Autor: Dingo
lunes, 19 de marzo de 2007
Sección: Leyendas
Información publicada por: Dingo
Mostrado 58.910 veces.


Ir a los comentarios

Cocos o asustaniños del folclore ibérico

Me he propuesto hacer una lista con todos los asustaniños (o cocos) de los que usaban nuestras abuelitas para que fuésemos a la cama cuando aún no se disponía del poder persuasivo de los Lunis. Los cocos no dejan de ser una parte de nuestro folclore digna de ser recogida. Pensemos que para los niños era un mundo mitológico real, y sus componentes eran frecuentemente análogos a los del mundo mitológico de sus padres. Lo que pretendo es que sea una recopilación de información en construcción continua, y por supuesto SE AGRADECERÁN APORTACIONES de druidas y navegantes.

Introducción

Los cocos no dejan de ser una parte de nuestro folclore digna de ser recogida. Pensemos que para los niños era un mundo mitológico real, y sus componentes eran frecuentemente análogos a los del mundo mitológico de sus padres. Martín Sánchez (2002: 441) estudia el simbolismo de tres de los asustaniños más populares en la península, y concluye lo siguiente: el Coco representaría el miedo a lo desconocido; el Hombre del Saco, el miedo a ser separado de lo que se ama, del entorno cotidiano; y el Sacamantecas, el miedo a la muerte, especialmente la violenta. Se puede utilizar y se ha utilizado de todo para meter miedo a los niños. Ya fuese de una forma más o menos esporádica o bien con una cierta estabilidad temporal; de forma más localizada o más extendida. Intentaré clasificar en general estos entes y colectivos: -Entes fantásticos que reducen su ámbito al mundo de las creencias del niño. Son los que pretendo recoger en el diccionario. Pueden tener su origen en alguna de las categorías restantes, pero han sufrido un desarrollo sustancial que los individualiza como específicos del mundo de los asustaniños. -Entes propiamente mitológicos. Si se me permite designar así, a entidades que forman parte del mundo mitológico de los mayores, de la comunidad en general. Se caracterizan porque los padres que los utilizan como asustaniños también creen en su existencia. ---Los muertos que vuelven o revenants: ánimas en Soria [Cocoweb]; almetas en Aragón (Andolz 1991); ánimas en Cataluña (Amades 1957: 260);l'Anima d'en Rosegacebes ("alma del roecebollas") en Cataluña (Amades 1957: 260); l'Anima del Cantiret ("Alma del Cantarillo"), también en Cataluña, de la que se decía "Anima del Cantiret/que salta y balla per la pared" (Amades 1957: 261); la "fantasma" catalana, de características imprecisas, que Amades describe como de niño la soñara: "blanca, envuelta en alba sábana, de ojos chispeantes y ardientes cual fuego, con la cabeza cubierta por una toca negra o tocada con un sombrero calado hasta las narices, que saltaba y brincaba exageradamente... La fantasma daba un miedo terrible"(Amades 1957: 260);... ---Genios malignos indefinidos causantes de enfermedades: los vascos Aide/Aideko; Gaizkin [Cocoweb]. ---Genios del tipo íncubo: el Canouro gallego (Vaqueiro 2004); el vasco Inguma [Cocoweb]; la Pesanta catalana (Amades 1957:262);... ---Brujas y entidades del tipo strix (brujas chupadoras de sangre): la Meiga Xuxona gallega ; la Guaxa asturiana, con quien asustan las madres a los niños diciendo "Miá que te come la guaxa" (Cabal 1983: 448); la Carpia de Ponga; la Guajona cántabra;... Escribe G. Fuertes en su poema "¿Quién llegó?" escribe: "Llegó y asustó a Maruja."/¿Quién llegó?/—La bruja.". ---Seres feéricos: la Tragantía de Jaén; la "Madre del Agua" en Aliste, que se llevaba a los niños a su casa sumergida (almix, comentario a este artículo, 31/08/2005, 22:45:59); la Vella Brígia catalana, que habita una cueva en Villalonga y se come a los niños crudos (Amades 1957: 278);las Aloges y Goges catalanas (Amades 1957: 280), entes femeninos que moran en cuevas; la Muça catalana (Amades 1957: 277); la "Madre del Mar" de Cadaqués, que dormía continuamente en el fondo del mar y se despertaba al más mínimo ruido, precipitándose contra el niño que había osado sacarla de su sueño (Amades 1957: 281); la Fou, encantada que vivía en cuevas cercanas a Sant Martí de Tous y Bellver (Amades 1957: 276); la Encantada del Prestill en el Ripollés, señora de la fuente del Montgrony (Amades 1957: 280); la Ecadema, que moraba en la cueva de Benisanet (Amades 1957: 276); la Doncella de Noedes (Amades 1957: 280); la Binvoca, habitante de una cueva en Gisclareny, Cataluña (Amades 1957: 277);... ---Duendes: los Trasnos/Abelurios gallegos [Galicia encantada];... ---Enanos, en Cataluña,donde entran en las casas, sobretodo al final de las fiestas y en vísperas del regreso a la escuela, a llevarse las golosinas y juguetes de los niños [Cocoweb]. ---Demonios: en Cadaques, Cataluña, salían de la vecina cueva del infierno para amenazar a los niños no obedientes con llevárselos al Averno (Amades 1957: 276);... ---Seres del tipo duende familiar: los vascos Mamarru [Cocoweb]; los Mengues en Murcia: "como te portes mal, te van a llevar los Mengues" [Cocoweb]. ---Cíclopes: el Tártalo vasco [Cocoweb] ---Dragones: monstruos de la procesión del Corpus: la Tarasca o Mula Guita y la Cucafera en Cataluña (Amades 1957);... ---hombres salvajes: Silbán en Sobrarbe (Aragón);... ---la Luna: "Las madres de la Tierra Alta sienten recelo de que los pequeñuelos, y en especial las niñas, salgan fuera de techado las noches de luna llena, pues creen que el satélite les chupa la vida y les absorbe la salud. Si se orina a la vista de la luna, los rayos de ésta se adentran en el cuerpo y ocasionan graves transtornos. Por efecto de estas creencias amenazan a los niños, diciéndoles que la luna se los llevará consigo. En Bot aseguran que en el relieve del satélite se ven las figuras de una madre que peina a una niña que se resistía a dejarse peinar y que siempre que su madre lo intentaba lloraba desesperadamente; y la luna se la llevó consigo para que su castigo sirviera de eterno ejemplo a las niñas lloronas que no dejan que las peinen. La luna como espantachicos también aparece en Cerdaña, en el Ripollés, en el Lluçanés, en la Garrotxa y en el Empordá, todas ellas comarcas pirenaicas. Parece que quizá pueda recordar cultos selenitas, probablemente propios de regiones montañosas" (Amades 1957: 267). ---Otros: El Cuegle cántabro (Sainz Barrio 1991: 79) -Animales ---Lobos. El lobo era "temido por grandes y chicos en todos los pueblos de cultura románica" (Amades 1957:264). Según García Lorca (1987: 289) se utilizaba la Loba como asustaniños en las nanas de Castilla. En Olmeda del Rey (Cuenca) se cantaba esta nana (Cerrillo 1990: nº 2): "A dormir que viene el lobo,/y si no, viene la loba,/preguntando de casa en casa/cuál es el niño que llora". ---Perros: en Águilas (Murcia) cuando los niños se portan mal se les amenaza con que va a venir el perro a quitarle alguna de sus cosas queridas [Cocoweb]. ---El Oso. Utilizado en los altos valles de Lérida: "La representación del oso danzarín había sido muy frecuente en Carnaval; y, cual En Peirot o el Marraco, los niños lo miraban con pavor, no como un fiero animal, sino en su condición de traganiños traviesos" (Amades 1957: 271). En Andorra se utiliza la osa. ---El Toro, utilizado en nanas andaluzas (García Lorca 1987: 289). ---Insectos y alimañas: arañas ("¡Que viene una araña y te come!"); culebras; salamandras (cuya picadura hacía caer el pelo y/o era mortal) en Aragón y Andalucía [Cocoweb];... -Colectivos humanos ---Colectivos marginales: Los gitanos, que "robaban niños" (pedro, comentario a este artículo, 15/09/2005 10:14:28). La gitana, según García Lorca (1987: 289) era un asustaniños habitual en las nanas de Castila; también se usaba como coco en cantabria: "Si no comes, te lleva la gitana" [Cocoweb]. También los "pobres". Los judíos (en Totana (Murcia) se llama chepes a los judíos que durante las procesiones de Semana Santa van pegando latigazos a Cristo en los tronos, y se dice a los niños que como se porten mal vendrán a pegarlos los chepes [Cocoweb]). ---Colectivos y cuerpos policiales: la Policía en genérico; la Guardia Civil;... ---El Sereno: Dice Amades (1957: 261) del poeta Apeles Mestres que "cuando era niño, creía que la suma que mensualmente pasaba a cobrar el sereno en pago de sus servicios, sus padres se la daban para apaciguar su furia y para que no se le llevara consigo. Los serenos, al objeto de hacerse simpáticos a los chiquillos y de desvanecer el miedo que pudieran infundirles, al pasar a cobrar repartían confites entre las criaturas de las casas visitadas". ---El médico: se asusta a los niños diciéndoles que vendrá a pincharlos o a meterles el palo en la boca... ---El cura, en pueblos de Mérida [Cocoweb]. Hay que tener en cuenta el carácter funcional de estos seres, con distintas y puntuales misiones. A menudo varias de estas funciones son asumidas por el mismo ser: -Que los niños se vayan pronto a la cama: la Zampatarranca; el coco;... -Que los niños no mientan o se porten mal: el coco; la Policía; Rawhead and Bloody Bones en Cornualles;... -que los niños no se acerquen a la comida almacenada: la Vieja de Siete Pies en Cataluña. -Que los niños no pisen los sembrados: el Estripador de Gozón y Carreño. -Que los niños no anden fuera de casa de noche: la Meiga dos Dentes Verdes coruñesa; los Trasnos; el Barabio piamontés;... -Que los niños no salgan los días de mucho viento: el catalán Cul Pelat;... -Que los niños no se acerquen a desconocidos: el Sacamantecas; el Probe;... -Que los niños no se acerquen a sitios peligrosos. Suelen ser entidades más localizadas: ---lagos y ríos: la "Madre del Agua" zamorana;... ---pozos y cisternas: el Xuan Canas de Somiedo; Sa Strega e is Funtanasa en Cagliari (Cerdeña);... --acantilados: el Repunte de les Medies Blanques en Navia;... --otros: el Juan Colorín del castillo de Azuaga;...

Entidades por orden alfabético

AURORA, LA García Lorca (1987: 289) documenta el uso de la Aurora como asustaniños en nanas del norte de Burgos. BANYA VERDE, EL Es un coco catalán, un "Demoniazo que se distinguía por poseer un enorme cuerno verde en el centro de la frente. Cabe advertir que tiempos hubo en que el diablo era verde, color que trocó posteriormente por el rojo y por el negro. Este sujeto tiene a su cargo rondar de aquí y de allá armado de larga horca, con la que ensarta cuantos chicos malos halla a su paso, cargándolos en una cesta que lleva colgada a la espalda, y los conduce al infierno, donde son echados a hervir en las enormes calderas de Pedro Botero, en las que diariamente son hechos jigote centenares de niños traviesos y desobedientes" (Amades 1957: 258). BARBOTAS, LAS Cocos femeninos catalanes que moraban en una cueva próxima a Sant Miquel del Fai (Amades 1957: 277). BARRANCA Ver Zancabarranca. BASARDA Es un asustaniños catalán. Un nombre de la Noche, utilizada en la región del Berguedá para asustar a los niños (Amades 1957: 261). En catalán, su nombre designa “espanto, pavor, miedo, sobrecogimiento”. BATONI También llamado Butoni. El Batoni es un coco de la región de la Terra Alta en Cataluña. Negro y feroz (Amades 1957: 262). EL Butoni es una entidad muy popular en Valencia, un espíritu o fantasma que se dedica a hacer trastadas, concebido como un hombre con dos caras y manos y pies con garras. Existía un juego infantil que llamado “el butoni”, del cual existía en Carcaixent una variante llamada "el Bataroni", nombre éste usado cariñosamente para decir de alguien que está en Babia: "Què fa, bataroni?"; también cuando alguien aparece de repente, como un fantasma; y aparece asimismo en versos para recriminar a los niños que se portan mal: "Toni bataroni, la caixeta del dimoni". (http://usuarios.lycos.es/golls/Fitxes/Textos/A/animalimaginari.htm) BEGÍA, LA "Por la cuenca del Cardoner y por la comarca del Berguedá dan el nombre de Begía a las cuevas pequeñas y demás antros naturales reducidos, y asustan a la chiquillería con la simple invocación de la Begía, cual si se tratara de un ser animado con voluntad e impulso propios" (Amades 1957: 278). BENSOR, LA Coco femenino de Figueró y Aiguafreda (Cataluña), una vieja extraña, arrugada, fea y gruñona que pega a los niños malos (Amades 1957: 278). BERRONA Coco de La Espina (Salas, Asturias) BICHU GUARAGUARA Ver Guaraguara. BLANCA, LA También llamada la Calva, la Pelada, la Seca, la Desentegada o Desdentada, la Pixarelles y la Flaca. Eran distintos sobrenombres de la Muerte, utilizados en Cataluña para asustar a los niños con ella (su nombre era tabú, por el peligro de pronunciarlo). "Se hacía creer a los niños que acudiría y se los llevaría metiéndoles dentro de un saco o simplemente al hombro, diciéndoles que tenía las manos tan frías que con sólo tocarlos les dejaría helados, y que el contacto de sus descarnados huesos era tan duro, que al cogerlos les haría crujir todos los huesos y los estrujaría cual si se tratase de un huevo" (Amades 1957: 260). BOU MASCARD, EL Coco catalán, un "buey negro ardiendo en llamas que baja de la montaña mugiendo y lanzando unos ¡buuuu! aterradores" (Amades 1957: 263). BRUJA CUPERUJA, LA Entraba en las casas y se llevaba a los niños que se portaban mal a su casa en el bosque, los convertía (¿en animales?) o los cocinaba y se los comía [Cocoweb]. BRUJA PIRUJA, LA Coco hispano. Entraba en las casas por la chimenea y se llevaba a los niños a su casa, donde se los comía; se utilizaba para que los niños se durmiesen [Cocoweb]. BRUJA REBRUJA, LA El poeta hispanomexicano Tomás Segovia habla de ella en "La canción de las brujas" (T. Segovia 1967): "La bruja Rebruja montada en su escoba/por todos los rincones a la vez de la alcoba/miraba y miraba/y se le caía la baba/vieja revieja rebruja mujeruca/(pero siempre está detrás de tu nuca/y nunca jamás ninguno la ha visto/ni el más listo relisto)/La bruja golosa amarilla y flaca/con su ji, ji, ji/y su je, je, je/y su ja ja jaula/y su que te como y que no te como/y enseña el meñique si estarás ya gordo". BRUJA PIRULÍ, LA También: la Vieja Pirulí. Coco aragonés. Aparece en la Canción de las brujas del poeta hispanomexicano Tomás Segovia: "La bruja Pirulí/de día no hablaba/de noche sí/jugaba de día/de noche hacía así". También aparece en "La bruja", un tema del grupo musical Vainica Doble (1970): "Mi escoba parece inquieta,/quiere salir de paseo,/es sábado y yo me veo/encerrada en la probeta./Querido y amado cuervo,/vuela a casa de Merlín;/si no está, ve en busca luego/de mi hermana Pirulí./¡Ay de mí! Se me ha olvidado el conjuro/¡Ay de mí! ¿Quién me saca de este apuro?/Ya vengo hermana a sacarte/de esa maldita probeta/Gracias a mi magia y artes/y a una infalible receta/Arsénico, ácido nítrico/Mércurio, azufre, antimonio/Con la ayuda del demonio y algún signo cabalístico/Siete pelos de dragón/Dientes de macho cabrío/Después de mezclado en frío/Se calienta en el crisol/Luego a destilar en un alambique fino/Se añade al final unas gotas de ricino/—Ay, Pirulí, ¿qué me has dado/en ese frasco verdoso?/Creo te has equivocado/y bebí el filtro amoroso./Permanezco aquí encerrada,/en mi cárcel de cristal,/para colmo de mi mal/infeliz y enamorada./Pirulí,/dame el filtro de la muerte.../Ay de mí,/maldita sea mi suerte." BU, EL Escribe Gloria Fuertes en su poema ¿Quién llegó?: "Llegó vestido de azul. / ¿Quién llegó? / —El Bu". En Asturias , cuando los niños quieren asustarse unos a otros se dicen: "Buuuu..." [Cocoweb]. Utilizado también en Talavera (Toledo), donde se cantaba: "Landu, landu/serenadito landu/cierra tus ojos niñito/o vendrá el Bu..." (Vetonsoy, comentario 05/10/2005 21:53:37). BUBOTA También llamada la Bubota Negra o Bubú. El asustachicos más conocido de las Baleares. Muy semejante al Papu catalán. Se la representa con un muñeco muy negro, que se muestra a los niños para asustarlos (Amades 1957: 256). BUBOTA NEGRA, LA Ver Bubota. BUBÚ Ver Bubota. BUTE También llamado Bute Maramango. Asustachicos andaluz. Manuel Alvar Ezquerra lo recoge en "Tesoro léxico de las hablas andaluzas" (Arco libros, Madrid 2000) presentándolo como variante jienense del Sacamantecas. Si bien realmente es popular en otras zonas: según Rosa Pérez, sus padres, originarios de la Alpujarra de Granada, le hablaban del Bute de niña [Cocoweb]. Lo menciona García Lorca en su conferencia sobre las nanas: "Ya sabemos que a todos los niños de Europa se les asusta con el coco de maneras diferentes. Con el bute y la marimanta andaluza,...".Aparece el Bute Maramango en el diccionario on line Vocabulario Alcalaíno, compilado por Miguel Marañón Barrio y Miguel Marañón Ripoll, como un coco con que se asusta a los niños: "Niños, no subas a las cámaras que está allí el bute." Según el mismo diccionario, en Córdoba y Jaén, "un bute" es una "persona retraída, huraña, de pocas palabras" (http://leo.worldonline.es/amaranon/alcalaino/index2.htm). BUTE MARAMANGO Ver Bute. BUTI Probablemente una variante de "Bute". Según José Carlos (comentario a este artículo, 17/09/2005 0:14:39), de 39 años, su abuela granadina le asustaba diciendo que vendría el Buti. BUTONI Ver Batoni. CABRA MONTESINA, LA En el Pirineo se dice "Soy a cabra montesina,/que se come a chicos y chacos/y gente de todo lugar" [Cocoweb]. CAÇAMENTIDES ("Cazamentiras") Asustaniños catalán. "En nuestra niñez rondaba por Barcelona ... era alto y grueso como las torres de la catedral, tenía las manos de hierro pesado y, en vez de dedos, largos garfios de romana, con los que enganchaba a los chicos malos, de los que necesitaba comer siete docenas cada día. Las mentiras, al salir de la boca, adoptan la forma de un pajarillo que se escapa volando ligeramente. Al pasar por entre los dientes, los separa para salir mejor y deja en ellos una mancha negra. Caçamentides anda a la caza de estos pajarillos; cuando da con uno, en seguida le pregunta de dónde ha salido, y los dos van en busca del mentiroso, al cual identifican fácilmente por los claros de la dentadura y por las manchas oscuras. Caçamentides lo agarra por el pescuezo cual un gato, asiéndole con unas tenazas de hierro, y lo mete en un saco sucio y grasiento. Cuando ha llenado el saco, se va junto al mar a merendarse los mentirosos, que come de siete en siete, rasgándolos y estrujándolos con sus dedos cual garfios de romana, echando al mar los huesos y los pingajos que le sobran. Los mayores nos mostraban los detritus urbanos que a veces flotan por las aguas cerca de la playa y nos hacían creer que eran los despojos de niños mentirosos despreciados por Caçamentides en sus banquetes" (Amades 1957: 266-7). CALVA, LA Ver Blanca, la. CAMIÓN DE LA SANGRE, EL Ver Coche de la Sangre. CAMUNYES Ver Camuñas. CAMUÑAS También: Tío Camuñas. En Cataluña se le llama Camunyes. Este coco ibérico tiene su origen en un famoso guerrillero nacido en Camuñas, Francisco Sánchez Fernández "Francisquete", también llamado "El Tío Camuñas" (1762-). Se hizo guerrillero para vengar la muerte de su hermano, muerto en la horca por las franceses, que no habían respetado su promesa de respetarle la vida y la libertad a cambio de su rendición. Llegó a mandar doscientos guerrilleros, que se ocupaban en hostigar a las patrullas francesas interrumpiendo las comunicaciones entre Madrid y Andalucía. Fue capturado, y fusilado el 15 de octubre de 1811. En Asturias se dice que vive en los tejados o desvanes, de los que baja para llevarse críos y crías (Sordo 1991: 113). En algunos lugares de León, se decía "pareces el tío Camuñas" para llamar a alguien desaseado y astroso (R., comentario a este artículo, 15/09/2005 13:11:01). Se le conoce en Zamora (García Calvo 1987: 31). En Extremadura se asusta a los niños con la frase "que te lleva Camuñas". En los Pirineos oscenses es una denominación familiar del Diablo con la que se asusta a los niños [Cocoweb]. En Cataluña, Camunyes es un animalucho de gran boca y largos dientes que engulle a los chicos como un merengue; o bien un diablo travieso de los tantos que, fugados del infierno, se divierten aterrorizando a las gentes; otra versión lo dinuja como un ser poco definido, mas ni animal ni diabólico (Amades 1957: 262). CANCÓN, EL Coco hispano. Protagonista de esta nana: "Duérmete, niño chiquito, / mira que viene el Cancón, / preguntando en casa en casa, / dónde está el niño llorón." (Gil 1964: 14). CAPARRUCIA (o Kaparruzia) Coco de Sobrescobio (Asturias) Lleva un saco cubriéndole la cabeza y se lleva a los niños. CARAGOT Coco catalán, un "hombrón alto y agigantado que baja por la chimenea con un enorme saco a la espalda repleto de niños traviesos, con los cuales hace unas sopas en la lumbre del hogar, siendo los chicos malos de las casas que visita los primeros que mete dentro del enorme puchero" (Amades 1957: 262). CARANJAINA "Ser mitológico de extraña naturaleza que puebla los bosques de los Montes Universales y habita en los bodegotes ( espacio inferior de la escalera donde se guardaba la leña o la pajera). Algunas también pululaban por las calles, como almas en pena. Según tengo oidas, se han visto caranjainas asomándose por ventanucos y chimeneras." (Almuérgado, comentario a este artículo, 20/09/2005 11:30:21). CARCAMORA, LA Coco de Madrid que aparece en esta nana (Fraile Gil 1994: 50): "Duérmete niño/que llora, llora/duérmete niño/que viene la carcamora". CARDAPEÇOLES Ver Cardapeçols, la. CARDAPEÇOLS, LA También: Cardapeçoles. Coco catalán, " conocida en el Bruch, Esparraguera y Piera, cuida de peinar a las chicas que no dejan hacer tal a sus madres. Es una mujeruca extraña, de mal genio, que se sirve de cardos y de arces para cardar lana de oveja. Da unos tirones que arranca los cabellos, dejando pelado como una mona, y se entrega a mil suciedades y groserías repulsivas de explicar" (Amades 1957: 266). CARLANCO, EL Según Fernán Caballero, "pertenece a la familia de los pavorosos y fantásticos monstruos del Cancón, del Bu y del Coco". Recoge Fernán Caballero (447-450) dos cuentos que son variantes del de las siete cabritillas y el lobo, En un cuento el Carlanco amenaza a tres chivitas: "¡Abrid, que soy el Carlanco! / Que montes y peñas arranco". En otra versión, tres ovejitas construyen una casa de hierba; cuando está terminada, la mayor deja a las otras fuera, la segunda hace otra casa y echa a la pequeña; un albañil recoge a la pequeña y le fabrica una casa de materiales fuertes. El Carlanco llega y destruye las casas de hierba, y cuando intenta destruir la de la ovejita pequeña, se clava las púas y muere: "Abre la puerta al Carlanco, / si no te mato. / La ovejita contestó: / - Ábrela, guapo". CARPIA Asustaniños de Víbuli (Ponga, Asturias) en forma de vieja enjuta y arrugada; también es un ave nocturna de mal agüero (Álvarez Peña 2005). CARRAMOÑA, LA Según Celiacevedo (comentario a este artículo, 26/08/05, 18:55) en su familia se asustaba los niños con esta araña gigante. CAVALL TONTO, EL Coco de Cadaqués, Cataluña, un "caballazo enorme, negro como el hollín, que se presentaba ante las casas en las que había niños malos y no cesaba de llamar a la puerta con el morro hasta que éstos salían, y, quieras que no, se los subía a la espalda y echaba a correr como una fiera hacia su guarida, situada en el fondo de una covacha de la montaña de Sant Pere de Roda, donde se los tragaba sin piedad ni compasión" (Amades 1957: 278). CHUPASANGRES En Asturias se les llama Chupasangres, y en el Oriente de la región también los tísicos o los de la sangre. En Extremadura se les llama Sacasangres. El Chupasangres “extrae la sangre de los niños un poco más mayores cuando llegan a casa tarde o mal” (Arrieta 1995: 164). Eran personajes muy conocidos en los concejos de Carreño y Gozón (Asturias), que vestían una bata blanca ensangrentada y sacaban la sangre a los niños para venderla a familias adineradas con hijos tísicos. Según ciertas versiones, sorbía, a través de un canuto o jeringilla de madera, la sangre de los niños (Álvarez Peña 2005). En el Oriente de Asturias se habla de los tísicos o los de la sangre, que llegan en el coche de la sangre y atrapan a los niños para chuparles la sangre, que va destinada hijo tuberculoso del rey o a los tuberculosos y enfermos del pulmón de las familias ricas (Sordo Otres 1991: 111). En Canzana (Laviana) eran misteriosos personajes que viajaban en un gran automóvil negro (tradición recogida por el autor). Pedro Tomás Vegas, joven de Montijo (Extremadura), describe así al Sacasangre: "Cuando venía un coche, les decían (a los niños) que en él venía el hombre que les sacaba la sangre; esto era para que no se acercaran a la carretera, para que no les atropellaran los coches" [Cocoweb]. Según Antonio Vas, de Mérida, en su niñez se hablaba de los Sacasangres, que desangraban a los chiquillos y después vendían la sangre [Cocoweb]. COCHARRONA Ogresa asustaniños de Barbadilla (Burgos). Según Roque Alonso (1998: 156-7) hacía referencia al túmulo negro que hace unos sesenta años se colocaba junto a la entrada de la iglesia, llamado «sepultura», que consistía en unos huesos sacados del osario que formaban más o menos un esqueleto (lo importante era la calavera) vestido con el bonete y la capa pluvial negra del cura. Esta «sepultura» se preparaba para el día de los difuntos, y por cierto que en Quintanilla de Urrilla la llamaban el "Coco". Por tanto, según Roque Alonso, Cocharrona y Coco representan a los difuntos y son invocados para asustar a los niños desobedientes. COCHE DE LA SANGRE, EL (y Camión de la Sangre) Este mito está extrechamente ligado a los Chupasangres. En la España de principios del s. XX se hablaba del Coche de la Sangre, un coche fúnebere conducido por una mujer o por un hombre que se llevaba a los niños y les sacaba la sangre a la vista de los familiares, quienes presenciaban impotentes la escena a través de las ventanillas. Según Esgava (comentario a este artículo, 16/09/2005 20:17:06): "mis padres de niños tenían autentico terror, cuando igual se iban al campo siempre les decían no os alejeis mucho que viene el camión de la sangre y os lleva. Mi padre es castellano y mi madre gallega y en ambos casos se utilizaba lo del camión de la sangre". COCO (llamado en Aragón Cocón; en Mallorca se habla del Caco) Asustaniños panibérico por excelencia. Algunos hacen derivar su nombre del gr. kakos: “malo”, “deforme”. Otros recurren al gr. kókkos: “grano”, “pepita”. Hay quien prefiere el latín cocus ("cocinero"). "Coca" es también el nombre que recibía desde la Edad Media un dragón exhibido en las festividades del Corpus en Galicia, análogo a la Tarasca de otras regiones, representante del mal que huía vencido por el bien. Antón de Montoro dice en su "Cancionero" (1445): "... tanto me dieron de poco que de puro miedo temo, como los niños de cuna que les dicen ¡cata el coco!..." [Que viene...]. Gonzalo Fernández de Oviedo, en "Sumario de la natural y general historia de las Indias" (1526), hace derivar el nombre del coco (fruto tropical) de aquel del conocido asustaniños hispano: "El nombre de coco se les dixo porque aquel lugar por donde está asida en el árvol aquesta fructa, quitado el peçón, dexa allí un hoyo, y encima de aquél tiene otros dos hoyos naturalmente, e todos tres, vienen a hazerse como un jesto o figura de un monillo que coca, e por esso se dixo coco" [Que viene...]. También aparece en la obra de Cervantes: "Tuvo a todo el mundo en poco; / fue el espantajo y el coco / del mundo, en tal coyuntura, / que acreditó su ventura/morir cuerdo y vivir loco" (Project Gutenberg Etext of Don Quijote, by Cervantes, in Spanish). Sebastián de Covarrubias, en "Tesoro de la lengua Castellana" (1611), da la siguiente etimología: "Coco: En lenguaje de los niños, vale figura que causa espanto y ninguna tanto como las que están a lo oscuro o muestran color negro, de Cus, nombre propio de Can, que reinó en Etiopía, tierra de negros" [Que viene...]. El Coco es una figura informe de color oscuro que suele morar en la cocina, y se lleva a los niños a los niños a un lugar indeterminado o bien se los come. Se usaba para asustar a los niños que no se portaban bien. Se decía: "duérmete niño, duérmete ya... que viene el coco y te llevará...", o "duérmete niño, duérmete ya... que viene el coco y te comerá...", o también "que viene el coco... y se lleva a los niños que duermen poco..." (José Carlos, en comentario a este artículo, 29/09/2005 18:52:35). Una nana extremeña dice: "Arrorró, mi niño duerme, / arrorró, que viene el Coco, / y se lleva enseguidita / al niño que duerme poco" (Flores del Manzano 1998: 118). Según Ratapinyada (mensaje a este artículo, 04/11/2005 23:09:38), de Mallorca, un Caco "es un coco, de aspecto indeterminado y dependiendo de la imaginación de los padres...". El Coco en una estampa de Goya. COCÓN Ver Coco. CORTADOR, EL Coco asturiano que cortaba las manos a quienes las habían ensuciado con los "muergos" o nueces verdes (Álvarez Peña 2005). En Purón, para evitar que los niños se manchasen las manos con las cáscaras de las nueces, se les decía que el cortador viene a cortar las manos que estén sucias de nuez (Sordo 1991: 113). CORTASEBOS, EL Coco de Montijo (Extremadura), variante del Sacamantecas. Los adolescentes de Montijo R. González y J. M. Pérez lo describen así: "espíritu imaginario inventado para asustar. Éste era el fantasma de un agricultor que no tenía hijos y que se llevaba a los niños, ya que él nunca los tuvo. Salía a las 12 de la noche, que era la hora en la que salían los espíritus" [Cocoweb]. CUCA DE SEPTS CAPS, LA (cuca: "gusano") Coco de Barcelona. Es un gusano de siete cabezas. CUCAFERA (cuca + fera) Es la figura aparece delante de la procesión de la Cinta, patrona de Tortosa (Tarragona), similar a la Tarasca y que es utilizada también como asustaniños. CUCALA, LA Coco catalán [Cocoweb]. CÚCARA MALA Coco de Caliao (Casco, Asturias) Tenía aspecto de bruja, y arrancaba los pies a los niños desobedientes que no se estaban quietos (Álvarez Peña 2005). CUL PELAT ("Culo Pelado") Coco catalán. "Para hacer que los niños no salgan en despoblado los días de mucho viento, se les cuenta que, envuelto en él, viaja el Cul Pelat, demonio horrible y feroz que se sirve del viento para disimular su presencia y poderse acercar impunemente a los chicos traviesos para llevárselos a los infiernos" (Amades 1957: 267). CURRUCUCA Coco catalán, enormemente feo y tan peludo que andaba condificultad porque se pisaba los pelos (Amades 1957: 262). DESENTEGADA, LA Ver Blanca, la. DESTRIPADOR (o Estripador) Coco de Gozón y Carreño (Asturias) que vivía en los sembrados y destripaba a los niños. Se utilizaba para evitar que los chiquillos entrasen a jugar en los campos de maíz y pisasen los sembrados (Álvarez Peña 2005). DIABLA Coco de Huesca utilizado para asustar a los niños. Se corresponde con una figura antropomorfa cuya escultura se encuentra en el retablo del altar mayor de la Iglesia Parroquial de Esposa, a los pies del patrono del lugar, San Bartolomé. Por sus pechos se la tiene por figura femenina. En Esposa dicen que es imposible fotografiar a la Diabla (Martos y Sousa 1997). DIABLO COJUELO Coco de Talavera, en Toledo (Vetonsoy, comentario a este artículo, 05/10/2005 21:53:37). DIABLOT, EL Coco de la comarca del Vallés, Cataluña. Era un muñeco utilizado en las mascaradas del Ball de les Gitanes, representando a una especie de divinidad pagana o ente malévolo (Amades 1957: 272). DIMONI CUCARELL, EL Es "un demonio determinado, muy presente en rondalles y glosas, aunque frecuentemente con una vis cómica. tiene una glosa humorística muy popular entre los niños: El dimoni Cucarell/va neixer en temps de magranes/ va dir que en volia/ i son pare n'hi pegava pel clotell" (El demonio Cucarell nació en el tiempo de la granadas / dijo que queria/ y su padre se las pegaba en la nuca")" (Ratapinyada, mensaje 04/11/2005 23:09:38). ENSUNDIEROS Cocos aragoneses, "hombres desalmados que, según se decía, robaban a los niños que salían del pueblo (Fuencalderas) para sacarles la grasa de sus ensundias y utilizarla para engrasar las ruedas de los carros, tal como en otros pueblos vecinos ya había ocurrido" [Cocoweb]. ESCACHAPOBRES "las madres nos asustaban con cada uno de los cabezudos festivos, que en Vitoria siempre fueron tres y de los cuales solo me acuerdo del Escachapobres y del temible Ojo Biriqui." (Sotero21, mensaje del 08/01/2007 a las 16:42:27) ESTRIPADOR Ver Destripador. FALUGES, LAS Cocos femeninos de Bagur, Costa Brava (Cataluña), "seres menudos cual un grano de arena, residentes en las cuevas de su nombre junto al mar, las cuales hacían cosquillas, que no dejaban estar tranquilo ni sosesagado, entrando por las fosas nasales, por las órbitas de los ojos y por el infierno de las orejas, comiéndose el gusano del oído y quedando sordos para toda la vida" (Amades 1957: 277). FARRONCO (o Farroncu) Coco del occidente asturiano. Una especie de genio que se llevaba a los niños. FIERA ALZURRUPIA Ver Fiera Crupecia. FIERA CORNELIA Ver Fiera Crupecia. FIERA CORRUPIA Ver Fiera Crupecia. FIERA CRUPECIA Llamada también Fiera Cornelia, Fiera Corrupia, Fiera Currupia, Fiera Gurupecia o Fiera Alzurrupia. Sotero (mensaje del 08/01/2007 a las 16:42:27) hace notar que la versión alavesa coincide en su aspecto con la Bestia del Apocalípsis de Juan (13,1-3). En Asturias se la conocía como Fiera Crupecia, Fiera Currupia o Fiera Cornelia (ésta última en Espinaréu, Piloña). Era un híbrido de varios animales, que se llevaba a los niños. Según la copla: "Tiene boca de león, los cuernos de toro bravo, pelo como una mujer y alas de pescado, las uñas como puñales, las orejas de carnero y en el rabo una cruceta que causa terror y miedo...". Se lleva a los niños. Las coplas de ciego describen sus fechorías y crímenes, hasta que un héroe o heroína ponían fin a su vida. En Espinaréu (Piloña) era "el valiente Santiaguito" quien acababa con el monstruo. Según un fragmento de Llastres (Colunga): "Estando Pacho segando en un campo de barbecho sintió como un latigazo en mitad del pecho. Como era tan arriesgado quiso saber lo que era y vio a la fiera Crupecia tras una facina de hierba. Tiene tres carreras de dientes y orejas agujereadas como de llevar pendientes. Cuando va al mar a beber nos deja muy aturdidos tanto puede vaciar el mar que se pueen coger arcinos...". En Álava se la llamaba Fiera Corrupia. "La Fiera CORRUPIA, en forma de dragón rojo, con siete cabezas, diez cuernos, y unos candeleros con velas en cada cabeza" (Sotero21, mensaje del 08/01/2007 a las 16:42:27). En Navarra se le llamaba Fiera Alzurrupia (Sotero21, mensaje del 08/01/2007 a las 16:42:27). FIERA CURRUPIA Ver Fiera Crupecia. FIERA GURUPECIA Ver Fiera Crupecia. FLACA, LA Ver Blanca, la. FLICA, EN Coco de sexo variable que habita en cueva cercana a la Pobla de Segur (Cataluña) (Amades 1957: 277). FRAILE BOTILINGO, EL Según Ratapinyada (mensaje 04/11/2005 23:09:38) "... es una cosa que usaba mi abuela para asustarme. Lo mas curioso es que lo hacia en castellano, idioma que ella apenas chapurreaba, y no tengo ni idea de donde lo habia sacado. ... Decia mas o menos: "Soy el fraile Botilingo/sin capilla ni cordón/si cruzas esta raya/ te como de un tragón!!" La ultima frase se decia gritando y haciendo aspavientos, y os juro que yo me cagaba de miedo!". FRAILE DEL CAPUCHÓN, EL Coco de Talavera, en Toledo, donde se cantaba: "Duermete niño/porque en la alameda/hay un fraile con un capuchón/con barbas de hurón/que a los niños lleva..." (Vetonsoy, comentario a este artículo, 05/10/2005 21:53:37). FUMERA, EN Coco catalán. "Por el Empordá, las vísperas de Navidades, en los hogares en los que hay niños, cuelgan un monigote de la chimenea del hogar que llaman En Fumera. Este ente masculino, con siete ojos, cuatro a la cara y tres en el cogote, aparece improvisada e inesperadamente por el caño de la chimenea, de la que permanece colgado durante las Navidades, bamboleándose ojo avizor a la conducta de los chiquillos para que no se entreguen a la gula y para que sean obedientes durante este momento excepcional del año; a buen seguro, en otros tiempos simbolizado y encarnado por el ente que nos ocupa, cuyo recuerdo y alusión por parte de los padres es utilizado durante todo el año. Este muñeco campea por el hogar hasta Reyes pendido en el humero. Llegada la Epifanía, o bien se le quema en las llamas del hogar, en presencia de los que tanto lo temieron, que celebran su destrucción con gran algazara, o bien se le hace desaparecer misteriosamente, explicando que se ha fugado por el caño de la chimenea por donde había venido" (Amades 1957: 272-3). FURTAPERAS, EL ("Robaperas") Coco aragonés. "En la Mogiganga de la ciudad de Graus (Ribagorza) había figurado un personaje llamado el Furtaperas (Robaperas), representado por un sujeto grotescamente vestido. Se contaba de él, cual del Lladrefaves de Valls, que robaba peras de los huertos mientras las había y, cuando no, se alimentaba de chicos malos y traviesos" (Amades 1957: 270). GALLET, EL Coco catalán. "En Figols de les Mines (Conca del Llobregat) creen en la existencia de un pollo terrible, habitante de un abrigo conocido por la Balma del Gallet, situado en una sima. Entre otras hazañas atribuidas a semejante personaje, figura la de desahogar su furia con los chicos malos, que a cada picotazo se les come media pierna, dejándolos cojos, y si su mala conducta requiere por cuatro veces el castigo del feroz Gallet, los castigados se quedan sin piernas e imposibilitados para andar" (Amades 1957: 278). GAMBOSÍ Ver Gambusí. GAMBUSÍ, EL También llamado Gambosí, Gambutzí, Gamusino (nombre castellano), Gusarapa, Gusarepa, Gusalapa y Mopia. Coco catalán, valenciano y mallorquín. "Son intensamente negros, impalpables e imperceptibles; actúan únicamente en la más profunda espesura de la noche, y su intensidad espantadora entre niños, e incluso entre mayores, es muy acusada. Se dice que zurra fuerte a cuantos halla por la calle de noche, en especial a los chicos y a las mujeres, a cuyas ropas se agarra con fuerza, resultando laborioso desasirse de ellos. Se los confunde con la propia noche" (Amades 1957: 261). Según A. Aragonés, Amades da erróneamente la forma Gambutzí, siendo la verdadera Gambosí o Gambusí [Cocoweb]. Según A. Aragonés, en Móra d'Ebre (Tarragona) se llamaría Gusarepa al mismo animal imaginario que en poblaciones de la diócesis de Tortosa (Tarragona) y en Mallorca llaman Gambosí, y en Mallorca también Mópia [Cocoweb]. Se emplea en Cataluña la locución "Tenir por de la gusarapa": tener miedo de cosas inofensivas o sin ningún motivo (http://dcvb.iecat.net/). Es en el Ampurdán (Cataluña) un ser nocturno imaginario, un fantasma, para asustar a los niños (http://dcvb.iecat.net/). En El Pinell de Brai (Tarragona) se la conoce como La Gusalapa (Navarro 1996). En Móra d'Ebre (Tarragona) se llama Gusarepa al animal imaginario conocido en poblaciones vecinas de la diócesis de Tortosa y en Mallorca como 'gambosí' [Cocoweb]. También es común en Valencia (aladelta, comentario a este artículo, 23/09/2005 15:35:12). GAMBUTZÍ Ver Gambusí GAMUSINO Ver Gambusí. GARGANTÚA "[En Álava] se nos asustaba con el Gargantúa que es un muñeco grande de cartón que se come a los niños, en realidad un tobogán escondido en el muñeco en el que los niños entran por la boca y salen por el trasero. Todavía funciona y es un rito iniciático el atreverse a meter en semejante bocaza. En Bilbao también hay Gargantúa." (Sotero21, mensaje del 08/01/2007 a las 16:42:27) GARROSO DE NAVAL, EL Coco de Tierrantona, Aragón (Andolz 1991). GARRULES PATAS AZULES Coco de la Rioja Alavesa que se decía que bajaba por la chimenea para llevarse a los niños que no querían ir a dormir. También se acompañaba de Camuñas [Cocoweb]. GINEBREDA, LA Coco que vivía en una espelunca o cueva en Fumanya, Cataluña. "Este ente no era de carne y hueso cual los mortales, sino de palo y musgo, como los árboles. Sus brazos eran cual ramas. Tenía un genio terrible, se irritaba con gran facilidad y descargaba su furia sobre los chicos traviesos, a los cuales zurraba despiadadamente con sus manos de leño erizadas de pinchos y de aristas como los arces. Con su golpe producía un escozor que duraba más de siete semanas" (Amades 1957: 279). GITANU SEÑORITU Llug nos cuenta (mensaje en el foro del 22/07/2006 a las 9:34:30) que en su casa en Gijon le asustaban con el Gitanu señoritu, que venía a equivaler a "l'home del sacu". GREIXER Ver Sacamantecas. GREIXET Ver Sacamantecas. GUARAGUARA (o Bichu Guaraguara) Coco de Candás y Carreño (Asturias) que se lleva a los niños. GUIXOTS, LOS Cocos de Sant Juliá de Cerdanyola (Cataluña), "entes de sustancia mineral semejante al yeso, habitantes de un antro que lleva su nombre. Estos sujetos muelen y estrujan los chicos malos, convirtiéndolos en yeso cual ellos" (Amades 1957: 278). GUSALAPA Ver Gambusí. GUSARAPA Ver Gambusí. GUSAREPA Ver Gambusí. GUZPATAS Cocos femeninos. En Fuencalderas (Aragón) son animales monstruosos que atrapan a los niños desobedientes y excesivamente curiosos (Gutiérrez Lera 1999). HOMBRE DE LA FLAUTA DE PIEDRA, EL Coco de los montes cántabros. EL Convierte a los niños malos en saltamontes, lechuzas o luciérnagas (Hernúñez 1994: 97). HOMBRE DEL SACO Es un coco muy extendido en España. En asturiano, home del sacu. En valenciano, home del sac. La versión murciana es el Tío Saín, Tío del Saco o el Tío Garrampón (estas dos últimas denominaciones menos frecuentes). Eran hombrones normalmente altos, de mediana edad, calvos, de mirada aterradora, fornidos. Llevaban un gran saco al hombro, y en las noches frías se llevaban a los niños que se portaban mal. Atraían a las criaturas, bien con suave música, bien con su teatrillo ambulante o con cualquier otro medio de distracción. Cuando el pequeño se dejaba convencer y le acompañaba, el malvado lo conducía a un lugar oscuro y apartado donde le retorcía el cuello. Entonces introducía el cuerpo del pequeño en el saco y se lo llevaba. El Tío Saín (o Tío del Saco o Tío Garrampón) es popular en Águilas y otros pueblos de Murcia. Mete en un saco a los niños que se portan mal, para luego destriparlos y sacarles todo. Cuando alguien quiere sacar a otro el dinero o las pertenencias o le dice que le debe algo, se le dice "eres un saín" [Cocoweb]. El Hombre del Saco. Pintura de Manuel Hurtado. HOMBRE VESTIDO DE HOJAS DE FRESNO, EL Coco de los montes cántabros que coge en un cepo a los niños que desbaratan los nidos o enturbian las fuentes (Hernúñez 1994: 97). HOMBRÓN, EL Personaje de la ciudad de Soria que merodeaba por el parque de la Alameda, lo que hacía que las niñas fuesen reacias a andar solas por allí o a horas inapropiadas. Incluso circulaban historias sobre desapariciones, y se decía haber visto al hombrón o incluso haberlo capturado. Se decía: "Antón, no pierdas el son/porque en la Alameda/dicen que hay un hombrón/con un camisón/que a las niñas lleva." [Testimonio de A. Leal, en Cocoweb]. HOME DE LA MUNTANYA, EL "Un hombre del saco que venia de la montaña para llevarse niños y comerselos. Mi abuela lo usaba en cuanto se iba el sol para que subiera a casa." (Ratapinyada, mensaje a este artículo, 04/11/2005 23:09:38). HOME DE LA SANGUETA Ver Sacamantecas. HOME DEL NASSOS ("hombre de las narices") Asustaniños catalán que aparece el último día del año y tiene tantas narices como días el año: trescientas y pico. En la Terra Alta lo presentan vestido de forma grotesca y visitando las casas en que hay niños, especialmente amenazando con llevárselos. Hablan con voz fingida o cavernosa. Los chicos, para que se vaya, suelen ofrecer una moneda al disfrazado (mejor moza que mozo), quien aceptará y se irá. Los traviesos tienen miedo cuando se acerca la fecha de su regreso (Amades 1957: 273-4). HOME DEL SAC Ver Hombre del Saco. HOME DEL SACU Ver Hombre del Saco. HOME DEL UNTU Ver Sacamantecas. JAN DE GEL ("Juan del hielo") Coco catalán. "Por el Valle de Ribes del Freser, para evitar que los chicos salgan fuera de techado cuando hace mucho frío, se les amenaza con la presencia del Jan del Gel, cuyo cuerpo es de hielo y deja helado y exánime con una sola mirada. Entonces se carga al desventurado al hombro y se lo lleva a su guarida, que es completamente de hielo, y se lo come en sopa" (Amades 1957: 267). JUAN COLORÍN Asustaniños de Azuaga (Badajoz) Según la tradición de Azuaga, era un pastor al que un día los romanos le quitaron todo lo que tenía. Él se hizo una porra para pegar a los romanos. Una noche, mientras el jefe romano dormía, Juan entró en su tienda y le mató con la porra. Se cree que para no olvidarle le enterraron a él y a su porra en el castillo de Azuaga. Sobre Juan Colorín hay varias versiones, algunas contadas a los niños para meterles miedo y evitar que vayan al castillo (Martos y Sousa 1997): (1) "Erase una vez un hombre y su hijo que iban hacia el castillo y pasaron por la cueva de Juan Colorín, el niño tiró una piedra y le dio en la cabeza a Juan Colorín, que salió con la porra y el candil. Juan Colorín salió corriendo detrás de el hombre y su hijo pero se le cayó la porra y no pudo alcanzarlos. Por eso los niños no pueden ir al castillo de noche." (2) "Según cuentan nuestros abuelos, había un hombre que se llamaba Don Juan Colorín que vivía en el castillo de Miramontes, y nunca salía cuando era de día. Un día Don Juan Colorín salió y los niños no se hicieron caso de sus padres y entonces Don Juan Colorín cogió a un niño y lo encerró en el calabozo y unos días después se lo comió." (3) "Juan Colorín, con la porra y el candil, era un hombre-ogro que asustaba a los niños de Azuaga, que se quedaban jugando en la cuesta de Castillo hasta las tantas.Juan Colorín con la porra y el candil, no tenía piedad con las pobres criaturas que, inocentes, jugaban al truque con la candelosa. Juan Colorín,con la porra y el candil, no dejaba hueso sano a los niños que se entretenían cándidamente en las puertas de su casas, mientras sus madres los llamaban para cenar salmorejo y roscos blancos que se almacenaban en la taca de la cocina. Los niños de Azuaga temían a Juan Colorín con la porra y el candil. Pero una noche, los niños de Azuaga decidieron gastar una broma a Juan Colorín, con la porra y el candil, y cuando Juan Colorín con la porra y el candil, bajaba de la Benalta para asustar a los niños, los niños se pusieron de acuerdo para echarle una manta zamorana encima. Lo apalearon, le dieron la tunda del siglo, le quitaron la porra y el candil, y lo subieron a la Benalta. Y allí enterraron la porra y el candil que desde entonces permanecen enterradas bajo los eucaliptos del castillo. Y a Juan Colorín con la porra y el candil, lo despeñaron por la falda de la montaña del castillo y fue a parar a la piedra de la cruz, donde se puede oír todavía sus lamentos en las noches de Luna Menguante. Y Colorín, Colorado, esta leyenda se ha acabado." JUCU DE LA VERUGA, EL Coco catalán. "En Vilanova y Geltrú (Garraf) reducían a las criaturas rebeldes hablándoles del Jucu de la Verruga, una de las figuras que figuraban en uno de los misterios de Semana Santa, que representa a un judío de cara feroz y repulsiva que se distinguía por una gruesa verruga. Este personaje había sido muy común entre las figuras de los pasos de la Sagrada Pasión del Señor y aparecía entre las representaciones de diversas poblaciones, siendo mirada por las criaturas con pavor" (Amades 1957: 272). KAPARRUZIA Ver Caparrucia. LLADREFAVES También llamado Robafaves. Coco de Valls, Cataluña. "Durante la temporada de las habas recorre los huertos, hartándose de habas hasta más no poder; pero, como que el tiempo de las habas no dura mucho, el resto del año se zampa a las criaturas que es un gusto" (Amades 1957: 270). "Durante las fiestas, se construye un muñeco representando al Lladrefaves, al que se considera hijo de otros dos gigantones de cartón. Los niños de la localidad no temen al Lladrefaves, pero sí los de las poblaciones vecinas." [Cocoweb]. LLORANQUES, LAS Asustaniños catalanas, dueñas de una espelunca en Castellar de Ríu, con que en la Ribera Salada se asustaba a los niños (Amades 1957: 276). LLUFES Coco catalán. "Las mazas que durante las fiestas de los Santos Inocentes nuestra chiquillería cuelga a la espalda de los transeúntes inadvertidos, ordinariamente adoptan forma de muñeco de papel y reciben el nombre de llufes, voz que en la bahía de Roses y en el Cap de Creus determina un ser fantástico femenino etérico y de contornos poco determinados, pero que parece ser más bien recto y justiciero. También las madres se sirven de estos seres en el sentido que nos ocupa" (Amades 1957: 273). MADRE DEL MAR, LA Coco localizado en el Cabo de Creus (Cataluña). "... para inducir a los niños a que no se acercasen demasiado al mar, se les hacía creer que a su orilla no podía pronunciarse palabra, ni aun en voz baja, al objeto de no despertar a la Madre del Mar, que dormía constantemente en su fondiño, cuyo sueño era tan ligero, que el más leve ruido le despertaba, incluso el volar de un mosquito. Ello le irritaba furiosamente y se precipitaba sobre quien le había cortado su dulce sueño" (Amades 1957: 281). MALABESTIA Monstruo de Tolosa (Guipúzcoa) que recorre las calles de noche. Todo aquel que se encuentre a Malabestia o la vea morirá al día siguiente [Cocoweb]. MAMU (Mamu designa a un insecto, el zomorro) "Algunas veces he oído hablar en Vera de un ser mítico llamado "Mamu", "Mamurro" o "Mamurra", que cierto autor ha confundido con la "lamia" o "lamiña", aunque otros hayamos consignado la inexistencia de una relación entre los dos. "Mamu" es actualmente un personaje análogo al Coco, con cuya presencia se amenaza a los chicos pequeños cuando lloran" (Caro Baroja 1986: 320). MANO NEGRA Su origen hay quien lo situa en la mítica organización secreta anarquista-terrorista. Documentada en Asturias. "... en los colegios (que yo recuerde, hacia primero de EGB —7 u 8 años—) era algo que había en los retretes y aterrorizaba pensar que pudiera salir y agarrarte la Mano Negra cada vez que entrabas y te encerrabas allí." [Cocoweb]. En Extremadura, la Mano Negra es "una mano flotante que se esconde en la oscuridad y tiene como objetivo retorcer el cuello de los niños desobedientes, sobre todo cuando no quieren irse a la cama" [Guerrero Salazar]. Segun Kullervo (mensaje en el foro, 23/07/2006 a las 19:27:17), de Montijo, le asustaban con la Mano Negra si intentaba asomarse a los pozos. "A mi novia, que es madrileña [...], también la asustaban con la Mano Negra si se portaba mal" (mensaje de Kullervo 19/10/2006 a las 10:45:40). También presente en Barcelona: "En mi colegio que era y es de curas contaban la historia de que si bajabas a los lavabos del sótano tí solo cuando todo el mundo estaba en sus clases y los pasillos desiertos... entrabas en el lavabo y tirabas tres veces de la cadena de la taza del váter salía un brazo y la mano te estrangulaba ( yo fui al váter, pero no me atreví a hacerlo jejeje, hace poco mi hija me explicó lo mismo de su cole de monjas)." [Cocoweb]. También se hablaba de ella en Andalucía. MANTEQUERO Ver Sacamantecas. MANU PELUSA de Piñera Coco de Sevares, Piloña (Asturias). MARÉS (su nombre derivaría de "mar") Coco de Cadaqués, Cataluña. Él y la Maresa engullen a los niños traviesos. "Estos seres marinos tenían la forma de un pulpo enorme que movía continuamente sus largos tentáculos, con los que agarraba a los infelices, sin que hubiese manera humana de hacérselos soltar" (Amades 1957: 281). MARESA Ver Marés. MARFANTA Su nombre derivaría de “fantarma” (fantasma) y “farfanta”, y designa en Tortosa (Tarragona) a un “fantasma o individuo que se presenta disfrazado de noche, para hacer miedo” [Cocoweb]. MARÍA LES CAMPANILLES Coco asturiano que se come a los niños. MARÍA BRUTA Coco de Sant Andreu de Llevaneras, Cataluña, una "viejuca sucia y repulsiva que robaba las criaturas a docenas cada día para guisarlas y hacerlas en salsa, sirviéndolas después a todo un hormiguero de encantados cual ella misma, que acudían a celebrar opíparas comilonas en un mesón maldito conocido por el Hostal de la María Bruta, situado en el fondo de una cueva del mismo nombre, la cual infundía miedo tan sólo de pasar por sus cercanías" (Amades 1957: 277). MARILLONA Coco de Lloroñi (Colunga, Asturias). MARIMANTA Coco hispano. Quevedo se refería burlonamente a Saturno como "el dios marimanta, comeniños, engulléndose sus hijos a bocados". Dice Benito Jerónimo Feijo: "24. Pareció después el Belerofonte literario, título altisonante, inscripción horrísona, que puede espantar los niños, mejor que el coco y la marimanta. ¿Y qué había debajo de tan portentoso epígrafe? No más que una querellita con un Médico de Córdoba, por quítame allá esas pajas." ("Teatro crítico universal", tomo cuarto, discurso once; www.filosofia.org/bjf/bjft411.htm). En Galicia "Es la meiga del saco, roba niños y los hace desaparecer. Si una anciana fea, encorvada, que lleva un saco a su espalda chepada os pide humildemente limosna a la puerta de vuestra casa, dádsela y vigilad a los niños hasta que se aleje." (http://groups.msn.com/1naviadesuarna/meigas.msnw). En Caliao (Caso, Asturias) tiene aspecto de bruja (Álvarez Peña 2005). En Extremadura suele ser un ente masculino, el Marimanta. En Badajoz, durante la fiesta de las Candelas, se realiza la "Quema del Marimanta", tras un desfile por la Barriada de Santa Marina. En este caso, quemar el Marimanta simboliza deshacerse de las cosas malas del año transcurrido [Cocoweb]. "En Magacela (Badajoz) las marimantas eran mujeres que arrebujadas en una manta y con un faro y cencerro, en el más crudo invierno vagaban por las empinadísimas calles rezando por las ánimas benditas, en cumplimiento de un voto o promesa, y algunas, dicen, por extravío mental. La intención no era la de asustar, pero coño si asustaban, sobre todo a los niños. La tradición se ha perdido ya en esta generación." (mycroft, comenario 11/10/2005 20:00:37). Existe en Andalucía. Federico García Lorca dice en su conferencia sobre las nanas: "Ya sabemos que a todos los niños de Europa se les asusta con el coco de maneras diferentes. Con el bute y la marimanta andaluza, forma parte de ese raro mundo infantil..." MARRACO, EL Coco catalán, "animalucho extraño que se tragaba las criaturas vivas", cuyo nombre haría referencia a su carencia de cola por habérsela cortado [Cocoweb]. Las autoridades leridanas, deseosas de construir un figurón animal de carácter monstruoso (para el Carnaval), creyeron que ningún otro mejor que plasmar el fabuloso Marraco de todos conocido y temido cuando niños. Mandaron construir un animal enorme de aspecto antediluviano, montado sobre una carrocería, el cual abría una enorme boca, a través de la cual, a su paso por las calles, metían los pequeñuelos, que, por efecto de un dispositivo especial, eran suavemente conducidos hasta el suelo, donde quedaban sentados. El primer Marraco se estropeó y fue sustituido por otro enormemente mayor, el más grande de cuantos seres de esta fauna fabulosa nos son conocidos. Es conducido asimismo sobre ruedas, pero no se traga a los pequeñuelos cual su antecesor (Amades 1957: 268-9). El Marraco de Lérida. MARRONA Ogresa de Huerta de Abajo (Burgos) que sale de los payos y les saca a los niños las mantecas (Roque Alonso 1988: 157). MARUÑA "En Quintana de la Serena (Badajoz) [...] habita en los pozos para que no se asomen los niños [...] "la Maruña". Me la imaginaba como una especie de pulpo." (mensaje de adriano del 19/10/2006 a las 0:34:30). MATUSALÉN Federico García Lorca le da el papel de coco en una de sus canciones: "BERCEUSE A RAFAEL CUANDO / SE VUELVA OTRA VEZ NIÑO / ¡Rafael! / ¡A cerrar ya mismo los ojos! / ¡Que viene Matusalén! / ¡Ay qué barba tan espesa! / Aquí no viene, descuida. / Yo le diré que se come / al niño de la vecina. / Luego serás un mandor / grande de marinería. / ¡Matusalén, puedes irte! / ¡No te asustes! ¡Mira, mira! / Adolfito Salazar / saludaba a su abuelita / agitando los visillos / de encajes y sedalina. / ¡Pero vamos! ¿Te desvelas? / Adormidera amarilla / te daré mañana mismo. / ¿Ahora quieres tu barquita? / ¡Rafael! / ¡A cerrar ya mismo los ojos! / ¡Venga usted, Matusalén!" (García Lorca 1986: 286-7). MEDIA CARA Asustaniños de Santianes de Pravia (Asturias) Es un cuerpo que solamente tiene una pierna, un brazo y un ojo, como un cadáver ensangrentado partido en dos. Se come a los niños. MEIGA DOS DENTES VERDES Es una meiga o bruja que vive en el castro de Rebordelos, concejo de Carballo (A Coruña, Galicia). Tiene los dientes verdes y anda de noche por ahí en busca de niños. A los que coge no se les vuelve a ver más, y se supone que los utiliza para sus pócimas, filtros y ungüentos, o que se los come (Cuba, Miranda y Reigosa 1999; Cuba, Miranda y Reigosa 2001). MIALTA, LA Coco de Mermellá (Cataluña), una cocinera que amasa tortas amargas como la hiel, que hace engullir por la fuerza a los niños que que no quieren comerse la sopa (Amades 1957: 277). MICÓ, EN Coco de Cardona, Cataluña. "En Cardona, los padres acudían a En Micó, personaje residente en el antro que ostenta su nombre, que se abre en las grandes salinas. Este sujeto, que parece ser la personificación o el genio de la sal, convierte en salmuera todo cuanto halla a su paso, y los niños en terrones de sal. Entre las varias chucherías elaboradas con sal que se vendían en las salinas, había unas pequeñas figuritas humanas, las cuales se hacía creer a la chiquillería que eran niños traviesos que En Micó había convertido en sal y los había reducido al tamaño de un dedo" (Amades 1957: 276-7). MOIXINA, LA Coco de Olot (Cataluña), un "ente de personalidad ambigua que vive confundida entre las aguas de una fuente deliciosa contigua a la población, que, al decir de unos, es una ninfa encantadora de gracias y de bellezas sin igual, mientras que, en opinión de otros, es un animalejo semejante a un gato" (Amades 1957: 281). MOMEROTA, LA Coco catalán. "En Canet del Mar (Maresma) se atemorizaba a los pequeños con la Momerota, ente indefinido de especie animal, el cual aparecía durante el Carnaval, de cuyo cuerpo formaba parte un pellejo de vino. Semejante ente hallaba la muerte entre las bulliciosas expansiones carnavalescas, y las gentes se precipitaban sobre él para chuparle la sangre, representada por el vino" (Amades 1957: 270). MONSTRO DA LAGOA DO CASTELO, O Es un monstruo que habita en el fondo de la "lagoa do Castelo", entre las Serras do Castelo y la peña llamada O Castelo, entre las parroquias de Burgo del concejo de Muras y la de Lousada del concejo de Xermade (Lugo). En el fondo de la laguna también hay una campana de oro. Cuando desaparcen las aguas (en verano, cuando la laguna se seca y queda una charca de unos veinte metros de largo) el monstruo se entierra llevándose consigo la campana. Una vez al cura de la parroquia se le antojó tener una campana de oro en la iglesia. Le pidió a un recién llegado de Cuba un libro de magia negra, y en compañía del sacristán se puso a leer el libro a orillas de la laguna. Se abrieron las aguas, y le dijo al sacristán que sostuviese el libro mientras él entraba a por la campana, y que no se le ocurriese cerrarlo porque si no él se quedaría atrapado entre las aguas. Segudamente se adentró entre las paredes de agua en busca de la campana. Pero el sacristán, para que el agua no mojase las páginas del libro, acabó cerrándolo. Las aguas se cerraron y al momento se vieron los pulmones del clérigo y la cabeza del monstruo. El sacristán huyó aterrado del lugar (Cuba, Miranda y Reigosa 1999). MONSTRUO DE DEBAJO DE LA CAMA, EL Coco de Montijo (Extremadura), a quien los adolescentes R. González y J. M. Pérez describen como "un monstruo imaginario que salía en la oscuridad. Esta invención fue debida a que los niños por las noches se levantaban de la cama. Entonces, este monstruo les comía los pies" [Cocoweb]. MOPIA Ver Gambusí. MORA, LA Aparece como coco en esta nana andaluza (Masera 1994: 210) "Duérmete niño chiquito,/antes de que venga la mora/porque anda de casa en casa/por saber qué niño que llora." Aparece igualmente en esta nana creada por el poeta José Ángel Valente [Cocoweb]: "Que no venga la mora,/la mora, con dientes verdes./Toda la noche, mi niño./ligero, duerme. // Duerme ligero, mi niño,/que si la mora viene,/en el sueño escondido/no podrá verte. // La mora grande,/la mora, con dientes verdes,/no llames a mi niño,/ni lo despiertes." MORO MUÇA Coco popular en Cataluña y en Valencia. Según la leyenda catalana, era rey del Montserrat en tiempos de los moros, y allí tenía sus castillos. "Cuando tuvo que huir, no pudiendo llevarse consigo sus inmensos y fabulosos tesoros, los escondió en la cueva del Salitre de la mencionada montaña, bajo la custodia de una bella princesa hija suya, que aún vive en la caverna encantada, cual sus riquezas, bajo la forma de pedruscos" (Amades 1957: 263). MULA BLANCA, LA Coco catalán. "Por el valle de Aneu y por el de Bohí, durante el Carnaval, se había representado la comparsa de la Mula Blanca por un mozo cubierto con una sábana, guiado por otro que fingía quererla vender. La Mula echaba coces por doquier y a cuantos se le acercaban. Esta representación también se presentaba en las antiguas hilas hacia la media noche, al objeto de asustar a las mozas hilanderas. La Mula no se tragaba a los desobedientes que se resistían a dejarse lavar y peinar y que hacían travesuras, sino que les molía a coces y a puntapiés" (Amades 1957: 271). MULA GUITA, LA Ver Tarasca NA MARIA ENGANXA Coco mallorquín. En Ses Salines, sur de Mallorca, es una señora mayor que habita en el fondo de los pozos o cisternas y se lleva a los niños que se asoman a ellos, cogiéndolos por el cuello con un gancho [Cocoweb]. Según Ratapinyada (mensaje a este artículo, 04/11/2005 23:09:38) aún se utiliza en Sa Pobla: "De pequeño mi innata curiosidad me llevaba a vivir aterrorizado por esta mala malosa cuando visitaba la casa de pueblo de mis tios, que tenia pozo, hogar, etc....". NAPA, LA Coco catalán. "Ahora ha un siglo gozó de nombradía, por muchas comarcas de la Cataluña vieja, una mujeruca de Prats de Lluçanés, llamada la Napa, que era tenida por bruja, y de la cual se contaban mil historias y consejas a cual más fantástica e inverosímil, todas ellas rodeadas de un aureola de ilusión que la colocaban en un ambiente sobrenatural. Este personaje real, de propiedades apócrifas, era temido por doquier, y las madres hablaban de él en términos pavorosos" (Amades 1957: 282). NOCHE, LA La noche es personalizada en algunas zonas de Cataluña como la Cerdaña en la figura de un coco, concebida como una "viejuca negra, arrugada, sucia y desgreñada, que se divierte atormentando a las criaturas, la cual tiene su morada en las cumbres de Meranges, paraje poblado por osos y otras fieras, considerado por los niños como tierras fabulosas de leyenda, de las que los que van no vuelven jamás" (Amades 1957: 261-2). NYTIOLS, LOS Ver Nyitus. NYITUS, LOS También llamados Nytiols. Cocos de la Plana de Vich (Cataluña), "entes personificados por una pareja de viejos que por la tarde del domingo de Carnaval salen a bailar a la plaza de manera grotesca y risible, tiznados de cara, entregándose a mil extravagancias. Créese que los nyitus o nyitols son unos entes menudos como un grano de polvo que entran por la trompa de Eustaquio llegando hasta los sesos, los cuales se comen" (Amades 1957: 271-2). OJANCA Coco de Piedra Buena (Ciudad Real). Un ser femenino usado para asustar a los niños. Tenía un ojo muy grande. (http://lists.albura.net/efe.es/apuntes-kpn/1997-06/0351.html) OJO BIRIQUI "las madres nos asustaban con cada uno de los cabezudos festivos, que en Vitoria siempre fueron tres y de los cuales solo me acuerdo del Escachapobres y del temible Ojo Biriqui." (Sotero21, mensaje del 08/01/2007 a las 16:42:27) ONENTZERO Este personaje mítico vasco tiene su origen al parecer en un antiguo espíritu de la fertilidad asociado a las festividades del solsticio, que fue cristianizado como anunciador del nacimiento del niño-dios. Tardíamente adquirió atribuciones especialmente ligadas a los niños: por un lado, es quien trae los regalos el día de Navidad; por otro, es un coco de perfil similar al hombre del saco. Nos cuenta Pío Baroja (1931): “En San Sebastián, cuando yo era chico, se recordaba un trozo de canción que se refería a Olentzero, a quien se le pintaba como el Coco, como un gigante avieso de ojos colorados. Se decía: ... "Onentzero" (de) ojos encarnados - ¿dónde cogiste ese pez? -En las rocas de la Zurriola - anoche a las once". Se nos contaba a los chicos que "Onentzero" era un gigante que bajaba por la chimenea con la cara tiznada, con los ojos rojos y el aire fiero. También se decía que en la Zurriola metía a los chicos en un saco y se los llevaba”. En algunos pueblos creían que el Olentzero se descolgaba por la chimenea con un hoz y cortaba el cuello a los niños que se portaban mal (http://www.olentzeropamplona.com). PAMPARRINA DEL OJO SANGRAO, LA Coco de la zona del Órbigo, León (R., comentario a este artículo, 15/09/2005 13:19:03). PANTARUJA, LA "En la época de Carnavales de Almendralejo (Extremadura), uno de los tipos de disfraz era un atuendo formado por despojos y harapos. Quien lo llevaba, era la Pantaruja. La Pantaruja, muy maligna, actúa sobre todo durante la noche, raptando a los niños que se niegan al sueño, aunque en cualquier momento se puede invocar su presencia para llevarse a un infante díscolo. Es característica su locura violenta. Alguna que otra vez, el Carnaval era ocasión de algaradas sangrientas, en las que la Pantaruja solía estar implicada, y en las que los asesinos, ocultos tras los disfraces, salían con frecuencia impunes. En Esparralejo, otro pueblo de Extremadura, la tradición de las Pantarujas es distinta: se trata también de un disfraz hecho de harapos, que esconde el verdadero rostro, y sirve de asustachicos; pero no se lo ponen en fiestas, sino que los adúlteros y adúlteras que salen a celebrar de noche sus amores furtivos adoptan esta guisa, al estilo de los embozados del teatro clásico, para no ser identificados en sus andanzas.Si quien topa con una de estas Pantarujas es un niño, sale huyendo atemorizado; pero los mozos mayores, especialmente si están algo achispados, tienden más bien a correr a la Pantaruja, perseguir al embozado hasta descubrir su identidad y exponerle al público escarnio." [Cocoweb]. PAPAMOSQUES Ver Papasopas. PAPANATAS Ver Papasopas. PAPAO Ver Papón. PAPARRASOLLA Ver Paparresolla, la. PAPARRESOLLA (de papar: "comer cosas blandas sin mascarlas"). Llamada en Burgos Paparrasolla. Coco documentado en Asturias, Burgos y Andalucía. En Asturias está documentado en Colunga, Caravia, Villaviciosa, Sobrescobio, S. Martín del Rey Aurelio, Laviana y Bimenes. Es una mujerona muy grande, fea y greñuda, que ronda por las casas y se lleva o se come a los niños que no quieren acostarse. Su nombre viene de que se tragaba de sus víctimas hasta el resuello. En Caravia se decía: "La Paparresolla se cayó en la olla. ¡Ay! Que te come la Paparresolla". En S. Martín del Rey Aurelio y Bimenes se conserva esta rima con la que se mete miedo a los niños: "Papa Resolla boca sangrando tripas afuera rabo arrastrando". La Paparrasolla es conocida en la sierra burgalesa. "La Paparrasolla de Barbadillo Herreros todavía hoy está en astivo y vive dentro de la torre de la iglesia. En la parte trasera del campanario se abre un ventanuco redondo por donde sale y se lleva a los chiquillos desobedientes a los cuales controla desde su atalaya. La Paparrasolla también puede agazaparse debajo del tejado, en el «payo» (desván) o en un rincón oscuro y lanzar unos lastimeros y horrísonos gritos; pues así los oían los niños del valle de Valdelaguna hace unos setenta años. Las madres de criaturas traviesas recurrían a ella, sobre todo cuando eran varios hermanos difíciles de controlar. Una vecina solía ser la encargada de oficiar cuando oía la «remordisca» [término que recoge tanto el concepto de morder como el de moverse, agitarse, pararlelo al que acontece cuando varios perros, aparentemente tranquilos, de repente empiezan a ladrarse y desafiarse]; en ese momento debía lanzar desde su casa gritos de Paparrasolla. La abuela de uno de nuestros informantes de Valdelaguna había desempeñado este papel durante varias temporadas. El hecho de que la Paparrasolla salga y entre por el ventano del campanario induce a pensar que es voladora, y al mismo tiempo que vive en la oscuridad." (Roque Alonso 1988: 156-7). Aparece mencionada en "La lozana andaluza": la Lozana busca a su criado pro no lo encuentra, y Trinchante le dice: "¡Pues voto a Dios que no le comió la Paparresolla!" [Cocoweb]. PAPARROXU Coco de Bores (Asturias), una variante masculina de la Paparresolla. PAPAS, EN También: En Papassa. Coco de Orús y Bellver (Cataluña). De sexo incierto. [Cocoweb] PAPASOPAS, EL También llamado Papamosques o Papanatas. Coco de Barcelona ciudad. Se lo invoca para comerse la sopa que no quieren tomar los niños melindres. "Se la traga toda en un santiamén, pero a cada cucharada clava un mordisco o da un pellizco al desganado, que se le lleva medio brazo o media pierna, y además se apodera de los dinerillos de la hucha. En vez de hablar, gruñe cual tocino y hace unas gañas que hacen morir de miedo. El Papamosques, además de sopa, se come tantas moscas como pasan al alcance de su boca" (Amades 1957: 266). PAPASSA, EN Ver Papas, en. PAPÓN (o Papudu o Papao o Papu) Son un grupo de asustaniños pan-peninsulares emparentados, que parécenme tener relación con otros tantos del ámbito del mediterráneo occidental (Francia, Italia): Babau, Barabio, Barabao, Barbaricciu, Bobboi, etc. En Portugal tenemos el Papao. En Galicia, el Papón es un "Trasgo, duende; TRASNO. En las tradiciones folklóricas de Galicia, el PAPÓN es un ser fantástico que la creencia vulgar supone gigantesco. Las madres que quieren atemorizar a sus hijos pequeños cuando lloran o se resisten a dormir, suelen decirles: que ven o papón, que te colle o que te come o papón. ... es análogo al zarronco y a otras figuras incorpóreas que se utilizan para amedrentar a los niños, porque el PAPÓN es el que los come o los papa, mientras que los otros no hacen más que cogerlos o llevarlos" (Rodríguez, E., "Diccionario Enciclópedico Gallego Castellano", 1958-1961). En Asturias, "el Papón tiene talla gigantesca, boca enorme, ojos de fuego y estómago de horno ardiente" (Cabal 1983: 167). Estaba muy extendido en el occidente de Asturias. Es un hombre siniestro, grande y barrigón, con una gran papada en la que se decía que llevaba a los niños traviesos y llorones que no duermen, y se los comía tragándolos sin masticarlos. Según cuentan en Cangas de Narcea, era un ser de talla gigantesca, boca enorme, ojos de fuego y estómago de horno ardiente. En Cangas de Narcea las madres cantaban a sus niños: "Calla, niño; calla, niño; mira que viene el Papón, y que viene preguntando dónde está el niño llorón". En otros lugares del occidente asturiano se decía: "Era sí, era non, que te comerá el Papón, que tua madre vay na misa ya tou padre nel sermón". Según A. Peña (2005), con frecuencia se identificaba con alguna persona marginal del pueblo o algún mendigo afectado de bocio, enfermedad muy extendida en la montaña asturiana. El Papón es también común en León: "en la Semana Santa leonesa se llama "papones" a los cofrades, sin duda por su aspecto atemorizador para los niños (de negro, con un capillo estilo verdugo que cae hasta el pecho, etc.)" (R., comentario a este artículo, 15/09/2005 13:19:03) El Papao es un duende o coco de algunas zonas del País Vasco (Amalur, comentario a este artículo, 26/08/2005 13:55:09). En Cataluña, "papu" se aplica a muchas cosas susceptibles de asustar a los niños (insectos, alimañas). También llaman así las madres a las nubes advirtiendo a los niños que si son malos bajaran del cielo para comérselos. También se llama Papu a los encapuchados que en las procesiones de Semana Santa llevan un alto cucurucho, la cara tapada por una tela que solo deja ver los ojos a través de dos mirillas, y van envueltos en una túnica negra (Amades 1957: 255-6). PAPU Ver Papón. PAPUDU Ver Papón. PARDINOT, EN Coco catalán, "que tiene sus reales por la comarca del Valle de Ribes. Es alto como un pino y negro como el hollín. Le distinguen dos enormes jorobas gruesas como cajas de guardar ropa, una en el pecho y otra en la espalda. Tiene unos ojazos grandes como calabazas y una boca gruesa como la entrada del infierno. Sus dientes son larguísimos, saliéndole fuera de la boca; los inferiores le atraviesan toda la cara y le sobresalen por encima de la cabeza, cual un par de cuernos, y los superiores le bajan mucho más debajo de la barba. Tiene una nariz larga y puntiaguda como los ganchos de candil, que se la confunde y choca con los dientes. Cuando masca produce gran ruido y lo hace tambalear todo como si se produjera un terremoto. No habla; aúlla y gruñe cual los tocinos, y da cada brinco y cada salto, que da de cabeza contra el techo, que casi lo rompe. Anda desnudo y tiene el cuerpo cubierto como de borra. Corre rápido como el viento, montado sobre un gallo muy parecido y tan extraño como él. Vive en una cueva subterránea, donde pasa colada de los chicos sucios que no dejan lavarse, cepillándolos con cepillos de hierro de los usados para limpiar caballerías y bueyes, y peina con layas y con risclos de hierro propios para labrar la tierra. Su mujer, la Pardinota, es aún más temible que él y cuida de lavar y peinar a las chicas" (Amades 1957: 266). PARE GEGANT, EL (El Padre Gigante) Coco catalán, "alto como una montaña, con unos dientes cual un jabalí y una barba como un arce. Sólo se alimenta de carne humana, cuyo olor percibe a enorme distancia. Vive en la cumbre de una alta montaña, señor de un castillo o de un palacio, al que los padres amenazan con llevar a los chicos malos, donde han perecido a decenas de millares. Se los traga como un bollo y se limpia los dientes con el mango de la escoba o con la barra de hierro de atrancar la puerta" (Amades 1957: 264). PARRANCA Ver Zancabarranca. PATARROXA Coco asturiano que se llevaba a los niños. PATETA También llamado Patetas. Coco oscense que constituye una variante del demonio [Cocoweb]. PATETAS Ver Pateta. PATRACÓ, EL Coco que vivía en una cueva de la montaña del Montserrat (Cataluña), genio maléfico de la sal [Cocoweb]. PATUSCA, LA Coco de Cervera y Solsona, en Cataluña. "Propina sendas palizas y soberbios mojicones a los traviesos y desobedientes" (Amades 1957: 262). Da también nombre a un juego [Cocoweb]. PAUET "En Barcelona, para evitar que los pequeñuelos a que se asomen a los pozos, se les cuenta que cierta vez un chico que se llamaba Pauet, al asomarse descuidadamente al pozo, se cayó al fondo, donde aún se halla su alma, que a veces grita y llora porque no quiere estar sola, y que al asomarse otro chico lo agarra fuertemente y lo arrastra con él, siendo ya muchos los infelices que ha hecho caer al fondo. Los mayores nos enseñaban el cristal de las aguas del fondo y nos hacían ver en ellas las caras angustiadas de Pauet y de sus compañeros" (Amades 1957: 268). PEDRO BOTERO En Toledo, según Celiacevedo (comentario a este artículo 26/08/05 11:09), una mujer natural de la provincia de Toledo y de ascendencia húngara, para que los niños se fuesen a la cama, les recitaba o cantaba, según la ocasión, algo así como: "Niños que viene Pedro Botero / con las uñas afiladas / esperando que llegueis / para haceros mil tajadas". Pedro Botero era, cree recordar la informante, uno de los nombres que se le daba al demonio. PEIROT, EL Coco catalán. "Por las altas comarcas leridanas, el terror de la chiquillería era el Peirot, que durante el Carnaval salía a danzar a la plaza (...) Para dar la sensación de que estaba enormemente gordo, a causa del gran número de criaturas malas que se había tragado, el disfrazado escondía un par de almohadas debajo del vestido, con lo que adquiría un aspecto deforme y grotesco. La chiquillería quedaba aterrorizada al verle por sus propios ojos, dándoles una sensación de realidad que daba gran eficacia a la palabra de los mayores cuando le invocaban" (Amades 1957: 271). PELADA, LA Ver Blanca, la. PELADITS, EN (peladits: "mondadedos") Coco de la cuenca del Odena y la región de Montserrat (Cataluña). "Sujeto alto y delgado como un pino, negro como el carbón y peludo cual el oso, que aúlla como los lobos y da cada salto y cada brinco que golpea rudamente la cabeza contra el techo y toda la casa hace temblar. Carga al hombro una enorme cesta repleta de herramientas de su oficio. En Peladits mete los chicos sucios en la colada, metiéndolos dentro de un cubo de agua hirviendo, veces y más veces, restregándolos con unas enormes piedras y golpeándoles con una pala de hierro. Luego les raspa, monda, taja y corta, cuantas veces le parece, manos y pies hasta quedar bien limpios, después de lo cual los peina con unos garfios de romana y con espinos, hasta dejarlos bien pulidos. Para cobrar su trabajo se lleva los dinerillos de la hucha, quedando tan contento que no cesa de saltar y de brincar, gruñendo en forma tal, que da más miedo cuando está alegre que cuando trabaja. Y lo peor del caso es que promete volver cada día para repetir su limpieza. Dícese de En Peladits que es el rey y señor de los piojos, que obedecen sus mandatos por orden suya: los piojos se unen unos con los otros, formando una larga cadena, que atan al cuello de los niños que no dejan que los peinen, y, tirando de ella, los arrastran hasta la orilla y les echan al mar, no pudiendo volver a ver a sus padres ni hermanitos jamás. Para dar más verosimilitud a la conseja, las madres barcelonesas de mi infancia mostraban a sus nenes la Vía Láctea y les decían que las estrellas que la formaban eran la muchedumbre de los referidos insectos, que arrastraban hacia el mar los niños reacios a dejarse peinar" (Amades 1957: 265). PELUJÁNCANO Malvado ser del folklore de las Hurdes (Extremadura), que posee un solo pelo en la cabeza, en el cual reside en parte su poder. Se utiliza como coco, pues se dice que se lleva a los niños a su cueva y les roe las orejas. [El Monstruo...] PELUT, EN (El Peludo) Coco catalán. "En Básquera, Montagut, Tortellá y por otros lugarejos de la Garrotxa, en vísperas de Navidades intimidan a los chicos traviesos con el Pelut o Peludo, hombrón alto y fornido cual un roble, negro como el hollín y peludo cual un oso, que habla estentórea y bruscamente, el cual ronda en busca de chicos traviesos, que carga en un enorme saco que trae a cuestas para celebrar con ellos unas buenas Pascuas. A veces, para dar más efectividad a la farsa, un vecino bien alto y robusto, cubierto con pieles de carnero negro, que algún día debieron ser de oso, cargado con un saco repleto de paja al hombro, al anochecer visita los hogares donde hay chicos díscolos, vociferando que viene a por ellos para zampárselos en Nochebuena. Los ruegos de los mayores y las súplicas de los amenazados le convencen de que se vaya, lo cual hace muy a regañadientes" (Amades 1957: 275). El Peludo también informa a los Reyes Magos de cómo se han portado los niños [Cocoweb]. PERFEUTO Coco de Vega (Ribadesella, Asturias) que vive en las chimeneas. PIGOT Ver Pujot. PIRICU SAGRÁU Coco de Santianes (Pravia, Asturias). Era un hombre ensangrentado y despellejado que se aparecía de noche por los caminos y se llevaba a los niños (Álvarez Peña 2005). PISQUÍ, EL Coco catalán con el que solían asustar de pequeño a Amades (Amades 1957: 262). PIXANERA Ver Tinyosa, La PIXARELLES, LA Ver Blanca, la. PITXOT Ver Pujot. PLORANERA Ver Tinyosa, La POR, LA ("El Miedo") Coco catalán, "una vieja huraña que, en vez de hablar, aúlla, chilla y ronca. Se la supone residente en las cumbres de los Morunys, cerca del lugar de Sant Llorenç del Piteus, en la Vall del Hort" (Amades 1957: 261). PROBE Ver Sacamantecas. PROBE L'UNTU Ver Sacamantecas. PUJOT, EL También: Pigot, Pitxot. Coco de Figueras (Cataluña), "feroz e iracundo, que desahoga su malhumor con los chicos traviesos, los que se zampa de siete en siete" (Amades 1957: 263). RAFEO Ver Rapeo. RAMPAYU Coco asturiano que se lleva a los niños a un lugar indeterminado (Álvarez Peña 2005). Se dice "Que te lleva el Rampayu!" [Cocoweb]. RANSOÑA "s. f. Paparrasolla. Ser imaginario con el que se pone miedo a los niños" (Carré Alvarrellos 1928). RAPEO (o Rafeo) Su nombre deriva quizá del lat. rapere: "coger". Coco asturiano. Según Braulio Vigón, es un ser que se utiliza para infundir miedo a los niños. Se lleva a los niños a un lugar indeterminado. Se dice "¡Que te coge el Rapeo!" [Cocoweb]. REINA, LA Coco de San Pedru de las Baheras (Asturias). Examina las manos a los niños, y si están sucias de maciu (cáscara de nuez) les corta las orejas (Sordo 1991: 113). REINA MORA, LA Coco andaluz (García Lorca 1987: 289). RELOJERO DE BANAGUÁS, EL Coco de Bailo, Aragón (Andolz 1991). REPUNTE DE LES MEDIES BLANQUES (Repuente de as Medias Blancas) Coco de Soirana y Veiga (Navia, Asturias). Surge entre la espuma de las olas que rompen contra los acantilados y se lleva a los niños. Se usaba para que los niños no se acercasen a los acantilados (Álvarez Peña 2005). RÍO "Por las comarcas gerundenses de los Pirineos marítimos y centrales, a veces acuden a la ayuda de los ríos, riachuelos o arroyos, amenazando a los chiquillos con que vendrán a buscarlos, se los cargarán al hombro o debajo del brazo y se los llevarán al mar, donde los echarán, muriendo ahogados por el oleaje. Así se dice de los ríos Fluvià, Ter, Onyá, Galligáns, Terri, Rigumbert y Garrumbert, y sobre todo de la Muga, del que se cuenta que cada siete años se sale de madre y lo inunda todo para vengarse de los que no le tratan con el respeto debido, con el objeto de cobrarse las deudas contraídas con él" (Amades 1957: 280). ROBAFAVES Ver Lladrefaves. RONSOÑAS Ver Zarronco. SACAMANTECAS También llamado Tío Sacasebos. En Asturias se le llamaba Home del Untu ("hombre de la manteca") o Probe ("pobre") o Probe l'untu. En Cantabria, Sacaúntos ("sacamantecas"). En Badajoz se hablaba del Tío del Sebo. En Valencia es llamado Greixer, Greixet (de greix: "grasa"), lo saginero (de sagí, “manteca”), l'Home de la Sangueta ("hombre de la sangrecita", de sang: "sangre"). En Andalucía es llamado Mantequero. El personaje, al igual que el hombre del saco, tiene su origen en hechos históricos: sujetos que asesinaban a personas para extraer manteca, cosa que ocurrió en tiempos de la Inquisición y aún hasta bien entrado el s. XX. Estos crímenes se narraban en las coplas de ciego. Se asustaba a los niños con ellos para evitar que se acercasen a desconocidos. Era un hombre que encargaba a otros matar a un niño o a una mujer, y luego él le extraía la sangre y la manteca, para venderla con destino a tuberculosos o tísicos. En Asturias se le imaginaba con un largo y afilado cuchillo con el que mataba y abría al niño. En Murcia es un hombre que se dedicaba a matar a los niños y sacarles la grasa, la manteca y los ojos. En Coviella, Madriñañes y otros pueblos de asturianos se dice que el Sacaúntos lleva un saco donde guarda a sus víctimas (Sordo 1991: 109-10). En Jelgueras se dice que ceba a los niños, como si fuesen ocas, para luego extraerles la manteca (Sordo 1991: 109-10). En Belmonte se dice qu el Probe l’untu tiene la cara tapada y corta las manos de los niños (Sordo 1991: 109-10). En Fresnéu se habla de Juana l’Untu, una mujer escondida en una cueva que saca el unto a los niños (Sordo 1991: 109-10). En Extremadura, según informante de unos 30 años que describe al Sacamantecas tal como lo imaginaba de niña, era un señor vestido al estilo del s. XVII, con elegante sombrero, que atravesaba las paredes como un fantasma hasta llegar a las habitaciones de los niños [Cocoweb]. En Mérida, según Antonio Vas, los Sacamantecas despezan a los niños como si fuesen cerdos, para sacarles las mantecas; cuando los niños se acercaban a lugares peligrosos, especialmente el río, era probable que los atraparan los Sacamantecas [Cocoweb]. Cuenta A. Casares: “En Santander, cuando yo era niño e íbamos a coger grillos a El Alta (en los prados que ya no existen y que miraban a El Sardinero), siempre nos avisaban los mayores —y entre nosotros— "tened cuidado con el Sacamantecas", lo que nos sumía —a mí por lo menos— en el terror. Siempre estábamos pendientes de su próxima aparición, cosa que, claro, nunca sucedía. Todavía pronuncio su nombre con respeto, por no decir, con miedo.” [Cocoweb]. "En Quintana de la Serena (Badajoz) [...] La estrella entre los asustaniños eran "el tío del saco" y "el tío del sebo". Recuerdo que yo no sabía qué era eso del sebo. Los identificaba con un viejo con gorra que iba con un saco vendiendo queso." (mensaje de adriano del 19/10/2006 a las 0:34:30). Según A. Leal, de Soria, su abuela decía a su padre “no vayas (solo) a la ermita, que te coge el Sacamantecas y te mete en un saco” [Cocoweb]. En Álava la leyenda del Sacamantecas se remonta a Juan Díaz de Garayo, apodado el Sacamantecas o Zurrumbón, asesino en serie, del cual las crónicas de la época decián que era un "monstruo rarísimo en quien la rara anomalía de la crueldad lasciva se asocia con la no menos rara del amor a los cadáveres" (Sotero21, mensaje del 08/01/2007 a las 16:42:27). En los alrededores de Vitoria, cerca del arroyo del Batán, había unas cuevas excavadas llamadas las cuevas del Sacamantecas, hoy desaparecidas, a las que según la tradición llevaba a sus vícitmas para violarlas y destriparlas, "aunque esto no tiene ningún fundamento y seguro que era un bulo extendido por las madres para que los críos no nos acercáramos por la zona" (Sotero21, mensaje del 08/01/2007 a las 16:42:27). El Sacamantecas estaba presente en una amplia zona del Alto Aragón: Huesca, Ayerbe, Bailo, La Almunia de San Juan, Santa Eulalia de Gállego, Murillo, Agüero, etc., y está "entre los seres indefinibles —que podían ser hombres o no serlo—, y succionaba las mantecas de los niños díscolos o poco juiciosos hasta dejarlos exhaustos" (Andolz 1991). SACASANGRE Ver Chupasangre. SACAÚNTOS Ver Sacamantecas. SAGINERO, LO Ver Sacamantecas. SANTABARRANCA Ver Zancabarranca. SECA, LA Ver Blanca, la. SETRILLA, LA Coco de Prat de Comte (Cataluña), un "ser extravagante que trataban de representar por medio de una cántara vieja e inservible, en cuyo cuerpo practicaban dos agujeros más o menos simétricos, que querían figurar los ojos; dentro del buche colocaban un candil de aceite encendido, colgaban el artefacto del techo en una habitación oscura y por medio de una cuerda lo hacían balancear. La oscuridad y el azoramiento no permitía a los niños darse cuenta del engaño, y creían hallarse ante un fantasma temible" (Amades 1957: 263). SIMANYA, LA También Simanyola. Coco femenino de Sant Felíu del Recó, Castellar del Vallés, San Llorenç Savall y Gallifa, en Cataluña, "seres ambiguos e imprecisos, mejor animales que humanos, intensamente monstruosos, habitantes de las cuevas de su nombre en la montaña de Sant Llorenç del Munt, considerada como antro de ogros, que cada día devoraban chicos traviesos a docenas, invadiendo la cueva montones de huesos altos cual montañas" (Amades 1957: 276). SIMANYOLA Ver Simanya, la. TENAS, LAS Ver Tunes, Las. TÍA TRAGANTÍA Ver Tragantía. TINYIOSA, LA También llamada Pixanera o Ploranera (de plorar: "llorar"). Coco catalán. "Por la región del Montseny y por la Plana de Vich, comarcas muy perjudicadas por la niebla, para evitar que la chiquillería salga en despoblado, con gran peligro de extraviarse, se les amenaza con la presencia de la Tinyosa, o de la Pixanera, o de la Ploranera, apelativos familiares aplicados a la niebla, la cual se los llevará consigo a su guarida, donde se los chupará y absorberá hasta tragárselos" (Amades 1957: 267). TÍO CAMUÑAS Ver Camuñas. TÍO DEL SACO Ver Hombre del Saco. TÍO DEL SEBO Ver Sacamantecas. TÍO GARRAMPÓN Ver Hombre del Saco. TÍO SACASEBOS Ver Sacamantecas. TÍO SAÍN Ver Hombre del Saco. TÍSICO Ver Chupasangre. TOTON Coco aragonés relacionado con el vampirismo. TRAGANTÍA O Tía Tragantía. Este coco tiene su origen en una mujer-serpiente que moraba en el castillo de Cazorla (Jaén). En Úbeda (Jaén) se decía a los niños para asustarlos que vendría a buscarlos la Tía Tragantía: "Yo soy la Tía Tragantía,/hija del rey Baltasar,/y quien me oiga cantar/no vivirá más de un día/y la noche de San Juan." [Cocoweb]. TRAVER, EN Coco de Sant Quinze Safaja, Cataluña; habita en cueva cercana al pueblo (Amades 1957: 277). TRUCAFORT, EN Coco de Castellar de N'Huc (Cataluña), un "gigantazo enorme más alto que una montaña, habitante de una cueva que llevaba su nombre. Tenía una barba tan larga, que se la pisaba al andar, dando unos chillidos de dolor que hacía temblar las montañas y se oían a más de siete horas de distancia. Se paseaba con una enorme piedra encima de la cabeza, a manera de sombrero, y otra diez veces mayor al hombro, cual una maza, que dejaba caer sobre los chicos traviesos, dejándolos hechos gigote" (Amades 1957: 279). TUNES, LAS También llamadas las Tenas. Colectivo catalán de cocos, hermanas gemelas de las Falugues, de quienes se distinguen únicamente porque las Tunes viven en una cueva de Solius, en la montaña del Mont, entre el Ampurdán y la Garrotxa (Amades 1957: 277). TUTA, LA Coco femenino de Rocabruna y Castellar de N'Hunc (Cataluña). Es también un nombre genérico de las cuevas en la zona. "En algunas regiones se hace creer a los pequeñuelos que fueron hallados dentro de las cuevas más inmediatas o de más nombradía. Si se supone las cavernas habitadas, de manera inadvertida e inconsciente, se presupone a los niños como hijos de los habitantes, con lo que viene a resultar que los ogros espeleológicos tratan de asustar y de comerse a sus propios hijos en un plan de canibalismo" (Amades 1957: 279). TUTAU, EN Coco catalán, versión mascuilna de la Tuta, cuyo nombre significaría cavernícola. Se come llos niños crudos de siete en siete (Amades 1957: 278). UNAMUNO En Salamanca, en los años cincuenta, las niñas se metían miedo unas a otras diciendo: «¡Que viene Unamuno!» (García Rua 1988). "Por mi parte, recuerdo, y lo he contado en algún sitio, por habérselo oído contar a mi madre, que, cuando durante la Segunda República, se lanzó la idea de dedicarle a Unamuno un monumento en el centro de la ciudad, la gente tuvo la creencia de que se le iba a levantar en Salamanca un monumento al demonio" (Egido 1994: 29 n. 22). UÑAZAS Coco aragonés. En Acín es una figura poco definida. En Abizanda se le describe como hombre feo con los ojos royos. En algunas localidades pirenaicas se le relaciona con el diablo (Andolz 1991). En el sur de Huesca se habla de un "Uñetas", "pero no es exactamente un COCO, es un personaje ambivalente, relacionado más con la transgresión que con el mal" (mensaje de Roldan del 08/01/2007 a las 15:45:03). VELLA, LA ("La Vieja") Coco de Sant Juliá de Cerdanyola (Cataluña), una "cavernícola fea y extraña que apaliza bestialmente a las criaturas" (Amades 1957: 278). VELLA D'ENGOLASTERS, LA Ogresa catalana. Negó hospitalidad a un vagabundo que era Jesús disfrazado, lo que le valió ir a parar a las profundidades del estanque de Engolasters (Andorra) (Amades 1957: 280). VIEJA DE SIETE PIES, LA Coco catalán. "Fue costumbre figurar la Cuaresma por un monigote recortado en papel, que representaba una vieja con siete pies, correspondientes al número de semanas de duración de este período del calendario. Ordinariamente se colgaba este muñeco en el hogar o en la cocina; pero en Mallorca y en algunos lugares de la Costa Brava y de la Costa Salada se le suspendía del techo de la despensa para que vigilara aquellos manjares que no debían comerse en Cuaresma, y se contaba a la chiquillería que escupía o se ensuciaba en ellos al objeto de que se repugnaran probarlos y comerlos. Por extensión, durante todo el resto del año se acudía a la ayuda de este personaje para hacer obedecer a los niños en cuanto se refiere a la comida" (Amades 1957: 273). La Vieja de Siete Pies. VIEJA PIRULÍ, LA Ver Bruja Pirulí, la. XANGUAXA Coco de Tarna (Asturias) con el que se metía miedo a los niños para que fuesen a la cama a dormir: "¡Hala niños, a dormir, que ahí fuera se siente ruido y puede ser la Xanguaxa, que si no os ve en la cama, querrá llevaros con ella...!" Era un ser con una lengua muy larga ("Ancestral costumbre en Tarna; "La Aguinaldo"", en la revista Alto Nalón, nº 160-161-162, oct-nov-dic 1999). XEGOME Coco asturiano. XUAN CANAS Coco de Somiedo (Asturias) que acecha en el fondo de los pozos de agua. Se utilizaba para impedir que los niños se acercasen a los pozos y se cayesen. ZAMPARRAMPA Ver Zampatarranca. ZAMPARRÓN, EL Se zampa a sus víctimas, muy pequeñas en comparación. Aparece en un cuento castellano-leonés, recogido por Espinosa (1988: 443-4), con la misma estructura que los del Tragaldabas y la Zarrampla. En Extremadura, tiene un aspecto desagradable, cara de ogro y voz gutural. También una voracidad insaciable. Está formad de materia elástica, lo que le permite encogerse o estirarse para introducirse en las viviendas. Su manjar favorito son los niños, a los que succiona y engulle sin masticar. Suele esconderse en las despensas, donde los chicos acuden a buscar las meriendas (Flores del Manzano 1998: 115). ZAMPATARRANCA O Zamparrampa. Coco asturiano. Una mujerona muy grande, fea y paticorta que anda por las casas y se lleva o se come a los niños que no quieren acostarse. Se decía: "Ahí viene la Zamparrampa con las tripas en la garganta". También se decía: "—¡Mira que te va a comer la Zamparrampa!" [Cocoweb]. ZANCABARRANCA También llamada Santabarranca (Álvarez Peña 2005). Coco del occidente asturiano. En Allande se decía: "Ahí vei a santabarranca coas tripas na banca ya'l cuitelo na mao pa matar a los de Tremao" (Álvarez Peña 2005). Supongo que el coco asturiano llamado Zancarabanca, Barranca o Parranca [Cocoweb] es el mismo. ZANCARABANCA Ver Zancabarranca. ZARRAMPLA, LA Coco que aparece en un cuento de Peñafiel (Valladolid), cuento que sigue un esquema análogo al del Tragaldabas: El monstruo advierte a quienes se acercan, sin éxito, que se los tragará. Y así va comiéndose a tres niñas, un aceitero, un pimentonero y una pareja de guardias. Al final llega una hormiguita: "Y al subir las escaleras la hormiga, le dijo la zarrampla: -¡Hormiguita, hormiguita, no subas acá, que soy una zarrampla y te voy a tragar! Y la contestó la hormiguita: —¡Yo soy una hormiguita de mi hormigal; te pico en el culo y te hago bailar! Conque subió, la picó en el culo y salieron todos cantando. Y se fue la zarrampla y cada uno se fue a su casa" (Espinosa 1988: 442). ZARRONCO También llamado Zarrouco. En Galicia también es conocido como Ronsoñas. Según el "Diccionario Enciclópedico Gallego Castellano" (Eladio Rodríguez, 1958-1961): "s.m. Voz significativa de un insecto imaginario y feo con que se asusta a los niños poniéndoles miedo, lo mismo que con el Cocón. Zarrouco." En Galicia aparece en algunas versiones como un pordiosero irascible de aspecto desagradable que anda por ahí de noche con un saco al hombro; en otras, como un insecto repugnante o como un fantasma que causa terror entre los niños (Vaqueiro 2004). El Zarronco se documenta en Navia, Asturias (Álvarez Peña 2005). ZARROUCO Ver Zarronco. -- Bibliografía Álvarez Peña, A., "Cocos infantiles", en Siglo XXI (suplemeto del diario "La Nueva España"), nº 284, 10 abril 2005. Amades, J., "Los ogros infantiles", Revista de Dialectología y Tradiciones Populares, nº 13 (1957), págs. 254-85. Andolz, R., "El nacer en Aragón. Mitos y costumbres", Mira Editores, Zaragoza 1991. Arrieta Gallastegui, M. I., "Gentes y seres mágicos de la Mitología de Asturias", Ed. Trea, Gijón 1995. Baroja, P., "Olentzero", en "Intermedios", Madrid 1931. Cabal, C., "La Mitología Asturiana (Los dioses de la muerte. Los dioses de la vida. El sacerdocio del Diablo)", Ed. Idea, Oviedo 1983. Caro Baroja, J., "De la vida rural vasca", Ed. Txertoa, San Sebastián 1986. Carré Alvarrellos, L., "Diccionario galego-castelán", 1928. Cuba, X. R., Miranda, X. y Reigosa, A., "Diccionario dos seres míticos galegos", Xerais, Vigo 1999. Cuba, X. R., Miranda, X. y Reigosa, A., "Pequena mitoloxía de Galicia", Xerais, Vigo 2001. Egido, L. G., "La cueva de Salamanca", Ayuntamiento de Salamanca, Salamanca 1994. Espinosa, A. M., "Cuentos populares de Castilla y León", tomo II, CSIC, Madrid 1988. Fernán Caballero, "Genio e figura del pueblo andaluz", edición, introducción y notas de A. Gómez Yebra, Castalia, Madrid 1994. Flores del Manzano, F., "Mitos y leyendas de tradición oral en la Alta Extremadura", Editora Regional de Extremadura, Badajoz 1998. Fraile Gil, J. M., "La poesía infantil en la tradición madrileña", Biblioteca Básica Madrileña nº 8, Consejería de Educación y Cultura de la Comunidad de Madrid, Madrid 1994. García Calvo, A., "Manifiesto de la Comuna Antinacionalista Zamorana", quinta edición, Ed. Lucina, Zamora 1987. García Lorca, F., "Canciones de cuna españolas (Añada. Nana. Arrolo. Vou veri vou)", en "Obras Completas", vol. III, Ed. Aguilar, Madrid 1987. García Lorca, F., "Canciones y Primeras Canciones", edición crítica de Piero Menarini, Ed. Espasa Calpe, Madrid 1986. García Rua, L., "¿Senequismo español?", en Homenaje a Alonso Zamora Vicente, tomo III, Ed. Castalia, Madrid 1988. Guerrero Salazar, S. y Núñez Cabezas, E. A., : "Los textos tradicionales para la animación a la lectura: los monstruos", en "El reto de la lectura en el Siglo XXI. Actas del VI Congreso de la Sociedad Española de Didáctica de la Lengua y Literatura", Grupo Editorial Universitario, 2002, págs. 1688-1695. Gil, B., "Cancionero infantil", Ed. Taurus, Madrid 1964. Gutiérrez Lera, C., "Breve inventario de seres mitológicos, fantásticos y misteriosos de Aragón", Ed. Prames, Zaragoza 1999. Hernúñez, P., "Monstruos, duendes y seres fantásticos de la mitología cántabra", ilustraciones de José Ramón Sánchez, Anaya, Madrid 1994. Martín Sánchez, M., "Seres míticos y personajes fantásticos españoles", Edaf, Madrid 2002. Martos Núñez, E. y Sousa Trindade, V M. De, "La casa encantada. Estudio sobre cuentos, mitos y leyendas de España y Portugal", Editora Regional de Extremadura, Mérida 1997. Masera, M., "Las nanas: ¿una canción femenina?", en la "Revista de Dialectología y Tradiciones Populares", nº 49 (1994),199-219. Navarro Gómez, P.. "Els parlars de la Terra Alta 1. Estudi geolingüístic.", Diputació de Tarragona, Tarragona 1996. Roque Alonso, M. A., "Cigüeña y lechuza: símbolos de vida y muerte", en Díaz, L., (coordinador), "Aproximación antropológica a Castilla y León", Anthropos, Barcelona 1988, págs. 149-66. Saiz Barrio, M. A., "Léxico cántabro", Ed. Tantín, Santander 1991. Segovia, T., "Anagnórisis", 1967. Sordo Otres, R., "Mitología de Asturias y Cantabria", ed. Ramón Sordo Otres, colección El Jogueru, Gijón 1991. Vaqueiro, V., "Galicia mágica", Ed. Galaxia, 2004. Webs "Cocos, monstros e enredantes dos nenos", en "Galicia encantada. Enciclopedia da fantasia popular de Galicia", http://www.galiciaencantada.com "Cocoweb. Nido de asustadores: El hombre de la bolsa y mil espantos tremebundos", http://encina.pntic.mec.es/~agonza59/index.html "El monstruo: Componente universal de mitos y leyendas", por Guerrero Salazar, http://www.alonsoquijano.org/esferas/marco1/paginas%20word/monstruos%20Susana.htm "Que viene el Coco", por Arturo Ortega Morán, http://www.prodigyweb.net.mx/ortegak9/ELCoco.htm Quiero agradecer las numerosas aportaciones, llegadas o por llegar, de muchos druidas que se pasan por aquí y me proporcionan una valiosa información extra con sus vivencias personales. Es probable que unos cuantos asustaniños, así como detalles interesantes de otros tantos, perduren en la memoria gracias solamente a vuestras intervenciones.


No hay imágenes relacionadas.

Comentarios

Tijera Pulsa este icono si opinas que la información está fuera de lugar, no tiene rigor o es de nulo interés.
Tu único clic no la borarrá, pero contribuirá a que la sabiduría del grupo pueda funcionar correctamente.


  1. #1 andanada 25 de ago. 2005

    Curioso asunto este de los agentes del miedo para niños....o no tanto. El Sacamantecas y el Tío Sacasebos, se llevan a los niños para sacarles las mantecas y dárselas a los que están tuberculosos. Los matan primero y luego les sacan las mantecas para los tísicos. El hombre del saco: Esta figura espantosa, solía ser un hombre alto, de mediana edad, calvo, de mirada aterradora, fornido y con su consabido saco colgado del hombro. Atraía a los niños malos o revoltosos, o bien con suave música, o bien con su teatrillo ambulante, o utilizando cualquier otro medio de distracción. Cuando el pequeño se dejaba convencer por sus malas artes y acompañaba al terrible hombre del saco, sus minutos estaban contados. El perverso ser lo conducía a un lugar obscuro y apartado donde le retorcía el cuello. El cuerpo del muchacho sería entonces introducido en el saco. http://www.nenos.com/miedo/saco.htm

  2. #2 Airdargh 25 de ago. 2005

    Ring, ring!-Aló?, es la frutería- Sí, dígame-¿ Tiene cocos?- Pues sí- Huy, que miedooo!. :-). Como soy un poco alcahueto le he encontrado novia al coco. A Coca (La Coca). En muchos lugares de Galicia existieron representaciones de dragones y serpientes que salían en la procesión el día de Corpus Christi. Del 27 de Mayo de 1437 (Ourense) hay referencias sobre esta procesión con coca: ... “á cofraria de Santa Oufémea , que é dos çapateiros, cos seus ofiçios et coquetriz” (coca). Un texto del 20 de Junio de 1441 (Ourense también) dice que “ a dita qoqa he escandallosa”. Una leyenda de Redondela (Pontevedra) nos informa de sus orígenes: Hace mucho tiempo apareció en la villa, procedente de las aguas de la Ría de Vigo un monstruoso animal enorme con cuerpo de dragón, poderosa cola de serpiente, grandes alas semejantes a las del murciélago y grandes garras. Delante de los aterrados redondelanos recorrió la playa donde apresó dos mozas y las devoró. Este acto se vino repitiendo periódicamente cual tributo de doncellas de la villa a la bestia hasta que el pueblo se decidió a enfrentarse a ella. Escogidos los 24 hombres más fuertes aprendieron técnicas de combate y el manejo de la espada, cuando la coca reapareció le dieron muerte, arrastraron su cadáver hasta la plaza aun con las espadas en mano y, junto a la gente del pueblo que alzaba a las niñas sobre sus hombros bailaron creando lo que hoy en día se representa como la “danza das penlas”. (Penla: Bollo de manteca. Cosa hermosa, linda). La coca portuguesa vive en el Miño, cerca de Monçao, donde un mozo le dio muerte, rito que se repite también anualmente en tierras portuguesas conmemorando aquella victoria. Existe otra leyenda que habla del origen de la coca: Ésta fue anteriormente una mujer que tuvo amoríos con un caballero del que recibió un rojo clavel, arrepentida lloraba tan abundantemente que sus lágrimas originaron el río Alvedosa, le creció una larga cola, sus labios se tornaron boca de serpiente y brotaron alas con las que intentó volar pero el río de sus propias lágrimas la llevó al mar.

  3. #3 Dingo 26 de ago. 2005

    Muchas gracias a ambos 2. ¡Me había olvidado del hombre del saco, rival nº 1 del coco! Iré subiendo puntualmente la información. Airdargh, todas las leyendas muy chachis. Especialmente interesante la última, por su arcaísmo. En cuanto al nombre del "Coco", he indicado la etimología que me resulta más sugerente hasta la fecha, el lat. cocus, pero no las tengo todas conmigo. Y me pregunto si tiene y cual es su relación con el nombre de la dragona del Corpus.

  4. #4 eyna 26 de ago. 2005

    cocus, cocinero coquo, atormentar, angustiar venga, desde Cataluña! Home del Nassos Asustaniños catalán: hombre de las narices, el cual cada año hace su aparición el último día del año, y se distingue por tener tantas narices cual días tiene el año; como que éste no tiene ya más que un solo día, el hombre de las narices resulta serlo todo el mundo. A los ojos infantiles y a intención de los mayores, que hablan de él a los niños, nuestro personaje no es igual a uno cualquiera de nosotros, sino que posee las trescientas y tantas narices equivalentes a los días que tiene el año. Por la Terra Alta personalizan este ser mítico vistiéndose de manera grotesca, visitando las casas en que hay chiquillos, especialmente amenazando con llevárselos. Hablan con voz fingida o cavernosa. Es costumbre que los chicos, para hacerle marchar, ofrezcan una moneda al disfrazado, mejor moza que mozo, que éste acepta y se marcha. El recuerdo de su presencia y de su empeño resulta muy eficaz; los traviesos se sienten temerosos al acercarse la fecha de su retorno (Amades 1957: 273-4). http://encina.pntic.mec.es/~agonza59/peninsulares.htm#Home%20del%20Nassos

  5. #5 zevlagh 26 de ago. 2005

    Exprimiendo la mente consigo recordar a "El Camuñas". Lo utilizaba una familia de origen castellano manchego para asustar a un amiguete mío. Buscaré un poco a ver...

  6. #6 celiacevedo 26 de ago. 2005

    Zevlagh tiene razón, en la Mancha esta la figura de "El tío Camuñas" (asi lo llaman en el pueblo de mi madre

  7. #7 celiacevedo 26 de ago. 2005

    Preguntando, preguntando una compañera me ha comentado que su madre, natural de la provincia de Toledo, aunque con ascendentes húngaros, para mandarlos a la cama o simplemente para que le hicieran caso les recitaba o cantaba (según la ocasión) en la que aparecía una figura. Más o menos ahí va: Níños que viene PEDRO BOTERO con las uñas afiladas esperando que llegueis para haceros mil tajadas Bueno, si no recuerdo mal, Pedro Botero era uno de los nombres que se le daba al demonio, aunque mas bien me recuerda a la figura de Freddy Krueger (o como se escriba) por lo de las uñas afiladas.

  8. #8 zevlagh 26 de ago. 2005

    "En Camuñas nacería (11 de Septiembre de 1762) el que luego fuera famoso guerrillero en el territorio manchego: Francisco Sánchez Fernández "Francisquete", también llamado "El Tío Camuñas". Parece ser que antes que iniciase este camuñero su carrera militar en la guerrilla, está en ella o frente a los invasores franceses un hermano, el cual rendido a las fuerzas del ejercito ocupante, bajo promesa de respetar su vida y libertad, apenas entregado fue ahorcado. Para vengar la traidora muerte de su hermano, Francisco se hace guerrillero..." http://centros4.pntic.mec.es/cp.cardenal.cisneros5/historia.htm

  9. #9 eyna 26 de ago. 2005

    Camuñas (el Tío Camuñas) Asustachicos peninsular. En Asturias se dice que vive en los tejados o desvanes, de los que baja para llevarse consigo críos y crías (Sordo 1991: 113). También se le conoce en Zamora (García Calvo 1987: 31) y en Extremadura, donde se asusta a los niños con la frase que te lleva Camuñas. En Cataluña se le conoce como Camunyes, y se le describe, ora como animalucho de grande boca y largos dientes que se engullía a los chicos como un merengue, ora como un diablo travieso de los tantos que, fugados del infierno, se divierten aterrorizando a las gentes; aun, en fin, como un ser de contornos poco perfilados, pero ni animal ni diabólico (Amades 1957: 262). En los Pirineos oscenses, como nos indica Chema Gutiérrez, se trata de una denominación familiar del Diablo con la que se asusta a los niños. http://encina.pntic.mec.es/~agonza59/peninsulares.htm#Camuñas en este enlace vienen un montón, no os perdais, la Bruja Pirula o Piruja, o como la llameis :-D :-D

  10. #10 Amalur 26 de ago. 2005

    En algunas zonas del P.V. se le llama 'papao' a un duende o coco de esos, supongo que tendra relación con el 'papon' asturiano. 'AIDE (AIDEKO, AIDETIKAKO)' Espanto vasco, semejante al Inguma, a quien se hace responsable de toda enfermedad cuyas causas naturales se ignoren (Callejo Cabo y Canales 1994: 187). 'Aide' proviene del castellano 'aire'. Este genio o fantasma se ha localizado en Zerain y Zegama y tiene 'laino-itxura', algo así como hechura o figura de niebla, nebulosa (Antonio Casares). Se trata de un espíritu vago, indefinido, quizá una proyección animista del aire mismo (Iñaki Agirre). El adjetivo aideko tiene un valor amplio, muy interesante, en euskera. Según Barandiarán 1984 s.v. Aide, Aideko, Aidetikako: El mundo y el hombre presentan dos aspectos: uno es berezko «lo que es de por sí», «natural»; el otro, aideko «del aire», «sobrenatural», «místico». Para actuar en el primero (en su aspecto natural), hay que emplear fuerzas y medios naturales; en el segundo, sólo valen la oración y la magia. 'GAIZKIN' Genio maligno vasco, causante de enfermedades, que se encarna en las plumas de una almohada, a las que agrupa y da forma de cabeza de gallo. Entonces produce enfermedad misteriosa en el niño que duerme en la cama de que forma parte dicha almohada. Sólo quemando la «cabeza de gallo» allí formada se cura el enfermo(Barandiarán 1984: 71). 'INGUMA' El Inguma [...] se introduce por las noches en las casas cuando los moradores están dormidos. Su campo de acción son los caseríos del País Vasco. Su afición favorita es apretar la garganta de algún miembro de la familia, principalmente los niños, dificultándoles la respiración y consiguiendo que tengan pesadillas y un gran sentimiento de angustia. En la región de Ezpeleta es costumbre decir esta fórmula mágica al acostarse: '¡Inguma, enauk ire bildur! Jinkoa et'Andre Maria artzentiat lagun; Zeruan izar, lurrean belar, kostan hare. Hek guziak kondatu arte, ehadiela nereganat ager.' (¡Inguma, no te temo! A Dios y a la Madre María tomo por protectores. En el cielo las estrellas, en la tierra las yerbas en la costa arenas. Hasta no haberlas contado todas, no te me presentes.) En Ithurrotz este duende es considerado igualmente como causante de malos sueños [...]. En esta oración se comprueba [...] que su punto débil es el recuento de cosas, deduciéndose que, o bien sólo sabe contar hasta un determinado número o es tan tonto que se entretiene contando un número infinito hasta que, por supuesto, se aburre y, mientras, deja tranquilo al durmiente (Callejo Cabo y Canales 1994: 186-7). Como sucede con el Coco, Inguma es también, aparte del ser mágico descrito, nombre de insecto en algunos valles vascos (mariposa para unos, larva para otros) [Iñaki Agirre]. Este mismo investigador escribe a memoria: "Respecto de la exhortacion a inguma para contar incontables, me recuerda a la explicacion tradicional del efecto protector del eguzki-lore que acostumbra a colgarse en la puerta de los caseríos para protegerlos de las 'sorginas' (brujas). El eguzki-lore es una planta que crece en los prados pegada a la tierra, y que dispone sus hojas espinosas en una configuración matemática no-linear que recuerda a un cristal de hielo visto con lupa. Dicen que las brujas se entretienen contando todas las puntas de la planta hasta que las sorprende el día, momento en que regresan a casa sin haber lanzado sus conjuros. Curiosamente, la explicación popular es barroca, si se tiene en cuenta que eguzki-lore significa 'planta-sol', nombre dado por su forma de sol radiante y su ancho centro de color amarillo intenso, y que aclararía más facilmente su valor protector frente a los espíritus de la noche." 'MAMU' Algunas veces he oído hablar en Vera de un ser mítico llamado "Mamu", "Mamurro" o "Mamurra", que cierto autor ha confundido con la "lamia" o "lamiña", aunque otros hayamos consignado la inexistencia de una relación entre los dos. "Mamu" es actualmente un personaje análogo al Coco, con cuya presencia se amenaza a los chicos pequeños cuando lloran" (Caro Baroja 1986: 320). En el País Vasco, los adversarios del espíritu de Ermua (reacción de una parte de la población contra el asesinato por parte de ETA del concejal Miguel Ángel Blanco) se refieren a éste, despectivamente, como Ermuako Mamua (el Coco de Ermua). Mamu es también nombre de insecto, el zomorro. [Iñaki Agirre]. 'OLENTZERO' Escribe el gran Pío Baroja: En San Sebastián, cuando yo era chico, se recordaba un trozo de canción que se refería a Olentzero, a quien se le pintaba como el Coco, como un gigante avieso de ojos colorados. Se decía: Onentzaro begui gorri ¿Nun arrapatudek arrai hori? Zurriyolako arroketan bart arratzeko amaiketan. ("Onentzero" (de) ojos encarnados ¿dónde cogiste ese pez? -En las rocas de la Zurriola anoche a las once"). Se nos contaba a los chicos que "Onentzero" era un gigante que bajaba por la chimenea con la cara tiznada, con los ojos rojos y el aire fiero. También se decía que en la Zurriola metía a los chicos en un saco y se los llevaba. [Pío Baroja: «Olentzero», en Intermedios, Madrid, 1931. Citado por Julio Caro Baroja en Sobre la religión antigua y el calendario del pueblo vasco, San Sebastián: Txertoa, 1984, pág. 104]. A propósito de este personaje, escribe a memoria Antonio Casares: Las variantes del nombre "Olentzero" son muchas y dependen de la zona de Euskadi: Olentzero, Onentzaro, Orantzaro, Onontzaro... Hoy en día se canta otra canción. Julio Caro lo relaciona míticamente con los "Kallikantzaroi" griegos, pues andan siempre de noche, tienen la cara ennegrecida y los ojos rojos y sanguinolentos. Cometen grandes fechorías, y entran en las casas por las chimeneas; se comen el puerco de Navidad y tienen carácter terrorífico. Sobre la fortuna actual de este personaje en el País Vasco, escribe Iñaki Agirre a memoria: el Olentzero es el antiguo personaje mítico que representa al solsticio de invierno, al que, al cristianizar la fiesta como Navidad, se le añadió la característica de anunciador de la Buena Nueva. En cualquier caso, era (a fines del siglo pasado) un personaje restringido a Nafarroa y Oihartzualdea en Gipuzkoa. Cuando yo era crío, los regalos se daban en Navidad, y no en Reyes, aunque no veía yo relación entre esta costumbre y los Olentzeros que entonces se veian en Donostia. Hace diez ainos la historia de que el Olentzero trae los regalos en Navidad estaba ya solidamente establecida en Bascongadas. Frente a este personaje se alzó la espada flamígera de Unidad Alavesa, un pequeño partido provincialista de derechas, nacionalista español camuflado de regionalista. Es un partido de lemas sencillos, siempre opuesto a lo vasco. Su primer lema electoral fue 'euskera voluntario', junto a la queja 'los de Bilbao nos roban el agua'. Pues hace poco se hicieron famosos por poner carteles en los que se veía a un minon (policía foral) echando a palos al Olentzero en direccion a Bilbo. Por supuesto, el que UA quisiera quitar el Olentzero a los ninos alegró a sus enemigos, los sectores que trabajan en la normalización lingüística, acostumbrados a pensar a largo plazo. El Olentzero es un hombre grueso y grande, cabezón, con la cara tiznada. Se le representa fumando en pipa, lo cual probablemente sea una elaboración simbólica de su profesión de carbonero, una asociación con la boca humeante de la txondorra (carbonera). Viste invariablemente boina, abarcas y una sobre-prenda que aquí llamamos brusa o blusa en castellano, de color oscuro, sobre la camisa. También porta un hatillo atado a un palo. A veces va en un carro tirado por un burro. 'TARTALO (TORTO)' El nombre de Tártalo está relacionado con el griego Tártaros. No obstante, su historia es similar a la de Polifemo (cf. Odisea IX: 181-542). Tártalo de Markina Tártalo era un gigante que vivía en el monte Santa Eufemia, de Markina. Sólo tenía un ojo, y era tan grande que cuando extendía su gigantesca pierna tapaba la lluvia en Markina. Allí le tenían mucho miedo. Un día un viajero (1), de paso por las montañas, vio a Tártalo con su rebaño. El gigante le indicó por señas (2) que le siguiera. Llegaron a su cueva, y el extranjero se puso a temblar al ver que sacaba para cenar una pierna humana. Encerrado en la cueva, parecía que su suerte estaba echada. Pero cuando Tártalo se durmió, tras la copiosamente regada cena, el extranjero puso una barra de hierro en el fuego, hasta que la tuvo al rojo. Entonces la clavó directamente en el ojo del gigante. El aullido de éste retumbó en todo el valle. Buscando al culpable de su dolor, apartó la roca que hacía de puerta y se puso a sacar las ovejas una a una. El extranjero, viendo que tendría que pasar entre sus piernas, se puso una piel de carnero. El gigante lo cogió y lo echó volando fuera. No más lo hizo se dio cuenta que en aquella piel de carnero iba su enemigo, pero no pudo más que lamentarse. Así murió Tártalo, de hambre, ciego, y sufriendo enormemente su herida. Notas al texto (1) La palabra ARROTZA (extranjero), parece tener el mismo origen que AROTZA (herrero). Segun parece, una casta de herrones indoeuropeos trajo la forja del hierro a Euskal Herria. Y el núcleo de su hazaña esta en calentar el hierro al rojo. No pierdan de vista (;-) a Prometeo. (2) En otras apariciones de gigantes éstos se expresan, al menos al principio, por señas. ¿Por qué? Parece que el mismo diablo tampoco sabe euskera, pero eso es otra historia. [Enviado por Iñaki Agirre a memoria]. Tártalo es también uno de los disfraces de animación de las fiestas de Bilbao, provisto de un solo ojo; y nombre que se da al as de oros de la baraja [enviado por Antonio Casares].

  11. #11 flavio 26 de ago. 2005

    Estos "Cocos" que se han usado toda la vida para asustar a los niños y obligarles a hacer algo que no querían hacer, portarse bien o no ir a ciertos sitios peligrosos como las cocinas o los castillos en ruinas como se ha mencionado antes. A veces tenian origen en animales peligrosos, algunos reales como el famoso Lobo o las serpientes o en otros mitológiscos como dragones o diversos monstruos e incluso en personajes reales, como Anibal para los niños romanos. Aquí en España, el "coco" más famoso es el hombre del saco, o sacamantecas, que se basa en Manuel Blanco Romasanta, el Hombre-lobo de Allariz (Orense) que vivió en el siglo XIX creo, y del que se han escritos varios libros e incluso un par de películas. Un saludo

  12. #12 Dingo 26 de ago. 2005

    Os agradezco a todos el interés. Os dais cuenta de lo pipa que se lo pasaban los papis imaginando monstruitos? Ese de las 300 narices es el no va más. No se qué da mas miedo, si que te coma o que estornude junto a tí.

  13. #13 eyna 26 de ago. 2005

    :-D : -D por no decir el gasto en Klinex!! :-D :-D

  14. #14 eyna 26 de ago. 2005

    de todas formas, y saliendo de la Península, para cocos asusta-niños, las películas de Walt Disney! :-S

  15. #15 verracus 26 de ago. 2005

    En Cazorla existe la leyenda de la Tragantía. Es un poco larga de contar, casi daría para un cuento, pero intentaré resumirla cuanto pueda: Cuenta la leyenda que el alcaide moro del castillo de la Yedra, en Cazorla, viéndose sitiado por tropas castellanas decidió huir y abandonar el castillo a través de un portillo secreto abierto en la muralla, para volver con tropas de refuerzo que sin duda le facilitaría el rey nazarí de Granada. Tan segura tenía la victoria que dejó a su propia hija, famosa en todo el reino por su belleza, en el castillo, encerrada en una de las muchas mazmorras secretas, por temor a que en la huída fuesen capturados y su hija fuese ultrajada y condenada de por vida a la esclavitud en la corte cristiana. Así que la joven fue encerrada en una estrecha y húmeda mazmorra que se encontraba escondida bajo una pesada losa de piedra en lo más profundo de los sótanos del castillo, con agua y comida suficiente para sobrevivir hasta el regreso de su amado padre. Hecho esto el alcaide huyó con sus tropas dejando el castillo desierto. Pero el destino quiso que cayeran en una emboscada tendida por los castellanos de tal suerte que estos no hicieron prisioneros, pasando a cuchillo a los moros, alcaide incluido, sin dar tiempo a que este llegara a contar el secreto del encierro de su hija, que esta era su última voluntad, pues pensó que más valía que su hija viviera, aunque ultrajada y esclava de cristianos, que dejarla morir en la oscura y húmeda mazmorra. Después los cristianos tomaron posesión del castillo y de la plaza, de donde ya nunca serían desterrados, y la doncella mora permanecería viva alimentándose durante meses de los víveres y el agua que sus gentes le dejaran. Pero en la eterna noche la muchacha al transcurrir los días adivinó su destino y entonces se esforzó en emitir desesperados lamentos por si alguien la oyera, propagándose los gritos desde los cimientos por todas las estancias del castillo, y por toda la villa de Cazorla, rasgando el silencio nocturno, sin que nadie adivinara nunca de dónde venían, atribuyéndolos a algún encantamiento hecho por los moros antes de huir para atemorizar a los cristianos que ocuparan el castillo. Cuando los víveres se terminaron, la muchacha enloqueció y siguió alimentándose de los insectos que buscaban refugio en las entrañas de la tierra, y bebiendo agua que goteaba al filtrarse de la lluvia. También cuentan que los gritos se convirtieron en suaves cánticos. La incapacidad de moverse en aquel reducido espacio y la viscosidad de las paredes, propiciaron que sus extremidades inferiores se fueran uniendo y adquiriendo forma alargada como cola de serpiente, a la vez que su cuerpo se iba cubriendo de escamas. Desde entonces por las noches los niños de Cazorla se apresuran a ir a la cama y estar dormidos antes de que el reloj toque las doce campanadas de la media noche, para que no se cumpla lo que dice la letra de la fatídica canción que aquí todos conocen: Yo soy la Tragantía, Hija del Rey Moro, El que me oiga cantar No verá la luz del día Ni la noche de San Juan Uy, hasta yo me he acojonao %-|. Bueno, deciros que aquí tenéis la leyenda contada en comic por Antonio Ceacero. También os diré que en fechas próximas a la noche de San Juan en Cazorla se celebra la Noche de la Tragantía, con disfraces, teatrillos callejeros, pasacalles, cuenta cuentos, etc. Los niños se lo pasan “de miedo”. Y un poco más tarde, durante el mes de julio, en esta misma localidad tiene lugar un festival de blues “que lo flipas” (sí, ya se que esto no tiene nada que ver con el tema, pero bueno ;-)) Salud!

  16. #16 verracus 26 de ago. 2005

    Vaya, no funcionó el enlace. A ver ahora: http://www.jaenonline.com/yayyan/leyendas/tragantia.htm

  17. #17 celiacevedo 26 de ago. 2005

    No sé si sevirá, pero en mi familia se ha asustado a los niños con LA CARRAMOÑA, quizá sólo sea algo de mi familia. Según mi madre y mi abuela, la CARRAMOÑA es una araña gigante (a mi eso ya me asusta :-S). Por otro lado, preguntando a mi padre, me dijo que a él de pequeño se le intentaba asustar diciéndole que venía el HOMBRE DE BRUL (espero que nadie se moleste, pero eso es lo que me han dicho). Brul es un pueblo asturiano cerca de Tapia de Casariego, el pueblo natal de mi padre. Esta figura sería igual al hombre del saco. Bueno, por ahora sólo eso. De todas formas, Dingo, ha de decidir si añadir estos seres a su diccionario

  18. #18 Dingo 27 de ago. 2005

    Hola a todos. He decidido limitar el diccionario a seres específicamente usados como asustaniños, seres nacidos para tal cometido. Quiero decir que, por ejemplo, no incluiré animales en sentido genérico (Lobos, el Lobo, las Avispa...) ni entidades mitológicas genéricas cuyo ambito excede el de asustaniños, como por ejemplo genios o espítitus causantes de enfermedades de los que presenta algunos del ámbito vasco Amalur o seres féericos como la Tragantía (por cierto, muy chachi el cómic ;)). No obstante, crearé un apartado o bien incluiré en la introducción algunos comentarios sobre estos entes genéricos utilizados también como asustaniños. Celia, el criterio más o menos que sigo es que se trate de bichos utilizados dentro de una colectividad y más o menos consolidados. Hombre, normalmente pienso en un grupo social compuesto por varios núcleos familiares (aldea, región). Es decir, que se trate de una creencia pues compartida dentro de un grupo social más o menos amplio. No obstante, creo que incluiré tu Carramoña. Al fin y al cabo la familia es un grupo social (el básico). En cuanto al hombre de Brul, no sé, parece ser algo muy concreto del mundo infantil de tu padre, ¿tu padre pasó su infancia en ese pueblo, en Brul? También te agradecería que me dijeses en qué localidad pasaste tu infancia (para localizar un poco el cocoe en cuestión). Eres de Toledo, ¿no? Aunque no incluya todos los bichejos que proponéis, vuestra información es valiosa y siempre agradecida, así que no os corteis. Saludos.

  19. #19 Serantes 27 de ago. 2005

    Yo soy nacido en Bilbao pero de raices castellanas. A mí me han asustado con el Coco, el sacamantecas y el hombre del saco. Si me portaba mal me decian: "Te vas a quemar en las calderas de Pedro Botero", referiendose al infierno.(El oficio de botero supongo que es una referencia al barquero Caronte). Recuerdo una nana, que creo que no citais: Duermete niño que viene el Coco y se lleva a los niños que duermen poco. Respecto a la etimología, coco tambien significa insecto, y creo que hay paralelismo con el latín,donde larva tambien significa fantasma, y con el euskera donde mamua y zomorro significan tanto insecto como fantasma. En la cultura vasca, a los niños que no se duermen se les amenaza diciendo que vendrá un enorme perrazo de color negro a llevarselos.

  20. #20 Onnega 31 de ago. 2005

    En esta dirección tienes una página muy bonita con datos que te pueden servir http://www.galiciaencantada.com/dentro.asp?c=6 También me acuerdo de la meiga chuchona que les chupa la sangre a los niños, a veces transformada en mosca.

  21. #21 almix 31 de ago. 2005

    Yo recuerdo que de pequeña mi abuela que era de Granada nos asustaba con la Tarasca, que es una figura estrambotica que sale en la procesion del Corpus o con la Bicha ( Obviamente una serpiente monstruosa). En Zamora, en la zona de Aliste, para que los niños no se acerquen a fuentes y zonas con agua, les asuatan con que La Madre del Agua les va a llevar a su casa sumergida..

  22. #22 giorgiodieffe 31 de ago. 2005

    mira, mira: la Tarasca o Tarasco existe tb en Occitania y es una sierpente fantastica.

  23. #23 Dingo 04 de sep. 2005

    La denominación "Tarasca", que se utilizaba en algunas regiones españolas para designar al dragón de la procesión del Corpus, viene precisamente de la Tarasque provenzal. En Extremadura también se llama al dragón "Tarasca" en alguna leyenda, como la de la serpiente que vivía en un molino en Badajoz a orillas del Rivillas. Gracias a todos.

  24. #24 giorgiodieffe 04 de sep. 2005

    Tarasque es la francesizacion del nombre occitano, que en grafia normalizada se escribe Tarasca y se lee Tarasco

  25. #25 pedro 15 de sep. 2005

    Felicidades por el trabajo. No queda ahora muy correcto pero los gitanos también se utilizaban para meter miedo: robaban niños. Yo me acuerdo de salir corriendo al ver que venían. Así era.

  26. #26 R. 15 de sep. 2005

    Decir "pareces el tío Camuñas" en algunos sitios de León equivale a llamar desaseado y astroso: ahora ya sé de dónde proviene el dicho. Muchas gracias.

  27. #27 R. 15 de sep. 2005

    Muchos de los personajes asturianos son comunes también en León: por ejemplo, el papón,. Como anécdota, en la Semana Santa leonesa se denomina "papones" a los cofrades, sin duda por su aspecto atemorizador para los niños (de negro, con un capillo estilo verdugo que cae hasta el pecho, etc.) En la zona del Órbigo hay referencias a un ser mitológico llamado "la Pamparrina del ojo sangrao" que asaltaba a los niños y les sacaba los ojos o algo así. Ya me informaré

  28. #28 esgava 16 de sep. 2005

    Buenas Creo que faltaría por mencionar el camión de la sangre, mis padres de niños tenían autentico terror, cuando igual se iban al campo siempre les decían no os alejeis mucho que viene el camión de la sangre y os lleva. Mi padre es castellano y mi madre gallega y en ambos casos se utilizaba lo del camión de la sangre.

  29. #29 José Carlos 17 de sep. 2005

    Tengo 39 años, y de pequeño mi abuela (de andalucía -Granada-) me asustaba con que venía el BUTI, supongo que será una deformación del BUTE, por si os sirve de algo. También escuché al TIO CAMUÑAS y al hombre del SACO. Un saludoten.

  30. #30 joselito 17 de sep. 2005

    A mí mis hermanos mayores me asustaban, o pretendían hacerlo, contándome una historia de Jaimito”: "La madre de Jaimito mandó a éste a comprar un trozo de carne para preparar la comida aquel día. Como Jaimito era un niño algo travieso e irresponsable, se entretuvo y distrajo en la calle jugando. Pasaron las horas y cuando se acordó del recado que su madre le había encomendado era tarde pues ya habían cerrado la carnicería. -¿Qué voy a hacer ahora, qué puedo hacer?- se lamentaba Jaimito. Con ésta preocupación andaba cuando entra en un cementerio a donde sus perdidos pasos le condujeran. En esto ve un cadáver aun fresco que aun no había sido enterrado, tan desesperado estaba por evitar la reprimenda que le podía esperar en casa que, sin pensarlo dos veces, le arrancó un cacho de culo al cadáver para llevárselo a la madre. -Come Jaimito. ¿No comes? Con lo ricas que me salieron las hamburguesas...-le decía su madre a jaimito. -No, no, no. Es que me comí unas patatillas fritas y no tengo mucho apetito- respondía Jaimito. -Te tengo dicho que nada de chucherías antes de la hora de comer, ay! este niño me quita del mundo...-replicaba la madre. Llegó la noche. En la casa de Jaimito se habían acostado y todos dormían ya, todos menos Jaimito que no podía dejar de pensar en aquel cadáver al que había arrancado un cacho de culo. En estas cavilaciones andaba Jaimito cuando de pronto escucha unos lentos pasos que desde lejos se acercaban :pum! pum! pum!, y de pronto una voz que dice: -Jaimito! Devuélveme el cacho de culo que me quitaste!- Hubo un silencio, de nuevo se escucharon los pasos esta vez más cerca y la misma voz, más próxima también que reclamaba: -Jaimito!! Devuélveme el cacho de culo que me quitaste!! Jaimito estaba aterrorizado, un nudo en el estómago y otro en la garganta le impedían pronunciar palabra alguna. Fríos sudores se deslizaban por su rostro y el corazón le latía con fuerza y a un ritmo acelerado mientras le castañeaban los dientes y temblaba todo el cuerpo a la vez que erizaban todos los los pelos de la piel que se le ponía de gallina. Pum! pum! pum!. Ya sentía los pasos subiendo por las escaleras de su edificio. –Jaimito!!! Devuélveme el cacho de culo que me quitaste!!!- gritaba la voz desde el primero. Jaimito tenía los pelos de punta, blanco el rostro, desorbitados los ojos, paralizado por el miedo era incapaz de hablar, moverse o hacer nada. -Jaimito!!!! Devuélveme el cacho de culo que me quitaste!!!!!.- Ya los pasos se oían el el tercero, pum! pum! pum!, ahora en el cuarto y aquella terrible ronca voz gutural que decía: -Jaimito!!!! Devuélveme el cacho de culo que me quitaste!!!!!.- cada vez más cerca. Jaimito estaba paralizado. Pudo ver una negra silueta recortada en la penumbra nocturna situándose a la altura de su cama, justo antes de sentir como una fría, helada mano lo agarraba por los pelos para arrastrarlo hasta la tumba del zombi sin culo."

  31. #31 Almuérgado 20 de sep. 2005

    CARANJAINA: Ser mitológico de extraña naturaleza que puebla los bosques de los Montes Universales y habita en los bodegotes ( espacio inferior de la escalera donde se guardaba la leña o la pajera). Algunas también pululaban por las calles, como almas en pena. Según tengo oidas, se han visto caranjainas asomándose por ventanucos y chimeneras.

  32. #32 TemplarioChile 21 de sep. 2005

    En Chile, por la gran influencia hispana contamos con varios de estos personajes míticos, como siempre uno recuerda que le cantaran: "Duermete niño/ duermete ya / que el coco vendrá / y te comerá", pues hasta hoy no tenía media idea de donde vendría este personaje, y menos de aquello del hombre del saco. También dentro de las leyendas existentes, en la Isla de Chiloé se habla del Trauco, un ser pequeño, de cuerpo humano pero con pies de carnero, que se dedica a perseguir a la gente en especial a las jóvenes hermosas, y según cuenta la leyenda al igual que Inguma la manera de escapar de el es lanzando a su paso un puñado de arena, puesto que se entretendrá contándola. Otro personaje es el Basilisco, que tiene señas muy claras de parecido con Gaizkin, tiene cabeza de gallo y cuerpo de culebra, vive bajo las casas y en las noches quita el aliento a sus moradores hasta quitarles la vida. Es claro que los orígenes de estas leyenda están en España, puesto que Chiloé fue el territorio con mayor influencia hispana en Chile, ya que al ser isla se encontraba más aislada. También se une la mitología huilliche para enriquecer las leyendas y a estos personajes. Desde Chile Cristián

  33. #33 umar 22 de sep. 2005

    Amigos, evitaré formaalismos para ser muy breve: INTERNET ES IDEAL PARA RECOPILAR TRADICIONES. APLAUDO MUCHO EL TEMA DE "COCOS" LOS LUNNIS SON INVENTADOS..COMERCIALES...MEDIO AMERICANOS, AJENOS. YO, TENGO EN "MI ALMA" EL TEMA DEL COCO. PUEDE HACERSE ESTO MISMO CON EL TEMA "PALABRAS DE PUEBLO" LAS HAY A MILONES. Y MUCHAS SON RESTOS DE LAS LENGUAS PRERROMANAS, QUE SIGUEN PALPITANDO DEBAJO . POR EJEMPLO "GUIRI" YA SE DECIA CON IDENTICO SENTIDO HACE MILES DE AÑOS EN EL SUR DE PORTUGAL. ¡¡¡¡¡¡ FASCINANTE !!! ¿ NO? ASI HAY MUCHAS MAS. UN SALUDO

  34. #34 Dingo 22 de sep. 2005

    Umar está en lo cierto, Internet es un medio magnífico para la recopilación de tradiciones folclóricas. Si bien como todo método tiene sus limitaciones, por ejemplo, para acceder a la gente de la tercera edad, y sobremanera del mundo rural, lo ideal sigue siendo la encuesta. No obstante Internet sigue siendo una gran herramienta para recoger información que de otro modo se habría perdido. Muchas gracias a todos, por las felicitaciones y por aportar tantos datos.

  35. #35 aladelta 23 de sep. 2005

    Hola Dingo. He preguntado a mis allegados y no he podido sacar mucho. Parece que aquí en Alzira (Valencia) el asustaniños más popular es “l’home del sac”, que como puedes adivinar no es sino “el hombre del saco”. Fuera del ámbito estrictamente de asustaniños es o fue popular la caza del gamusino o gambosí personaje mitologico que aparece en cuentos valencianos. Otras tradiciones parecen haberse perdido. Buscando por internet, siempre buscando en el ámbito valenciano: El greixet, el greixer, lo saginero, l'Home de la Sangueta: Todos son la misma variante de un hombre que se dedicaba a matar a los niños y sacarles la grasa, la manteca y los ojos; el sacamantecas es su equicalente en castellano. Greixet viene de greix, grasa; y saginero, saginer, o sangueta viene de sagí, manteca en castellano. El Butoni. Es una figura fantástica, muy popular en Valencia. Se representa como un hombre con dos caras y manos y pies con garras. Es un espíritu o fantasma que hace cosas malas o trastadas. También existía un juego infantil que era “jugar al butoni”. Hay una variante que es el Bataroni, conocida en Carcaixent, al ladito de Alzira, con el mismo significado que butoni. Esta última versión también se usa cariñosamente para decir de alguien que está en Babia, o pensativo: Què fa, bataroni?; también se usa en expresiones cuando alguien aparece de repente, como un fantasma; y también aparece en versos para recriminar a los niños que se portan mal: "Toni bataroni, la caixeta del dimoni". Equivale al coco castellano: http://usuarios.lycos.es/golls/Fitxes/Textos/A/animalimaginari.htm Moro Muça: Popular no sólo en Cataluña, sino también en Valencia. Buscando sobre el moro Muça he encontrado esto que seguramente te interese; relaciona los moros y moras, asustadores, con mitología preromana(mouras, lamias vascas, etc): http://victorian.fortunecity.com/milton/410/tematico/moromora.htm mismo lugar, pero con otro enlace: http://imaginario.org.ar/baultematico/m/moromora.htm el güendo, Benicolet (La Vall d'Albaida), un enano que nadie puede ver y que se dedica a revolverlo todo y cambiar las cosas de sitio o deshacer bordados. Sobre el home dels nassos parece que en Vila-rea, Plana Baixa, también se conoce. sacado de: http://www.racocatala.com/forum/llegir.php?idf=6&fil=795 Sitios que te interesarán, aunque quizá ya los conozcas: http://www.imaginaria.com.ar/00/4/cocoweb.htm http://encina.cnice.mecd.es/~agonza59/peninsulares.htm Seguiré preguntando y buscando, a ver si saco algo más

  36. #36 galete 23 de sep. 2005

    En Carmena (toledo) hace treinta y tantos años, oí hablar de "la madalena" o "la magdalena", refiriéndose a un ser que habitaba en los pozos y cogía y se llevaba al fondo a los niños que se asomaban. En 1978 pusieron agua corriente y alcantarillado. Fin de la leyenda. Están muy bién estos trabajos de recopilación. Otra historia del mismo pueblo: "La pantasma", personas embozadas de negro que recorrían el pueblo de noche o se acercaban al cementerio. "Venga, pa casa, que esta noche hay pantasma". Puede que la pantasma fuera real; beatas realizando una promesa. Creo haber visto alguna. O quizás sólo lo soñé aquel verano. En el mismo pueblo: "La reina mora". Una bella mujer vestida de negro y a caballo, que de noche se aparecía en la zona de "la lamea" (la alameda, última zona boscosa que queda o quedaba en la zona) y que algo hacía desaparecer al que la miraba a los ojos (o algo así). No se si "la lamea" habrá desaparecido con aquella plaga que sufrieron los chopos hace unos años... Un año de estos tengo que volver por allí.

  37. #37 Uladh 27 de sep. 2005

    Mi padre me decia que no saliera por la noche por me pillarian "los cortaplantas", yo no se que tipo de bicho o personaje seria pero , lo cierto es que me iba patas abajo cada vez que me decia eso. Aqui en Cadiz tambien existe la "bruja piti" aunque no se muy bien quien era, lo cierto es que a las mujeres feas y con nariz aguileña o verrugas se dice que se parecen a la bruja piti Y ya por ultimo en la sierra de Cadiz se temia al "Alicante" . una especie de serpiente peluda que se colaba de noche en los gallineros. Parece ser que el origen de este monstruo es un mustelido llamado meloncillo. Una especie de huroncillo, la madre suele ir con todas sus crias detras, cogidas unas a otras mordiendose la cola , formando una fila larga y peluda.

  38. #38 Dingo 28 de sep. 2005

    Muchas gracias aladelta, galete y Uladh, y a todos, por vuestro esfuerzo. Tomo nota de todo, o como dicen por aquí, "oído cocina". La lista va creciendo, y muchos bichejos os agredecerán su perduración en la memoria, porque no los he encontrado en ninguna otra fuente.

  39. #39 José Carlos 29 de sep. 2005

    Hola, soy José Carlos de nuevo. Referente al "coco", existe la famosilla canción..."duérmete niño, duérmete ya... que viene el coco y te llevará... duérmete niño, duérmete ya... que viene el coco y te comerá... Y también... que viene el coco... y se lleva a los niños que duermen poco... Lamento si estas cancioncillas ( de las que desconozco más estrofas) le trae a alguien mal recuerdo. Un saludoten

  40. #40 José Carlos 29 de sep. 2005

    No sé si tienes a la "Santa Compaña", de la zona de Galicia. Procesión de seres nocturnos, el primero de los cuáles llevaba un candil encendido, y al que se le iban añadiendo a la cola de penitentes todos aquellos que veían a la dichosa procesión de almas en pena. Te pongo este enlace que encontré. Un saludoten a todos los "coqueros". http://funversion.universia.es/enigmas/santa_companya.htm

  41. #41 jarc 29 de sep. 2005

    No estoy seguro, pero, es bastante probable que la primera descripción de la "santa compaña" se encuentre en la magnífica "obrita" del siglo VII que conocemos como "Vitas" (Vidas de los Santos Padres Emeritenses). Lo buscaré. Saludos

  42. #42 Serantes 29 de sep. 2005

    Ahora que ya tenemos una nutrida relación de personajes asustaniños, sería interesante volver a repasarlos y estudiar que funciones cumplían cada uno. Como os he comentado anteriormente, a mí me asustaron con el Coco, Pedro Botero y el Sacamantecas; pero me da la sensación de que cada uno tenía un ámbito de actuación o una función diferente. Pedro Botero (el diablo, en realidad) castigaba las faltas morales, los pecados. Al niño que mentía o hurtaba le decían: te va a llevar Pedro Botero. El Sacamantecas se llevaba a los niños que se alejaban de la presencia de los mayores, o que no comían. El Coco, por su parte, era el ser misterioso que habitaba en la noche y en la oscuridad, y, como tal, castiga a los niños que no respetan la noche. En este sentido me recuerda al genio vasco Gaueko (literalmente, el de la noche). Este es el guardián de la noche y se lleva a los humanos que deambulan por la noche, diciéndoles: eguna egunekoentzat eta gaua gauekoentzat (el día para los del día y la noche para los de la noche), pues la noche es el momento en que los espíritus y los difuntos se pasean por la faz de la tierra. En resumen, creo que Coco es el residuo, la última latencia, de un antiguo dios guardian de la noche y del mundo de los difuntos. ¿Vosotros no encontráis diferencias entre las atribuciones de los distintos asustaniños que conocéis?

  43. #43 dinoska 30 de sep. 2005

    hola, soy dina de uruguay, no se imaginan la mezcla de asustaniños que tenemos en estos paises tan llenos de inmigrantes aca todos tenemos abuelos vascos,gallegos, andaluces, italianos etc,entonces esta mezcla de razas noshace tener una diversidad de constumbres y tradiciones, aca tenemos la vieja de la cueva, el viejo de la bolsa, el caminante que se roba los niños,el cuco, la cachabacha, creo que esto es lo que enriquece las culturas, la diversidad de costumbres y tradiciones, saludos.

  44. #44 aladelta 05 de oct. 2005

    Hola Dingo. Ahora que he vuelto a leer mi comentario, me doy cuenta de un pequeño, tonto, GRAN ERROR, por mi parte en el significado de sangueta. MEA CULPA. El significado de greixet/greixer es el correcto; lo mismo que saginero/saginer. El greix-et, es el diminutivo de greix algo así como gras-ita, sufijo -et es diminutivo masculino, equivale al -ito; lo que pasa es que el greix, ( “la grasa” en castellano) en catalán es masculino; El greix-er(algo así como el gras-ero el que se dedica o vive de la grasa) Ambas palabras vienen de greix, grasa. Lo saginero, saginer, viene de sagí, “manteca” en castellano. Pero: la sang[u]-eta, es el diminutivo de sang, "sangre", algo así como la sangre-cita; también es un plato típico valenciano con el mismo nombre, La sangueta amb ceba, hecha de sangre y cebolla. Entonces l'home de la sangueta sería algo así como el hombre de la sangrecita; y sí...todos estos personajes son equivalentes al sacamantecas castellano. Otra cosa: Si entras en http://celtiberia.net/articulo.asp?id=1072 En mi último comentario pongo cómo acceder a cualquier punto dentro de un documento. Así, por ejemplo el greixer, ver sacamantecas ; pues pinchando en ver sacamantecas, irías al punto sacamantecas directamente. En ese mismo artículo verás un enlace en internet para utilizar el lenguaje html y así conseguir, por ejemplo, letras en negrita, cursiva, enlazar imágenes, aumentar el tamaño de letra, meter una tabla, etc.

  45. #45 Vetonsoy 05 de oct. 2005

    Hola. Yo soy de Talavera, del oeste de la provincia castellana de Toledo. A mi me asustaban a la hora de dormir con el Bu, el hombre del saco, el tio Camuñas, el Diablo Cojuelo, el sacamantecas, el coco y el fraile del capuchón. Recuerdo dos canciones infantiles que se cantan en la comarca de Talavera al respecto: 1. Landu, landu serenadito landu cierra tus ojos niñito o vendrá el Bu..... 2. Duermete niño porque en la alameda hay un fraile con un capuchón con barbas de hurón que a los niños lleva..... Salud

  46. #46 Dingo 06 de oct. 2005

    Serantes: También creo que la clasificación funcional es de gran interés. Si te fijas, lo estoy haciendo en el apartado de la introducción. En cuanto a la posibilidad de que el coco tenga su origen e una personificación de la noche, tipo Gaueko, es sugerente. Al hilo de esto, he sabido de dos cocos catalanes que precisamente se identifican con la noche, la Basarda, y el Gambusí, y también en Cataluña se utiliza a veces, directamente, la propia Noche como asustaniños. Realmente el Coco, por las informaciones que manejo, suele ser ubicado en la cocina y no en el exterior de la casa, aunque esto bien pudiera ser una derivación o variante y quizá tengas razón. Aladelta, a no mucho tardar mejoraré el artículo con tus trucos. Arigatós pa tos.

  47. #47 Onnega 11 de oct. 2005

    Dos más gallegos sacados de Galicia mágica, Vítor Vaqueiro, editorial Galaxia, 2004 Zarronco: también conocido como Ronsoñas, en algunas descripciones aparece como pordiosero de físico desagradable, saco al hombro, costumbres nocturnas, irascible... Según otras puede aparecer como repugnante insecto o como fantasma que causa pavor entre los niños. Canouro: produce pesadillas, insomnio y es capaz de herir de muerte a los más pequeños hasta en los brazos de sus padres. Tiene algo de espíritu de las aguas y del bosque, diablo, trasgo. En un romance orensano del siglo XIX un niño lo describe como fantasma con un rabo más largo que las vigas del techo.

  48. #48 mycroft 11 de oct. 2005

    En Magacela ( Badajoz) las marimantas eran mujeres que arrebujadas en una manta y con un faro y cencerro, en el más crudo invierno vagaban por las empinadísimas calles rezando por las ánimas benditas, en cumplimiento de un voto o promesa, y algunas , dicen, por extravío mental. La intención no era la de asustar, pero coño si asustaban, sobre todo a los niños. La tradición se ha perdido ya en esta generación.

  49. #49 paulastur 14 de oct. 2005

    yo quiero comentar lo siguiente aunque pueda parecer mas de lo mismo. Mi padre que nacio en la Galicia rural(Mariña lucense),temblaba de miedo cada vez que le decian que podia encontrarse con una camisa de huesos(el dice camisas de osos aunque no se si estara bien escrito)a la vuelta de la esquina. Por otra parte mi madre nacida en el centro de extremadura,no se movia del corral de su casa por que pensaba que la podia secuestrar "El Tio del Unto":viene a ser el saca untos o sacamantecas ,lo que pasa es que por esas tierras los niños llaman a los mayores generalmente "tio". A mi que naci en asturias yque soy de otra generacion lo que mas miedo me daba (y todavia me dan)eran los espiritus y demas cosas similares.el coco y todo eso mas bien me daba la risa a

  50. #50 Ofydd 25 de oct. 2005

    en Betanzos (Galiza) tamén hai unha coca que sae o día da asuncion e mais o dia de san roque, ainda que orixinariamente saía tamen no dia do corpus. Parece ser que o Concello da cidade rifaba entre os gremios para ver a cal lle tocaba sacar á coca, e que non era precisamente agradable o paseo para o que a levaba. Presenta forma de dragón alado cunhas grandes fauces, que acciona un home metido dentro, que é tamén o que prende as mechas para que bote lume pola boca. A levan catro gamachiños (demos secundarios) guiados por un demo principal cargado de cencerros. A ver se me fago cunha foto para que a adxunten a este artigo!

  51. Hay 80 comentarios.
    1 2 página siguiente

Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba