Autor: excalibur_
miércoles, 05 de octubre de 2005
Sección: Documentos sobre celtiberia.net
Información publicada por: excalibur_
Mostrado 21.600 veces.


Ir a los comentarios

Resumen de 2 siglos y medio de Reino de Galicia

Periodo entre Froilan I y Bermudo II, o sea, entre el 750 y 1000, grosso modo.

He decidido dejar a un lado las primeras 3 décadas de reconquista, para no herir susceptibilidades en los irreductibles asturianos. Dentro de algun tiempo, espero completar con otro tocho entre el año 1000 hasta Fernando III, con la definitiva reunificacion del Reino de Galicia/León bajo el nombre de Castilla, aunque con la independencia de la Galicia Bracarense, conocida desde entonces como Portugal. ¿Donde se celebró el primer concilio cristiano después de la invasión musulmana? En Iria Flavia, presidiéndolo Froilan I (757-768) según los Monjes de Silos en su Cronicón. Eso le ganó una gran revuelta de la iglesia gallega, puesto que prohibió que los curas y monjes vivieran con mujeres. Según los mismos silenses, y Alfonso III en su Cronicón, al hacerse Froilan impopular en el reino, su hermano Wimanaro, gran guerrero que tenía amplios apoyos, intentó hacerle abdicar , pero Froilan lo mandó asesinar. La rebelión aumentó todavía más y Froilan tuvo que exiliarse hacia Asturias, y se refugió en lo que comenzaba a ser la futura ciudad de Oviedo, en aquel tiempo apenas un pequeño monasterio y poco más. Le valió de poco, pues los nobles gallegos le persiguieron y dieron muerte, proclamando rey a uno de ellos, Aurelio, que reinó 4 años. Este intentó matar a los hijos de Froilán, y asesinó al mayor, llamado también Froilán, pero el segundo, Alfonso, se refugió en el Monasterio de Samos, junto a su madre. Otro hijo, Bermudo era monje y estaba recluido en un convento. De como murió Aurelio (reinó 5 años) , no sabemos nada, probablemente asesinado en una conjura por el poder. Solo sabemos que al acceder al trono, hizo paces con los moros, por lo que durante su reino no hubo luchas con ellos. Le sucedió otro noble, Silo, 774-783, el cual estaba casado con una hermana de Froilán I. En esa época, sucede la primera división del reino, pues Alfonso, el hijo de Fruela, esgrime sus derechos como hijo de ese rey y se proclama rey. Se produce, un enfrentamiento entre Silo Y Alfonso , en los montes del Cebreiro, y Silo le derrota, impidiendo a Alfonso irrumpir en Asturias. Alfonso reina en Galicia. A la muerte de Silo, que no tenia hijos, se produce un segundo intento de Alfonso II de unificar el reino. Le apoya una mujer con mucho poder en la ápoca, Adosinda, la mujer de Silo, hermana de Froilán I y tía, por tanto, de Alfonso. Pero surge la figura de Mauregato (783-788), bastardo de Froilán y de una mora, el cual consigue ayuda de los musulmanes y toma el poder, según el Cronicon del Obispo Lucas de Tuy. Entre ambos, derrotan a Alfonso y este tiene que huir hacia el extremo este del reino cristiano, las bardulias. Mauregato siguió con las paces con los moros, y no se sabe nada más de su corto reinado. Por esta época es cuando los francos atacan la actual Navarra, que formaba parte del reino. PAMPLONA DE GALICIA, dicen los musulmanes. Mauregato, quizá comprometido por sus luchas internas, no la defiende o cede su defensa a sus aliados y parientes moros, interesados éstos en defender el valle del Ebro de los francos y son los musulmanes los que rechazan a los franceses. Navarra se pierde para el reino gallego, pues los musulmanes se quedan allá, y se inaugura una serie de gobernantes musulmanes de Pamplona, parientes de los reyes musulmanes de Zaragoza de la época, los Banu-Qasi, que eran visigodos renegados. Cuando muere Mauregato, seguramente asesinado, los nobles eligen rey a Bermudo, el hijo monje de Froilán: 'Veremundos, sobrinus Adefonsis majoris, fidius videlicit Froilani fratis sui in regno eligitur' , dice el Cronicon Salmanticensis y Alfonso II su hermano, lo acepta. Eso parece que no gusta a los moros y se lanzan a una serie de ataques por toda la frontera del reino. Alfonso es quien dirige la defensa, y vence a los moros en varios frentes, haciendo que el ejercito dirigido por el califa Hixem regrese vencido. Bermudo abdica en su hermano Alfonso y regresa a su vida de monje. Al poco de comenzar su reinado, Alfonso es víctima de una conjura de nobles, partidarios de alianzas y paces con los musulmanes, y es encerrado en un monasterio, el de Albelanie, en Lugo. El Cronicon Albeldense cita como esa conjura estaba encabezada por un tal Froila Beremundis, y que, al poco tiempo, otro grupo de nobles gallegos libera a Alfonso, dirigiendo hacia Oviedo y haciendo huir a Froila Veremundis y sus adeptos. Alfonso II reinó 50 años, mas de 60 si se tiene en cuenta los primeros años solo en Galicia, y tuvo muchas victorias contra los musulmanes, haciendo que el reino gallego se ensanchase hacia el sur, consolidando la frontera del Duero y avanzando más allá de este por la actual Portuagal. Murió (842) sin hijos, y en su larga vida, no conoció mujer: 'murió casto, sobrio e inmaculado, con un pie en la gloria', segun cuenta el Cronicon Albeldense. De ninguno de esos reyes tenemos documentos firmados por ellos, pero si los tenemos de Alfonso II, el cual se refiera a si mismo como Rex, regni totius Gallaeciae. A la muerte de Alfonso, vuelven las luchas por el poder, que serán continuas durante varios siglos. En Oviedo y la Asturias central es donde estaba el nucleo principal de los visigodos hispanos refugiados desde la invasión musulmana. Allí los nobles eligen rey a Nepociano, el conde-mayordomo de palacio (pareja de hecho de Alfonso II???). En Galicia, sin embargo los nobles eligen en Lugo a Ramiro, hijo del monje Bermudo, y reclutan un ejercito que va hacia Oviedo para deponer a Nepociano. Este también reúne un gran ejercito, con gentes de la Liebana, bardulias y vascones , pero cuando va a entablarse batalla en el Narcea, deciden huir. 'Lucenses civitanem ingressus est (en el ejercito de Ramiro). A Nepociano lo capturan en Pravia, le sacan los ojos y le encierran en un monasterio, el castigo típico que se hacia a los nobles rebeldes. En la Cronica Albeldense, Nepociano figura como rey un año. El primer año de su reinado, Ramiro vence a los musulmanes en el este, en Clavijo (la Rioja), y recuperando el territorio al norte del Ebro, incluida Pamplona. Mas adelante, Ordoño I tomaría la Rioja. Ese territorio fronterizo cambiaria de manos varias veces y más adelante, se independizaría con el nombre de Reino de Najera y llegaría a dominar también al Reino de Pamplona. El último gran rey de los riojanos y pamploneses fue Sancho III, el 'Rey de todos los vascos', segun ArzalluSS y Cia. A los 3 años del reinado de Ramiro (842-850), una gran flota de 70 navíos normandos al mando del Rey Witingur intenta invadir Galicia. Seria la primera de una serie de invasiones normandas que asolaron Galicia durante siglo y medio, siendo la mas importante la del 969, en la que mas de 200 naves invadieron Galicia, permaneciendo los normandos 3 años hasta que S.Rosendo, obispo de Compostela los acabó de derrotar. Esta primera incursión desembarcó en el Faro Breogantium (así llama el Salmanticense a Coruña, Faro de Breogan), y fue rechazada tras una larga lucha cerca de Compostela. Del resto de reinado de Ramiro I se sabe poco. Residió en Oviedo, núcleo de los visigodos mas organizados y unidos que los suevos gallegos y fue quien comenzó a construir las actuales edificaciones que se conservan del prerrománico asturiano. A su muerte , le sucedió su hijo, Ordoño I (850-866). Lo primero que hizo fue construir o reconstruir grandes y sólidas murallas en las ciudades mas fronterizas que de continuo sufrían ataques musulmanes. No lo he dicho, pero supongo que sabréis que todos los años había ataques musulmanes por el actual Portugal, o viceversa, ataques cristianos, también por Portugal y la meseta. Eso todos los veranos, como un reloj. Solían ser ataques de pillaje, captura de esclavos y destrucción de bienes y cosechas, pero año a año, cada vez los cristianos conseguían ir mas hacia el sur y consolidar mas territorio. Ordoño reconstruyo los muros de Tuy, Braga, Astorga, León y construyó los de Amaya Patricia. Esa última no es otra que Compostela, cuya comarca circundante todavía hoy se llama así: A Maía, consiguiendo además un fuerte incremento de población en esas ciudades y su territorio circundante. Se conserva un documento en el cual la repoblación de Astorga se hizo con gentes del Bierzo, de territorios gobernados por un tal Conde Gaton. Los musulmanes de Pamplona que se iba consolidando como estado tampón entre Francos, musulmanes del Valle del Ebro y Galicia, piden ayuda a francos y musulmanes para librarse del vasallaje cristiano. De Carlos el Calvo no la obtienen, según el salmanticense, pero si de Abdelraman, el cual envía a su ejercito hacia allá, pero es vencido por Ordoño I 'en la frontera de Galicia', según los cronistas árabes. La victoria de Ordoño es total y toma a los musulmanes la principal fortaleza al sur del Ebro, Albeida (la Blanca), en la Rioja, en donde mas tarde se escribiría en un monasterio la Cronica Albeldense. Esto tendría malas consecuencias para Abdelraman, pues acusó a los 2 jefes de sus ejércitos de estar comprados por Ordoño. Ambos eran descendientes de visigodos renegados en la invasión, y el califa les acusó de tener todavía sangre cristiana en sus venas. Los emires se rebelaron, huyeron de Córdoba a Zaragoza, y consiguieron dominar todo el Valle del Ebro, consiguiendo así, de facto, un nuevo reino independiente con capitalidad en Zaragoza y que conservaría la independencia de Córdoba hasta su reconquista. Tienen la colaboración en sus luchas contra Cordoba de los pamploneses. Se internan en Galicia y recuperan Albeida, pero Ordoño I les hace frente y les vuelve a derrotar. En el año 859, 15 años después de la primera, otra gran flota normanda (no dicen cuantos navíos) vuelve a desembarcar en Galicia, controlando en poco tiempo toda la comarca de Bergantiños, disponiéndose a tomar Santiago, pero es vencida de nuevo por los gallegos y obligada a reembarcar. Animado por sus victorias, y la debilidad musulmana al rebelarse el norte del Califato, Ordoño lanza una gran campaña al sur del Duero y asola Portugal hasta Lisboa y conquista gran parte de la meseta, hasta llegar a la Sierra de Bejar, tomando Salamanca y Coria, pese a una gran resistencia muros adentro. Se mató a todos los varones de Salamanca, y a las mujeres y niños se les distribuyó por Galicia como esclavos. Abdelraman ante la grave situación, reúne a todos los hombres de los que dispones y se lanza a la contraofensiva, recuperando el terreno perdido al sur del Duero y atacando además a sus rebeldes zaragozanos, internandose por Navarra y asolándola. Era el año 862, y Ordoño, que había pasado los 12 años de su reinado guerreando sin parar, se ve muy afectado por esta derrota, que le hizo perder casi todo lo que había conquistado anteriormente. Se retira a Oviedo, y su hijo Alfonso III pasa a ser coronado rey en Compostela, 4 años antes de la muerde de su padre. Es en tiempos de Ordoño I cuando comienza una espectacular construcción en Galicia de monasterios dúplices, es decir, habitados por monjes y monjas, que serian durante mucho tiempo fuente de escándalos sin parar por la vida licenciosa que se daba allí. Sus moradores eran mayoritariamente miembros de la nobleza, no solo los múltiples bastardos que tenían, enviados allí desde muy niños, incluso desde bebes. Entre otras funciones, estos monasterios dúplices tenían la función de producir futuros guerreros para la reconquista, que además estarían bien criados y educados. Digamos los cuadros medios del reino. Alfonso III, 866-910, reinó 46 años y seria el mas grande rey Galicia hasta esa fecha. Pero vendrían más y mejores. Comenzó a reinar con 14 años en Compostela y a la muerte de su padre, 4 años después, fue a Oviedo. Lo primero que tuvo que soportar fue una nueva rebelión de la nobleza, y otro conde llamado Froilan reunió muchos partidarios en Galicia y tomó Oviedo, haciendo huir a Alava a Alfonso III. Pero al poco de ello, Froilan es asesinado y Alfonso regresa. Ese mismo año, los moros atacan por primera vez con una gran flota, pero tiene lugar su armada invencible. Cuentan los moros que mas arriba del estuario del Miño, sobrevino tempestad y las naves fueron a estrellarse a las rocas , pereciendo casi todos los moros. Los cristianos contraatacaron y saquearon hasta Lisboa, reconquistando Salamanca y Coria. No obstante, parece que Alfonso tenia fuertes enemigos en el reino, y sus 4 hermanos, adolescentes aun, sino niños, se rebelaron apoyados por otros nobles. Alfonso les venció y les hace lo típico, arrancar ojos y al convento. Uno de ellos, Bermudo, aun ciego, consigue apoyos musulmanes, y consigue hacerse fuerte, manteniéndose 7 años como rey de la amurallada Astorga. Los árabes encabezados por el hijo de Abdelraman, atacan fuertemente por las bardulias (el actual norte de Burgos y Alava), y cuando se internan en el Esla son vencidos estrepitosamente. Alfonso contraataca en Portugal y conquista todo el territorio hasta Coimbra, aunque los moros años después recuperarían Coimbra y Viseu. Conquista además Zamora, una fortificación musulmana sobre el Duero, y tras una gran masacre de musulmanes cuando intentaban recuperarla, por primera vez los moros piden una tregua y están dispuestos a pagar tributos a cambio de no ser atacados. Alfonso pasa de ellos y siguió hacia el sur, cercó Merida, aunque no la tomó y llegó hasta Sierra Morena, a las puertas de Cordoba, regresando con un rico botín. El consiguiente contrataque moro vino por las bardulias, y tomaron varias fortalezas, aunque otras resistieron. Siguieron al oeste y al llegar al Esla vieron al ejercito de Alfonso preparado para la batalla. Los moros se echaron atrás y solo solicitaron el rescate de varios nobles capturados en la correría anterior de Alfonso, que les fueron devueltos a cambio de un fuerte pago, y se retiraron. Alfonso comenzaba a tener la capitalidad en León, y mientras estaba en el Esla parlamentando con los moros, se rebelaron nobles leoneses quizá esperando una derrota del Rey, tomando el trono un tal Hani, pero fue derrotado al regreso de Alfonso III, con el resultado típico: ojos y convento..Voy a pasar de nombrar las rebeliones y reyes por un día, ni siquiera las principales como ahora, porque son multitud. En una de esas rebeliones, aprovechan los musulmanes del califato y llegan hasta Zamora, cercándola. Los cadies musulmanes de la frontera, hartos de tantos años de guerras y matanzas, envían cartas a Alfonso III diciéndoles que ellos no tiene nada que ver, que ellos estan en paz y pagan sus tributos al rey gallego. Las veían venir. El contraataque y la batalla de Zamora duró 4 días, muriendo la mayor parte de los musulmanes, entre ellos nobles principales y emires, como el de Toledo y el de Tortosa. La derrota tuvo consecuencias entre los moros, pues incumplía una tregua previa, y sobrevinieron luchas entre ellos. Alfonso continua y llega hasta Toledo decidido a tomarla, pero es tan fuerte la suma que le ofrecen por liberar el cerco de la plaza que la acepta y retorna. En 904, se produce una rebelión muy importante: su hijo mayor, García, se rebela contra él. Le apoyan los condes de las bardulias, que comenzaban a llamarse a si mismos castellanos pues vivian en fortalezas (está casado con la hija del principal de ellos, Nuno Fernandis): en sus castillos cada vez mas fortalecidos son casi invulnerables. Alfonso los vence en primera instancia, captura a su hijo García y lo encierra, pero las consecuencias son peores: ahora toda su familia, su mujer y sus otros 4 hijos se rebelan también. La guerra civil dura 4 años y, sorprendentemente , los moros no la aprovechan debido a su debilidad. En 908, Alfonso, visto el derramamiento de sangre que causaba el enfrentamiento, abdica, reúne a sus hijos y acuerdan dividir el reino: Froilan en Asturias (comprendía desde el Navia hasta Navarra), Ordoño en las actuales Galicia y norte de Portugal, Garcia en la meseta, desde los montes del Bierzo hasta Álava. Los otros 2 hijos, nada. Alfonso se retira a Compostela y se dedica a la oración. Al año siguiente, solicita a sus hijos la reunión de un ejercito común para acosar a los musulmanes, y sale de nuevo en campaña a por botines varios por Portugal y Extremadura. Regresa enfermo, y muere en Zamora. Con Alfonso III, ya se puede decir que el reino gallego era el mas poderoso sin discusión de la península. El poder musulmán del califato de Abdelraman fue vencido, en un primer momento por Ordoño, y posteriormente por Alfonso III, comenzando a vislumbrarse continuas luchas internas, que acabarían desintegrando el califato en varios emiratos cada vez mas independientes entre si. No obstante, habrá en el X, XI...hasta el XIII, momentos en el que los moros se recuperen, coincidiendo casi siempre con la solicitud de ayuda al norte de Africa. Serán los almohades, almoravides y benimeries, que se encargarán de destrozar lo que hasta entonces era un califato hispánico totalmente distinto en cuanto modo de vida al resto del islam. Ordoño II reinó en Galicia 910-924. 4 años solo en Galicia-Portugal, pues en 914 muere Garcia de León (910-914), y, aunque tenia herederos, los nobles leoneses eligen rey a Ordoño. Desde 914 hasta 924, Ordoño reina en todo el reino, salvo Asturias, en donde está el REY DE ASTURIAS, Froilan II. Siendo todavía solo Rey de Galicia, Ordoño retoma Bejar a los moros y , por primera vez los gallegos se adentra en el Valle del Guadalquivir, incendiando, devastando y pillando botines varios. En 914 , como dijimos, Ordoño reunifica Galica con la Meseta, al ser elegido Rey en Leon a la muerte de su hermano. A los pocos años, los moros atacan con una estratagema: van a las bardulias y sitian varios castillos, entre ellos el de Gormaz, pero es un señuelo. Cuando acude Ordoño y su ejercito, una rapidísima ofensiva por Portugal, capitaneada por el califa Abderrahman III lleva a los moros a adentrarse en plena Galicia, llegando algunas incursiones hasta las murallas de Lugo, cercándola pero sin tomarla. Abderrahman III se entera que regresa el ejercito de Ordoño al cual se habían unido algunos francos y el pequeño ejercito navarro al mando de Sancho, hijo del rey Garcia de Navarra, que por esa época comprendia Rioja, Navarra y los valles del Aragon y alto Gállego, que era un reino vasallo al gallego desde Alfonso III, pues este acabó con la dinastía zaragozana de Pamplona al apoyar un golpe de estado. Desde entonces Navarra era reino aliado-vasallo de Galicia. Abderrahman se retira de Galicia, y , quizá animado por este éxito se va a luchar contra los musulmanes independientes del Valle del Ebro, que hacían frecuentes correrías por terreno del califato. Abderrahman III ataca también Navarra y el rey Sancho pide ayuda a Ordoño, que acude, pero se encuentra que los condes castellanos se niegan a seguir a Ordoño y ayudar a navarros, pues castellanos y navarros tienen disputas en la frontera de la Rioja. Además, los castellanos no eran partidarios de Ordoño rey en Leon, pues el difunto Garcia tenia hijos, nietos del conde castellano Nuno Fernandis. Ordoño y Sancho vencen a Abderrahman III en el valle de la Junquera, cerca de Estella, pero cae prisionero uno de los capitanes de Ordoño, el Obispo de Tuy, Hermojio y varios familiares que luchaban con el (los obispos eran en esa época guerreros como el que mas, con sus mesandas propias), siendo llevados a Cordoba. A su regreso, Ordoño decide darles un escarmiento a los castellanos, y los cita en un pueblo llamado Tejiare, a orillas del Carrión. Acuden Nuno Fernandis suegro del difunto García, Albomondar, Diego y Fernando Ansurez. Ordoño los manda encadenar y se los lleva a León, en donde los condena a muerte. Ordoño responde a los musulmanes y ataca la zona del Guadiana, cercando Mérida y obteniendo un fortísimo botín para cesar el cerco. Continua por el valle del Guadiana a hacer lo de siempre: quemar pueblos, cosechas, tomar cautivos, etc, etc...Vuelven a atacar los moros a Navarra, tomando la Rioja y la capital del reino, Najera, y Ordoño vuelve en ayuda de Sancho de Navarra, reconquistando Rioja a los moros. Ordoño aprovecha esta estancia en Navarra y repudia a su segunda mujer, Argantonia, y se casa con Sancha, hija de Sancho de Navarra. No se sabe si lo mató a polvos, pero de regreso a León, estando en Zamora, Ordoño II la palma de repente. A la muerte de Ordoño II, se elige rey. Aunque tiene 4 hijos (y el anterior rey, García, también), se elige rey a su hermano Froilan II (924-925) de Asturias, de forma que el reino se reunifica del todo. Froilan dura poco tiempo, solo un año y muere de lepra. Muere por tanto Froilan II, y se vuelve a elegir rey. Nótese que se está atravesando una época en la que el rey se elige por los nobles, aun siendo elegido siempre dentro de la familia real. Se elige al segundo hijo de Ordoño II, Alfonso IV (925-930). Este rey estaba medio ido y apocado, sin voluntad, según dicen, y se dedicaba a irse a Babia a mirar el paisaje, hasta que un día los nobles se hartaron, y le hicieron abdicar y retirarse a un convento. Se llamó a su hermano Ramiro par sustituirle. Ramiro II 930-950, fue otro rey con empuje, llamado Imperator en varios documentos. Fue coronado Rey de Galicia en Zamora, donde puso su capital, con gran boato, y le tocó seguir enfrentándose con el Califa Abderrahman III. A los pocos meses el depuesto Alfonso IV huye del convento, y junto a sus primos asturianos, hijos de Froilan II, se plantan en León y recuperan o eso dicen el Reino. Ramiro cerca León, los asturianos escapan a Oviedo y Alfonso IV es capturado y encerrado en un calabozo colgado de grilletes. Ramiro continua a Oviedo y captura a sus primos, encerrándolos también en la misma celda que Alfonso IV. Les saca los ojos y los tiene colgados 2 años, hasta que Ramiro se dulcifica un poco y los manda a un convento, en donde pasaron el resto de sus vidas. Ramiro se dispone a comenzar sus campañas, y reúne en Lugo a un gran ejercito que pasa a territorio enemigo, destruye la ciudad de Talavera y toma una fortaleza musulmana llamada Maghrit, llevándose de vuelta a Galicia cautiva a su población. Los musulmanes atacaron lo que ya comenzaba a denominarse Castilla, en lugar de Bardulias, y el Conde Fernán González, designado por Ordoño II como jefe militar de la zona, en sustitución de los que liquidó, pide ayuda a Ramiro II, que acude. Los moros plantan cruenta batalla cerca de Osma , y según los nuestros ganamos y según los moros no, pero murieron una pila por bando. Se produce entonces 5 años de paz para recobrarse de la masacre de Osma, cuando el emir de Santarem (cerca de Lisboa) Omia ben Ishak se pasa con armas y bagajes a Ramiro, el rey de los gallegos, como dicen los moros, a causa de haber matado el Califa a su hermano. Numerosas fortalezas fueron entregadas, y Ramiro rapiña entusiasmado el corazón del actual Portugal.. La perdida de la rica zona media portuguesa, desde Lisboa hasta Mérida, le hincha las pelotas a Abderrahman III. Reúne durante meses a toda la tropa de todo el califato, incluidos los independientes zaragozanos que le ayudan, juntando cientos de miles de hombres, docenas de miles de jinetes y se dirige a Galicia, acampando su innumerable ejercito cerca de Salamanca, a donde acude personalmente Abderrahman para dirigirlo. Comienza su itinerario y destruyen todo el valle del sur del Duero, Toro, Tordesillas , arrasan la mayoría de las fortalezas castellanas y vuelven para tomar Zamora. Ramiro reúne todo su ejercito, acude Garcia de Navarra, los castellanos huidos de sus fortalezas e incluso la tropa musulmana del emir traidor que se había quedado con Ramiro II. La tropa cristiana se reúne a orillas del Pisuerga, y enterado de eso Abderrahman, dirige hacia allí todo su ejercito, excepto una pequeña parte que continua cercando Zamora, la actual capital cristiana. Los ejércitos se encuentran y están 2 días sin hacer movimientos, hasta que comienza la batalla. Es muy superior en numero el ejercito moro, pero la caballería pesada cristiana (caballos y sus jinetes forrados de armaduras de hierro) hace estragos. Consiguen llegar hasta la misma guardia de Abderrahman III, matando al emir de Valencia, el de Merida y el mas famoso guerrero moro de la época, Ibrahim de Cordoba. Pero los moros son muchos mas y la carnicería es tremenda. Los moros traidores de Santarem se vuelven contra los cristianos. Al llegar la noche paran las hostilidades, se recoge a los heridos y el rey de Navarra y los condes castellanos se las piran. Ramiro se queda todavía en peor desventaja y antes del alba, también se retira hacia León. Los moros se vuelven a Zamora y acosan la ciudad. Lluvias de flechas caen sobre el ejercito moro, la mortandad es terrible. Los moros tiran los cadáveres al foso y consiguen pasarlo y abrir una puerta , irrumpen en la ciudad y matan a todos sus habitantes. En Zamora los moros perdieron 30.000 hombres, y en el Pisuerga muchos más. Ganaron las batallas, pero regresan a Córdoba con innumerables bajas. Queda gobernando Zamora, el traidor de Santarem, Omia ben Ishak. Poco tiempo, pues Ramiro II recobró rápidamente la ciudad, lo capturó y lo llevo a León, donde no se sabe que le pasó. Se recuperan y se reconstruyen las ciudades arrasadas por los moros: Roa, Osma, Oca, Coruña del Conde, Gormaz, Sepulveda, Salamanca, Ledesma, Los Baños, Peñaranda y otras muchas villas y fortalezas. Las ciudades castellanas se repueblan con gentes de todo el reino. Nunius Munionis (Nuño Muñoz) se asienta en Roa, Gonzalo Tellez reconstruye Osma, Gonzalo Fernandis Oca, Fernan Gonzalez, Sepulveda. Nuño y Fernan se rebelan contra Ramiro, protestándole de no venir en su ayuda cuando llegó en primera instancia el ejercito de Abderrhaman. Ramiro se vuelve contra ellos, los captura y encierra en León. Parece que hablaron largamente, pues al poco salen jurando lealtad perpetua a Ramiro, e incluso casándose Urraca, hija de Fernan Gonzalez, con el heredero de Ramiro, futuro Ordoño III. Ramiro no deseaba mas problemas con los rebeldes condes castellanos, como ya los tuvo su padre que se los cargó a todos sustituyéndolos por hombres de ¿confianza?. Ultimamente , los moros atacaban mucho por Castilla, y volvieron a hacerlo por Gormaz y la tomaron. No obstante, a esa zona, los moros seguían llamándola Galicia, y a sus defensores gallegos. Ramiro envió embajadores a Córdoba y se decretó una tregua de 5 años. Se intercambian regalos y Abderrhaman envía presentes a 'Medina Leionis, capital de Galicia', según sus cronistas. Concluida la tregua, Ramiro se lanza sobre Talavera y vuelve a tomarla y destruirla, capturando 7.000 hombres. Abderrhaman reúne a su ejercito, junto al zaragozano y toma Salamanca. Un año después, Ramiro muere en León, abdicando poco antes de su muerte en su hijo. Ordoño III 950-955, solo hizo una campaña, exitosa, por Portugal , tomando Lisboa y volviéndose. La pobre Lisboa llevaba 3 o 4 conquistas y pillaje sucesivo por los gallegos. Además, el juramentadamente fiel Fernán González, se le rebeló a pesar de que su hija estaba casada con el rey, apoyando Fernan al hermano de Ordoño, Sancho el Gordo, que estaba algo así como gobernador de Castilla controlando a los condes. El Fernan debía ser un embaucador de cuidado. Ambos se dirigieron a León con sus tropas, pero al ver las defensas y la tropa reunida, regresaron a sus castillos. Ordoño repudió a su mujer, Urraca, hija de Fernan Gonzalez. Ordoño se casa con una dama lucense, de donde nacerá el futuro Bermudo II. Al poco de nacer este, muere Ordoño en Zamora cuando organizaba otra expedición. Se reune la nobleza y se decide postergar al bebe Bermudo en favor del hermano de Ordoño, Sancho I el Gordo, 955-956, el cual tenia también el apoyo de los condes castellanos. Era tremendamente gordo y ni podía cabalgar ni andar sin ayuda. Reinó tranquilamente 1 año, y , yendo a visitar a su tio, D.Garcia I de Navarra, se encontró en Pamplona con otra conspiración de Fernan Gonzalez, el que le ayudara contra su hermano, el cual se alió con un hijo de Alfonso IV que andaba por ahí, y se le proclamó rey, Ordoño IV. Se caso además con Urraca, la hija de Fernán repudiada por Ordoño III. Ordoño IV, el Malo 956-960, por algo se lleva ese apodo. Fernán se hace llamar conde soberano, a lo Ibarreche, y a pesar de que otros condes castellanos se enfrentan a el, sobre todo los alaveses fieles a León, sigue en sus trece. El depuesto Sancho el Gordo, envía embajadores a Córdoba y Abderrhaman lo acoge, y además sus médicos lo curan de su gordura. García de Navarra engaña a Fernán, citándolo y lo hace prisionero en Pamplona. Abderrhaman envía su ejercito hacia León, capitaneado por Sancho, y sin un solo enfrentamiento con cristianos, la ocupan, escapando Ordoño IV a Burgos, en donde su suegro 'soberaneaba', pero no le dejaron entrar, y además Urraca le abandonó a las puertas de la ciudad. Ordoño pidió asilo a los moros y acabo su vida perdido en algún emirato de segunda. Fernán, preso en Pamplona, embauca al rey navarro con un casamiento, y vuelve a Burgos. Al poco tiempo Fernán se reconcilia con los navarros (menudo embaucador debía ser el tío...), y hasta consiguió endosar a la Urraquita al hijo de Garcia I, el futuro Sancho II de Pamplona. Urraca casó por tanto con Ordoño III y Ordoño IV de León, y con Sancho II de Pamplona Sancho I, que ya no era Gordo, 960-967 vuelve a reinar. Lo primero que hace , según los cronistas árabes, es liberar a Navarra del vasallaje gallego, que llevaban desde tiempos de Alfonso III, cuando Alfonso apoyó un golpe de estado allá y puso de rey navarro a un sobrino suyo. Muere Abderrhaman III, y el nuevo califa quiere guerra. Hakem hace una campaña victoriosa contra los castellanos, navarros y zaragozanos. Divide y vencerás. Entre los moros iba el conde alavés, D.Vela, que se había enfrentado a Fernan Gonzalez y sus separatistas y se había exiliado ante las tornas que se producian. Fernán pide ayuda a Sancho I en León, y este envía embajadores a Córdoba y Hakem se compromete a no hacer la guerra por allá. Como muestra de buena voluntad, entrega los restos del sobrino de Hermojio de Tuy, S.Pelayo, que fue martirizado en tiempos de Ordoño III. A Sancho se le rebelan los nobles gallegos que proclaman rey a Bermudo II, el niño hijo de Ordoño III. Sancho se interna en Galicia y llega a Compostela, en donde la población depone al obispo Sisnando, partidario de Bermudo y aclama a Sancho. S. Rosendo pasa a ser el obispo. El conde Gonzalo Sánchez, que gobernaba del Duero para abajo pide parlamentar a Sancho, este accede y se reúnen en Braga. En la comida, Sancho es envenenado y muere en Castrelo de Miño, cuando intentaba llegar a Compostela a curarse. En León, proclaman rey a un hijo de Sancho, Ramiro III 967-982, niño aun y al que se disputaban el cuidado su madre Teresa y Fernán González, el metomentodo de la época. Esos 13 años fueron un desgobierno total en León, con numerosos actos de rebeldía por todas partes , los castellanos pretendiendo mandar en el reino y sin que nadie pusiera orden. En Galicia, reina Bermudo II, también niño, que es un protegido de los nobles que también campan a sus anchas. Sisnando vuelve a Compostela. Llega entonces la gran invasión vikinga, de 3 años , con 150 naves al mando del Rey Gunderedo, que derrotan a los gallegos capitaneados, a falta de rey, por el obispo compostelano que muere en Fornelos. Arrasan los vikingos la provincia de Coruña, llegan a Tuy y Orense , que también toman, aunque la fortaleza-catedral resiste. Pero son incapaces de asentar un dominio efectivo, y las continuas luchas con los gallegos los diezman continuamente. El otra vez obispo S. Rosendo los cerca definitivamente en los montes del Cebreiro y acaba con ellos, matando al Rey Gunderedo. Viéndose vencidos, los normandos pidieron ayuda a los moros, los cuales hacen una incursión en Galicia pero son rechazados. En 965 muere S.Rosendo, gran guerrero, que hacía las funciones de regente. Los leoneses de Ramiro III se aprovechan y se enfrentan a los gallegos de Bermudo II, internándose en Galicia, pero son rechazados, siendo derrotados en el sur de Lugo. Se inician 2 años de guerra civil Galaico-Leonesa. Aparece un nuevo personaje en escena, Almanzor, que aprovecha la guerra civil para hacer correrías por el sur de los reinos. En una de ellas, Almanzor cruza el Duero, el Esla y se enfrenta a Ramiro III a las puertas de León, derrotándolo y dándole muerte. En León se elige rey a Bermudo II, 967-999 que llevaba en Galicia reinando desde 967. Le tocó pelear con Almanzor, el mejor guerrero moro de la reconquista, en un momento además en el cual se estaba pasando por una gran crisis en el reino gallego: guerras civiles, normandos a gogó, castellanos con el Plan Fernandeche y además los navarros, tras un siglo de vasallaje gallego, se habían acercado mucho a los musulmanes, y se disponían a intervenir cada vez más en Castilla, apoyando las reclamaciones castellanas. Lo tiene crudo Bermudo II. Lo primero, sufre una nueva incursión de Almanzor que toma León y la arrasa, auque se tiene que retirar. Continuará algún dia de estos...


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 Olarticoechea 05 de oct. 2005

    "...siendo la mas importante la del 969, en la que mas de 200 naves invadieron Galicia, permaneciendo los normandos 3 años hasta que S.Rosendo, obispo de Compostela los acabó de derrotar. Esta primera incursión desembarcó en el Faro Breogantium (así llama el Salmanticense a Coruña, Faro de Breogan), y fue rechazada tras una larga lucha cerca de Compostela." Que interesante lo del Faro de Breogan, desconocia ese dato. En cuanto a los vikingos hay que decir que fueron meritorias las victorias gallegas ya que otros reinos como los británicos compraban a menudo la paz o permitian asentamientos mientrás Galicia siempre tuvo fuerza para expulsarlos. Aún así no descarto que hubiese algún asentamiento normando en la costa gallega, como se desprende del hecho de que se conserve algún toponimo referente a ellos en Galicia, León y Portugal.

  2. #2 Brigantinus 05 de oct. 2005

    ¿Seguro que dice "Faro Breogantium", y no "Faro Bregantium"?

  3. #3 Abo 05 de oct. 2005

    Excalibur, Estoy con Brigantinus ya que el Cronicón Salmanticiense o Sebastiano, creo, pone: ....."ad locum qui dicitur Farum Bregantium",,, Saludos.

  4. #4 Abo 05 de oct. 2005

    Por lo demás un bonito e interesante artículo que te felicito. Saludos.

  5. #5 Dingo 05 de oct. 2005

    Ya que el artíulo comienza provocando (como no podía esperarse otra cosa), no me cortaré diciendo lo que opino. El autor dice que no toca las tres primeras décadas del reino "para no herir las susceptibilidades de los irreductibles asturianos" (qué detalle por su parte). Yo opino que no lo toca para no tener que mencionar que el reino comenzó por una revuelta en zona y contexto astures, que según las propias fuentes árabes todo el noroeste quedó bajo control musulmán excepto la zona de la revuelta astur, que las propias fuentes del reino llaman a éste, refiriéndose a sus inicios, "reino de los astures" y "pueblo cristiano y astur" (Testamento de Alfonso II), y que las fuentes árabes describen cómo las ciudades gallegas fueron arrebatadas al poder musulmán por los monarcas de ese mismo reino astur. Ahora vayamos con las críticas En varios párrafos de este texto se emplean las palabras "Galicia" y "gallego" indistintamente y sin matización alguna tanto para referirse a la Galicia patria de la etnia galaica como para referirse al conjunto de demás pueblos bajo soberanía ovetense. Con la consiguiente confusión en el lector acerca de lo que connota exactamente el gentilicio "gallego" según el contexto. Lo primero que hay que aclarar a un lector que parte con poco idea del tema es esa distinción, y que el reino de Galicia, un apelativo presente principalmente en fuentes extranjeras, no recibe tal nombre ni por estar habitado por la etnia gallega ni por estar regido por la etnia gallega, sino sencillamente por encuadrarse en el territorio de la antigua provincia romana de la Gallaecia. Cuando en un artículo el uso amplio de un término puede dar lugar a confusiones, lo suyo es utilizar dos distintos. Si no se quiere llamar al reino "Reino de Galicia y Asturias" ("Hadefonsi regis Galleciae et Asturiae", como aparece en las fuentes francas, estado que por cierto traba relaciones diplomáticas con Alfonso), denominación que quizá por algún motivo pueda no gustar al autor del artículo, debería de utilizar al menos "Reino de la Gallaecia". Creo que esto cae de cajón. "Del resto de reinado de Ramiro I se sabe poco. Residió en Oviedo, núcleo de los visigodos mas organizados y unidos que los suevos gallegos y fue quien comenzó a construir las actuales edificaciones que se conservan del prerrománico asturiano." Se conservan edificaciones anteriores, de Alfonso II, que fue quien verdaderamente se puso manos a la obra en la construcción de una ciudad digna de ser la capital del reino. En lo que resta, el artículo no está mal, exceptuando mi desacuerdo con alguna teoría especulativa, y la mención de algún documento fantasma.

  6. #6 ales 22 de dic. 2005

    Queria sacar a la luz, algo que me ha parecido de especial interés. Es en referencia a la actual bandera de la comunidad autonoma de Asturias, como es sabido la cruz dorada sobre fondo azul. Paseando con amigos asturianos por la catedral de Santiago, incluso otros monumentos siempre sale el tema, de que Galicia fuera parte del reino de Asturias; - ves aqui está la bandera de asturias!, siempre dicen, y yo desde la sinceridad de mi opinion les digo, a ver, es que la cruz es simbolo de critiandad en aquel Christianorum Regnum, es simbolo del reino cristiano. Bueno, nunca los pude convencer sin embargo hoy adquirí un libro de cartografia antigua, del XVIII para ser exactos, cuan grande fue mi sorpresa al ver todos y cada uno de los reinos de """"Hispania"""" et Portugallia con su respectivo escudo, bien dirigí mi mirada directamente a buscar el escudo de Galicia, alli estaba el gran caliz, busque el del reino de león, y alli estaba el rojo león, y abajo el escudo de asturias.. no era la cruz!!, no digo esto con maldad alguna, simplemente me sorprendio enormemente ya que siempre asocie la cruz dorada a Asturias, pues alli estaba, el escudo de Asturias, no soy muy dado a la heraldica pero intentaré describirlo: escudo dividido en 4 zonas, la primera (izquierda superior) es un Castillo, la ultima, derecha inferior es un león normal ramplante, y en las restantes zonas, es decir, derecha superior e izquierda inferior parece verse un caliz en cada una pero no lo puedo aseverar con total seguridad. Es muy posible que esto sea una obviedad y halla muchos escudos asi en asturias, pero yo lo desconocia hasta ahora, y por suerte para mi esto me permite decirles a mis colegas que realmente no existía hasta hace relativamente poco esa identificación de la cruz dorada con Asturias. Bueno, si me podeis echar una mano, opiniones, datos o algo me encantaría, gracias.

  7. #7 mouguias 22 de dic. 2005

    Estos gallegos están majaretas. Excalibur, echale un vistazo al Testamento de Alfonso II, conservado (lógicamente) en Uviéu y veras como designaba al Reino. Te vas a llevar una sorpresa :) Un irreductible astur.

  8. #8 breogan manoel 02 de ene. 2007

    a ver majetes. ahora va a resulta que vivo en asturiasy que galicia nunca existio, pertenezco a un pueblo que no existe, y todos los que diga lo contrario esta manipulado por el -"poder" del nacionalismo gallego. pues no galicia existe aunque no guste a mucha gente asturias no es galicia claro que no.solo falta que digais de que el gallego esun dialecto del bable.no se por que siempre que escucho a un asturiano hablar , siempre es como intentar cambiar la historia cmom conmiedo tranquilos pocos creen que asturia sea galicia

  9. Hay 8 comentarios.
    1

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba