Ir al Menú principal - Ir al contenido - Ir a los comentarios - Ir abajo

domingo, 20 de abril de 2014

Portal cerrado a las intervenciones

RSS Ult. artículos


Anteriores Refrescar

Ult. Comentarios a los artículos


Anteriores Refrescar

Marca páginas


El pico, la miga, el chico y otros "ico"s relacionados

Guarda el documento en tu marca páginas personal.

Autor:
domingo, 13 de julio de 2008
Sección: Lenguas
Información publicada por: lapurdi
Mostrada 18303 veces.


Ir a los comentarios

Ciertas raices ocupan en nuestra lengua, y también en otras, un lugar importante por tener una misma forma fonética, y si se sabe descubir, un mismo significado. "Ic" tiene una gran trascendencia por formar parte de lo que llamamos el caso "genitivo" y "partitivo".

"IC" EN LA LENGUA CASTELLANA

En principio relacionamos las palabras entre ellas por su significado. El significado de las palabras la dan las cosas que nombran, pero muchas veces cada palabra puede nombrar cosas muy diferentes, y en otros casos, diferentes palabras son aplicables a una misma cosa. Por ello siempre nos debemos preguntar: ¿qué es lo que realmente significa esa palabra?¿Cual es su etimologia, su origen, su semàntica, escondida bajo un significado más o menos aparente?

Pico” es una palabra que puede nombrar diferentes cosas, y que en principio no parece claro que provengan de un origen común: puede significar el extremo agudo, afilado, utilizado como herramienta, y que sirve, precisamente, para “picar”, un derivado más de “pico”, que nos abre todo un nuevo campo semántico. También significa la boca dura y puntiaguda de las aves, así como el extremo puntiagudo de las cimas montañosas, habitualmente rocosas. Pero fuera de las formas, más o menos agudas y en el extremo de una cosa, o animal, reciben también el nombre de “pico” las pequeñas cantidades que son extraidas, muchas veces por el efecto del “picar”, de una massa, de un objeto macizo. Así tenemos que ambas cosas: las extremidades puntiagudas, y las pequeñas cosas extraidas tienen el nombre de “pico”, un mismo nombre pero sin tener la seguridad de pertenecer a un mismo origen.

De hecho, y tal como iremos vienda a lo largo de todo este escrito, la raíz “ic” le da ese sentido de 'cosa extraida del interior'. En el caso de la acepción de “pico” más habitual, la extracción se debe entender como el extremo y su forma aguda es como si una fuerza exterior efectuara un estiramiento de la masa de donde surge el pico, seria la extracción desde el interior dandole una salida hacia afuera o hacia arriba. Segun la Real Academia Española “pico” es una palabra celto-latina, “beccus”, con el mismo significado que ahora conocemos. También las partes pequeñas del tiempo o del dinero son denominadas como “picos”, como algo pequeño que se añade o suma a las cantidades más grandes y redondas.

Otras palabras que derivan de “pico”, además de “picar” con sus diferentes accepciones, tenemos “pica”, “peca”, “apícola”, “ápice”, etc., estas últimas con una “a-” inicial que con el tiempo fácilmente se puede haber elidido.

La “miga”, aplicada habitualmente a las pequeñas particulas de comida que se desprenden al cortarla o comerla, proviene de la palabra latina “mica”, 'trocito pequeño', concepto que se ha conservado integramente en el catalán “mica”, sinónimo de “poco”. Por su simple claridad semàntica casi no es necesaria la explicación sobre su relación con la raíz “ic”, con su significado de 'extracción del interior', ya que casi es un calco que solo sufre el añadido de la “m-” inicial, que también refuerza ese concepto de 'extracción', por el valor semántico de “m-” como 'desprendimiento de algo', como 'caida, producción involuntaria'. Es decir, la extracción que representa “ic” se da por el hecho de desprenderse de algo, lo cual produce esas pequeñas particulas como son las “migas” en el acto de partir el pan. Una palabra muy probablemente relacionada con “miga” es “migrar”, con sus derivados “emigrar” o “inmigrar”. Aquí tenemos a la persona como parte que se desprende de su comunidad de su conjunto, de su ambiente, para marchar y separarse de su grupo.

La tercera palabra, ya tratado por mi en otro articulo publicado en este foro, “el chico Che”, se referiere al adjetivo “chico”, a veces nominalizado, que creo que equivocamente los diccionarios etimológicos lo relacionan con la palabra latina “ciccum”, 'pequeña membrana de algunas frutas', que por extensión significa 'cosa de muy poco valor'. En realidad tenemos el adjetivo vasco “txiki”, 'pequeño', que de forma sencilla y clara nos da el verdadero sentido y origen de esa palabra, encontrado en el vasco, cuando los latinistas se esfuerzan en remitir la mayoria de las palabras al latín.

Txiki” al igual que “xic” en catalan, no solo indica a personas o cosas pequeñas, sino a partes de cosas que son extraidas, y que por ser extraidas de otras más grandes, casi siempre son cosas pequeñas, tal y como es el bebé recienacido, extraido del cuerpo de su madre. En catalán, la palabra “xic” viene a representar, también, un sinómino de 'poco', 'trocito', 'pizca'. La misma palabra “achicar” indica el acto de ir extraiendo, habitualmente agua, poco a poco, en pequeñas cantidades.

Nuevamente en “chico” encontramos la raíz “ic” que ocupa un valor nuclear en la palabra, y no por casualidad le da ese valor semántico de cosa extraida del interior, más un primer fonema “ch” con su significado, al menos que yo tengo constatado, de 'depósito', y del cual se extrae esa pequeña parte.

Muchas otras palabras son las derivadas de “ic”, que encontramos ya con otras formas, de morfemas, más que de lexemas, con su caràcter de sufijo habitualmente, pero tambien de infijo o prefijo. Por lo tanto, además de raíz nuclear de muchas palabras, de muchas raices, encontramos a “ic” en algunos morfemas.

Por ejemplo, los adjetivos tan típicos acabados en “-ico”, que creo tienen sus antecedentes en el latín y el griego, aunque no únicamente, forman nombres del tipo: fís-ico, táct-ico, árt-ico, etc. (con origenes griegos) o mág-ico, sabáti-ico, domin-go, hispán-ico, etc., con origen latino. No solo conserva la capacidad de formar adjetivos desde la antigüedad sino que aún hoy, actualmente, puede continuar formando adjetivos nuevos: bás-ico, lingüíst-ica, telemát-ica, etc. De hecho parece ser el griego en donde el caso gentivo se formaba a través de la terminación “-ikos”, y de aquí su valor de determinativo o genitivo, que hoy podemos traducir como 'de', o 'propio de' o 'perteneciente a'.

Otro grupo derivado de “ic” lo encontramos formando parte de las misma raices de ciertas palabras, en donde los morfemas que hemos visto, quedan confundidos con la misma raíz a la que complementa, y que en su dia debió utilizarse para formar un genitivo o adjetivo. Se trata de palabras como “pellizcar”, del latino “vellicicare”, con el significado idéntico a “pellizcar”. “Velli” es la raiz de la palabra “piel” y “pelo”, y de la cual se debió formar “vellic-ic”, en el sentido de extracción de la piel, coincidente con el valor del “pellizco”, aunque quizás otros autores quieran ver en este “ic” la parte inicial  de “-care”, como morfema verbal con el significado de 'hacer'.

Otra palabra donde se confunde “ic” es “antigua”, derivada del latin “antiquus”. Aquí vemos que el hecho de escribir “antiquus” con “qu” nos impide ver un caso más del morfema “ic”, esta vez aplicado a “ant-” con el significado de 'antes' o 'delante', tal como corresponde a lo que pertenece al tiempo delantero, o que vino anteriormente. Dentro de este grupo también podemos incluir las palabras analizadas en un primer momento: pico, miga y chico, en donde “ic” se integra perfectamente a la raíz de la palabra.

Un tercer grupo és el formado por palabras que han sido definidas como onomatopeias al ser “ic” un aparente sonido de ciertas acciones, aunque es en estas palabras donde más claramente se transparenta el significado real de “ic” por arrancar el mismo de conceptos psicológicos de los fonemas.

Tenemos palabras como “tic” o “clic”, que la Real Academia Española, en su diccionario etimológico, da como onomatopeias, y en cambio en otros diccionarios de otras lenguas reconocen otros origenes no estrictamente relacionados con las onomatopeias, es decir, con los sonidos físicos transcritos por las palabras. Estas palabras estan compuestas con “ic”, y en donde queda muy claro el significado de lo 'extraido del interior', en el caso de “tic” con un fonema “t” que representa el referente, algo determinado, del cual se extrae una parte, ya sea aplicado a movimientos de cosas (saeta del reloj, péndulo, latido de la sangre, etc.) o de partes o miembros del cuerpo, efectuados de forma rápida e involuntaria. En el caso de “clic”, ese movimiento de extracción se realiza sobre un movimiento previo definido por “cl-” que significa aquello que esta undido, desgastado, cl-avado, que son conceptos derivados de la raiz “cal”, apocopada en “cl”.

Estas palabras supuestamente onomatopeias nos llevan a nombres de movimientos oscilatorios, identificados como movimientos de interior a exterior, como son: tic-tac, zig-zag, ñic-ñac, etc. En estas palabras antagónicas se ve bien claramente como la “i” y la “a” representan movimientos de sentido contrario, que juntos nos dan el movimiento oscilatorio típico de las idas y venidas de ciertas cosas. Aquí “ic” vuelve a relacionarse con los “ic” analizados, es decir, aquello que se extrae del interior, a diferencia de “ac” para lo que se extrae del exterior.

Escribe aquí el segundo bloque de texto de tu artículo


No hay imágenes relacionadas.



Comentarios


#1 Llug

lunes, 14 de julio de 2008 a las 08:37

Curioso artículo :)  Aporto otra palabra (es llana):

http://mas.lne.es/diccionario/index.php?palabra=mosicu



Hay 1 comentarios.
1


Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba

No uses esta información en otros sitios web ni publicaciones, sin el permiso del autor y de Celtiberia.net

Antiqua Excelsa - Reproducciones arqueológicas y arte antiguo
Antiqua Excelsa - Reproducciones arqueológicas y arte antiguo

Novela histórica de aventuras. El puente del tiempo

Anunciate aquí
Desde 60€/mes tu anuncio en las 86.000 páginas que componen celtiberia.net. Se mostrará alrededor de 150.000 veces cada mes.



Sugerencias


Accesibilidad

XHTML valido

CSS valido

Mejor con Firefox

Celtiberia.net accesible

Diseño web por menosdiez.com

Sistema de Gestión del Conocimiento Tribu

Generado en 0,07813 segundos

Último reset: 20/04/2014 18:00:03