Ir al Menú principal - Ir al contenido - Ir a los comentarios - Ir abajo

sbado, 19 de abril de 2014

Portal cerrado a las intervenciones

RSS Ult. artículos


Anteriores Refrescar

Ult. Comentarios a los artículos


Anteriores Refrescar

Marca páginas


Miaccum: en busca de la mansio perdida

Guarda el documento en tu marca páginas personal.

Autor: J.J.Guijarro
mircoles, 26 de enero de 2005
Sección: Roma y Grecia en Celtiberia
Información publicada por: J.J.Guijarro


Mostrada 18946 veces.


Ir a los comentarios

Los trabajos arqueológicos desarrollados por el Servivio de Arqueologia de Collado Mediano en el yacimiento de El Beneficio-Miaccum desde el pasado año han permitido localizar, tras un exhaustivo estudio arqueológico e histórico, la 'desaparecida' mansio de Miaccum.
Aquí ofrecemos a la comunidad un extracto de un trabajo científico más amplio que está a punto de salir a la calle.

INTRODUCCIÓN

No debían saber los Anticuarios de la Real Academia de la Historia que, desde 1917, entre las pilas de cartas, documentos y papeles del Gabinete de Antigüedades se encontraba la solución a los desvelos de muchos investigadores de la época y de muchos otros que tomarían su relevo en el ardiente estudio de la Vía romana 24 o de La Fuenfría.

En esa carta, con un sobre modesto dirigido al Padre Isla desde la modesta Parroquia de San Ildefonso de Collado Mediano, el párroco de ésta, D. Ricardo Fernández García, daba oportuna y exacta cuenta de los espectaculares hallazgos realizados en las cercanías del pueblo.

Mucho dudamos que D. Antonio Blázquez y Delgado-Aguilera supiese nunca de la existencia de esta carta. Su espíritu sagaz y el cariño y dedicación con que trató siempre a la Vía de la Fuenfría, pero sobre todo sus desvelos por situar de forma correcta las mansio de Miaccum y Titulciam, le habrían llevado a asociar de forma inmediata los hallazgos de Collado Mediano con esta importante vía. Así habría sido dado por zanjado, sin apenas comenzar, el problema secular que hoy nos ocupa y que también nos ha robado horas preciosas.

Queda para el anecdotario si algún tipo de enfrentamiento personal o enconamiento profesional llevó a José Ramón Mélida, entonces Anticuario Perpetuo de la Institución, a no ofrecer la información a Blázquez. Tal vez simplemente ni siquiera él mismo abriese una carta dirigida a un desconocido...cuando no a un difunto.

El Padre Isla de nuestra carta no puede ser otro que D. José Francisco Isla, fallecido en 1781. De ser así, difícilmente podría haber atendido a la modesta llamada de atención del Padre Fernández. No obstante, en la docta Institución, como en otras, la falta de personal, la desidia o el exceso de celo ha dificultado de forma notable el desarrollo correcto de los acontecimientos. Sirva tal vez este hecho como justificación.

No debe pasarse por alto tampoco que es precisamente durante la concurrencia de Mélida como Anticuario Perpetuo cuando el Gabinete de Antigüedades inicia una llamativa y acusada fase de disminución de su actividad (Almagro Gorbea, 1999).

El caso es que, este documento escueto pero sin desperdicio alguno, quedó relegado al olvido hasta que la reorganización del Gabinete sacó a la luz el Catálogo e Índices de la Comisión de Antigüedades de Madrid (Maier, 1998).

En el catálogo ésta era una carta más, pero para nosotros suponía un acicate especial pues desde 1997 dirigíamos el Proyecto de Investigación sobre poblamiento Neolítico y Megalitismo en la Comunidad de Madrid teniendo a nuestro cargo la prospección, entre otros términos municipales de la Sierra, del municipio de Collado Mediano. Es más, en ese mismo año habíamos sondeado, a la búsqueda de túmulos prehistóricos y por encargo expreso de la Dirección General de Patrimonio Histórico como Asistencia Técnica, un extraño amontonamiento de tierra, tejas, piedras y ladrillos en el paraje de El Beneficio, en ese mismo municipio.

El yacimiento resultó ser de cronología más reciente que lo encomendado en nuestra carta de encargo motivo por el cual se levantó un acta e informe preliminar del sondeo y se dictaminó lo que entonces se esperaba, que su cronología era histórica y no prehistórica.

Desde que tuvimos la oportunidad de leer la misiva del párroco de San Ildefonso jamás pudimos olvidar lo explícito de lo señalado. Por ello, movida la acción por la curiosidad y el buen hacer profesional, en la III Campaña del mencionado Proyecto regresamos varias veces al municipio con la intención de localizar el enclave señalado...siempre sin fortuna.

Pero la vida da muchas vueltas, y en arqueología más –eso lo saben bien quienes están leyendo estas líneas- y hete ahí que en el año 2002 gracias a la arqueóloga Cristina Ruiz y a algunos artículos que habíamos escrito sobre la zona según avanzaban nuestras excavaciones en el cercano dolmen de Entretérminos y las investigaciones de nuestra Tesis (Jiménez Guijarro, 1998;2000), llegamos de nuevo a Collado Mediano. Gracias a esta arqueóloga y al empeño de Juan Carlos Bustos, Alcalde de la corporación, conseguimos sacar adelante un Proyecto de Investigación y un Inem que en 2003 trabajaba, con ocho personas a pleno rendimiento en el municipio.

Ese fue el momento de los paseos, del tiempo para pensar...y de los quebraderos de cabeza. Así regresó la carta del párroco, como una leve brisa de invierno que acaricia fría la cara del arqueólogo avezado –que es el que está en el campo...y no el del despacho por mucho que alguno de mis maestros me lo hiciese creer durante años-. Así regresó la carta y las palabras de Don Ricardo tomaron voz, y allí, ante nosotros, por donde pasamos cien veces, donde yo mismo excavé años atrás, asomaban desafiantes las canteras someras del pórfido...y los ladrillos, y los muros y la argamasa...y las tejas...

La insistencia de algunos vecinos de Collado Mediano y el interés de la corporación municipal nos condujo, como un torbellino a un descubrimiento escalofriante. Allí estaba todo, removido, olvidado, con casi cien años a la espalda y una Guerra que borra memorias cuando no las aniquila. Ante nosotros las ruinas, tímido asomo de muro, se convirtieron en la vetusta Pompeya.

Claro, que la gente del pueblo, la que de verdad conoce los recovecos de la Historia –muchas veces porque forman parte cotidiana de ella- siempre tiene algo más de información de lo que parece. Sobre todo más información de la que de forma alegre pero inquisitiva les solicitamos los arqueólogos.

Quizás por ello aquellas personas tenían algo más de información...y en ella, con rigor científico y bisturí certero, basaba su empeño –que era mucho- en que centrásemos nuestras pesquisas en El Beneficio. Allí era conocido que habían excavado, cuando menos, un maestro de escuela allá por los 40 o 50 y D. Rufino Ortega, el penúltimo sacerdote titular de la Iglesia de San Ildefonso que con gran ahínco y desvelo, acompañado de una caterva de chavales, se había empeñado en arrojar algo de luz acerca de tan misteriosas ruinas. Intención puso mucha, pero debían de ser –como siempre- malos tiempos para la arqueología y nadie le hizo caso. Tal vez por aquellos felices años 70-80 la creencia de algunos arqueólogos de que un aficionado era un peligro había calado tan hondo que derivó en un incomprensible ostracismo hacia quienes más datos tienen siempre y con más desprendimiento y generosidad los comparten.

Perdió la Historia la segunda oportunidad para resolver el acertijo y El Beneficio, junto a Collado Mediano volvió a quedar arrinconado por la historia –así, con minúscula, que la de verdad, la de la H, no conoce de bajezas ni ostracismos- y vetado su acceso a la investigación arqueológica.

Con el permiso de excavación en la mano y un nuevo Inem de cinco arqueólogos en el bolsillo, hincamos el pico en la cima misma del montículo. Y digo pico porque la piqueta rebotaba sobre la tierra compactada que había dejado en herencia un circuito de motocross ilegal que pasaba literalmente por encima de los restos arqueológicos.

Tres días bastaron para que se empezasen a dejar ver los muros trabados con mortero de cal, las tejas curvas, los ladrillos de hypocaustum, los bipedales...y algo más tarde las sigillatas y las cerámicas de cocina. Nuestro júbilo era total. Un poco más y allí estaban también los restos humanos a los que se refería la carta de Don Ricardo, y un sin fin de muros que delimitaban, día a día estancias, accesos, derrumbes, hornos...

Por entonces el Ayuntamiento había establecido las pautas básicas de trabajo y tomado tan en serio las recomendaciones de su recién estrenado y flamante Servicio de Arqueología que procedió al cierre de la zona. La restricción del paso hizo un bien inmediato que pocos han sabido ver: ya no hay motos...y eso es una victoria, porque algunos aficionados al campo motorizado –que se disfruta de otra forma- no comprenden que la libertad de uno acaba justamente donde empieza la de los demás. Gran acierto celebrado con pocas alharacas pero que yo quiero reconocer públicamente desde aquí. Luego se cerró el recinto destinado a la excavación para permitir una mayor protección y el desarrollo cómodo de los trabajos hasta hoy y esperemos que mañana también.

NUEVOS HALLAZGOS EN TORNO A LA VIA 24

Estudiado con detenimiento, el Itinerario de Antonino, aún cuando no deba ser considerado una especie de Biblia oficial de la caminería romana –¡ay, si supiésemos de veras con cuántas páginas originales se escribió ese otro magno libro!- no merece el ultraje de tacharlo de incompleto o poco cuidadoso tan sólo porque lo que dice no se acomoda con nuestras expectativas.

Así, Saavedra, uno de los máximos especialistas en caminería romana de fines del siglo XIX, había señalado entre Segovia y Miaccum la clara omisión de una mansio que él creía haber localizado en el Ventorrillo del Duende, a tres kilómetros de Guadarrama (Saavedra,1862). Aún no se había establecido como seguro el tránsito a través de la Fuenfría y ya, para que los cálculos encajasen, se había supuesto la falla del Itinerario.

Con estas noticias y conocimientos D. Antonio Blázquez se dispuso, desde 1906, a buscar el paso serrano que conectase, siguiendo el Itinerario, ambas mesetas. Fruto de estos desvelos fue el hallazgo por parte del avisado ingeniero de montes, D. Alberto Martínez, de un miliario en las proximidades del Puente de la Venta [de Santa Catalina] de Cercedilla.

Gracias a este célebre y bien conocido hallazgo quedó demostrada la existencia de un trazado viario que desde Segovia, a través del Puerto de la Fuenfría, bajaba hacia las tierras de la Meseta Sur pasando por Miaccum.

Blázquez, como muchos otros investigadores, tomó en su primera publicación por válida la conjetura de Saavedra acerca de la carencia de una mansio y situó Miaccum en las proximidades de Madrid, a orillas del Arroyo Meaques (Blázquez, 1911). Erró el sabio en la situación de Albucella en Villalba como bien rectificó con posterioridad (Blázquez, 1912) y pensamos, como han señalado numerosos investigadores, entre los que queremos destacar a G. Arias, también erró en la situación de Miaccum.

Lamentablemente la transcripción del miliario que publicó Blázquez no era muy completa debido a la extrema dificultad para leer el campo epigráfico. Un trabajo exhaustivo de Ruiz Trapero, de Santiago y Olmos (2001) ha venido a arrojar algo de luz al respecto. La lectura que ellos dan, basada en la de Stylow (1994) y con la que tras revisar la pieza estoy de acuerdo, es la siguiente:

[-]CO +
[-]DECIO LG AVG PR P
[-]+ P XVII

Se advierte la discrepancia entre las lecturas de Blázquez y estos últimos autores en la tercera línea, donde el primero de ellos leía C [-] VII, interpretándolo como el VII Consulado de Vespasiano.

No es mucho, pero es suficiente para trazar una hipotética adscripción a una restitución de piedras miliarias y tal vez mejora de parte del trazado por parte del gobernador de la Hispania Citerior, C. Messius, Q.L. Decius Valerianus –luego emperador Decio Trajano-. El miliario estaría dedicado a Maximinus Augustus y a Maximus Cesar y podría datar de los primeros meses del 238 d.C.

Sabemos de la existencia de otro fragmento de miliario, más reciente, tal vez del siglo IV, recuperado junto al anterior (Ruíz Trapero et alii, 2001:223). Por tanto es de suponer que un camino construido en el siglo I o II d.C., cuyos miliarios fueron restituidos en el siglo III d.C. estaba en funcionamiento aún en el siglo IV d.C. bajo dominio romano.

No es este momento para tratar con detenimiento la implicación de este tipo de miliarios y su relación con el proceso de romanización de la sierra madrileña. Será algo sobre lo que incidiremos en próximos trabajos.

Pero sabemos también algo más trascendente: desde el Puente donde se recuperó la miliaria de Cercedilla hasta una de las dos mansio señaladas por el Itinerario –Segovia o Miaccum- había XVII millas.

Blázquez señaló al respecto que no podíamos fiarnos de que la lectura de millas, en caso de serlo, fuese correcta, ya que podía hacer referencia, como en otras ocasiones, a las millas medidas desde dos o hasta tres mansio anteriores. En el caso de Cercedilla esto me parece absurdo, pues si hay un verdadero lugar, como veremos en un momento, donde son necesarias este tipo de indicaciones, es en un puerto de montaña. La disyuntiva reside en si uno asciende o no el puerto y dónde dirigirse a pernoctar.

Es en cierto modo lógico pensar que esta mansio se tratase de Segovia. Para llegar a esta conclusión nos basamos en varios datos. En primer lugar sería lógico que al inicio del ascenso del puerto se señalase la distancia hasta la siguiente posada, que sería Segovia, al otro lado de la Sierra. No debemos olvidar que el tránsito de este tipo de vías no debía ser un viaje de placer y que atravesar tierras poco pobladas y quizás mal defendidas podría resultar harto arriesgado. Ni qué decir tiene lo que debía suponer hacer ese trayecto en pleno invierno cuando a uno aún se le ponen los vellos erizados al pensar en atravesar Navacerrada tras unos días de nieve.

Por otra parte, si tenemos en cuenta que la distancia entre Segovia y Miaccum, según el Itinerario es de XXIV millas, quiere decir que desde ese miliario hasta la otra mansio debía haber VII millas. A la vista de este dato inequívoco es imposible que el miliario se refiera a Miaccum. Sin embargo si es a Segovia a quien se refiere, las millas –empleando la milla de 1480 metros o la de 1666 metros- se ajustan bien al recorrido real. Si pensásemos que desde el miliario hasta Miaccum había XVII millas –algo que a algún municipio podría interesarle-, sería obligatorio que desde él hasta Segovia hubiese VII... y eso no ocurre ni siquiera trazando el camino en línea recta.

Por ello, desde el puente del miliario hasta Miaccum debe haber VII millas, esto es, 10’36 kilómetros tomando la milla de 1480 metros o un máximo de 11’66 kilómetros tomando la de 1666 metros. Así, la situación de Miaccum no puede superar esta extensión máxima en línea recta. Curiosamente El Beneficio queda perfectamente comprendido en esa misma distancia, mientras que otra de las pretendidas candidatas a situar esta mansio, allá por las tierras de Collado Villalba, en las proximidades del Arroyo del Guatel (Arias,1987), y en cuyas cercanías se recuperaron algunas aras votivas (Ruíz Trapero, 2001), queda fuera del límite máximo de distancia tomada en línea recta –que ya es de por sí irreal-.

Gonzalo Arias (1987) ya situó hace años, en una de sus interpretaciones al camino de la Vía 24 y al Itinerario, Miaccum en El Beneficio. Aunque también lo hizo en El Cerro de El Castillo, donde damos fe cierta de la inexistencia de restos arqueológicos. Sí los encontramos nosotros hace años en cambio en El Jaralón (Jiménez Guijarro, 2000), consistentes en restos de cerámica y sílex correspondientes al Calcolítico-Edad del Bronce y posiblemente a la I Edad del Hierro a juzgar por la tipología de algún elemento de molienda descubierto en fechas recientes.

De El Beneficio se sabía lo que Arias recogió en los años 70. De estos datos, sin más evidencia, se colegía la existencia de un emplazamiento posiblemente romano sin más. Seguramente el peso de los descubrimientos realizados en las inmediaciones del Arroyo Guatel, incluidas las evidencias romanas, hicieron que la balanza se inclinase a favor de la creencia de que, de haber una mansio, debería estar allí. Nosotros mismos lo hemos pensado varias veces y tan sólo hemos llegado a la conclusión de que hubiese cierta relación entre la ‘posada’ de El Beneficio y un asentamiento mayor en las proximidades del Guatel. Pero aún está por determinar la verdadera entidad de los restos villalbinos.

Antes, y quizás fuese este dato el que condujo a Arias a Collado Mediano en sus andanzas provechosas, Blázquez y Sánchez Albornoz (1920:10) ya habían señalado la existencia entre los términos de Guadarrama y Collado Mediano (...)por donde va la cañada de ganados, a unos 500 metros de la actual carretera, existe el llamado pajar de La Puerta Latina. Dato interesante sobre el que casi nada hemos podido averiguar.

Hoy el panorama ha cambiado bastante. Desde que se iniciaron las excavaciones arqueológicas en El Beneficio-Miaccum en Julio de 2004 el creciente número de restos recuperados, la clara concentración de los mismos en un tramo temporal muy determinado y la existencia de tres fases de construcción sucesivas –cronológicamnete similares a los pretendidos tres momentos de construcción y reparación del camino de La Fuenfría- nos han llevado a la conclusión de que El Beneficio-Miaccum no puede ser más que la evidencia de esa mansio perdida y hoy felizmente hallada.

El edificio hallado presenta una estructuración peculiar en torno a unos baños modestos a los que se anexan áreas de servicio y un tramo de vial empedrado que le da acceso. No estamos ante una villa o lo que arquitectónicamente se esperaría que lo fuese. Más bien, todo lo descubierto hasta la fecha parece señalar hacia una edificación muy concreta y funcionalmente estructurada para la prestación de un servicio determinado.

La problemática principal del estudio de los trazados viarios romanos en la Península Ibérica, y en especial en zonas que como nuestra Sierra Norte no parece prolija en yacimientos –o tal vez en hallazgos- reside en el hecho de que, durante casi un siglo, cualquier tímida aportación hacía variar , de forma indefectible, el trazado de las vías.

Desde la famosa creación de Titulcia –la ficticia y moderna, que no la de origen romano- y el establecimiento de la igualdad entre el Arroyo Meaques y Miaccum por esa curiosa validez –un tanto problemática no obstante- de la asimilación fonética, se han sentado verdades como catedrales que, hoy por hoy no se sostienen. Razón tenía el afamado Albert Einstein cuando señalaba que en este mundo nuestro es más fácil desintegrar el átomo que un prejuicio. En Arqueología a veces desmontar lo que se ha tenido por cierto, por falaz e imaginario que esto fuese, supone una crítica acérrima.

Hoy, al fin de nuestro primer acercamiento a la temática viaria, y sin negar el enorme valor que el trabajo de muchos otros que nos han precedido supone, podemos señalar que, como diría Don Santiago Ramón y Cajal, no hay más religión que la de los hechos. Y hechos, lo que se dice hechos hay pocos fehacientes que sustenten el andamio de lo construido en torno al trazado viario de la Sierra de Madrid.

Tenemos la evidencia de un posible miliario localizado por Blazquez y Sánchez Albornoz (1920:11) en el camino de Torrelodones a Galapagar, en las proximidades del Puente de La Alcanzorla. Es no obstante piedra anepígrafa y dada a la confusión si tenemos en cuenta la presencia de algunas piedras similares en los trazados carreteros de época de Felipe II. Tampoco tenemos más evidencias que las dadas por estos investigadores para pronunciarnos a favor o en contra de la atribución. Para nuestro estudio no resulta muy relevante al carecer de epígrafe pero sí resulta factible que el camino descendiese hacia las tierras llanas de Las Rozas por este lugar.

Sabemos algo más. Miaccum no debió ser más que una posada de cierta importancia, eso sí, dada su ubicación en el acceso al paso de sierra. En cambio a Titulciam, la mansio siguiente en la Via 24 según el Itineraio, debe suponérsele una importancia mayor puesto que debió ser un nudo de comunicaciones que enlazaba los trayectos de las vías 24, 25, 26 y 29.

Hay que preguntarse de nuevo si es realmente necesario que cada mansio fuese en realidad algo más que una posada en el camino y si realmente es necesario que surgiese en torno a ella –en proximidad inmediata- una gran población. La respuesta es clara a la luz de las evidencias.

Pero tenemos algunos datos más de cierta relevancia. En primer lugar que parece existir una clara relación entre el trazado del viario romano y la existencia de un camino previo de origen indígena. No es gran descubrimiento este sobre el que ya han dado su opinión numerosos investigadores, pero sí permite suponer la existencia, en las inmediaciones de algunos de los principales puntos de parada en el trayecto, de restos de poblaciones indígenas. No en vano el comercio y en ocasiones la defensa también les incumbía a ellos. En algunos sectores del Sur de la Comunidad de Madrid este dato no es significativo, pero en el sector serrano, que tenemos la certeza acusó una población menor y quizás más tardía, sí presenta visos de ser un dato relevante.

Pero aún tenemos más. Mediante la técnica de localización que hemos empleado en nuestra investigación, hemos decidido seguir la regla de las distancias máximas de radio. Según esta y basándonos en los datos del Itinerario, hemos trazado una serie de círculos y arcos de círculo desde los puntos seguros y otros, provisionales, desde los lugares posibles de localización (Fig.1).

En esta regla, aún cuando no pueda aplicarse de forma tajante a todos y cada uno de los casos, hemos detectado que suele cumplirse el hecho de que la localización de las mansio no excede el arco máximo de radio. Como es de esperar, al contrario, las mansio suelen situarse dentro de este radio máximo, entre 2 y 5 kilómetros –a veces más, variando de la orografía- al interior del límite.

Este hecho, que creemos puede entenderse como una suerte de norma de límites, nos ha servido de apoyo a la hora de establecer la situación de algunos puntos del trazado y sobre todo para la confección de un mapa, creemos que más aproximado a la realidad, del sistema básico de viarios romanos principales. No entraremos de momento en los ramales secundarios, vías transversales, etc. puesto que es un tema que excede lo planteado en esta primera aproximación y sobre el que ya se está preparando un concienzudo estudio.
EVIDENCIAS MATERIALES

Respecto a los datos, como se ha señalado, tenemos que en El Benefico-Miaccum hemos empezado a desenterrar los restos de un edificio singular con un sistema termal modesto, un área de cocina y servicios, y lo que es más importante, una vía empedrada de servicio que daba acceso a las instalaciones.

Las evidencias constructivas, como señalamos antes, evidencian de momento tres fases constructivas. La primera, datada en el siglo I-II d.C. y por completo desmantelada, una segunda, que muestra ciertas variaciones en planta respecto a la fase anterior, datada entre los siglos II y IV d.C. –y que debe considerarse la fase más activa o importante a juzgar por los restos hallados y la entidad de las construcciones-, y una última fase, muy tímida, que reacondiciona espacios y estancias de la fase anterior y parece centrada en un área de servicios –tal vez un sector metalúrgico- asociada a un sector muy concreto del recinto. Esta fase se data en el siglo IV-V d.C.

No deja de ser curioso también que estas fases, como ya quedó dicho se asocien de forma directa a las diferentes fases de construcción, uso y reparación del camino romano. No en vano la mansio era por lo general un establecimiento público regido por un oficial mansionarius, con lo cual sería de esperar que en las diferentes reparaciones se efectuase también algún tipo de intervención en este tipo de establecimientos.

Resulta curioso que en el caso de El Beneficio-Miaccum las dos primeras fases constructivas han deparado evidencias de una destrucción que dio paso a la renovación de las instalaciones. Quizás esta persistencia en el establecimiento –aún dada la aparente inseguridad- se debiese más que nada al hecho deque no podía o debía ser trasladada la edificación a otro lugar. Este hecho corrobora nuestra tesis de que estemos ante una verdadera mansio cuya ubicación exacta cumplía un papel de cierta magnitud.

EL ‘NUEVO’ TRAZADO DEL ITINERARIO

Sobre el Itinerario, y de forma más concreta sobre su paso a la cartografía, han corrido ríos de tinta y sin duda seguirán corriendo aún. La arqueología, como base documental de la construcción secuencial y cultural asociada a la Historia es una ciencia que demuestra así su imperfección. Pero visto desde un aspecto positivo, esta misma falibilidad es la que permite el avance científico.

Por ello, basándonos en lo ya escrito y sin recurrir a un nuevo planteamiento minucioso y exhaustivo de cada uno de los tramos a los que se han dedicado con ahínco otros colegas, nos permitimos presentar las conclusiones fundamentales a las que nos conducen los estudios que, en torno a Collado Mediano y al yacimiento de El Beneficio-Miaccum, estamos llevando a cabo.

Hemos visto cómo hubo, años atrás, algunas aproximaciones acerca de la importancia que Collado Mediano pudo tener en la Antigüedad Romana. Para A. Blázquez y Sánchez Albornoz el paso de la Vía 24 por las tierras del municipio, coincidiendo en gran medida con lo que siglos después sería la cañada de merinas y el Camino Viejo de Segovia, era cosa cierta.

Más acertado fue el planteamieto de G. Arias quien llegó a señalar, por vez primera, la posibilidad de que Miaccum fuese El Beneficio. Sus trabajos fueron los que nos hicieron reflexionar en profundidad acerca de esta cuestión.

Sin duda si estos investigadores hubieran conocido la carta del párroco de San Ildefonso o hubiesen tenido la oportunidad de llevar a cabo las pertinentes excavaciones arqueológicas hubiesen llegado a la misma conclusión que nosotros.

Visto que no hay demasiados problemas para hacer coincidir las distancias que unían Segovia-Miaccum y sobre todo las que iban desde Miaccum hasta el miliario de Cercedilla, podemos señalar que la Vía 24 ascendería la falda Norte de la Sierra de Guadarrama hasta el Puerto de la Fuenfría. De allí descendía la ladera Norte, paralela al Arroyo de la Venta, lugar en cuyas proximidades -a 700 metros del Puente de la Venta de Santa Catalina- apareció la referida piedra miliaria (Blázquez, 1911).

Hasta aquí las evidencias del camino no dejan lugar a dudas. Si tenemos en cuenta los datos que sobre la presencia de tres posibles piedras miliarias situadas en las tierras de Guadarrama recogieron Blázquez y Sánchez Albornoz (1920:10) el camino podría pasar por las proximidades del Egido de Guadarrama y cercano a la linde con las tierras de Alpedrete.

Aquí empiezan –y continúan- las posiciones encontradas. Unos hacen coincidir la Vía 24 con una pretendida Vía de La Machota (Arias, 1987:380), bajando el camino desde Cercedilla directo por Los Molinos y Guadarrama hacia El Escorial. Impensable según nuestra opinión para una vía principal.

Para Blázquez y Sánchez Albornoz el camino, desde el miliario de la Venta de Santa Catalina, bajaría siguiendo el cordel de ganados, quizás por la denominada Puerta Latina (Ibidem, 1920:10), cercana a la Venta de ‘La Serranilla’ o de los Pajares de San Juan (Espinosa Montalvo, 1996:198) en tierras de Collado Mediano. Desde aquí descendería por el cordel ganadero limitando los términos de Alpedrete y Guadarrama. Está claro que el camino no iría en dirección Oeste, pasando por Los Molinos y Guadarrama.

Nosotros consideramos que el itinerario, desde el miliario de Santa Catalina descendería paralelo al Río de La Venta, pero por su margen izquierda –según su curso natural de descenso- por el camino viejo hasta las proximidades de la Ermita de Santa María y hasta el interfluvio de este Arroyo con el Río Puentes.

No tiene sentido que el camino romano cruce el Río de la Venta por el puente de Santa Catalina o de la Venta para tener que volver a cruzarlo una milla aguas abajo. Además, el pretendido paso del camino por Los Molinos y Guadarrama es ilógico puesto que en ese trazado es obligado que la vía atraviese no sólo el mencionado río, sino todos y cada uno de los arroyos que desde La Peñota descienden para desaguar en el Guadarrama.

Proponemos que el trazado siguiese, tras cruzar el Río Puentes paralelo al Cerro de la Peña del Sol, por el Collado de la Peña del Guijo y en la ladera de Jarahonda, paralelo siempre al Arroyo de La Ventilla hasta los Pajares de San Juan. Este es el camino que seguía el cordel ganadero tal y como señala J. Espinosa (1996:199) y el que conducía al Puerto de la Fuenfría hasta el Siglo XVI.

De aquí partiría un camino de dos millas de longitud que llevaría hasta la mansio de Miaccum, lugar de parada tras el descenso del Puerto de la Fuenfría.

Desde aquí la vía continuaría, tal y como la describieron Blázquez y Sánchez Albornoz (1920), por el cordel de ganados, siguiendo en parte el trazado del Camino Real y siempre paralela al Arroyo de Los Linos por Fuente Vallejo y Los Labajos.

El camino seguiría hacia Galapagar atendiendo a los importantes hallazgos epigráficos y romanos localizados en torno al kilómetro 40 de la vía férrea (Ruíz Trapero, 2001), los restos de calzada empedrada recuperados en el seguimiento arqueológico de las obras de Casrrama (J.M. Rojas, com. per.) en las proximidades de Galapagar, las evidencias romanas de esta localidad, y sobre todo el posible miliario localizado por Blázquez y Sánchez Albornoz en la carretera de Torrelodones a Galapagar, en el paso sobre el Guadarrama y al que antes se hizo alusión.

Una vez superado el Guadarrama a la altura de Torrelodones el camino descendería paralelo a la margen izquierda de este río. Según nuestros cálculos la siguiente mansio se encontraría situada en el interior de un triángulo hipotético con vértices en las proximidades de Torrelodones al Norte, Fuencarral-Alcobendas (proximidades del Arroyo de la Vega) al Este y Ventorro del Cano-Arroyo de Los Meaques al Sur.

Este límite máximo viene indicado (Fig.1) merced a la regla de los radios máximos por la distancia que el Itinerario establece (Tabla 1) entre Toletum-Titulciam, Miaccum-Titulciam y Complutum-Titulciam. Por el trazado y la orografía consideramos que la mansio de Titulciam podría haber estado ubicada en las proximidades del paraje denominado Casa Quemada, situada entre Las Rozas y Pozuelo. No obstante esta no es más que una ubicación aproximada y en cierto modo arbitraria.

Lo cierto es que la localización de la mansio de Miaccum nos permite no sólo ubicar de forma muy aproximada Titulciam, sino que a su vez parece corroborar la ubicación de la mansio de Vico Cuminario –perteneciente a la Vía 29- en las inmediaciones del Caserío de Milla, al Sur de Quijorna. Este hecho revalida la hipótesis de que el camino de la Vía 29, como era lógico pensar, viniese desde Extremadura por las tierras abulenses, en un trayecto similar –cuando no coincidente- con las actuales carreteras CL-501 –por Santa María del Tiétar como acertadamente señaló G. Arias (1987), M-501 por Chapinería y al Sur de Quijorna y Brunete por el Caserío de Milla (ubicación de Vico Cuminario) y por Boadilla del Monte hasta Casa Quemada o el Ventorro del Cano (ubicación de Titulciam).

Además el perfil definitivo de los caminos queda menos sinuoso y zigzagueante que lo que se pensaba hasta la fecha. Los pasos de ríos y arroyos se minimizan –como es lógico en una obra en cierto modo concebida de modo previo y planificada- y se acierta a entender cómo el camino romano, al menos en el sector serrano parece seguir un itinerario anterior que pasaba al pie de numerosos castros y asentammientos de grupos indígenas.


REFERENCIAS MILES DE PASOS
Miliario Santa Catalina-Miaccum 7
Miliario Santa Catalina- Segovia 17
Segovia-Miaccum 24
Miaccum-Titulciam 24
Titulciam- Vico Cuminario 18
Tabla 1- Distancias validadas para la ubicación de las mansio.

CONCLUSIONES

En lo esencial el descubrimiento de la mansio de Miaccum en el yacimiento de El Beneficio no viene a suponer más que una confirmación de cuatro extremos:

A- El Itinerario, aún cuando deba ser considerado con cautela, no presenta en el trazado que nos interesa un error tan grave como es el de la omisión de una mansio. Por ello, a la luz de los datos no es necesario añadir milla alguna al mismo.

B- El trazado fundamental de la Vía 24 discurre por un camino que, a juzgar por los asentamientos indígenas ya estaba en funcionamiento en época prerromana.

C- No es necesario recurrir a empalmes ni a nuevos trazados viarios de dudosa veracidad que demuestren que el camino va por donde uno quiere hacerlo ir.

D-Las mansio no siempre se corresponden con ciudades ni dieron lugar a grandes asentamientos a su alrededor. Visto de otro modo, un lugar prolijo en hallazgos tal vez no sea el emplazamiento ideal de una mansio intermedia. Tal vez sí de una coincidente con un cruce de caminos.

El plano que hemos elaborado es el esqueleto principal del trazado viario que señala el Itinerario. Por supuesto no debe pensarse que estos eran todos los caminos que el Imperio estableció y empleó en nuestro solar. Es más que probable, y las evidencias así vuelven a demostrarlo, que existiese una red de caminos secundarios asociados a las posadas que facilitasen el tránsito a lo largo y ancho del territorio.

Así, merced a las evidencias arqueológicas puede suponerse una derivación en dirección Este-Oeste que enlazase Miaccum con Arriaca a través de Colmenar y Talamanca. Gracias a este camino, con evidencias materiales a su paso por El Boalo, Manzanares y Colmenar el viajero se evitaría la obligación de descender la ‘rampa de Galapagar’ para ascender de nuevo a la búsqueda del camino de Caesaraugusta.

Debemos ser cautos no obstante ante la multiplicidad de caminos. Sin duda muchos de ellos debieron estar en funcionamiento en época romana pero supeditados en un principio –siglos I-II d.C.- a los trazados principales.

Solucionado uno de los problemas principales del trazado viario romano original en la Sierra de Madrid, es hora de ponerse manos a la obra con la búsqueda de las vías secundarias y con ambas evidencias tratar de superar esta etapa de erráticas búsquedas, para destinar el tiempo al estudio concienzudo de la incidencia de la romanización en el área serrana madrileña, la importancia del comercio, los establecimientos militares, el crecimiento de grandes asentamientos y el por qué de sus emplazamientos, etc.

Los trabajos iniciados en Collado Mediano arrojan datos de interés, pero sobre todo están abriendo al equipo encargado de su estudio interesantes vías de interpretación para algunos de estos interrogantes. Es necesaria, no obstante, la publicación de trabajos de otros equipos y otras áreas para poder llegar, en un futuro próximo, al establecimiento de teorías globales tan necesarias hoy en día.


No hay imágenes relacionadas.



Comentarios


#1 davinchy

jueves, 27 de enero de 2005 a las 00:00

Interesante y curioso artículo. Me voy a callar y voy a dejar que cierto druida (el sabe quien es) te responda. Seguro que le va a interesar mucho (si es que no conocía este artículo ya ;) ).


#2 jeromor

jueves, 27 de enero de 2005 a las 00:48

J.J: Guijarro:
¡Cuantos novios tiene la vía 24 en la Sierra, en dónde hay miliarios y restos visibles y que pocos en cuanto desaparece todo esto! El artículo es interesante pero, antes de llegar a conclusiones apresuradas, lógicas en quien se deja llevar por la alegría ante un descubrimiento inesperado, habría que conocer la abundante bibliografía sobre el tema, por lo menos en tres frentes:
1) Los artículos publicados en El Miliario Extravagante. Para ver cuales son puedes acudir a http://web.jet.es/gzlarias/index2.html en donde están los títulos de los artículos. Si quieres leerlos puedes acudir a alguna de las bibliotecas madrileñas que te indica la propia página de G. Arias.
2) Los artículos de Carlos Caballero y su equipo, que lleva años estudiando la vía en el lado segoviano y el madrileño. Si quieres títulos o incluso fotocopias te los puedo remitir.
3) El artículo firmado por el máximo especialista en vías romanas desde el punto de vista constructivo de España, Isaac Moreno Gallo y por mí mismo sobre la calzada de la Fuenfría, que por cierto no es la calzada empedrada por todos conocida, y que puedes consultar en http://traianus.rediris.es/ y allí en Viae. La vía del puerto de la Fuenfría. Está a punto de salir un artículo más completo en el nº 14 de Estudios de Prehistoria y Arqueología Madrileñas, Desgraciadamente los hallazgos de El Beneficio (que por el nombre hemos considerado siempre los de una explotación minera romana) no solucionan los enormes problemas que tiene el Itinerario de Antonino en el centro de la Península, en donde las distancias son sistemáticamente muy cortas.
De paso te puedes leer otro interesante artículo aquí mismo, el de Alejandro Beltrán Ortega, La calzada romana de Cercedilla, en http://www.celtiberia.net/articulo.asp?id=976&cadena=miaccum.
Por cierto, la forma muy mayoritaria en los manuscritos del Itinerario no es Miaccum, sino Miacum, con una c. Además -cum, con una c, es el genitivo de plural hispanocelta que aparece en muchísimos epígrafes, entre ellos muchos madrileños, para indicar la pertenencia a un grupo gentilicio. Así que Miacum, si no estoy equivocado, es Miacum< Meiacum< Medhiacum, '(el lugar) de los del medio', ya que está justo en la frontera entre carpetanos y vacceos. Por cierto que el topónimo Collado Mediano a lo mejor tiene mucho que ver con lo mismo.
Un abrazo y cuando quieras hablamos más a fondo.


#3 jeromor

jueves, 27 de enero de 2005 a las 01:03

Ah, por cierto. el año pasado se publicó por fin el miliario depositado en el calabozo de Galapagar, que encontró Guillermo Kurtz hace más de 20 años y aparecido en el propio casco de la villa, que demuestra que la vía pasaba por el centro de ella. Sería muy interesante que subieras las imágenes de las que hablas en el artículo, para hacernos una idea de los trazados que propones.


#4 J.J.Guijarro

jueves, 27 de enero de 2005 a las 21:04

Salud a la comunidad.
Estimados davinchy y Jeromor...
Dificil contestar. En primer lugar, siento la tardanza...como en todo -incluidas las investigaciones que durante los últimos 12 años llevo realizando- me gusta meditar y evitar el verbo fácil y caliente que con su vaho empeña a menudo el entendimiento.

Gracias por vuestros comentarios útiles en su mayor parte. Vamos por tramos, como las calzadas (y prefiero los tramos cortos, como los de las Vias romanas del interior de la Península.

Muchos novios sí...pero como se dice en el artículo parafraseando a Don Santiago Ramón y Cajal... "religión de los hechos". Y hasta ahora, en arqueología ésta es la de las excavaciones. Con muchos meses de trabajo a la espalda y muchos miles de fragmentos estudiados nos hemos lanzado -sin apresuramiento en contra de lo que crees ver- a la palestra.

Respecto al hallazgo inesperado...¡hombre, no del todo, te lo puedo asegurar!, pero eso es harina de otro costal...
Respecto a las fuentes, si lo deseas puedo enviarte la lista bibliográfica total de las consultadas -algo más que internet...porque el saber, por desgracia sigue estando casi exclusivamente en las bibliotecas-.
Gracias por las referencias al Miliario. Las usamos y aunque no estemos de acuerdo al cien por cien con G. Arias, compartimos varias hipótesis...otras no tanto. Respecto a las bibliotecas a las que puedo acudir...prefiero no contestar (puedes imaginar por qué. Me parece inesperado y extemporáneo el comentario.
Sobre Carlos Caballero, gran especialista con quien tengo la gran fortuna de contar con su amistad...han sido varias las conversaciones en las que he podido deleitarme con su extenso conocimiento de la caminería y del mundo romano. Que no estemos de acuerdo en todo no quita que le tenga un respeto enorme. Me vuelve a parecer fuera de lugar el tema de la bibliografía, máxime cuando no sabes realmente la formación del autor o las fuentes consultadas por el mismo en su investigación. También llevo más de diez años trabajando en la Sierra...como especialista, no como diletante aficionado.
Respeto mucho tu postura y de sobra es conocido el fantástico trabajo que realizaste junto a I.Moreno sobre la Fuenfría. Pero es una obra más, como esta. Ni lo que planteo es dogma, ni lo que plantean otros debe serlo. (Creo yo). Así es el juego del avance de la investigación ¿no?

Respecto al Benefico...Ojo, no es roma todo lo que brilla. Hay más Historia que la de la Antigüedad y podría remitirte a cientos de obras acerca del tema de los Beneficios... Prefiero dejar paso en breve a otro druida que seguramente podrá ofreceros algo interesante al respecto. Cuidado con el uso alegre de las 'reducciones' linguísticas.
Lo de los problemas del Itinerario y sus distancias me permite remitrite a una nueva y atenta relectura del artículo... ¿Tiene que haber siempre un problema cuando no encajan las cosas como queremos?. Esa es una postura especulativa y mecanicista. Por cierto ¿cortas?...en relación a qué. ¿a las 17 millas que separan en la Via 1 Legio VII y Alamonte, o las 22 de Apte Iulia y Cavellione?...¿o tal vez las 9 que separan Orripo de Hispali en la Via 7?...¿o será por las varias decenas de casos mas que podría enumerarte?. Prefiero recomendarte una relectura detenida de todo el Itinerario...no solo de una parte. Es gratificante y de mucho interés. De otro modo nuestro diálogo solo conseguirá confundir.
En contra de lo que señalas, ese tipo de 'cortas distancias' son la tónica general del Itinerario...y te aseguro que en un mundo sin vehículos a motor tiene su explicación sencilla.
El artículo de Beltrán Ortega es muy bueno. Hace una gran síntesis de la arqeología de la Sierra y pone al día muchas cosas de interés. Siento que su nombre no haya aparecido en el texto que remití porque considero su trabajo una notable labor de búsqueda bibliográfica (consultando incluso algunos artículos en inglés que tuve la ocurrencia de escribir hace años).

Entro en lo más gracioso para terminar y no aburrir mucho. También para posicionarme y dar paso a otros colegas.

Se te olvidan grandes especialistas como Roldán Hervás -que sí lo es, te lo aseguro en vías romanas- o D. Fernández-Galiano, que tampoco se queda manco.

Para la temática latina...no creo que sea este el momento de entrar en ello, pero de forma breve te doy unas pistas generales:

Consulta por favor y con urgencia las transcripciones del Itinerario y las conjeturas al mismo. Allí veras MIaccum escrito como parece se que era...no como queremos que sea.
Consulta también los diversos trabajos de D. Fernández-Galiano donde señala MIaccum...por ejemplo en el librito de Carranque, donde trata el tema que nos ocupa.

Lo de Miacum, Meiacum.... es divertido si es una broma claro. Hay varias posibilidades. ¿Has pensado en la derivación árabe y su relación con 'lo quemado'?. Es interesante ¿verdad?. También hay algo escrito en la página oficial del Ayuntamiento de Madrid por el tema de Meaques.

Con lo del 'topónimo' de Collado Mediano quiero ser algo más explícito. No es un topónimo...es el nombre de una localidad y hay, etimológicamente ciertas diferencias.

¿Has pensado tomar el diccionario de latín -en las bibliotecas hay muchos, pero todos los que hemos estudiado Filosofía y Letras solemos tener uno en casa- y buscar la más plausible transcripción directa de Collado Mediano?.

¿Te va bien Collatus Meatus?. Madre mía... ¿Será verdad que Collado no deriva, como es en realidad, de Collis?. Claro, Collado no está en un alto. PEro, regresemos a Collatus Meatus (siento no poder poner las indicaciones lainas correctas, lo digo por si acaso los latinistas de afición-

Collatus es el participio de pasado del verbo confero, que significa llevar (de todas partes a algú lugar), reunir, dirigirse a, refugiarse en, etc, etc.

Meatus es el genitivo de meatus, que significa acción de pasar de un lugara otro o sendillamente camino, pasaje, paso...

¿NO es suficiente?. Hay que revisar con cautela las afirmaciones extrañas que uno hace. me hubiese encantado encontar cualquiera de las derivaciones que haces tan alegremente en el diccionario....no tienen desperdicio, de veras...pero tratemos de ser serios y no confundir a la audiencia.

Me he reido un poco (con cariño, te lo juro) porque esa derivación me ha recordado a los juegosque hacía de niño con mi abuelo tratando de igualar mis apellidos con los de famosos linajes... Claro que al final, afinando fonética o sonoramente...casi descendíamos del Cid.

Respecto, y para acabar, a la frontera entre los pueblos celtas dle interior... vamos primero a establecer dónde estaban y luego hablamos con calma ¿no?. También hay bibliografía al respecto para leer...te recomiendo, por ejemplo, sin ser el más preciso pero sí precioso en fuentes el de J. Álvarez Sanchís sobre los Vettones publicado por la Real Academia de la Historia.

Sin acritud y con agradecimiento te devuelvo el saludo y espero tener la oportunidad de charlar de forma más distendida...

Salud a tirios y troyanos, perdón a druidas y romanos.



#5 jeromor

viernes, 28 de enero de 2005 a las 02:05

Información eliminada por el Administrador Silberius
Motivo: Undefined


#6 J.J.Guijarro

viernes, 28 de enero de 2005 a las 22:08

Impresionante...aunque un poco lioso y feo para mi gusto lo de contestar sobre el texto de otro colega. Ay, olvidé que la Universidad deforma y a algunos les dan ganas de llenar de tachones rojos lo que otros escriben.

Creo que no nos hemos entendido desde el principio y eso me apena. Pido disculpas a los miembros de la comunidad. Es el problema de los historiadores y arqueólogos...pero no quiero entrar en eso.
Una explicación para la comunidad...y espero que también para Jeromor...
Mi primera intención fue, al comprobar la extensión del artículo, y sobre todo por ser honesto y no copiar directamente el mismo texto de un artículo que debe aparecer en una revista, decidí -quizás de forma algo arbitraria- eliminar ciertos elementos (entre ellos una gran cantidad de citas bibliográficas) y ofrecer un lenguaje más distendido que hiciese el texto ameno a gente no especialista pero sí enamorada de estos temas. Con este aligeramiento se trató, no obstante, de dejar una buena parte del texto íntegro con los datos que, una vez más, de forma honesta, consideré pudieran ser de interés general y particular.

Veo que he errado y que aunque la mona se vista de internet...mona se queda y que es necesario dar grandes ristras de datos para contentar a quienes suponen que ese es el verdadero saber. Yo no opino lo mimo y es la esperanza que tengo puesta en una página como esta que, lo aseguro, he seguido con atención antes de participar.
Lo siento Jeromor...incluso en papel es imposible e impensable citar siempre a todos y cada uno de los que han escrito algo respecto a cualquier tema tratado. Eso, y lo sabes porque al parecer hemos compartido -quizás no en el tiempo, pero sí en el espacio- aulas y maestros, queda para nuestras sufridas Tesis Doctorales.
No voy a entrar más al trapo de lo que indicas...de nada. Tan sólo, por respeto a tus opiniones y sobre todo a la comunidad que nos soporta, diré un par de cosas y espero que alguien más se sume al debate:

No es este el lugar para homenajes personales ni para medallas...para eso están el éjército y las carreras de atletismo del colegio. Si señalé lo de la cita de un articulito mío en inglés no fue por vanidad, lo aseguro, sino porque me hizo gracia y me enorgulleció el trabajo de seguimiento que otro colega había hecho y publicado. Tal vez incluso porque a él le pareció ese artículo de más utilidad que a quien lo había escrito (oséase, quien esto rubrica).
Me entristece este innecesario despliegue de medios, de méritos, de parafernalias innecesarias. Cada uno se viste con las plumas que quiere claro...pero me da pena que demos esta imagen de eruditos encumbrados que tanto daño nos ha hecho y nos sigue haciendo como gremio.
Me encanta de que estés orgullos de tu departamento, de tu posición, de tus conocimientos...pero tal vez hace falta algo más de humildad y sencillez para llegar al público ¿no crees?.
Me apena también ver un par de gestos (algunos más) en tu estilo que no serían de recibo en otros lugares.
¿Crees que es justo no ya que me trates a mí de no ducho en vias romanas ¡oh deidad vitrubiana! sino que hables en público y dejes escrito un corolario de hermosuras para un colega como Dimas?. Esa es la miseria de la que huí hace años de esa Facultad de la que tanto te enorgulleces.
¿Acaso Don Martín Almagro, que escribía lo mismo una Tesis sobre el medievo de Albarracín que un libro maravilloso sobre Los Millares era, por no se especialista en tal o cual tema un indocumentado?...por poner un ejemplo. ¿Acaso era un indocumentado Leonardo por ser, simplemente, un hombre renacentista con mil saberes e inquietudes?.
Es triste lo que dices, auqnue sea tu verdad. Hablando así no me extraña que de mí te hayas hecho, de forma preconcebida una idea errónea. Triste, de veras. La Universidad debería inculcar otros valores...sobre todo en humanidades...el respeto, la educación y el debate sosegado sobre temas especializados o generales.
No quiero ser pedante ni mucho menos moralista...te aseguro que sufro una enorme decepción. Te felicito por tus conocimientos y por tus presencias en congresos y simposios y certámenes y lides y torneos y todo eso... pero así no enriquecemos a nadie.

Ahí están tus ideas...un poco delante las mías, más modestas y tal vez menos especializadas...pero a fín de cuentas ese es el juego de la ciencia...un día va un chaval de menos de veinte años y resuelve, como si de un acertijo se tratase, una compleja fórmula matemática. Nadie da crédito al hecho...En América al chaval le animan, todos arriman el codo y construyen una explicacón fehaciente y completa. En España se mata al mensajero, no vaya a ser que con su poca ciencia reviente el sistema. Una pena.

Me alegran tus descubrimientos. Seguiré leyendolos y tratando de sacar de ellos provecho científico...pero ojo, no seas siempre tan vehemente, así no se cltiva la comunidad.

Por cierto...podría haber sido mejor tratar de arimar el codo todos un poco ¿no?. En fín, eso solo debe ser posible en el extranjero que es a donde se fugan quienes no soportan esta miseria.

Respecto a tu ironía en torno a la explicación de las distancias en un mundo sin vehículos a motor...por favor, sal de la torre de marfil y camina una media de 32 kilómetros diarios...o mejor, monta a caballo durante cien y luego sacas tus conclusiones.

Un saludo y perdón, de corazón a la comunidad. Traté de ser útil tal vez en un foro inadecuado.

Saludos a celtíberos, druidas y romanos.


#7 jeromor

sbado, 29 de enero de 2005 a las 05:32

Información eliminada por el Administrador Silberius
Motivo: Undefined


#8 J.J.Guijarro

sbado, 29 de enero de 2005 a las 14:54

Perfecto. Ahora empezamos a estar algo de acuerdo...Si es que este nuestro negocio es algo complejo ¿no?. Deberíamos haber empezado así. Estaré encantado de enviarte una copia del artículo y confío en que aprenderé mucho de tus comentarios. Yo no he dudado nunca, de entrada, de nadie.
Sobre lo de Dimas...no te preocupes. Pero de veras, es mejor dejar algunas cosas quietas. Algunos de los colegas de la comunidad o que acceden a ella saben que a mí, durante años, me han curtido el lomo y en ocasiones he pensado como tú...pero de corazón te digo que lo mejor es seguir trabajando duro y dejar estar esas pequeñeces, aunque duelan mucho (otra vez moralista...lo siento). Te podría hablar de otros muchos -y aparentemente famosos- personajes del mundo universitario que se salen de la norma. Es triste también.
Confío en que la opinión de otros colegas nos permita avanzar un poco más.
Arrimar el codo, esa es la clave. No seamos tan susceptibles.
Vamos a lo bueno.
No se trata de recorrer las distancias en un día. Pero te aseguro que por varios motivos (seguridad, comercio, etc) son convenientes las distancias medias y cortas. Estamos un poco maleados por este mundo industrial y motorizado.
Pero de veras, si haces un promedio estadístico de las distancias de todo el itinerario verás que hay una cierta preponderancia de las cortas y medias.
En el caso del interior de la Península, y sobre todo del trayecto que nos ocupa, esa distancia corta es necesaria. No es lógico buscar una mansio de ascenso y/o descenso de la Sierra mucho más lejos. No porque yo quiera que sea El Beneficio, sino por ún tema lógico. Además, recuerda por favor lo que señalabna en el artículo...Tenemos documentadas tres fases sucesivas de construcción y destrucción. Los propietarios de una hacienda rústica construirían su casa un día en un lugar. Si se la queman es posible que vuelva a intentarlo...pero si se la vuelven a quemar, seguramente se trate de un problema de seguridad tal que decida irse ¿no?. A no ser que estemos ante un establecimiento público que necesita estar donde está porque así figura en la trama de los recorridos del Imperio. Tampoco olvides la calzada de acceso a la construcción. Te aseguro que ese es un tema importante.
LO dicho, espero que podamos seguir contribuyendo al conocimiento en este nivel. Un abrazo también para tí.
Salud a la comunidad.


#9 Abo

sbado, 29 de enero de 2005 a las 17:17

Como especialistas que sois en vías imperiales, una pregunta sobre el Itinerario de Antonino.

¿Qué otras edicciones conocéis del Itinerario que se puedan consultar en España aparte de las de Wesseling (1735), Parthey et Pinder (1848) y la última de Cuntz (1929) ?.

Os lo agradezco, me gustaría consultar hasta donde se pueda.

Saludos.


#10 jeromor

sbado, 29 de enero de 2005 a las 17:34

Bien, realmentre lo siento y encantado de empezar de nuevo. Lo de las distancias cortas no me refería a la longitud de las etapas en el Itinerio, que las hay de todos los colores, sino a que en nuestra zona faltan millas en todos los itinerarios, en el 24 (casi 20 entre Segovia y Toledo) en el 25 (más 100 entre Mérida y Alcalá) y no digamos ya en el 29 (en donde deben de faltar como 150). Luego hay un error en alguna parte.
El trazado que propongo, desde el miliario (que está a la distancia perfecta, las 17 millas desde Segovia se cumplen perfectamente) del artículo que va a salir en unos días:
“El trazado de la calzada, desde el Valle de La Fuenfría hacia el S., sería: Al S del Cruce de las Dehesas la vía no seguiría hacia la estación de Cercedilla, puesto que éste es el trazado de la vía borbónica hacia El Escorial, sino que, como se puede apreciar en un mapa antiguo del término de Cercedilla (INSTITUTO GEOGRÁFICO Y CATASTRAL, 1922), tomaría, a la altura del Hotel Forestal, a la izquierda, la continuación del Camino Viejo a Segovia, en lo que hoy es la calle de la Cacera de Govienzo. Un tramo a la entrada de esta calle, con un llamativo parapeto igual a los que se conservan en el puerto, ha sido publicado por Javier Rivas (RIVAS, 2002) Tras atravesar el pueblo de Cercedilla saldría, al S de éste, por el Camino de Matalavieja. El Río de las Puentes se cruza por el Puente de Mata Asnos, por su aspecto posiblemente del s. XVIII o XIX. A continuación seguiría hacia el S, por un camino, hoy casi desaparecido, pero indicado en la minuta previa al 1: 50.000 del I.G.y C., escala 1: 25.000, de Los Molinos, (INSTITUTO GEOGRÁFICO Y CATASTRAL, 1875) como Camino de Collado Mediano a Cercedilla (este camino está perdido hasta la carretera por no tener pasos el ferrocarril). Desde allí sigue el trazado de una vía pecuaria, la Cañada Real de Merinas o Cañada Real Segoviana. En este tramo, donde la vía hace de límite entre Guadarrama y Alpedrete, es en donde, “según datos consultados en el archivo de la villa de Guadarrama había en 1630, tres hitos de piedra redondos y del altor de un hombre hincados en el suelo junto al camino real” (BLÁZQUEZ Y DELGADO- AGUILERA, 1918: 15). El documento que manejó Blázquez era un apeo o mojonera entre Guadarrama y Alpedrete , y el camino real es la cañada de la que venimos hablando.
Precisamente es este tramo uno de los que la Comunidad de Madrid ha excavado e, independientemente, Javier Rivas ha identificado y descrito (RIVAS LÓPEZ, 1999), hallandose evidentes restos de calzada, aunque los itinerarios del s. XVI, que llevan en su mayoría el camino por Guadarrama demuestran que hace siglos que es ésta variante la que se utilizaba más regularmente.
Y, siguiendo el mismo camino, llegamos al Puente del Herreño, a San Yago, y por la M-510 hasta Galapagar, en cuyo tramo ha sido también excavada la calzada (CABALLERO CASADO, 1996), y en cuya plaza mayor se encuentra otro miliario (CABALLERO CASADO, Carlos, FERNÁNDEZ, Sonia y MARTÍN, Amparo, 2002: 141- 142)."


#11 jeromor

sbado, 29 de enero de 2005 a las 17:35

Para Abo:
Que yo sepa no hay ninguna más.


#12 J.J.Guijarro

sbado, 29 de enero de 2005 a las 18:36

Tampoco yo conozco otras.
Respecto al camino, no olvides que si encajan las 17 millas a Segovia -que lo hacen, te lo digo porque he recorrido el camino a pie y sale- tiene que haber 7 a Miaccum, luego aquí no está el error que todos se empeñan en ver. También estarás de acuerdo en que el camino tenía que pasar obligatoriamente por las proximidades de la Venta de Santa Catalina, donde estaban los miliarios (el del siglo III y el del IV). Desde allí, perfecto, estoy de acuerdo. No olvides que el caminop antiguo de Segovia pasaba por La Serranilla -venta situada a orilla de la Cañada- y no se dirigía hacia Guadarrama atravesando Los Molinos. Aunque no hemos podido acotar aún con certeza la cuestión de la Puerta Latina que citan Blazquez y Sánchez Albornoz, lo que no presenta dudas es que estaba en el paraje de los Pajares de San Juan. Luego, si el camino no va hacia Guadarrama y hasta el punto donde aparecen los restos indígenas y romanos de Villalba hay bastante más de 7 millas...ahí no podía estar la Venta de Miaccum...además, es demasiado lejos para un paso a pie de Sierra.
Por el contrario hasta el Beneficio sí hay esas 7 millas, justitas.Además, la situación del tramo empedrado que parte de la edificación de El Beneficio lo hace hacia el Norte, buscando la Via. Tal vez a una milla escasa de la posada hubiese un camino secundario que enlazaba la 24 con otro camino hacia Manzanares-Colmenar...pero es pronto aún para afirmar esto.
Te aseguro una cosa: e camino empedrado que hemos excavado no sólo es romano, sino que está en perfecta relación con la mansio...con nada más.
El tema de los posibles tres miliarios del documento de apeos de Guadarrma no debe hacernos perder de vista que tan sólo uno presenta una ubicación más o menos clara...en el Egido de Guadarrama. Los otros no ofrecen datos fehacientes como ya señalaron Blazquez y Sánchez Albornoz.
Con los trabajos de Sonia Fernández, Carlos Caballero y Amparo Martín, perfectamente de acuerdo, pero ojo: en Collado Mediano ellos sondearon la calzada de Los Barrizales y concluyeron que no era romana. ¡Claro, nosotros también la hemos sondeado en dos puntos y no es romana!. Además hay documentos que atestiguan que se construyó en 1917 para sacar y transportar el pórfido de las canteras.


#13 jeromor

sbado, 29 de enero de 2005 a las 20:14

Me interesaría conocer la tipología de la calzada o camino empedrado y por qué es inequívocamente romana. De el Beneficio a la calzada hay una milla exacta yendo por los dos caminos actuales que salen desde allí, la Vereda de los Molinos y el Cordel de Carrascal. Eso no es problema pporque lo mismo pasa en otros lugares, por ej. en Tritium Magallum, en Rioja.
Si tienes buenos cortes de la calzadan el art. se podría publicar en Traianus, con buenas fotos en color. Yo puedo hablar con Isaac. Junto al Beneficio hay un topónimo, Sabañina y Cerro de la Sabañina, que puede ser el nombre de una villa Sabiniana> Sabiñana> Sabañina


#14 J.J.Guijarro

lunes, 31 de enero de 2005 a las 15:24

Muy interesante todo. Lo del cerro de la Sabañina es significativo. Perdona, aún no he colgado imágenes...y tengo pendiente colgar al menos la del plano general del trazado. Respecto a lo de Tarianus me parece muy interesante. Tenemos cortes vertivales frontales y laterales de la vía y amplia documentación gráfica. En cuanto a lo de la tipología....quizás fui demasiado rotundo -aquñi si me perdió la pasión-. Cuando lo escribí tenía en la mente el tramo empedrado que sondeamos en Los Barrizales y claro...la diferencia es neta.
En el caso de El Beneficio , de forma esquemática,la calzada presenta una capa lateral de grandes piedras no muy regularizadas, pero de un tamaño considerable, colocadas en vertical. Éstas descansan sobre una capa inferior de lanchones de piedra colocados en horizontal. El relleno intermedio, entre los dos márgenes de calzada consiste en las típicas 'bolas' de granito y pórfido de tamaño medio y en general muy redondeadas en sus aristas. En uno de los sectores sondeados, donde aflora el batolito granítico de la roca caja, se advierten roderas.
De todos modos tomo en cuenta el ofrecimiento de Traianus y en cuanto me libere de un poco de trabajo me pongo en contacto contigo, visitamos el lugar y charlamos.
Respecto a lo de la milla exacta por abos caminos es uno de los datos que llamó nuestra atención porque pensamos...¡ya es casualidad!. ¿verdad?.
Por cierto, ¿qué me dices del topónimo de la Viña de la Montalba?. Viña es topónimo asaz común entre los yacimientos romanos...y Mont-alba...
Gracias por los datos y los comentarios...

Saludos a la comunidad y al druida.


#15 jeromor

lunes, 31 de enero de 2005 a las 16:55

La viña de la Montalba puede ser lo mismo un topónimo moderno de un posesor con ese apellido, a un topónimo antiguo. Las raíz indoeuropea ALP- ALB- indica monte simplemente.
¿Conserva la calzada capa de rodamiento o simplemente los bolos que describía? Que tamaño tienen las piedras de la capa superior y que anchura tiene la calzada?


#16 Abo

lunes, 31 de enero de 2005 a las 19:47

Gracias a ambos. Saludos.


#17 Onnega

martes, 01 de febrero de 2005 a las 19:54

Como curiosidad: en el libro de J de Via Colección de inscripciones y antigüedades de Extremadura (1846) viene un apéndice con el Itinerario de Antonino (según Ambrosio de Morales).


#18 J.J.Guijarro

martes, 01 de febrero de 2005 a las 20:39

Jeromor, ancho de via 4 metros de bordillo a bordillo. Las dimensiones de los cantos internos varían pero la edia ronda los 15-25 cm. Como te digo la característica general es que están por completo rodados. En los sectores sondeados -aún quedan más de 200 metros por limpiar- no se ha localizado capa de rodadura.
Para Abo...gracias a tí...has abieto un nuevo debate en torno a las versones del Itinerario.


#19 Abo

mircoles, 02 de febrero de 2005 a las 11:31

Para Onnega:

Gracias por la información sobre el Itinerario de Antonino que maneja Ambrosio de Morales. Tengo una referencia de él (libro) en la Biblioteca de Cäceres. ¿Sabes si existe algúna edicción facsimile del libro en cuestión?. ¿Sabes si se encuentra en alguna Biblioteca más próxima; quizas por nuestra zona?.

Por casualidad,...¿Sabes donde encontrar la edicción de Zurita?.

Muy agradecido, saludos.


#20 Abo

mircoles, 02 de febrero de 2005 a las 12:37

Para J.J.Guijarro:

Si crees que molesto en vuestro debate lo dices y me paso otro lugar.

Sigo vuestras palabras con interés. Ya se sabe: "despues de la tempestad viene la calma", como no podría ser de otra forma.

Con vuestro permiso quisiera intervenir, muy brevemente, en relación a la mansión Miacum y deciros mi humilde opinión al respecto; labor sólo de gabinete que nada fija si no va acompañado de los trabajos de campo como los de "El Señorio" que dices. Sólo una hipotetica traza y sus distancias, y algo de toponimia que, evidentemente, no son los suficientes.

En Galicia se utiliza mucho (o se utilizaba) la palabra MEA, bien al comienzo o bien al final de otra palabra; indicando siempre "lo que está en el medio de". Los paisanos lo mismo te dicen MEA como MIA.

Os pongo un par de ejemplo muy claros:

VILAMEA: La Villa (lugar, pueblo) que se encuentra en medio de otros dos más importantes.

AREAMEA: La playa existente entre otras dos. En este caso más largas. (Este ejemplo corresponde a la playa de Viiño, entre las largas playas de Donón y Nerga; que se encuentra entre El Promontorium-asi aún conocido hoy- y otra punta que no recuerdo ahora el nombre.

Otros, PORTAMEA, etc, etc.

Este MEA, entiendo, viene de un lat. MEDIANUM que significa: LO QUE ESTÁ EN EL MEDIO.

¿Tiene este MEA algo que ver con el nombre de la mansión de MIACUM? yo creo que sí. Antes decirte que, creo, tenga razón Jeromor; el nombre debe ser MIACUM con una C, además de Parthey et Pinder, de tal manera lo recogen tambien Wesselingio y Zurita.

La mansión de Miacum se encuentra a 24 M.P. tanto de la anterior SEGOVIA como de la siguiente TITULCIAM, es decir se encuentra "exáctamente en medio de las dos"; lo mismo que los casos gallegos que os indico. Para mi, corríjeme Jeromor, Collado MEDIANO es lo mismo que MIACUM. No es más que una opinión.

Respecto a la ubicación de TITULCIA y con las distancias en la mano debería corresponderse a LAS ROZAS o proximidades, donde se cumplen la 24 millas que exige el Itinerario. La siguiente mansión, creo que no ofrece duda alguna, de COMPLUTUM en Alcalá de Henares, donde se ajustan muy bien las 30 millas que dice el Itinerario; se acercaría (desde Las Rozas) por las proximidades de la N-VI, entraría en Madrid por el norte de La Ciudad Universitaria, seguiría (abajo o arriba) por General Perón, Concha Espino, Ramón y Cajal para enlazar con los viejos caminos hoy N-II (E-90) a Complutum, pasando por Torrejón de Ardoz. Evidentemente, nada serio sino se patea la zona y se acompañan de otros datos, arqueologicos y demás. Sin ánimos de discusión.

Disculpar esta intromisión y continuar con el debate que está muy interesante e instructivo.

Saludos a ambos.


#21 jeromor

mircoles, 02 de febrero de 2005 a las 13:32

Sobre Miacum-Miaccum, la ed. de Parthey y Pinder, que sí da todas las variantes, dice que la forma Miaccum aparece en los manuscritos J, L y N y Miacum en B, C, D, F, G, M, O, Q, R, T, U Y V.
Los manuscritos C, M, O, Q, R, T, U y V, dan la variante xxviiii millas de Segovia a Miacum, mientras que xxiiii millas está en B, D, F, G, J y L.
En cuanto a que Collado Mediano sea lo mismo que Miacum, collado ya hemos visto que es el paso entre montañas. Luego un collado siempre está en el medio. ¿Porqu´we llamar al pueblo Collado Mediano? Para mí porque está al pie de la Cabeza Mediana. ¿Y por qué se llama la Cabeza Mediana, en el medio de qué está? Esa es la cuestión, para mí está en el medio del territorio de Segovia y Toledo,entre ¿vacceos? y carpetanos.
De ahí que como mantengo que Miacum es bastante posible que venga del hispanocelta *Mieiacum, '(el lugar) de los medianos', pienso que pued ehaber una realción entre los dos nombres, aunque hay un lapso de tiempo importante entre ellos.
Otro indicio es la propia existencia del topónimo Pajar de Puerta Latina precisamente en el punto por el que parece pasar la frontera, sumado otro topónimo, Os del Ferrreño (hoy relacionado con el Puente del Herreño, sobre el Guadarrama) éste en documento de Fernando III en 1249, cuya etimología es muy posible que sea el hispanoárabe Fayy-al-Farraniu, 'paso o puerta del Herbazal'.
En cuanto a que Titulcia está a una distancia de 24 millas de Miacum y 30 de Complutum- Alcalá, de acuerdo, pero para ubicarla en Las Rozas hay problemas. Primero el miliario de Galapagar, que indica que la vía que viene de La Fuenfría va por allí y no por la Carretera de La Coruña, aunque por aquí también debe de ir otra vía.
Segundo que, enla vía 25, de Toledo a Titulcia hay 24 millas, y de Toledo a Las Rozas debe de haber en torno a 40.
En cuanto a lo de la intromisión, no hay tal, encantados de que cuanta más gente se sume al diálogo mejor.


#22 Onnega

viernes, 04 de febrero de 2005 a las 00:38

http://tienda.maxtor.es/product_info.php?cPath=23&products_id=7368

Aquí está la inf. sobre el facsímil del libro de J de Viu (antes puse Via, perdón) en el que hay un apéndice que contiene el Itinerario según Ambrosio de Morales: Colección de inscripciones y antigüedades de Estremadura.

¿Por qué aquí las vías van con un número menos en la numeración? Es decir, Miacum aparece en la vía 23. Miacum lo sitúan cerca de las Rozas.


#23 Abo

viernes, 04 de febrero de 2005 a las 15:59

Onnega,... ¿Por qué aquí las vías van con un número menos en la numeración?

Sinceramente no le encuentro explicación, tendría antes que hojear el libro que me indicas y hasta la semana no me lo entregan.

Algo si te puedo decir. La numeración de las vías hispanas Antoninianas las numeró por primera vez D. Eduardo Saavedra en sus "Discursos" leidos ante la Real Academia de La Historia en el año 1.862 con el fin de identificarlas (coloquialmente) con mayor rapidez. Para Hispania fija el Itinerario 34 "iter", rutas o simplemente vías y a cada una le puso un número siguiendo el mismo orden de Antonino y concretamente a esta "Item ab Emerita Caesaraugustam" le correspondió la 24. El libro del que hablamos es de 1.846, por lo tanto antes que el Discurso de Saavedra, y no digamos de Ambrosio de Morales (s. XVI), siendo desconocida la numeracion; cuando me lo manden te diré; no sea (que no creo) la Editorial MAXTOR por su cuenta y sabiendo la numeración de Saavedra de motu propio tal numeración hizo y ademas de forma equivocada, pero no creo, hay que ver el libro.

Respecto a que Miacum lo sitúan en Las Rozas, pues que se le va hacer, cada cual hizo lo que pudo en su momento; equivocadamente ya que para situar a Miacum en este lugar habría que recorrer justamente el doble (48 M.P.) de lo que indica el Itinerario. Peor lo hizo Saavedra que la situó en La Real Casa de Campo de Madrid por aquello de parecerle el arroyo Meaques = Miacum.

Es posible, no no, seguro que Jeromor y J.J.Guijarro te puedan decir algo más ya que ellos son los que han estudiado la vía ampliamente. A mi me llega, intentarlo, con las de Galicia.

Saludos.


#24 J.J.Guijarro

viernes, 04 de febrero de 2005 a las 19:43

Saludos Comunidad... da gusto lo animado que está el debate. Para mi el enriquecimiento es total...y el nivel alto.

Con la tardanza y los días de modorra y recapacitación...Abo, por favor, ¿por quçe vas a molestar?. Te prometo que 'casi nunca' muerdo :) :). Agradezco además tus reflexiones que son interesantes. La participación sucesiva de Onnega, que también se agradece, me va a hacer pensar un poco...pero vamos por partes, que se amontona el trabajo.

Abo, acerca del trazado de la via tras Miaccum (insisto en mi C doble, auqnue como vereis no creo que sea tan importante) y en especial sobre la posible localización de Titulciam, te aconsejo que mires la parte final del artículo. Lo que señala Jeromor respecto al miliario de Galapagar y los interesantes datos que Gonzalo Arias ofreció respecto a la ausencia de restos de calzada en la Carretera de la Coruña (ambos trazados, N-VI y A-6) parecen obligar a desechar que el trazado romano fuese, al menos en su parte alta por aquí.
En cuanto a los de la doble C, de veras, creo que es un dato poco interesante o cuando menos anecdótico. Está muy bien lo que señalan Parthey y Pinder en su edición y que tan bien nos recuerda Jeromor...pero tampoco se puede olvidar que al menos en el caso del manuscrito L, derivado del Manuscrito de Viena, Vindobonensis 181, estamos ante una de las más antiguas fechas de recopilación, en torno al siglo VIII, mientras que en otros muchos casos (Manuscritos de París, Florencia, o de Viena -Vindobonensis 12825- estamos ante copias de los siglos IX-XV. Esto puede ser interesante para desdramatizar el debate. Además, según la stemma o arbol genealógico de Cuntz que también utiliza Arias, el manuscrito L, sería uno de los elementos más fiables.
Algo similar pasa con el tema de las millas. Una vez más hay un dato de interés y es que este mismo manuscrito L señala que la distancia entre Segovia y Miaccum es de XXIIII millas.
Tampoco es muy productivo seguir discutiendo en este extremo, ya señalé, y quiero recalcarlo de nuevo, que algo de vital importancia es contar con datos que permitan manejar una u otra hipótesis.

Los datos no se adquieren sin trabajos de campo que permitan obtener evidencias que fechen, etc, etc. No quiero incidir de nuevo en las tres fases de construcción, en la ubicación del lugar excavado...pero sí detenerme, para zanjar el asunto, en que sin datos -que es lo que ocurre en la práctica totalidad del trazado que nos ocupa- tan sólo tenemos un 50% de posibilidades de que Miaccum estuviese en Collado Mediano o en Becerril, o el Las Rozas, o donde a uno se le antojo ponerlo. Pero con los datos obtenidos tras seis meses de excavaciones y lo que aún queda por obtener, tenemos a nuestro favor algo más del 75% -tirando bajo- de opciones para acertar. Cuando nuevas excavaciones y datos en otro lugar nos permitan acrecentar y ahondar en este discurso...lo haremos. De momento la evidencia es la evid es, a mi juicio, potente.

Respecto a la etimología de Collado. No quiero extenderme. Por supuesto no estoy de acuerdo, pero tampoco ahondaré ahora en este extremo. Es algo que en breve quedará zanjado y tal vez nos de algún regocijo. Ahora bien Jeromor, cuidado. No volvamos sobre la cuestión vaccea y carpetana. La Cabeza Mediana jamás separó los reinos ni los territorios de Segovia y de Toledo. Es simplemente imposible por una cuestión histórica y otra física. Empiezo por la última:

La Cabeza Mediana...que en verdad no es más que la punta del promontorio de la serrania del Castillo, presenta una orientación Norte Sur, perpendicular a la Sierra de Guadarrama, con lo que en caso de separar esos reinos, Toledo o Segovia, si no ambos, debían estar en otros lugares...y eso me parece rizar el rizo. Además, jamás podría servir una serraneta abierta por doquierer (paso de Villalba a Moral y de Collado a Becerril) y de poco desarrollo como límite más que visual. Además, este límite no presenta evidencias de yacimiento arqueológico alguno, eso te lo aseguro.

En cuanto a las razones históricas...no puedes olvidar que esta parte de la Sierra pertenecía al Real de Manzanares que rendía sus tributos finalmente en el partido judicial de Colmenar Viejo y antes en los de Guadalajara, a quien pertenecían los territorios a través del Duque del Infantado. Nunca perteneció este sector a Segovia y mucho menos a Toledo. Este no es dato baladí.

Pero hay más. Curiosamente uno de los pocos terminus augustales que se conservan en la Comunidad de Madrid procede de Colmenar Viejo. Es sabido que esto se interpreta como la división de sos términos que no se indican pero que muchos investigadores consideran que fuesen Mantua (al Oeste) y Complutum (al ESte). Esto señalaría la frontera entre los Conventos Caesaraugustano y Carthaginense. ¿No es lógico pensar que la administración romana, como tantas veces hizo, mantuviese los límites indígenas de cara a la tributación y el manejo de un sector del IMperio algo complejo de dominar?.

Pero hay más, mira, lo de la Puerta Latina, ya te dije que es dato sin contrastar y que no ofrece veracidad alguna. Lo hemos buscado con fruición y sin resltado...pero si estaba donde todo el mundo -hasta nosotros- cree que debía estar, esto es en los límites actuales entre Guadarrama y Collado Mediano, la mencionada Cabeza Mediana y este no pueden se el mismo límite o frontera que señalas. Entre ambos hay una distancia significativa y además la vía y la cabeza mediana corren paralaleas y a su vez perpendiculares a la Sierra. Esa, la Sierra de Guadarrama sí que era una frontera. Lo fue desde la Prehistoria y las evidencias son notables a este respecto...


#25 J.J.Guijarro

viernes, 04 de febrero de 2005 a las 20:05

Perdón, olvidé el final...
Onnega, muchas gracias por el link...Respecto a lo de la numeración te digo lo mismo que Abo, no tengo ni idea, pero ten en cuenta los datos de Abo acerca de Saavedra y su nmeración.

Respecto a la situación de Miaccum en las Rozas y mucho menos en el Meaques madrileño, tan sólo una dato: Miaccum es una de las mansiones que menos problemas presentan para su situación teniendo en cuenta el Itinerario y las evidencias arqueológicas, sobre todo miliarios y excavaciones. Pero además, como ya dije, Miaccum es una mansio de las importantes -en cuanto a su ubicación exacta, no a lo notable de sus restos- porque señala el punto de descanso antes o después de un paso de Sierra. Además uno de los más peliagudos del trazado. No puede buscarse la mansio muy alejada del piedemonte, porque de otro modo no tendría sentido alguno. No olvidemos eso.

Abo, estoy dándole vueltas al tema del MEA de los topónimos gallegos y espero tener algo claro y cuerdo que decir en breve. Es muy interesante. De momento creo que MEA podría venir de MEDIUM (no de Medianum, que no existe como tal) que como dices señala lo que está en el medio (medius, media, medium) e incluso mediano...No dejan de ser interesantes los elemetnos de comparación que planteas...
No quiero adelantar temas linguísticos porque se está rabajando en ello...pero no olvideis que en castellano el meato (procedente del latin meatus) ha quedado fosilizado en témrinos anatómicos como el meato auditivo y siepre referente a conductos u orificios. Además, como en Collado lo de que meatus derivase en meado no hizo mucha gracia pues un linguista nos señala que recomendemos consultar la etimología de mear y meado, que procede del latín vulgar meiare y jamás derivaría de meatus.
Ojo al dato. Yo tal vez sea cabezón, pero ¿por qué tanta reticencia a aceptar que el MEDIANO de la localidad proceda de lo que de veras la caracteriza que es el paso de un MEATUS o camino?. HAy cosas que a veces, como decía Einstein y señalé en el artículo cuesta desintegrar más que un átomo.

Lo dicho saludos y muchas gracias por vuestra participación y perdonadme por la pesadilla de textos.


#26 jeromor

viernes, 04 de febrero de 2005 a las 21:02

Encantado de hablar contigo de nuevo, J.J. En cuanto a las variantes de los manuscritos mi intervención solamente se produce para que se sepan que las hay, porque el que haya manejado sólo la edición de Cuntz pensará que estamos locos los que decimos que “es posible” que el nombre pueda ser Miacum, con una c, o que puede haber 28 millas de Segovia a Miacum.
En cuanto a la importancia del yacimiento, no lo dudo y encantado de que sea así. Es lógico una mansio o una mutatio al pie de la Fuenfría. El yacimiento de Monasterio, que excavó Caballero también tien su importancia y está muy cerca de la vía, pero eso no me hace inclinarme ni por uno uni por otro. Mi opción, sin yacimiento de por medio, es, de monmento la estación de San Yago, Km 40 de la línea de FC Madrid, Ávila, en donde aparecieron dos inscripciones, una de ellas dedicada a los lares, que tanta relación tienen con los caminos y que está al pie del yacimiento carpetano de Los Cierros de la Asunción. Mi hipótesis es que Sub Miacum ‘debajo o junto a Miaco’ > Sanmiago> Sanniago> Sañago> San Yago (por etimología popular). Pero no voy discutir ese tema. Tu yacimiento puede ser perfectamente Miacum o Miaccum.

En cuanto a la etimología de Collado Mediano empiezo por el final. Nunca he dicho (repasa mis palabras) que mear y meado vinieran de meatus. He dicho que la evolución natural de meatus en castellano es meado. Mear viene de meiare, meado de meiatus, pero meado vendría también de meatus. En castellano hay muchos dobletes de diferentes orígenes. El meato de meato urinario o meato auditivo es un cultismo, propio del vocabulario médico. La palabra no ha evolucionado. Por eso (palabras cultas y patrimoniales) tenemos en cast. del lat. rapidus, rápido y raudo, del lat. delicatus, delicado y delgado, y cientos de ejemplos más.
El término augustal de la ermita de Los Remedios es la base de la comunicación del pasado diciembre y el artículo que saldrá dentro de unos meses. Lo lógico no es que separe el territorio de Complutum y Mantua (¿por cierto alguien sabe d’onde está Mantua? Porque para Ptolomeo está el Guadalajara), sino entre Complutum y Segovia. Eso explica el miliario de la Fuenfría, con millas a Segovia y no a otra ciudad en cuyo territorio estuviera. Eso explica también las pretensiones medievales sobre la Trasierra. Hay una línea de topónimos en la Sierra de Madrid, entre ellos algunos tan claros como Mondalindo (el arroyo que baja de la cumbre se llama de Sardalinde) del lat. Mundalimitem, ‘límite limpio o purificado’, Machota, del lat. Metula Alta, ‘mojón alto’, El Espartal (a 1800 m. de latura nunca ha habido esparto, que es planta semiárida) > Montem Disparatalis, (monte) separador, 4 o 5 Almojones, que han de ser premusulmanes, etc, que marcan una línea fronteriza situadas no en lo alto de la Sierra sino en la Presierra. Las atalayas fronterizas musulmanas del s. X están justo en la misma línea. Y la frontera S. del Real de Manzanares, no te olvides que tapón entre segovianos y madrileños desde el s. XIII, mucho antes que los Duques del Infantado, y que Madrid nace en territorio toledano. El tema es complicado. El documento de Fernando III al que aludí ya comienza sus mojones en el Os del Ferreño, hoy Puente del Ferreño, allí mismo, y va por Galapagar, Paz en Parra y el Guadarrama, y al otro lado por la Vega Sagrilla, junto a Boadilla, es decir sigue el Cordel Segoviano, que va (hoy en día todavía) desde Galapagar a Torrejón de Velasco, en el límite S. de la Comunidad de Madrid.
La Sierra de Guadarrama no era la frontera, porque en el piedemonte S habitaban los mismos pueblos ganaderos que en el N. El paisaje, el clima, todo cambia. Y en la sierra no hay ni un yacimiento carpetano.
Bueno, no os canso más. que hablen los demás, que siempre es enriquecedor.


#27 J.J.Guijarro

viernes, 04 de febrero de 2005 a las 21:18

Perfecto como siempre Jeromor. No nos pondremos de acuerdo al 100% pero creo que así es más rico todo.

Pensaré un poco pero no creo que te falte razón. El tema de Mantua y Complutum...bueno, hay opiniones encontradas, yo solo he citado la de algunos investigadores.

Tenemos buen fin de semana para pensar y debatir. Bien, bien, buena intervención, sí señor.


#28 Abo

viernes, 04 de febrero de 2005 a las 22:56

J.J.Guijarro, solo a un comentario tuyo pues me tengo que marchar.

Dices que, de momento, MEA podría venir de MEDIUM, no de MEDIANUM que no existe como tal.

Yo digo que no es lo mismo estar "en medio" que estar "en el medio", el primer caso es cualquier cosa que se encuentra entre otras dos, a mayor o menor distancia de la una o de la otra, que se ajusta a los casos que te puse. Ahora bien, "estar en el medio" es estar en el centro de los extremos.

MEDIANUS, si lo recoje mi diccionario(Raimundo de Miguel, 1867 ediccion de 1952) y dice entre otras, "lo que está en el medio" ¿qué es acaso la mediana de un triangulo?. Por lo tanto este Collado Mediano puede venir de ahi, ¿Acaso Miacum no se encuentra a mitad de didtancia entre su anterior mansión de Segovia y la siguiente de Titulciam a 24 M.P. cada una?. Quizas sea coincidencia, solo falta que filologos digan si puede venir o no de MEDIANUM.

Por otro lado, y no te quiero liar, MIACUM castellanizado da un MIACO ¿no? o una MIACA, yo no se si puede ser , pero cógete el Repertorio de Arias páginas 348, 354 y 355 y allí puede haber algo parecido. Por si no tienes a mano el libro de Gonzalo te digo.

Gonzalo Arias situa el "Summo Pyreneo" de la vía 34 en Erratzu, exactamente en el "COLLADO MEACA". ¿Guardarán alguna relación?, aparentemente si, pero yo no lo puedo asegurar. Gonzalo te podrá decir algo pues pateo la zona hace ya algunos años. El lunes le contesto a Jeromor.

Saludos y buen fin de semana.


#29 J.J.Guijarro

domingo, 06 de febrero de 2005 a las 12:56

Abo, disculpa. Llevas razón y metí la pata. A veces los pensamientos también se me agolpan y los traspies es dificil arreglarlos una vez enviado el comentario. Respecto a medianus, que como sabiamente señalas aparece recogido en algunos diccionarios, tan sólo me presenta algunas dudas respecto a su origen latino clásico. Sin duda no se trata de una palabra de origen clásico, pues solo aparece recogida en los repertorios desde la obra De Architectura de Vitruvio (s. I BC), suficiente tal vez para el tema que nos ocupa. Es curioso porque no es una palabra común ni habitualmente usada en textos latinos. Tal vez eso indique una denominación del lugar no relacionada ni con el camino, ni con un origen romano, ni con nada de lo que planteamos...o también que la derivación sea otra, bien sea esta mi torpe pretensión de meatus o cualquier otra.
Sí, Abo, también me llamó la atención la referencia de Arias al Collado Meaca, pero de veras creo que estamos ante una cuestión meramente filológica (cuando no follonónica :) :) ) que al menos a mí me queda muy lejos el poder dilucidar. Abundo en lo que tú has señalado y de veras, creo que es un tema complejo y en parte tan sólo accesorio.

Perdona de veras por mi rotunda aseveración. A veces el bosque me impide ver los árboles y me doy un porrazo con el primer pino. Lo dicho, buen fin de semana.


#30 Abo

lunes, 07 de febrero de 2005 a las 13:43

Jeromor:

Antes de otras cosas no quisiera olvidarme de algo que si me interesa y bastante.

Dices: "...otro indicio es la propia existencia del topónimo PAJAR DE PUERTA LATINA precisamente en el punto por el que parece pasar la frontera...". Me gustaría me ampliases el significado que das a ese topónimo por el motivo siguiente.

En una de las vías gallegas que tengo estudiadas me encuentro con el topónimo igual o muy parecido al que indicas, "A PORTA PALLAEIRA"; al pie del camino por donde creo iba la vieja vía. Te puedo decir, como ya sabes, el río verdugo y en su desembocadura hacía, en base a los dos miliarios enfrentados río de por medio, de frontera natural entre el Convento Lucense y el Bracaerense; este toponimo se encuentra en una orilla del río Oitaben, afluente del Verdugo. Entre el Verdugo y el Oitaben pasa otro tanto que con el Miño y el Sil, pero sólo a nivel popular (El Oitaben lleva el agua y el Verdugo la fama, ya sabes como lo que se dice sobre los otros dos).

Como es posible que la frontera, en este punto, estuviese por el Oitaben y no por el Verdugo y guardar cierta semejanza respecto a la frontera que comentas y ademas el toponimo es casi coincidente tambien con el que mencionas me gustaria que me dijeras algo y sacarme de dudas.

Saludos y gracias.


#31 Abo

lunes, 07 de febrero de 2005 a las 13:50

Rectifico, el topónimo es : "A PORTA PALLEIRA".


#32 J.J.Guijarro

lunes, 07 de febrero de 2005 a las 21:40

Abo, perdona, sin ánimo de inmiscuirme. Cuidado con el topónimo de Pajar de Puerta Latina porque es un topónimo que se dio a conocer en la obra de Blázquez y Sánchez Albornoz y de la que no hemos obtenido evidencia alguna en el estudio del archivo municipal de Collado Mediano, ni en los informes de vias pecuarias ni en las entrevistas a lugareños.
No dudo de su existencia, pero no hay evidencia cierta.
Tan sólo señalarte lo que estos autores citan: que el topónimo pudiese coincidir con un resto o inscripción de origen romano localizado en el acceso de alguna finca del lugar. Lo de Pajar procede sin duda del topónimo de Pajares de San Juan. Estos hacen referencia a unas fincas ubicadas en las proximidades de la Venta de La Serranilla, junto a la que se considera la zona de paso de la Via 24.
Lo dicho, perdón por la intromisión. Saludos.


#33 Abo

martes, 08 de febrero de 2005 a las 01:11

J.J.Guijarro, el que tiene que pedir disculpas en todo caso soy yo por estar tan espeso (como dice la profesora Canto) ya que lo dejaste bien claro en tus intervenciones anteriores y no tenias porqwue repetirlas de nuevo.

Como no encontraba lectura al topónimo "A Porta Palleira" (más bien interpretación) y por otro lado por aquí una división conventual, me aferré a lo que sostiene Jeromor y que tambien hace alusión a una frontera. Si el tiene más argumentos, los dirá; la verdad es que eran muy atractivos. Bueno, ya que tu tampoco dudas de su existencia, en principio lo dejamos en cuarentena, tiempo hay de mandarlo a la papelera.

Saludos, vamos a ver que dicen la 25 y 29 repecto a esa distancias que no casan para Titulcia....)


#34 J.J.Guijarro

martes, 08 de febrero de 2005 a las 12:42

No quiero minimizar el problema de algunas distancias que no encajan. De momento es tema que debe debatirse. Tampoco podemos olvidar que el siguientepaso es localizar Titulcia.
Jeromor señala muchos datos de carácter histórico que debemos tener en cuenta, pero sin minimizar nunca el dato arqueológico. A este respecto el problema es que hay partes -grandes partes y me consta- de la Comunidad de Madrid que están mal o muy mal prospectadas. Con ello los datos que tenemos para realizar una aproximación arqueológica al asunto son pobres.
Tan sólo hay un remedio, buscar.
Tengo el convencimiento de que Titulcia fue un punto de norme importancia. No en vano era el verdadero núcleo de comunicación del extremo Norte de la Submeseta Sur. En este lugar -no dudo que debió ser una población de cierta importancia- desembocaban los caminos de ls tres vía mencionadas.
El problema,. desde mi modesto punto de vista es que tenemos un Itinerario cargado de nombres sobre el que las certezas arqueológicas e históricas que poseemos son mínimas.
Más complejo aún. Si tomamos lo que Ptolomeo señala en su Geografía, aún con las precauciones necesarias, comprobamos que entre los Carpetanos Titulcia era población digna de reseñarse. En una hipotética y arbitraria línea recta la distancia que separase Titulcia de Toletum y de Complutum debía de ser aproximadamente la misma...y esto no es aparentemente real si se compara con lo señalado por el Itinerario. Pero todos sabemos los verdaderos problemas de la 'geografia' de Ptolomeo. Yo creo que sele debieron de caer los mapas al suelo y cuando trató de organizarlos...pues claro, salió lo que salió. :) :) :)


#35 jeromor

mircoles, 09 de febrero de 2005 a las 11:23

Para contestar a la pregunta de dónde estuvo la Titulcia romana he puesto un artículo para que, apartir de él opinéis.


#36 J.J.Guijarro

lunes, 14 de febrero de 2005 a las 21:54

Bien, zappeando por la web he encontrado una referencia que le da a uno ánimos...aunque sean solo a medias...

La página abre con un extracto de la noticia ofrecida por Telemadrid

Foto: Ruina de una posada romana del siglo I, en Collado Mediano. Las excavaciones arqueológicas han puesto de manifiesto que el edificio estaba estructurado en tres fases de construcción.

Por Gema Silván, Telemadrid, 29 de enero de 2005

El yacimiento encontrado en Collado Medianao se trata de un miaccum, un establecimiento asociado a una vía romana que unía la ciudad de Mérida con Zaragoza. Los expertos sabían desde hace tiempo de la existencia de este yacimiento, pero no conocían el lugar concreto donde podía estar. Después de varios meses de excavación han hallado el único establecimiento de este tipo descubierto en la Comunidad de Madrid. En su estructura se aprecian las estancias propias de las posadas: los baños termales, las habitaciones y la cocina con su horno y su fragua. También se han descubierto vasijas de cerámica barnizadas y policromadas. Los arqueólogos pretenden encontrar aún más restos, por lo que las labores de excavación continúan. El Gobierno regional colaborará con el Ayuntamiento de Collado Mediano en el estudio de estos hallazgos, su musealización e incorporación dentro del itinerario de yacimiento arqueológicos visitables de la Comunidad.

(Algo les explicaría sin duda mal) :) :) :)...O es que nuestra disciplina es algo así como el Oráculo de Delfos...

Sigue la contestación de ánimo, inmediata de una gran especialista:

Alicia Mª Canto:
Se confirma otra vez que los periodistas se enteran de la mitad. Por otro lado, de momento no hay pruebas de que estos restos en concreto sean de una "posada", como tampoco que se trate de Miaccum, aunque haya indicios que apunten a ello. Pero hay que animar al Ayuntamiento a que siga apoyando los trabajos. Saludos.
2005.02.02 11:43

y la url de la página...porque resulta interesante

http://blogia.com/terraeantiqvae/index.php?idarticulo=200502013

Y uno piensa... ¿qué le habré contado a los periodistas?...o peor aún, se preocupa uno porque existe la posibilidad de que lo que para nosotros está tan claro...para quienes pagan nuestras investigaciones y deben ser el contenedor de nuestras pesquisas...no está claro en absoluto.
Y uno se preocupa...


#37 J.J.Guijarro

lunes, 14 de febrero de 2005 a las 21:56

Bien, zappeando por la web he encontrado una referencia que le da a uno ánimos...aunque sean solo a medias...

La página abre con un extracto de la noticia ofrecida por Telemadrid

Foto: Ruina de una posada romana del siglo I, en Collado Mediano. Las excavaciones arqueológicas han puesto de manifiesto que el edificio estaba estructurado en tres fases de construcción.

Por Gema Silván, Telemadrid, 29 de enero de 2005

El yacimiento encontrado en Collado Medianao se trata de un miaccum, un establecimiento asociado a una vía romana que unía la ciudad de Mérida con Zaragoza. Los expertos sabían desde hace tiempo de la existencia de este yacimiento, pero no conocían el lugar concreto donde podía estar. Después de varios meses de excavación han hallado el único establecimiento de este tipo descubierto en la Comunidad de Madrid. En su estructura se aprecian las estancias propias de las posadas: los baños termales, las habitaciones y la cocina con su horno y su fragua. También se han descubierto vasijas de cerámica barnizadas y policromadas. Los arqueólogos pretenden encontrar aún más restos, por lo que las labores de excavación continúan. El Gobierno regional colaborará con el Ayuntamiento de Collado Mediano en el estudio de estos hallazgos, su musealización e incorporación dentro del itinerario de yacimiento arqueológicos visitables de la Comunidad.

(Algo les explicaría sin duda mal) :) :) :)...O es que nuestra disciplina es algo así como el Oráculo de Delfos...

Sigue la contestación de ánimo, inmediata de una gran especialista:

Alicia Mª Canto:
Se confirma otra vez que los periodistas se enteran de la mitad. Por otro lado, de momento no hay pruebas de que estos restos en concreto sean de una "posada", como tampoco que se trate de Miaccum, aunque haya indicios que apunten a ello. Pero hay que animar al Ayuntamiento a que siga apoyando los trabajos. Saludos.
2005.02.02 11:43

y la url de la página...porque resulta interesante

http://blogia.com/terraeantiqvae/index.php?idarticulo=200502013

Y uno piensa... ¿qué le habré contado a los periodistas?...o peor aún, se preocupa uno porque existe la posibilidad de que lo que para nosotros está tan claro...para quienes pagan nuestras investigaciones y deben ser el contenedor de nuestras pesquisas...no está claro en absoluto.
Y uno se preocupa...


#38 Onnega

mircoles, 27 de abril de 2005 a las 12:18

Abo, en el libro de Extremadura son de la 285 a la 302, Itinerario de Antonio [sic] Pío por España según Ambrosio de Morales, tom., X, edición de 1792: De Italia in Spanian yDe Hispania in Aquitania. Bueno, en resumen, vienen todas las vías en que aparece algún sitio de Hispania. Si quires te escaneo alguna y te la mando, pero me tienes que decir el nombre de la ruta (ej. Iter ab Emerita Caesaraugustam) porque el número de la vía, no sé por qué, no coincide con el que se le da normalmente. A doble página son 10 escaneos.


#39 Abo

mircoles, 27 de abril de 2005 a las 17:20

Onnega, desconozco la numeración que se da en la edicción de Ambrosio de Morales a las distintas vías Antoninianas pero debes olvidarte de ese detalle ya que la famosa numeración de las vías del Itinerario que conocemos hoy, por ejemplo, 17, 18, 19, 20 de la Gallaecia es imposible figurase en textos de A. de Morales ya que fueron numeradas muy posteriormente por Saavedra en su discurso leido ante la Real Academia de la Historia el día 28 de Diciembre de 1862. La última ediccion del itinerario fué la de Otto Cuntz en el (creo recordar) 1927 que utiliza la numeración que anteriormente da Saavedra y además acompaña (para cada caso) la página del libro de la edicción de Wesseling de 1735. De aquí que no coincidan como apuntas. Esta edicción facsimil de Morales por la editorial Maxtor se vendió como rosquilas. Supongo que si todo el itinerario para la península ocupa diez scaneos, para las galáicas serán una o dos. Te agradezco si me las puedes subir a " Ultimas Imágenes". Gracias.


#40 Onnega

mircoles, 27 de abril de 2005 a las 17:33

Abo, estoy segura de que al reducirlas a 42 ks no vas a poder leer nada. Si quieres déjame aquí tu correo o entra un momento en el chat y dímelo all.

Espero un rato.


#41 gopal

jueves, 09 de junio de 2005 a las 16:19

Hola j.j. Guijarro,
Hace sólo unos días que he visto tu trabajo sobre la posible localización de Miaccum y toda la serie de respuestas y comentarios a tu trabajo. Personalmente me parece muy interesanteme tu trabajo y me gustaría preguntarte alguna cosilla que otra sobre el tema.

Es la primera vez que utilizo este foro y no se si es el lugar adecuado, pero ahí voy...
Como vivo en un pueblo de la Sierra y me gusta estudiar los caminos históricos de la zona, nada más leer tu trabajo me fui a visitar "Miaccum" . Y hay una cosa que me intriga: de los dos caminos que salen de Miaccum, hay uno que se drige a Collado Mediano y que supongo es el que describes como romano. Y el que sale en dirección opuesta (digamos hacia Alpedrete) llega a una camino/cañada que viene de Los Molinos a partir de la curva de la carretera M-621. En ese camino, tal como explico Javier Rivas en el ME, hay restos de un cimiento de piedras gruesas a la altura de Collado Mediano que podría ser prueba del paso de la calzada romana de la Fuenfría por ese tramo. Por ello me gustaría saber si tu descubrimiento aportaría una prueba más a que la calzada siguiese esta cañada, suponiendo que la villa tuviese una salida a esa calzada. ¿Encajaría para tí la villa y su camino de salida a la calzada?


Un saludo y gracias.


#42 Abo

martes, 04 de octubre de 2005 a las 04:08

Onnega,

Reitero las gracias que anteriormente te envié por correo, por la amabilidad en hacerme llegar el Itinerario de Antonino versión de Ambrosio de Morales. Trato de encontrar la edicción de Zurita pero lo veo dificil y tendré que contentarme con las notas que Wesselingio le dedica en la suya de 1735.

Onnega el 04.02.2005 (0:38:40):

¿Por qué las vías van con un número menos en la numeración? Es decir, Miacum aparece en la vía 23,,,,

Te comentaba arriba que no lo sabía ya que el primero en numerarlas había sido Saavedra que les dió número correlativo desde el 1 a la 34 que son los iters que Caracalla nos dejó en su "Itinerarium". Pues no fue así, el primero en numerar las vías fue Ambrosio de Morales; anteriores edicciones, Wesseling de 1735 e incluso otra antes la de Lyon de 1540 (las que yo manejo) nada dicen. Entre algunas cosillas que se pueden desprender de esta de Morales es precisamente esa duda que se te plantea y la solución es sencillamente en que Ambrosio de Morales se "comió" olímpicamente y de un bocado el "iter" más pequeño que nos trasmitió el itinerario, esto es, el camino de VI millas que comunica Hispalis con Italicam ( "Iter....ab Hispali Italicam") que Saavedra numera como la vía 9 y que como verás Morales se la cepilla.

Un saludo.


#43 jeromor

martes, 04 de octubre de 2005 a las 08:00

Gopal:
Como J.J.Guijarro parece que lleva un tiempo ausente te contesto yo. Efectivamente, y para mí, si el yacimiento de El Beneficio fuera una posada romana, el camino que lleva a la Cañada que viene de Los Molinos, la Cañada Real de Merinas, sería el ramal de enlace con la calzada que viene de La Fuenfría. Yo estuve viendo también los restos que Javier encontró y parece que toda la calzada ha sido dsmontada par ahacer las tapias por entre las cuales transcurre. Este empedrado sería la base de la carretera. ¿romana? Desde luego el corredor lo es, puesto que enlaza la Fuenfría, en donde se encontraron dos miliarios, con Galapagar, en donde apareció otro. Estamos esperando que J.J. Guijarro nos cuente algo, porque parece que ha excavado el tramo del que que tu hablas, que une El Beneficio con la cañada y ha encontrado allí también una calzada como la que lleva al Beneficio desde Collado Mediano.


#44 borjavirg5

sbado, 11 de febrero de 2006 a las 17:01

Siguiendo el hilo de este documento, quiero poner en vuestro conocimiento que he encontrado unas ruinas hasta ahora desconocidas, que aparecieron ante mi al quitar una porcion de tierra de un talud. Soy aficionado a buscar metales con detector, y cuando me pito al empezar a quitar tierra aparecio un cumulo de tejas y un muro de piedra que parece colocado aposta.
Si alguien esta interesado en mas informacion, por favor pongase en contacto conmigo borjavirg5@hotmail.com
gracias



Hay 44 comentarios.
1


Si te registras como usuario, podrás añadir comentarios a este artículo.

Volver arriba

No uses esta información en otros sitios web ni publicaciones, sin el permiso del autor y de Celtiberia.net

Antiqua Excelsa - Reproducciones arqueológicas y arte antiguo
Antiqua Excelsa - Reproducciones arqueológicas y arte antiguo

Novela histórica de aventuras. El puente del tiempo

Anunciate aquí
Desde 60€/mes tu anuncio en las 86.000 páginas que componen celtiberia.net. Se mostrará alrededor de 150.000 veces cada mes.



Sugerencias


Accesibilidad

XHTML valido

CSS valido

Mejor con Firefox

Celtiberia.net accesible

Diseño web por menosdiez.com

Sistema de Gestión del Conocimiento Tribu

Generado en 0,43750 segundos

Último reset: 19/04/2014 18:00:04