Acostumbro —ignoro si es una impresión compartida— contemplar las grandes construcciones como algo que alguien rico y poderoso puso allí para su enaltecimiento y que por ende nos legó a nosotros. EnLa Catedral de la Mar no se percibe tal sensación: 700 años después uno se puede sentir parte de ese proyecto como miembro del pueblo que la levantó. A partir de entonces ese sentimiento me guiaría hacia Santa María —y sigue haciéndolo—, en cualquier oportunidad en la que por una u otra razón me encontrara en la zona, un barrio que, quizás como sucedió entonces, hoy revive en todo su esplendor. Los años me llevaron a estudiar Derecho y al ejercicio de la abogacía. Crudos litigios en los que cada uno sostiene una postura diferente para que venga un señor o señora —algo bastante más frecuente en la época actual— a decir quién es el que tiene razón. ¿Cómo era en la época en la que los bastaixos acarreaban las piedras para Santa María? Estudiarlo fue una experiencia tan sugestiva como profundizar en los cimientos de la Catedral de la Mar, porque si hoy en día las leyes no son más que simples preceptos positivos que cada profesional intenta que beneficien a sus clientes, detrás de cada una de las leyes que se dictaban en el medioevo aparece una historia real, una nítida visión de cómo debía ser la forma de vida y las costumbres de aquellas gentes. El derecho de firma de spoli forzada, aquel que tenía el señor feudal para yacer con la novia de sus siervos la noche de bodas; los "malos usos", acervo de los privilegios de los señores sobre sus siervos; el derecho del esposo a emparedar de por vida a su mujer adúltera, a pan y agua, si aquélla perdía la batalla por su honor, la cual probablemente se celebrase en la plaza del Born, junto a Santa María; la obligación del estuprador de proporcionar marido de igual valor..., en fin, una serie de derechos y obligaciones recogidos en los usatges, que junto a las ordenaciones de la mar establecidas en el Llibre del Consolat de Mar, la primera compilación de derecho marítimo de la Historia, llegaron a decorar y vestir el entorno de La Catedral de la Mar. Con toda esa maravillosa información, el paso a plasmarlo en una novela era casi obligado. Ardua tarea. Creo que, proporcionalmente, he tardado más en escribir La Catedral del Mar que lo que tardó aquella gente en construir su basílica. El primer manuscrito me llevó cerca de dos años; luego efectué una primera corrección en la Escuela de Escritura del Ateneo de Barcelona y después otras tantas con mi editora. Ellos, las gentes de la mar, consiguieron alzar su obra en poco más de 50 años, algo asombroso para la época —la seo diocesana, su competidora, no vio culminada su fachada hasta bien entrado el siglo XIX— y ni siquiera el rey Pedro el Ceremonioso logró retrasar el empuje y la devoción de sus súbditos. Cuatro años antes de su inauguración, en 1379, un incendio destruyó la piedra de clave en la que estaba representado su padre, el rey Alfonso. Pedro III exigió que se reparara aquella clave, lo que hubiera significado desmontar toda la bóveda. Los catalanes reprodujeron al rey Alfonso en yeso pintado. Siempre me ha gustado estudiar, escribir y por supuesto leer, placer que desgraciadamente, de momento, no hemos logrado transmitir a ninguno de nuestros tres hijos. Nos queda un cuarto de poco más de 2 años y no perdemos la esperanza de que nos sorprenda. Carmen, mi mujer, y yo, en infructuosa lucha contra la televisión o la Play Station, competencia desleal donde las haya, ya tenemos una nueva táctica para el pequeño después de agotar todos los recursos y consejos habidos y por haber para despertar el interés por los libros en los otros tres: le prohibiremos leer. Le dejaremos ver los libros en la biblioteca pero no le permitiremos abrirlos, quizá así... No crean que por ver leer a sus padres, los niños leen; no: aprovechan el descuido para encender algún aparato. Todos mis hijos han mamado varias veces al día debajo del libro que sostenía su madre, podría decirse que mamaron literatura; y pese a ello, nada. Pero no pierdo la esperanza, me gustaría que cuando sean mayores alguno tenga la curiosidad de leer La catedral del mar. Ildefonso Falcones es abogado y novelista debutante. Para el Magazine del Mundo.es

Fascinación por esa iglesia. Nuestra Señora del Mar,mi templo. http://apresmoiledeluge.blogspot.com/2006/01/nuestra-seora-del-marmi-templo.html Las fotos de Celtiberia son del Après. “La catedral del mar” (Ed. Grijalbo), de Ildefonso Falcones de Sierra, acaba de salir a la venta. Fotografías de Xavier Martí Alavedra

Más informacióen en: http://www.elmundo.es/suplementos/magazine/2006/336/1141394724.html


Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Sophya 26 de mar. 2006

    Gracias Eyna , es preciosa . Por cierto ¿no tendrias un foto del rosetón más grande o más cercana? Parece una maravilla. Un saludo

  2. #2 Amerginh 26 de mar. 2006

    Tuve ocasión de visitarla el año pasado en un viajecito que hice con mi novio, y al entrar me sobrecogió ese sentimiento de pequeñez que sólo me había dado en la Catedral de Santiago, esa especie de presunción de fuerzas telúricas o subnormalidades de esas... pero me sobrecogió. Lo cierto es que yo, amante del románico, me quedé impresionado por la beleza de una catedral construida por "aficionados", y la magnificencia se me igualó a ese detallismo, ese aprecio por lo pequeño y lo bello que también se aprecian en pequeñas capillas y ermitas del rural Gallego, costruidas tambien muchas veces por un colectivo ciudadano (de oficio o simplemente vecinal), y que para mi, supera a la gran obra monumental que tan mal nos tiene acostumbrados. Solo una queja... los callejones de los alrededores estaban sucísimos... y a un guiri le robaron la cartera delante de nuestras narices... una pena PD: Barcelona es la 3ª ciudad más bonita de españa... después de Santiago de compostela :P y de Vitoria-Gasteiz

  3. #3 Brandan 26 de mar. 2006

    Excelente artículo. Muy bien traído Eyna. Me tomo la libertad de recomendar esta imagen, que ofrece un detalle de una solución bastante original: http://static.flickr.com/18/24008118_f32374ac58_o.jpg ¿Se sabe algo de la talla?

  4. #4 Drancos 26 de mar. 2006

    Eyna! Preciosa la catedral, preciosa la virgen y preciosa la ciudad donde está (es mi favorita, ya sabes :) ) ^^ Espero volver y verla con más detenimiento y disfrutarla como se merece, no le pude dedicar el tiempo que quería...

  5. #5 Jeitusol 27 de mar. 2006

    Para muchos barceloneses Santa Maria del Mar es la verdadera catedral de Barcelona y es en gran parte gracias a su origen humilde, muy lejos de ser comparado al de la principal de las catedrales de la ciudad condal. Aun siendo hijo de Zaragoza para mí Barcelona siempre será la mejor de las ciudades, lástima que cada vez haya más gente y se parezca más a una nave espacial que a la ciudad que derramaba historia en cada una de sus esquinas (cosa que por suerte a veces, aun sigue haciendo). Me considero un privilegiado en poder pasear tranquilamente por sus calles y tranquilamente, cuando quiera, visitar esa iglesia y tantas obras de historia rezumante de la vieja Barcelona...

  6. #6 eyna 28 de mar. 2006

    9 metros de diámetro.

  7. #7 eyna 28 de mar. 2006

    ¿Qué adorna pues Santa María? La luz EL ALTAR MAYOR Despues de las excavaciones efectuadas en 1965 para el estudio de la necrópolis romana,se procedió a la construcción de la cripta y del altar mayor. El ara del altar es de piedra.Tiene una gran sencillez de líneas que encaja bien con las ocho columnas que lo circundan.Un pedestal,sostiene la imagen de la Santísima Virgen con el niño en brazos y una barca a sus pies.Es gótica, de piedra,y anteriormente había estado en tímpano de la puerta de la calle de Santa María.No es la imagen más idónea para el altar mayor ya que no representa el misterio de la Asunción de la Virgen,titular de la basílica,como la que tenía el altar barroco anterior. Alberto Taulé Viñas Párroco de Santa María del Mar.

  8. #8 eyna 28 de mar. 2006

    :S no la veis...

  9. #9 eyna 28 de mar. 2006

    y éste sería el rosetón de 8 metros con luz artificial...no es lo mismo,que cambia?....la luz!

  10. #10 eyna 28 de mar. 2006

    brandan,oh,señor de las imágenes, :)) ya añadí la tuya!! graciaas! boona nit!

  11. #11 eyna 24 de abr. 2006

    LOS CIUDADANOS TOMAN LA CALLE EN LA FIESTA DEL LIBRO Y LA ROSA 'La catedral del mar', la obra más vendida en catalán y castellano • Es la primera vez en la historia de la 'diada' que el mismo título es el más solicitado en las dos lenguas • Según los libreros, la facturación de la masiva jornada superó los 19 millones de euros previstos "...Veteranos al margen, ayer, el más feliz de todos los autores era un doble novato, debutante en el noble arte de la firma de ejemplares y en la difícil meta de publicar: Ildefonso Falcones. Este abogado colocó en las librerías el pasado 3 de marzo su primera novela, La catedral del mar, y con esta obra ambientada en el siglo XIV, y un argumento que gira en torno a la construcción de la iglesia de Santa Maria del Mar, ha logrado un inédito doblete en la ya larga historia del día del libro: convertirse en el título más vendido tanto en catalán como en castellano. La novela ha vendido ya 250.000 ejemplares en español, pero lo que más sorprende son los casi 50.000 en catalán, cifra que deja claro que ésta es también una lengua para los best-sellers." http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=5&idioma=CAS&t=1&idseccio_PK=4&h=060424 :)

  12. #12 eyna 01 de mayo de 2006

    dije... ¿Qué adorna pues Santa María? la luz...natural,la que entra de la calle que juega con magia con sus cristaleras de colores y con sus espacios abiertos. de un maestro de de acercar la mirada y que para gozo nuestro, vive ahora en barcelona... http://barcelonadailyphoto.blogspot.com/2006_04_01_barcelonadailyphoto_archive.html This shot was taken in the Ciutat Vella (old town) in the church of Santa Maria del Mar. It wasn’t the picture I had imagined but then that’s the fun of photoblogging. Vaig fer aquesta foto a la Ciutat Vella a l’església de Santa Maria del Mar. No va sortir com ho havia imaginat però aquí esta la gràcia de fer el fotoblog. Another from Santa Maria del Mar. Strong sunlight came in from a door on the left and lit people from the side and from below. The cross shape is the shadow of the door handle. Una altra foto de l’església de Santa Maria del Mar. La llum del sol entrava amb força des de l’esquerra i il·luminava la gent pel costat i des de sota. La forma de creu és l’ombra del pom de la porta.

  13. #13 Brandan 01 de mayo de 2006

    Una maravilla Eyna. Las fotos tienen un mérito extraordinario; es un tema francamente difícil.

  14. #14 Cierzo 03 de jul. 2006

    Bueno yo he leído el libro y no me ha gustado excesivamente, sobre todo la parte que el protagonista es un niño. Es excesivamente cursi. Creo que el escritor es el típico representante de la burguesía catalana, simpatizante de CIU, como se puede ir rastreando en torno a varias aspectos de la obra. Una es su posición frente a la religión, el excesivo catalanismo, y los valores que se van reflejando a través de la obra. Cuando critico el excesivo catalanismo de la obra es más por omisión de algunos aspectos (creo que la palabra Aragón sale una vez para nombrar el título del monarca y una retirada de caballeros aragoneses) O por ejemplo cuando los almogavers son sólo catalanes, el "primus inter pares" y el juramento ante las cortes lo presenta como algo catalán, etc (por desgracia es un largo etc). Vamos que algunas cosas joden de leer a un aragonés. Sobre la religiosidad, el autor es un hombre creyente, se refleja muy bien en la relación "cursi" y casi de niño de los años 50's en plan Marcelino Pan y Vino que tiene el protagonista con la Virgen del Mar. Eso sí, la Inquisición es muy mala, eso lo deja claro. También deja claro el respeto a otras creencias, el protagonista es amigo de judios y musulmanes. También esta contra la nobleza y aunque el acaba siendo un noble, pero eso sí, aprovechara su cargo para quitar los abusos de los nobles sobre los payeses. El mismo protagonista se convertirá también en un representante de la burguesía mercantilista de Barcelona, y del mismo modo usará su posición para ayudar a los más desfavorecidos desde su posición. Vamos, un hombre del siglo XIV con los valores de la clase media-alta del XXI.

  15. #15 Cierzo 04 de jul. 2006

    Ah! se me olvidaba... en algunos momentos se parece demasiado a "Los Pilares de la Tierra", así que me digan ¿por qué tiene tanto exito?

  16. #16 pacoto 16 de jul. 2006

    Bien pues yo he leido el libro, soy de Zaragoza y le pongo un diez. Estoy seguro que harán una película de esa novela porque a la gente nos gusta cambiar la historia para sentirnos menos mal. La realidad hubiera sido mucho menos gratificante para Arnau, protagonista de la novela. Paso de intentar buscar filiación política al escritor de la novela y mucho menos de darle rango de historiador pero seguro que ha realizado una labor de investigación maravillosa, motivada por el cariño al templo y a la ciudad de Barcelona, como queda reflejado en la novela. Tengo envidia sana de la historia de Cataluña y de la defensa que hizieron y siguen haciendo de sus derechos y peculiaridades, aqui en Aragón nos dariamos con un canto en los dientes si un 5% de la población conociera la figura de "Juan de Lanuza" nuestro ogullo histórico parece ser que termina diciendo que la bandera cuatribarrada que ondean los catalanes es la nuestra y que Aragón fue reino y que Cataluña es principado y Barcelona condado, por lo que tienen un rango inferior al nuestro.

  17. #17 eyna 16 de jul. 2006

    Sí,ya han comprado los derechos cinematográficos.Estaba cantado.Aunque a mi me gustaría más que fuera una serie, para la tele catalana por lo menos,se podrían entretener más en los detalles. Los fines de semana se organizan unas visitas por los escenarios de la novela,de ésta y tambien por los de la novela de Carlos Ruiz Zafón, La sombra del viento.

  18. #18 elel.lina 07 de sep. 2006

    ¿eyna cómo que para la tele Catalana?los demás no tenemos derecho.... no fastidies ¿eh?, de todas formas gracias por colgar el artículo y la referencia del Bolg. Estoy leyendo ahora mismo el libro, y la verdad es que además de engancharme a la historia, me están entrando una ganas de conocer el templo que no veas... en cuanto a la crítica de Cierzo 03/07/2006 13:40:13, añadir mi conformidad por lo expresado por él en la parte política, demasiado ensalzamiento de una parte de la Corona de Aragón, sin tener en cuanta que es una parte de la Corona de Aragón, y en la línea ¿Roseyón catalán?, pues no Roseyón de la Corona de Aragón, no seamos manipuladores, ya está bien.

  19. #19 benplantat 13 de mayo de 2007

    No entiendo la facilidad que se tiene en clasificar a alguien como votante de CiU o catalanista o cosas parecidas. Respecto al comentario sobre el Rosellón me parece que ya es un poco mas inexacto. Si no recuerdo mal los roselloneses tenian delegados en las Cortes Catalanas y no en las aragonesas. No quiero entrar mas a saco en este tema, porque simplemente no es el tema. Para mi Aragón era una comunidad autonoma del reino catalan, pocas atribuciones mas. Toda la administración real era la catalana, toda. Hasta los primeros Fueros de Aragón estaban redactados en catalan. Y si alguien desea discutir, con argumentos y pruebas sobre el tema, que abra un debate y ahí nos encontraremos. si, si, ya se. uy uy uy lo que ha dicho.!

  20. #20 Cierzo 14 de mayo de 2007

    "No entiendo la facilidad que se tiene en clasificar a alguien como votante de CiU o catalanista o cosas parecidas"

    Bueno no es por nada es simplemente que me pareció que respondía el perfil del autor perfectamente a un votante de CiU, como Cesar Vidal me lo parece del PP, o Maruja Torres del PSOE. No creo que tenga nada malo decirlo.

    "Hasta los primeros Fueros de Aragón estaban redactados en catalan"

    Bueno pues nada, ¿también el Fuero de Jaca?

     

     "Toda la administración real era la catalana, toda"

    ¿Tambien hasta Ramiro II? Que cosas...

     

    "Para mi Aragón era una comunidad autonoma del reino catalan, pocas atribuciones mas"

    Ni existía el concepto de comunidad autonoma, ni existía un reino catalán, ni el nombre de rey de Aragón se escogía porque quedará más chulo. No intentes trasladar tus esquemas mentales actuales a esta época. El rey de la corona de Aragón era el gran señor feudal de diversos territorios entre los que estaban los condados catalanes, los reinos de Aragón Valencia, etc. Que se apoyara más hacia el siglo XII en Cataluña lo veo normal, más recursos, más dinero, más gente...

     

  21. #21 benplantat 21 de mayo de 2007

    Pues a mi el autor siempre me ha parecido de perfil PP, abogado, castellanohablante, pero claro no tengo ni puta idea pues no lo conozco, pero si sucede que todos los abogados castellanoparlantes que conozco, y no son pocos, son votantes del PP. Por descontado que me referia a partir de Ramon Berenguer. Evidentemente antes no. No trasladaba mis esquemas mentales, simplemente use el termino "comunidad autonoma" para no enrollarme.

  22. #22 tonetti 08 de jun. 2007

    El libro esta bien, tampoco para considerarlo una obra maestra, pero cumple de sobras su papel de 'novela de entretenimiento'. De todas formas yo le veo errores historicos increibles para poder considerarlo como 'novela historica'. El solo hecho de pensar en un ferviente catolico del siglo XIV siendo amigo de judios y musulmanes y defendiendo su derecho a profesar su religion chirria por todos los lados. Con la metalidad del siglo XXI queda super bonito y politicamente correcto, pero a efectos de hacer la novela minimamente creible...

    Sobre el entorno historico en el que se desarrolla la novela y las explicaciones que da de el, a veces lo intenta manipular tanto que lo convierte en algo de chirigota. Ademas de lo que ya se ha dicho mas arriba, mi parte favorita de la novela es cuando cuenta la historia de Pedro el ceremonioso antes de que subiera al trono y dice que le aconsejaron huir de 'la corte', por lo que 'huye' a...... Jaca!!!! Eso si, hasta que encuentra 'refugio' en la ciudad de Zaragoza. Debe ser el primer caso documentado de un refugiado politico que encuentra 'asilo' en la que era oficialmente capital del reino del que huye y donde estaba asentada 'la corte' de la que quiere escapar. Hay varias (muchas, demasiadas) de este estilo, pero esta es sin duda mi favorita.

    Las insinuaciones constantes de que el arte gotico fuera algo nuevo y sorprendente en la arquitectura de esa epoca cuando se construyo Santa Maria de la Mar, revolucionando la construccion de iglesias y catedrales a partir de esta 'dotandola de la luz del mediterraneo en lugar de la grandiosidad y oscuridad del resto', tambien tiene su punto comico si miras los años de construccion de SMdM y de otras iglesias y catedrales goticas europeas...

    Lo peor es que esos errores se intuye que no son errores por desconocimiento (lo cual seria grave, pero menos), si no que son manipulaciones y/o omisiones intencionadas del autor. Como ejemplo de esas sospechosas omisiones del autor, cuando habla de los almogavares y cuenta sus batallas, habla de los gritos de guerra que estos utilizaban para amedrentar a sus enemigos. Pues bien, cualquiera que se moleste en poner 'almogavares' en el google podra ver que estos gritos eran 3: "Desperta Ferro!" (su grito oficial de entrada en batalla), "Sant Jordi!" (su patron) y "Aragon!" (su nacion, eso decian ellos). En el libro solo aparecen 2 de los 3, el tercero no es nombrado en ningun momento... ¿Descuido, falta de documentacion o intencionalidad? Por cierto, Roger de Flor era un caballero templario italiano de Brindisi que cuando fue expulsado de su orden se vendio como mercenario a los reyes de aragon, los cuales lo pusieron al frente de los almogavares. Tacharlo de 'catalan' tiene el mismo fundamento como decir que era 'cartagenero', 'alicantino' o 'turolense'.

    En definitiva, estilo: 8, originalidad: 5 (demasiado parecido a los pilares de la tierra o el numero de dios aunque el enfoque del protagonista no sea un trabajador directo de la obra), rigor historico: 0 y porque no hay menos nota.

    Saludos!

    PD: Esta postdata es mas politica actual que historia, y mucho menos literatura, pero los fueros de aragon (como el resto de fueros y documentos de la epoca) no fueron escritos ni en catalan ni en ningun otro idioma actual de la peninsula iberica, fueron escritos en la lengua que se hablaba en esa epoca en toda la corona y que ha derivado en la actualidad en las lenguas que conocemos como catalan, valenciano, mallorquin o fabla aragonesa, teniendo parecido con todas ellas puesto que derivan de esa, pero no dejando de ser otra manipulacion mas decir que estan escritos en cualquiera de ellas o que esa lengua primigenia era catalan de la que derivan las otras 3. Un poco mas de rigor y un poco menos de manipulacion historica para servir intereses politicos del siglo XXI, por favor.

  23. #23 Ratapinyada 08 de jun. 2007

    Rosellon catalán?¿  Rosellón Aragonés?  Rosellon Mallorquín!!!  Donde esta el palacio de los reyes de Mallorca? en perpiñan....

    Esto de no haber sido ni celtas ni iberos ni godos hace quer siempre nos olviden si no es por las playas...mecachis...

    Dicho esto en tono de broma (aunque es estrictamente cierto). Ya basta de siempre la misma polemica.  El Rosellon era y es Catalunya, y por supuesto, parte del Reino de Aragon, excepto en el periodo en que formó parte del Reino de Mallorca y este reino fue independiente, sin, al mismo tiempo, dejar de formar una unidad con el resto de la corona aragonesa (aunque parezca una contradiccion) . 

  24. #24 benplantat 08 de jun. 2007

    Me parece que Rutger von Blume no era tampoco italiano, aunque fuera nacido en Brindisi.

    La iglesia de Santa Maria es la unica gótica del mundo sin contrafuertes exteriores, y tiene la nave gótica mayor del mundo. Comparandola con cualquier otra es un prodigio de ingenieria para aquella epoca.

     Respecto a si Pedro el Ceremonioso huyó o no de la Corte, informar que en esa epoca, la Corte estaba en Barcelona. Extracto de un libro :

    La Cancelleria Reial era la Cancelleria de Catalunya. El Canceller de tota la "confederació" era el Canceller de Catalunya. També ho eren tots els altres membres, el Vicecanceller, el Regent, el Camarlenc, el Protonotari i el Mestre Racional, els oïdors, els promovedors, els correus, els secretaris, el confessor, i el capellà del rei.

    Excepte el Majordom que hi havien tres, un per Aragó, un per Barcelona i un per València desde Pere Terç.

    En l'època del rei Joan I, 1397, s'establí que hi haguessin tres Cancelleries. Una per València, unaltra per Aragó, i la de Catalunya que seguiria regint sobre Mallorca, Sardenya i Còrsega, però aquestes dues noves Cancelleries actuaven merament com a delegacions.

    Inclòs a l'època de Ferran II, amb una Cort itinerant, tots els oficials de la Cancelleria Reial eren a Barcelona.

    En cap lloc dels Fueros d'Aragón s'hi fa esment a l'existència de una Cancelleria Reial a Aragó.

    Fins l'any 1419 va haver un sol Mestre Racional per a tots els regnes, i desde aquest any va haver un Mestre Racional de València.

    El Consell Reial o Consell de guerra era radicat a Barcelona i format per catalans, com no podia ser d'altra manera dons els aragonesos mai es van implicar en les conquestes mediterranees ni en els afers internacionals.

  25. #25 tonetti 11 de jun. 2007

    Por supuesto que Roger de Flor no era italiano, puesto que Italia no existio hasta varios siglos mas tarde, pero lo de italiano lo he dicho para que se vea que ni de nacimiento ni de adopcion puede considerarsele catalan.

    Respecto a la capitalidad del reino, decir que en el siglo XIV no existia el concepto de capitalidad, puesto que en la edad media la corte era algo itinerante y las instituciones estaban instaladas donde mejor le venia al rey en cada momento, o incluso duplicadas en diferentes sitios si asi lo decidian. De todas formas, y recurriendo tambien a los libros, los propios reyes de aragon reconocieron a la ciudad de Zaragoza como cabeza del reino, lo que es a todos los efectos darle estatus de capitalidad politica (que no necesariamente administrativa, ni economica, ni judicial...)

    "...y como quiera que los reyes de Aragón están obligados a recibir la unción en la ciudad de Zaragoza, que es la cabeza del Reino de Aragón, el cual reino es nuestra principal designación —esto es, apellido— y título, consideramos conveniente y razonable que, del mismo modo, en ella reciban los reyes de Aragón el honor de la coronación y las demás insignias reales, igual que vimos a los emperadores recibir la corona en la ciudad de Roma, cabeza de su imperio."

    Todos los reinos en la edad media tenian una estructura semejante, y tambien en castilla vemos como la cabeza del reino era oficialmente burgos, estando las instituciones repartidas en toledo, valladolid, etc.

    De todas formas, independientemente de tecnicismos y de que se quiera considerar capital una ciudad u otra segun unos u otros parametros (ya que nunca se podra asignar una de forma definitiva ya que no existia ese concepto de capital como existe ahora), queda claro lo que queria decir: que decir que un infante de aragon se 'refugia' en zaragoza es una chirigotada indigna de una novela historica y que hace dudar de la intencionalidad del autor al escribir este libro...

  26. #26 Hrodrik 20 de jun. 2007

    Una copia descarada de los pilares de la tierra solo que a lo catalan, lleno de mentiras, interpretaciones y omisiones interesadas de la historia.

  27. #27 eina 29 de sep. 2007

    Hoy he estado haciendo una ruta guiada por la Barcelona Medieval, organizada por el Museu D'Historia de la Ciutat. Hemos salido de la Plaça del Rei hasta Santa Maria del Mar. En todo momento y haciendo referencia a los diferentes reyes, sus obras, vidas y  milagros en la ciudad, la guía ha hablado de Corona de Aragón y de Reino de Aragón, sin más, llamando a las cosas por su nombre, sin problema.

    Me ha gustado.

    Salut!

  28. #28 benplantat 25 de ene. 2008

    Para los que afirmaban que este señor era "nacionalista", aquí queda esto:

    http://www.e-noticies.com/actualitat/lautor-de-la-catedral-del-mar-d%f3na-suport-a-rajoy-34274.html

    Pues si, era nacionalista,  del PP.

     

     

     

  29. #29 eina 25 de ene. 2008

    :DD

    Benplantat, fa un moment feia referència en Pax Celtibera al teu comentari:

    #21 benplantat

    lunes, 21 de mayo de 2007 a las 20:25

    Pues a mi el autor siempre me ha parecido de perfil PP, abogado, castellanohablante, pero claro no tengo ni puta idea pues no lo conozco, pero si sucede que todos los abogados castellanoparlantes que conozco, y no son pocos, son votantes del PP.

    menudo olfato! :DD

    salut!

  30. #30 arquidioniso 26 de ene. 2008

    Como que lo "gótico" parece misterioso y por ello está de moda. Intenté leer el mamotreto del abogado Idelfonso Falcones de Sierra y fue mejor que un somnífero.

    El libro, por su volumen y consistencia me resultó más útil para apuntalar un librero que para leerlo. Lo pegué con adhesivo a una repisa de madera y eso fué suficiente. Sólido y muy al caso. Detiene al resto de los libros.

    Pero para apuntar solo una cosa sobre la luz en las catedrales góticas, diré que el elemento principal de la arquitectura medieval es la luz. La piedra es solo un vehículo para la luz.

    El trazo se basa en la "mandorla mística", que resulta de la intersección de dos círculos por sus centros y ofrecen una forma almendrada, de ahi lo de mandorla.

    Pues bien ese trazo almendrado es la base del diseño de la ojiva, y en el centro de la mandorla se coloca el rosetón y sus vitrales por donde pasa la luz.

    El sentido místico de la mandorla se basa en su significado esotérico: la geometrización de los genitales femeninos, por donde se da a luz. La catedral gótica es una máquina de luz, de iluminación mística y espiritual. Además de que todas las catedrales góticas estan consagradas a la dimensión femenina de la divinidad.

    El espacio interior que se provoca por la altura del ábside y la estructura del "bosque"o columnario es el vehículo para el sonido. En Chartres todas las alturas y medidas están diseñadas y elaboradas para servir de caja de resonancia al "Cantus firmus".

    Asi el espacio de la catedral gótica, actua como un instrumento de cuerda que pone a trabajar las piedras a tensión y no a compresión como en el románico.

    Todo esto es un manjar para los "novelistas" recien llegados, que hacen un recorta y pega de lo que les parece jugoso, sin más criterio que el éxito editorial y con el mínimo respeto para sus antecesores y sus lectores. 

    Creo que los abogados metidos a novelistas son tan dudosos como los novelistas metidos a abogados. Pura ciencia fricción a lo jarrypoter. Fantasías para indolentes y más salpimentadas y aderezadas si aparecen templarios, tan llevados y traídos en estos días.

    Recomiendo la obra técnica titulada "Light, Wind and Structure" The mistery of Master Builders, escrita por Robert Mark en la colección "New Liberal Arts Series y editada por el Instituto Tecnológico de Massachussetts en 1990.

    Bienaventurados sean los copiones, que de ellos será el reino de la mediocridad.

  31. Hay 30 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba