Ir al Menú principal - Ir al contenido - Ir a los comentarios - Ir abajo

jueves, 24 de abril de 2014

Portal cerrado a las intervenciones

RSS Ult. artículos


Anteriores Refrescar

Ult. Comentarios a los artículos


Anteriores Refrescar

Marca páginas


El hallazgo de un cráneo revela que los neandertales pudieron cruzarse con los hombres

Guarda el documento en tu marca páginas personal.

Autor: Atalaya
sbado, 20 de enero de 2007
Sección: Artículos generales
Información publicada por: Atalaya


Mostrada 8668 veces.


Ir a los comentarios

La calavera de un adolescente de hace 40.000 años encontrada en Rumanía posee rasgos similares a los de la especie extinguida.
Esta noticia ha salido publicada en el periódico ADN de Madrid (de distribución gratuita), el 17 de Enero de 2007. Se puede consultar en su edición digital en:
http://www.diarioadn.com/sociedad/detail.php?id=20569


























Publicado en el diario ADN de Madrid (de distribución gratuita), el 17 de Enero de 2007

http://www.diarioadn.com/sociedad/detail.php?id=20569
La calavera de un adolescente de hace 40.000 años encontrada en Rumanía posee rasgos similares a los de la especie extinguida.

Reuters, Washington
Un cráneo de 40.000 años de antigüedad encontrado en una caverna de Rumanía tiene características tanto de los seres humanos modernos como de los neandertales, y podría demostrar que ambas especies se cruzaron.

Si se confirman los hallazgos mostrados por un grupo de investigadores este lunes, el cráneo representaría los restos más antiguos de un ser humano moderno encontrados hasta ahora en Europa.

El estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, se sumará al debate de si los homo sapiens modernos simplemente exterminaron a sus primos neandertales o tuvieron algún tipo de interacción con ellos primero.

Muestras de ADN procedentes de huesos neandertales sugieren que no hubo cruce, o al menos que ninguna contribución genética neandertal llegó al ADN moderno.

Huesos encontrados

Sin embargo, Erik Trinkaus, de la Universidad de Washington en St. Louis ha encontrado en el pasado huesos que cree que poseen características tanto humanas como neandertales, y ahora él y sus colegas han hallado un cráneo.

La calavera, probablemente de un adolescente, ha sido datada en 40.000 años de antigüedad y muestra muchos rasgos modernos. Sin embargo, también es un poco más plana que la mayoría de las de homo sapiens modernos, y los excepcionalmente grandes molares superiores están más asociados a los neandertales.

"Este tipo de diferencias plantean importantes preguntas sobre la historia de la evolución de los seres humanos modernos", dijo Joao Zilhao, de la Universidad de Bristol en Reino Unido, que trabajó en el estudio.

Podría tratarse de una "inversión evolutiva", declaró, con los seres humanos retrocediendo hacia formas arcaicas.

"Podría también reflejar una mezcla con poblaciones neandertales a medida que los humanos modernos se extendían por la Eurasia occidental", dijo Zilhao.

"Esta mezcla habría llevado tanto a rasgos arcaicos retenidos de los neandertales como a combinaciones únicas de características procedentes de la fusión de grupos genéticos anteriormente divergentes".

Neandertales sustituidos

Se cree que los humanos modernos se extendieron por Europa hace unos 45.000-50.000 años, y sustituyeron completamente a los neandertales hace unos 30.000 años.

Pero eso supone al menos 10.000 años de convivencia, y objetos atribuidos a humanos más modernos se han encontrado en localizaciones neandertales.

Los neandertales también fueron designados antiguamente homo sapiens, aunque son una subespecie específica: homo sapiens neanderthalis. Sin embargo, algunos expertos les designan ahora como una especie diferente, homo neanderthalis.

Extracto del artículo original publicado en "Proceedings of the National Academy of Sciences" edición On-line 16/01/07

http://www.pnas.org/cgi/content/abstract/0610538104

NOTA: Este pequeño resumen ha sido sacado del la Web en la que se puede consultar el texto del artículo original completo en PDF (hay que suscribirse), se recomienda leer este extracto en dicha Web debido a problemas con algunas palabras que, por contener caracteres especiales, no se han copiado y pegado bien.


Published online before print January 16, 2007
Proc. Natl. Acad. Sci. USA, 10.1073/pnas.0610538104


Pestera cu Oase 2 and the cranial morphology of early modern Europeans


Contributed by Erik Trinkaus, November 29, 2006 (sent for review November 7, 2006)

Between 2003 and 2005, the Pestera cu Oase, Romania yielded a largely complete early modern human cranium, Oase 2, scattered on the surface of a Late Pleistocene hydraulically displaced bone bed containing principally the remains of Ursus spelaeus. Multiple lines of evidence indicate an age of 40.5 thousand calendar years before the present (35 ka 14 C B.P.). Morphological comparison of the adolescent Oase 2 cranium to relevant Late Pleistocene human samples documents a suite of derived modern human and/or non-Neandertal features, including absence of a supraorbital torus, subrectangular orbits, prominent canine fossae, narrow nasal aperture, level nasal floor, angled and anteriorly oriented zygomatic bones, a high neurocranium with prominent parietal bosses and marked sagittal parietal curvature, superiorly positioned temporal zygomatic root, vertical auditory porous, laterally bulbous mastoid processes, superiorly positioned posterior semicircular canal, absence of a nuchal torus and a suprainiac fossa, and a small occipital bun. However, these features are associated with an exceptionally flat frontal arc, a moderately large juxtamastoid eminence, extremely large molars that become progressively larger distally, complex occlusal morphology of the upper third molar, and relatively anteriorly positioned zygomatic arches. Moreover, the featureless occipital region and small mastoid process are at variance with the large facial skeleton and dentition. This unusual mosaic in Oase 2, some of which is paralleled in the Oase 1 mandible, indicates both complex population dynamics as modern humans dispersed into Europe and significant ongoing human evolution once modern humans were established within Europe.

------------------------------------------------------

Author contributions: H.R., J.Z., S.C., and E.T. designed research; H.R., .M., R.R., M.G., L.S., O.M., J.Z., S.C., R.G.F., C.P.E.Z., M.P.d.L., and E.T. performed research; H.R., R.G.F., and E.T. analyzed data; and H.R. and E.T. wrote the paper.

Hélène Rougier , Stefan Milota , Ricardo Rodrigo , Mircea Gherase , Laurentiu Sarcina , Oana Moldovan ||, João Zilhão , Silviu Constantin , Robert G. Franciscus , Christoph P. E. Zollikofer , Marcia Ponce de León , and Erik Trinkaus
*Department of Anthropology, Campus Box 1114, Washington University, St. Louis, MO 63130; Service Anthropologie et Préhistoire, Institut Royal des Sciences Naturelles de Belgique, Rue Vautier 29, 1000 Brussels, Belgium; Pro Acva Grup, Strad Surduc 1, 1900 Timioara, Romania; ¶Centro Nacional de Arqueologia Náutica e Subaquática, Instituto Português de Arqueologia, Avenida da India 136, 1300 Lisbon, Portugal; ||Institutul de Speologie "Emil Racovi," Clinicilor 5, P.O. Box 58, 3400 Cluj, Romania; **Department of Archaeology and Anthropology, University of Bristol, 43 Woodland Road, Bristol BS8 1UU, United Kingdom; Institutul de Speologie "Emil Racovi," Strad Frumoas 31, 010986 Bucharest 12, Romania; Department of Anthropology, Macbride Hall 114, University of Iowa, Iowa City, IA 52242; and Anthropologisches Institut, Universität Zürich, Winterthurerstrasse 190, CH-8057 Zürich, Switzerland

The authors declare no conflict of interest.

To whom correspondence may be addressed.

Hélène Rougier, E-mail: hrougier@artsci.wustl.edu
Erik Trinkaus, E-mail: trinkaus@artsci.wustl.edu

http://www.pnas.org/cgi/content/abstract/0610538104


Comentario en español al artículo completo


NOTA: Extraído del Blog Teimagino. Es más amplio que el del Diario ADN.
http://teimagino.com/

Somos Neandertales
Neandertales: nuevo cráneo siembra duda.


http://teimagino.com/index.php/2007/01/16/somos-neandertales/

Hallado en una cueva de Rumania, es claramente humano, pero con atavismos. Si no evidencia que hubo cruce entre los dos grupos, al menos es muy antiguo. Erik Trinkaus es uno de los expertos clave en los primeros hombre.

Un cráneo descubierto en una caverna de Rumania incluye características de los humanos modernos y los neandertales, lo que posiblemente sugiere que ambas especies pudieron cruzarse hace miles de años.

Los neandertales fueron reemplazados por primitivos humanos modernos. Los investigadores han discutido mucho tiempo si los dos grupos llegaron a mezclarse, aunque la mayoría lo duda. La última evidencia de los neandertales data de hace al menos 24 mil años.

El cráneo que tiene características arcaicas y modernas es discutido en un reporte escrito por Erik Trinkaus, de la Universidad Washington en St. Louis. El reporte aparece en la edición del martes de los Proceeedings of the National Academy of Sciences.

El cráneo fue encontrado en la Pestera cu Oase, o la Caverna con huesos, en el sudoeste de Rumania, junto con otros restos humanos. La datación por carbono radiactivo indica que tienen al menos 35 mil años de edad, y bien pudieran tener más de 40 mil.

Los investigadores dijeron que el cráneo tiene las mismas proporciones que una cabeza humana moderna y que carece del enorme arco superciliar comúnmente asociado con los neandertales.

Sin embargo, también tiene características inusuales para los humanos modernos, como un aplanamiento de la región frontal, un hueso bastante grande detrás de la oreja y molares superiores excepcionalmente grandes, que aparecen entre los neandertales y otros homínidos primitivos.

“Tales diferencias plantean importantes cuestiones acerca de la historia evolutiva de los humanos modernos”, dijo Joao Zilhao, coautor del reporte, de la Universidad de Brístol, en Inglaterra.

El cráneo podría reflejar un caso en el que tendencias arcaicas reaparezcan en un humano moderno, o podría indicar una mezcla de las poblaciones, dijo Zilhao.

O quizá simplemente la ciencia no ha sido capaz de estudiar lo bastante a las comunidades primitivas de humanos modernos como para comprender su diversidad.

El doctor Richard Potts, el Museo Nacional de Historia Natural, de la Institución Smithsonian, apuntó que el cráneo representa el humano moderno más primitivo jamás hallado en Europa.

En este sentido es un asunto importante, dijo, pero la combinación de características no necesariamente indica que hubo entrecruzamiento de las dos poblaciones.

En conjunto no hay evidencias sólidas de que se hayan mezclado las poblaciones de neandertales y humanos modernos, y “esto no agrega nada” al argumento, dijo Potts, que no participó en la investigación.

Ninguna de las características citadas como inusual en los humanos modernos es exclusiva de los neandertales, dijo Potts. Más bien, podría tratarse de características transmitidas por poblaciones más primitivas en África.

El trabajo de campo que descubrió el cráneo se realizó en 2004 y 2005.

Mientras tanto, un equipo de investigación dirigido por Svante Pääbo, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, en Leipzig, Alemania, está tratando de cartografiar el genoma de los neandertales, con la esperanza de comprender mejor cualquier posible relación con el humano moderno.

La investigación multinacional fue pagada por la Fundación Nacional de Ciencias de Estados Unidos, la Fundación Wenner-Green, la Universidad de Washington, la Fundación Leakey, el Instituto de Arqueología de Portugal, el Real Instituto Belga de Ciencia Natural, el Consejo Nacional Rumano para la Investigación Académica, y la Fundación Fyssen.

Un modelo hecho para seguir discutiendo

En 2002, un equipo de espeleólogos rumanos exploraba una cueva en el valle de Minis, en la ladera occidental de los Cárpatos, cuando encontró una cámara con restos óseos hasta entonces desconocidos.

Primeros restos. Los técnicos determinaron que osos cavernarios (Ursus spelaeus), hibernaban en la cueva, Pronto se halló una mandíbula humana completa (”Oase 1″), y se determinó que tenía de 35 mil a 40 mil 500 años de edad. El análisis reveló que es una mandíbula de humano moderno, pero que también contiene rasgos más arcaicos, tal vez neandertaloides.

Más hallazgos, misma tendencia. En 2003, más exploraciones de la cueva hallaron residuos de una cara, un hueso temporal completo y fragmentos de huesos frontales, parietales y occipitales. Se determinó que pertenecían a dos individuos distintos (”Oase 2″, un adolescente de unos 15 años, y “Oase 3″, una mujer madura). Juntos refuerzan el modelo de un cráneo moderno con rasgos arcaicos.

El modelo de la cruza. Algunos de los científicos (en particular Joao Zilhao) sostienen que la suma de todos los factores apunta a que sí pudo haber cruzamientos entre poblaciones humanas y de neandertales. Pese a las diferencias entre ambas, dicen, el resultado final de largo plazo fue una “mezcla biológica y cultural”, de la que eventualmente desapareció el material genético de los neandertales.

Monterrey/Horacio Salazar

No tan nuevos

Humanos modernos salieron del este de África hace unos 150 mil años y se propagaron al sudoeste de Asia y al sur de África. Luego emigraron a Europa hace unos 40 mil años.

El cráneo analizado por los científicos, llamado Oase 2, se encontró en una caverna rumana en la temporada 2004-2005, y habría pertenecido a los primeros cinco milenios de ocupación humana en Europa.

Su mezcla de rasgos primitivos y modernos puede ser hija de una regresión, de un entrecruzamiento de poblaciones o de datos insuficientes del Paleolítico medio.

Más informacióen en: http://www.diarioadn.com/sociedad/detail.php?id=20569


No hay imágenes relacionadas.



Comentarios


#1 Atalaya

sbado, 20 de enero de 2007 a las 16:40

Hola a todos:

Quisiera comentar que en el extracto del artículo original (en inglés) no se menciona explícitamente que el cráneo tenga rasgos propios de los Neandertales (al menos yo no lo he entendido así), más bien para indicar (final del extracto) "la significativa continuación de la evolución humana una vez que los humanos modernos estaban establecidos dentro de Europa" ("significant ongoing human evolution once modern humans were established within Europe").

No he leído el artículo completo porque no estoy suscrito a la revista, sin embargo varios comentarios que he leído en español sobre este artículo si destacan la mezcla de rasgos del cráneo.


#2 Kaerkwes

sbado, 20 de enero de 2007 a las 17:17

está claro que se trata de una especie de periódico gratuito para leer en el Metro, pero el título es totalmente inapropiado. Los Neanderthales son también hombres; de otra especie humana pero hombres.


#3 Atalaya

sbado, 20 de enero de 2007 a las 17:31

Bien visto Kaerkwes, la verdad es que ni me había dado cuenta.

Para ampliar información, estos son los artículos de El País y El Mundo sobre el mismo tema (no los añado para no recargar más el artículo):

El País 16/01/07:
UN EUROPEO UN POCO NEANDERTAL
Un cráneo de 'Homo sapiens' de hace 40.000 años revela el cruce de especies
http://www.elpais.com/articulo/ultima/europeo/poco/neandertal/elpepugen/20070116elpepiult_1/Tes

A destacar:
El cráneo no tiene características neandertales explícitas", explicó ayer Trinkaus. "Sin embargo, su combinación de rasgos modernos y arcaicos puede aducirse para reforzar los argumentos a favor de cierto grado de mezcla entre los neandertales y los humanos modernos, unas inferencias hechas a partir de otros fósiles del mismo periodo".


El Mundo 17/01/07
LOS CRÁNEOS, MÁS ACHATADOS QUE LOS DE HOMBRES ACTUALES
Un estudio revela la evolución morfológica de los primeros europeos
http://www.elmundo.es/elmundo/2007/01/15/ciencia/1168880461.html

A destacar:
Los científicos indicaron en la revista 'National Proceedings of the National Academy of Sciences' que una comparación de los fragmentos craneanos rumanos con otros cráneos reveló características de seres humanos actuales y también de neandertales.
Según Joao Zilhao, profesor de la Universidad de Bristol (...).
"Podrían ser resultado de una regresión evolutiva o el reflejo de una muestra paleontológica incompleta de la diversidad humana en el Paleolítico Medio", señaló.
Pero también podrían ser una prueba de una mezcla con las poblaciones neandertales a medida que esos seres humanos se propagaban a través de Europa occidental, agregó.

Saludos.


#4 cantabron

domingo, 21 de enero de 2007 a las 21:59

¿quieren ver un tio con los rasgos de neandertal?
Salvo que tiene barbilla tiene los rasgos. Me refiero a los arcos superciliares, enormes como los de un neandertal.
La frente hundida.

Se trata del campeon del mundo de boxeo de los pesos pesados. Mide 2.13.Ya se que los neandertales median 1.60 mas o menos..

Vean y juzguen. Seguro que no le conocian. En este video se aprecia su cara muy bien.

http://www.youtube.com/watch?v=UblrEiKEcm8&mode=related&search=


#5 Atalaya

martes, 23 de enero de 2007 a las 20:32

Hola a todos:

Cuando leí este artículo el miércoles pasado de camino al trabajo inmediatamente pensé que había que ponerlo en Celtiberia, que se liaría un buen debate (de los clásicos de por aquí) debido al impacto de la noticia, y sobre todo, al gran interés que últimamente está despertando el hombre de Neandertal y su posible o imposible relación con el Homo Sapiens Sapiens.

Sin embargo me he equivocado y el artículo ha pasado desapercibido, así que pongo un último comentario antes de que sea enterrado en la biblioteca de Celtiberia.

La verdad es que me hubiera gustado colgar el artículo de El País o de El Mundo porque son mucho más extensos que los de los diarios gratuitos, pero los estuve buscando en sus Webs y no los encontré (tonto de mí de no haber buscado utilizando los nombres de los científicos mencionados desde el principio), así que colgué el del diario ADN.

Este artículo peca un poco de sensacionalista, ya que sobre todo destaca el supuesto cruce entre los Neandertales y nuestros antepasados (Homo Sapiens Sapiens ¿ya no se usa Cromagnones? últimamente no lo he visto), en lugar de centrarse en el asunto principal, el hallazgo de un cráneo y huesos de un Sapiens Sapiens con unas características muy extrañas y arcaicas, lo que parece indicar que el hombre actual llegó a Europa sin haber terminado de evolucionar, y aquí continuó cambiando hasta convertirse en lo que somos nosotros ahora.

El titular de El País sigue la misma línea, aunque no es tan sensacionalista, mientras que El Mundo se ciñe a la morfología de los huesos y al tema de la evolución en Europa. Sin embargo ambos artículos mencionan las dos cuestiones, arcaísmo de los huesos indicando una continuación de la evolución y posible cruce con los Neandertales.

En realidad, el cruce con un Neandertal parece ser la opinión personal de los científicos mencionados en el artículo, que se basan en la apariencia y morfología de los huesos encontrados, sin aportar pruebas sólidas (al menos bajo mi punto de vista).

También he intentado localizar el artículo original en inglés de la revista "Proceedings of the National Academy of Sciences" para comprobar lo que realmente dice, pero en su Web sólo se permite consultar un extracto del mismo (el que he puesto aquí).

Saludos.


#6 Ramonmo

mircoles, 24 de enero de 2007 a las 17:13

Atalaya, dices:

"En realidad, el cruce con un Neandertal parece ser la opinión personal de los científicos mencionados en el artículo, que se basan en la apariencia y morfología de los huesos encontrados, sin aportar pruebas sólidas (al menos bajo mi punto de vista)."

Sólo se me ocurre una prueba "sólida-sólida" de que los humanos modernos se hubieran cruzado con neanderthales; implica una primera fase "prehistórico-voyeur" y una segunda de paciente espera a ver si del cruce sale algo.

Tradicionalmente, tenemos dos especies diferentes cuando del cruce entre ambas no puede obtenerse descendencia fértil. En paleontología, esto no puede comprobarse prácticamente nunca. En realidad, algo que se olvida muy a menudo es que los paleontólogos trabajan con "morfoespecies", no auténticas especies.

Un paleontólogo clasificaría el chihuahua y el gran danés como especies distintas, y el mosquitero común y el pálido (son pequeñas aves) como la misma. En evolución humana, hay quien sospecha que el Australopithecus africanus y el A. robustus son en realidad la hembra y el macho de una misma especie.

Yo creo que no hay más que una especie humana desde el Homo erectus, que ha evolucionado de forma más o menos diferenciada según las zonas. Esta es la hipótesis "multirregional", que era bastante popular hasta el advenimiento de la genética. Ésta "podó el arbusto" de la evolución humana hasta dejarla con el aspecto de un arbolito.

Pero es que, si sabes como funcionan las técnicas que se aplican al estudio de las genealogías por ADN, no podía obtenerse otro resultado que ése. Por algo se llaman "cladísticas" (klados=rama, si no me equivoco).

La variabilidad humana actual ya es enorme, quizá no mucho menor que la podríamos obtener si ponemos juntos en un revoltijo huesos de nuestros ancestros de menos de un millón de años. Y todos nosotros somos la misma especie.

Si no me equivoco, la paleoantropología nos seguirá dando en los próximos años más ejemplos de fósiles con estas características "intermedias", mientras que la genética no llegará nunca a resultados concluyentes.

Si me equivoco, pues me callo.

Un saludo.


#7 Atalaya

jueves, 25 de enero de 2007 a las 08:39

Hola Ramonmo:

No tengo conocimientos en el tema y por desgracia no he entendido tu explicación ¿Qué es una morfoespecie?

El experimento que planteas (aparear a un/a Homo Sapiens Neandertalensis y a un/a Homo Sapiens Sapiens para ver si su hijo/a es fértil y podría tener a su vez hijos/as) obviamente hoy en día es imposible (nos falta el Neandertalensis).

Creo que la genética defiende que ninguno de los hombres actuales es descendiente de un Neandertal, sino de un ancestro del Neandertal que también lo es de los Homo Sapiens Sapiens, y que vivió hace muchísimos miles de años (creo que entre 500.000 y 700.000), y de momento nadie le ha podido contradecir.

Otro experimento que se me ocurre a mí, es recuperar el ADN Mitocondrial de todas las hembras de Neandertal que se hayan encontrado (si el ADN está en buen estado), he intentar encontrar a alguien vivo con el mismo ADN. No sé si será viable desde el punto de vista genético (eso espero que lo aclaren los entendidos en genética y evolución), pero al menos sería posible obtener los ADNs mitocondriales de ambas especies (otra cosa es el estado del ADN Neandertal y el coste del experimento).

Saludos.


#8 Ramonmo

jueves, 25 de enero de 2007 a las 09:24

Atalaya:

Pues morfoespecie es una especie definida únicamente a partir de su morfología, sin tener en cuenta el aspecto reproductivo. He tratado de ilustrarlo con el ejemplo de los perros y los mosquiteros. El chihuahua y el gran danés serían morfoespecies, ya que son tan diferentes que un observador sin conocimientos previos, por ejemplo un paleontólogo marciano que se encontrara sus restos, nunca los consideraría seres del mismo tipo, aunque sabemos que, en realidad, pueden cruzarse (con un poco de ayuda, supongo). En cambio los mosquiteros común y pálido son morfológicamente casi indistinguibles, pero no pueden cruzarse. Son auténticas especies.

Por definición, un paleontólogo siempre trabajará con morfoespecies, ya que únicamente por los restos óseos no pueden deducirse o descartarse las posibilidades de que dos ejemplares se cruzaran. El paleontólogo marciano que encontrara restos de gorilas clasificaría sin duda a los machos en una morfespecie y a las hembras en otra, porque su morfología es muy distinta. Lo más probable es que pensara que eran especies diferentes, sin cruzamiento posible entre ellas, aunque relacionadas evolutivamente.

Simplificando, la genética trabaja a partir de las diferencias entre secuencias de ADN; las secuencas quedan dispuestas ordenadamente en un gráfico en forma de árbol con ramificación dicotómica (cladograma) según cómo de grandes sean esas diferencias. Dos muestras muy parecidas aparecen como ramas contiguas en el árbol, compartiendo un mismo origen. Dos muestras menos parecidas aparecen como ramas alejadas, y el origen común está más lejos, más "cerca del tronco". O sea, que si se trabajara con tres muestras de ADN, una tuya, otra de un hermano tuyo y otra mía, vosotros dos apareceríais como dos ramas juntas que parten directamente del mismo origen, sin ramificaciones intermedias, mientras que para llegar hasta mí en ese gráfico habría que pasar por toda una serie de bifurcaciones. Al final nuestro antepasado común resultaría estar bastante alejado y ser bastante diferente a nosotros mismos.

Lo que pasa es que en este sistema nada te asegura que ese antepasado común nuestro fuera o no fuera realmente un ser humano (perteneciera a nuestra especie "real"). Sólo podemos saber cómo de diferente genéticamente era ese antepasado respecto a nosotros. A partir de ahí se puede elucubrar. Aparte, este sistema acaba por dar siempre la imagen de un antepasado común único, con unas características y una localización geográfica concretas. Es decir, que si el modelo real de evolución humana fuera multirregional (algo teóricamente posible) este método no podría detectarlo.

Si no he logrado explicarme bien puedes buscar "cladística" en la wikipedia.

Saludos


#9 Atalaya

jueves, 25 de enero de 2007 a las 22:01

Te has explicado muy bien Ramonmo, ahora si lo he entendido. Muchas gracias.

Saludos.


#10 Servan

viernes, 26 de enero de 2007 a las 00:41

El ADN mitocondrial solo se hereda por el óvulo, ya que los espermios no tienen mitocondrias. Nosotros no tenemops ADN mitocondrial neanderthal, eso está demostrado. De modo que la posibilidad de cruce sería solamente de un neander macho que se hubiese cruzado con una sapiens sapiens.


#11 Ramonmo

viernes, 26 de enero de 2007 a las 09:49

Pero Servan, hasta donde yo sé no se puede demostrar que no tenemos ADN mitocondrial neandertal; lo único que se puede demostrar es que las muestras de ADN mitocondrial neandertal que se han encontrado son significativamente diferentes de las humanas actuales.

Los problemas de la aproximación genética a la evolución son muchos:

-En primer lugar, se trata de usar técnicas estadísticas, por lo que la fiabilidad del resultado depende muchísimo del tamaño de las muestras que se comparen.
-En segundo lugar, no se conocen bien las tasas de mutación, que son las que generan la variabilidad. Además, es muy probable que distintos genes muten a velocidades diferentes.
-En tercer lugar, se dan casos de deriva génica, en los que en poblaciones aisladas se van acumulando diferencias en el ADN. La comparación, por lo tanto, es muy sensible a la geografía y a la historia. No es lo mismo un neandertal de Gibraltar que otro de Rusia.
-Comparar una muestra de humano actual con otra de neandertal de hace 40.000 años tiene poco sentido; habría que comparar el ADN neandertal com ADN sapiens de hace 40.000 años (no sé si se ha hecho).
-No se sabe bien cómo se relaciona el genotipo con el fenotipo (o sea, el genoma con su resultado, el cuerpo humano concreto). Así que no es posible (excepto en caso muy concretos) decidir si tal diferencia en el ADN es funcionalmente relevante o no.
-Por último, hay que tener siempre en cuenta que lo que arrojan los estudios genéticos es una estimación de la distancia genética, o sea de cómo de diferentes son dos muestras de ADN. Esto no arroja luz (más que, si acaso, de forma indirecta) sobre aspectos fisiológicos, como el reproductivo.

En resumidas cuentas, creo que los estudios genéticos, hoy por hoy, hay que tratarlos, en cuanto a su veracidad, como se trata a las estadísticas. O sea "sí, pero, bueno, quizás"..., no sé si me explico.

Saludos


#12 Llug

jueves, 08 de febrero de 2007 a las 18:40

mmm puede que no venga a cuento, pero el Nikolay Valuev ese no me parece buen boxeador, en cuanto lo enganche un cromañón rápido y técnico le da como pal forro ;-)



Hay 12 comentarios.
1


Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba

No uses esta información en otros sitios web ni publicaciones, sin el permiso del autor y de Celtiberia.net

Antiqua Excelsa - Reproducciones arqueológicas y arte antiguo
Antiqua Excelsa - Reproducciones arqueológicas y arte antiguo

Novela histórica de aventuras. El puente del tiempo

Anunciate aquí
Desde 60€/mes tu anuncio en las 86.000 páginas que componen celtiberia.net. Se mostrará alrededor de 150.000 veces cada mes.



Sugerencias


Accesibilidad

XHTML valido

CSS valido

Mejor con Firefox

Celtiberia.net accesible

Diseño web por menosdiez.com

Sistema de Gestión del Conocimiento Tribu

Generado en 0,10938 segundos

Último reset: 24/04/2014 12:00:03